Noticias de Tecnología e Internet del 01-04-2019

01-04-2019 | elmundo.es
Estudio | La proliferación de servicios tipo Netflix traerá un "auge de la piratería"
El 91% de las personas que piratean contenidos en Internet pagan legalmente al menos una suscripción a estos servicios online 
01-04-2019 | elmundo.es
Análisis | Devil May Cry V: tremenda inyección de adrenalina
La quinta entrega numerada de la saga es la más asequible y disparatada de todas, así como una demostración de que Capcom ha cambiado a mejor en los últimos años 
01-04-2019 | elmundo.es
EEUU | Un hombre estafó 122 millones de dólares a Google y Facebook con facturas falsas
Evaldas Rimasauskas mandaba facturas por servicios no realizados haciéndose pasar por una empresa taiwanesa con la que trabajaban Google y Facebook. 
01-04-2019 | abc.es
Los riesgos ocultos de minimizar Google Chrome en Android
¿Sabes qué sucede cuando minimizas sin más Chrome en tu «smartphone» Android ? ¿Lo que pasa cuando una página web no carga? Estas son las preguntas que lanza el investigador Doug Sillars, especializado en Google, en su blog, tras comprobar cómo el navegador sigue activo aunque el usuario no lo esté usando, enviando datos personales y consumiendo la batería del terminal. Y es que, lo creas o no, Chrome no trabaja para ti. Trabaja para Google. Este navegador es que el que viene por defecto instalado en los «smartphones» Android. Por eso, la mayoría de los usuarios lo utilizan, sin pararse a pensar por un momento si no sería mejor utilizar, por ejemplo, Firefox. Para comprobar qué sucede cuando Chrome está supuestamente inactivo, es decir, cuando el usuario ha minimizado la pantalla, Doug Sillars decidió analizar minuciosamente cómo se comportaba su Nokia de 2018, que utiliza Android 9.0, conectándolo a su ordenador. A partir de ese momento, se dedicó a observar el proceso de carga. Segundo plano Tras analizar cuatro escenarios diferentes, Doug Sillars comprobó cómo su dispositivo Android «continúa descargando contenido durante cinco minutos después de que la página se haya minimizado en el teléfono», asegura el experto. Incluso aunque la pantalla se apague, este proceso continúa. «Esto hace que parezca que el navegador tiene un temporizador de cinco minutos para la transferencia de datos, incluso después de minimizar la página -continua-. Para un dispositivo móvil, esto parece ser mucho tiempo, lo que permite un importante consumo de batería y datos, incluso después de que la página haya terminado de cargarse». Una vez pasado esos cinco minutos, el navegador pasa a estar inactivo y las descargas se detienen. El acto de minimizar una pantalla, significa dar al botón «Home» del terminal. El usuario, aunque crea lo contrario, de esta manera no abandona el navegador, solo lo oculta, pasando la aplicación a un segundo plano. De esta manera, Chrome sigue cargando la información de la página web, enviándole todos los datos que solicita y consumiendo batería innecesariamente.
01-04-2019 | abc.es
Facebook endurecerá pero no concreta las condiciones para emitir en directo tras el tiroteo de Nueva Zelanda
Las emisiones en directo a través de las redes sociales las carga el Diablo. Una función apetecible para muchos usuarios, que otros tantos han logrado, en calidad de «influencer», ganarse un buen pellizco de dinero, pero que asesinos y criminales han empleado para sus fines delicivos. Cuestionada por su tardanza en reaccionar sobre el crimen de Nueva Zelanda, Facebook ha prometido, aunque sin concretar los detalles, limitar el uso de su plataforma de vídeo en directo, Facebook Live. Este servicio fue el utilizado por el autor del ataque en las mezquitas de Christchurch. Las imágenes del tiroteo se difundieron por internet rápidamente. La retransmisión duró unos 17 minutos hasta que la compañía estadounidense la bloqueó. Un hecho que ha vuelto a cuestionar los controles de revisión. ¿Hacen las redes sociales todo lo posible por frenar estas publicaciones violentas? El gigante de internet vive ahora de promesas. Aunque la pasada semana la compañía adelantó una nueva ofensiva contra el contenido racista, ahora ha prometido introducir condiciones más duras y exigentes a la hora de emitir en directo. «Tras este ataque terrorista estamos valorando tres medidas: endurecer las reglas para usar Facebook Live, aplicar nuestra lucha contra el odio en nuestras redes y apoyar a los neozelandeses», escribió Sheryl Sandberg, «número dos» de Facebook, en una tribuna. en el medio local «NZ Herald». Una de ellas es, según estudia el gigante de las redes sociales, la prohibicón a los usuarios de Facebook Live que anteriormente hayan violado sus reglas de publicación. Pero, además, piensa en el desarrolo de una nueva tecnología para «identificar rápidamente las versiones editadas de vídeos e imágenes violentas para evitar que los usuarios compartan estas publicaciones». Facebook, que bloqueó unas 1,2 millones de publicaciones de vídeos de la masacre el primer día, ha detectado un problema de los sistemas de revisión automatizado; los vídeos editados se saltan los filtros. «El vídeo original se compartió en directo. Sabemos que este vídeo se difundió principalmente a través de personas que lo compartían y lo volvían a editar para que fuese más difícil bloquearlo por nuestros sitemas. Hemos identificado más de 900 videos diferentes que muestran secuencias de esos horrendos 17 minutos», añade la directiva, quien insiste: «Las personas con malas intenciones siempre intentarán sortear nuestras medidas de seguridad». La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, pidió a incluso a los gobiernos de todo el mundo que abordasen el problema. En Francia, el consejo francés de la fe musulmana (CFCM) anunció que estaba presentando una queja contra Facebook y YouTube por su función de retransmisión de vídeo. Australia, de donde era residente el terrorista, adelantó la posibilidad de imponer penas de prisión a los ejecutivos de gigantes tecnológicos si sus plataformas no eliminaban rápidamente el contenido extremista. Al igual que otras plataformas de internet, Facebook está continuamente atrapada en un dilema que parece tener dificultades para salir adelante: o bien dejar que los usuarios se expresen cualquiera de los términos que sean en sus redes para no coartar la libertad de expresión o bloquearlos mensajes violentos en detrimento de una pérdida de masa de usuarios.
1