Noticias de Tecnología e Internet del 02-07-2019

02-07-2019 | abc.es
Samsung admite el fracaso del «plegable» Galaxy Fold: «Fue vergonzoso. Lo lanzamos antes de estar listo»
El Galaxy Fold, el dispositivo plegable con el que Samsung pretendía revolucionar la industria tras el estruendoso batacazo que supuso Galaxy Note 7, estuvo bastante cerca de copar las tiendas de tecnología de todo el mundo antes de tiempo. La firma, sin embargo, ha asegurado que el dispositivo ya ha solucionado los problema que obligaron a paralizar su lanzamiento y que se comercializará pronto, aunque no ha desvelado fecha oficial. Así lo ha reconocido, en delaraciones recogidas por «Bloomberg», consejero delegado de la empresa, DJ Koh. «Admito que no identifiqué el problema con el smartphone flexible, pero estamos en proceso de recuperación. Actualmente, mas de 2.000 dispositivos están siendo probados en todos los aspectos», ha afirmado el directivo de la compañía corana. Cabe recordar que la pantalla plegable del móvil se ha convertido en uno de los mayores quebraderos de cabeza para Samsung desde que anunciaron su salida en 2018. El pasado mes de abril hicieron llegar varios dispositivos a peridistas y expertos en tecnología. No pasó demasiado tiempo antes de que la pantalla del Galaxy Fold comenzase a dar problemas apagándose sin que hubiese ninguna razón para ello. «Fue vergonzoso. Lanzamos el dispositivo antes de que estuviese listo», reconoce DJ Koh. Buena parte de la culpa de las prisas de Samsung por hacer llegar su nuevo dispositivo a la calle la tiene la competencia de otras firmas tecnológicas. Y es que la china Huawei, una vez se anunció la próxima salida del Galaxy Fold, no perdió el tiempo y se puso manos a la obra con el fin de desarrollar su Mate X, que también contaría con pantalla plegable. Al igual que los coreanos, la empresa china ha optado por dedicarle algo más de tiempo a la preparación de este dispositivo para, de esta forma, evitar cualquier posible error de la pantalla. «The Independent, por su parte, se ha hecho eco de la opinión de la jefa de estrategia de marketing global de Samsung, Stephanie Choi. La directiva hace hincapié en que parte de la identidad de la marca reside en tratar de llevar a cabo proyectos que rayan en lo imposible: «Nuestra filosofía de marca es hacer lo que no se puede hacer. Desafortunadamente, esto (el problema con el Galaxy Fold) forma parte de ese proceso». La compañía coreana, en cualquier caso, sigue manteniendo la confianza en poder lanzar su innovador dispositivo próximamente. No se marcan una fecha en concreto para su llegada a las tiendas. El objetivo es que el móvil, una vez sea una realidad, revolucione el mundo de la tecnología. Y para ello, como para cualquier trabajo bien hecho, hace falta tiempo.
02-07-2019 | abc.es
Samsung reconoce que estuvo cerca de lanzar su Galaxy Fold antes de tiempo
El Galaxy Fold, el dispositivo plegable con el que Samsung pretendía revolucionar la industria tras el estruendoso batacazo que supuso Galaxy Note 7, estuvo bastante cerca de copar las tiendas de tecnología de todo el mundo antes de tiempo. Así lo ha reconocido, en delaraciones recogidas por The Independent, el CEO de la empresa, DJ Koh. «Admito que no identifiqué el problema con el smartphone flexible, pero estamos en proceso de recuperación. Actualmente, mas de 2.000 dispositivos están siendo probados en todos los aspectos», ha afirmado el directivo de la compañía corana. Cabe recordar que la pantalla plegable del móvil se ha convertido en uno de los mayores quebraderos de cabeza para Samsung desde que anunciaron su salida en 2018. El pasado mes de abril hicieron llegar varios dispositivos a peridistas y expertos en tecnología. No pasó demasiado tiempo antes de que la pantalla del Galaxy Fold comenzase a dar problemas apagándose sin que hubiese ninguna razón para ello. «Fue vergonzoso. Lanzamos el dispositivo antes de que estuviese listo», reconoce DJ Koh. Buena parte de la culpa de las prisas de Samsung por hacer llegar su nuevo dispositivo a la calle la tiene la competencia de otras firmas tecnológicas. Y es que la china Huawei, una vez se anunció la próxima salida del Galaxy Fold, no perdió el tiempo y se puso manos a la obra con el fin de desarrollar su Mate X, que también contaría con pantalla plegable. Al igual que los coreanos, la empresa china ha optado por dedicarle algo más de tiempo a la preparación de este dispositivo para, de esta forma, evitar cualquier posible error de la pantalla. The Independent también se ha hecho eco de la opinión de la jefa de estrategia de marketing global de Samsung, Stephanie Choi. La directiva hace hincapié en que parte de la identidad de la marca reside en tratar de llevar a cabo proyectos que rayan en lo imposible: «Nuestra filosofía de marca es hacer lo que no se puede hacer. Desafortunadamente, esto (el problema con el Galaxy Fold) forma parte de ese proceso». Sea como sea, la compañía coreana sigue manteniendo la confianza en poder lanzar su innovador dispositivo próximamente. No se marcan una fecha en concreto para su llegada a las tiendas. El objetivo es que el móvil, una vez sea una realidad, revolucione el mundo de la tecnología. Y para ello, como para cualquier trabajo bien hecho, hace falta tiempo.
02-07-2019 | elmundo.es
El 5G de Huawei está definitivamente vetado y su futuro con Android sigue en el aire
Un portavoz del despacho Oval confirma que el núcleo de negocio de la empresa china seguirá afectado por las prohibiciones en la legislación estadounidense 
02-07-2019 | abc.es
Estos son los móviles que no podrán usar WhatsApp a partir de ahora
La plataforma de mensajería instantánea WhatsApp deja desde este mes de julio de funcionar para teléfonos con sistemas operativos que empiezan a ser obsoletos. Plataformas antiguas que, en estos momentos, tienen una escasa cuota de mercado. Y le ha tocado la «china» a Windows Phone. Otras plataformas también arrancan su cuenta atrás para dejar de recibir soporte por parte de la aplicación: Android 2.3.7 e iPhones con iOS 7 dejarán de utilizarse a partir del 2 de febrero del año próximo. En una actualización en la sección de preguntas frecuentes de su blog, la empresa, propiedad de Facebook, reveló las nuevas fechas límite, que solo afectarán a quienes no se hayan comprado un teléfono nuevo o no hayan actualizado su sistema operativo en más de seis años. En estas versiones de los sistemas operativos para móviles de Google y Apple ya no es posible en la actualidad crear cuentas nuevas de WhatsApp ni volver a verificar cuentas ya existentes, pero sí permiten a quienes ya tienen la aplicación instalada seguir usándola con normalidad. Por otro lado, la firma de Menlo Park (California, EE.UU.) también indicó que a partir del 31 de diciembre de este año WhatsApp no podrá usarse en ningún dispositivo que utilice un sistema operativo Windows Phone (que no salen al mercado desde 2014). Asimismo, apuntó que «es posible» que la aplicación deje de estar disponible en la tienda virtual Microsoft Store desde el 1 de julio de 2019. Este cambio tendrá previsiblemente un impacto todavía menor que el fin del servicio para las versiones antiguas de Android e iOS, ya que el número de dispositivos que utilizan sistemas operativos de Windows es muy reducido (un 0,24% de los móviles a nivel mundial según el portal StatCounter). Este 0,24%, además, incluye todas las versiones de sistemas operativos de Windows para móviles (contando también por tanto a quienes usan Windows 10 Mobile, más reciente), de manera que el número de usuarios actuales de Windows Phone es insignificante. En su entrada en el blog oficial, la subsidiaria de Facebook recomendó específicamente usar las siguientes versiones de sistemas operativos con su aplicación: Android 4.0.3 o posterior, iOS 8 o posterior y determinados modelos de teléfonos que usen KaiOS 2.5.1 o posterior, incluyendo el JioPhone y JioPhone 2.
02-07-2019 | abc.es
El Walkman cumple 40 años, el primer invento de la música portátil
Hoy en día un teléfono móvil sirve para muchas cosas. Es un miniordenador desde el que los usuarios pueden disfrutar de uno de los mejores pasatiempos, escuchar música. Pero antes de aquello hubo un principio. Fue un pequeño invento de la tecnología. Un reproductor de cintas de casete que permitía llevar a cuestas la música. Rompió récords. Y le dio un gran baquetazo al vinilo, hoy recuperado para los melómanos. La historia detrás del Walkman es la historia de la inmersión cultural, de la capacidad de disfrutar de las canciones en la intimidad. Aunque existen controversias sobre la autoría de este dispositivo, fue Sony quien, en 1979, lanzó el TPS-L2. [Gráfico elaborado por Statista] Los adolescentes y jóvenes de la época tuvieron a mano un «gadget» con encanto, que representaba su estatus. Su precio inicial era demasiado elevado. No todos los chiquillos se lo podían permitir. La sensación que causó define sin ambages la sociedad del momento. En cualquier caso, es un símbolo de los años ochenta, un verdadero icono, que allanó el camino a otros reproductores. Su importancia es que podías escuchar tus discos preferidos (o la radio) desde cualquier sitio. Porque inauguró la era de la música portátil, revolucionó su consumo. Inspiró, además, a todo lo que vino después porque durante estos cuarenta años ha visto desfilar numerosos productos como la aparición del Discman (1984), la revolución del MP3 (1998). El propio Steve Jobs, cofundador de Apple, recogía aquel legado cuando creó el iPod (2001). En los albores de la revolución digital, el primer modelo de Walkman era, además, extremadamente fácil de usar. De diseño minimalista, tenía unas limitadas funciones que se resumían, básicamente, a reproducir, rebobinar y detener la música. Aquel aparato cosechó un éxito inmediato. Los distribuidores, de hecho, estuvieron desbordados por la demanda. Diez años después de su lanzamiento ya se habían vendido 50 millones de unidades. Hasta marzo de 2010, justo cuando Sony anunció su retirada del mercado, había vendido exactamente 200.020.000 unidades. Numerosos fabricantes se subieron al carro como Toshiba, JVC, Panasonic. Y fue tal el impacto del reproductor, que hoy nos referimos a todos los dispositivos de este tipo, con el nombre de la marca (Walkman). Y esto fue posible gracias al trabajo de Masaru Ibuka y Akio Morita, que idearon el concepto original y lo lanzaron al mercado con un precio de 200 dólares. Originalmente, el dispositivo requería un soporte físico para almacenar la música. Era el casete que Philips había producido hacía décadas y que permitía guardar hasta 60 minutos (30 minutos por cara) con una calidad aceptable. Antes de la voracidad de la piratería, los usuarios se fabricaban sus propios recopilatorios con sus canciones preferidas. Alquilaban cintas y CD's para grabarlas en casa. Era un sentimiento en forma de homenaje y no de estar realmente cometiendo una ilegalidad. Porque, además, era un aparato que obligaba a sus consumidores a tomar decisiones, como elegir la cinta que querían llevarse o la necesidad de darle la vuelta a la cara. Consciente del hábito que habían desarrollado entre los usuarios, la firma japonesa quiso repetir el éxito en años siguientes con sucesivos nuevos modelos que introdujeron capacidades más innovadoras. El WM-101 incorporó las pilas recargables, luego vino el MZ-1, un modelo de corte más deportivo WM-F5. Incluso en 2015 ha seguido renovándolo con el ZX2, que proporciona la experiencia de alta resolución.
1