Noticias de Tecnología e Internet del 02-09-2018

02-09-2018 | elpais.com
Llegan los televisores 8K, ¿de verdad hacen falta?
Samsung y LG presentan los primeros aparatos con el nuevo formato aunque aún no hay contenidos y los precios van desde 5.000 a 15.000 euros
02-09-2018 | elpais.com
11 películas tecnológicas que no puedes perderte
Seleccionamos algunas de las mejores películas sobre el mundo digital
02-09-2018 | abc.es
Los relojes inteligentes se ponen las pilas: 2018 puede ser el año de su reflote
El año 2013 fue el principio del cambio. Los teléfonos móviles habían alcanzado su cénit. Desde entonces, y aunque se han explotado nuevas tendencias como las cámaras dobles o las pantallas sin bordes, el mercado se ha contenido. Por la tangente se encontró un nicho que apuntaba a grandes oportunidades, el de los relojes inteligentes. Un tipo de dispositivo que forma parte de un entramado mayor, el de la tecnología «wearable». Hacía presagiar, o eso le vendieron a los consumidores, que era el futuro. Craso error. Nada más lejos de la realidad. Los «smartwatches», como así se conocen, han sufrido altibajos, aunque este año puede suponer el de su reflote. Aunque Apple, con su Watch, se ha convertido en líder de ventas, otros fabricantes han continuado exprimiendo las opciones para hacerse un hueco en este mercado. El futuro viene atado a mejorar la duración de la batería de estos productos y, por supuesto, añadir funcionalidades independientes del dispositivo matriz al que se sincroniza. A la espera de la nueva versión del Apple Watch, que se dará a conocer el próximo 12 de septiembre, los principales fabricantes del sector han desvelado en la feria IFA de Berlín (Alemania) su apuesta por los relojes digitales. Se han presentado muchos y muy variados, que invitan a pensar que este segmento tiene mucha vida por delante. Aunque no es exactamente un «smartwatch», Fitbit continúa ampliando su catálogo con nuevas pulseras de monitorización. Es el caso del Fitbit Charge 3, que ha mejorado algunas de sus prestaciones. Por lo pronto es sumergible hasta los 50 metros de profundidad e integra más sensores que su predecesor. Aunque mantiene las líneas de diseño anteriores, este dispositivo ligero y liviano en su manejo cuenta con un panel de tipo OLED pero, entre sus novedades, dispone de un botón inductivo. Con esta decisión se ha logrado introducir una batería más grande. La marca promete hasta siete días de autonomía. Donde más interés ha puesto es en la mejora de servicios de fitness y monitorización de deportes con nuevos modos de ejercicio y fórmulas motivadoras. El «gadget», además, está diseñado para realizar pagos móviles y cuenta con sistema GPS para registrar la ruta y la distancia recorrida. Las firmas que tradicionalmente han desarrollado relojes analógicos o, en su defecto, relojes digitales también quieren darle un apretón a este mercado. Así, firmas como Fossil, Skagen o Casio han abierto la puerta al sistema operativo WearOS para incorporar funciones digitales a sus colecciones. En el caso de Skagen, la marca danesa ha mostrado el Falster 2, un minimalista y elegante reloj inteligente con el que los usuarios, además de recibir notificaciones y monitorizar su actividad física, pueden nadar. No le falta sensor de ritmo cardiaco y GPS para mejorar sus prestaciones. Diesel, cuyos relojes los fabrica Fossil, ha apostado por el Full Guard 2.5. Se trata de un reloj de estética más abrupta. Tiene una inmensa pantalla esférica de 1.4 pulgadas, con lo que parece ir dirigido a un público masculino, más acostumbrado a relojes de gran tamaño. Además de sistema GPS, incluye un chip NFC preparado para realizar pagos móviles y un sensor de pulsaciones. Con un enfoque más deportivo, Casio continúa haciendo de las suyas. El resultado es el Pro Trek WSD-F30, un dispositivo de inmensas proporciones, pero muy ligero (83 gramos de peso) y compacto. Cuenta con un panel tipo OLED de 1.2 pulgadas con resolución de 390 x 390 píxeles y destaca, especialmente, por su durabilidad: tiene un sistema de protección de grado militar MIL-STD 810, soporta caídas de hasta 50 metros y temperaturas de hasta -10 grados centígrados. Como curiosidad, tiene dos capas distintas. El citado panel OLED y otra LCD monocromática. Esto se debe a una razón. Su batería aguanta hasta un mes con pantalla en blanco y negro, pero 1.5 días si está activado el color. Al tirar de GPS se puede consultar mapas durante ocho horas seguidas, pero tiene una contrapartida: dura así tres días. Bajo el emblema de Fossil se han anunciado también otras colecciones tanto para un público femenino como masculino. Samsung no ha querido ser menos y, aunque lo presentó oficialmente hace unas semanas, en IFA se ha podido ver de cerca el Galaxy Watch. El gigante surcoreano, uno de los pioneros en este mercado, ha vuelto a apostar por su propio ecosistema, Tizen OS, en lugar de WearOS, propiedad de Google. La razón es sencilla: las marcas que tienen capacidad para desarrollar su propio sistema operativo lo hacen dado que, de esta manera, controlan más los datos y funciones. El dispositivo mejora la autonomía y la resistencia, y ha introducido herramientas que ayudan a gestionar el bienestar físico del usuario más allá de la actividad física. Estará disponible en dos modelos a partir del 7 de septiembre: uno de 46 milímetros, que podrá encontrarse en color Silver; y otro más pequeño, de 42 milímetros, en los colores Midnight Black y Rose Gold. Las correas son personalizables y presentan un diseño con apariencia de reloj tradicional. De hecho, incluso, reproduce el sonido tic tac de las manillas si así queda configurado. La batería es uno de los elementos que se ha mejorado respecto a anteriores Galaxy Watch. El modelo de 46 mm integra una batería de 472 mAh, con la que ofrece una autonomía de hasta 80 horas con un uso diario normal, mientras que el modelo de 42 mm presenta una capacidad inferior, de 270 mAh, que en una sola carga permite hasta 45 horas de uso medio. La resistencia también se ha reforzado en la nueva generación de relojes inteligentes. Los dos modelos son resistentes al agua; cuentan con IP68 y 5ATM (unos 50 metros de profundidad), lo que significa que pueden usarse en actividades deportivas acuáticas, como natación. Las aplicaciones deportivas siguen siendo una de las características destacadas de los relojes inteligentes de Samsung: ahora detectan seis actividades diferentes (caminar, correr, bici, elíptica, remo y ejercicio dinámico), y se han introducido 21 ejercicios de interior, para brazos, piernas, hombros y pectorales, y 39 ejercicios monitorizados. Y también lleva un recuento de las calorías. El asistente Bixby identifica a través de la cámara del dispositivo matriz el alimento que el usuario va a comer y las calorías que tiene. Esta información se transfiere al reloj, donde se puede realizar un seguimiento de las calorías que se ingieren. Huawei y LG, aunque no lo han hecho oficiales, pueden lanzar sendos relojes inteligentes en las próximas semanas para reforzar este mercado, cuyas ventas globales han registrado una desaceleración en este año, según las estimaciones de la firma de análisis Emarketer. El informe prevé que se vendan este 2018 un 1,9% más que el año anterior, pero esas cifras podrían reducirse ya en 2019. La escasa autonomía y la percepción de que se trata de un accesorio simplemente son factores a superar.
02-09-2018 | elpais.com
El día en que las redes nos vendieron
Plataformas opacas. Usuarios engañados durante años. Internet, convertido en un duopolio peligroso en términos de salud democrática. ¿Dónde está el origen de semejante desaguisado?
02-09-2018 | elpais.com
Manipuladores de la psicología de masas
Los que crean y refinan la tecnología hacen miles de pruebas con usuarios: saben lo que engancha. Siguen el ejemplo de las máquinas tragaperras
1