Noticias de Tecnología e Internet del 03-02-2020

03-02-2020 | abc.es
Esto es lo que puedes hacer (y lo que no) con un dron en España
Cada vez son más personas las que tienen drones, ya sea para uso recreativo o profesional, pero son pocos los que conocen las normas para pilotar este vehículo aéreo e incluso las multas a las que se pueden enfrentar si no cumplen las leyes. En 2017 entró en vigor el Real Decreto 1036/2017, la legislación que regula la utilización de aeronaves pilotadas por control remoto (drones) para establecer los escenarios y requisitos en los que se podrán pilotar. El proveedor de la navegación aérea en España, Enaire, ha anunciado este lunes la paralización de los vuelos en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas ante la presencia de un dron particular en el espacio aéreo. Esta actividad se considera una infracción grave y puede llevar a sanciones de hasta 90.000 euros, según ha indicado la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Enaire explica en su página web las normas básicas para pilotar drones en nuestro país, ya sea de uso recreativo o profesional. Si se trata de fines recreativos, se debe evitar volar drones en las proximidades de un aeropuerto. Concretamente, la ley permite volar drones cerca de aeropuertos y aeródromos si es a una distancia de al menos 8 kilómetros. Tampoco se debe pilotar drones donde se realicen otros vuelos de baja altura como zonas de paracaidismo, globos o parapente. Enaire también advierte en su página web de que las multas por el uso indebido de drones con fines recreativos pueden alcanzar los 225.000 euros. Asimismo señala que los usuarios deben pilotar drones en condiciones meteorológicas adecuadas, es decir, sin lluvia, niebla o viento. Si el usuario desea volar su dron de noche, además de tener en cuenta las condiciones meteorológicas, también debe utilizar uno que no pese más de 2 kilos y a una altura que no supere los 50 metros. A pesar de no necesitar ser piloto para poder volar drones, Enaire subraya que debe hacerse con seguridad y tener el dron siempre a la vista, sin superar los 120 metros de altura. Además, si el que vuela el dron es menor, siempre debe hacerlo bajo supervisión de un adulto. Si al volar el dron se causan daños, quien lo pilote se convierte en responsable. Por ello, es recomendable contar con un seguro a terceros. Por su parte, para poder volar un dron con fines profesionales es necesario estar habilitado en AESA, tener certificado de piloto de drones y un seguro de responsabilidad civil específico. Para volar en espacios aéreos controlados se necesita contar con un certificado que demuestre que el usuario tiene los conocimientos necesarios en comunicaciones e idiomas utilizados entre controladores y pilotos. También se necesita realizar un estudio de seguridad. Además, tampoco se puede trabajar con un dron sin autorización sobre edificios y personas o de noche, entre otras cosas. Infringir este tipo de normas puede llevar a multas de hasta 4,5 millones de euros, según la gravedad. El aeropuerto de Madrid no ha sido el único que ha sufrido el cierre de su espacio aéreo debido a un dron. El aeropuerto londinense de Gatwick, el segundo más importante del Reino Unido, suspendió sus vuelos por la presencia de varios drones en las cercanías de la terminal. El cierre afectó a unas 110.000 personas, que tenían previsto despegar o aterrizar en unos 760 vuelos que se iban a desarrollar en plena temporada navideña.
03-02-2020 | abc.es
Cuidado con las descargas: aumenta el uso de virus informático oculto en canciones
El «malware» (virus informático) oculto en canciones de artistas nominados a los Premios Grammy 2020 ha aumentado un 39 por ciento en 2019, aprovenchando la popularidad de cantantes como Ariana Grande, Taylor Swift, Alejandro Sanz o Billie Eilish. Los Grammy son un acontecimiento de gran repercusión mediática; son millones de personas las que siguen y escuchan la música de los artistas nominados. Es por ello por lo que los cibercriminales aprovechan su popularidad para extender ataques de 'malware'. Los ciberdelincuentes introducen un código malicioso dentro de un archivo -como una pista de música o un videoclip- que lleva el nombre de un artista o de una canción popular para que alguien descargue el archivo infectado sin saberlo. El estudio realizado por Kaspersky con motivo de la última edición de los Premios Grammy, que se celebró en la noche del 26 de enero- encontró un total 30.982 archivos maliciosos que usaban nombres de artistas y canciones nominadas a los Grammy, una práctica que ha aumentado en un 39 por ciento en comparación al año anterior. El análisis también mostró que los nombres de Ariana Grande, Taylor Swift y Post Malone fueron los más utilizados como disfraz de los archivos maliciosos. Por su parte, el nombre del artista español Alejandro Sanz se empleó en más de 2.500 archivos. Los cibercriminales también se aprovechan del éxito de Billie Eilish, quien ganó los premios más destacados en los últimos Grammy -álbum, grabación, canción y artista revelación del año-. Su popularidad, que aumentó a lo largo de 2019, llevó a que el número de usuarios que descargaron archivos maliciosos con su nombre se multiplicara casi por diez en comparación con 2018, es decir, de 254 a 2.171. En cuanto a las canciones, las más utilizadas para esconder «malware» fueron «Sunflower» de Post Malone, «Talk» de Khalid y «Old Town Road» de Lil Nas X, según la compañía de ciberseguridad. no obstante, los expertos creen que esta técnica cada vez se utilizará menos gracias a que cada vez son más populares los servicios oficiales de música. Como explicó Anton Ivanov, analista de seguridad de Kaspersky, «confiamos en que a medida que más usuarios se suscriben a plataformas de 'streaming', que no requieren la descarga de archivos para escuchar música, la actividad maliciosa relacionada con este tipo de contenido disminuirá». Precisamente, para evitar sufrir un ataque de «malware» disfrazado como un archivo de música desde Kaspersky recomiendan escuchar y descargar las canciones desde servicios oficiales o reconocidos, como Apple Music, Spotify o Amazon Music. Es importante evitar enlaces sospechosos que anuncian contenido musical exclusivo, y ante la duda, comprobar las cuentas oficiales de los músicos para ver si han anunciado dicho contenido. Por último antes de descargar un archivo hay que mirar su extensión. Para que un archivo sea legítimo debe tener una extensión mp3, .avi, .mkv o mp4 correspondiente a formatos de música y vídeos -y no un tipo de extensión .exe o .lnk-.
03-02-2020 | abc.es
Seis consejos para aumentar la vida de la batería de tu smartphone
Una de las principales motivaciones de los usuarios a la hora de cambiar de teléfono móvil inteligente ol «smartphone» se encuentra en la batería. Con el paso de los años y el uso, es normal que la carga del dispositivo no dure lo suficiente para poder darle un uso normal. Algo que puede ser un auténtico engorro. Sin embargo, existen algunos hábitos que permiten frenar el deterioro y aumentar la vida útil del terminal . «Las baterías, a lo largo del tiempo, han evolucionado, sí, pero los móviles han pegado un gran salto con la llegada de los smartphones y las baterías no han pegado ese salto», recordaba Ángel Cuadras, profesor de la Universidad UPC, en declaraciones a ABC hace un tiempo. El objetivo es evitar que se produzca un deterioro rápido: «Las baterías por sí solas se degradan; hagas lo que hagas te van a durar esos ciclos». Usar el cargador oficial Los fabricantes de teléfonos recomiendan, por regla general, que se use el cargador incluido con el dispositivo. Es decir, el oficial, el que se han hecho pruebas de estrés para mejorar su rendimiento. En caso contrario, desde Google explican que es posible que el dispositivo tarde más en cargarse, no se cargue en absoluto o que la batería o el propio cargador sufran daños. Es importante utilizar cargadores certificados y de marcas fiables, ya que si se utiliza uno que no cumple con los requerimientos del teléfono, puede alimentar con sobre voltaje la batería. Algo que podría provocar que se deteriorase antes de lo que debería. Realizar cargas cortas Lo primero que hay que tener en cuenta, es que la vida de la batería de un teléfono móvil se mide en ciclos. Es decir, cada vez que el dispositivo se carga y descarga por completo. Las baterías de los «smartphones» deberían durar, como apuntan expertos de la plataforma de dispositivos reacondicionados Librephonia, entre 3.000 y 4.000 ciclos. Sin embargo, la «vida media de una batería se encuentra entre 300 y 500», explican desde la compañía. En el caso de las nuevas baterías de iones de litio, los ciclos de carga se contabilizan de forma modular. Esto significa que «si gastamos un 25% del 100%, cargamos el terminal al 100% y volvemos a gastar un 25%, el total del ciclo de carga es del 50% con lo que nos quedaría otro 50% del ciclo», apuntan las mismas fuentes. ¿Usarlo si se está cargando? Esta forma de cargar la batería puede suponer un pequeño avance, ya que la carga por tramos hace que las baterías aguanten más el desgaste diario. No obstante, no se trata de la única cosa que se puede hacer para ayudar a extender la vida útil de la batería del «smartphone». A su vez, conviene cargar el teléfono sin usarlo, apuntan estos expertos. Cuando empleamos el dispositivo mientras está enchufado es normal que se caliente. Algo que es malo para la batería, ya que estará forzando al teléfono a hacer un uso cercano al 100%. Este problema de sobrecalentamiento se agrava porque, como indican desde la plataforma, «los teléfonos no tienen elementos activos de ventilación, como puede ser la refrigeración por ventilador o líquida», que ayudan a que el calor se disipe. De hecho, desde la firma de Montain View recomiendan cargar el «smartphone» lo justo y necesario. Aseguran que «no tienes que enseñar al dispositivo cuánta capacidad tiene la batería dejando que se agote por completo ni cargando el dispositivo completamente». Cierra todo lo que no sea imprescindible Para cuidar la batería también se deben cerrar las aplicaciones en segundo plano y desactivar funciones que no se utilizan frecuentemente, ya que consumen batería. Aplicaciones de redes sociales, juegos y funciones como el GPS y la conexión Bluetooth son las que más gastan. No llevar el dispositivo con la carga justa Otra de las medidas a tener en cuenta es la de mantener la carga del dispositivo entre un 20% y un 80% del total. También es recomendable poner el brillo de la pantalla en automático, ya que esto proporcionará al usuario una o dos horas más de batería. Además, como indican desde Librephonia, se ha comprobado que los temas oscuros consumen mucha menos batería que los estándar con colores blancos y brillantes. Reducir la actualización de los correos Por último, otra recomendación es reducir la actualización del correo electrónico. Se puede configurar para que la frecuencia de actualización sea cada 15, 30, 60 minutos o de forma manual. Así el teléfono no tiene que estar continuamente buscando emails en los buzones de correo. Evita tener la pantalla siempre encendida Algunos estudios elaborados en los últimos años apuntaban que los usuarios de estos dispositivos lo consultan una media de 150 veces al día. Un tiempo que provoca que el componente que tiene más consumo de energía -la pantalla- esté continuamente drenando la batería. Por esta razón, los expertos creen que es necesario establecer un periodo de tiempo corto para que se apague y reduce el nivel de brillo. El ajuste del brillo automático es una buena opción.
03-02-2020 | abc.es
Seis consejos para aumentar la vida de la batería de tu «smartphone»
Una de las principales motivaciones de los usuarios a la hora de cambiar de «smartphone» se encuentra en la batería. Y es que, con el paso de los años y el uso, es normal que la carga del dispositivo no dure lo suficiente para poder darle un uso normal. Algo que puede ser un auténtico engorro. Sin embargo, existen medios que permiten frenar el deterioro y aumentar la vida útil del terminal. Realizar cargas cortas Lo primero que hay que tener en cuenta, es que la vida de la batería de un teléfono móvil se mide en ciclos. Es decir, cada vez que el dispositivo se carga y descarga por completo. Las baterías de los «smartphones» deberían durar, como apuntan desde la plataforma de dispositivos reacondicionados Librephonia, entre 3.000 y 4.000 ciclos. Sin embargo, la «vida media de una batería se encuentra entre 300 y 500», explican desde la compañía. En el caso de las nuevas baterías de ion de litio, los ciclos de carga se contabilizan de forma modular. Esto significa que «si gastamos un 25% del 100%, cargamos el terminal al 100% y volvemos a gastar un 25%, el total del ciclo de carga es del 50% con lo que nos quedaría otro 50% del ciclo», apunta la misma fuente. No lo uses si se está cargando Esta forma de cargar la batería puede suponer un pequeño avance, ya que la carga por tramos hace que las baterías aguanten más el desgaste diario. No obstante, no se trata de la única cosa que se puede hacer para ayudar a extender la vida útil de la batería del «smartphone». A su vez, conviene cargar el teléfono sin usarlo. Cuando empleamos el dispositivo mientras está enchufado es normal que se caliente. Algo que es malo para la batería, ya que estará forzando al teléfono a hacer un uso cercano al 100%. Este problema de sobrecalentamiento se agrava porque, como indican desde la plataforma, «los teléfonos no tienen elementos activos de ventilación, como puede ser la refrigeración por ventilador o líquida», que ayudan a que el calor se disipe. Nada de cargadores baratos También es importante utilizar cargadores certificados y de marcas fiables, ya que si se utiliza uno que no cumple con los requerimientos del teléfono, puede alimentar con sobre voltaje la batería. Algo que podría provocar que se deteriorase antes de lo que debería. Cierra todo lo que no sea imprescindible Para cuidar la batería también se deben cerrar las aplicaciones en segundo plano y desactivar funciones que no se utilizan frecuentemente, ya que consumen batería. Aplicaciones de redes sociales, juegos y funciones como el GPS y la conexión Bluetooth son las que más gastan. No llevar el dispositivo con la carga justa Otra de las medidas a tener en cuenta es la de mantener la carga del dispositivo entre un 20% y un 80% del total. También es recomendable poner el brillo de la pantalla en automático, ya que esto proporcionará al usuario una o dos horas más de batería. Además, como indican desde Librephonia, se ha comprobado que los temas oscuros consumen mucha menos batería que los estándar con colores blancos y brillantes. Reducir la actualización de los correos Por último, otra recomendación es reducir la actualización del correo electrónico. Se puede configurar para que la frecuencia de actualización sea cada 15, 30, 60 minutos o de forma manual. Así el teléfono no tiene que estar continuamente buscando emails en los buzones de correo.
03-02-2020 | abc.es
WhatsApp tuvo doce vulnerabilidades en 2019 y siete de ellas fueron críticas
La protección total en internet no existe. Tampoco en aplicaciones tan populares y seguras, sobre el papel, como WhatsApp. Que se lo pregunten, sino, a Jeff Bezos. Pues bien, esto ha quedado más claro, si cabe, gracias a la publicación de la base de datos de vulnerabilidades del National Institute of Standars and Technology (NIST) perteneciente al Departamento de Comercio de Estados Unidos. Según los datos recopilados, la aplicación de mensajería propiedad de Facebook registró doce brechas de seguridad durante 2019. Y siete de ellas fueron especialmente críticas. La vulnerabilidades resultan bastante variadas. Entre ellas se encuentra la CVE-2019-3568, que, al permitir a los ciberdelincuentes inyectar código malicioso (virus) de forma remota en los «smartphones», resultaba, de acuerdo con la institución, especialmente peligrosa. Fue descubierta en mayo del año pasado. La CVE-2019-11933 también resultaba especialmente peligrosa, aunque, en este caso, solo se podía ejecutar en dispositivos con sistema operativo Android antes de la actualización 2.19.291. Según señala el NIST, este fallo de seguridad permitía «la ejecución arbitraria de código o causar una denegación de servicio» de la aplicación de mensajería. «Financial Times», que fue el medio que adelantó la noticia, apunta que el número de vulnerabilidades reportadas en el informe ha sido bastante superior que en años anteriores, cuando solo se nombraban uno o dos informes de seguridad relacionados con WhatsApp. Cabe recordar que, más allá del reciente escándalo del hackeo del teléfono del CEO de Amazon, la aplicación ha sido protagonista de otras polémicas basadas en su seguridad. Una de las más sonadas ha estado relacionada con el «spyware» Pegasus. Creado por la empresa israelí NSO, este software de espionaje permite robar información de WhatsApp de los dispositivos infectados. «Pegasus permite manipular cualquier dispositivo y poder acceder a todos los datos del terminal. Es un troyano que te da acceso a todo lo que hay en el dispositivo, tanto aplicaciones, como fotos o contactos. No está al alcance de cualquier usuario, solo de estados y servicios de inteligencia», explicaba a ABC el hacker Deepak Daswani hace unos meses. Precisamente, en julio la empresa israelí reconoció que su software de espionaje ya está preparado para acceder a otras importantes plataformas digitales, como Facebook, Google, Amazon o el servicio de almacenamiento de Apple: iCloud. Sin embargo, la compañía afirma que no comercia con el virus. Según explican, solo está disponible para aquellos gobiernos que lo quieran emplear para combatir el terrorismo y la delincuencia.
03-02-2020 | abc.es
Los ciberdelincuentes se aprovechan del coronavirus para robarte los datos
Los cibercriminales no pierden el tiempo. Según ha descubierto la empresa de ciberseguridad Kaspersky, desde hace unos días están corriendo por la red documentos infectados con «malware» (virus informático) en los que, aparentemente, se ofrece información sobre el coronavirus 2019 (2019-nCoV). Desde vídeos con instrucciones para protegerse del virus chino, hasta actualizaciones sobre la amenaza e, incluso, procedimientos para detectarlo. «Sabemos que los ciberdelincuentes tienden a explotar temas populares y con gran repercusión en los medios de comunicación ya que son los más buscados por los usuarios. La probabilidad de que una persona descargue un archivo malicioso, cuya apariencia es la de uno relacionado con un tema de actualidad, es más alta», explica a ABC Vladimir Kuskov, jefe de investigación de amenazas de Kaspersky. Por el momento, la firma ha encontrado 32 archivos infectados en formatos pdf, mp4 y docx. Entre las amenazas que esconden se encuentran troyanos y gusanos capaces de destruir, bloquear, modificar o copiar datos, así como de interferir en el funcionamiento de ordenadores o redes informáticas. «Es posible que este número vaya en aumento si los ciberdelincuentes ven potencial en ellos. De momento, son muy pocos los usuarios atacados, por lo que es difícil estimar el impacto de estos archivos», dice Kuskov. Precisamente, Anton Ivanov, analista de «malware» de la misma compañía, afirma que, en caso de que el virus siga ganando terreno, este tipo de ataques se volverán más habituales: «A medida que la gente sigue preocupada por su salud, se seguirá propagando más malware oculto en documentos falsos sobre el coronavirus». Cómo evitarlo Para no caer en este tipo de trampas, los expertos recomiendan a los usuarios fijarse en la extensión del archivo antes de descargarlos. Se debe tener cuidado especialmente con aquellos que tengan formato .exe o .lnk. A su vez, es imprescindible contar con una solución de seguridad comercial fiable.
1