Noticias de Tecnología e Internet del 03-03-2020

03-03-2020 | abc.es
Modo oscuro: la funcionalidad más esperada de WhatsApp llega a iPhone y a Android
El modo oscuro, una de las funcionalidades más esperadas por los usurios de WhatsApp, ya está disponible todos los «smartphones». Tanto iOS como Android. Según le ha expresado Facebook, empresa propietaria de la «app» de mensajería, a ABC, la funcionalidad se puede habilitar en aquellos terminales con iOS 13 y Android 10 mediante la descarga de la última actualización del sistema. «WhatsApp ha creado una experiencia única en el modo oscuro que sustituye el tradicional negro de muchas aplicaciones por un gris oscuro para reducir la fatiga ocular y facilitar la conversación», explican desde la compañía. El modo oscuro llega a WhatsApp pocos meses después de haber sido adoptado en Instagram, aplicación que también es propiedad de Facebook. A la hora de desarrollar la funcionalidad, la compañía afirma que se han tenido en cuenta dos áreas en concreto. Por un lado, se ha intentado facilitar lo máximo posible la legibilidad de los mensajes. Para ello, se han escogido colores que minimicen la fatiga ocular en situaciones de poca luz. A su vez, se han seleccionado tonalidades cercanas a las predeterminadas en iOS y en Android, que, como se puede ver en las imágenes, varían algo en función del sistema operativo. Por otra parte, desde Facebook han tenido cuidado a la hora de seleccionar los colores para que el usuario se fije en lo importante cuando la funcionalidad esté activa. Es decir, en los mensajes, especialmente aquellos que estén sin leer, y en las herramientas (grabador de voz, cámara, etc). Como expresamos anteriormente, desde la compañía aseguran que los usuarios de Android 10 e iOS 13 ya pueden usar el modo oscuro habilitándolo en la configuración del sistema. Aquellos que cuenten con Android 9 y versiones posteriores deben ir a Ajustes > Chats > Tema > seleccionar «Oscuro». El modo oscuro para iPhone Como se puede observar en las imágenes, la interfaz de la aplicación con el modo oscuro activo es completamente negra a excepción de las herramientas, que aparecen en gris. Los nombres de los contactos están en blanco y, en caso de que haya un mensaje pendiente de leer, el aviso aparece en azul claro. En lo que respecta a las converciones, los cuadros de texto alternan entre el color gris, para los mensajes que recibe el usuario, y el verde oscuro para los que envía. Para los iconos, como el de fotografía o grabación de voz, Facebook ha escogido un tono azul claro, similar al empleado para resaltar las conversaciones con mensajes pendientes. El modo oscuro para Android En el caso de Android, los tonos escogidos para el modo oscuro en la interfaz parecen, a primera vista, ligeramente más claros que en la versión para iPhone. Por otra parte, para las conversaciones con mensajes pendientes se ha escogido un color más cercano al verde que al azul que veíamos en el caso anterior. Para las conversaciones, las diferencias son menores con respecto a iOS. Se mantiene el verde oscuro para los mensajes que enviados y el gris claro para los recibidos. El icono de la grabación de voz es el único que destaca con un color diferente al resto de herramientas.
03-03-2020 | abc.es
El «Google Maps de los muertos»
La tecnología puede tener muchas aplicaciones. En los últimos años, el servicio cartográfico Google Maps se ha convertido en un navegador muy extendido que lo utilizan incluso para ubicarse en un vehículo. Con su variante Earth, que saca partido a las imágenes por satélite, se ha podido localizar incluso a delincuentes. La plataforma ha ido mejorando con el tiempo. Y, ahora, el gigante de internet trabaja para meterse hasta en lo más sagrado, las tumbas de difuntos. La Iglesia de Inglaterra ha acordado, según informa «The Times», con la multinacional estadounidense un plan para recopilar mapas y fotografías de millones de tumbas, así como información relativa a los registros de entierros correspondientes. El resultado, previsto para 2025, será una base de datos online de acceso gratuito. El proyecto promete cubrir los más de 15.000 cementerios anglicanos y otros enclaves que se estiman en Inglaterra. Los investigadores creen que se puede convertir en una valiosa herramienta para investigaciones históricas y consulta familiar. Esta iniciativa ha empezado, por el momento, en una fase de pruebas en dos iglesias cerca de Huddersfield, villa inglesa perteneciente al Metropolitan Borough of Kirklees, en Yorkshire del Oeste en Inglaterra. Para ello, los topógrafos crearon mapas digitales ricos en detalles utilizando las mochilas de escanéo láser empleado para Google Maps. El resultado fue que se han publicado unos 6.000 entierros en los mapas interactivos online. Para su desarrollo, los investigadores contactaron con voluntarios y grupos de historiadores locales que facilitaron material fotográfico de los monumentos y los registros parroquiales. Se espera que millones de registros se añadan en los próximos años. También está previsto crear una copia de seguridad digital de monumentos para evitar pérdidas de información. El proyecto ha recaudado más de 250.000 libras. Entre las reliquias que se pueden ver se incluye la tumba de Benjamin Smith, veterano de la artillería real que participó de joven en la batalla de Waterloo y que falleció en 1845. También se encuentra disponible una tumba a nombre de Samuel y Lydia Midgley, de 57 y 46 años, respectivamente, además de una sobrina llamada Eliza de solo 12 años, que perecieron ahogados tras el derrumbre en un embalse en 1852.
03-03-2020 | abc.es
Alguien espía a tu bebé: descubren nuevas brechas de seguridad en las cámaras de vigilancia
A principios de diciembre, los alaridos de la advenediza canción «Tiptoe Through the Tulips» empezaron a emitirse misteriosamente a través de una anodina cámara de vigilancia conectada a internet. De repente, una desconocida voz afirmaba ser Papá Noel. Y le emplazaba a ser su mejor amigo. Cualquiera se hubiera sobresaltado aunque quizá sin darle demasiada importancia. El problema era que se trataba de la habitación de una niña de ocho años. Sucedió en Estados Unidos y, de nuevo, volvió el fantasma: ¿Nos espían los ciberdelincuentes a través de los dispositivos de vigilancia conectados a internet? ¿Son las cámaras IP un elemento de entrada a personas malintencionadas? La madeja se agranda más con los continuos casos que se dan a conocer. Nada más entrar el año otro escándalo: usuarios que integraron cámaras de la firma china Xiaomi a través del servicio doméstico Google Home pudieron acceder a la transmisión de otras cámaras de manera aleatoria. Fue más leña a un fuego que ya de por sí está bastante caliente. Parte de esta situación se debe a la facilidad con la que ciberdelincuentes descubren las contraseñas de estos aparatos, que generalmente vienen predeterminadas y los consumidores no las cambian, sea por desconocimiento o ignorancia. Una advertencia del Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) de Reino Unido ha recomendado esta semana a los compradores de estos equipos que modifiquen la configuración después de comprarlos. Esas contraseñas predeterminadas son «fáciles de adivinar» y podrían permitir que un pirata informático observe sin ser detectado un hogar a través de dispositivos conectados. El director técnico del NCSC, Ian Levy, advirtió en un comunicado que a pesar de que los dispositivos de videovigilancia son «fantásticas innovaciones» pueden presentar vulnerabilidades que sean aprovechadas por los ciberdelincuentes. Esta advertencia se suma a la creciente preocupación de los potenciales peligros que plantea el «Internet de las cosas». Solo hace falta recordar la alarma que se generó en 2014 cuando se descubrió que una página web de procedencia rusa recogía miles de vídeos en «streaming» procedentes de cámaras domésticas, algunas de las cuales provenían incluso de España. Esta situación se ha producido con distintas marcas y equipos como Ring, propiedad de Amazon, pero ahora empresa de seguridad informática Bitdefender ha descubierto una brecha de seguridad en las cámaras de videovigilancia para bebés iBaby Monitor M6S, que daría acceso a los ciberdelincuentes tanto a las imágenes grabadas por el dispositivo como a los datos privados de los usuarios. «Las vulnerabilidades que hemos encontrado en las cámaras iBaby permiten que puedan conseguir las imágenes de la cámara y datos privados de sus propietarios, como nombre, ubicación, foto de perfil y dirección de correo electrónico», afirma en un comunicado Alexandru Balan, experto en amenazas digitales en la empresa. Los riesgos encontrados en esta cámara, aseguran los expertos, vienen asociados a su conexión a Internet, necesaria para su funcionamiento. Uno de los fallos de seguridad permite a los piratas informáticos acceder a los archivos almacenados por la cámara en la nube de Amazon Web Services. Los expertos añaden que la cámara utiliza una clave secreta y una contraseña ID de acceso, pero para los ciberdelincuentes «resulta muy sencillo conseguir estas claves» a través de otras cámaras conectadas al mismo servicio de almacenamiento de datos, ya que el fabricante no ha configurado correctamente este servicio en la nube de AWS, lo que hace que las claves resulten predecibles y fácilmente descifrables. «Esta vulnerabilidad permite también fugas de información a través del servicio MQTT, que se encarga de controlar el acceso remoto a las cámaras. Si un ciberdelincuente rastrea el servidor MQTT cuando un usuario está configurando su cámara, es posible que pueda filtrarse la información introducida por el usuario, facilitando el control del dispositivo», sostienen las mismas fuentes.
1