Noticias de Tecnología e Internet del 04-02-2018

04-02-2018 | abc.es
El mercado de los smartphones sufre su mayor caída histórica
El último trimestre de 2017 fue un año histórico para la venta de smartphones, aunque de forma negativa: el mercado mundial descendió un 9 por ciento, según un estudio de Los datos de Strategy Analytics recogido por The Guardian. En concreto, los datos muestran que los envíos globales de teléfonos inteligentes se contrajeron de 438,7 millones a 400,2 millones, comparado con el mismo trimestre del año anterior. Incluso las ventas del «todopoderoso» Apple y su iPhone disminuyeron un 1 por ciento, apoyando la teoría de que los usuarios se aferran a sus terminales durante más tiempo. La caída ha sido compensada por la compañía de Cupertino con el aumento del precio de sus terminales, sobretodo del iPhone X, que fue lanzado en noviembre del pasado año a un precio que ronda los 1.000 euros (aunque los expertos apuntan a una caída de las ventas desde principios de 2018). Colapso del mercado de China Linda Sui, directora de Strategy Analytics, ha afirmado: «Se trata de la mayor caída anual en la historia de smartphones. La contracción en los envíos mundiales de teléfonos inteligentes fue causada por un colapso en el enorme mercado de China, donde la demanda cayó un 16 por ciento anual». Por su parte, el director ejecutivo de la compañía, Neil Mawston, ha destacado que «los volúmenes globales de iPhone han disminuido de manera anual durante cinco de los últimos ocho trimestres». «Si Apple quiere expandir los volúmenes de envío en el futuro, tendrá que lanzar una nueva ola de iPhones más baratos y comenzar a empujar hacia abajo, no hacia arriba, la curva de precios», ha agregado. Consumidores más exigentes A pesar de la contracción en el último trimestre, el mercado entero cruzó 1.500 millones de smartphones vendidos por primera vez en 2017, un 1,3 por ciento más. Sin embargo, está muy lejos del aumento interanual de 158 y 12,3 por ciento registrado en 2015 y aún menor que el aumento de 48 y 3,3 por ciento en 2016. Esto es debido a la saturación de móviles de los países desarrollados y las exigencias de los compradores primerizos, que están más informados acerca de la calidad de los dispositivos que adquieren.
04-02-2018 | elpais.com
Por qué nos hemos convertido en ?diógenes digitales?
Existe suficiente volumen de almacenamiento digital en el mundo como para no tener que descartar nada. Pero, ¿es eso lo que queremos?
04-02-2018 | abc.es
Lo que puede hacer la realidad mixta para mejorar el sector sanitario
La tecnología y la sanidad han ido siempre, a lo largo de la historia de la Humanidad, de la mano. En función de la investigación y los avances técnicos en cada época se ha podido mejorar el tratamiento de las enfermedades y extender, afortunadamente, la vida de las personas. Supeditado al trabajo y al esfuerzo en el campo de la experimentación, la medicina ha colocado en el peldaño superior al paciente. Algunas de las tecnologías de consumo que empiezan a llegar a la sociedad en la actualidad tienen impacto en diferentes industrias. También en la sanitaria, donde innovaciones disruptivas como la realidad aumentada ofrecen importantes posibilidades y herramientas de trabajo para lograr, por un lado, optimizar recursos, y por otro, lograr estrechar las relaciones paciente-médico. Aunque se trata de tecnologías muy hermanadas, no funcionan de igual manera y, en ocasiones, puede llevar a confusiones. La tecnología de realidad virtual, defendida por dispositivos como PlayStation VR, HTC Vive o Oculus Rift, permite que los usuarios se sumerjan en un entorno alternativo y totalmente virtual, en que se vive una experiencia inmersiva. A nivel práctico, puede tener un gran impacto en el ocio electrónico. Y, de hecho, lo tiene, puesto que ya han empezado a surgir experiencias y videojuegos adaptados a este entorno que anticipan un futuro muy interesante. Pero la realidad aumentada, que causó un gran interés hace cinco años cuando aparecieron por primera vez las fracasadas Google Glass, ofrece incluso más opciones y posibilidades a nivel industrial. Esta tecnología permite construir información adicional sobre un entorno real y estático. Una escenario proclive a desarrollar herramientas de trabajo y aplicaciones adaptativas a los diferentes procesos industriales. Empiezan a surgir, de hecho, servicios digitales diseñados para el mundo sanitario. Lo más gracioso es que mientras ambas tecnologías empiezan a buscar roles masivos se ha abierto la veda con otra tendencia, la realidad mixta, que combina ambas realidades (virtual y mixta) para crear nuevos espacios que interactúan tanto objetos y personas como virtuales, permitiendo que objetos físicos del entorno inmediato sirvan como elementos de interacción con un entorno virtual. Por esta razón, los expertos creen que el ámbito de la salud es proclive a introducir dispositivos que soportan esta tecnología. Las gafas HoloLens, creadas por Microsoft, son algunas de las primeras en incorporar estos avances. Reconocimiento del espacio para ser más preciso La tecnología de realidad mixta tal y como está concebida en estos momentos hace una formulación sencilla de explicar, pero que ofrece importantes posibilidades; el dispositivo funciona de manera autónoma, con lo que se eliminan ciertos problemas con el cableado y los posibles tirones que se puede derivar del mismo. Esa idea permite una mayor movilidad y movimiento. Imagínense en la consulta de un médico o en la sala de un quirófano; ahí un profesional sanitario puede dirigirse hacia un lugar concreto, desplazarse y moverse a sus anchas sin problemas. El sistema, a su vez, «tiene la capacidad de reconocer la visión espacial y reconocer habitaciones», sostiene Tomás González, director de Marketing, Alianzas y Desarrollo de Negocio de la firma especializada Kabel, quien asegura que gracias a que la realidad mixta construye el entorno «en tiempo real a medida que se va utilizando el dispositivo» se puede emplear como herramienta de trabajo. Otro detalle a tener en cuenta de esta tecnología es que almacena toda la información de los espacios por donde ha pasado el usuario, algo útil para establecer rutinas de trabajo. También es importante tener en cuenta que la interfaz de usuario de esta tecnología está concebida para interacciones por gesto y comandos de voz. «Una interfaz natural para comunicarse con el ser humano», cree este experto, con lo que da la posibilidad de ser un «compañero» de trabajo. Extraer experiencia y aprendizaje Dado que es posible grabar las experiencias realizadas para que sean consumidas posteriormente, «puede ser aprovechado para otras personas que quieren conocer esa experiencia o aprender de las situaciones», añade el experto. Algo que, como resulta evidente, tiene mucha utilidad en muchos ámbitos como el académico. «Se pueden tratar los datos como si se tratase de otro tipo de dispositivo». De forma que se puede tener al alcance un contenido tridimensional muy útil para las relaciones entre profesor y alumnado. Esa idea de experimentar una «experiencia compartida y?sincronizada» da pie a que cuando un estudiante está en fase de aprendizaje pueda visualizar las rutinas de un profesional y analizar de primera mano, y de una forma muy visual, todo tipo de acciones que le serán necesarias cuando se encuentre en el mercado laboral. Hay muchos ejemplos para saber, entre otras muchas cosas, «simular cómo se comporta un músculo o articulación después de una intervención o como reacciona el cuerpo los efectos de un tratamiento de fibrosis quística», relata González. Las «apps» de salud están «creciendo a un ritmo espectacular» y «pronto veremos servicios para todo tipo de disciplinas». «Vivimos en un mundo en 3D. El ser humano vive en un entorno tridimensional, pero hemos aprendido en entornos 2D (pizarras, libros) con lo cual la realidad mixta puede ayudar la capacitación y a mejorar el aprendizaje», insiste. Para un uso integrado y coordinado La integración con los dispositivos de realidad mixta permite que, utilizando estos cascos, sea pueda consumir de manera colectiva y social diferentes contenidos. «Se puede ver un holograma desde distintas posiciones y perspectivas de una misma operación», asegura. Una función que le permite tener múltiples aplicaciones en este ámbito, puesto que así desde un centro de control se pueden tomar decisiones en base a las imágenes virtuales recibidas y que están viendo en un contexto basado en «experiencias compartidas». Una oportunidad -asegura este experto- para mejorar las operaciones o lograr diagnósticos más certeros. Incluso con un dron es posible no solo guiarlo sino aprovechar la información que recoge y envía para «tomar decisiones de forma coordinada» y así trabajar de manera colectiva, lo que puede garantizar el éxito de una operación. Con ello, se obtiene una visión práctica y útil a la hora de aprender, agilizando las pruebas conceptuales, exámenes y demás conocimientos prácticos. Esa idea es fácil de ver cuando, por ejemplo, el profesional debe conocer perfectamente los pasos en una operación, pero si se aplica a una persona física con antelación es necesario reducir a la mínima expresión todo errores humanos. Cuanto mejor se sepa de las fases de una operación, menos opciones para improvisar (aunque es importante saber reaccionar). El objetivo a su vez es reducir los fallos humanos «Es realizar ciertas acciones de manera supervisada», asegura este experto, al tiempo de ver en tiempo real «cómo se está resolviendo una acción» o «explicarle a un paciente lo que les está sucediendo en una determinada patología». Asistencia remota en quirófano Gracias a esta tecnología se puede «abrir una conexión entre paciente y médico e interactuar en tiempo real con el propio entorno», lo que puede mejorar la atención primaria y el diagnóstico, además optimizar recursos y evitar desplazamientos. Todo ello puede derivar en una mejor identificación, reconocimiento, clasificación y detección de anomalías de forma más precisa y certera. Es uno de los aspectos más importante, puesto que la detección precoz de enfermedades y patologías es fundamental para la reacción al tratamiento. Por ejemplo, ya se pueden encontrar aplicaciones de anatomía que pueden asistir a un médico o forense a la hora de seguir los pasos o descubrir problemas adicionales. Holo Anatomy es una de ellas, desarrollada para conocer todos los detalles del cuerpo humano (músculos, vísceras, órganos, huesos) y que puede servir no solo para el aprendizaje sino también para hacer comparativas sobre un escenario dentro del quirófano. Insight Heart permite, en este caso, conocer todas las partes de un corazón humano, algo que sirve para ayudar, por ejemplo, a explicar y preparase de cara a una operación coronaria, que suele ser muy delicada y peligrosa, así como el paciente saber lo que le va a suceder en la mesa del quirófano. «Este tipo de dispositivos facilitan la asistencia remota en procesos de planificación y asistencia en intervenciones, ofreciendo un mejor uso de los recursos disponibles. Además, en procesos más delicados, el control de voz y gestual es un claro habilitador en favor de los profesionales médicos», reconoce. Otro ejemplo práctico en donde ya se se ha probado con éxito se encuentra en el Hospital Gregorio Marañón (Madrid). El dispositivo se ha podido realizar cirugías oncológicas una vez al mes desde el pasado abril en las que además se cuenta con tumores impresos en 3D para que el doctor pueda manipularlos y explicarle al paciente qué tiene y dónde lo tiene. El objetivo es, por tanto, reducir los riesgos en la operación y poner en marcha cirugías menos invasivas al disponer de un campo de visión más amplio por lo que el médico puede reducir las incisiones. Mejor gestión de personal En relación con la gestión de hospitales, el servicio de posicionamiento «indoor» desarrollado por Kabel facilita la localización de personas y recursos sin la necesidad de instalar dispositivos de señalización. Además, añadiendo servicios cognitivos como los de visión artificial a HoloLens, los doctores y personal sanitario podrán encontrar identificar mejor recursos que demanden dentro de su espacio de trabajo, siendo el propio headset de realidad Mixta quien asista en el reconocimiento de personas, objetos y patrones, incluso ayudándoles en la detección de anomalías. Inteligencia Artificial para mejorar «La potencia no solo está en el dispositivo sino en servicios cognitivos en la nube que se pueden incorporar en las aplicaciones y que puede ampliar sus capacidades», sugiere el experto. Aunque todavía hay mucho camino por recorrer en materia de inteligencia internacional, ya ha trascendido que la próxima versión de las HoloLens incorporará un coprocesador para gestionar redes neuronales profundas para «lograr una mayor rapidez en la respuesta». Se está intentando acercar la inteligencia artificial en las propias capacidades del dispositivo. Es importante reducir la latencia de los dispositivos tecnológicos empleados.
1