Noticias de Tecnología e Internet del 04-03-2020

04-03-2020 | abc.es
La Guardia Civil alerta sobre una estafa en la que los delincuentes suplantan al Banco Santander
El «phishing», es decir, las estafas en las que los atacantes suplantan a una organización o a un individuo, están a la orden del día en internet. Ya sea con el objetivo de robar contraseñas de plataformas online y redes sociales, o bien claves bancarias. El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil (GDT, por sus siglas) ha alertado a través de Twitter sobre un nuevo caso en el que los delincuentes se hacen pasar por el Banco Santander para obterner los números de tarjeta y contraseñas de los usuarios. «¿Otro SMS de tu banco porque tu tarjeta se ha bloqueado? ¿Estás seguro? NiCaso al phishing. Ninguna entidad real te pediría realizar este trámite por esa vía», explica la Guardia Civil en el mensaje.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">¿Otro <a href="https://twitter.com/hashtag/SMS?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#SMS</a> de tu banco porque tu tarjeta se ha bloqueado? ¿Estás seguro? <a href="https://twitter.com/hashtag/NiCaso?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#NiCaso</a> al <a href="https://twitter.com/hashtag/phishing?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#phishing</a>. Ninguna entidad real te pediría realizar este trámite por esa vía. <br><br>Si dudas contacta directamente con ellos ? <a href="https://t.co/Vorc9aSJrv">pic.twitter.com/Vorc9aSJrv</a></p>&mdash; GDT Guardia Civil (@GDTGuardiaCivil) <a href="https://twitter.com/GDTGuardiaCivil/status/1235102699470741509?ref_src=twsrc%5Etfw">March 4, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> La forma de operar de los atacantes es la siguiente: envían un mensaje de SMS a la víctima en el que le explican que su cuenta bancaria ha sido bloqueada. Para volver a ponerla operativa, el usuario debe hacer «click» en el hipervínculo que acompaña al mensaje, el cual le redirige a una página que está en poder de los atacantes. En la página se solicita a la víctima toda la información sobre su tarjeta de crédito: número, fecha de caducidad, CVV y PIN. Si rellena los campos y le da a aceptar, se enviarán automáticamente todos esos datos a los cibercriminales. Es decir, está poniendo su cuenta, y su dinero, en sus manos. Cómo protegerte de esta estafa El «phishing» se ha convertido en uno de los mayores riesgos que corren usuarios y empresas en internet. Se trata de un tipo de ataque que va en aumento y que reporta grandes beneficios a los delincuentes que lo emplean. «El crecimiento de los ataques basados en suplantación del usuario es muy grande y muy difícil de cuantificar. Más o menos del 40% desde 2017. Hay fuentes americanas que afirman que cada mes se crean dos millones de estafas de "phishing". El mayor número de ciberataques contra empresas durante 2019 ha sido de este tipo», explicaba Hervé Lambert, responsable de operaciones de la compañía de ciberseguridad Panda Security, a ABC la semana pasada. Para engañar a los usuarios, los delincuentes emplean ingeniería social. Suelen utilizar como gancho algún tema de actualidad que cause un interés, como el coronavirus, así como ofertas en plataformas de venta online (Amazon), entre muchas otras cosas. «Con el "phishing es muy importante utilizar el sentido común. En el caso de las estafas que tratan de robar la cuenta del banco del usuario, hay que saber que los bancos no entran en contacto con el cliente por medio de correos electrónicos o vía SMS para pedirle sus credenciales. Es algo muy raro. Yo diría que no ocurre con ninguna entidad. En caso de que tengamos una duda, lo recomendable es llamar por teléfono a nuestro banco y consultarlo», decía a este diario José De la Cruz, directo técnico de la firma de ciberseguridad Trend Micro Iberia, hace unos días. En caso de que le llegue un mensaje de este tipo, ya sea vía correo electrónico, SMS o WhatsApp, lo primero que debe tener claro es que ningún banco comunica acciones de este tipo por estos medios. Si, no obstante, tuviese alguna duda al respecto, lo más recomendable es que llame por teléfono a su entidad o se persone en alguna de sus oficinas para comprobarlo.
04-03-2020 | abc.es
Cómo crear tu espacio teletrabajo como prevención contra el coronavirus
En España todavía no se han tomado medidas drásticas como prevención a nuevos contagios del Covid-19, virus de origen chino conocido originalmente como coronavirus. Pero en algunas regiones ya se ha recomendado periodos de cuarentena que obligaría a muchos empleados a trabajar desde casa para evitar la propagación de infecciones. A teletrabajar, vaya. Muchos autónomos ya lo hacen, pero gran parte de los trabajos requiere aún de cierto presentismo laboral. Aunque se ha avanzado mucho, y algunas empresas grandes incluso lo fomentan poco a poco en su plantilla, teletrabajar es todavía una quimera. Las empresas tecnológicas son las que más facilitan a sus plantillas la fórmula no presencial, por sus claras ventajas. Pero trabajar desde casa tiene sus aspectos positivos y negativos. Firmas como Google o Twitter ya han mandado a muchos equipos a sus domicilios a trabajar. Los autónomos lo sabrán: hay que ser muy disciplinado para ello. Expertos recomiendan marcarse unas pautas e intentar desconectar en periodos concretos durante el día. Hacer una «vida normal» incluso se puede añadir como obligatorio salir a la calle antes de ponerse manos a la obra. No todos los empleos se pueden adaptar a esta forma de trabajo en remoto. Pero es cierto que cada vez más muchos utilizan como herramienta habitual un ordenador. En caso de que fuese necesario, existen tecnologías que se adaptan a este tipo de actividades. Lo normal va a ser utilizar un ordenador, sea portátil o de sobremesa, que tenga un rendimiento adecuado para las exigencias de cada profesional. No es lo mismo llevar la contabilidad que editar vídeo. En caso de no disponer en el hogar de ninguna de estas posibilidades técnicas, determinadas tabletas (funcione con iOS o Android) también va a ser útil si, por ejemplo, tu trabajo requiere de rellenar informes. Trabajar con servicios en la «nube» es otra de las posibilidades. Hay herramientas gratuitas como Google Drive que incluye toda la suite de ofimática necesaria para este tipo de empleos, aunque se puede hacer uso de Office 365. Esta fórmula de trabajo se ha venido extendiendo incluso en muchas oficinas y permite una plena sincronización de los flujos de trabajo. Además, es quizás un buen momento para plantearse la incorporación, si tu empresa no lo ha hecho ya, de utilizar servicios como Slack o Yammer que están enfocados a llevar un control de los proyectos. Hay muchas empresas que ya lo utilizan en todo el mundo. Otro de los aspectos que muchos trabajadores «freelance» lo llevan desde siempre a rajatabla es el espacio de trabajo. Lo ideal es disponer de una zona independiente dentro del domicilio con todo el material mobiliario acorde las necesidades. Es decir, como en tu puesto de trabajo diario: silla cómoda y ergonómica para pasar muchas horas sentado, mesa a la altura del pecho, buena iluminación -preferiblemente natural- y acceso a bebidas para hidratarse. A su vez, es fundamental contar con una conexión a internet robusta en función de las necesidades. Si se trabaja con un software específico, los departamentos técnicos pueden dar acceso remoto o a través de servicios virtualizados para poder mantener la normalidad. Es necesario, y esto es aplicable en todos los trabajos que se desempeñen sentados, levantarse cada hora y media aunque sea dos minutos para estirar las piernas. Lo más importante es equilibrar funcionalidad con comodidad. Hay incluso quien aboga por colocar algún toque verde de plantas o flores, pero sobre todo, tener un espacio que no pueda despistar. En muchas ocasiones, los equipos de trabajo deben realizar reuniones (¡más de diez minutos, una reunión es desaconsejable!). Si estás teletrabajando, esta acción se puede hacer a través de servicios como Skype, Duo o, incluso, WhatsApp. También la tecnología de realidad virtual se puede adaptar a esta fórmula. Las videoconferencias tradicionales no son tan efectivas como las reuniones físicas, ya que al no compartir un espacio común la comunicación no verbal es prácticamente inexistente. «La realidad virtual (VR) ofrece múltiples soluciones para mantener la actividad de la empresa minimizando los riesgos sanitarios para los empleados. Esta tecnología permite crear entornos de teletrabajo interactivos y colaborativos y se adapta perfectamente a las necesidades de cualquier tipo de empresa», explica en un comunicado Giovanni Cetto, fundador de la empresa Two Reality. «La VR permite crear avatares de cada uno de los asistentes y se transforman en encuentros más cortos, menos confusos y mucho más resolutivos que las videoconferencias permitiendo interactuar a todos sobre el mismo contenido 3D y evitando al 100% el riesgo de contagio», sostiene. No exenta de riesgos Pese a que Gobiernos y empresas de todo el mundo están fomentando cada vez más el teletrabajo en un intento de frenar la propagación del COVID-19, los expertos creen que potenciar esta fórmula sin un plan preventivo puede conllevar riesgos en materia de seguridad informática. «Se trata, por tanto, de un buen momento para que las organizaciones examinen la seguridad en torno al acceso remoto a los sistemas corporativos. Una vez que los dispositivos se sacan de la infraestructura de red de una empresa y se conectan a nuevas redes y WiFi, los riesgos se amplían y aumentan», relatan en un comunicado fuentes de la firma de seguridad Kaspersky. Los expertos recomiendan una serie de pasos para reducir los ciberriesgos asociados con el teletrabajo como proporcionar una red privada virtual (VPN) para que conectarse en remoto, proteger los dispositivos que se utilicen en casa, limitar funciones a los empleados y evitar responder a mensajes no solicitados en su puesto se trabajo temporal.
04-03-2020 | abc.es
Teletrabajo: cómo crear tu espacio de trabajo en casa como prevención contra el coronavirus
En España todavía no se han tomado medidas drásticas como prevención a nuevos contagios del Covid-19, virus de origen chino conocido originalmente como coronavirus. Pero en algunas regiones ya se ha recomendado periodos de cuarentena que obligaría a muchos empleados a trabajar desde casa para evitar la propagación de infecciones. Muchos autónomos ya lo hacen, pero gran parte de los trabajos requiere aún de cierto presentismo laboral. Aunque se ha avanzado mucho, y algunas empresas grandes incluso lo fomentan poco a poco en su plantilla, teletrabajar es todavía una quimera. Las empresas tecnológicas son las que más facilitan a sus plantillas la fórmula no presencial, por sus claras ventajas. Pero trabajar desde casa tiene sus aspectos positivos y negativos. Firmas como Google o Twitter ya han mandado a muchos equipos a sus domicilios a trabajar. Los autónomos lo sabrán: hay que ser muy disciplinado para ello. Expertos recomiendan marcarse unas pautas e intentar desconectar en periodos concretos durante el día. Hacer una «vida normal» incluso se puede añadir como obligatorio salir a la calle antes de ponerse manos a la obra. No todos los empleos se pueden adaptar a esta forma de trabajo en remoto. Pero es cierto que cada vez más muchos utilizan como herramienta habitual un ordenador. En caso de que fuese necesario, existen tecnologías que se adaptan a este tipo de actividades. Lo normal va a ser utilizar un ordenador, sea portátil o de sobremesa, que tenga un rendimiento adecuado para las exigencias de cada profesional. No es lo mismo llevar la contabilidad que editar vídeo. En caso de no disponer en el hogar de ninguna de estas posibilidades técnicas, determinadas tabletas (funcione con iOS o Android) también va a ser útil si, por ejemplo, tu trabajo requiere de rellenar informes. Trabajar con servicios en la «nube» es otra de las posibilidades. Hay herramientas gratuitas como Google Drive que incluye toda la suite de ofimática necesaria para este tipo de empleos, aunque se puede hacer uso de Office 365. Esta fórmula de trabajo se ha venido extendiendo incluso en muchas oficinas y permite una plena sincronización de los flujos de trabajo. Además, es quizás un buen momento para plantearse la incorporación, si tu empresa no lo ha hecho ya, de utilizar servicios como Slack o Yammer que están enfocados a llevar un control de los proyectos. Hay muchas empresas que ya lo utilizan en todo el mundo. Otro de los aspectos que muchos trabajadores «freelance» lo llevan desde siempre a rajatabla es el espacio de trabajo. Lo ideal es disponer de una zona independiente dentro del domicilio con todo el material mobiliario acorde las necesidades. Es decir, como en tu puesto de trabajo diario: silla cómoda y ergonómica para pasar muchas horas sentado, mesa a la altura del pecho, buena iluminación -preferiblemente natural- y acceso a bebidas para hidratarse. A su vez, es fundamental contar con una conexión a internet robusta en función de las necesidades. Si se trabaja con un software específico, los departamentos técnicos pueden dar acceso remoto o a través de servicios virtualizados para poder mantener la normalidad. Es necesario, y esto es aplicable en todos los trabajos que se desempeñen sentados, levantarse cada hora y media aunque sea dos minutos para estirar las piernas. Lo más importante es equilibrar funcionalidad con comodidad. Hay incluso quien aboga por colocar algún toque verde de plantas o flores, pero sobre todo, tener un espacio que no pueda despistar. En muchas ocasiones, los equipos de trabajo deben realizar reuniones (¡más de diez minutos, una reunión es desaconsejable!). Si estás teletrabajando, esta acción se puede hacer a través de servicios como Skype, Duo o, incluso, WhatsApp. También la tecnología de realidad virtual se puede adaptar a esta fórmula. Las videoconferencias tradicionales no son tan efectivas como las reuniones físicas, ya que al no compartir un espacio común la comunicación no verbal es prácticamente inexistente. «La realidad virtual (VR) ofrece múltiples soluciones para mantener la actividad de la empresa minimizando los riesgos sanitarios para los empleados. Esta tecnología permite crear entornos de teletrabajo interactivos y colaborativos y se adapta perfectamente a las necesidades de cualquier tipo de empresa», explica en un comunicado Giovanni Cetto, fundador de la empresa Two Reality. «La VR permite crear avatares de cada uno de los asistentes y se transforman en encuentros más cortos, menos confusos y mucho más resolutivos que las videoconferencias permitiendo interactuar a todos sobre el mismo contenido 3D y evitando al 100% el riesgo de contagio», sostiene. No exenta de riesgos Pese a que Gobiernos y empresas de todo el mundo están fomentando cada vez más el teletrabajo en un intento de frenar la propagación del COVID-19, los expertos creen que potenciar esta fórmula sin un plan preventivo puede conllevar riesgos en materia de seguridad informática. «Se trata, por tanto, de un buen momento para que las organizaciones examinen la seguridad en torno al acceso remoto a los sistemas corporativos. Una vez que los dispositivos se sacan de la infraestructura de red de una empresa y se conectan a nuevas redes y WiFi, los riesgos se amplían y aumentan», relatan en un comunicado fuentes de la firma de seguridad Kaspersky. Los expertos recomiendan una serie de pasos para reducir los ciberriesgos asociados con el teletrabajo como proporcionar una red privada virtual (VPN) para que conectarse en remoto, proteger los dispositivos que se utilicen en casa, limitar funciones a los empleados y evitar responder a mensajes no solicitados en su puesto se trabajo temporal.
04-03-2020 | abc.es
Así puedes montar tu espacio de trabajo en casa como prevención contra el coronavirus
En España todavía no se han tomado medidas drásticas como prevención a nuevos contagios del Covid-19, virus de origen chino conocido originalmente como coronavirus. Pero en algunas regiones ya se ha recomendado periodos de cuarentena que obligaría a muchos empleados a trabajar desde casa para evitar la propagación de infecciones. Muchos autónomos ya lo hacen, pero gran parte de los trabajos requiere aún de cierto presentismo laboral. Aunque se ha avanzado mucho, y algunas empresas grandes incluso lo fomentan poco a poco en su plantilla, teletrabajar es todavía una quimera. Trabajar desde casa tiene sus aspectos positivos y negativos. Los autónomos lo sabrán: hay que ser muy disciplinado para ello. Expertos recomiendan marcarse unas pautas e intentar desconectar en periodos concretos durante el día. Hacer una «vida normal» incluso se puede añadir como obligatorio salir a la calle antes de ponerse manos a la obra. No todos los empleos se pueden adaptar a esta forma de trabajo en remoto. Pero es cierto que cada vez más muchos utilizan como herramienta habitual un ordenador. En caso de que fuese necesario, existen tecnologías que se adaptan a este tipo de actividades. Lo normal va a ser utilizar un ordenador, sea portátil o de sobremesa, que tenga un rendimiento adecuado para las exigencias de cada profesional. No es lo mismo llevar la contabilidad que editar vídeo. En caso de no disponer en el hogar de ninguna de estas posibilidades técnicas, determinadas tabletas (funcione con iOS o Android) también va a ser útil si, por ejemplo, tu trabajo requiere de rellenar informes. Trabajar con servicios en la «nube» es otra de las posibilidades. Hay herramientas gratuitas como Google Drive que incluye toda la suite de ofimática necesaria para este tipo de empleos, aunque se puede hacer uso de Office 365. Esta fórmula de trabajo se ha venido extendiendo incluso en muchas oficinas y permite una plena sincronización de los flujos de trabajo. Además, es quizás un buen momento para plantearse la incorporación, si tu empresa no lo ha hecho ya, de utilizar servicios como Slack o Yammer que están enfocados a llevar un control de los proyectos. Hay muchas empresas que ya lo utilizan en todo el mundo. Otro de los aspectos que muchos trabajadores «freelance» lo llevan desde siempre a rajatabla es el espacio de trabajo. Lo ideal es disponer de una zona independiente dentro del domicilio con todo el material mobiliario acorde las necesidades. Es decir, como en tu puesto de trabajo diario: silla cómoda y ergonómica para pasar muchas horas sentado, mesa a la altura del pecho, buena iluminación -preferiblemente natural- y acceso a bebidas para hidratarse. A su vez, es fundamental contar con una conexión a internet robusta en función de las necesidades. Si se trabaja con un software específico, los departamentos técnicos pueden dar acceso remoto o a través de servicios virtualizados para poder mantener la normalidad. Es necesario, y esto es aplicable en todos los trabajos que se desempeñen sentados, levantarse cada hora y media aunque sea dos minutos para estirar las piernas. Lo más importante es equilibrar funcionalidad con comodidad. Hay incluso quien aboga por colocar algún toque verde de plantas o flores, pero sobre todo, tener un espacio que no pueda despistar. En muchas ocasiones, los equipos de trabajo deben realizar reuniones (¡más de diez minutos, una reunión es desaconsejable!). Si estás teletrabajando, esta acción se puede hacer a través de servicios como Skype, Duo o, incluso, WhatsApp. También la tecnología de realidad virtual se puede adaptar a esta fórmula. Las videoconferencias tradicionales no son tan efectivas como las reuniones físicas, ya que al no compartir un espacio común la comunicación no verbal es prácticamente inexistente. «La realidad virtual (VR) ofrece múltiples soluciones para mantener la actividad de la empresa minimizando los riesgos sanitarios para los empleados. Esta tecnología permite crear entornos de teletrabajo interactivos y colaborativos y se adapta perfectamente a las necesidades de cualquier tipo de empresa», explica en un comunicado Giovanni Cetto, fundador de la empresa Two Reality. «La VR permite crear avatares de cada uno de los asistentes y se transforman en encuentros más cortos, menos confusos y mucho más resolutivos que las videoconferencias permitiendo interactuar a todos sobre el mismo contenido 3D y evitando al 100% el riesgo de contagio», sostiene.
04-03-2020 | abc.es
20 años de la PlayStation 2: el impacto de la consola más vendida de la historia
Mientras echamos la mirada hacia la novena generación, que está a la vuelta de la esquina, hubo un tiempo no tan lejano en donde dieron comienzo algunos videojuegos emblemáticos. Hace veinte años nació la PlayStation 2, la segunda consola de sobremesa con la que Sony se consolidó en un sector que domina en la actualidad. Este modelo es, por el momento, el más vendido de la historia con más de 155 millones de unidades en todo el mundo. [Gráfico elaborado por Statista] La multinacional lanzó la PlayStation 2 el 4 de marzo de 2000 en el mercado japonés, aunque fue saltando a otros territorios en meses posteriores. Aquel mazacote rectangular fue un éxito arrollador desde el primer momento. Se descontinuó su producción en 2013 cuando apareció su sucesora. Además, puede presumir de ser la plataforma que soportó más títulos: 3.870 videojuegos diferentes. Compitió contra la Dreamcast de Sega, la Nintendo Gamecube de Nintendo y la Xbox de Microsoft. Una época dorada en la que surgieron obras inconmensurables que permanecen en el recuerdo de muchos aficionados. A lo largo de su vida comercial se lanzaron nuevas versiones como la «Slim». Esta versión permitió al gigante nipón revolucionar el sector del ocio electrónico después de probar su suerte en 1994 con el modelo original surgido de la ruptura de las relaciones con Nintendo. Y también representó la apuesta por el formato DVD, de mayor capacidad que los CD-Rom. Logrando así popularizar en los hogares. En España, costó unas 74.900 pesetas (450 euros). Su catálogo es recordado por sus aficionados. Títulos como «God of War» o «Shadow of the Colossus» debutaron en la PlayStation 2. Clásicos increíbles. Los mejores 20 juegos de la PlayStation 2 1.- «Grand Theft Auto: San Andreas»: Con este título, el gigante Rockstar Games consolidó su apuesta por los mundos abiertos. Con un impresionante apartado gráfico para la época, este título de disparos en tercera persona tuvo como protagonista a Carl Jonhson, alias «CJ». Un pandillero afroamericano que se ve envuelto en una trama entre bandas callejeras. 2.- «Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty»: El aclamado título de acción y sigilo incluyó nuevos personajes. En una densa historia ambientada en 2009, Solid Snake, el legendario héroe de la saga, debe infiltrarse en una base militar marítima. Tuvo una gran repercusión al igual que «Snake Eater» y gozó de un nivel gráfico muy realista. 3.- «Devil May Cry»: Este título del género «hack and slash» hizo su debut con Dante como carismático protagonista en su búsqueda por enfrentarse al demonio Mundus. Directo, sangriento y frenético, esta entrega incorporó rompecabezas y un sistema de progresión muy original. 4.- «Resident Evil 4»: Para muchos aficionados a esta veterana saga, esta entrega fue la mejor. Conocido en Japón como «Biohazard 4», cuenta la historia de Leon S. Kennedy, protagonista del juego en tercera persona y policía en Racoon City, que ha sido destruída por una epidemia que ha generado hordas de zombies por doquier. Supuso un cambio de perspectiva muy interesante. 5.- «God of War»: Uno de los personajes más queridos de la historia de la PlayStation debutó aquí. Kratos, semidiós espartano, reparte leña en la Antigua Grecia. El pacto de sangre con Ares y todo lo que vino después está marcado a fuego. 6.- «Final Fantasy X»: Otra de las entregas más emblemáticas de la saga de fantasía y rol. Con personajes como Tidus, tuvo una gran repercusión. Un experto en el manejo de las espadas. 7.- «Pro Evolution Soccer 6»: 8.- «Killzone»: 9.- «Shadow of the Colossus»: 10.- «Star Wars Battlefront 2»: 11.- «Silent Hill 2»: 12.- «Gran Turismo 3»: Aunque la cuarta entrega que vino posteriormente supuso un gran cambio, esta entrega fue muy icónica para la saga de conducción. 13.- «Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo»: 14.- «Dragon Ball Budokai 3»: 15.- «Okami»: 16.- «Kingdom Hearts»: 17.- «Rez»: 18.- «Tekken 5»: 19.- «Tony Hawk Pro Skater 3»: 20.- «Guitar Hero»:
1