Noticias de Tecnología e Internet del 07-03-2020

07-03-2020 | abc.es
El desafío de la formación tecnológica para la educación
Según los últimos datos publicados por el INE 1 , en España el número de personas graduadas en ciencias, matemáticas, informática, ingeniería, industria y construcción en la UE por año ascendió a 39.500. De ellos 28.100 eran hombres y 11.400 mujeres. Se trata de un problema que conviene abordar desde la base. Pendientes de la inminente decisión del Consejo de Ministros sobre la propuesta de la reforma educativa presentada por la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, el sector TIC sigue esperando un texto que contemple la necesidad de fomentar la formación de profesionales digitales desde las aulas. En este sentido, uno de los ejes transversales que pretende la propuesta de la reforma educativa es la denominada como «educación digital y aprendizaje competencial». El nuevo texto insiste en la necesidad de tener en cuenta el cambio digital que se está produciendo en nuestras sociedades y que afecta a la actividad educativa. Con ese objetivo, se incluye la atención al desarrollo de la competencia digital del alumnado en todas las etapas educativas, tanto a través de contenidos específicos como en una perspectiva transversal. De esta manera la formación o los derechos digitales han de estar fuertemente vinculados a otras políticas sociales como son las de igualdad, de salud, de diversidad y de empleo. Pero ¿cuáles son realmente las necesidades y carencias en educación para uno de los sectores con mayor demanda de profesionales cualificados? Las instituciones académicas no mantienen el ritmo de cambio para ofrecer un currículo actualizado que minimice la brecha entre las necesidades reales de la industria y las competencias adquiridas durante la etapa formativa. El sistema educativo actual, y las leyes que lo sustentan, deberían incluir competencias y conocimientos digitales que estén presentes en las diferentes etapas educativas. Una vez concienciados de esto nos surge la siguiente pregunta: ¿por qué una vez dotados de estas herramientas sigue existiendo esta brecha a la hora de acceder a los estudios universitarios o superiores relacionados con STEM? Teniendo en cuenta lo anterior, que los centennials son nativos digitales y la generación posterior, chicos y chicas tienen el mismo nivel de acceso y uso a las TIC, y que esto está totalmente normalizado, debería ponerse el foco en: ¿qué hace que sean más chicos los que decidan enfocar su carrera profesional hacia el sector TIC? Esto nos lleva a recurrir a los generalizados estereotipos de género en los que clasifican profesiones o estudios según capacidades presumiblemente masculinas o femeninas. Habría que romper el sesgo construido y, sobre todo, ser conscientes de que existe para poder actuar en consecuencia y deconstruirlo, partiendo de que no 1 Datos del Instituto Nacional de Estadística de 2016 2 Proyecto de Ley Orgánica por la que se modifica la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (Lomloe). sean los estereotipos los que nos guíen en este camino. Sino que nos guíen las capacidades personales. Como mujer dentro de un sector como el nuestro, tan masculinizado, y madre, me gustaría que mi hija tuviera un sistema de formación igualitario que le permitiera explotar al máximo sus capacidades tanto profesionales como sociales y técnicas. Y poder así decidir su profesión, sin un sesgo estructural, porque las STEM no son cuestión de género. Cristina Piguillem es directora de Operaciones en atSistemas
07-03-2020 | abc.es
¿Cuáles son los aparatos electrónicos que se estropean más a menudo?
Cuando un consumidor realiza un desembolso importante por un producto electrónico, sea una consola, un móvil o un televisor, lo hace con la idea de rentabilizar la compra disfrutando del artículo durante varios años. Algo que no siempre se cumple, especialmente en la actualidad. O, al menos, eso es lo que afirma la OCU. La organización ha lanzado un comunicado en el que expresa que la tecnología doméstica tiene una vida cada vez más limitada. «La realidad, documentada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) con más de 300 denuncias por obsolescencia, revela que adquirimos productos que duran menos que el dispositivo que reemplazan, con el consiguiente impacto sobre su economía y el medio ambiente», expresa en el comunicado la Organización de Consumidores y Usuarios. En base a las denuncias recogidas, la OCU ha elaborado un gráfico en el que se muestra cuáles son los dispositivos que dan más problemas a los usuarios. En primer lugar destacan, con amplia mayoría, los «smartphones» (28,3%). Cabe recordar que la mayoría de los problemas de obsolescencia en dispositivos móviles están relacionados con la batería. En segunda posición se encuentran las impresoras (9,7%), seguidas por aspiradoras (8,7%), televisiones (8,3%), tablets (7%), lavadoras (6,30%), portátiles (4,3%), cafeteras (3,3%), frigoríficos (3,3%) y lavavajillas (3%). Desde la OCU apuntan que la mayoría de denuncias recibidas por obsolescencia prematura se produjeron entre el primer y el tercer año de uso. Es decir, poco después de superar el tiempo de garatía. A su vez, señalan que el 40% de los usuarios han terminado optadando por reemplazar sus productos averiados en lugar de repararlos.
1