Noticias de Tecnología e Internet del 07-06-2020

07-06-2020 | abc.es
Así están creciendo la ciberdelincuencia y las estafas en España
Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado -Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Foral de Navarra, Ertzaintza, Mossos d' Esquadra y los distintos cuerpos de Policía Local- registraron en 2019 un total de 218.302 hechos presuntamente delictivos relacionados con o cometidos por medio de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). La cifra, de la que un 80 por ciento de los casos se corresponde con estafas, supone un aumento de un 35,8 por ciento respecto a los ciberdelitos detectados el año anterior. Los datos dados a conocer este domingo por el Ministerio del Interior proceden del Sistema Estadístico de Criminalidad (SEC) y están recopilados en el VII Informe sobre Cibercriminalidad elaborado por la Secretaría de Estado de Seguridad, que por primera vez recoge datos de todos los cuerpos y fuerzas policiales del territorio nacional tanto en la vertiente de los hechos conocidos como en la de las detenciones e investigados, motivo por lo que el informe reconstruye y actualiza la serie histórica desde 2016. De los 218.302 posibles ciberdelitos conocidos en 2019, el 88,1 por ciento (192.375) son fraudes informáticos (estafas). A mucha distancia, la siguiente categoría por volumen es la de las amenazas y coacciones cometidas a través de internet, 12.782 casos que representan un 5,9 por ciento del total. Para elaborar su estadística, el SEC adopta la clasificación diseñada en el Convenio de Ciberdelincuencia hecho en Budapest el 23 de noviembre de 2001, a la que añade otras infracciones penales reguladas en la legislación interna española junto a todos los delitos que para su comisión hayan empleado las TIC, como son los delitos contra el honor o algunos supuestos de amenazas y coacciones. Fenómeno en ascenso Los datos contabilizados durante la serie histórica 2016-2019 permiten constatar que la ciberdelincuencia es un fenómeno en constante crecimiento, según se destaca en el estudio. Los 92.716 hechos detectados en el primer año de la serie pasaron a ser 117.399 en 2017 y 160.729 en 2018 hasta llegar a la cifra registrada el pasado año. Este crecimiento de los ciberdelitos haaumentado su peso proporcional dentro del conjunto de la criminalidad: si en 2016 supusieron el 4,6 por ciento del total, en 2019 fueron ya el 9,9 por ciento. Las fuerzas de Seguridad de Estado tienen conocimiento de esos posibles ciberdelitos gracias a su labor preventiva y de averiguación o bien a impulso de las denuncias interpuestas por los perjudicados. Así, en 2019 fueron esclarecidos 30.841 casos gracias a indagaciones policiales que permitieron la detención o investigación de 8.914 presuntos responsables. El perfil del ciberdelincuente es un hombre (6.625, el 74,3 de los detenidos o investigados), de entre 26 y 40 años y de nacionalidad española (7.098, el 79,6 los detenidos o investigados), presuntamente implicado en la comisión de fraudes informáticos, amenazas y coacciones y delitos sexuales. A la cabez, Madrid, Cataluña y Andalucía Desde el punto de vista geográfico, la distribución de la ciberdelincuencia en 2019 sitúa a Cataluña, Madrid, Andalucía y Comunitat Valenciana entre las comunidades autónomas que concentran más infracciones penales en este ámbito En el nivel provincial están a la cabeza del ranking Madrid, Barcelona, Valencia, Illes Balears, Bizkaia y Sevilla. El VII Informe sobre Cibercriminalidad incluye también los incidentes registrados por el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), órgano técnico de coordinación del Ministerio del Interior en materia de ciberseguridad, y al Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), órgano competente para su prevención, mitigación y respuesta. El concepto incidente hace referencia a los posibles ataques sufridos por las infraestructuras de información y comunicación tanto públicas como privadas operadas para la prestación de servicios esenciales. A lo largo del año 2019, el número de incidentes de ciberseguridad reportados fue de 818, un 13,29 por ciento más respecto al año anterior.
07-06-2020 | abc.es
Los mejores trucos para el Administrador de Windows contados por su creador
El Administrador de tareas es una herramienta que se encuentra presente en las diferentes versiones de Windows desde su introducción en 1996 junto con Windows NT 4.0. Ahora, 24 años después, su creador ha recopilado una lista de consejos y trucos para utilizar este programa, que informa sobre todos los procesos que se ejecutan en un ordenador. Así lo recoge en un hilo en la plataforma Reddit David Plummer, ingeniero y exempleado de Microsoft en su sede de Redmond (Estados Unidos), que comenzó a trabajar en el Administrador de tareas -TaskMgr- en 1993 y luego trabajó para que se incluyera en Windows. Plummer especifica que los consejos son para Windows XP, pero que pueden utilizarse también para las versiones actuales, ya que la aplicación del Administrador de tareas no ha tenido cambios importantes desde entonces. «El Administrador de tareas es una de las 'apps' de las que estoy más orgulloso porque es probablemente la primera o la más complicada en su momento que permitía ajustar su tamaño completamente y sin parpadeos», ha asegurado Plummer. La versión inicial del programa apenas ocupaba 100 kilobytes (KB) de memoria. En caso de problema Si el Administrador de tareas de Windows se cuelga o se cierra, Plummer aconseja abrir otra ventana con el comando «control-mayúsculas-esc-», de manera que se intenta restaurar durante 10 segundos o se abre una nueva siempre que queden recursos en el ordenador. Cuando los recursos escasean, el programa se ejecuta en modo reducido, de manera que solo carga la página de procesos. Se trata de una función limitada, pero gracias a ella es una de las pocas «apps» de Windows que no dejan de funcionar cuando se produce la mayoría de errores. No obstante, en caso de que la herramienta se corrompa de manera interna, es recomendable cerrarla, según Plummer, y reiniciarla manteniendo los botones «Control-Alt-mayúsculas», lo que resetea la configuración. Dudas frecuentes A pesar de que hace 24 años del lanzamiento del Administrador de tareas, muchos usuarios de la herramienta llevan desde entonces experimentando algunos errores frecuentes. Uno de los más comunes es que las barras de título desaparezcan y solo queden los gráficos. Para solucionarlo solo hay que hacer doble clic en el espacio en blanco, lo que restituye el modo normal. Plummer ha reconocido que esta característica «ha confundido a más usuarios de los que ha ayudado». Además, algunos usuarios no saben que es posible añadir columnas adicionales, eliminarlas o arrastrarlas para ordenar el contenido en la aplicación de Windows. Comandos útiles «Control-mayúsculas-escape» es uno de los comandos más útiles del Administrador de tareas, ya que es capaz de lanzar la aplicación sin ayuda del intérprete de órdenes -la 'shell'- o del explorador de Windows, en caso de que estos no funcionen, y luego permite restaurarlos. Si la «shell» no funciona o está colgada, el programa de Windows cuenta también con un modo que permite cargar sin ninguna referencia shell32.dll y permite arrancar programas como CMD.exe sin el menú de inicio. Es posible encontrar el código binario de cualquier proceso en ejecución en la tabla de procesos al hacer clic derecho y elegir «Mostrar ubicación de archivo». No debería haber ningún proceso que el Administrador no pueda terminar, e incluso puede escalar privilegios y eliminar bugs y aplicaciones con problemas. «Si el Administrador de tareas no puede matarlo, tienes un problema de 'kernel'», ha concluido Plummer.
1