Noticias de Tecnología e Internet del 13-06-2018

13-06-2018 | elpais.com
El secreto del profesor que da la clase al revés
La tecnología entra en el aula para fomentar la motivación. Las metodologías innovadoras impulsan las aptitudes digitales
13-06-2018 | elpais.com
¿Ayudarán las impresoras 3D a salvar el planeta?
Las impresoras 3D y las cortadoras láser, entre otras herramientas, ayudarán a que lleguen cada vez menos contenedores a los puertos: los ciudadanos podrán producir localmente.
13-06-2018 | abc.es
El «yo confieso» por carta de Mark Zuckerberg
Dos meses después de someterse a un «tercer grado» en el Senado de los Estados Unidos (al que le siguió la comparecencia ante el Congreso y hace poco más de un mes su aparición en el Parlamento Europeo), el fundador y responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, dirigió ayer una carta a los senadores para contestar a todas las dudas que en su día dejó sobre la mesa, siendo mucho más rotundo ahora en sus contestaciones. «Los anunciantes, desarrolladores de aplicaciones y editores nos envían información a través de las herramientas publicitarias de Facebook, como el botón "Me gusta"» Facebook guarda información tanto de sus usuarios como de personas que no tienen cuenta en esta red social a través de las páginas y aplicaciones que utilizan su herramienta de publicidad. Es decir, cada persona que se «pasea» por webs que tienen integrada su tecnología (sus anuncios con el típico botón de «Me gusta»), envía información a la plataforma, que a su vez utiliza para poner a punto y puliar su lucrativa tecnología publicitaria, su principal fuente de ingresos. Esta afirmación es mucho más explícita que la ofrecida ante el Senado, donde afirmó: «Puede que haya asuntos específicos sobre cómo usted usa Facebook, incluso cuando no está conectado, de los que hacemos un seguimiento para asegurarnos de que no esté infringiendo las políticas del sistema (..) Sé que la gente utiliza "cookies" en internet, y que las personas pueden asociar la actividad entre diferentes sesiones iniciadas». «Nuestros socios nos proporcionan información de los usuarios fuera de Facebook, incluyendo datos sobre su dispositivo, los sitios web que visita, las compras que hace, los anuncios que ve, tenga o no una cuenta de Facebook» Un apartado para la polémica. Zuckerberg confirma de esta manera que Facebook recopila datos incluso de los usuarios que no están conectados y de aquellos que no poseen cuenta, señalando a sus «socios», que son empresas anunciantes y desarrolladores de aplicaciones principalmente, como los «chivatos» de la ecuación. Y no solo de que ha entrado en determinada página, sino de su interacción dentro de la misma. Sin embargo, el dueño de Facebook matiza que no emplea los llamados «perfiles ocultos» para guardar información sobre aquellas personas que no tienen cuenta en Facebook. «Agregamos esos registros para proporcionar resúmenes y puntos de vista a sitios web y aplicaciones sobre cómo visitan muchas personas sus páginas o cómo utilizan sus productos y características específicas, como nuestro botón» Zuckerberg confiesa de esta manera que toda la información que recopila de la navegación fuera de Facebook después la comparte con sus empresas «socias» (las que se publicitan a través de su plataforma y con su tecnología), una respuesta mucho más concreta que la ofrecida en el Senado, donde dejó claro que su compañía «no vende datos», pero sin especificar hasta qué punto muestra su potencial informativo. «Si un navegador visitó cientos de sitios en los últimos cinco minutos, es una señal de que podría tratarse de un "bot". Sería una muestra de estar ante una cuenta potencialmente falsa», afirma Zuckerberg en la misma respuesta por escrito, argumentando una defensa ante el mal uso de su plataforma por parte de los usuarios («echando balones fuera» de Facebook). Sin embargo, según afirma el estadounidense, no utilizan «datos de navegación web para mostrar anuncios a los no usuarios o almacenar perfiles sobre ellos». «Sí. Recopilamos de ordenadores, teléfonos, televisores y otros dispositivos conectados» La incógnita de hasta dónde se extienden los tentáculos de Facebook queda resuelta: cualquier equipo conectado de un usuario con cuenta en Facebook y que utilice la plataforma, no solo para navegar, sino para, por ejemplo, registrarse en una aplicación diferente a la red social, enviará información no solo acerca de su actividad, sino también sobre los dispositivos que utiliza (marca, modelo, frecuencia de uso e incluso «el nivel de batería», según explica en esta misma respuesta remitida al Senado) para tener un perfil más completo de esa persona. Hasta ahora, Zuckerberg nunca había sido tan rotundo en afirmar acerca de la cantidad de equipos que utiliza para «engordar» su lista de información acerca de los usuarios. De hecho, presencialmente en el Senado afirmó que «no podía asegurar» que su plataforma hiciese uso de dispositivos conectados que no estuvieran conectados a Facebook. «En general no lo hace, pero sí que usa Google o alguna aplicación de mensajería, siempre que el usuario lo permita», remató. De hecho, hace unos días se supo que la compañía otorgó «permisos especiales» sobre datos a fabricantes de dispositivos móviles. «No sabemos cuántos usuarios compartieron datos con Cambridge Analytica, por lo que los 87 millones de afectados son una estimación muy conservadora» Una de las críticas que más se repitió en todas las comparecencias de Zuckerberg (ante el Senado, el Congreso e incluso delante del Parlamento Europeo, donde Zuckerberg acudió a explicar de forma voluntaria el escándalo Cambridge Analytica de manera voluntaria hace apenas un mes) fue que Facebook no quería dar cifras exactas acerca de cuántos usuarios habrían visto sus datos personales comprometidos por el caso de la fuga de datos. Las primeras estimaciones contemplaron que 50 millones de personas habrían sido afectadas directamente, aunque poco después las cifras crecían hasta los 87 millones. En su nueva respuesta, el creador de la red social vuelve a rectificar y asegura que, en realidad, se desconoce el alcance del suceso y que, de hecho, las últimas cifras son «conservadoras». «Hasta la fecha, se han suspendido alrededor de 200 aplicaciones. (..) Muchas son de ?prueba? y nunca fueron accesibles, aunque nuestra investigación está en curso» Aunque la auditoría que Facebook está realizando sobre las aplicaciones que operan en su plataforma y manejan gran cantidad de datos está en marcha, son los medios de comunicación y no la propia compañía quienes están filtrando algunos resultados preliminares. Si bien Zuckerberg informó de que 200 «apps» habrían sido eliminadas por ser sospechosas de recopilar datos como «This is your digital life» (herramienta de la que sacó Cambridge Analytica toda su información para luego influir en procesos políticos como las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU. a favor de Donald Trump o incluso el Brexit), no se habían facilitado los nombres concretos de estas aplicaciones para la opinión pública hasta ahora, donde se señala concretamente a desarrolladores como Kogan, AIQ, Cube You, the Cambridge Psychometrics Center y myPersonality. Con esta afirmación, además, se reconoce que existen más desarrolladores que utilizaron el mismo sistema para recopilar información. «En 2017 tomamos medidas contra unas 370.000 aplicaciones, que van desde la imposición de ciertas restricciones a su eliminación. Por otra parte, hemos requerido que borren los datos a aquellos desarrolladores que han utilizado nuestros datos sin autorización» Sin dar más datos, esta afirmación de Zuckerberg tiene implícita la confirmación de que otras aplicaciones a terceros han abusado de la información recopilada, si bien no se tiene constancia de que se haya avisado a los usuarios que se han podido ver envueltos en estas filtraciones. A pesar de que la compañía ha prometido informar de nuevas filtraciones, de momento solo ha confirmado un error informático que afectó a 14 millones de personas. «Vamos a ofrecer a todos los mismos controles y ajustes, sin importar dónde vivan. Pero también seremos más sensibles a las normas regionales, para tener la flexibilidad de trabajar con los reguladores locales» Zuckerberg se contradice en sus respuestas al Senado afirmando que, por un lado, se aplicarán las mismas políticas de privacidad en toda su plataforma a nivel mundial, pero que se atenderá a las normas específicas de cada país, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR por sus siglas en inglés), mucho más restrictivo que el norteamericano. La explicación de esta enrevesada cita está en el movimiento de la compañía antes de la entrada en vigor de la ley europea, que desplazó 1,5 millones de cuentas alojadas en Irlanda a sus oficinas en Estados Unidos. Algo por lo que Zuckerberg fue la diana de las críticas a pesar de que en el Congreso de su país aseguró que «los mismos controles de seguridad de Facebook estarán en todo el mundo».
13-06-2018 | abc.es
Realidad Virtual: el siguiente paso de la evolución
El Museo Arqueológico de Madrid acogió el pasado 1 de junio la tercera edición de «EsRealidadVirtual», un evento organizado por U-tad, el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, que reunió a algunos de los mayores expertos de nuestro país en Realidad Virtual y Mixta con profesionales que utilizan esta tecnología para campos tan variados como el entretenimiento, la cultura o la sanidad. La elección del Museo Arqueológico como escenario de las diferentes conferencias puede resultar algo chocante, pero en realidad pocos sitios pueden reflejar mejor la evolución tecnológica que ha tenido la humanidad desde que abandonó las cuevas. Desde aquellas rudimentarias piedras para tallar o cazar hemos llegamos, 10.000 años después, a abrazar una tecnología que nos hace regresar al pasado, vislumbrar el futuro y vivir el presente como jamás lo habíamos imaginado. El evento arrancó con una interesante presentación a cargo de Andrés Carretero, director del Museo Arqueológico de Madrid. Tras una intensa reforma que les ha llevado seis años, el museo afronta «un nuevo planteamiento vital», tal y como lo calificó Carretero. Su principal objetivo, lograr que el visitante interactúe con el impresionante legado histórico que encierran sus salas. Lograr «un aprendizaje informal en el que el usuario, sin ser consciente, aprenda la información que le proporcionamos y le anime a regresar al museo, o a acudir por su cuenta en busca más conocimientos en libros y documentales». Entre las innovaciones que ofrece ahora el MAN (Museo Arqueológico de Madrid) se cuentan 57 audiovisuales perfectamente integrados en las salas y una aplicación, una guía multimedia, que guía a los visitantes a través de sus dispositivos móviles. El siguiente paso fue la incorporación de la tecnología de Realidad Virtual, gracias a la participación y mecenazgo de Samsung. En diversas salas hay gafas VR donde los visitantes puedes viajar a cinco épocas de nuestra historia (Prehistoria, Protohistoria, Edad Media, Hispania Romana y Edad Moderna). Francisco Hortigüela, director de Comunicación y RRII de Samsung España se encargó de explicar cómo se gestaron estos cinco paseos virtuales por el pasado de nuestro país, así como otra de las grandes innovaciones del museo: La Visita Virtual MAN, disponible de manera gratuita para Oculus, para el que se han digitalizado más de 13.000 piezas del museo madrileño. Junto a Andrés Carretero intervino la máxima responsable de Realidad Virtual de U-tad, la doctora Laura Raya, quien definió la VR como «una herramienta al servicio de la sociedad» y describió los principales proyectos de Realidad Virtual que han surgido de las aulas de la Universidad. El Proyecto CICERÓN, con el que se intenta ayudar a las personas con Asperger a vencer sus dificultades para hablar en público. El Proyecto LANCELOT, creado junto a la Fundación Orange, dedicado a las personas con autismo de todas las edades. El Proyecto INMERSARTE, que nos ayuda a descubrir el arte pictórico desde el interior de famosos cuadros. El Proyecto CENIZAS, que nos pone en la piel de los refugiados, especialmente los niños. El Proyecto EMPATICA VR, destinado a potenciar la empatía en los institutos para acabar con esa lacra que es el acoso escolar. Y, por último, y no por ello menos importante, el Proyecto BLACKSORROWS, creado para desarrollar nuestra empatía ante el sufrimiento ajeno, ante las fobias que pueden desarrollar otras personas. U-TAD La Realidad Virtual representa solo el primer paso hacia algo más grande y aún más revolucionario, como es la Realidad Mixta. De eso trató la ponencia de Edgar Martín-Blas, CEO de Virtual Voyagers, uno de los estudios más solicitados a nivel mundial en el campo de la VR y la Realidad Aumentada. Dos campos que están dando paso a la Realidad Mixta, en el que el objeto virtual se integra perfectamente en el mundo real. Una tecnología que ya está entre nosotros, a través de las aplicaciones ARkit de Apple y ARcore de Google, y que se pondrá al alcance del gran público de manera inminente con la irrupción de Magic Leap, unas gafas capaces de reconocer imágenes y cuerpos sólidos, cambios en la iluminación de las estancias e incluso gestos, como el lenguaje de los sordomudos. Una de las ponencias más impactantes de «EsRealidadVirtual» fue sin duda la de la doctora Charo Ortín, directora de FOREN. Este equipo está utilizando desde hace cuatro años la Realidad Virtual para el tratamiento y la rehabilitación de lesiones neurológicas, motoras y esclerosis múltiples. Tal y como nos descubrió la Doctora Ortín, la Realidad Virtual puede influir en el sistema nervioso, convenciendo a determinadas neuronas del cerebro de los pacientes de que sus miembros inertes vuelven a funcionar. «Las neuronas se adaptan en una suerte de fenómeno de compensación. Por ejemplo, los invidentes desarrollan un tacto más acusado», explicó la doctora Ortín. «Cuando alguien pierde la capacidad de andar, un año después sus neuronas han dejado de ocuparse de esa función para encargarse de otras. La solución a esto son las neuronas espejo, descubiertas en 1996. Hemos estudiado estas neuronas espejo, hemos aprendido dónde su situación dentro del cerebro y podemos recurrir a ellas para un tratamiento terapéutico». A través de las gafas VR, y con vídeos reales en los que un actor, vestido como el paciente, mueve sus piernas, por ejemplo, han logrado que las neuronas de los pacientes crean que existe dicho movimiento. Esta terapia es reforzada además con electrodos situados en determinados músculos que completan la ilusión. Aunque el término «ilusión» no es el más acertado para definir una terapia real, que han probado en más de cien pacientes. Sencillamente impresionante. La rehabilitación a través de la Realidad Virtual también fue el eje de la ponencia de Alberto Carlier, Business Developer de VirtualWare, un conglomerado de empresas que, desde 2004, utiliza la última tecnología en diversos sectores como la salud. Este equipo ha creado herramientas para ayudar a superar determinadas fobias o, a través de un sensor Kinect, ayudar a muchos pacientes a realizar ejercicios de rehabilitación desde sus propias casas, transmitiendo los datos de la evolución del paciente, automáticamente, a sus respectivos doctores. VirtualWare también está utilizando la Realidad Virtual para ayudar al tratamiento de la apraxia, uno de los síntomas derivados de la esclerosis múltiple, o para concienciar a los afectados por Hemianopsia, la ausencia de visión e incluso ceguera en la mitad del campo visual. La psicóloga Erika Guijarro nos habló de su trabajo en la Unidad de Trasplantes de la Paz, y cómo la Realidad Virtual ayuda a los pacientes más jóvenes a superar algunas de las secuelas emocionales que provoca el ingreso continuado en el hospital: desde los trastornos de ansiedad por separación hasta el estrés postraumático o la fobia de la deglución. U-TAD Todos estos avances tecnológicos no solo son útiles para el personal sanitario y sus pacientes: también es una excelente herramienta para formar a futuros médicos y científicos. Alejandro Almeida, Cloud Solutions Architect de Intelequia Software, nos enseñó cómo las gafas de Realidad Aumentada HoloLens de Microsoft se han convertido, gracias al Proyecto Enlaza, en un extraordinario recurso para la teleformación en el campo de la Biomedicina, conectando a los centros educativos con los centros sanitarios. Los alumnos pueden ver, a través de las HoloLens, cómo se realizan intervenciones en directo sin entrar físicamente en los quirófanos. Y también es posible, a través del software Microsoft Layout, crear laboratorios virtuales que costarían millones de euros en el mundo real, y con los que los estudiantes de medicina pueden experimentar sin poner en riesgo su salud. La Realidad Virtual pueden llevarnos a otros mundos o revivir el pasado, pero también son una excelente herramienta para el mundo real. Si se quiere pasar de lo virtual a lo real y convertirse en un profesional en el desarrollo de estas tecnologías, el Centro Universitario U-tad, referente en formación en los postgrados en Realidad Virtual, Aumentada y Mixta, presenta hoy mismo sus postgrados, y además regala a los asistentes un Taller de creación de mundos virtuales con Unity.
2