Noticias de Tecnología e Internet del 14-01-2020

14-01-2020 | abc.es
La batalla del cargador
Desde hace años, el Parlamento Europeo reclama una legislación que obligue a los fabricantes de teléfonos móviles a adoptar un modelo único para los cargadores. En 2014 se aprobó una regulación en la que ya reclamaba el desarrollo de un cargador único, y también daba a la Comisión competencias para impulsar este objetivo, pero esa legislación está a punto de caducar. El lunes hubo un nuevo debate sobre este tema en la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo en la que la mayoría de los oradores se quejaron de que hasta ahora el ejecutivo comunitario solo se ha dedicado a «alentar» a la industria a «avanzar» hacia esa definición del cargador único, lo que les parecía insuficiente. En esta nueva iniciativa, los eurodiputados insisten en reclamar un cargador único para todos los modelos de móvil, tabletas, libros electrónicos y dispositivos portátiles. Sin embargo, la cuestión sigue siendo tan compleja que después del debate, los eurodiputados ni siquiera han sido capaces de fijar una fecha para votar una resolución sobre el asunto. Parece fácil porque visto desde el punto de vista de la inmensa mayoría de los consumidores, no se imagina quién se podría oponer. Pero en realidad, todos los consumidores lo saben: el gigante de la manzana, el creador del teléfono inteligente. En el periodo de consulta sobre el impacto de esta medida, Apple había enviado un informe a la Comisión en el que decía que la marca «es sinónimo de innovación y las regulaciones que impulsarían la uniformidad del tipo de conector integrado en todos los teléfonos congelarían el desarrollo de nuevas tecnologías en lugar de alentarla». Además, «la propuesta es mala para el medio ambiente e innecesariamente perjudiciales para los clientes». Todo lo contrario es lo que opina la Organización Medioambiental Europea de Ciudadanos por la Estandarización (EECOS), que ha enviado otro informe para denunciar que los acuerdos voluntarios entre fabricantes alentados por la Comisión «han demostrado ser ineficaces» para el objetivo buscado. «En el caso de los cargadores de teléfonos móviles, un mercado fragmentado se traduce en importantes efectos perjudiciales, incluido un aumento de los desechos electrónicos y del uso de plástico, la frustración del consumidor y las barreras a la competencia en la fabricación de cargadores».
14-01-2020 | abc.es
El auge de los «patrones oscuros»: cómo te engañan las páginas web para que aceptes las «cookies»
Un estudio realizado a 10.000 páginas web de Reino Unido ha descubierto que tan solo un 11,8 % cumple los requisitos mínimos impuestos por la Unión Europea (UE), mientras que el resto utiliza técnicas para hacer más difícil rechazar el seguimiento de las «cookies» al usuario. El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es la normativa que regula la protección de los datos de los ciudadanos de la UE desde el 2018. Siguiendo dichas normas, las webs necesitan el consentimiento de los usuarios, y este permiso debe ser informado, específico y proporcionado de manera libre. Sin embargo según el estudio publicado por la Universidad de Cornell (Estados Unidos) al que ha tenido acceso «TechCrunch», solo el 11,8 % de las páginas webs analizadas estaban utilizando técnicas que cumplían todos los requisitos anteriores del RGPD. Las páginas web utilizan para gestionar el consentimiento a «cookies» plataformas de gestión de consentimiento. La forma más común es a través del consentimiento implícito, usado en un 32,5 % de los casos. Esta técnica asume el consentimiento del usuario a las «cookies» con tan solo visitar la página web. Además las páginas webs dificultan el rechazar el rastreo del usuario. En algunos casos ocurre porque no existe un botón para «rechazar todas» o que el usuario tenga que hacer varios clics para encontrarlo. Sin embargo, la opción de «Aceptar todas las cookies» nunca era relegada a una segunda ventana. Otro de los problemas descubiertos por el estudio es el número de rastreadores externos que utilizan las plataformas de gestión de «cookies», que van desde los 58 a los 542 vendedores, haciendo más complicado que los usuarios se informen correctamente para dar su consentimiento. Estas técnicas, conocidas en el estudio como «patrones oscuros», hacen más probable que los usuarios acepten las «cookies» antes que rechazarlas. Los investigadores descubrieron que si la página web no disponía de un botón de rechazar en la primera ventana se incrementa en un 23 por ciento el número de usuarios que aceptarían el seguimiento. Mientras que si existiera dicho botón se reduciría el consentimiento entre un 8 y un 20 por ciento. Como afirman los investigadores, esta situación debe cambiar ya que estas técnicas pueden cambiar el consentimiento en un 40 por ciento.
14-01-2020 | abc.es
Si tienes un ordenador con Windows 7, corres grave peligro desde ahora
El sistema operativo Windows 7, uno de los más populares de la pasada década, dejará de recibir apoyo técnico a partir de este martes, 14 de enero, lo que hará a quienes sigan utilizándolo más vulnerables a ataques de piratas informáticos. [Gráfico elaborado por Statista] Según el portal «Net Market Share», uno de cada cuatro ordenadores en el mundo sigue operando con Windows 7, pese a que Microsoft ya alertó hace un año de que a principios de 2020 dejaría de actualizar el sistema con nuevos parches a medida que se descubran potenciales ataques o debilidades en el software. En una entrada en su página web, la compañía de Redmond (estado de Washington, EE.UU.) sugirió a quienes sigan usando Windows 7 que o bien actualicen su sistema operativo a uno más reciente si tienen un ordenador comprado hace menos de tres años o, en caso contrario, compren un nuevo aparato. En la práctica, y como ya ocurrió hace unos años con el popular Windows XP, dejar de ofrecer actualizaciones y apoyo técnico hará a quienes no cambien a un nuevo sistema operativo más vulnerables a posibles virus, troyanos o ataques por parte de piratas informáticos. Según los datos más recientes de diciembre de 2019, más de la mitad de los ordenadores de sobremesa o portátiles en el mundo tienen instalado Windows 10 , la última versión del sistema operativo, pero un considerable 26,62 % siguen usando Windows 7. El resto lo componen fundamentalmente usuarios de ordenadores Mac con sistemas operativos de Apple, de Windows 8 y 8.1 (unos sistemas intermedios entre el 7 y el 10 que nunca gozaron de gran popularidad), Linux y un 2 % de usuarios que se resisten a abandonar Windows XP, pese a que Microsoft ya no ofrece apoyo para este software desde hace cinco años. Según los medios especializados, la razón fundamental por la que tantas personas siguen usando Windows 7 es la satisfacción general de los usuarios con este sistema operativo, así como la mala acogida que Windows 10 tuvo en un primer momento entre parte de los clientes. ese a dejar de ofrecer asistencia técnica para Windows 7 al público en general, Microsoft seguirá dando apoyo a aquellas empresas y agencias gubernamentales que lo deseen y que estén dispuestas a pagar una gran cantidad de dinero por ello. Además de hacer al sistema más vulnerable ante posibles ataques, dejar de prestar apoyo a un sistema conlleva, en la práctica, su progresiva desaparición del mercado, ya que otras compañías dejarán de fabricar productos compatibles con Windows 7, como por ejemplo navegadores de internet o programas de edición de vídeo y fotos. EFE
14-01-2020 | elpais.com
Inteligencia artificial, el ingrediente secreto de la nueva cocina
Un algoritmo determina la forma de combinar alimentos. Un robot crea las recetas de los platos estrella de los restaurantes de moda. Ya está pasando. La cocina molecular abre la puerta a que las máquinas propongan mezclas de sabores inimaginables y deliciosas.
14-01-2020 | elpais.com
Pobreza infantil: cuando la tecnología no está al servicio de las personas
Cuando la tecnología se utiliza para ayudar a los demás, para reducir las brechas de desigualdad, se convierte en el elemento más poderoso del mundo.
14-01-2020 | abc.es
Este es posiblemente el mejor dron para viajar
Tras probar durante varias semanas el DJI Mavic Mini, el último dron de la marca china, y por disipar las primeras dudas y visto lo que se comenta en internet, no, no es un Spark 2, está bastante lejos del dron más pequeño hasta la fecha de DJI, y su público no es el mismo. Pero por precio y tamaño, es imposible no compararlos. La característica principal de este dron es que pesa 249 gramos, lo que le permite eludir la nueva reglamentación sobre el vuelo de drons recreativos que los restringe en zonas urbanas, y en muchos países como Estados Unidos obliga al registro del dron si pesa más de 250 gramos. Lo podremos volar nada más sacarlo de la caja incluso en zonas urbanas con ciertas limitaciones de altitud y respetando los espacios restringidos cercanos a los aeropuertos. Este peso puede ser clave para la compra, pero lo que sí es determinante es el tiempo de vuelo que se puede aproximar a los 30 minutos en un entorno ideal, lo que se traduce en unos 20 o 25 minutos de vuelo real. Una maravilla comparado con Spark y sus escasos 10 minutos de vuelo. Lo que se traduce que con un par de baterías dispones de una hora de vuelo. Otro problema que albergaba el DJI Spark eran sus baterías que iban perdiendo carga con el paso del tiempo, diez días sin uso y éstas descendían al 50%, muy poco conveniente en un viaje, algo que no ocurre en este modelo. Al igual que el Mavic Air los brazos del dron se pueden plegar, lo que le deja un tamaño muy reducido, casi del tamaño de un teléfono, incluso entra en un bolsillo. Si a eso le añadimos el mando, entonces el volumen a transportar es un poco mayor. La aplicación para controlarlo es diferente al del resto de drones de la firma, ésta se ha simplificado al máximo, los controles son muy intuitivos y sólo con un par de toques en el móvil podemos hacerlo volar. Respecto al mando, es muy similar al que ya hemos visto en otros modelos de DJI con los mandos desmontables. El alcance sí que nos ha decepcionado un poco, perdiendo señal de video a los escasos 400 metros de distancia en las pruebas que hemos hecho desde la playa. Como punto positivo, pese a la ligereza del Mavic Mini aguantó muy bien el viento con tomas de video estables a pesar de las alertas de la aplicación. Podría parecer que un dron tan pequeño y ligero no sería una buena opción para exteriores, con rachas de viento propias de la costa donde hicimos las pruebas, pero el Mavic Mini aguantó perfectamente manteniendo el horizonte en su sitio para el video. Los 249 gramos de este nuevo modelo no vienen sin ciertos sacrificios, ya que el dron ha perdido todos los sensores de proximidad y con ellos la capacidad de seguimiento y grabación autónoma. Una característica muy utilizada por los deportistas cuando quieren que el dron les siga mientras éste graba video, pero sin sensores de proximidad el dron se estrellaría con el primer obstáculo que encontrase en modo seguimiento. Una pena, porque ya sería un producto redondo con ello. La calidad de la imagen es más que suficiente con video 2K y 12 megapíxeles en las fotografías. Los únicos puntos negativos son que no dispara en formato RAW -perfecto para editar- y que casi todas las preferencias son automáticas, así como el enfoque. Todo esto tiene el objetivo de simplificar al máximo su uso, lo malo que, por ejemplo, al sacar la imagen del atardecer no podremos manipular la configuración de la cámara a nuestro antojo, y el resultado siempre será mejor que en automático. Mavic Mini es un gran dron de entrada para cualquiera que quiera probar lo que es volar un dron fotográfico. DJI no ha hecho más que eliminar fricciones de este dron, sin problemas legales con el peso, un precio muy ajustado, buena calidad de imagen y una gran autonomía, es probablemente la mejor opción para viajar.
14-01-2020 | abc.es
Cómo configurar tu teléfono móvil nuevo
Llegas a la tienda con la ilusión de un niño. Esperas, nervioso, a que alguien te atienda. Vienes con una idea preconcebida de las marcas o modelos de teléfono móvil inteligente que deseas adquirir. Ese aparato electrónico por el que has esperado algún tiempo, que has ahorrado mucho dinero lo más probable porque algunos fabricantes se han subido a la parra con precios por encima de los mil euros. En cualquier caso, la idea es la misma: vas a renovar tu «smartphone». Lo más probable es que funciona con uno de estos dos sistemas operativos; o iOS (que es el software del iPhone, el móvil de Apple) o Android (la gran mayoría restante). Dos visiones distintas pero cada vez más parecidas a nivel estético. Dos interfaces de usuario y distintas funcionalidades. Y lo primero que haces al llegar a casa es querer ponerlo en marcha. Bien, hasta aquí todo correcto; el problema viene después. Cuando le das por primera vez al botón de arrancarlo. ¿Qué puedes hacer entonces? Aquí es cuando se abren varias opciones, y todo depende de lo que uno desee hacer. Lo más probable es que se transfieran los datos y archivos del «smartphone» antiguo. Es lo lógico, pero en ocasiones -en supuestos como rotura de pantalla- se complica la cosa y es necesario configurarlo como nuevo móvil. Ahí es cuando uno piensa que «ojalá hubiera hecho una copia de seguridad». Lo de conservar la información desde una copia de seguridad debería ser ya algo habitual para los consumidores, pero muchos de ellos, sea por desconocimiento o ignorancia, pasan de largo hasta que vienen mal dadas. Y ahí, cuando se han perdido tus fotografías, es cuando vienen los llantos. Pero partamos de la base que hayamos guardado algo para la posteridad en forma de copia de seguridad. Lo primero que tendremos que hacer será introducir nuestra tarjeta SIM en el móvil. Tengo un móvil Android.. En caso de tener un terminal con el sistema operativo Android, hay que tener presente que si añades tu cuenta de Google a un móvil ya configurado, los datos que habías incluido previamente en la copia de seguridad de esa cuenta de Google se pasan a ese dispositivo. Para restaurar una cuenta con copia de seguridad en un teléfono en estado de fábrica, tan solo hay que seguir los pasos que aparecen en pantalla. Como detalle importante, hay que tener en cuenta que si la copia de seguridad se ha creado con una versión más reciente de Android no podrás restaurarla en un dispositivo que utilice una versión anterior. Google, en este caso, ofrece la posibilidad gratuita y fácil de restaurar la copia de seguridad que previamente se ha guardado en su servicio Drive. Para ello, tenemos que conectarnos a la red wifi doméstica porque son demasiados datos los que se van a transferir. Así, todas las fotos guardadas desde el servicio Photos, las aplicaciones instaladas previamente y diferentes ajustes van a mantenerse en el nuevo móvil. Si se quiere, se puede configurar como nuevo móvil y, posteriormente, restaurar la copia de seguridad. El proceso, por cierto, es casi automático siempre que se tenga la versión Android 8.1 o superior. Para tener nuestra copia de seguridad automática tenemos que ir en nuestro teléfono a «Ajustes/Sistema/Avanzado/Copia de seguridad y restauración». En cualquier caso, el móvil con esta plataforma exige conectarse a nuestra cuenta Google. Si la tienes, estupendo, si no habrá que hacerlo previamente, aunque también deja la opción abierta. Una vez completado los primeros pasos, se puede dejar a tu gusto tu nuevo móvil como cambiar el fondo de pantalla, añadir si quieres los «widgets» o configurar, entre otras cosas, los accesos directos o escoger el teclado que desees. Ya de paso, hacer limpieza Los usuarios pueden aprovechar esta circunstancia para hacer limpieza de servicios y aplicaciones que se usan poco y que consumen -algunas- batería al trabajar en segundo plano. Es el momento de pasar revista a todo lo que tenemos. El síndrome de Diógenes digital se aprecia, sobre todo, en los «smartphones». Se acumulan aplicaciones y aplicaciones de todo tipo que en algún momento alguien de nuestro entorno nos las recomendó pero que, en realidad, hemos usado una vez. Desde el apartado «Configuración» se puede saber un poco la última vez que las usamos. Si han pasado más de seis meses, se debería eliminar. Siempre puedes recuperarla, pero así dejamos las ventanas del móvil un poco más ligeras. Vale, ¿y si tengo un iPhone? Aquí la cosa cambia ligeramente. Desde la versión iOS 11, Apple permite, a través de un sistema de inicio rápido, copiar los datos del iPhone antiguo al nuevo en una acción que se realiza en un periquete. Encendiendo el dispositivo más reciente, el software va a detectar la presencia de otro terminal y va a sugerirte hacer el traspaso de poderes. Es casi mágico porque es una operación ágil y sencilla. Por motivos de seguridad, hay que introducir algunos datos previos como la contraseña y desde la cámara del móvil escanear un código encriptado del otro dispositivo. Ahí, se tendrá todo como hasta ahora. Apple también da la opción de configurarlo como nuevo móvil, aunque hay que saber que con esta opción se empieza de nuevas. Es decir, vas a tener que introducir las credenciales en todos los servicios, personalizar las opciones y permisos desde cero, descargarte las aplicaciones que consideres necesarias una por una y, por supuesto, nada que hayas hecho en la vida anterior -del móvil- como fotografías y vídeos los vas a tener disponibles.
14-01-2020 | abc.es
Cómo configurar tu móvil nuevo
Llegas a la tienda con la ilusión de un niño. Esperas, nervioso, a que alguien te atienda. Vienes con una idea preconcebida de las marcas o modelos de teléfono móvil inteligente que deseas adquirir. Ese aparato electrónico por el que has esperado algún tiempo, que has ahorrado mucho dinero lo más probable porque algunos fabricantes se han subido a la parra con precios por encima de los mil euros. En cualquier caso, la idea es la misma: vas a renovar tu ?smartphone?. Lo más probable es que funciona con uno de estos dos sistemas operativos; o iOS (que es el software del iPhone, el móvil de Apple) o Android (la gran mayoría restante). Dos visiones distintas pero cada vez más parecidas a nivel estético. Dos interfaces de usuario y distintas funcionalidades. Y lo primero que haces al llegar a casa es querer ponerlo en marcha. Bien, hasta aquí todo correcto; el problema viene después. Cuando le das por primera vez al botón de arrancarlo. ¿Qué puedes hacer entonces? Aquí es cuando se abren varias opciones, y todo depende de lo que uno desee hacer. Lo más probable es que se transfieran los datos y archivos del ?smartphone? antiguo. Es lo lógico, pero en ocasiones -en supuestos como rotura de pantalla- se complica la cosa y es necesario configurarlo como nuevo móvil. Ahí es cuando uno piensa que ?ojalá hubiera hecho una copia de seguridad?. Lo de conservar la información desde una copia de seguridad debería ser ya algo habitual para los consumidores, pero muchos de ellos, sea por desconocimiento o ignorancia, pasan de largo hasta que vienen mal dadas. Y ahí, cuando se han perdido tus fotografías, es cuando vienen los llantos. Pero partamos de la base que hayamos guardado algo para la posteridad en forma de copia de seguridad. Lo primero que tendremos que hacer será introducir nuestra tarjeta SIM en el móvil. Tengo un móvil Android.. En caso de tener un terminal con el sistema operativo Android, hay que tener presente que si añades tu cuenta de Google a un móvil ya configurado, los datos que habías incluido previamente en la copia de seguridad de esa cuenta de Google se pasan a ese dispositivo. Para restaurar una cuenta con copia de seguridad en un teléfono en estado de fábrica, tan solo hay que seguir los pasos que aparecen en pantalla. Como detalle importante, hay que tener en cuenta que si la copia de seguridad se ha creado con una versión más reciente de Android no podrás restaurarla en un dispositivo que utilice una versión anterior. Google, en este caso, ofrece la posibilidad gratuita y fácil de restaurar la copia de seguridad que previamente se ha guardado en su servicio Drive. Para ello, tenemos que conectarnos a la red wifi doméstica porque son demasiados datos los que se van a transferir. Así, todas las fotos guardadas desde el servicio Photos, las aplicaciones instaladas previamente y diferentes ajustes van a mantenerse en el nuevo móvil. Si se quiere, se puede configurar como nuevo móvil y, posteriormente, restaurar la copia de seguridad. El proceso, por cierto, es casi automático siempre que se tenga la versión Android 8.1 o superior. Para tener nuestra copia de seguridad automática tenemos que ir en nuestro teléfono a «Ajustes/Sistema/Avanzado/Copia de seguridad y restauración». En cualquier caso, el móvil con esta plataforma exige conectarse a nuestra cuenta Google. Si la tienes, estupendo, si no habrá que hacerlo previamente, aunque también deja la opción abierta. Una vez completado los primeros pasos, se puede dejar a tu gusto tu nuevo móvil como cambiar el fondo de pantalla, añadir si quieres los «widgets» o configurar, entre otras cosas, los accesos directos o escoger el teclado que desees. Ya de paso, hacer limpieza Los usuarios pueden aprovechar esta circunstancia para hacer limpieza de servicios y aplicaciones que se usan poco y que consumen -algunas- batería al trabajar en segundo plano. Es el momento de pasar revista a todo lo que tenemos. El síndrome de Diógenes digital se aprecia, sobre todo, en los «smartphones». Se acumulan aplicaciones y aplicaciones de todo tipo que en algún momento alguien de nuestro entorno nos las recomendó pero que, en realidad, hemos usado una vez. Desde el apartado «Configuración» se puede saber un poco la última vez que las usamos. Si han pasado más de seis meses, se debería eliminar. Siempre puedes recuperarla, pero así dejamos las ventanas del móvil un poco más ligeras. Vale, ¿y si tengo un iPhone? Aquí la cosa cambia ligeramente. Desde la versión iOS 11, Apple permite, a través de un sistema de inicio rápido, copiar los datos del iPhone antiguo al nuevo en una acción que se realiza en un periquete. Encendiendo el dispositivo más reciente, el software va a detectar la presencia de otro terminal y va a sugerirte hacer el traspaso de poderes. Es casi mágico porque es una operación ágil y sencilla. Por motivos de seguridad, hay que introducir algunos datos previos como la contraseña y desde la cámara del móvil escanear un código encriptado del otro dispositivo. Ahí, se tendrá todo como hasta ahora. Apple también da la opción de configurarlo como nuevo móvil, aunque hay que saber que con esta opción se empieza de nuevas. Es decir, vas a tener que introducir las credenciales en todos los servicios, personalizar las opciones y permisos desde cero, descargarte las aplicaciones que consideres necesarias una por una y, por supuesto, nada que hayas hecho en la vida anterior -del móvil- como fotografías y vídeos los vas a tener disponibles.
14-01-2020 | elpais.com
La sextorsión, una de las principales amenazas cibernéticas en España
Un informe destaca el repunte de estos ataques y de los provenientes de troyanos durante el tercer trimestre del año pasado
14-01-2020 | elpais.com
La ?sextorsión?, una de las principales amenazas cibernéticas en España
Un informe destaca el repunte de estos ataques y de los provenientes de troyanos durante el tercer trimestre del año pasado
2