Noticias de Tecnología e Internet del 14-05-2019

14-05-2019 | abc.es
Vulnerabilidad de Día Cero: la amenaza que se ha colado en WhatsApp y que no puedes impedir
Coge ahora mismo tu «smartphone» y actualiza cuanto antes WhatsApp. «Ya sea en Android o iOS, los usuarios tienen que entrar en las tiendas oficiales de dichos sistema operativos (Google Play y App Store) para instalar la última versión. Lo que tienen que hacer es actualizar todas las aplicaciones que tengan pendientes», explica Andrés Núñez, de la firma de seguridad S2 Grupo. Solo así, con la última versión, los usuarios pueden corregir la vulnerabilidad que este martes ha sido descubierta en la popular aplicación de mensajería instantánea, por la que los ciberdelincuentes pueden instalar en los dispositivos móviles de los usuarios un «software» de vigilancia («spyware») mediante una simple videollamada. Aunque la noticia se ha conocido a través del «Financial Times» , WhatsApp, que también anima a sus 1.500 millones de usuarios «a actualizar la última versión de la aplicación, así como a mantener el sistema operativo del móvil actualizado», explica a ABC que fue a principios de este mes de mayo cuando identificó y solucionó rápidamente una vulnerabilidad por la que un atacante podía insertar y ejecutar código en dispositivos móviles. «Creemos que un actor cibernético avanzado atacó a un número determinado de usuarios a través de esta vulnerabilidad. El ataque tiene todas las características de una empresa privada que, según se informa, trabaja con los gobiernos para ofrecer software espía que asume las funciones de los sistemas operativos de teléfonos móviles», indica WhatsApp. Ante este panorama, la popular aplicación, que pertenece a Facebook, recomiendan actualizar las versiones anteriores a: - Si usas Android: v2.19.134, - Si usas WhatsApp Business para Android: v2.19.44 - Si usas iOS: v2.19.51, - Si usas WhatsApp Business para iOS: v2.19.51 - Si usas Windows Phone: v2.18.348 - Si usas Tizen: v2.18.15 Aunque no hay confirmación alguna, las sospechas se centran en el grupo israelí NSO Group, quien podría haber ideado el software de espionaje Pegasus aprovechándose del «bug» (como se conoce a los errores de seguridad). Se trata de un código malicioso de vigilancia diseñado para realizar ataques muy concretos, aunque se desconoce el número de usuarios que podrían estar afectados. La vulnerabilidad se descubrió el pasado domingo cuando un abogado británico especializado en derechos humanos fue atacado a través de su teléfono utilizando la herramienta NSO Group. Vulnerabilidad Día Cero «Lo que se ha descubierto es una vulnerabilidad de día cero», añade Andrés Núñez. Así es como se conocen a los errores de seguridad que son desconocidos. «Es decir, -continúa el experto-, nadie hasta ahora conocía que a través de una videollamada de WhatsApp se podía inyectar código en la 'app'. Solo el grupo que lo ha desvelado es el que lo conocía». Hasta ese momento, todos los dispositivos con la aplicación instalada «eran vulnerables». Al hacerse público el error, toca actualizar la aplicación para solucionarlo. Y hasta que eso sucede, pasa un tiempo en el que cualquiera puede aprovecharse de ese «bug». Es decir, todos los dispositivos son vulnerables. Las vulnerabilidades de día cero son muy populares en el sector de la ciberseguridad. Están a la orden del día. Aún así, no hay duda de que se trata de un error de seguridad muy grave porque dicha vulnerabilidad «permitía instalar 'apps' en remoto», señala el experto. «Una videollamada de WhatsApp es una entrada de datos a un dispositivo (porque usa internet). En dicha entrada de datos iba oculta una aplicación que se instalaba en el 'smartphone'. En este caso, se trataba de una 'app' espía». Un software espía, como su propio nombre indica, «te permite tomar el control remoto de un dispositivo», informa Núñez, por lo que el ciberdelincuente puede activar el micrófono, la cámara y acceder a tus datos cuando quieran o de manera permanente. «Puede activar la cámara y ver tus movimientos en todo momento», ejemplifica. A nivel usuario, es prácticamente imposible detectarlo. Precisamente, este ciberataque en principio iba dirigido a personas e instituciones muy concretas, pero la vulnerabilidad del software existe en cualquier terminal si WhatsApp no se actualiza. La ciberseguridad absoluta no existe Con esta nueva brecha se evidencia, una vez más, que la seguridad al cien por cien no existe en internet. «Pero tampoco en el mundo físico», añade Núñez. «Una puerta blindada no te asegura al cien por cien de que no entren en tu casa», ejemplifica. Pero cuanto mejor protegidos estemos, menor riesgo. De ahí que los usuarios tengan siempre instaladas en sus dispositivos las últimas versiones de los sistemas operativos o aplicaciones. Aunque pueda parecer extraño, «lo importante es detectar las brechas de seguridad cuanto antes y parchearlas. Y hacerlas públicas para que todos los usuarios las actualicen», afirma Núñez. «El primer paso para gestionar un riesgo -continua- es la amenaza. Si no sabes cuál es la vulnerabilidad, no puedes solucionarlo. Y sabiéndolo sí, aunque siempre va a existir una ventana de temporalidad por la que la seguridad va a estar siempre expuesta». Pero el usuario tiene que ser consciente de que «el software de WhatsApp o de cualquier otro sistema o 'app', si no es vulnerable ahora, va a acabar siéndolo en cualquier momento de su existencia porque no existe al cien por cien la seguridad».
14-05-2019 | diarioti.com
Descubren nuevas fallas de seguridad en la mayoría de los procesadores Intel lanzados desde 2011
Microsoft, Apple y otras compañías de tecnología están lanzando actualizaciones de seguridad para sus productos a fin de neutralizar cuatro vulnerabilidades recientemente reveladas en los chips de Intel.Ampliar
14-05-2019 | elpais.com
OnePlus 7 Pro: el primer móvil Zen pero también el más caro
El nuevo ?smartphone? de la marca china se apunta al ?ultrapremium? de Samsung y Apple , aunque a costa de romper la barrera de los 700 euros
14-05-2019 | abc.es
OnePlus 7 Pro: el terminal para competir con «los grandes»
La firma china OnePlus acaba de presentar sus nuevos modelos. Se trata de dos terminales premium, que se comercializarán en varias configuraciones y que, por primera vez en la historia de la marca, incluyen una versión «Pro». Hasta ahora, los anteriores dispositivos de OnePlus (OnePlus 3, 5 6..) contaban con una versión con características mejoradas a la que la compañía añadía la letra «T» (OnePlus 3T, 5T, 6T..). La adopción de un modelo más avanzado deja claras las intenciones de la firma asiática: competir con los más grandes en la gama más alta del mercado. A fecha de hoy no sabemos si próximamente nos encontraremos, también, con un OnePlus 7T. Desde que One Plus abriera oficinas en España, en Octubre del pasado año, sus ventas se han duplicado. La idea es que la marca se aproxime aquí también al éxito ya cosechado en otros países, como Estados Unidos, donde sus ventas le colocan en el top 5, o en la India, un gigantesco mercado en el que OnePlus es número uno, por encima de Samsung, Apple o Huawei. OnePlus 7: gama alta para todos Por fuera, e nuevo OnePlus 7 podría confundirse con el anterior 6T. Su pantalla Amoled de 6.41 pulgadas, en efecto, es la misma que lucía ese modelo, comercializado el pasado mes de diciembre. Su resolución, pues, también es la misma: 2.340 x 1.080 pixeles, y con un notch o ceja en forma de gota que alberga la cámara frontal. El ratio de pantalla es del 86 % y su superficie está protegida contra golpes y arañazos con Gorilla Glass 6. Lo que sí que ha mejorado es el sensor de huellas que hay bajo la pantalla. Con respecto al modelo anterior, en efecto, sus dimensiones han crecido (de 6x6 a 7x7 milímetros), con lo que es más fácil de encontrar con el dedo. Y también la velocidad de desbloqueo ha aumentado, pasando a ser solo de 0,21 segundos. Ambas características, por supuesto, compartidas con el OnePlus 7 Pro. El reconocimiento facial, del que se encarga la cámara delantera, de 16 megapixeles, es el mismo que el del anterior 6T. La verdadera diferencia, sin embargo, está en las cámaras. El nuevo modelo incorpora una doble cámara trasera que cuenta con un sensor principal Sony IMX 586 de 48 megapíxeles y apertura F1.7. La segunda lente es un zoom óptico de 5 megapíxeles que permite un aumento de x2. En cuanto al rendimiento, OnePlus ha sustituido, en ambos modelos, el anterior procesador Qualcomm Snapdragon 845 por el nuevo y más potente Snapdragon 855, el mismo que montan los principales buques insignia de este año y que ofrece, además de un mayor rendimiento, una mejor gestión de la batería. La memoria RAM, según la versión elegida, es de 6 u 8 GB, así como el almacenamiento interno, que puede ser de 128 ó 256 GB, sin posibilidad de ampliación con tarjetas externas micro USB. La batería es la misma que la del anterior 6T: 3.600 miliamperios, aunque se consigue una mayor duración gracias al plus de eficiencia del nuevo procesador. En el apartado de sonido, el nuevo OnePlus 7 estrena altavoces, uno arriba y otro en la parte inferior, con el sistema Dolby Atmos. Y sí, el terminal viene equipado con UFS 3.0, la última especificación de memoria capaz de alcanzar unas tasas de transferencia de 1,45 GB/s en cada canal, lo que en la práctica se traduce en 2,9 GB/s, una cifra equiparable (e incluso superior) a la que brindan los discos de memoria sólida SSD en muchos equipos de sobremesa profesionales. OnePlus 7 Pro: lo mejor de lo mejor Pero donde la compañía ha echado el resto es en su modelo Pro. Empezando por la pantalla Amoled de 6.67 pulgadas, HDR10+, QHD+, y una resolución de 3.120 x 1.440 píxeles. El ratio es espectacular, y alcanza prácticamente el 90% de la superficie frontal del dispositivo. Y es que a diferencia del One Plus 7, en el Pro no hay «notch». La cámara frontal queda oculta dentro de la carcasa del propio terminal, y un pequeño motor eléctrico hace que aparezca justo cuando se la necesita. Además de su espectacular resolución, el nuevo buque insignia de One Plus admite HDR10+, lo que incrementa aún más la calidad de las reproducciones. El brillo de la pantalla permite un alto grado de personalización y es posible bajarlo hasta apenas 0,27 nits de luminosidad, un modo que la firma ha bautizado como Night Care. Ficha técnica Pantalla 6.67 pulgadas Resolución 3.120 x 1.440 p. Chip Snapdragon 855 RAM 6/8/12 GB Memoria 128/512 GB Cámara Triple trasera (48 x 16 x 8 MP) y frontal de 16.3 MP Batería 4.000 mAh SO Android 9 Pie con OxygenOS La compañía china, además, ha introducido un refresco de pantalla de 90 Hz, lo que permite apreciar el máximo detalle incluso en las escenas con los movimientos más rápidos. En la configuración es posible seleccionar en qué aplicaciones (normalmente vídeos o juegos) queremos disfrutar de los 90 Hz, dejando la tasa de refresco en los habituales 60 Hz para las tareas que no necesiten de tanta calidad de reproducción. Por último, la pantalla del nuevo OnePlus 7 Pro, destaca también por su baja latencia, que es de apenas 32,5 milisegundos, la más baja del mercado. En este aspecto, el mayor competidor sería el Samsung Galaxy S10, con una latencia de 44,2 milisegundos. En conjunto, pues, estamos ante la que probablemente sea la mejor pantalla de móvil del mercado. OnePlus la ha bautizado con el nombre de Fluid Amoled. Triple cámara: esta vez sí Con su 7 Pro, OnePlus se ha decidido a dar, por primera vez, el salto a la triple cámara trasera. La principal (la misma que en el 7) incorpora un sensor Sony IMX 586 de 48 megapíxeles y una apertura de F1.6. El gran tamaño de los píxeles, que son de 1,6 nanómetros (los convencionales son de 1,2 nm) permite una mayor captación de luz, lo que se traduce en excelentes imágenes nocturnas. Eso, junto sus estabilizadores, controlados por Inteligencia Artificial, y a su sistema de enfoque híbrido por láser permite obtener imágenes de una calidad excepcional prácticamente en cualquier circunstancia. La segunda cámara monta una lente de telefoto de 8 megapíxeles y destaca por su zoom óptico de x3. A partir de ahí, y gracias a su zoom digital, podremos llegar a tener un zoom de x20, el doble que en la mayoría de los «smartphones» (excepto, por supuesto, el Huawei P30 Pro, que llega a x50). Por último, la tercera cámara es un gran angular que permite tomas muy amplias, de hasta 117 grados. Su sensor es de 16 megapíxeles y su apertura F2.2. Este impresionante hardware fotográfico viene, esta vez, acompañado por un nuevo software, llamado OnePlus Ultra Shot. Una serie de sofisticados algoritmos combinan la «super resolución» del dispositivo con su capacidad para reproducior contenidos HDR10+, extrayendo automáticamente los detalles de la imagen para reproducirlos con mayor claridad y nitidez. El resultado es tan bueno que a veces parece que estamos ante una imagen 3D. La IA del terminal se ocupa también de mejorar los resultados obtenidos con el modo noche. La capacidad de recoger más luz (gracias al mayor tamaño de los píxeles), se une aquí con la capacidad de reconocer objetos y escenas y, por supuesto, con el control del estabilizador de imagen. En cuanto al vídeo, el nuevo terminal es capaz de grabar contenidos en 4K y a 60 imágenes por segundo. La cámara frontal, que OnePlus ha bautizado como «Pop Camera» por su capacidad de salir y volver a esconderse dentro de la carcasa, cuenta con un sensor de 16 megapíxeles y una apertura de F2.0. Siempre que la necesitemos, bastará con arrastrar un dedo hacia arriba sobre la pantalla (en el modo cámara) y la Pop Camera aparecerá en una de las esquinas superiores. Por cierto, tanto para salir como para volver a esconderse, la cámara tarda apenas 0,53 segundos. El motor ha sido diseñado para poder subir y bajar hasta en 300.000 ocasiones, lo que supondría unas 150 veces al día durante 5 años. Por supuesto, si no llegamos a los 150 usos diarios, el tiempo de duración será mayor. Por cierto, para los que se pregunten qué pasaría si se nos cayera el móvil al suelo con la Pop Cámara desplegada, decir que cuenta con una serie de sensores que, al detectar una caida brusca de apenas algunos cm, hacen que la cámara se retraiga automáticamente. Incluso en el caso de caída, pues, la Pop Camera estará completamente replegada antes de que el terminal toque el suelo. Como viene siendo habitual en OnePlus, tampoco esta vez encontraamos una certificación de resistencia al agua. A pesar de que está protegido contra polvo y humedad, prefieren no comprometerse en este punto. En la práctica, no pasaría nada si el teléfono se cae accidentalmente al agua, o incluso si nos duchamos con él, aunque probablemente fallaría si pretendemos, por ejemplo, hacer fotos submarinas en la piscina. El sonido cuenta y gran rendimiento En el apartado de sonido, el OnePlus 7 Pro está equipado con un sistema de doble altavoz estéreo con Dolby Atmos y un amplificador de potencia mejorado que garantiza una excelente calidad de sonido. La posición del altavoz inferior, además, se ha desplazado a la esquina inferior derecha, para evitar que lo tapemos con el dedo cuando usamos el teléfono en posición horizontal. En cuanto al rendimiento, el nuevo OnePlus 7 Pro incorpora, igual que el otro modelo presentado, el último procesador de Qualcomm, el Snapdragon 855. El terminal se venderá en tres configuraciones de memoria: 6 GB de RAM y 128 GB para almacenamiento; 8 GB de RAMy 256 GB para almacenamiento; y 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. El 7 Pro cuenta con un acelerador de memoria RAM, llamado RAM Boost, que se basa en un sistema de reconocimiento de los patrones de uso y abre más rápidamente aquellas «apps» que más utilizamos. En otras palabras, el terminal se va haciendo más y más rápido con el tiempo. Igual que su hermano menor, también cuenta con la especificación UFS 3.0, que permite una velocidad de transferencia de memoria sin precedentes en la industria móvil. La batería, de 4.000 miliamperios, nos llega con el sistema de carga rápida Warp Charge 30, capaz de brindar hasta un 50% de batería en apenas 20 minutos y sin que el teléfono se caliente. El calor, en efecto, se queda en el cargador. Para las aplicaciones más exigentes, como vídeos o juegos, el OnePlus 7 Pro, además, dispone de diez capas de disipación de calor más un sistema de refrigeración líquida. En otras palabras, costará mucho trabajo conseguir que el teléfono se caliente. También un modo juego El modo juego ha sido una constante en los terminales de One Plus. En modelos anteriores, ya era posible personalizar las notificacines y las llamadas. En el nuevo 7 Pro, además, se incluye un exclusivo «Modo Fanatic», así llamado por el célebre equipo de «eSports», con el que la firma ha llegado a un acuerdo, que al ser activado desvía toda la potencia del procesador al juego, eliminando, si el usuario así lo quiere, todas las demás funciones. Durante las partidas, un nuevo sistema de vibración háptica proporciona al jugador una experiencia mucho más inmersiva, gracias a múltiples niveles de vibración, que se suman a la baja latencia antes mencionada. Otra función interesante es la grabación de pantalla, en la que podemos decidir si incorporar el sonido interno, el externo o ambos. Nunca había sido tan sencillo grabar y comentar partidas. El sistema operativo, OxygenOS, apenas lleva personalización alguna, lo que garantiza una experiencia Android completa y, lo que es más importante, actualizaciones inmediatas a las nuevas versiones del sistema de Google.
14-05-2019 | elmundo.es
Análisis | OnePlus 7 Pro: el rival de Apple, Huawei y Samsung que cuesta 300 euros menos
Los componentes más avanzados del mercado, pero algo más baratos 
1