Noticias de Tecnología e Internet del 15-03-2019

15-03-2019 | abc.es
Pornografía de venganza: Facebook prepara una inteligencia artificial para frenar la difusión de fotos íntimas
Facebook ha desarrollado una nueva tecnología de detección automática para combatir tanto en Instagram como en la red social Facebook las imágenes íntimas compartidas sin consentimiento, también denominadas porno de venganza, así como un nuevo centro de recursos en línea para ayudar a las víctimas de estos abusos. La compañía ha introducido en su plataforma una nueva herramienta de inteligencia artificial predictiva contra el porno de venganza, como ha explicado la responsable global de seguridad de Facebook, Antigone Davis, a través de un comunicado. Algo que excede las herramientas que ya se utilizan para detectar imágenes normales de desnudos. «Mediante el uso de la máquina de aprendizaje y la inteligencia artificial, ahora podemos detectar proactivamente imágenes o vídeos de desnudos que se comparten sin permiso», ha señalado el gigante de las redes sociales en una nota publicada en su blog Facebook Newsroom. «Significa que podemos encontrar este contenido antes de que alguien lo denuncie», ha agregado la empresa. La inteligencia artificial de Facebook funciona de manera predictiva para evitar los casos en que las víctimas tienen miedo de denunciar una publicación y para prevenir también los casos en que no llegan a advertirlo. Tras la detección por parte del sistema automático, Facebook los investiga a través de revisores especialmente formados para esta función. Si el contenido vulnera sus políticas, la compañía lo elimina y en la mayoría de los casos elimina la cuenta infractora, y también permite apelar en caso de posibles errores. «No sin mi consentimiento» Asimismo, la compañía ha lanzado también un nuevo centro de soporte en línea para las víctimas de porno de venganza, denominado «Not Without My Consent», es decir, «No sin mi consentimiento» en inglés. Esta herramienta en línea se añade al centro de seguridad general de Facebook, y permite a las víctimas acceder a recursos y organizaciones para obtener ayuda. También se explican los pasos a seguir para eliminar contenidos compartidos en sus plataformas. Con el objetivo de hacer más sencillo que las víctimas denuncien imágenes de desnudos compartidas, Facebook ha anunciado también que desarrollará un kit de herramientas con información local y cultural relevante con la colaboración de asociaciones especializadas de Reino Unido, Estados Unidos, Pakistán, Brasil y Corea del Sur. La «pornografía de venganza» se refiere al intercambio de imágenes sexualmente explícitas en Internet, sin el consentimiento de las personas que aparecen en ellas, para extorsionarlas o humillarlas. Afecta de manera desproporcionada a las mujeres, que a veces son atacadas por sus exparejas.
15-03-2019 | elpais.com
Alimentar a tu mascota desde el trabajo y otras ventajas de la tecnología
Los dueños de animales domésticos pueden conocer la ubicación exacta de estos en tiempo real, controlar su estado de salud o reforzar su desarrollo
15-03-2019 | elmundo.es
Facebook usará inteligencia artificial para combatir el porno de venganza
La compañía detectará el contenido mediante ''machine learning' e IA para poder identificarlo y retirarlo sin necesidad de que sea denunciado. 
15-03-2019 | abc.es
Zuckerberg, cada vez más solo en Facebook: su amigo Chris Cox abandona la empresa
La red social más usada del mundo, Facebook, anunció este jueves que abandonarán la compañía dos de sus ejecutivos de más alto nivel, el jefe de Producto, Chris Cox, y el responsable de WhatsApp (propiedad de Facebook), Chris Daniels. En una carta pública dirigida a sus empleados, el consejero delegado y cofundador de la empresa, Mark Zuckerberg, reveló que tanto Cox como Daniels han decidido abandonar la firma después de 13 y 8 años trabajando en ella, respectivamente. Cox fue uno de los primeros ingenieros de Facebook y se le considera muy cercano y amigo personal de Zuckerberg, mientras que Daniels llevaba menos de un año como vicepresidente para la aplicación de mensajería WhatsApp después de haber ejercido como jefe del proyecto Internet.org. «Hace algunos años que Chris (Cox) me lleva comentando su deseo de hacer algo distinto. Es una de nuestras personas con mayor talento y sé que tiene el potencial para hacer lo que quiera», apuntó Zuckerberg en su misiva. Sobre Daniels, indicó que es uno de «los pensadores empresariales más claros y con principios» que jamás ha conocido y que la «diversidad de retos con los que ha ayudado a la compañía resulta impresionante». Estas dos bajas tienen lugar después de que la semana pasada, Zuckerberg prometiese una reconversión de la red social en una «plataforma de comunicaciones centrada en la privacidad» tomando como referente WhatsApp. En esa ocasión, el cofundador de la red social más usada del mundo explicó que la gente «cada vez tiene más interés en conectar con otros de forma privada en lo que sería el equivalente digital de un salón». Según Zuckerberg, Facebook ha visto en los últimos años cómo los mensajes privados, las publicaciones efímeras (al estilo de Snapchat) y la actividad dentro de pequeños grupos en la red social son las áreas de mayor crecimiento en las interacciones online. Al conocerse este jueves la marcha de los dos directivos, varios medios especializados especularon con la posibilidad de que su decisión forme parte de este nuevo enfoque de la compañía. En paralelo, Facebook ha sufrido durante las últimas horas, junto a las plataformas de su propiedad Instagram, Messenger y WhatsApp, una de las «caídas» más largas de su historia, que ha provocado que durante 22 horas entre el miércoles y el jueves millones de usuarios en todo el mundo no pudiesen acceder a algunas de sus funciones.
15-03-2019 | elpais.com
Relevos en la cúpula de Facebook tras la deriva de la red social, la caída mundial y la investigación penal
Los jefes de productos y de WhatsApp dejan la compañía de Zuckerberg tras otro convulso mes
15-03-2019 | abc.es
Polémica alrededor de Facebook Live: un tirador de Nueva Zelanda emitió 17 minutos de masacre
La tragedia narrada en directo. El terrorismo retransmitido en primera persona como si se tratase de un videojuego bélico. El atentado de Nueva Zelanda en dos mezquitas que ha dejado al menos 49 personas ha vuelto a emsombrecer los servicios digitales de retransmisión vía «streaming». Fueron 17 minutos de angustia real. Uno de los terroristas lo difundió en un vídeo a través de las plataformas Facebook Live y Twitter, que permiten realizar retransmisiones en directo al alcance de cualquiera. La secuencia del tiroteo, emitida en directo en redes sociales por uno de los autores de la masacre, es, cuanto menos, aterradora. Las imágenes se pudieron ver por cualquier persona que tuviera acceso a la plataforma de Mark Zuckerberg. Brenton Tarrant llegó a retransmitir en directo 17 minutos del atentado a través de Twitter y Facebook Live desde sus cuentas personales hasta que fueron bloqueadas. Un tiempo que demuestra, una vez más, la falta de control de este tipo de servicios. Hasta la denuncia por parte de diferentes usuarios, que reportaron un problema, no se cerró la emisión. «La policía nos alertó de un vídeo en Facebook poco después de que comenzara la emisión y rápidamente eliminamos tanto el vídeo como sus cuentas integradas. También estamos eliminando cualquier alabanza o apoyo del crimen y el autor tan pronto como seamos conscientes», defiende en un comunicado Mia Garlick, responsable de Facebook en Nueva Zelanda. Galería de imágenes Vea la galería completa (18 imágenes) No es la primera vez que este tipo de herramientas se han empleado en la difusión de atentados. En 2017, Steve Stephens, de 37 años, aparecía, por sorpresa, en un vídeo colgado en su perfil de Facebook. En una conexión en directo aseguraba que había matado a trece personas. La muerte, contada en tiempo real. Si bien es cierto que la muerte siempre está presente, las nuevas tecnologías han sufrido en sus carnes cómo servicios en teoría útiles y prácticos como las retransmisiones en directo (Periscope, Twitter, Facebook Live, Twitch?) se han convertido en un arma de doble filo. El «troll», aquellos usuarios que bajo el anonimato han encontrado un paraíso para el insulto, o el criminal de turno sus pretensiones, en realidad, es captar la atención. Mera p ropaganda. Y cuanta más, mejor. Son casos aislados, es cierto, pero demuestran que las nuevas tecnologías, en muchos casos, se han utilizado para otros fines que no fueron originalmente planificados. Son muchas las cuestiones alrededor de la falta de control sobre este tipo de emisiones. ¿Qué responsabilidades tiene una plataforma «online» ante un crimen de uno de sus usuarios? ¿Hasta qué punto se les puede acusar? ¿Qué pueden hacer? Es más, ¿puede la tecnología anticiparse (y evitar incluso) ante una tragedia? Las políticas de uso registradas en Facebook o Twitter recogen que está literalmente «prohibido hacer apología de la violencia o incitar a ella». Para evitarlo, una combinación de sistemas informáticos basados en inteligencia artificial y revisores humanos se encarga de velar por el cumplimiento de estas normativas. Pero en la mayoría de los casos es la comunidad la encargada de autorregular (o censurar) estos contenidos gracias al uso de una serie de herramientas a su alcance para denunciar y reportar el contenido inapropiado, tal y como sucedió en otro caso similar cuando dos personas de 14 y 15 años violaron a una menor mientras treinta personas lo presenciaban, impasibles, en directo a través de Facebook Live. El problema, de nuevo, se encuentra en los tiempos de reacción. La multinacional americana hace «todo lo posible», como han defendido en declaraciones a este diario en anteriores ocasiones, para frenar este tipo de retransmisiones, pero los usuarios, al final, también tienen responsabilidades a la hora de denunciar los hechos. Las dificultades a la hora de analizar y revisar en tiempo real lo que difunden más de 2.300 millones de personas, las registradas en Facebook, es una de las mayores dificultades de este tipo de plataformas.
15-03-2019 | abc.es
Polémica alrededor de Facebook Live: el tirador de Nueva Zelanda emitió 17 minutos de masacre
Tragedia en directo. El terrorismo retransmitido en primera persona. El atentado de Nueva Zelanda en dos mezquitas que ha dejado al menos 40 personas a manos de un tirador ha vuelto a emsombrecer los servicios digitales de retransmisión vía «streaming». Fueron 17 minutos de angustia real. El terrorista lo difundió en un vídeo a través de las plataformas Facebook Live y Twitter, que permiten realizar retransmisiones en directo al alcance de cualquiera. La secuencia del tiroteo, emitida en directo en redes sociales por el autor de la masacre, es, cuanto menos, aterradora. Las imágenes se pudieron ver por cualquier persona que tuviera acceso a la plataforma de Mark Zuckerberg. Brenton Tarrant llegó a retransmitir en directo 17 minutos del atentado a través de Twitter y Facebook Live desde sus cuentas personales hasta que fueron bloqueadas. Un tiempo que demuestra la falta de control de este tipo de servicios. Hasta la denuncia por parte de diferentes usuarios, que reportaron un problema, no se cerró la emisión. «La policía nos alertó de un video en Facebook poco después de que comenzara la emisión y rápidamente eliminamos tanto el video como las cuentas integradas. También estamos eliminando cualquier alabanza o apoyo del crimen y el autor tan pronto como seamos conscientes», ha defendido en un comunicado Mia Garlick, responsable de Facebook en Nueva Zelanda. No es la primera vez que este tipo de herramientas se han empleado en la difusión de atentados. En 2017, Steve Stephens, de 37 años, aparecía, por sorpresa, en un video colgado en su perfil de Facebook. En una conexión en directo aseguraba que había matado a trece personas. La muerte, contada en tiempo real. Si bien es cierto que la muerte siempre está presente, las nuevas tecnologías han sufrido en sus carnes cómo servicios en teoría útiles y prácticos como las retransmisiones en directo (Periscope, Twitter, Facebook Live, Twitch?) se han convertido en un arma de doble filo. El «troll», aquellos usuarios que bajo el anonimato han encontrado un paraíso para el insulto, o el criminal de turno lo que quieren en realidad es atención. Propaganda. Y cuanta más, mejor. Por esta razón hay quienes no dudan ni un segundo que encontrarán cobijo en sus actos incívicos, vandálicos o de dudosa actividad. Son casos aislados, es cierto, pero demuestran que las nuevas tecnologías, en muchos casos, se han utilizado para otros fines que no fueron originalmente planificados. Son muchas las cuestiones alrededor de la falta de control sobre este tipo de emisiones. ¿Qué responsabilidades tiene una plataforma «online» ante un crimen de uno de sus usuarios? ¿Hasta qué punto se les puede acusar? ¿Qué pueden hacer? Es más, ¿puede la tecnología anticiparse (y evitar incluso) ante una tragedia? Las políticas de uso registradas en Facebook o Twitter recogen que está literalmente «prohibido hacer apología de la violencia o incitar a ella». Y, para evitarlo, un sistema informático basado en inteligencia artificial se encarga de velar por el cumplimiento de estas normativas. Pero en la mayoría de los casos es la comunidad la encargada de autorregular (o censurar) estos contenidos gracias al uso de una serie de herramientas a su alcance para denunciar y reportar el contenido inapropiado, tal y como sucedió en otro caso similar cuando dos personas de 14 y 15 años violaron a una menor mientras treinta personas lo presenciaban, impasibles, en directo a través de Facebook Live. El problema, de nuevo, se encuentra en los tiempos de reacción. La multinacional americana hace «todo lo posible», como han defendido en declaraciones a este diario en anteriores ocasiones, para frenar este tipo de retransmisiones, pero los usuarios, al final, también tienen responsabilidades a la hora de denunciar los hechos. Las dificultades a la hora de analizar y revisar en tiempo real lo que difunden más de 2.300 millones de personas, las registradas en Facebook, es una de las mayores dificultades de este tipo de plataformas.
15-03-2019 | elpais.com
Cómo sacar fotos magistrales con tu móvil
Aplicaciones que exprimen al máximo el potencial del dispositivo
15-03-2019 | elpais.com
Sin imaginación no salimos adelante
Debemos aprovechar en este momento capital la capacidad que la evolución nos ha proporcionado para imaginar escenarios posibles, contrastarlos sin cesar.
1