Noticias de Tecnología e Internet del 17-06-2019

17-06-2019 | abc.es
Xiaomi lanza una camiseta inteligente para medir el ritmo cardiaco
Xiaomi ha ideado una camiseta inteligente capaz de medir el ritmo cardíaco del deportista. Es a través de la plataforma china de «crowdfunding» Youpin donde la compañía ha dado a conocer este innovador producto cuyo precio es de solo 199 yuanes (unos 26 euros). La clave de la nueva prenda se encuentra en el pequeño chip situado en el pecho que ejerce la función del tradicional pulsómetro. Conectado al «smartphone» mediante Bluetooth 4.2, todos los datos quedan registrados en la aplicación en tiempo real. Es compatible con iOS y Android. Pero, además, el chip es también capaz de controlar la respiración, distancia recorrida o control de calorías. Toda esta información se almacena también en la «app» para que el usuario pueda llevar a cabo un control diario exhaustivo. La camiseta inteligente, ideada para los deportistas, ya sean amantes del «running», apasionados del ciclismo o para los que simplemente salen a caminar, contribuye también a que el usuario adopte una buena postura gracias a la tecnología SensElast 3D, de la firma deportiva ZENPH. El objetivo es que mantenga siempre la espalda erguida. Ajustada, transpirable y de secado rápido, también es inteligente porque ayuda a que el deportista no se quede frío cuando baja el ritmo. Por ejemplo, en el momento de los estiramientos. Sus creadores prometen una autonomía de unos 20 días usándola 90 minutos diarios. Se carga mediante un conector micro USB. De momento, solo se vende en China.
17-06-2019 | abc.es
Cómo evitar que accedan a tus chats de WhatsApp: sigue estos pasos
WhatsApp es la aplicación líder de mensajería instantánea. Más de 1.500 millones de usuarios en el mundo la utilizan día a día para todo tipo de cosas: desde las más simples, como hablar vanidades con los amigos, a las más «secretas», como cuestiones profesionales, o personales, por ejemplo, para ligar. Pero lo más importante es que se trata de una aplicación de uso personal. Por eso es fundamental protegerla de miradas ajenas. Y es que es posible que terceras personas puedan acceder a tus conversaciones. Toma nota de cómo proteger tus chats de cotillas. 1. Móvil bloqueado Es la primera medida que debes tomar. Ya sea con patrón, desbloqueo facial o PIN, cualquiera de estas opciones son válidas para bloquear el «smartphone». 2. Face ID y Touch ID Si tienes un iPhone, dispones de estas dos medidas de seguridad adicionales para proteger tu WhatsApp. El tradicional Touch ID es un sistema de huella dactilar disponible desde el iPhone 5S, mientras que FaceID, reconocimiento del rostro, es más nuevo y solo los últimos terminales, a partir del iPhone X, cuentan con él. Debes activarlos para que, si alguien se hace con tu móvil, no pueda acceder a tus chats porque WhatsApp en iPhone le solicitará el desbloqueo con unos de estos sistemas biométricos. Los pasos para activar estas opciones son: 1.- Ve a «Configuración» 2.- Selecciona «Cuenta/Privacidad» 3.- Activar «Requerir TouchID» o «FaceID» 4.- Elegir el tiempo para bloquearse: inmediatamente, después de un minuto, después de cinco o en una hora 3. Android Los usuarios del sistema operativo de Google cuentan también con una herramienta fundamental para proteger WhatsApp y todas las aplicaciones que tengas instaladas en su dispositivo. Se trata de la opción huella dactilar. Para activarla, sigue estos pasos (aunque ya sabes que pueden variar ligeramente en función de la capa de personalización del fabricante del terminal): 1. Abre «Ajustes» de Android 2. Ve a «Seguridad y huella digital». Si no encuentras esta opción, busca en otras opciones similares como «Pantalla de bloqueo y contraseña», disponible en MIUI. 3. «Privacidad» 4. Configura la contraseña 5. Elige «Bloquear aplicaciones» o «Administrar huellas» (o similares). Activa la opción para la «app» WhatsApp (y todas aquellas que quieras) De esta manera la aplicación queda protegida por lo que la próxima vez que quieran acceder, el móvil solicitará la huella dactilar o el PIN. Otra opción es descargar en Android aplicaciones externas para bloquear el acceso como Finger Security, AppLock o AppLocker.
17-06-2019 | abc.es
¿Va el metro lleno de gente? Google Maps informa cómo de congestionado está el transporte público
Google Maps quiere ser de lo más útil al usuario. Y para ello, los de Mountain View quieren convertirse en algo más que un simple GPS. Ofrecer servicios añadidos es la clave y por ello está trabajando en diferentes mejoras como por ejemplo el velocímetro o dónde se sitúan los radares, tanto móviles como fijos. Ahora, hemos sabido gracias a «Android Police», que Google Maps está añadiendo una nueva funcionalidad para ayudar a los usuarios a saber si el metro va lleno o no. Es muy habitual que en hora punta, el subterráneo se colapse de ciudadanos que, en numerosas ocasiones, se ven obligados a buscar una alternativa. Al parecer, la aplicación está preguntando a los viajeros cómo de lleno van los trenes para elaborar así un resultado y ofrecérselo a los usuarios. Se trata de una práctica basada en la colaboración de los ciudadanos, como sucede a la hora de avisar de radares o accidentes, porque son la fuente más fiable con la que Google puede ofrecer resultados acertados. Por tanto, cuando un usuario va en el metro, Google Maps lanza un simple cuestionario: ¿Cómo de lleno va el tren? Hay cinco posible respuestas: muchos asientos disponibles, algunos asientos disponibles, solo hay espacio para ir de pie, «como sardinas en lata» o no estoy seguro. El usuario solo puede responder con una de las opciones. Un vez salga del subterráneo, el usuario recibe una nueva encuesta más generalizada con respecto al trayecto que ha realizado: ¿Cómo de lleno iba el tren cuando lo cogiste en X estación? Se puede responder: muchos asientos disponibles, algunos asientos disponibles, solo hay espacio para ir de pie, «como sardinas enlatadas», no estoy seguro o «no he hecho este viaje». Con toda la información que recibe, Google Maps elabora un diagnóstico con todas las aportaciones y calcula automáticamente la aglomeración que hay, dificultades, etc. Esta nueva funcionalidad está empezando a estar disponible para los usuarios de Android ya que para los de iOS, según el medio, se había filtrado previamente. Las primeras filtraciones aparecieron entre los usuarios del sistema operativo de Apple en Nueva York, Washington, Tokio y París. Pero parece que Google está implementando también la nueva opción entre los usuarios de Android. De hecho, las pruebas provienen de un usuario de Suecia. Lo que se desconoce, de momento, es si esta funcionalidad se extenderá a más grandes ciudades. El año pasado, Google anunció que se había asociado con Transport New South Wales en Sydney para informar de lo lleno que está el autobús o el tren. Aunque la compañía aseguró que la función llegaría a más ciudades de todo el mundo, no ha vuelto a haber novedades.
17-06-2019 | abc.es
«En España es muy poco probable que se sufra un apagón como en Argentina»
El microondas con el que sueles calentar la leche cada mañana. El calentador que te proporciona el agua templada. La lámpara que ilumina tus noches. La encimera con la que cocinas. El ordenador del trabajo. La calefacción que posiblemente utilizas para calentarte en invierno. La nevera que mantiene los alimentos. Incluso el sistema informático que gestiona las compras en un comercio. Pero, por supuesto, sin televisión ni internet. La excesiva dependencia de la electricidad apenas se siente en el día a día en los países occidentales. Hasta que se pierde. El grave e histórico apagón que ha sufrido Argentina demuestra la necesidad de contar con esta forma de energía para los quehaceres diarios. Afectó también a Uruguay y a varias zonas de Paraguay. La demanda de consumo eléctrico ha ido creciendo radicalmente en los últimos años por la proliferación de los nuevos aparatos electrónicos que forman parte del ecosistema doméstico. La explicación oficial apunta a que el fallo en la red se originó por un colapso del Sistema Argentino de Interconexión (SADI), en concreto en una conexión de transporte de electricidad en el noreste del país, cerca de la frontera, entre las centrales hidroeléctricas de Yacyretá, de gestión argentino-paraguaya, y Salto Grande, argentino-uruguaya. Prácticamente cualquier cosa que veamos necesita una inyección eléctrica para su correcto funcionamiento, y eso sin contar con el cada vez más uso de los coches eléctricos. Una de las formas de movilidad que se considera el futuro de la automoción. El máximo consumo de electricidad en España registrado en 2018 de quedó un 10% por debajo del récord logrado en 2007, según estimaciones de Red Eléctrica de España, operador del sistema eléctrico nacional. Durante el pasado 2018, el momento de mayor consumo (máximo de potencia instantánea) se registró el 8 de febrero a las 20.24 horas con 40.947 megavatios (MW), un 1% inferior al máximo del año 2017, y casi un 10% por debajo del récord histórico de 45.450 MW que se produjo en diciembre del 2007. Aunque la producción eléctrica se puede realizar de varias formas, la electricidad como tal es fundamental para el sostenimiento de los países. En caso de apagón, el impacto en una gran ciudad puede ser desastrosa. Puede llegar a paralizar prácticamente todo el sistema. «El crecimiento es muy pequeño porque cada vez más se optimizan los recursos del suministro eléctrico, pero es cierto que cada vez se depende más [de la energía eléctrica], cada vez se enchufan más aparatos., todo va conectado a la red eléctrica», valora a este diario Borja Hospa, subdirector de la consultora Selectra, quien descarta tajantemente que España pueda sufrir un apagón como el de Argentina dada la construcción de su sistema eléctrico. ?En España, gracias a Dios, sería más difícil vivirlo porque el sistema eléctrico español es una malla y permite si se rompe una conexión siempre habría una vía alternativa. Y en España la potencia eléctrica que hay instalada es mucho más superior a la que se demanda?, sostiene. Pese a todo, apenas existen alternativas. En infraestructuras críticas los protocolos de seguridad están bien definidos para defenderse de una desconexión, pero las consecuencias en las empresas y ciudadanos es incalculable hasta el punto que apenas podrían seguir como si tal cosa. Vivir una situación así es retrasar una ciudad a un siglo. El problema es que, en estos momentos, no se vislumbra alternativa posible. El tsunami digital que ha empezado a transformar a las empresas y a las ciudades aún viviría, sin embargo, un desastre aún mayor ante la incapacidad de acceder a los servicios que se han venido subiendo a la «nube». Porque, en estos momentos, no es que exista una dependencia eléctrica, es una dependencia de internet. El vehículo que empieza a mover el mundo y que necesita de esta inyección energética para su correcto funcionamiento. Incluso lo más básico y casi terrenal como la escuela también empieza a depender de objetos electrónicos. De ahí que cobre cada vez más importancia las medidas contra posibles ciberataques. «El mundo digital está en pleno desarrollo y mientras más digitales es el mundo, más energía eléctrica necesitamos», añade.
17-06-2019 | elmundo.es
TDT 2: Tu televisor podría quedar obsoleto en un par de años
La posible llegada de la segunda generación de la TDT exige que los televisores incorporen el sintonizador DVB-T2. 
17-06-2019 | elpais.com
Los astrónomos se rebelan contra los 12.000 nuevos satélites de Elon Musk
El proyecto de SpaceX de llevar cobertura de internet a todo el mundo usando satélites podría cambiar la imagen del cielo nocturno
17-06-2019 | abc.es
Fuencisla Clemares (Google): «Las tecnológicas han visto que la diversidad tiene un impacto positivo»
Fuencisla Clemares (Madrid, 1974) es en la actualidad la directora general de Google en España y Portugal. Un cargo que ocupa desde 2016 y que, desde entonces, ha tratado de inculcar y defender las políticas de diversidad de género. Empresaria de éxito y madre de tres hijos, la ejecutiva española ha tenido que hacer sacrificios en su trayectoria pero ha sabido equilibrar el mundo laboral con el personal. ¿Cómo despega una mujer en un mundo, como el de la tecnología e innovación, tradicionalmente de hombres? Despega formándose con mucho esfuerzo y trabajo, no es una excepción. Lo que vemos particular del mundo de la tecnología es que se buscan perfiles más técnicos y, en general, las mujeres tienden menos a estudiar carreras técnicas. Yo he llegado al mundo de la tecnología desde los negocios. He llegado por esa vía pero es verdad que, quizá, hay una vía más común que puede ser a través de una parte más técnica. Lo que pasa es que a las mujeres les cuesta más llegar por ahí porque sienten menos interés. Eso es uno de los temas que nos preocupan. ¿A qué cree que es debido esa falta de interés? No hay una respuesta sencilla, y seguramente tenga muchas variables, pero entre algunos factores a resaltar se encuentra la falta de referentes. Cuando las mujeres deciden lo que estudiar y miran para arriba, y ven que aparentemente es un mundo muy masculino, no lo ven como un sector para ellas. El hecho que haya referentes femeninos, que cada vez lo hay más, y que les demos visibilidad es un asunto importante. Hay un segundo tema y es que es necesario acercar la tecnología a las mujeres desde que son mucho más jóvenes porque, además, al principio la tecnología es casi como un juego; para que vean que esto también es para ellas. Cuando acercas la tecnología y potencias de verdad lo que significa hacer una carrera en el mundo técnico se darán cuenta que no es solo estar trabajando todo el día detrás de una pantalla. Cuando ves adónde van las mujeres, vers que se dirigen a carreras donde tienen impacto social. Hay muchas de ellas en educación, en psicología, en medicina. En la industria tenemos una labor mejor para enseñar a las mujeres que estudiar carreras técnicas te permite tener un impacto social y, además, a escala. ¿Cree necesario redefinir el currículo académico para incorporar materias tecnológicas? Siempre digo que la tecnología la tenemos que ver como el inglés; todo el mundo ya estudia inglés sea cual sea el estudio que va a hacer. Todo el mundo debería tener unos conocimientos básicos de tecnología, empezando en Primaria, siguiendo en Secundaria y luego en función de la carrera que hagas. Un médico va a tener que saber, un psicólogo. Desde luego una empresa de negocios. Las carreras deberíamos adaptarlas a esa base tecnológica. Decía antes que «faltan referentes» pero España es una excepción; muchas empresas tecnológicas las dirigen mujeres. España es una excepción. Se han dado varios factores. El primero es que todas estas empresas, que mayoritariamente son estadounidenses, han apostado estratégicamente por la diversidad. Llevan varios años donde se han dado cuenta que, en efecto, la diversidad tiene un impacto positivo en su negocio. Lo que han hecho son programas desde sus centrales para impulsar la diversidad en todos sus ámbitos. Pero eso implica revisar las políticas de selección, de promoción, de crecimiento, de talento, y asegurarse que se revisan todas y que se mira que no se estén produciendo sesgos en esas medidas para ajustarlas para que las mujeres puedan crecer. El segundo elemento es que son empresas en donde la cultura corporativa es distinta. Se busca mucho y se promociona la flexibilidad laboral. Se trabaja más por objetivos que el presentismo. Y eso hace que sean entornos más amigables para las mujeres. Todos sabemos que la mujer en un momento dado en su carrera, y sobre todo cuando coincide con la maternidad, la parte personal pesa mucho más. Ser capaces de balancear esas dos vidas es crítico, pero en estas empresas eso es más sencillo. No es una casualidad que el talento español, que tenemos, haya terminado en este tipo de compañías. En ese momento de tener hijos en otros sectores les frena laboralmente. ¿De qué manera se consigue balancear esos dos mundos? De varias formas; estamos intentando equiparar políticas entre hombres y mujeres. En Google hemos aprobado tres meses de baja por paternidad para los hombres, lo cual hace que se iguale la situación entre ambos. También políticas de flexibilidad para todos. Cuando implementas políticas de conciliación los empleados disfrutan mucho más, tanto hombres como mujeres. Empiezas a igualar a toda la plantilla. La cultura de la compañía está muy enfocada a resultados. Todos tienen claro sus objetivos, se confía en el empleado y en que se va a organizar y hacer el mejor uso de los recursos que tenemos en la casa para que esos resultados lleguen. La evaluación del desempeño, al final, es muy objetiva porque depende mucho de cómo se han conseguido los resultado y no de que seas hombre o mujer, o de que hayas estado hasta las nueve de la noche. ¿Qué le pediría al nuevo gobierno en términos de igualdad? Tenemos que seguir hablando del tema, es importante que siga encima de la mesa porque si no se habla de ello no se cambia. Es importante que sigamos cuáles son los números y de qué manera se avanza. Hay que dar transparencia. En la medida que tengamos políticas que equiparan a hombres y mujeres va a hacer que las cosas sean más fáciles. ¿Cómo funciona el algoritmo de Google para decidir los salarios? Todos tenemos unos objetivos muy claros. La revisión salarial va acorde al desempeño que has tenido. Entonces, se producen unos procesos de evaluación que nosotros revisamos para que no estén sesgados. Al final lo que pasa es que es un algoritmo el que, cogiendo el nivel del empleado, el tiempo que lleva en su cargo, la evaluación de su desempeño, el salario medio en España a ese nivel, hace la propuesta salarial. Y, realmente, cuando recibo las propuestas salariales de mi gente es matemático. Luego se pueden hacer ajustes, pero si se sale de una banda hay que explicar las razones y dar un argumento. Lo que hacemos al final es que el responsable de cada equipo ha ajustado los salarios volvemos a revisar a ver si se ha producido discriminación de género. Y si vemos que se han producido cosas raras, actuamos. Pero ha trascendido que el sistema ha acabado pagando más a mujeres que a hombres al tratar de solucionar esos desequilibrios. Y, de hecho, se ha hecho público que en un determinado grupo se había producido un sesgo negativo hacia los hombres. Después de seguir este proceso, cuando lo vimos, se corrigió y tuvimos que subir el salario y ajustárselo a ellos. El aprendizaje clave es que hay que meter perspectiva de género a todos los procesos para ver que no se están produciendo esos sesgos. Y si se producen, corregirlos. ¿Siente que ha tenido que hacer un mayor esfuerzo que sus colegas hombres? No, particularmente, en mi experiencia en todas las empresas donde he trabajado he visto experiencias y niveles de esfuerzo muy similares. He sentido que cuando he tenido un buen rendimiento se me ha evaluado justamente y se me ha promocionado cuando tocaba. Lo que sí es cierto es que cuando llega el momento de la maternidad, que es muy particular a nosotras, y además te pilla en un momento de crecimiento en tu carrera, es más complicado. La clave es que en esos momentos la compañía te ayude y te ponga las cosas razonablemente fáciles. Y yo tengo que decir que mi experiencia ha sido buena. Es más, he tenido tres hijos y he recibido tres ofertas de trabajo estando embarazada. ¿No ha tenido que sacrificar su vida familiar por su carrera profesional? Sacrificar tienes que sacrificar. Pero creo que los hombres también los hacen. Hay que hacer sacrificios pero la clave está en que el equilibrio que consigues está dentro de los límites que considero aceptables. Eso es lo que sí he conseguido. Siento que, lógicamente me gustaría hacer muchas más cosas con mis hijos y hacer más deporte, estoy en un equilibrio sostenible que me hace feliz en mi trabajo y en mi casa. El tema es que cada uno pone ese límite, y es muy personal. ¿Se ha encontrado en su vida profesional con algún caso machista o algún episodio embarazoso? No me he encontrado con esas situaciones, pero sí con entornos que son muy masculinos y, quizás, a mí por el estilo que tengo me resultaba más difícil. Es muy común, y lo dicen muchas mujeres, que les cuesta hacerse oír en determinadas reuniones. ¿Por qué? Porque, generalmente, los hombres abultan el doble que tú, tienen la capacidad pulmonar más grande y más fuerte, y además les encanta hablar. En esos momentos sí me ha resultado difícil hacer que se me oiga. Y que hablar no es fácil en esos entornos. Me ha pasado cuando era más jovencita y estaba en comités ejecutivos que alguien te diga que le recuerdas a su hija. Te está llamando niña y devaluando, y te tienes que imponer, no sonrojarse y demostrar que, efectivamente, tienen la misma capacidad que cualquiera de los que está al lado. Comentarios así te los encuentras todos los días. ¿Se puede confiar en la IA para evitar los sesgos de género? Estamos al principio de todo este avance y creo que estamos aprendiendo por el camino. Pero se ha demostrado que si tú entrenas a un algoritmo con datos históricamente sesgados pues, lógicamente, estás sesgando. Esto está identificado y, ahora, nos estamos asegurando que esto se mira y se corrige en origen.
17-06-2019 | elpais.com
Damià Tormo: ?España no se toma la ciencia en serio?
Tormo dejó su carrera como investigador y fundó Columbus Venture Partners, que acaba de cerrar su segundo fondo, centrado en las ciencias de la vida, con casi 70 millones de euros.
1