Noticias de Tecnología e Internet del 24-06-2020

24-06-2020 | enter.co
Las redes sociales están apostando a ser, también, tiendas virtuales. Facebook reveló este año su iniciativa para convertir las páginas en catálogos de compras, al mismo tiempo que Instagram quiere que las personas, además de ver fotos, compren en la plataforma. Lo mismo aplica para los pagos a través de WhatsApp, una función que comenzó […]
24-06-2020 | enter.co
La aceleradora Google for Startups seleccionó 12 startups latinoamericanas, entre ellas dos colombianas, para comenzar su programa de aceleración de tres meses. Maestrik y Epayco son las startups colombianas elegidas entre 230 compañías que aplicaron al programa. En el programa de aceleración, que por las condiciones actuales se hará de manera remota, las empresas tienen […]
24-06-2020 | enter.co
¡Felicitaciones por llegar a la mitad de 2020! Inicialmente parecía que no lo íbamos a lograr, pero por ahora junio no ha traído invasiones alienígenas, nuevos insectos asesinos o alguna otra señal del fin del mundo. Por supuesto, la recomendación todavía sigue siendo quedarse en casa (en la medida de lo posible) y Netflix sigue […]
24-06-2020 | enter.co
La potencia del movimiento #MeToo ha permitido que sectores, por primera vez, alcen la voz sobre los abusos que se han llevado a cabo en silencio y complicidad. El segmento de los videojuegos no ha sido la excepción. Riot Games todavía está lidiando con las denuncias de sexismo que plagaron al desarrollador de uno de […]
24-06-2020 | enter.co
Los fans de pokémon madrugaron este miércoles para un anuncio de un nuevo juego. La mayoría de rumores apuntaban a la posibilidad del esperado remake de ?Pokémon Platino? o incluso una versión ?Let?s Go? de ?Pokémon Soul Silver?. Pero el juego presentado era un sorpresa que absolutamente nadie esperaba: ?Pokémon Unite?, la nueva competencia de […]
24-06-2020 | abc.es
Varapalo a Facebook: Brasil suspende el servicio de pagos de WhatsApp
Poco le ha durado la euforia a WhatsApp en el incipiente negocio de los pagos digitales. Brasil ha suspendido el programa piloto de la conocida aplicación de mensajería por el cual pretendía introducir un sistema de pago entre contactos para transferir dinero real. Un proyecto que la empresa estadounidense propiedad de Facebook tenía previsto iniciar desde hacía dos años. El Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) ha suspendido temporalmente el acuerdo entre WhatsApp, Cielo (empresa de procesamiento de pagos más importante de Brasil) y las entidades financieras. La medida se ha tomado tomada en un procedimiento administrativo abierto este martes para investigar el impacto del acuerdo, según informa el organismo en un comunicado. El organismo regulador brasileño asegura no haber recibido la documentación requerida para evaluar el acuerdo ante el «potencial ofensivo» de si la operación «genera efectos inmediatos en el mercado». «A pesar de que la operación está en una etapa inicial, existen riesgos potencialmente considerables para la competencia que merecen ser mitigados o evitados», apuntan las mismas fuentes. Y añaden: «Aunque no existen certezas sobre sus efectos, tenemos que tener precaución y adoptar acciones para proteger a los consumidores». La operación, anunciada el pasado 15 de junio, pretende integrar el sistema de pago en el ecosistema de la aplicación en el país, el segundo mercado más importante para WhatsApp, para ofrecer a los establecimientos comerciales acreditados la posibilidad de transferir dinero desde la plataforma WhatsApp Business. Esta decisión supone un nuevo revés para Facebook, que comenzó a probar WhatsApp Pay en India hace dos años y aún no ha recibido la aprobación regulatoria para expandir el servicio de pagos a todo el país. También lo ha estado probando en México. En Brasil ha sido el primer mercado en donde se ha introducido a escala nacional. WhatsApp se ha mostrado comprometido para colaborar en el análisis de la operación. «Estamos entusiasmados con los comentarios positivos de nuestros usuarios en Brasil sobre el lanzamiento la semana pasada. Brindar a las personas la capacidad de enviar dinero de manera simple y segura puede ayudar a las personas durante este momento crítico y apoyar la recuperación de las pequeñas empresas de Brasil», valoran en declaraciones a ABC fuentes de la compañía. «Nuestro objetivo es proporcionar pagos digitales a todos los usuarios de WhatsApp en Brasil utilizando un modelo abierto y continuaremos trabajando con socios locales y el Banco Central para que esto sea posible. Además, apoyamos el proyecto PIX del Banco Central sobre pagos digitales y, junto con nuestros socios, estamos comprometidos a trabajar con el regulador para integrar nuestro sistema cuando PIX esté disponible», añaden las mismas fuentes. Lo que ha propuesto WhatsApp ha estado bajo la lupa de los reguladores. La empresa se apoya en su gran masa de usuarios para integrar un método de pago cuyo funcionamiento es simple. Desde el campo de texto donde los usuarios escriben sus mensajes se encontrarán con un nuevo icono que permite iniciar el proceso de transferencia. Para ello, habrá que asociar un método de pago. Esta nueva función cobrará un 3,99% de comisión a los comercios por las transferencias, según especifica en un comunicado la aplicación. Funciona a través de WhatsApp Business, la versión de la aplicación de mensajería para empresas. A través de este canal se puede enviar, recibir y hasta solicitar dinero entre contactos (amigos y familiares) como sucede en Bizum, una herramienta impulsada por entidades bancarias en España. No existen límites de transferencias. Aunque WhatsApp Pay funciona de manera independiente, se procesa a través del software de pago Facebook Pay, con lo que en un futuro se espera que se pueda mandar dinero entre los distintos canales de la empresa como Instagram o Facebook. Esta medida todavía está pendiente una investigación sobre el posible cruce de datos entre distintas aplicaciones, que ya en el pasado despertó las dudas por la Comisión Europea.
24-06-2020 | abc.es
Brasil suspende el servicio de pagos de WhatsApp
Poco le ha durado la euforia a WhatsApp en el incipiente negocio de los pagos digitales. Brasil ha suspendido el programa piloto de la conocida aplicación de mensajería por el cual pretendía introducir un sistema de pago entre contactos para transferir dinero real. Un proyecto que la empresa estadounidense propiedad de Facebook tenía previsto iniciar desde hacía dos años. El Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) ha suspendido temporalmente el acuerdo entre WhatsApp, Cielo (empresa de procesamiento de pagos más importante de Brasil) y las entidades financieras. La medida se ha tomado tomada en un procedimiento administrativo abierto este martes para investigar los impactos del acuerdo, según informa el organismo en un comunicado. El organismo regulador brasileño asegura no haber recibido la documentación requerida para evaluar el acuerdo ante el «potencial ofensivo» de si la operación «genera efectos inmediatos en el mercado». «A pesar de que la operación está en una etapa inicial, existen riesgos potencialmente considerables para la competencia que merecen ser mitigados o evitados», apuntan las mismas fuentes. Y añaden: «Aunque no existen certezas sobre sus efectos y tenemos que tener precaución y adoptar acciones para proteger a los consumidores». La operación, anunciada el pasado 15 de junio, pretende integrar el sistema de pago en el ecosistema de la aplicación en el país, el segundo mercado más importante para WhatsApp, para ofrecer a los establecimientos comerciales acreditados la posibilidad de transferir dinero desde la plataforma WhatsApp Business. Esta decisión supone un nuevo revés para Facebook, que comenzó a probar WhatsApp Pay en India hace dos años y aún no ha recibido la aprobación regulatoria para expandir el servicio de pagos a todo el país. También lo ha estado probando en México. En Brasil ha sido el primer mercado en donde se ha introducido a escala nacional. Su funcionamiento es simple. Desde el campo de texto donde los usuarios escriben sus mensajes se encontrarán con un nuevo icono que permite iniciar el proceso de transferencia. Para ello, habrá que asociar un método de pago. Esta nueva función cobrará un 3,99% de comisión a los comercios por las transferencias, según especifica en un comunicado la aplicación. Funciona a través de WhatsApp Business, la versión de la aplicación de mensajería para empresas. A través de este canal se puede enviar, recibir y hasta solicitar dinero entre contactos (amigos y familiares) como sucede en Bizum, una herramienta impulsada por entidades bancarias en España. No existen límites de transferencias. Aunque WhatsApp Pay funciona de manera independiente, se procesa a través del software de pago Facebook Pay, con lo que en un futuro se espera que se pueda mandar dinero entre los distintos canales de la empresa como Instagram o Facebook. Esta medida todavía está pendiente una investigación sobre el posible cruce de datos entre distintas aplicaciones, que ya en el pasado despertó las dudas por la Comisión Europea.
24-06-2020 | abc.es
Ya puedes ayudar a investigar el coronavirus (incluso mientras duermes)
Científicos de todo el mundo trabajan contra el reloj para encontrar una herramienta eficaz contra el coronavirus. El personal sanitario al que aplaudimos cada día desde nuestros balcones espera esa noticia como agua de mayo. Es la gran esperanza que tienen para plantar cara a un enemigo con mil caras que los tiene exhaustos después de meses de lucha. Mientras, los ciudadanos colaboramos como podemos durante esta crisis sanitaria: mantenemos las medidas higiénicas y de seguridad, alteramos nuestro día a día para evitar la propagación del virus, cuidamos de los más vulnerables y damos ánimos a quienes están en primera línea de fuego. ¿No sería maravilloso que, además, pudiéramos ayudar a encontrar esa cura que tanta falta hace? Buenas noticias: sí, los ciudadanos podemos ayudar en la investigación sobre el coronavirus. Y no hace falta tener formación científica, ni siquiera es necesario estar despierto para colaborar. Solo hace falta tener un teléfono móvil con conexión a internet. Una «app» desarrollada por la Fundación Vodafone se encarga del resto. Tu smartphone ayuda a procesar datos Las investigaciones científicas que buscan una cura contra el coronavirus mantienen una lucha constante contra el calendario. Necesitamos ese remedio cuanto antes para poder hacer frente a posibles rebrotes. La cuestión es que se necesita procesar una cantidad inmensa de datos complejos para avanzar en esas investigaciones. Para poder hacerlo, hay que invertir una gran cantidad de recursos y de tiempo. La «app» DreamLab permite aprovechar la capacidad de procesamiento de los «smartphones» para acelerar la investigación sobre el coronavirus ¿Y si se pudiera aprovechar la capacidad de procesamiento de millones de smartphones para ayudar a estos proyectos a avanzar más rápidamente? ¿Y si se pudiera crear un superordenador a partir de la suma de millones de dispositivos? Lo cierto es que se puede. La Fundación Vodafone cuenta con una «app», DreamLab, que permite a los ciudadanos poner sus teléfonos móviles al servicio de los equipos científicos. Así, la Fundación Vodafone ha incluido en esta app un proyecto del Imperial College of London que busca un remedio eficaz contra el coronavirus. En concreto, la institución investiga posibles combinaciones de fármacos y/o moléculas alimenticias que puedan ser efectivas para luchar contra el virus y también para rehabilitar las funciones pulmonares de los pacientes con secuelas respiratorias. ¿Cómo podemos ayudar los ciudadanos? Colaborar con el proyecto del Imperial College of London es muy sencillo: solo hay que descargarse la «app» DreamLab de Fundación Vodafone, instalarla en el «smartphone» y activarla en los momentos en que queramos contribuir. La «app» descarga cierta cantidad de datos en el móvil del usuario, utiliza su capacidad de computación para procesarlos para después volverlos a subir. Así, quedan a disposición de los científicos para que puedan avanzar más rápidamente en su investigación. Esto quiere decir que, cuantos más teléfonos móviles se sumen a este proyecto, más rápido avanzará la investigación. De hecho, el principal objetivo consiste en que los seis meses que tardaría en completarse la primera fase de la investigación con los actuales usuarios de la «app» se reducan lo máximo posible gracias a la suma de nuevos «smartphones». ¿Es necesario estar pendiente del móvil para ayudar? No, no es necesario. Colaborar con la investigación es tan sencillo como aprovechar los momentos en los que no se utiliza el teléfono móvil para poner a funcionar la «app». Por ejemplo, mientras se recarga la batería por la noche, mientras dormimos. También se puede dejar trabajar a la aplicación mientras se utiliza el teléfono para otras tareas. ¿Tiene algún coste utilizar la aplicación? La aplicación DreamLab es totalmente gratuita. Como es necesario utilizar una pequeña cantidad de datos para descargar y volver a subir los paquetes con información, lo mejor es utilizar la aplicación con la red Wifi de casa para que no tenga costes adicionales. En cualquier caso, siempre se puede indicar la cantidad de datos que se desea donar si se utiliza la red móvil. Cuantos más teléfonos móviles se sumen al proyecto, más rápido avanzará la investigación contra la Covid-19 En el caso de los clientes de Vodafone, la compañía asume todos los costes. Esto quiere decir que el uso de datos móviles que se realice con la app no se tendrá en cuenta. En cualquier caso, no es necesario ser cliente de Vodafone para participar en este proyecto: cualquier cliente de cualquier otra operadora puede formar parte y ceder la capacidad de procesamiento de su «smartphone» a esta investigación o a cualquier otra de las disponibles en la «app». ¿Y qué ocurre con los datos personales? Tal y como explica la presidenta de la Fundación Vodafone España Remedios Orrantia, «aunque los usuarios cedan la capacidad de procesamiento de sus teléfonos móviles, sus datos personales están absolutamente protegidos en todo momento». Esto quiere decir que no se compartirán los datos personales ni se activará la cámara del dispositivo en ningún momento. De hecho, la «app» es capaz de crear una red de «smartphones» para procesar billones de datos sin recabar o revelar datos de la ubicación del usuario en ningún momento. La tecnología hoy nos permite ayudar a afrontar una crisis global incluso mientas dormimos. Es tan sencillo como activar una «app» y dejar que el teléfono móvil haga el trabajo. Ser un héroe es más fácil que nunca: se puede lograr hasta en pijama. Inteligencia artificial para salvar vidas El proyecto que comparten la Fundación Vodafone y el Imperial College of London combina la inteligencia artificial con el poder de procesamiento interno de los smartphones. Gracias a ello, se acelerará el descubrimiento de nuevos componentes antivirales en medicinas que ya existen y también a extraer este tipo de moléculas de la propia comida. Los investigadores creen que, a largo plazo, este proyecto puede acelerar el acceso a medicamentos efectivos y también permitir elaborar tratamientos a medida contra la Covid- 19. Para ello, es necesario identificar medicamentos ya existentes y moléculas en alimentos con propiedades antivirales y optimizar su combinación para obtener una mayor eficiencia en el tratamiento de las infecciones causadas por el coronavirus.
24-06-2020 | abc.es
La muerte del invento de Segway, la marca que se adelantó al fenómeno urbano de los patinetes
Eran un fenómeno extraño cuando aterrizaron los primeros modelos. Se veían de uvas a peras. Cuando lo hacían, ¡ay cuando lo hacían!, eran el foco de atención de los viandantes. El peculiar invento de Segway anticipó la era de los vehículos personales en las calles. Con el tiempo se incorporaron en los planes estratégicos de los «touroperadores» y agencias de viajes. La mejor forma de conocer una ciudad era recorriendo sus venas a paso ligero. Pero su reconocible diseño ha entrado en zona desconocida: la empresa estadounidense Segway Inc. dejará de producir a partir del 15 de julio su último modelo tras su caída de ventas, según informa Associated Press. El vehículo más popular funciona como por arte de magia, aunque es pura ingeniería y física. Con solo dos ruedas, los usuarios pueden balancearse para activar el sistema de propulsión. Un aparato que, pese a sus intentos, no ha logrado extenderse de manera masiva entre la población. Empresas turísticas y agentes de la policía han sido los principales clientes de esta marca fundada en 1999 en Bedford (New Hampshire, EE.UU.) por el físico Dean Kamen, del que llegó a decir que había fallecido en 2010, casualmente, mientras probaba un prototipo. En realidad, quien falleció despeñado en un río fue Jimi Heselden , que había adquirido a la compañía ese mismo año. Kamen, por su parte, ha seguido innovando en biotecnologías. Aunque con el tiempo ha diversificado su catálogo, su producto más reconocible ha sido un vehículo ligero de dos ruedas laterales con motor eléctrico con autobalanceo controlado por un sistema informático. Fue pionero. Se presentó, de hecho, como una revolución, como un nuevo concepto de locomoción. Sin frenos, acelerador, ni cambios de velocidad: la sola posición del cuerpo hace avanzar o retroceder la máquina gracias a la acción de giróscopos, o lo hace doblar a los laterales. Puede alcanzar una velocidad de alrededor de 16 Kms/h y recorrer 24 kilómetros con su batería. En la última década ganó popularidad entre los turistas y, sobre todo, entre la policía en las grandes ciudades de Estados Unidos, Europa o Asía, pero nunca gozó del beneplácito del público privado. Entre las personas que se interesaron por este medio de transporte estaba Steve Jobs, cofundador de Apple. Sus inicios tampoco fueron solventes. La compañía se había marcado el reto de vender 50.000 unidades en su primer año, pero tras 21 meses sólo se habían vendido unas 6.000. Junto con su elevado precio, su gran obstáculo fue el temor a accidentes. En vídeos caseros y comentarios en foros se denunciaban constantemente caídas y fracturas de los usuarios. El miedo a subirse en ellos fue un epitafio adelantado. Incluso personalidades famosas quisieron sorprender a sus seguidores con este producto. Pero para sonada la caída de Usain Bolt cuando un cámara, subido en un Segway, chocó tras su triunfo en el Campeonato Mundial de Atletismo en Pekín en 2015. Representó un desafío conducirlo porque el conductor tenía que estar equilibrado en un ángulo concreto para que el vehículo avanzara. Si el peso del usuario se desplazaba demasiado hacia otras direcciones, fácilmente podría salir fuera de control y provocar accidentes. De hecho, se prohibieron en algunas ciudades. La presidenta de la compañía, Judy Cai, anunció esta decisión haciendo hincapié en que, a pesar de que las ventas cayeron durante la crisis sanitaria, la medida ya estaba tomada con antelación. El modelo básico, que transporta a un pasajero de pie en una amplia plataforma, representó menos del 1,5% de los ingresos de la compañía el año pasado. Además, se despedirán a 21 empleados y otros 12 permanecerán en el cargo durante un periodo máximo de cinco años. Alrededor de 6.000 unidades fueron retiradas en 2003 después de que varios pasajeros resultaran heridos en caídas como resultado de que las baterías perdían tracción conforme se aproximaban a su descarga. «En su primera década, el Segway se convirtió en un elemento básico en la seguridad y ha cumplido la ley, y ha sido un vehículo personal eficaz y eficiente», añadió Cai. Desde 2017, Segway ha incursionado en el incipiente mercado de los «scooters» eléctricos, que han inundado las calles de las grandes ciudades en los últimos años.
24-06-2020 | abc.es
Azure Quantum: el sistema de Microsoft para acercarte a la computación cuántica
La computación cuántica es uno de esos avances tecnológicos tan radicales que seguramente cambiarán el mundo tal y como lo conocemos. Eso sí, todavía no hemos llegado a ese punto y quedan años de desarrollo para que lo veamos a nivel consumo sustituyendo el actual sistema binario. Aún así, en algunos cálculos muy concretos, la computación cuántica sí que ha revolucionado algunas áreas que llevaban mucho tiempo bloqueadas por la falta de potencia de la computación tradicional o por su exceso de consumo de recursos. Empresas como Microsoft ofrecen a través de Azure la posibilidad de asomarse al mundo cuántico sin la necesidad de comprar un ordenador del futuro, para esos problemas que no se pueden resolver de forma tradicional con los ordenadores actuales, y que es posible que el estado prematuro de la computación cuántica pueda solventarlos. Quantum cuenta con tres áreas básicas de aplicación: optimización de procesos, «machine learning» y simulación cuántica. Los ordenadores cuánticos actuales no son buenos procesando datos, su RAM no es suficiente, por lo que la inteligencia artificial o el big data quedan fuera de su alcance. La IA tan ampliamente utilizada hoy en día en resolver problemas y generar pronósticos, como ha ocurrido en la crisis del COVID-19, funciona mucho mejor en el hardware tradicional. Algo que Microsoft ha hecho muy bien es que, sin la necesidad de tener que ampliar los conocimientos en desarrollo, sólo entendiendo cómo funciona la computación cuántica, es posible empezar a desarrollar en Azure Quantum con sólo Python y Q#. Además para los que están acostumbrados a utilizar Azure, el sistema les resultará familiar, tanto para el desarrollo como para el despliegue de la tecnología. Microsoft ya acumula unos cuantos casos de éxito a sus espaldas este año. Por poner algún ejemplo, la consultora Jij ha conseguido que su cliente Toyota mejore el tránsito en la ciudad optimizando los semáforos usando Azure Quantum. De esa manera los tiempos de espera de los automóviles se reducen un 20%, lo que implica también menos emisiones y menos contaminación atmosférica. Es un buen ejemplo de una de las áreas de las que hablábamos anteriormente, la optimización. El hardware tradicional tiene un límite de número de semáforos que puede optimizar en una ruta, pero no el Quantum. Otra de las áreas de uso de la computación cuántica es la simulación. La empresa OTI es capaz de diseñar nuevos materiales simulando la interacción de diferentes moléculas, usando QIO o optimización inspirada en cuántico. De esa manera no crean nuevos materiales por investigación, como hasta ahora, sino más bien los diseñan dependiendo de sus necesidades. Hacer una simulación de tres moléculas hasta este momento era imposible para el hardware tradicional, proceso necesario para que OTI sea capaz de crear nuevos materiales de forma barata y eficiente, eliminando el cuello de botella de la computación tradicional. La optimización del uso Microsoft Azure permite que en vez de usar 58.000 variables, la simulación pueda funcionar sólo con 132 al funcionar de forma nativa. La computación cuántica todavía tiene un largo recorrido para sustituir la binaria actual, pero ya hay campos donde sobresale. Seguramente, según vaya mejorando el hardware, la aplicación de esta tecnología se trasladará a más ámbitos, pero de momento, Azure Quantum hace que la computación cuántica sea accesible y aplicable para cualquier empresa.
1