Noticias de Tecnología e Internet de abc.es

01-01-1970 | abc.es
Samsung Galaxy Tab S4: la tableta profesional para ver doble
Samsung ha presentado este lunes en España en un evento celebrado en Madrid su nueva generación de tabletas Galaxy Tab S4, un dispositivo que integra por primera vez en una 'tablet' el entorno Samsung DeX, para trabajar de forma simultánea en varias tareas y con la posibilidad de conectarla a otra pantalla. Samsung Galaxy Tab S4, que se orienta a un uso principalmente profesional y que Samsung presentó globalmente el 1 de agosto, ya se encuentra a la venta en España por un precio recomendado que parte de los 699 euros y está disponible en los colores negro y gris. La nueva tableta incorpora por primera vez el entorno Samsung DeX en un dispositivo de estas características. Samsung DeX es una herramienta que permite realizar varias tareas de forma simultánea en una tableta y ofrece la posibilidad de abrir varias aplicaciones y gestionar distintas ventanas a la vez, ya que transforma la interfaz de usuario del dispositivo e imita la estética del escritorio de un ordenador. Gracias a esta función, Galaxy Tab S4 posee dos modos de uso distintos, el modo 'Estándar On' con el uso corriente de DeX en el dispositivo, que puede acoplarse al teclado Book Cover Keyboard en posición de atril para ganar comodidad, y el 'Modo Dual' con el que Galaxy Tab S4 se conecta por medio de HDMI con otra pantalla y en cada una se pueden gestionar una serie de tareas distintas de forma simultánea. «La nueva Tab S4 es un producto que refleja cómo se puede seguir mejorando nuestras vidas gracias a la innovación. Gracias a sus increíbles prestaciones los usuarios pueden sacar el máximo rendimiento y productividad a todos los momentos de su día a día, tanto de ocio como de trabajo», afirma Luis de la Peña, Head of IM Marketing en Samsung España. «Estamos seguros de que las nuevas prestaciones que ofrece en materia de autonomía, conectividad o diseño, entre otros, se adaptarán a las necesidades de los consumidores españoles». Preparada para la casa inteligente Además del uso de DeX, la tableta también innova al contar con aplicacines de Smart Things para el control del hogar inteligente. Junto a esto, también integra funciones de seguridad como el sensor de iris o reconocimiento facial para el desbloqueo. Como características técnicas, la Galaxy Tab S4 posee una pantalla de 10,5 pulgadas fabricada con tecnología super AMOLED, resolución de 2560 x 1600p y una relación de aspecto de 16:10, frente a los 4:3 de Galaxy Tab S3. En el apartado sonoro, cuenta con cuatro altavoces calibrados y con sonido envolvente Dolby Atmos para conseguir experiencia de sonido inmersiva, cuyo sonido se recalibra en función de la posición de la tableta para conseguir el sonido envolvente en cualquier situación. La Galaxy Tab S4 funciona con un procesador Snapdragon 835 diseñado con arquitectura de 10 nanómetros y cuenta con una batería de 7.300 mAh, equivalente a 16 horas continuadas de reproducción de vídeo. De forma adicional, junto con el dispositivo se integra un bolígrafo inteligente S Pen que se acopla a la funda del teclado. La nueva tableta Samsung, presentada a nivel mundial el 1 de agosto, cuenta con dos versiones a la venta, una WiFi a un precio de 699 euros y otra 4G a 799, disponible en colores gris y negro. El bolígrafo inteligente S Pen forma parte del 'pack' de la tableta, mientras que la funda Book Cover Keyboard se vende por separado a 149,99 euros.
01-01-1970 | abc.es
Bill Gates: el hombre que puso de moda las ventanas
Durante años fue el malo de la película. Su trayectoria nunca despertó tanta admiración como la de Steve Jobs, porque aparcó el «glamour» y lo «cool» para centrarse en el negocio. Pero Bill Gates y sus adláteres asentaron los cimientos de la informática moderna. Galería de imágenes Vea la galería completa (10 imágenes) El entorno laboral fue siempre su fuerte inexpugnable. Su gran aliado para convertir a la empresa que fundó en 1976, Microsoft, en un gigante que apostó por la venta de licencias y el software como su principal fuente de ingresos. Nada se escapaba del control de Windows, el sistema operativo para ordenadores más popular del mundo. Hay que atribuir su éxito a Windows 95, una de las versiones que más tiempo estuvo dominando la vida de millones de equipos. Allí se plasmó su manera de entender el mundo de la tecnología a la que ha estado vinculado desde una edad muy temprana. El año 1985 fue importante en la trayectoria de la empresa. Fue el año en que lanzó su versión final de Windows. Un éxito, pero inició unos años de investigaciones sobre prácticas de monopolio que llegó a 1999 con una sentencia de la que se hace eco la portada de ABC.En 1976, Gates y su amigo Paul Allen asentaron las bases de la compañía. Para dedicarse al proyecto abandonó sus estudios académicos en la prestigiosa Universidad de Harvard, se trasladó a la reluciente Albuquerque y empezó a operar con el lenguaje de programación Basic gracias a un acuerdo con la empresa propietaria. El cambio vino cuando, más tarde, diseñó su propia plataforma, MS-DOS. Un sistema operativo que movió los equipos de la otra gran empresa de informática, IBM, y que fue la semilla de Windows. Pero su gran evolución no se produjo hasta después de observar la innovadora interfaz gráfica de Apple. Microsoft decidió emular esa idea en un proyecto que cambiaría los raíles por donde circulaba la informática doméstica hasta entonces. La distribución de Windows 95 vino acompañada de una gran campaña de marketing que incluía las canciones de los Rolling Stones. Además, el producto era funcional, práctico y útil, y se comercializaba por medio de CD-ROM y disquetes, algo inconcebible en la actualidad. Microsoft lo tuvo claro desde el principio: apostar por el software en lugar de concentrarse en la fabricación de hardware y productos informáticos, que era el negocio de sus rivales. Así escaló en la industria, aunque su éxito fuera empañado por acusaciones de monopolio. Pero con él, los usuarios aprendieron a manejar ordenadores y tienen interiorizados ya sus atajos de teclado y comandos básicos, aunque posteriormente el propio Gates renegara de algunas funciones como el popular «CTRL+ALT+SUPR». Bill Gates siempre fue un niño prodigio y con una vena comprometida. De hecho, desde que en 2008 dejó la cabeza de su compañía, se ha dedicado a labores filantrópicas. Siempre sin bajarse del carro de las personas más ricas del mundo. Galería de imágenes Vea la galería completa (10 imágenes)
01-01-1970 | abc.es
Elegir un teléfono móvil inteligente es una decisión difícil. Son muchos los factores determinantes a la hora de hacerlo. Por fortuna, en el mercado se pueden encontrar verdaderas joyas a precios casi al alcance de todos los públicos. Se ha democratizado el asunto, pero conforme la distancia entre las gamas medias y altas se estrechan se da la paradoja en que se lanzan productos de altas prestaciones que superan con creces los mil euros. La mente humana es insondable. Como lo es la larga lista de matices que lleva a un consumidor a preferir un terminal antes que otro. El precio es uno de ellos, es cierto, pero también existen otras razones que pueden ser cautivadoras. Como la duración de la batería. Por desgracia, los «smartphones» no han podido resolver en condiciones este problema. Duran poco, y más si estás continuamente utilizándolos. Samsung, en ese sentido, ha mejorado este apartado en el Galaxy Note 9, su nuevo «phablet» con el que, definitivamente, ha pasado página de la crisis de las baterías incendiarias. El salto es grande, puesto que ha pasado de una batería de 3.300 mAh a una de 4.000 mAh, ganando con ellos una mayor densidad que se traduce en una gran autonomía. Aguanta perfectamente día y medio hasta la siguiente recarga. Y eso es una bendición en los tiempos que corren. Para prolongar su batería cuenta con un sistema que permite que las aplicaciones no utilizadas quedan inactivas. Viene activado por defecto. El lápiz se afila con más opciones Esta es, sin lugar a dudas, uno de sus principales enfoques. No debería de extrañar puesto que el terminal se dirige en realidada un público exigente que, presumiblemente, lo utilice para un beneficio profesional. De ahí a que su ya distintivo accesorio, el lápiz digital S Pen, haya ganado algunas funciones extras como «mando a distancia» para, por ejemplo, capturar «selfies», consultar las fotografías o pasar páginas en una presentación. Es una de sus principales aportaciones, pero no es la única. Samsung ha logrado meter una memoria que resultará difícil agotarla, aunque con «trucos». En realidad, el móvil se puede configurar en varias versiones, una de las cuales viene con 512 GB de almacenamiento, pero se puede introducir una tarjeta microSD preparada para 1 TB. Ahí es nada. Pero, evidentemente, eso tiene un precio: 1.219 euros. Ficha técnica Pantalla 6.4 pulgadas Resolución 1440 x 2960 pixeles Dimensiones 161.9 x 76.4 x 8.8 mm Peso 201 gramos Chip Exynos 9810 a 2.7 GHz RAM 6 / 8 GB Memria 128GB (6GB RAM) y 512GB (8GB RAM) con microSD Cámara Dual, 12MP (F1.5-F2.4) + 12MP (F2.4, telefoto) y frontal de 8 MP (F1.7) Batería 4.000 mAh SO Android 8.1 Oreo El resto de escenarios en donde se enfrenta el terminal también destaca. Es un móvil polivalente, que funciona tanto en cortas distancias como al contragolpe. Saca pecho si juega entre líneas, pero se luce si presionan. Como si fuera un equipo de fútbol, el Note 9 toca bien todos los balones. Eso es gracias, en parte, a su abrumador rendimiento proporcionado por el «cerebro» de la bestia, un Exynos 9810 de fabricación propia, y a sus 8 GB de memoria RAM -en la versión analizada-. En general, estos fríos guarismos le confieren un desempeño apabullante en todas sus tareas. Incluso en los procesos más exigentes como el consumo de juegos móviles, en donde se suele exprimir al máximo en muchos casos al dispositivo. Su manejo es fluido, solvente. Se maneja como un pez en el agua cuando se abren las distintas aplicaciones. Pero si se le exprime se aprecia cómo se va subiendo la temperatura. Como herramienta de trabajo también viene perfectamente entrenado. En este partido, el dispositivo cuenta con un jugador imprescindible y diferenciador si lo comparamos con otros competidores, el lápiz óptico S Pen. Este elemento distintivo que le hace especial a la familia Note ha ganado algunas funciones como la posibilidad de capturar «selfies» con el accesorio. También se pueden pasar y retroceder las imágenes de la galería fotográfica como un carrusel, pero el escenario en donde mejor se maneja es en la edición y diseño. Diseño de altura Hay numerosas «apps» preparadas para sacarle partido. Y no solo al servicio nativo Notas. La definición y sensibilidad del lápiz es asombrosa, aunque es difícil distinguir si se han producido importantes avances en comparación con el modelo del año pasado. El reconocimiento de la grafía está bien conseguida. Aunque se pueden realizar bosquejos y diseños más o menos creativos -ahí depende de la mañana que uno tenga-, las dimensiones de la pantalla no lo hacen especialmente cómodo para estas tareas. Su pantalla, precisamente, es otra de sus virtudes. Ha crecido, pasando de las 6.3 pulgadas a las 6.4 pulgadas actuales. Pocos cambios relevantes se encuentran aquí. Se ha conservado su relación de aspecto 18.5:9. Es muy alargado, aunque no se hace excesivamente incómodo en su manejo. Otra cosa es su transportabilidad; si eres de los que lo llevan en el bolsillo del pantalón posiblemente sobresalga un poco. En cuanto a su definición, lo cierto es que Samsung tiene dominado este apartado que es complicado superarlo. Poco sorprende ya en medio del huracán de pantallas sin bordes y la llegada de los controvertidos «notch». Pero la firma surcoreana se vuelve a lucir en este territorio. Dispone de un panel tipo OLED que pone el acento en los negros profundos y los colores muy vivos. El resultado es más que óptimo; solo hace falta pasarse a ver algún video de calidad para comprobarlo. Está bien equilibrado. Es realmente difícil superarlo. La cámara es harina de otro costal. Es muy continuista respecto a su predecesor. Se trata de una cámara dual compuesta por sensores de 12 megapíxeles y apertura focal (F1.5-F2.4 para la cámara normal; F2.4 en el teleobjetivo). Es capaz de grabar en calidad 4K. Su resultado es bastante impecable, aunque deja a veces un sentimiento encontrado en ciertos escenarios como las panorámicas. Su sistema de enfoque es sorprendentemente rápido y permite, además, utilizar su cámara para grabar imágenes en «superlenta» y «rápida», que da bastante juego si se sabe en qué momento aplicarse. No podía faltar la posibilidad de crear «emojis» personalizados gracias a la cámara frontal (de 8 megapíxeles y apertura focal de F1.7). Es divertida esta opción porque, además, se generan automáticamente una secuencia de emociones a partir del registro realizado que se pueden utilizar para conversaciones. Pero una de sus grandes aportaciones en comparación con el Galaxy S9 Plus es la incorporación de un software que permite elegir los parámetros más ópticos de una sucesión de veinte tomas realizadas. Todo ello para que dé el mejor resultado. El Galaxy Note 9 incluye un sistema de audio estéreo, puerto USB-C y la clavija «minijack» de 3.5 milímetros para los auriculares. ¿Debería haberse eliminado si atendemos a la tendencia actual? Es una decisión personal, puesto que todavía mucha gente escucha música con cascos con cable, así que es posible que esta resistencia de Samsung a cambiar tenga muchos adeptos. En la parte de atrás se ha destinado una nueva ubicación al lector de huellas dactilares, que se encuentra en la parte inferior del módulo de cámaras. Esa cómodo y el dedo siempre cae en el lugar adecuado. Como sistema de desbloqueo es infalible, pero conforme ha avanzado el tiempo los móviles más avanzados han venido incorporando otras medidas biométricas para proteger el contenido del terminal. En este caso cuenta con un método mixto. Es decir, en función de las condiciones el sistema tira más por un reconocimiento de iris o el reconocimiento facial.
01-01-1970 | abc.es
Una hora con «Starlink: Battle for Atlas», un próximo videojuego que une lo virtual con lo físico
Conseguir combinar el mundo físico y el de los videojuegos ha sido el sueño de muchos estudios durante décadas. Ahí tenemos el juego español «Invizimals» o incluso Nintendo con sus Amiibos. No es fácil hacer un juego tangible y que tanto la parte digital como la que no lo es sigan siendo igualmente atractivas. Ubisoft lanzará el próximo 16 de octubre «Starlink: Battle for Atlas», un juego dirigido al público más joven donde de forma opcional podemos usar un soporte físico. El enfoque está claro: es una aventura de acción espacial donde a bordo de una nave deberemos ir viajando por el universo visitando planetas y forjando alianzas con sus habitantes para poder enfrentarnos a la legión olvidada. Una raza que, además de haber secuestrado a nuestro capitán, está obsesionada por reunir todo lo que queda de la tecnología de una antigua civilización. Hasta aquí nada nuevo, una historia más o menos conocida. Lo interesante viene al construir la nave. Mediante un accesorio, sobre el mando de la consola podemos acoplar el piloto y la nave que queramos usar en el juego. Cada piloto tiene diferentes facultades, o poderes especiales que aporta al combate, por ejemplo, hacerse invisible en plena batalla, algo muy útil si te ves asediado. Cada piloto está representado por una figura que se acopla en primer lugar al soporte. Después en un segundo paso se monta la nave que está organizada por piezas, casco, alas, armas y accesorios. El juego reconoce instantáneamente cualquier cambio de la nave, así que podemos cambiar todas las armas para prepararnos mejor para un combate, o incluso eliminar peso para ser más rápidos. Poder jugar con la nave como si se tratara de un Lego es divertido, pero probablemente a la larga el peso de la nave sobre el mando acabe cansando. Las piezas se pueden comprar por separado, y cuantas más tengas más versátil será el juego. De todas formas, para los que no quieran comprar nada, tiene una forma de juego 100% digital, donde las figuras y las naves físicas no son necesarias, pero que también le resta algo de frescura al juego. En definitiva, es una propuesta muy interesante que gracias al coleccionismo e intercambio de piezas, le puede dar al juego una segunda vida fuera de la pantalla. Estará disponible en las clásicas PS4 y Xbox One, pero también estará disponible para Switch en Octubre, en diferentes packs de piezas con juego.
01-01-1970 | abc.es
En un año en el que ha logrado romper récords bursátiles, Apple se dispone de atar fuerte su futuro a costa de mantener los precios de sus productos cada vez más altos. Como de costumbre, cuando el periodo otoñal se vislumbra en el horizonte, el gigante de la tecnología presenta sus nuevos iPhone, que en esta ocasión llegará en tres versiones diferenciadas por tamaños. Uno de sus modelos tendrá la pantalla más grande del terminal hasta la fecha. Según las informaciones de «Bloomberg», la cocina de la firma de la manzana ya está calentando su programa de actualizaciones de su producto estrella. Las tres versiones de las que se especula responderán a un mismo diseño casi sin bordes, integrado en el iPhone X y que se ha convertido en la tendencia más fuerte en el mercado móvil. Dos de sus versiones volverán a incorporar paneles tipo OLED, una tecnología que apuesta por representar negros profundos y colores muy vivos, y que también debutó en el iPhone X el pasado año. Pero uno de los próximos dispositivos tendrá la pantalla más grande incorporada a un iPhone hasta la fecha. Todo apunta a que será de 6.5 pulgadas, aunque también se cree que habrá otro modelo muy similar al iPhone X (5.8 pulgadas) que se lanzó para conmemorar el décimo aniversario del producto. El tercero en discordia, que vendrá a sustituir al iPhone 8, se agrandará hasta las 6.1 pulgadas y tendrá los bordes en aluminio. Los nuevos «smartphones», que se presentarán en la segunda semana de septiembre (los analistas creen que el 12 de septiembre), vendrán acompañados de un tercero con una pantalla LCD más económica que la tecnología OLED. Una decisión que permitirá a la marca norteamericana mantener un precio más accesible, dado que lo más seguro que ambos dispositivos superen con creces los mil euros. Otros de los principales cambios de los nuevos iPhone OLED -cuyo nombre todavía no ha trascendido, pero se habla de iPhone XS o iPhone X Plus- serán la velocidad de procesamiento y una cámara mejorada. Los tres modelos incorporarán la revolucionaria interfaz gestual del iPhone X dado que prescindirán también del botón físico Home. También contarán con FaceID, su tecnología de reconocimiento facial preparada para desbloquear la pantalla y autorizar pagos móviles. Apple está planeando además la posibilidad de añadir dos ranuras para tarjetas SIM para determinados mercados que así lo demandan. No solo teléfonos Más allá de los teléfonos, Apple ha estado trabajando en nuevos relojes Apple Watch, cuya cuarta generación se presentará también en septiembre, así como unos nuevos modelos de auriculares inalámbricos AirPods. No se descarta que se puedan dar a conocer versiones más actualizadas de iPad Pro con pantallas sin bordes. La estrategia de la firma norteamericana está clara. En lugar de concentrarse en venta de unidades ha aprovechado la coyuntura para obtener mayores beneficios a costa de incrementar los precios de sus productos. Según los resultados del segundo trimestre del año, Apple vendió unos 52,2 millones de iPhones.
01-01-1970 | abc.es
Telegram revelará datos de terroristas, salvo al gobierno ruso
El servicio de mensajería Telegram, prohibido en Rusia, se mostró hoy dispuesto a revelar a los servicios secretos los datos de sospechosos de terrorismo si hay una decisión judicial de por medio. «Si Telegram recibe una decisión judicial que confirme que usted es sospechoso de terrorismo, entonces podemos hacer pública su dirección IP y su número de teléfono. Hasta ahora eso no ha pasado», anunció la compañía en un comunicado sobre su revisada política de confidencialidad. La Justicia rusa ordenó en abril pasado el cierre de Telegram, después de que el servicio de mensajería se negará a entregar al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) los códigos de cifrado de los mensajes de sus usuarios, tal y como le obliga una ley rusa aprobada hace casi dos años. Telegram matizó, además, que no entregará a las autoridades las claves para decodificar las comunicaciones entre sus usuarios, otra de las demandas del FSB. «No estamos hablando de las comunicaciones, algo que es importante. Hablamos de aportar datos sobre la dirección IP y los teléfonos. Las comunicaciones siguen como estaban, son inviolables. No vamos a revelar ninguna llave ni ninguna comunicación, ni siquiera de manera individual», explicó Pável Chíkov, abogado de la compañía. Chíkov subrayó que la decisión de colaborar con las autoridades en caso de una decisión judicial no es una «concesión» a las autoridades, sino un intento de encontrar un equilibrio entre la nueva política de confidencialidad de las comunicaciones privadas y los intereses de la seguridad nacional. En su opinión, la decisión es consecuencia de «un año de antagonismo entre Telegram y las autoridades», y la nueva política de confidencialidad «facilitará la labor de los órganos de seguridad a la hora identificar al usuario, sus datos personales». El fundador de Telegram, Pável Dúrov, exiliado en el Reino Unido, declaró por su parte que las nuevas medidas de la compañía no afectan a Rusia, debido al bloqueo del servicio, sino que solo responden a los cambios en la legislación vigente en la Unión Europea sobre protección de datos personales. Además, negó que espere que gracias a estos cambios las autoridades rusas vayan a desbloquear el servicio de mensajería, por dos razones. «En primer lugar: en Rusia al Telegram no le exigen el número y el IP de los terroristas por decisión judicial, sino algo totalmente distinto: acceso a las comunicaciones de todos los usuarios», explicó en un mensaje publicado en la web de la radio independiente «Eco de Moscú». Y, por otro lado, «Telegram en Rusia está proscrito; diariamente se bloquean centenares de direcciones IP en intentos de cortar el acceso al servidor. En vista de ello, nosotros no admitimos ningún tipo de solicitudes de los servicios rusos, y nuestra política de confidencialidad no es extensiva a Rusia», añadió. «Por tanto, nuestra resistencia continúa», concluyó Dúrov, quien en 2014 se marchó de Rusia tras denunciar presiones de los servicios de seguridad para que revelara información sobre grupos de la oposición que empleaban la red social VKontakte, homólogo ruso del Facebook, desarrollada por él en 2006, y en 2013 creó el Telegram. Por su parte, el regulador ruso de medios de comunicación, Roskomnadzor, aseguró que el servicio seguirá bloqueado hasta que el FSB -que denuncia que dicho canal es utilizado por los terroristas para coordinar ataques- no decida lo contrario. La legislación rusa obliga a los proveedores de servicios de mensajería a desvelar, a petición de las autoridades, las claves para decodificar las comunicaciones de sus usuarios, además de almacenar sus mensajes. Pese a las presiones, Dúrov ha insistido en los últimos meses en que Telegram seguirá buscando la forma de eludir el bloqueo gubernamental que, de hecho, no ha impedido que el servicio siga funcionando.
01-01-1970 | abc.es
Trump le declara la guerra a Google: «Están controlando lo que podemos ver y lo que no»
La relación de amor-odio de Donald Trump con las nuevas tecnologías acaba de llegar a nuevas cotas y esta vez es Google quien está en su punto de mira. El presidente de Estados Unidos, que paradójicamente ha utilizado su famosa cuenta de Twitter para denunciar el asunto, ha asegurado que el buscador más utilizado del mundo «suprime» las noticias de medios conservadores en favor de otros contenidos demócratas. Pero no de cualquier forma, sino manipulando el algoritmo para que aparezcan al principio las noticias «malas» -es decir, las que le critican a él y a su partido- y después las «buenas». Trump se ha dado cuenta de esta situación al introducir las palabras «Trump News» en Google. «El 96% de los resultados son de medios nacionales de izquierda y es muy peligroso», afirma en uno de sus dos tuits. El actual presidente de EE.UU. además lanza una amenaza velada a las tecnológicas: «Google y otros están reprimiendo las voces de los conservadores y ocultando información y noticias que son buenas. Están controlando lo que podemos ver y lo que no. Esta es una situación muy seria, ¡se tratará!». Sin embargo, no ha anunciado ninguna medida concreta. Google search results for ?Trump News? shows only the viewing/reporting of Fake New Media. In other words, they have it RIGGED, for me & others, so that almost all stories & news is BAD. Fake CNN is prominent. Republican/Conservative & Fair Media is shut out. Illegal? 96% of..? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 28 de agosto de 2018..results on ?Trump News? are from National Left-Wing Media, very dangerous. Google & others are suppressing voices of Conservatives and hiding information and news that is good. They are controlling what we can & cannot see. This is a very serious situation-will be addressed!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 28 de agosto de 2018La respuesta de Google En un comunicado remitido a ABC, Google ha contestado a las acusaciones de Trump negando una supuesta manipulación en el algoritmo. «Cuando los usuarios realizan una búsqueda, nuestro objetivo es que reciban los resultados más relevantes para la búsqueda que han realizado en cuestión de segundos», afirman desde la tecnológica. Y añaden: «La búsqueda no se usa para establecer una agenda política y no sesgamos nuestros resultados en función de una ideología política. Cada año, realizamos cientos de mejoras en nuestros algoritmos para garantizar que muestran contenido de alta calidad que responda a las consultas que hacen los usuarios y nunca rankeamos los resultados para manipular una opinión política». No es la primera amenaza No se trata de la primera vez que Trump acusa al sector de «vetarle» en sus dominios online. Esta misma semana, y también utilizando Twitter como medio de expresión, acusaba a las redes sociales de censurar la voz de «millones de personas», reclamando que sea la sociedad quien decida «qué es real y qué no». «Los gigantes de las redes sociales están silenciando a millones de personas. No pueden hacer algo así, incluso si ello implica que debemos seguir escuchando a Medios Falaces como CNN, cuyos índices de audiencia se han resentido gravemente. La gente debe decidir qué es real y qué no, ¡sin censura!», escribió el mandatario. Social Media Giants are silencing millions of people. Can?t do this even if it means we must continue to hear Fake News like CNN, whose ratings have suffered gravely. People have to figure out what is real, and what is not, without censorship!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 24 de agosto de 2018En este mensaje no cargaba directamente sobre ninguna empresa en concreto, aunque sí criticaba el hecho de que a principios de agosto, Facebook, YouTube, y Spotify decidieron retirar de sus plataformas la programación de Alex Jones, un popular comunicador conocido por emplear su programa, «Infowars», para difundir teorías conspirativas que tienen generalmente al partido demócrata en el punto de mira. El presidente reaccionó a aquella decisión acusando a «las redes sociales de masas» de discriminar «las voces republicanas y conservadoras». «No dejaremos que esto ocurra. Están acallando las voces de mucha gente de derechas», escribió entonces Trump, quien también admitió que algunas de estas opiniones eran «buenas y otras malas».
01-01-1970 | abc.es
Un nuevo suicidio adolescente se vincula con el viral de WhatsApp «Momo»
El viral de WhatsApp llamado «Momo» puede ser la causa de un nuevo suicidio en India. Un estudiante de 18 años de la ciudad de Kurseong, ha sido encontrado colgado en un cobertizo apartado de la localidad y con varios símbolos macabros a su alrededor, como informa el medio nacional Hindustantimes, a quien las autoridades responsables del caso han asegurado que investigan si el reto ha podido tener algo que ver, tal y como denuncian sus propios padres. La víctima, Manish Sarki, fue hallado este lunes a pocos kilómetros de su casa el pasado 20 de agosto tras varios días desaparecido. La policía se encuentra examinando los símbolos y palabras alrededor del cadáver, lo que habría dado la pista a los investigadores de que se trata de un suicidio. «Estamos tratando de desbloquear el teléfono del chico. Una vez que podamos hacerlo, obtendremos pistas vitales sobre el motivo del suicidio. Manish fue encontrado colgando dentro de un cobertizo de ganado en la noche del 20 de agosto», ha afirmado Harikrishna Pai, superintendente de policía en Kurseong. Varios familiares y amigos aseguran que vieron a Manish comunicarse con «Momo», la cuenta de WhatsApp que utiliza la imagen de una inquietante obra de arte de Japón y que, aseguran, manda retos a quien se atreve a hablarle. Las autoridades de varios países, entre ellos, España, han alertado sobre la falsedad de este viral, indicando que detrás de este viral pueden existir peligros más «terrenales» como el ciberacoso o el chantaje sexual. No se trataría de los primeros casos de suicidio que se relacionan con «Momo». En Argentina se estudia el suceso de una niña de 12 años que se quitó la vida en el patio de su casa. En la propia India, el pasado 31 de julio, Chhavi Sharma, de 15 años, también se quitó la vida en la ciudad de Beawar, según su familia por el macabro viral de WhatsApp.
01-01-1970 | abc.es
Trump le declara la guerra a Google: «Están controlando lo que podemos y no podemos ver»
La relación de amor-odio de Donald Trump con las nuevas tecnologías acaba de llegar a nuevas cotas y esta vez es Google quien está en su punto de mira. El presidente de Estados Unidos, que paradójicamente ha utilizado su famosa cuenta de Twitter para denunciar el asunto, ha asegurado que el buscador más utilizado del mundo «suprime» las noticias de medios conservadores en favor de otros contenidos demócratas. Pero no de cualquier forma, sino manipulando el algoritmo para que aparezcan al principio las noticias «malas» -es decir, las que le critican a él y a su partido- y después las «buenas». Trump se ha dado cuenta de esta situación al introducir las palabras «Trump News» en Google. «El 96% de los resultados son de medios nacionales de izquierda y es muy peligroso», afirma en uno de sus dos tuits. El actual presidente de EE.UU. además lanza una amenaza velada a las tecnológicas: «Google y otros están reprimiendo las voces de los conservadores y ocultando información y noticias que son buenas. Están controlando lo que podemos y no podemos ver. Esta es una situación muy seria, ¡se tratará!». Sin embargo, no ha anunciado ninguna medida concreta. Google search results for ?Trump News? shows only the viewing/reporting of Fake New Media. In other words, they have it RIGGED, for me & others, so that almost all stories & news is BAD. Fake CNN is prominent. Republican/Conservative & Fair Media is shut out. Illegal? 96% of..? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 28 de agosto de 2018..results on ?Trump News? are from National Left-Wing Media, very dangerous. Google & others are suppressing voices of Conservatives and hiding information and news that is good. They are controlling what we can & cannot see. This is a very serious situation-will be addressed!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 28 de agosto de 2018La respuesta de Google En un comunicado remitido a ABC, Google ha contestado a las acusaciones de Trump negando una supuesta manipulación en el algoritmo. «Cuando los usuarios realizan una búsqueda, nuestro objetivo es que reciban los resultados más relevantes para la búsqueda que han realizado en cuestión de segundos», afirman desde la tecnológica. Y añaden: «La búsqueda no se usa para establecer una agenda política y no sesgamos nuestros resultados en función de una ideología política. Cada año, realizamos cientos de mejoras en nuestros algoritmos para garantizar que muestran contenido de alta calidad que responda a las consultas que hacen los usuarios y nunca rankeamos los resultados para manipular una opinión política». No es la primera amenaza No se trata de la primera vez que Trump acusa al sector de «vetarle» en sus dominios online. Esta misma semana, y también utilizando Twitter como medio de expresión, acusaba a las redes sociales de censurar la voz de «millones de personas», reclamando que sea la sociedad quien decida «qué es real y qué no». «Los gigantes de las redes sociales están silenciando a millones de personas. No pueden hacer algo así, incluso si ello implica que debemos seguir escuchando a Medios Falaces como CNN, cuyos índices de audiencia se han resentido gravemente. La gente debe decidir qué es real y qué no, ¡sin censura!», escribió el mandatario. Social Media Giants are silencing millions of people. Can?t do this even if it means we must continue to hear Fake News like CNN, whose ratings have suffered gravely. People have to figure out what is real, and what is not, without censorship!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 24 de agosto de 2018En este mensaje no cargaba directamente sobre ninguna empresa en concreto, aunque sí criticaba el hecho de que a principios de agosto, Facebook, YouTube, y Spotify decidieron retirar de sus plataformas la programación de Alex Jones, un popular comunicador conocido por emplear su programa, «Infowars», para difundir teorías conspirativas que tienen generalmente al partido demócrata en el punto de mira. El presidente reaccionó a aquella decisión acusando a «las redes sociales de masas» de discriminar «las voces republicanas y conservadoras». «No dejaremos que esto ocurra. Están acallando las voces de mucha gente de derechas», escribió entonces Trump, quien también admitió que algunas de estas opiniones eran «buenas y otras malas».
01-01-1970 | abc.es
Copias de seguridad de WhatsApp: ¿son seguras o el acceso a tus conversaciones secretas?
La función de la copia de seguridad en WhatsApp resulta muy útil para los usuarios: cada vez que se cambia de móvil o se resetea el terminal, se puede acceder al historial de todas las conversaciones, incluidas fotografías, vídeos, audios y documentos que se hayan guardado con anterioridad. Una función «salvadora» que, sin embargo, puede no ser tan segura como pensamos, ya que el sistema de cifrado de extremo a extremo que tanto predica como bondad el equipo de Facebook (que compró la aplicación allá por 2014), no sirve fuera de sus dominios, al menos para los usuarios de Android. Pero, ¿por qué? Las alarmas saltaban esta semana después de que la compañía liderada por Mark Zuckerberg anunciase el acuerdo con Google por el que las copias de seguridad de WhatsApp no ocuparían espacio en Google Drive, el sitio de almacenamiento en la nube del gigante tecnológico. Después se reparó en la condición impuesta por Facebook para guardar los archivos de la aplicación de mensajería instantánea: para aquellos que no tuvieran la copia de seguridad actualizada desde hace más de un año, WhatsApp eliminaría todos sus archivos antiguos y no podrían recuperarlos. En el mismo comunicado explicativo en el apartado de «preguntas frecuentes» de la web de WhatsApp también se incluía otra advertencia: «Importante: los archivos multimedia y mensajes que guardes no estarán protegidos por el cifrado de extremo a extremo de WhatsApp mientras están en Google Drive». Una frase que ha creado desconcierto entre muchos usuarios. ¿Acaso no son seguras nuestras conversaciones? Pasa con Android, no con iOS «WhatsApp cifra las conversaciones para que si alguien las intercepta mientras se producen, le aparezcan unos símbolos incomprensibles. Es decir, solo los pueden descifrar los terminales de emisor y receptor», explica a ABC Luis Corrons, experto en ciberseguridad de Avast. La copia que se almacena en Google carecería de este sistema y se podría encontrar en texto plano, es decir, cualquiera podría leerlo. Pero antes, cualquier ciberatacante debería «hackear» nuestra cuenta de Google y saltarse la seguridad que proporciona el gigante tecnológico. «Es cierto que podrían acceder a nuestras conversaciones de WhatsApp. Pero eso solo es una parte. Google sabe todo lo demás [y aquí se incluye información personal como correos electrónicos, historial de navegación, ubicaciones, direcciones físicas, datos bancarios..], por lo que yo estaría más preocupado por esa parte», afirma Corrons. Se da el caso que esta situación solo afecta a los usuarios de Android, ya que aquellos que utilizan el sistema operativo iOS (para los iPhones de Apple) suben sus copias de seguridad al servicio iCloud, que proporciona por defecto el cifrado punto a punto de todos los documentos que se suben a la nube. Es decir, cualquier archivo que ingreses en este servicio, sin importar si es de WhatsApp o de cualquier otra aplicación, solo puede ser descifrado por un dispositivo donde hayas inciado sesión con iCloud. «Nadie más, ni siquiera Apple, puede acceder a la información encriptada punto a punto», señalan desde la compañía de la manzana. Google posee tus datos de WhatsApp Dentro de WhatsApp, gracias al cifrado de extremo a extremo, nadie, ni siquiera Facebook, puede acceder a las conversaciones. Ni aunque una orden judicial se lo exija. Pero la historia cambia cuando los archivos cambian de plataforma y, a través de la copia de seguridad, se almacenan en Google. Entonces quedan en manos de Alphabet, su empresa matriz, y están sujetas a sus condiciones de servicio. Al no guardarse cifradas, la supuesta organización gubernamental que quiera nuestra información podría presionar a Google para que cediese estos datos. Además, se debe recordar que la copia de seguridad es un servicio opcional de WhatsApp, por lo que si no quieres que tus conversaciones puedan ser accesibles de ninguna manera, deberías valorar guardar toda esta información en Google Drive. Pero esta renuncia también implicaría que, en caso de cambio de móvil o restablecimiento de los valores de fábrica, perderías todos tus chats. Así que tú decides.