Noticias de "android"

10-08-2018 | elpais.com
Fortnite, por fin disponible en Android
El juego de moda del momento esquiva Google Play y se descarga directamente
08-08-2018 | elpais.com
Google lanza herramientas para que controles tu adicción al móvil
El nuevo Android 9 incluye una opción que muestra al usuario el tiempo que dedica a cada aplicación o las veces que ha desbloqueado el teléfono
06-08-2018 | elpais.com
Google lanza herramientas para que controles tu adicción al móvil
El nuevo Android 9 incluye una opción que muestra al usuario el tiempo que dedica a cada aplicación o las veces que ha desbloqueado el teléfono
31-07-2018 | abc.es
Ya puedes realizar videollamadas grupales en WhatsApp con hasta cuatro personas
Lo prometido en el F8, la conferencia de desarrolladores de Facebook, es deuda y ya están aquí las llamadas y videollamadas grupales para WhatsApp. Poco a poco, la aplicación por excelencia ha ido introduciendo lo que aspira a convertirse en uno de los mayores atractivos de la herramienta de mensajería instantánea, que busca seguir ganando adeptos con nuevas funcionalidades que suenan a competencia de grandes marcas como Skype. De esta forma, esta nueva función llega a todos los dispositivos compatibles con WhatsApp. Sin embargo, aún no está disponibles para WhatsApp Web, una opción que parece poco probable que no explote el gigante Facebook en un futuro cercano. Para realizar una llamada de voz o videollamada en grupo solo tienes que comenzar abriendo una de estas posibilidades con uno de los integrantes que quieres que participen. Una vez comenzada la conversación, encontrarás en la parte superior un nuevo botón en el que aparece la opción «añadir participantes», que deberás apretar para buscar al siguiente contacto que quieres incluir (hasta cuatro personas). WhatsApp ha informado que las llamadas grupales, tanto de voz como de video, «siempre están cifradas de extremo a extremo», al igual que los mensajes de texto, lo que permite que solo los destinatarios o participantes sean capaces de saber el contenido de las mismas. Esta condición se integra de forma automática en la aplicación, sin que el usuario tenga que marcar niguna opción adicional. Las videollamadas y llamadas grupales de hasta cuatro personas están disponibles desde esta semana para Android e iOS, tal y como han informado desde su blog oficial. Si aún no tienes esta función, actualiza a la última versión de la aplicación.
30-07-2018 | abc.es
YouTube también se rinde al formato vertical para los vídeos
Google ha introducido en su plataforma de vídeo YouTube una nueva versión de su reproductor adaptable, que ajusta sus bordes de forma automática cuando se reproduce un vídeo en formatos verticales o cuadrados y que elimina las barras en los laterales. Una portavoz de Google, identificada con el nombre de usuario 'Marissa', ha anunciado a través de una publicación en el foro de productos de Google que la compañía ha lanzado una nueva actualización del reproductor de vídeo de YouTube con esta función adaptable. Esta actualización, que ya se encuentra disponible en la versión de escritorio de YouTube, hace que la plataforma se adapte de manera automática a la relación de aspecto que posea el vídeo, en función del tamaño de la pantalla o del navegador del ordenador. Anteriormente, los vídeos que no son de proporción horizontal 16:9, como los verticales (2:1) o cuadrados (4:3 o formatos similares), al reproducirse en YouTube han mostrado barras negras a los lados del vídeo. El reproductor actualizado de YouTube elimina estas barras por primera vez en la versión de escritorio, aunque solamente en el reproductor normal, y no en el modo pantalla completa ni en modo cine. Esta característica ya se encontraba presente en la aplicación móvil de YouTube para Android e iOS desde principios de 2018. Asimismo, Google ha introducido también otros cambios en su reproductor también para vídeos con formato horizontal y que debido a la adaptación automática utiliza un espacio mayor de la pantalla para el vídeo, reduciendo ligeramente el espacio blanco en ambos márgenes.
30-07-2018 | abc.es
Lo nuevo de Telegram para luchar contra WhatsApp: más seguridad y una herramienta para evitar la censura
Telegram ha difundido una actualización de su aplicación alternativa Telegram X para dispositivos Android en la que, además de corregir errores, eleva los niveles de seguridad ofreciendo la posibilidad de proteger con códigos los 'chat secretos', como ha explicado la desarrolladora en una nota. La protección de chats con códigos ya existía en la versión normal de Telegram, pero funcionaba como un candado para todos los chats, hecho que cambia en Telegram X al poder proteger cualquier chat específico dentro de la aplicación. Además, en la nueva versión de la 'app' el código puede ser de diferentes tipos, como un PIN, una contraseña, un patrón, un gesto o la huella dactilar. Esta función bloquea el dispositivo durante cinco minutos cuando alguien introduce una contraseña errónea, y no puede modificarse a través de los ajustes del teléfono. Del mismo modo, se han ampliado las formas de interactuar con los GIFs, puesto que ahora es posible reproducirlos, pausarlos, rebobinarlos o reiniciarlos, además de modificar la vista previa para que los GIFs se reproduzcan a velocidad normal, sin compresión ni pérdida de calidad, según la nota. La aplicación también ha decidido agregar tres nuevas pestañas, GIF, mensajes de voz y mensajes de vídeo, en el apartado de archivos compartidos en un chat y en los mensajes guardados. Contra la censura en países que no permiten Telegram Con esta nueva actualización los desarrolladores han querido luchar contra la censura de aquellos países que no permitan Telegram, por ello han integrado el soporte con MTProxy. Esta herramienta utiliza distintos 'proxy' para evitar los mecanismos de censura aplicados por los países, y permite guardar las configuraciones. Los chats de Telegram X también han recibido un gran número de modificaciones, puesto que ahora si el usuario no ha terminado de leer los mensajes de un chat, al abrirlo de nuevo se mantendrá la posición de lectura sin marcar aquellos no leídos, además de poder marcar los chats como leídos (desde fuera del chat) o no leídos. Del mismo modo, cuando un usuario envía un archivo su formato será visible en el propio mensaje y se han eliminado elementos del menú de mensajes para reducir su tamaño, además de crear una nueva animación al mostrar la ubicación. Eliminar el historial En este sentido, se han introducido más mejoras en los chats, como la posibilidad de eliminar también el historial del otro usuario parte de un chat secreto; elegir entre borrar o no el historial del grupo del que un usuario decide marcharse; crear un enlace al seleccionar un texto; visualizar las opciones de estilo del texto al seleccionarlo; o ver todos los mensajes con determinado 'hashtag' al pulsar sobre uno. De la misma manera se ha reducido el tamaño de la APK y de la aplicación instalada hasta en 5 megabytes, dependiendo del dispositivo, ocupando la APK más popular 13 megabytes. También se ha reducido el tiempo de lanzamiento de la 'app', además de corregir numerosos errores que tenían lugar en la plataforma.
30-07-2018 | abc.es
Cinco días con el Xiaomi Mi A1: este móvil lo tiene todo para triunfar
Tengo sentimientos encontrados en lo que se refiere al mercado móvil actual. Se lanzan muchos móviles al cabo del año. Hay numerosas marcas implicadas, pero solo unas pocas son las que hacen verdaderamente negocio de esto. Unas de ellas son Apple y Samsung, pero en los últimos tiempos hemos visto cómo firmas «made in China» crecían tanto que ha cambiado radicalmente el panorama del sector. Su gran baza: tirar los precios y ofrecer altas prestaciones. Pero si hacemos un vistazo a las tendencias, con la excepción de las «pantallas sin bordes» y esas «flamantes cámaras dobles», a nivel de diseño industrial hay poco que contar, la verdad. Los «smartphones» actuales son difíciles de distinguir. Se parecen mucho entre sí. Lo que triunfa, al poco tiempo se copia por un rival. Pero, si echamos un vistazo más detenidamente, se encuentran matices y aspectos diferenciales que pueden decantar la balanza sobre uno u otro. Al Xiaomi Mi A2 le pasa tres cuartos de lo mismo. En líneas generales, ofrece un diseño poco rompedor respecto a sus competidores. Pero es como todo producto de consumo: si los fijamos en el precio, el nuevo terminal de la firma china cumple a rajatabla con su cometido. Porque en estos momentos es difícil encontrar un terminal que dé tanto por tan poco. Y eso que se han subido los precios en comparación con su predecesor, el Mi A1, que ha sido uno de los más vendidos en el mercado español. El acabado exterior del terminal, sin embargo, recuerda al de otros muchos. Incluso la configuración y colocación de la doble cámara trasera (en vertical) tiene clara su inspiración en el iPhone X. De chasis metálico y fabricado en un cuerpo «unibody» que le confiere un buen agarre a la par que cierta belleza, el dispositivo tiene situado el lector de huellas dactilares en la parte central de la cara trasera. Una ubicación muy popular en la industria. Su funcionamiento es verdaderamente rápido una vez introducida y registrada la huella. Es ultrasensible. Aún así, se puede desbloquear igualmente mediante una contraseña. Ficha técnica Pantalla 5.99 pulgadas Resolución 2.160 x 1.080 p Dimensiones 158 x 75 x 7,3 mm Peso 166 gramos Chip Snapdragon 660 a 2.2 GHz RAM 4 GB+32 GB de memoria, 4 GB+64 GB y 6 GB+128 GB Cámara 12+20 MP (apertura F.1.75) y frontal de 20 MP Batería 3.010 mh SO Android One Aunque prescinde de todo botón físico en la parte frontal, la relación de aspecto no es de las más altas, dado que existe unos marcos superiores e inferiores muy pronunciados. Sí se ha ganado espacio, en cambio, al colocar una pantalla de mayor tamaño, de 5.99 pulgadas. Un panel tipo LCD que ofrece buenas sensaciones gracias, entre otras cosas, a una resolución de 2.160 x 1.080 píxeles. La iluminación y la reproducción de los colores están bien logrados y se muestran muy nítidos, aunque tal vez le falta ser más brillante. Con pocas renuncias, el terminal es un gama media con arrojo. Es un terminal de poco más de doscientos euros y, evidentemente, tiene limitaciones, pero estos son menores que otros modelos de la competencia en su rango. Hay varios modelos (el probado estos días es el de 4 GB de RAM y 32 GB de memoria), pero reúne características internas más que decentes. El «motor» escogido es el Snapdragon 660 de ocho núcleos, un chip fabricado por Qualcomm, que sin ser el más potente del mercado, ofrece un buen desempeño. A pleno rendimiento, sin embargo, como por ejemplo jugando a juegos o utilizando aplicaciones exigentes, se aprecian sus carencias si las comparamos con los principales buques insignia de otras marcas. Entonces, es cuando se vislumbran pequeñas ralentizaciones en las imágenes. El dispositivo viene con Android One, una versión del sistema operativo limpia y muy jugosa que ofrece al consumidor lo más estrictamente necesario, es decir, las aplicaciones y servicios básicos de Google y alguna propia de Xiaomi, como la destinada a los «fans» de la marca asiática. Y eso es una virtud porque te ahorras el hecho de tener programas duplicados y llenar más la memoria con cosas que son, para muchos, prescindibles. Gran cámara Pero una de sus extraordinarias aportaciones se encuentra en su apartado fotográfico. Una doble cámara cuya lente principal tiene un sensor de 12 megapíxeles, acompañado de otra lente de 20 megapíxeles. Ambas con una apertura focal de F1.75. Combinadas permiten jugar con la profundidad de campo y disparar en modo retrato. Su resultado, aunque decente, no se encuentra al nivel de otros terminales más avanzados y requiere de tener un fondo muy pronunciado para aprovecharlo. El recorte de los objetos no llega a la perfección y es algo cuestionable al no hacerlo con total precisión. En general, actúa de manera equilibrada a la hora captar con bastante fidelidad la realidad. Incluye varias funciones interesantes como un modo belleza para realizar la fisonomía del sujeto o un modo noche que intenta mejorar el resultado aunque sufre en diversos escenarios. La frontal llega a 20 megapíxeles y cumple con las expectativas. A la hora de captar imágenes con poca luz, el sensor de 20 megapíxeles se activa de manera automática en estas situaciones. Su manera de trabajar es sencilla: convierte cuatro píxeles en uno para aumentar la cantidad de luz para, posteriormente, aplicar un software. Tiene muchas opciones, como la posibilidad de disparar en formato cuadrado e, incluso, en manual (si se tienen los conocimientos apropiados). Inicialmente su batería, de 3.010 mAh, era uno de sus puntos flacos. Y ha sorprendido. A la hora de la verdad se ha comportado de manera recia y consecuente, alcanzando perfectamente el día y medio hasta la siguiente carga con un uso moderado. Lo bueno es que tiene sistema de carga rápida. Eso sí, se sobrecalienta a menudo si se le exprime aunque se sitúa en un estado aparentemente normal. El conector de carga es del tipo USB-C, con lo que tenemos, además, una clavija que empieza a estandarizarse en el mercado. Más controvertida ha sido la decisión de abandonar la clavija «minijack» de 3,5 milímetros para auriculares. Otro aspecto efímero y limitado se encuentra en su sistema de audio compuesto por un altavoz en el borde inferior pero que no tiene sonido estéreo. El resultado va acorde a su propia naturaleza, así que es imposible pedirle más peras al olmo. Tampoco cuenta con conexión NFC, la encargada de realizar pagos móviles por contacto, y a diferencia de otros modelos, no soporta tarjeta de microSD. Una funcionalidad interesante es que se puede utilizar como mando a distancia tradicional dado que existe un sensor de infrarrojos en la parte superior.
30-07-2018 | abc.es
Cinco días con el Xiaomi Mi A2: este móvil lo tiene todo para triunfar
Tengo sentimientos encontrados en lo que se refiere al mercado móvil actual. Se lanzan muchos móviles al cabo del año. Hay numerosas marcas implicadas, pero solo unas pocas son las que hacen verdaderamente negocio de esto. Unas de ellas son Apple y Samsung, pero en los últimos tiempos hemos visto cómo firmas «made in China» crecían tanto que ha cambiado radicalmente el panorama del sector. Su gran baza: tirar los precios y ofrecer altas prestaciones. Pero si hacemos un vistazo a las tendencias, con la excepción de las «pantallas sin bordes» y esas «flamantes cámaras dobles», a nivel de diseño industrial hay poco que contar, la verdad. Los «smartphones» actuales son difíciles de distinguir. Se parecen mucho entre sí. Lo que triunfa, al poco tiempo se copia por un rival. Pero, si echamos un vistazo más detenidamente, se encuentran matices y aspectos diferenciales que pueden decantar la balanza sobre uno u otro. Al Xiaomi Mi A2 le pasa tres cuartos de lo mismo. En líneas generales, ofrece un diseño poco rompedor respecto a sus competidores. Pero es como todo producto de consumo: si los fijamos en el precio, el nuevo terminal de la firma china cumple a rajatabla con su cometido. Porque en estos momentos es difícil encontrar un terminal que dé tanto por tan poco. Y eso que se han subido los precios en comparación con su predecesor, el Mi A1, que ha sido uno de los más vendidos en el mercado español. El acabado exterior del terminal, sin embargo, recuerda al de otros muchos. Incluso la configuración y colocación de la doble cámara trasera (en vertical) tiene clara su inspiración en el iPhone X. De chasis metálico y fabricado en un cuerpo «unibody» que le confiere un buen agarre a la par que cierta belleza, el dispositivo tiene situado el lector de huellas dactilares en la parte central de la cara trasera. Una ubicación muy popular en la industria. Su funcionamiento es verdaderamente rápido una vez introducida y registrada la huella. Es ultrasensible. Aún así, se puede desbloquear igualmente mediante una contraseña. Ficha técnica Pantalla 5.99 pulgadas Resolución 2.160 x 1.080 p Dimensiones 158 x 75 x 7,3 mm Peso 166 gramos Chip Snapdragon 660 a 2.2 GHz RAM 4 GB+32 GB de memoria, 4 GB+64 GB y 6 GB+128 GB Cámara 12+20 MP (apertura F.1.75) y frontal de 20 MP Batería 3.010 mh SO Android One Aunque prescinde de todo botón físico en la parte frontal, la relación de aspecto no es de las más altas, dado que existe unos marcos superiores e inferiores muy pronunciados. Sí se ha ganado espacio, en cambio, al colocar una pantalla de mayor tamaño, de 5.99 pulgadas. Un panel tipo LCD que ofrece buenas sensaciones gracias, entre otras cosas, a una resolución de 2.160 x 1.080 píxeles. La iluminación y la reproducción de los colores están bien logrados y se muestran muy nítidos, aunque tal vez le falta ser más brillante. Con pocas renuncias, el terminal es un gama media con arrojo. Es un terminal de poco más de doscientos euros y, evidentemente, tiene limitaciones, pero estos son menores que otros modelos de la competencia en su rango. Hay varios modelos (el probado estos días es el de 4 GB de RAM y 32 GB de memoria), pero reúne características internas más que decentes. El «motor» escogido es el Snapdragon 660 de ocho núcleos, un chip fabricado por Qualcomm, que sin ser el más potente del mercado, ofrece un buen desempeño. A pleno rendimiento, sin embargo, como por ejemplo jugando a juegos o utilizando aplicaciones exigentes, se aprecian sus carencias si las comparamos con los principales buques insignia de otras marcas. Entonces, es cuando se vislumbran pequeñas ralentizaciones en las imágenes. El dispositivo viene con Android One, una versión del sistema operativo limpia y muy jugosa que ofrece al consumidor lo más estrictamente necesario, es decir, las aplicaciones y servicios básicos de Google y alguna propia de Xiaomi, como la destinada a los «fans» de la marca asiática. Y eso es una virtud porque te ahorras el hecho de tener programas duplicados y llenar más la memoria con cosas que son, para muchos, prescindibles. Gran cámara Pero una de sus extraordinarias aportaciones se encuentra en su apartado fotográfico. Una doble cámara cuya lente principal tiene un sensor de 12 megapíxeles, acompañado de otra lente de 20 megapíxeles. Ambas con una apertura focal de F1.75. Combinadas permiten jugar con la profundidad de campo y disparar en modo retrato. Su resultado, aunque decente, no se encuentra al nivel de otros terminales más avanzados y requiere de tener un fondo muy pronunciado para aprovecharlo. El recorte de los objetos no llega a la perfección y es algo cuestionable al no hacerlo con total precisión. En general, actúa de manera equilibrada a la hora captar con bastante fidelidad la realidad. Incluye varias funciones interesantes como un modo belleza para realizar la fisonomía del sujeto o un modo noche que intenta mejorar el resultado aunque sufre en diversos escenarios. La frontal llega a 20 megapíxeles y cumple con las expectativas. A la hora de captar imágenes con poca luz, el sensor de 20 megapíxeles se activa de manera automática en estas situaciones. Su manera de trabajar es sencilla: convierte cuatro píxeles en uno para aumentar la cantidad de luz para, posteriormente, aplicar un software. Tiene muchas opciones, como la posibilidad de disparar en formato cuadrado e, incluso, en manual (si se tienen los conocimientos apropiados). Inicialmente su batería, de 3.010 mAh, era uno de sus puntos flacos. Y ha sorprendido. A la hora de la verdad se ha comportado de manera recia y consecuente, alcanzando perfectamente el día y medio hasta la siguiente carga con un uso moderado. Lo bueno es que tiene sistema de carga rápida. Eso sí, se sobrecalienta a menudo si se le exprime aunque se sitúa en un estado aparentemente normal. El conector de carga es del tipo USB-C, con lo que tenemos, además, una clavija que empieza a estandarizarse en el mercado. Más controvertida ha sido la decisión de abandonar la clavija «minijack» de 3,5 milímetros para auriculares. Otro aspecto efímero y limitado se encuentra en su sistema de audio compuesto por un altavoz en el borde inferior pero que no tiene sonido estéreo. El resultado va acorde a su propia naturaleza, así que es imposible pedirle más peras al olmo. Tampoco cuenta con conexión NFC, la encargada de realizar pagos móviles por contacto, y a diferencia de otros modelos, no soporta tarjeta de microSD. Una funcionalidad interesante es que se puede utilizar como mando a distancia tradicional dado que existe un sensor de infrarrojos en la parte superior.
1