Noticias de "android"

04-02-2020 | abc.es
Trucos que seguramente desconoces para exprimir YouTube
Mejorar la calidad de visión del vídeo El sistema desarrollado por YouTube permite que los vídeos se ajusten de manera automática al tipo de resolución y conexión del usuario receptor. También en función de la calidad del contenido publicado, aunque se pueden encontrar muchos vídeos a Full HD e, incluso, hasta en 4K, el estándar de imagen a perseguir desde hace algún tiempo. Por si se desea modificar estos parámetros, los usuarios deben ir al icono de rueda dentada que aparece en la parte inferior derecha del vídeo. Desde ahí se podrá elegir la calidad de reproducción. Y, por cierto, bajar la calidad repercutirá en la reproducción. Si en un determinado momento no tienes buena cobertura es conveniente bajarla. Activar tema oscuro (es positivo) Al igual que otras plataformas, YouTube también permite activar el tema oscuro. Es un modo de visualización en el que se oscurecen las partes más claras de la página. Está concebido para usarlo por la noche, aunque hay usuarios que lo prefieren incluso por el día. La configuración del tema oscuro se aplicará únicamente a este navegador. Para ello, hay que pulsar sobre el icono de la imagen personal. Aparecerá una opción que pone «Activar modo oscuro», que viene desactivado por defecto. Así puedes cambiar de cuenta YouTube no solo es para un usuario. Por su enfoque, esta plataforma ha sido capital para la creación de canales con grandes audiencias. Pero resulta que algunos «influencers», por ejemplo, que son los que más lo suelen explotar, disponen de varios perfiles de usuario. Por fortuna, el servicio permite añadir varias cuentas distintas. Tan solo hay que pulsar sobre el icono con la imagen personal y «añadir cuenta». Desde esta ventana se exige introducir una dirección de correo o teléfono para poder acceder o, en caso de no tenerla activa, crearla desde cero. Activar modo cine Aunque no llega a ser del todo panorámico, YouTube también permite ajustar la visualización a una especie de modo cine que en función del dispositivo se puede mejorar la experiencia. Para activarlo hay que pinchar en el icono de recuadro que aparece en las herramientas de reproducción. Fácil y efectivo para verlo en pantalla grande de tu televisor, algo cada vez más habitual con las «smart TV». Añadir tarjetas a los vídeos Y te preguntarás, «qué son tarjetas». Las tarjetas son muy útiles para aportar interactividad a los vídeos. Pueden dirigir a los espectadores a una dirección específica (de la lista de sitios web aptos) y mostrar imágenes, títulos y llamadas a la acción personalizados, en función del tipo de tarjeta. Para ello, hay que ir a «Ajustes» y pulsar en «funciones adicionales». Desde ahí se puede activar esta opción. Así, se puede añadir un máximo de cinco tarjetas a cada vídeo. Entonces, hay que iniciar sesión en tu cuenta en un ordenador y ve al «Gestor de Vídeos». Una vez que se ha buscado el vídeo al que quieras añadir las tarjetas y selecciona «Editar». En la barra de pestañas de la parte de arriba, selecciona «Tarjetas» y elige el tipo de tarjeta que quieras usar. Activar la reproducción automática de listas Uno de los usos más extendidos de YouTube y que ha detectado la compañía para poner en marcha sus servicios premium es como reproductor de música. Desde la plataforma se pueden escuchar canciones que, si se activa una opción, se pueden crear listas. Esta opción aparece por defecto en la lista de videos asociados a una búsqueda. De tal forma que los videos se irán descargando como por arte de magia. Es decir, si buscas vídeos de un grupo aparecerá por defecto la posibilidad de ir encadenando temas disponibles. Si se trata de contenidos puramente audiovisuales al margen de la música deberá aparecer en la parte derecha un icono para activar esta opción, que suele venir activada por defecto. Compartir un vídeo en un momento justo Otra de las posibilidades de la plataforma es compartir los videos a diferentes redes sociales. Pero lo que tal vez no sepan muchos usuarios es que se puede incluso compartir el contenido a partir de un momento determinado, un minuto y segundo exacto, favoreciendo así el consumo. Y más en emisiones largas. Reproducir un vídeo a otra velocidad Aunque no es recomendable en muchas ocasiones, es posible cambiar la velocidad de reproducción, tanto acelerarlo como hacerlo más lento. Para ello, hay que pulsar en la rueda dentada de la parte inferior derecho del vídeo y entrar en «Velocidad de reproducción», desde donde se abrirá un menú con las diferentes opciones. Escuchar música con la pantalla bloqueada YouTube se utiliza mucho para escuchar música. Existe un producto específico para ello (YouTube Music) pero muchos usuarios quieren escuchar un contenido que no aparece como música en realidad, pero si cierras la pantalla del móvil se pausa la reproducción. Sin embargo, hay un pequeño truco para saltarse esta restricción. Y funciona tanto desde el sistema operativo Android como en iOS. La idea es aprovechar la ventana flotante del reproductor para reproducirlo. Para ello, es necesario buscar el vídeo de YouTube que se desea reproducir y activar el modo de visualización de escritorio. Es decir, abrirlo desde el propio navegador web del móvil. Una vez que lo tenemos abierto hay que visualizarlo en modo ordenador. En Android es una opción que se encuentra en el menú y que se llama «Ver como ordenador». Desde iOS se puede activar directamente el modo escritorio. Una vez que hemos completado estos pasos tan solo hay que bloquear el móvil, con lo que la pantalla se bloqueará. Y ahí va el pequeño truco: haciendo esta operación aparecerá una ventana flotante en forma de notificación que informa de que está una reproducción en curso. El caso es que si hacemos clic en el botón de «play», el video se reproducirá como por arte de magia. Activar los subtítulos Desde este mismo apartado, los usuarios también pueden activar los subtítulos de los videos. Se generan de manera automática. El inglés es el idioma que viene predeterminado. Desde el campo de opciones se pueden incluso personalizar, poner más grandes, cambiar el tipo de fuente, su opacidad, el color de la ventana. Es bastante amplio y resulta, pues, muy útil. Escuchar un vídeo en bucle Hay veces que una canción se te mete en el cerebro y te atrapa hasta el punto que quieres escucharla constantemente. Para ello, hay una opción interesante que es escucharlo en bucle. Activar esta opción desde su navegador web es fácil. Hay que pulsar el botón derecho del ratón y pulsar en la opción desde el menú desplegable que aparecerá. Estos atajos de teclado son fantásticos El reproductor de YouTube incluye una serie de atajos de teclado, muchos de ellos heredados de otras plataformas. Así, pulsando la barra espaciadora o la letra «K» el vídeo se pausa. La letra «J» permite volver hasta 10 segundos atrás. Por el contrario, si se pulsa la «L» se adelanta 10 segundos, mientras que con el cero («0») se reinicia. Una fórmula que permite utilizar la botonera de los números (del 1 al 9) para adelantar el vídeo en fragmentos. Más fácil: con la «M» se desactiva el sonido, por si en ese momento no puedes escuchar el audio. Borrar el historial Al igual que otros servicios digitales, en YouTube todo lo que consumes permite alimentar el algoritmo de recomendación. De esta manera, los usuarios pueden recibir contenidos que se adaptan a los que están viendo habitualmente. Pero, en ocasiones, has buscado por necesidad un video en concreto y, a partir de entonces, el sistema te recomienda videos asociados a esta temática que, en realidad, ni te interesa. Por fortuna, se puede borrar el historial. Para ello, hay que ir a la parte izquierda de la versión para navegadores web y pulsar donde pone «Historial». Se abrirá, entonces, la opción para darle «carpetazo».
03-02-2020 | abc.es
WhatsApp tuvo doce vulnerabilidades en 2019 y siete de ellas fueron críticas
La protección total en internet no existe. Tampoco en aplicaciones tan populares y seguras, sobre el papel, como WhatsApp. Que se lo pregunten, sino, a Jeff Bezos. Pues bien, esto ha quedado más claro, si cabe, gracias a la publicación de la base de datos de vulnerabilidades del National Institute of Standars and Technology (NIST) perteneciente al Departamento de Comercio de Estados Unidos. Según los datos recopilados, la aplicación de mensajería propiedad de Facebook registró doce brechas de seguridad durante 2019. Y siete de ellas fueron especialmente críticas. La vulnerabilidades resultan bastante variadas. Entre ellas se encuentra la CVE-2019-3568, que, al permitir a los ciberdelincuentes inyectar código malicioso (virus) de forma remota en los «smartphones», resultaba, de acuerdo con la institución, especialmente peligrosa. Fue descubierta en mayo del año pasado. La CVE-2019-11933 también resultaba especialmente peligrosa, aunque, en este caso, solo se podía ejecutar en dispositivos con sistema operativo Android antes de la actualización 2.19.291. Según señala el NIST, este fallo de seguridad permitía «la ejecución arbitraria de código o causar una denegación de servicio» de la aplicación de mensajería. «Financial Times», que fue el medio que adelantó la noticia, apunta que el número de vulnerabilidades reportadas en el informe ha sido bastante superior que en años anteriores, cuando solo se nombraban uno o dos informes de seguridad relacionados con WhatsApp. Cabe recordar que, más allá del reciente escándalo del hackeo del teléfono del CEO de Amazon, la aplicación ha sido protagonista de otras polémicas basadas en su seguridad. Una de las más sonadas ha estado relacionada con el «spyware» Pegasus. Creado por la empresa israelí NSO, este software de espionaje permite robar información de WhatsApp de los dispositivos infectados. «Pegasus permite manipular cualquier dispositivo y poder acceder a todos los datos del terminal. Es un troyano que te da acceso a todo lo que hay en el dispositivo, tanto aplicaciones, como fotos o contactos. No está al alcance de cualquier usuario, solo de estados y servicios de inteligencia», explicaba a ABC el hacker Deepak Daswani hace unos meses. Precisamente, en julio la empresa israelí reconoció que su software de espionaje ya está preparado para acceder a otras importantes plataformas digitales, como Facebook, Google, Amazon o el servicio de almacenamiento de Apple: iCloud. Sin embargo, la compañía afirma que no comercia con el virus. Según explican, solo está disponible para aquellos gobiernos que lo quieran emplear para combatir el terrorismo y la delincuencia.
01-02-2020 | abc.es
Este es el plan de Huawei para su era post Google
Huawei entra en un 2020 que plantea muchas dudas sobre la continuidad de la empresa china en el mercado de telefonía móvil sin Google. Los vetos del ejecutivo de Trump dejaron a Huawei sin sistema operativo para sus teléfonos móviles y las aplicaciones más utilizadas en occidente en el 2019. La razón de apostar por alejarse claramente de Google y Android. Algo que ya se vio con el Mate 30 Pro sin aplicaciones de Google ni PlayStore marcó el comienzo de una nueva era para Huawei, más que un bache en el camino. La firma asiática se ha volcado en el software empezando a competir directamente con el buscador americano en muchas de sus categorías de producto. Pablo Wang, director de unidad de negocio de Huawei España, ha explicado en un evento en el que asistió ABC que se van a enfocar en diversificar sus productos de cara a evitar la alta dependencia de los servicios de Google. «Veremos este año nuevos productos de software, como un buscador potente, una aplicación de música y una apuesta por la nube, todos los productos de Huawei vendrán con espacio en la nube», apuntó. «No sería de extrañar que empezara a ver este año alternativas a Gmail, Google Maps o YouTube entre los productos de Huawei», añadió. De hecho, su plan pasa por trazar nuevas alianzas con empresas de terceros como TomTom, que le permitirá deshacerse de los mapas de Google Maps. La App Gallery de Huawei ha sido uno de los grandes problemas del Mate 30 Pro, el último teléfono móvil presentado en España, pese a que se suben más de 100 aplicaciones diarias a la tienda, ésta sigue estando muy lejos de la oferta de la Google Play Store. «Huawei va a seguir en este mercado sí o sí, sin entrar en valoraciones de producto, sino por el espíritu. En el 2020 empezamos con más fuerza que nunca», sostuvo el directivo. A pesar de los problemas por los que atravesó Huawei en el 2019, el Mate 30 Pro funcionó en ventas mejor de lo esperado, y estará disponible ahora también en algunos operadores de telefonía, un claro signo de que ha tenido una mejor acogida en el mercado español de lo indicado en las primeras previsiones. Gracias a otros productos, como el Huawei Watch GT 2, FreeBuds 3 y las tabletas, la venta de productos de la marca «no ha bajado» durante las navidades. Sin embargo, la firma china, que se ha situado como la segunda mayor vendedora de «smartphones» durante 2019 detrás de Samsung, ha querido «apretar el acelerador» y lejos de retirarse ante los contratiempos del año pasado, ha optado por una estrategia mucho más agresiva, adelantando el lanzamiento de un «gran producto», en exclusiva para España el 22 de febrero. Además, el próximo 17 de febrero inaugurará su propio canal de «eCommerce» donde se podrán adquirir todos los productos de Huawei. Wang ha prometido que este año lanzarán más de un producto al mes, entre los que se ha insinuado una televisión. Parte de esta provocadora estrategia será la de abrir tiendas por todo España, empezando por Barcelona el mes que viene, y a partir de ese momento una al mes. El fabricante cree que, lejos de amedrentarse con los problemas del 2019, 2020 va a ser un gran año; ha decido poner toda la carne en el asador, competir contra Google y Android, y acelerar el lanzamiento de productos con especial hincapié en España. Sus nuevos portátiles Siguiendo fieles a la filosofía de presentar nuevos productos de forma continua, hoy Huawei ha lanzado dos nuevos portátiles ultra ligeros con Windows 10, y un precio muy competitivo. Huawei MateBook D14, y D15, de 15.6 y 14 pulgadas respectivamente, pantalla FullHD, procesador AMD Ryzen 5 3500U de 12 nm y una GPU AMD Radeon Vega 8. Dos equipos muy interesantes, sobre todo por su atractivo precio, 749? y 699 euros. Otra novedad es que los Freebuds 3, los auriculares inalámbricos de Huawei, añaden el color rojo a la gama ya existente de blanco y negro. Los podremos disfrutar en San Valentin, a partir del 14 de febrero.
01-02-2020 | abc.es
Este es el plan de Huawei para evitar la dependencia de Google
Huawei entra en un 2020 que plantea muchas dudas sobre la continuidad de la empresa china en el mercado de telefonía móvil sin Google. Los vetos del ejecutivo de Trump dejaron a Huawei sin sistema operativo para sus teléfonos móviles y las aplicaciones más utilizadas en occidente en el 2019. La razón de apostar por alejarse claramente de Google y Android. Algo que ya se vio con el Mate 30 Pro sin aplicaciones de Google ni PlayStore marcó el comienzo de una nueva era para Huawei, más que un bache en el camino. La firma asiática se ha volcado en el software empezando a competir directamente con el buscador americano en muchas de sus categorías de producto. Pablo Wang, director de unidad de negocio de Huawei España, ha explicado en un evento en el que asistió ABC que se van a enfocar en diversificar sus productos de cara a evitar la alta dependencia de los servicios de Google. «Veremos este año nuevos productos de software, como un buscador potente, una aplicación de música y una apuesta por la nube, todos los productos de Huawei vendrán con espacio en la nube», apuntó. «No sería de extrañar que empezara a ver este año alternativas a Gmail, Google Maps o YouTube entre los productos de Huawei», añadió. De hecho, su plan pasa por trazar nuevas alianzas con empresas de terceros como TomTom, que le permitirá deshacerse de los mapas de Google Maps. La App Gallery de Huawei ha sido uno de los grandes problemas del Mate 30 Pro, el último teléfono móvil presentado en España, pese a que se suben más de 100 aplicaciones diarias a la tienda, ésta sigue estando muy lejos de la oferta de la Google Play Store. «Huawei va a seguir en este mercado sí o sí, sin entrar en valoraciones de producto, sino por el espíritu. En el 2020 empezamos con más fuerza que nunca», sostuvo el directivo. A pesar de los problemas por los que atravesó Huawei en el 2019, el Mate 30 Pro funcionó en ventas mejor de lo esperado, y estará disponible ahora también en algunos operadores de telefonía, un claro signo de que ha tenido una mejor acogida en el mercado español de lo indicado en las primeras previsiones. Gracias a otros productos, como el Huawei Watch GT 2, FreeBuds 3 y las tabletas, la venta de productos de la marca «no ha bajado» durante las navidades. Sin embargo, la firma china, que se ha situado como la segunda mayor vendedora de «smartphones» durante 2019 detrás de Samsung, ha querido «apretar el acelerador» y lejos de retirarse ante los contratiempos del año pasado, ha optado por una estrategia mucho más agresiva, adelantando el lanzamiento de un «gran producto», en exclusiva para España el 22 de febrero. Además, el próximo 17 de febrero inaugurará su propio canal de «eCommerce» donde se podrán adquirir todos los productos de Huawei. Wang ha prometido que este año lanzarán más de un producto al mes, entre los que se ha insinuado una televisión. Parte de esta provocadora estrategia será la de abrir tiendas por todo España, empezando por Barcelona el mes que viene, y a partir de ese momento una al mes. El fabricante cree que, lejos de amedrentarse con los problemas del 2019, 2020 va a ser un gran año; ha decido poner toda la carne en el asador, competir contra Google y Android, y acelerar el lanzamiento de productos con especial hincapié en España. Sus nuevos portátiles Siguiendo fieles a la filosofía de presentar nuevos productos de forma continua, hoy Huawei ha lanzado dos nuevos portátiles ultra ligeros con Windows 10, y un precio muy competitivo. Huawei MateBook D14, y D15, de 15.6 y 14 pulgadas respectivamente, pantalla FullHD, procesador AMD Ryzen 5 3500U de 12 nm y una GPU AMD Radeon Vega 8. Dos equipos muy interesantes, sobre todo por su atractivo precio, 749? y 699 euros. Otra novedad es que los Freebuds 3, los auriculares inalámbricos de Huawei, añaden el color rojo a la gama ya existente de blanco y negro. Los podremos disfrutar en San Valentin, a partir del 14 de febrero.
01-02-2020 | abc.es
Despídete de WhatsApp en estos móviles a partir de ahora
La popular plataforma de mensajería instantánea WhatsApp dejará de funcionar en teléfonos con sistema operativo Android 2.3.7 e iPhones con iOS 8 o anteriores a partir de este sábado 1 de febrero, lo que podría tener repercusiones significativas en algunas partes del mundo. Quienes usen un sistema operativo antiguo deberán, si quieren poder seguir usando WhatsApp, deberían haberlo actualizado antes del sábado. Se trata de sistemas operativos antiguos que, a partir de ahora, no recibirán actualizaciones. El servicio de chat continuará prestando soporte técnico a las versiones Android 4.0.3 (conocida como Ice Cream Sandwich y lanzada en 2011) y iOS 9 (liberada en 2015) en adelante. Una decisión, por tanto, que dejará fuera a las versiones anteriores. Para estos sistemas operativos ya no se podrán crear nuevas cuentas ni volver a verificar las existentes, a pesar de que «podrá continuar utilizando WhatsApp» en las versiones anteriores de Android 2.3.7 y iOS 8 hasta este 1 de febrero. Desde hace más de un año, en estas versiones de los sistemas operativos para móviles de Google y Apple ya no era posible crear cuentas nuevas de WhatsApp ni volver a verificar cuentas ya existentes, pero sí se permitía a quienes ya tuviesen la aplicación instalada seguir usándola con normalidad. Android 2.3.7 es la última actualización del sistema Android 2.3 o «Gingerbread» («pan de jengibre», en inglés), lanzado al mercado en 2010, y al que desde entonces han sucedido casi una decena de nuevos sistemas operativos. iOS 8, por su parte, llegó a los iPhone en septiembre de 2014, y fue reemplazado un año después por el iOS 9. Ambas plataformas son obsoletas y tienen escaso uso. Según la consultora StatCounter, estas versiones de Android e iOS la utilizan menos del 1% de los usuarios. Eso sí, al tratarse de sistemas operativos muy antiguos, no se espera que la decisión de WhatsApp vaya a tener un gran impacto en mercados móviles maduros como Estados Unidos o Europa, pero sí podría resultar significativa para mercados emergentes con gran cantidad de teléfonos antiguos como India o algunos países africanos. Hay que tener en cuenta que WhatsApp solo se puede activar desde un número de teléfono en un único dispositivo. No hay opción para transferir su historial de chat entre plataformas. Sin embargo, desde la compañía aseguran que existe la opción de «exportar el historial de chat como un archivo adjunto de correo electrónico». Además, WhatsApp ha desaparecido en Windows Phone desde finales del año pasado. Tampoco funciona ya esa «app» en otros modelos de «smartphones» con sistemas operativos menos trascendentes como KaiOS 2.5.1 o posterior, incluidos los dispositivos JioPhone y JioPhone 2. La firma propietaria de WhatsApp. Facebook, volvió a desautorizar este miércoles a quienes llevan tiempo augurando una posible pérdida de usuarios en su plataforma e informó de que cerró 2019 con un 9 % más de internautas, aunque las cuantiosas multas por parte de los reguladores lastraron sus resultados financieros. Cómo saber la versión de WhatsApp que tengo 1.- Accede al panel «Ajustes». 2.- En caso de Android hay que ir a «Información del teléfono», mientras que en el caso de iOS (iPhone) hay que dirigirse a «General/Actualización de software». 3.- Entonces, se puede consultar la versión del sistema operativo.
01-02-2020 | abc.es
WhatsApp deja de funcionar en estos móviles a partir de ahora: comprueba si tu móvil está entre ellos
La popular plataforma de mensajería instantánea WhatsApp dejará de funcionar en teléfonos con sistema operativo Android 2.3.7 e iPhones con iOS 8 o anteriores a partir de este sábado 1 de febrero, lo que podría tener repercusiones significativas en algunas partes del mundo. Quienes usen un sistema operativo antiguo deberán, si quieren poder seguir usando WhatsApp, deberían haberlo actualizado antes del sábado. Se trata de sistemas operativos antiguos que, a partir de ahora, no recibirán actualizaciones de WhatsApp. El servicio de chat continuará prestando soporte técnico a las versiones Android 4.0.3 (conocida como Ice Cream Sandwich y lanzada en 2011) y iOS 9 (liberada en 2015) en adelante. Una decisión, por tanto, que dejará fuera a las versiones anteriores. Para estos sistemas operativos ya no se podrán crear nuevas cuentas ni volver a verificar las existentes, a pesar de que «podrá continuar utilizando WhatsApp» en las versiones anteriores de Android 2.3.7 y iOS 8 hasta este 1 de febrero. Desde hace más de un año, en estas versiones de los sistemas operativos para móviles de Google y Apple ya no era posible crear cuentas nuevas de WhatsApp ni volver a verificar cuentas ya existentes, pero sí se permitía a quienes ya tuviesen la aplicación instalada seguir usándola con normalidad. Android 2.3.7 es la última actualización del sistema Android 2.3 o «Gingerbread» («pan de jengibre», en inglés), lanzado al mercado en 2010, y al que desde entonces han sucedido casi una decena de nuevos sistemas operativos. iOS 8, por su parte, llegó a los iPhone en septiembre de 2014, y fue reemplazado un año después por el iOS 9. Ambas plataformas son obsoletas y tienen escaso uso. Según la consultora StatCounter, estas versiones de Android e iOS la utilizan menos del 1% de los usuarios. Eso sí, al tratarse de sistemas operativos muy antiguos, no se espera que la decisión de WhatsApp vaya a tener un gran impacto en mercados móviles maduros como Estados Unidos o Europa, pero sí podría resultar significativa para mercados emergentes con gran cantidad de teléfonos antiguos como India o algunos países africanos. Hay que tener en cuenta que WhatsApp solo se puede activar desde un número de teléfono en un único dispositivo. No hay opción para transferir su historial de chat entre plataformas. Sin embargo, desde la compañía aseguran que existe la opción de «exportar el historial de chat como un archivo adjunto de correo electrónico». Además, WhatsApp ha desaparecido en Windows Phone desde finales del año pasado. Tampoco funciona ya esa «app» en otros modelos de «smartphones» con sistemas operativos menos trascendentes como KaiOS 2.5.1 o posterior, incluidos los dispositivos JioPhone y JioPhone 2. La firma propietaria de WhatsApp. Facebook, volvió a desautorizar este miércoles a quienes llevan tiempo augurando una posible pérdida de usuarios en su plataforma e informó de que cerró 2019 con un 9 % más de internautas, aunque las cuantiosas multas por parte de los reguladores lastraron sus resultados financieros. Cómo saber la versión de WhatsApp que tengo 1.- Accede al panel «Ajustes». 2.- En caso de Android hay que ir a «Información del teléfono», mientras que en el caso de iOS (iPhone) hay que dirigirse a «General/Actualización de software». 3.- Entonces, se puede consultar la versión del sistema operativo.
01-02-2020 | abc.es
WhatsApp deja de funcionar en millones de móviles a partir de ahora: comprueba si el tuyo está entre ellos
La popular plataforma de mensajería instantánea WhatsApp dejará de funcionar en teléfonos con sistema operativo Android 2.3.7 e iPhones con iOS 8 o anteriores a partir de este sábado 1 de febrero, lo que podría tener repercusiones significativas en algunas partes del mundo. Quienes usen un sistema operativo antiguo deberán, si quieren poder seguir usando WhatsApp, deberían haberlo actualizado antes del sábado. Se trata de sistemas operativos antiguos que, a partir de ahora, no recibirán actualizaciones de WhatsApp. El servicio de chat continuará prestando soporte técnico a las versiones Android 4.0.3 (conocida como Ice Cream Sandwich y lanzada en 2011) y iOS 9 (liberada en 2015) en adelante. Una decisión, por tanto, que dejará fuera a las versiones anteriores. Para estos sistemas operativos ya no se podrán crear nuevas cuentas ni volver a verificar las existentes, a pesar de que «podrá continuar utilizando WhatsApp» en las versiones anteriores de Android 2.3.7 y iOS 8 hasta este 1 de febrero. Desde hace más de un año, en estas versiones de los sistemas operativos para móviles de Google y Apple ya no era posible crear cuentas nuevas de WhatsApp ni volver a verificar cuentas ya existentes, pero sí se permitía a quienes ya tuviesen la aplicación instalada seguir usándola con normalidad. Android 2.3.7 es la última actualización del sistema Android 2.3 o «Gingerbread» («pan de jengibre», en inglés), lanzado al mercado en 2010, y al que desde entonces han sucedido casi una decena de nuevos sistemas operativos. iOS 8, por su parte, llegó a los iPhone en septiembre de 2014, y fue reemplazado un año después por el iOS 9. Ambas plataformas son obsoletas y tienen escaso uso. Según la consultora StatCounter, estas versiones de Android e iOS la utilizan menos del 1% de los usuarios. Eso sí, al tratarse de sistemas operativos muy antiguos, no se espera que la decisión de WhatsApp vaya a tener un gran impacto en mercados móviles maduros como Estados Unidos o Europa, pero sí podría resultar significativa para mercados emergentes con gran cantidad de teléfonos antiguos como India o algunos países africanos. Hay que tener en cuenta que WhatsApp solo se puede activar desde un número de teléfono en un único dispositivo. No hay opción para transferir su historial de chat entre plataformas. Sin embargo, desde la compañía aseguran que existe la opción de «exportar el historial de chat como un archivo adjunto de correo electrónico». Además, WhatsApp ha desaparecido en Windows Phone desde finales del año pasado. Tampoco funciona ya esa «app» en otros modelos de «smartphones» con sistemas operativos menos trascendentes como KaiOS 2.5.1 o posterior, incluidos los dispositivos JioPhone y JioPhone 2. La firma propietaria de WhatsApp. Facebook, volvió a desautorizar este miércoles a quienes llevan tiempo augurando una posible pérdida de usuarios en su plataforma e informó de que cerró 2019 con un 9 % más de internautas, aunque las cuantiosas multas por parte de los reguladores lastraron sus resultados financieros. Cómo saber la versión de WhatsApp que tengo 1.- Accede al panel «Ajustes». 2.- En caso de Android hay que ir a «Información del teléfono», mientras que en el caso de iOS (iPhone) hay que dirigirse a «General/Actualización de software». 3.- Entonces, se puede consultar la versión del sistema operativo.
01-02-2020 | abc.es
WhatsApp deja de funcionar en millones de móviles a partir de ahora
La popular plataforma de mensajería instantánea WhatsApp dejará de funcionar en teléfonos con sistema operativo Android 2.3.7 e iPhones con iOS 8 o anteriores a partir de este sábado 1 de febrero, lo que podría tener repercusiones significativas en algunas partes del mundo. Quienes usen un sistema operativo antiguo deberán, si quieren poder seguir usando WhatsApp, deberían haberlo actualizado antes del sábado. Se trata de sistemas operativos antiguos que, a partir de ahora, no recibirán actualizaciones de WhatsApp. El servicio de chat continuará prestando soporte técnico a las versiones Android 4.0.3 (conocida como Ice Cream Sandwich y lanzada en 2011) y iOS 9 (liberada en 2015) en adelante. Una decisión, por tanto, que dejará fuera a las versiones anteriores. Para estos sistemas operativos ya no se podrán crear nuevas cuentas ni volver a verificar las existentes, a pesar de que «podrá continuar utilizando WhatsApp» en las versiones anteriores de Android 2.3.7 y iOS 8 hasta este 1 de febrero. Desde hace más de un año, en estas versiones de los sistemas operativos para móviles de Google y Apple ya no era posible crear cuentas nuevas de WhatsApp ni volver a verificar cuentas ya existentes, pero sí se permitía a quienes ya tuviesen la aplicación instalada seguir usándola con normalidad. Android 2.3.7 es la última actualización del sistema Android 2.3 o «Gingerbread» («pan de jengibre», en inglés), lanzado al mercado en 2010, y al que desde entonces han sucedido casi una decena de nuevos sistemas operativos. iOS 8, por su parte, llegó a los iPhone en septiembre de 2014, y fue reemplazado un año después por el iOS 9. Ambas plataformas son obsoletas y tienen escaso uso. Según la consultora StatCounter, estas versiones de Android e iOS la utilizan menos del 1% de los usuarios. Eso sí, al tratarse de sistemas operativos muy antiguos, no se espera que la decisión de WhatsApp vaya a tener un gran impacto en mercados móviles maduros como Estados Unidos o Europa, pero sí podría resultar significativa para mercados emergentes con gran cantidad de teléfonos antiguos como India o algunos países africanos. Hay que tener en cuenta que WhatsApp solo se puede activar desde un número de teléfono en un único dispositivo. No hay opción para transferir su historial de chat entre plataformas. Sin embargo, desde la compañía aseguran que existe la opción de «exportar el historial de chat como un archivo adjunto de correo electrónico». Además, WhatsApp ha desaparecido en Windows Phone desde finales del año pasado. Tampoco funciona ya esa «app» en otros modelos de «smartphones» con sistemas operativos menos trascendentes como KaiOS 2.5.1 o posterior, incluidos los dispositivos JioPhone y JioPhone 2. La firma propietaria de WhatsApp. Facebook, volvió a desautorizar este miércoles a quienes llevan tiempo augurando una posible pérdida de usuarios en su plataforma e informó de que cerró 2019 con un 9 % más de internautas, aunque las cuantiosas multas por parte de los reguladores lastraron sus resultados financieros. Cómo saber la versión de WhatsApp que tengo 1.- Accede al panel «Ajustes». 2.- En caso de Android hay que ir a «Información del teléfono», mientras que en el caso de iOS (iPhone) hay que dirigirse a «General/Actualización de software». 3.- Entonces, se puede consultar la versión del sistema operativo.
01-02-2020 | abc.es
¿Es cierto que me va a dejar de funcionar WhatsApp en estos móviles?
La popular plataforma de mensajería instantánea WhatsApp dejará de funcionar en teléfonos con sistema operativo Android 2.3.7 e iPhones con iOS 8 o anteriores a partir de este sábado 1 de febrero, lo que podría tener repercusiones significativas en algunas partes del mundo. Quienes usen un sistema operativo antiguo deberán, si quieren poder seguir usando WhatsApp, deberían haberlo actualizado antes del sábado. Se trata de sistemas operativos antiguos que, a partir de ahora, no recibirán actualizaciones de WhatsApp. El servicio de chat continuará prestando soporte técnico a las versiones Android 4.0.3 (conocida como Ice Cream Sandwich y lanzada en 2011) y iOS 9 (liberada en 2015) en adelante. Una decisión, por tanto, que dejará fuera a las versiones anteriores. Para estos sistemas operativos ya no se podrán crear nuevas cuentas ni volver a verificar las existentes, a pesar de que «podrá continuar utilizando WhatsApp» en las versiones anteriores de Android 2.3.7 y iOS 8 hasta este 1 de febrero. Desde hace más de un año, en estas versiones de los sistemas operativos para móviles de Google y Apple ya no era posible crear cuentas nuevas de WhatsApp ni volver a verificar cuentas ya existentes, pero sí se permitía a quienes ya tuviesen la aplicación instalada seguir usándola con normalidad. Android 2.3.7 es la última actualización del sistema Android 2.3 o «Gingerbread» («pan de jengibre», en inglés), lanzado al mercado en 2010, y al que desde entonces han sucedido casi una decena de nuevos sistemas operativos. iOS 8, por su parte, llegó a los iPhone en septiembre de 2014, y fue reemplazado un año después por el iOS 9. Ambas plataformas son obsoletas y tienen escaso uso. Según la consultora StatCounter, estas versiones de Android e iOS la utilizan menos del 1% de los usuarios. Eso sí, al tratarse de sistemas operativos muy antiguos, no se espera que la decisión de WhatsApp vaya a tener un gran impacto en mercados móviles maduros como Estados Unidos o Europa, pero sí podría resultar significativa para mercados emergentes con gran cantidad de teléfonos antiguos como India o algunos países africanos. Hay que tener en cuenta que WhatsApp solo se puede activar desde un número de teléfono en un único dispositivo. No hay opción para transferir su historial de chat entre plataformas. Sin embargo, desde la compañía aseguran que existe la opción de «exportar el historial de chat como un archivo adjunto de correo electrónico». Además, WhatsApp ha desaparecido en Windows Phone desde finales del año pasado. Tampoco funciona ya esa «app» en otros modelos de «smartphones» con sistemas operativos menos trascendentes como KaiOS 2.5.1 o posterior, incluidos los dispositivos JioPhone y JioPhone 2. La firma propietaria de WhatsApp. Facebook, volvió a desautorizar este miércoles a quienes llevan tiempo augurando una posible pérdida de usuarios en su plataforma e informó de que cerró 2019 con un 9 % más de internautas, aunque las cuantiosas multas por parte de los reguladores lastraron sus resultados financieros. Cómo saber la versión de WhatsApp que tengo 1.- Accede al panel «Ajustes». 2.- En caso de Android hay que ir a «Información del teléfono», mientras que en el caso de iOS (iPhone) hay que dirigirse a «General/Actualización de software». 3.- Entonces, se puede consultar la versión del sistema operativo.
31-01-2020 | abc.es
Cómo eliminar las suscripciones del correo electrónico y de las «apps»
Los usuarios reciben a lo largo del día todo tipo de correos electrónicos en su bandeja de entrada: aquellos que les interesan y que provienen de remitentes que pretenden ofrecerles información sobre temas laborales o de compras que han realizado; y aquellos que pertenecen a empresas, muchas de ellas redes sociales, cuyo contenido es fundamentalmente publicitario. Los correos publicitarios suelen pertenecer a compañías de moda o de ocio, o a redes sociales, que han incluido al usuario en una lista de distribución para enviarle correos electrónicos sobre su servicio y que, en muchas ocasiones, el usuario ni siquiera recuerda cuándo ha aceptado recibir tal información. «Ya han salido los conciertos de enero», por ejemplo si provienen de una sala de conciertos, o «Descubre las novedades de la semana», en el caso de aplicaciones de música en «streaming» como Spotify, son algunos ejemplos de este tipo de «emails». Para acabar con estos correos masivos, existen varios métodos que los usuarios pueden utilizar para darse de baja de sus correspondientes suscripciones a través de diferentes webs y opciones dentro de las propias aplicaciones y servicios de correo electrónico. Por correo electrónico La opción más habitual para no volver a recibir correos promocionales de un remitente determinado es la de acudir a la parte inferior del cuerpo del correo electrónico. Aquí suele aparecer una opción que avisa al usuario de que puede darse de baja de la lista de distribución. Para ello, solo tiene que pulsar sobre la opción «darse de baja», «darse de baja de esta lista» o «cancelar suscripción». La web conducirá, generalmente, a una ventana en la que el usuario tendrá que seleccionar entre varias opciones el porqué quiere darse de baja para, seguidamente, ser eliminado de la lista de distribución. De esta forma, ya no volverá a recibir ningún correo electrónico de ese remitente, salvo que vuelva a darse de alta. Otra opción para darse de baja de la lista de distribución desde el correo electrónico es la de usar el enlace que Google ha incorporado para ello. En una versión para ordenador, el usuario tendrá que abrir un correo del remitente del que quiere cancelar la recepción de mensajes. Junto al nombre del remitente, aparece la opción «Cancelar suscripción» o «Cambiar preferencias». En la versión móvil de Gmail, esta opción aparece en los tres puntos que se encuentran en la parte superior derecha, que despliegan una serie de opciones entre las que se encuentra «Cancelar suscripción». No obstante, Google, en su página de Ayuda de Gmail, advierte que esta opción puede no aparecer -ni en web ni móvil-. Entonces, insta a bloquear al remitente o marcar el mensaje como «spam». Para darse de baja de una lista de suscripción en iOS Mail y en Outlook el mecanismo que hay que seguir es el mismo, aunque en estos casos la opción de eliminar suscripción en el escritorio aparece sobre el remitente del correo en lugar de a su lado. En el caso de Yahoo, solo se permite marcar como «spam» o correo basura tanto en móvil como en escritorio. Herramientas para borrarlo todo Por otra parte, si el usuario prefiere eliminar sus suscripciones de una forma más cómoda y haciendo un borrado completo de sus datos para no dejar rastro de su presencia en la correspondiente plataforma, lo puede hacer a través de herramientas creadas específicamente para ello como Elimíname, Unsuscriber, Unlistr o hasta hace poco Unroll.me. En el caso de Elimíname, se trata de una herramienta a la que se puede acceder a través de la página sobre ciberseguridad Derecho de la Red, que permite eliminar las suscripciones del usuario en Facebook, Yahoo, Instagram, Medium, Pinterest, Disqus, MySpace, Shopify, Spotify, Twitter, Skype, Linkedin, Google, Flickr, Badoo, Reddit, Slack, Telegram y Yammer. El usuario tendrá que pulsar sobre el enlace del servicio correspondiente disponible en la página, que le redigirá a la página oficial de la aplicación de la que desea darse de baja. Este tendrá que iniciar sesión con su cuenta y seguir los pasos que aparezcan en pantalla. Otra herramienta es Unsuscriber, que sigue un mecanismo similar a la anterior. El usuario debe iniciar sesión en su cuenta de correo electrónico a través de la web, donde se creará una carpeta «Unsuscribe» (darse de baja). Allí, deberá ir arrastrando e introduciendo todos aquellos correos no deseados, de tal forma que la herramienta bloqueará automáticamente los «emails» que entren del remitente en la bandeja de entrada. Seguidamente, la herramienta avisará al remitente del correo correspondiente que el usuario desea cancelar su suscripción y ser eliminado de la lista de distribución. Hasta que esto suceda, los correos de ese remitente se almacenarán en la carpeta «Unsuscribe». Otra herramienta es Unlistr, que se puede utilizar en Outlook, iOS y Android para eliminar automáticamente todos aquellos correos electrónicos no deseados por el usuario. El usuario tendrá que instalar la aplicación, seleccionar los remitentes de correo de los que no quiere recibir contenido y Unlistr eliminará automáticamente todos aquellos correos que provengan de ese remitente y se «autodará de baja», como señalan en su página web. Unroll.me era una herramienta que permitía eliminar también las suscripciones a correos masivos como Unsuscriber o Elimíname, pero que actualmente no se encuentra disponible en la Unión Europea ni en el Área Económica Europea, como aseguran desde su página web. Esto se debe a su incompatibilidad con el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, ya que recopila la información recogida de los usuarios con fines analíticos y de estudio de mercado. Eliminar solo algunas notificaciones Por otra parte, para aquellos usuarios que no quieran eliminar su suscripción a una lista de distribución completa sino solo a determinadas informaciones que envían los servicios, lo puede hacer a través de los ajustes de cada aplicación. Así, en Spotify, si acude a su perfil, a Notificaciones, el usuario podrá seleccionar qué tipo de información quiere recibir por correo electrónico y qué no. Lo mismo sucede en redes sociales como Twitter, donde el usuario puede acudir a «Configuración y Privacidad» dentro del menú de opciones de su perfil, a «Notificaciones» --> «Notificaciones por correo electrónico». Ahí podrá seleccionar qué contenidos quiere recibir a través de ese servicio. El mismo mecanismo se puede seguir en Facebook, dentro de «Notificaciones --> Correo electrónico». Y también en Instagram, accediendo a «Notificaciones» dentro de «Configuración» en el perfil, y al apartado «Correo electrónico y SMS». En definitiva, el usuario cuenta con diversos mecanismos para eliminar las suscripciones que tiene activas de las listas de distribución. Las empresas las emplean para enviar información publicitaria o con boletines informativos, y por ello es importante conocer todas estas herramientas para proceder a la eliminación del servicio no deseado, con el fin de acabar con los correos basura que llegan a la bandeja de entrada o, al menos, saber que se tiene la opción de poder seleccionar qué información se quiere recibir al respecto.
22