Noticias de "android"

16-01-2020 | abc.es
Cómo configurar el control parental en los servicios de internet
Internet está presente en la vida de millones de personas. También, por supuesto, entre los más vulnerables, los menores de edad. Un grupo especialmente protegido que, pese a todo, accede a los dispositivos móviles con relativa frecuencia y alejado, muchas veces, de las debidas medidas de seguridad. Padres y adultos que, por ignorancia o desconocimiento, dejan la supervisión de los contenidos que ven los niños para otro momento. Y, es cierto, inapropiados en muchos momentos. Las empresas tecnológicas han procurado dotar a sus servicios digitales de medidas de control y privacidad en una respuesta a la presión y demanda popular. Cada vez más conscientes de los potenciales riesgos a los que se enfrentan los menores, tenemos a nuestro alcance diferentes opciones para establecer filtros a los contenidos. Para ser incluso más conscientes del uso de los dispositivos electrónicos, firmas como Apple o Google han desarrollado en las últimas versiones de sus sistemas operativos servicios para monitorizar la actividad. Soluciones diseñadas para que los usuarios sepan de primera mano el tiempo que dedican a internet. Ambas compañías también han desarrollado controles parentales, que permiten, entre otras cosas, impedir que un menor compre una aplicación, restringir las búsquedas o evitar los contenidos inapropiados. Independientemente de que tus hijos sean adolescentes o niños pequeños, el gigante de internet Google cuenta con la aplicación «Family Link». Un servicio independiente que permite «establecer reglas digitales básicas» para guiar a los más pequeños «mientras aprenden, juegan y exploran» en internet. Está disponible tanto para Android como para iOS. Con la aplicación puedes crear una cuenta de Google para tu hijo/a si es menor de 14 años y usarla para añadir funciones de supervisión a la cuenta de Google actual de tu hijo. Ver su actividad La idea -según reconoce la compañía- es «adoptar hábitos digitales saludables». Por ejemplo, los padres pueden revisar y ver la actividad de los pequeños. Para ello, una vez descargada la aplicación en el dispositivo, aparecerá un apartado desde donde los usuarios podrán recibir información útil al respecto, tales como el tiempo de visionado de vídeos o cuánto tiempo ha estado revisando fotografías. Eso da una idea de a lo que se está dedicando el menor. Así se pueden dar consejos para que lleven una vida digital más saludable. Bloquear aplicaciones Desde la aplicación también se puede encontrar una opción incluso más interesante; permitir o bloquear aplicaciones que el adulto considera que no están adaptadas a su edad. La operación es sencilla porque desde una serie de notificaciones los adultos podrán aceptar o no las aplicaciones que se hayan descargado. Es una medida para protegerlos no sea que entren en algo que pueda poner en riesgo su seguridad o, simplemente, no sea recomendable para su edad. También se puede administrar comprar directas desde «apps», así como ocultar determinadas aplicaciones. Sugerencias de servicios Además, esta herramienta útil ofrece sugerencias y propuestas sobre contenidos, juegos y aplicaciones que pueden satisfacer la curiosidad de los más pequeños. Material didáctico muchas veces que pueden despertar su interés y, de paso, enseñarles cosas interesantes. Algunas de esas propuestas están revisadas por pedagogos y profesores. Vigilar y limitar su uso La decisión de entregarle un «smartphone» a tu hijo es una decisión más trascendental de lo que parece en un principio. Hay que enseñarle a usar el aparato, guiarle para que adopte buenas prácticas, educarle para que lleve un hábito saludable. No es un asunto baladí. Y ahí entra, por supuesto, un protocolo: limitarle su uso. ¿Cómo? En este caso el servicio permite establecer un tiempo máximo y una hora para irse a dormir de cara a «encontrar un equilibrio», recala la compañía. Sea para salir a jugar o para descansar, el sistema ofrece la posibilidad de bloquear el dispositivo de manera remota si es necesario. Saber dónde están en cada momento Otra de las grandes preocupaciones de los padres actualmente es el momento en el que salen solos. Miedos e inquietudes se funden en la cabeza de los padres, pero desde este tipo de software se puede saber en dónde están en tiempo real. Ahí ya depende de cada padre, porque hay quien considera que es una intromisión a su intimidad, pero a muchas personas les da tranquilidad. Así, desde la opción ?Ubicación? se puede comprobar fácilmente. Eso sí, una obviedad; tienen que tener el móvil encima.
16-01-2020 | abc.es
¿Dónde está mi hijo? ¿Qué aplicaciones usa? Cómo configurar el control parental en internet
Internet está presente en la vida de millones de personas. También, por supuesto, entre los más vulnerables, los menores de edad. Un grupo especialmente protegido que, pese a todo, accede a los dispositivos móviles con relativa frecuencia y alejado, muchas veces, de las debidas medidas de seguridad. Padres y adultos que, por ignorancia o desconocimiento, dejan la supervisión de los contenidos que ven los niños para otro momento. Y, es cierto, inapropiados en muchos momentos. Las empresas tecnológicas han procurado dotar a sus servicios digitales de medidas de control y privacidad en una respuesta a la presión y demanda popular. Cada vez más conscientes de los potenciales riesgos a los que se enfrentan los menores, tenemos a nuestro alcance diferentes opciones para establecer filtros a los contenidos. Para ser incluso más conscientes del uso de los dispositivos electrónicos, firmas como Apple o Google han desarrollado en las últimas versiones de sus sistemas operativos servicios para monitorizar la actividad. Soluciones diseñadas para que los usuarios sepan de primera mano el tiempo que dedican a internet. Ambas compañías también han desarrollado controles parentales, que permiten, entre otras cosas, impedir que un menor compre una aplicación, restringir las búsquedas o evitar los contenidos inapropiados. Independientemente de que tus hijos sean adolescentes o niños pequeños, el gigante de internet Google cuenta con la aplicación «Family Link». Un servicio independiente que permite «establecer reglas digitales básicas» para guiar a los más pequeños «mientras aprenden, juegan y exploran» en internet. Está disponible tanto para Android como para iOS. Con la aplicación puedes crear una cuenta de Google para tu hijo/a si es menor de 14 años y usarla para añadir funciones de supervisión a la cuenta de Google actual de tu hijo. Ver su actividad La idea -según reconoce la compañía- es «adoptar hábitos digitales saludables». Por ejemplo, los padres pueden revisar y ver la actividad de los pequeños. Para ello, una vez descargada la aplicación en el dispositivo, aparecerá un apartado desde donde los usuarios podrán recibir información útil al respecto, tales como el tiempo de visionado de vídeos o cuánto tiempo ha estado revisando fotografías. Eso da una idea de a lo que se está dedicando el menor. Así se pueden dar consejos para que lleven una vida digital más saludable. Bloquear aplicaciones Desde la aplicación también se puede encontrar una opción incluso más interesante; permitir o bloquear aplicaciones que el adulto considera que no están adaptadas a su edad. La operación es sencilla porque desde una serie de notificaciones los adultos podrán aceptar o no las aplicaciones que se hayan descargado. Es una medida para protegerlos no sea que entren en algo que pueda poner en riesgo su seguridad o, simplemente, no sea recomendable para su edad. También se puede administrar comprar directas desde «apps», así como ocultar determinadas aplicaciones. Sugerencias de servicios Además, esta herramienta útil ofrece sugerencias y propuestas sobre contenidos, juegos y aplicaciones que pueden satisfacer la curiosidad de los más pequeños. Material didáctico muchas veces que pueden despertar su interés y, de paso, enseñarles cosas interesantes. Algunas de esas propuestas están revisadas por pedagogos y profesores. Vigilar y limitar su uso La decisión de entregarle un «smartphone» a tu hijo es una decisión más trascendental de lo que parece en un principio. Hay que enseñarle a usar el aparato, guiarle para que adopte buenas prácticas, educarle para que lleve un hábito saludable. No es un asunto baladí. Y ahí entra, por supuesto, un protocolo: limitarle su uso. ¿Cómo? En este caso el servicio permite establecer un tiempo máximo y una hora para irse a dormir de cara a «encontrar un equilibrio», recala la compañía. Sea para salir a jugar o para descansar, el sistema ofrece la posibilidad de bloquear el dispositivo de manera remota si es necesario. Saber dónde están en cada momento Otra de las grandes preocupaciones de los padres actualmente es el momento en el que salen solos. Miedos e inquietudes se funden en la cabeza de los padres, pero desde este tipo de software se puede saber en dónde están en tiempo real. Ahí ya depende de cada padre, porque hay quien considera que es una intromisión a su intimidad, pero a muchas personas les da tranquilidad. Así, desde la opción ?Ubicación? se puede comprobar fácilmente. Eso sí, una obviedad; tienen que tener el móvil encima.
14-01-2020 | abc.es
Cómo configurar tu móvil nuevo
Llegas a la tienda con la ilusión de un niño. Esperas, nervioso, a que alguien te atienda. Vienes con una idea preconcebida de las marcas o modelos de teléfono móvil inteligente que deseas adquirir. Ese aparato electrónico por el que has esperado algún tiempo, que has ahorrado mucho dinero lo más probable porque algunos fabricantes se han subido a la parra con precios por encima de los mil euros. En cualquier caso, la idea es la misma: vas a renovar tu ?smartphone?. Lo más probable es que funciona con uno de estos dos sistemas operativos; o iOS (que es el software del iPhone, el móvil de Apple) o Android (la gran mayoría restante). Dos visiones distintas pero cada vez más parecidas a nivel estético. Dos interfaces de usuario y distintas funcionalidades. Y lo primero que haces al llegar a casa es querer ponerlo en marcha. Bien, hasta aquí todo correcto; el problema viene después. Cuando le das por primera vez al botón de arrancarlo. ¿Qué puedes hacer entonces? Aquí es cuando se abren varias opciones, y todo depende de lo que uno desee hacer. Lo más probable es que se transfieran los datos y archivos del ?smartphone? antiguo. Es lo lógico, pero en ocasiones -en supuestos como rotura de pantalla- se complica la cosa y es necesario configurarlo como nuevo móvil. Ahí es cuando uno piensa que ?ojalá hubiera hecho una copia de seguridad?. Lo de conservar la información desde una copia de seguridad debería ser ya algo habitual para los consumidores, pero muchos de ellos, sea por desconocimiento o ignorancia, pasan de largo hasta que vienen mal dadas. Y ahí, cuando se han perdido tus fotografías, es cuando vienen los llantos. Pero partamos de la base que hayamos guardado algo para la posteridad en forma de copia de seguridad. Lo primero que tendremos que hacer será introducir nuestra tarjeta SIM en el móvil. Tengo un móvil Android.. En caso de tener un terminal con el sistema operativo Android, hay que tener presente que si añades tu cuenta de Google a un móvil ya configurado, los datos que habías incluido previamente en la copia de seguridad de esa cuenta de Google se pasan a ese dispositivo. Para restaurar una cuenta con copia de seguridad en un teléfono en estado de fábrica, tan solo hay que seguir los pasos que aparecen en pantalla. Como detalle importante, hay que tener en cuenta que si la copia de seguridad se ha creado con una versión más reciente de Android no podrás restaurarla en un dispositivo que utilice una versión anterior. Google, en este caso, ofrece la posibilidad gratuita y fácil de restaurar la copia de seguridad que previamente se ha guardado en su servicio Drive. Para ello, tenemos que conectarnos a la red wifi doméstica porque son demasiados datos los que se van a transferir. Así, todas las fotos guardadas desde el servicio Photos, las aplicaciones instaladas previamente y diferentes ajustes van a mantenerse en el nuevo móvil. Si se quiere, se puede configurar como nuevo móvil y, posteriormente, restaurar la copia de seguridad. El proceso, por cierto, es casi automático siempre que se tenga la versión Android 8.1 o superior. Para tener nuestra copia de seguridad automática tenemos que ir en nuestro teléfono a «Ajustes/Sistema/Avanzado/Copia de seguridad y restauración». En cualquier caso, el móvil con esta plataforma exige conectarse a nuestra cuenta Google. Si la tienes, estupendo, si no habrá que hacerlo previamente, aunque también deja la opción abierta. Una vez completado los primeros pasos, se puede dejar a tu gusto tu nuevo móvil como cambiar el fondo de pantalla, añadir si quieres los «widgets» o configurar, entre otras cosas, los accesos directos o escoger el teclado que desees. Ya de paso, hacer limpieza Los usuarios pueden aprovechar esta circunstancia para hacer limpieza de servicios y aplicaciones que se usan poco y que consumen -algunas- batería al trabajar en segundo plano. Es el momento de pasar revista a todo lo que tenemos. El síndrome de Diógenes digital se aprecia, sobre todo, en los «smartphones». Se acumulan aplicaciones y aplicaciones de todo tipo que en algún momento alguien de nuestro entorno nos las recomendó pero que, en realidad, hemos usado una vez. Desde el apartado «Configuración» se puede saber un poco la última vez que las usamos. Si han pasado más de seis meses, se debería eliminar. Siempre puedes recuperarla, pero así dejamos las ventanas del móvil un poco más ligeras. Vale, ¿y si tengo un iPhone? Aquí la cosa cambia ligeramente. Desde la versión iOS 11, Apple permite, a través de un sistema de inicio rápido, copiar los datos del iPhone antiguo al nuevo en una acción que se realiza en un periquete. Encendiendo el dispositivo más reciente, el software va a detectar la presencia de otro terminal y va a sugerirte hacer el traspaso de poderes. Es casi mágico porque es una operación ágil y sencilla. Por motivos de seguridad, hay que introducir algunos datos previos como la contraseña y desde la cámara del móvil escanear un código encriptado del otro dispositivo. Ahí, se tendrá todo como hasta ahora. Apple también da la opción de configurarlo como nuevo móvil, aunque hay que saber que con esta opción se empieza de nuevas. Es decir, vas a tener que introducir las credenciales en todos los servicios, personalizar las opciones y permisos desde cero, descargarte las aplicaciones que consideres necesarias una por una y, por supuesto, nada que hayas hecho en la vida anterior -del móvil- como fotografías y vídeos los vas a tener disponibles.
14-01-2020 | abc.es
Cómo configurar tu teléfono móvil nuevo
Llegas a la tienda con la ilusión de un niño. Esperas, nervioso, a que alguien te atienda. Vienes con una idea preconcebida de las marcas o modelos de teléfono móvil inteligente que deseas adquirir. Ese aparato electrónico por el que has esperado algún tiempo, que has ahorrado mucho dinero lo más probable porque algunos fabricantes se han subido a la parra con precios por encima de los mil euros. En cualquier caso, la idea es la misma: vas a renovar tu «smartphone». Lo más probable es que funciona con uno de estos dos sistemas operativos; o iOS (que es el software del iPhone, el móvil de Apple) o Android (la gran mayoría restante). Dos visiones distintas pero cada vez más parecidas a nivel estético. Dos interfaces de usuario y distintas funcionalidades. Y lo primero que haces al llegar a casa es querer ponerlo en marcha. Bien, hasta aquí todo correcto; el problema viene después. Cuando le das por primera vez al botón de arrancarlo. ¿Qué puedes hacer entonces? Aquí es cuando se abren varias opciones, y todo depende de lo que uno desee hacer. Lo más probable es que se transfieran los datos y archivos del «smartphone» antiguo. Es lo lógico, pero en ocasiones -en supuestos como rotura de pantalla- se complica la cosa y es necesario configurarlo como nuevo móvil. Ahí es cuando uno piensa que «ojalá hubiera hecho una copia de seguridad». Lo de conservar la información desde una copia de seguridad debería ser ya algo habitual para los consumidores, pero muchos de ellos, sea por desconocimiento o ignorancia, pasan de largo hasta que vienen mal dadas. Y ahí, cuando se han perdido tus fotografías, es cuando vienen los llantos. Pero partamos de la base que hayamos guardado algo para la posteridad en forma de copia de seguridad. Lo primero que tendremos que hacer será introducir nuestra tarjeta SIM en el móvil. Tengo un móvil Android.. En caso de tener un terminal con el sistema operativo Android, hay que tener presente que si añades tu cuenta de Google a un móvil ya configurado, los datos que habías incluido previamente en la copia de seguridad de esa cuenta de Google se pasan a ese dispositivo. Para restaurar una cuenta con copia de seguridad en un teléfono en estado de fábrica, tan solo hay que seguir los pasos que aparecen en pantalla. Como detalle importante, hay que tener en cuenta que si la copia de seguridad se ha creado con una versión más reciente de Android no podrás restaurarla en un dispositivo que utilice una versión anterior. Google, en este caso, ofrece la posibilidad gratuita y fácil de restaurar la copia de seguridad que previamente se ha guardado en su servicio Drive. Para ello, tenemos que conectarnos a la red wifi doméstica porque son demasiados datos los que se van a transferir. Así, todas las fotos guardadas desde el servicio Photos, las aplicaciones instaladas previamente y diferentes ajustes van a mantenerse en el nuevo móvil. Si se quiere, se puede configurar como nuevo móvil y, posteriormente, restaurar la copia de seguridad. El proceso, por cierto, es casi automático siempre que se tenga la versión Android 8.1 o superior. Para tener nuestra copia de seguridad automática tenemos que ir en nuestro teléfono a «Ajustes/Sistema/Avanzado/Copia de seguridad y restauración». En cualquier caso, el móvil con esta plataforma exige conectarse a nuestra cuenta Google. Si la tienes, estupendo, si no habrá que hacerlo previamente, aunque también deja la opción abierta. Una vez completado los primeros pasos, se puede dejar a tu gusto tu nuevo móvil como cambiar el fondo de pantalla, añadir si quieres los «widgets» o configurar, entre otras cosas, los accesos directos o escoger el teclado que desees. Ya de paso, hacer limpieza Los usuarios pueden aprovechar esta circunstancia para hacer limpieza de servicios y aplicaciones que se usan poco y que consumen -algunas- batería al trabajar en segundo plano. Es el momento de pasar revista a todo lo que tenemos. El síndrome de Diógenes digital se aprecia, sobre todo, en los «smartphones». Se acumulan aplicaciones y aplicaciones de todo tipo que en algún momento alguien de nuestro entorno nos las recomendó pero que, en realidad, hemos usado una vez. Desde el apartado «Configuración» se puede saber un poco la última vez que las usamos. Si han pasado más de seis meses, se debería eliminar. Siempre puedes recuperarla, pero así dejamos las ventanas del móvil un poco más ligeras. Vale, ¿y si tengo un iPhone? Aquí la cosa cambia ligeramente. Desde la versión iOS 11, Apple permite, a través de un sistema de inicio rápido, copiar los datos del iPhone antiguo al nuevo en una acción que se realiza en un periquete. Encendiendo el dispositivo más reciente, el software va a detectar la presencia de otro terminal y va a sugerirte hacer el traspaso de poderes. Es casi mágico porque es una operación ágil y sencilla. Por motivos de seguridad, hay que introducir algunos datos previos como la contraseña y desde la cámara del móvil escanear un código encriptado del otro dispositivo. Ahí, se tendrá todo como hasta ahora. Apple también da la opción de configurarlo como nuevo móvil, aunque hay que saber que con esta opción se empieza de nuevas. Es decir, vas a tener que introducir las credenciales en todos los servicios, personalizar las opciones y permisos desde cero, descargarte las aplicaciones que consideres necesarias una por una y, por supuesto, nada que hayas hecho en la vida anterior -del móvil- como fotografías y vídeos los vas a tener disponibles.
13-01-2020 | abc.es
Estos son los buscadores alternativos con los que sustituir a Google en tu teléfono Android
Google implantará a partir del 1 de marzo de 2020 una pantalla de elección para que los usuarios escojan el motor de búsqueda que prefieran en cualquier nuevo dispositivo de Android distribuido en la Área Económica Europea (AEE) siendo en España DuckDuckGo, Info.com, Qwant y Google las opciones a elegir en el primer ciclo. En 2018 la Comisión Europea impuso a Google una multa de más de 4.000 millones dado al entender que violaba las leyes de anticompetencia debido a la preinstalación obligatoria del buscador Google y Chrome en los dispositivos Android. Por ello la compañía anunció en agosto del pasado año que a partir del 1 de marzo de 2020 implementarían una pantalla de elección para los nuevos dispositivos Android distribuidos en la AEE, para que los usuarios pudieran elegir el buscador que ellos prefiriesen. Google utiliza una subasta para elegir a los proveedores que acompañarán a su buscador en la pantalla de elección. Dichas subastas se hacen por país y se dividen en ciclos. Los proveedores seleccionados en el primer ciclo se mostrarán durante cuatro meses. Los proveedores elegibles para 2020 ya están cerrados y Google ha publicado recientemente en un comunicado los buscadores que aparecerán en la pantalla de elección en el primer ciclo, que irá del 1 de marzo hasta el 30 de junio. En España los motores de búsqueda que los nuevos usuarios podrán seleccionar junto al de Google serán DuckDuckGo, Info.com y Qwant. Mientras que en el resto de países europeos DuckDuckGo se ha posicionado como el favorito.
13-01-2020 | abc.es
WhatsApp: cinco trucos para sacarle partido a la «app» de mensajería
No es fácil sacarle todo el jugo a WhatsApp, y es que la aplicación de mensajería ofrece mucho más de lo que el usuario medio piensa. Si quiere aprender a utilizar la aplicación como todo un experto, únicamente tiene que seguir unos trucos bastante sencillos. Estos le permitirán, por ejemplo, evitar que sus contactos sepan si ha leído sus mensajes, dejar de aparecer en línea o evitar que ese amigo pesado le siga molestando cada dos por tres. Aquí le explicamos cómo puede hacerlo. Para no estar «en línea» Hay un método muy sencillo que permite «ocultar» al usuario cuando entra en la aplicación. Es algo rudimentario, pero gracias a su uso no se aparece «en línea». Para emplearlo, tenemos que activar al «modo avión» (o deshabilitar nuestra conexión a internet) para, después, abrir WhatsApp. Así podremos leer los mensajes sin ser detectados, e, incluso, escribir la contestación, que no se enviará hasta que volvamos a activar la conexión a la red. Para escuchar un audio sin que nadie lo sepa Existen diferentes formas para conseguir que quien nos envía un audio no sepa que lo hemos escuchado. Sin embargo, todas pasan por no darle al botón de play dentro de la conversación abierta. Por el contrario, deberemos copiar el mensaje y reenviarnoslo a nosotros mismos. Únicamente hace falta pulsar sobre el audio y saldrán varias opciones, entre las que se encuentra la de «Reenviar», que es la que debemos seleccionar. Una vez hecho esto, tendremos que enviarnos el mensaje a nosotros mismos. Podremos hacerlo si guardamos nuestro propio número dentro de los contactos del «smartphone», algo que nos permitirá abrir una conversación con nosotros mismos. También se puede hacer creando un grupo en el que seamos el único participante. Tras reenviarnos el mensaje a nuestro propio chat, podremos escucharlo allí sin problema. Mientras que no reproduzcamos el audio en la conversación que hay abierta con quien lo ha enviado, este no sabrá si se ha escuchado. Para no recibir mensajes de ese contacto (sin bloquearlo) En WhatsApp es posible bloquear los mensajes de un determinado contacto, pero esta opción hace que el receptor deje de recibir cierta información como la hora de última conexión. Y, por supuesto, evitamos que nos manden mensajes. Sin embargo hay ocasiones en las que, por los motivos que sean, es preferible mantener a ese contacto «pesado» cerca pero que, aparentemente, le estemos ignorando. El truco es archivar la conversación. Para ello, hay que deslizar hacia la izquierda la ventana del contacto desde la ventana de chats. Entonces, aparecerá la opción de «archivar». Para poder ver la conversación hay que ir a «Chats archivados» que se encuentra justo debajo de la función de buscar. Para enviar fotos con más calidad Este truco solo sirve para los dispositivos con el sistema operativo iOS, es decir, los iPhone. Para ello, hay que pasar por el servicio de almacenamiento en la «nube» de Apple, iCloud, que guarda los archivos con la misma calidad. Entonces, hay que dirigirse previamente a la galería de fotografías donde se guardan, el tradicional Carrete, y seleccionar la imagen que se desea compartir. Una vez elegida es necesario abrir el menú que se despliega y decirle que se guarde en iCloud. Tras completarse este paso, hay que abrir WhatsApp pero, en lugar de pulsar a compartir una fotografía, dirigirse a «Compartir documento». Esta opción permitirá acudir a iCloud para consultar todos los archivos que tengamos guardados en la «nube». Entonces, se selecciona la foto y se le da a «Enviar», logrando así que se envíe el archivo como un documento sin comprimir. Para no almacenar fotografías y vídeos sin sentido Se puede configurar la aplicación para que las fotografías, vídeos y audios que le envían dejen de ocupar espacio en su terminal. En caso de que el «smartphone» tenga sistema operativo Android, únicamente tiene que abrir la aplicación y pulsar sobre los tres puntos verticales que podrá ver en la esquina superior derecha de su pantalla. Una vez haya hecho esto, diríjase a «Ajustes». Allí se encontrará con varias opciones disponibles en las que podrá configurar su privacidad, realizar copias de seguridad de sus chats o modificar los tonos de los mensajes. Sin embargo, en este caso tendrá que seleccionar «Datos y almacenamiento». Tras esto, diríjase a la primera opción, en la que se puede leer «Descargar con datos móviles». Allí podrá configurar que no se descarguen fotos, vídeos, audios y documentos cuando no este conectado al Wi-Fi. Para evitar que las descargas tengan lugar cuando sí cuente con este tipo de conexión, tendrá que volver atrás y pulsar sobre «Descargar con Wi-Fi». El procedimiento será similar al descrito en el caso anterior. Tendremos que hacer lo mismo con «En itinerancia de datos», aunque lo más normal es que en dicha opción no se descarguen documentos por defecto. Una vez hayamos seguido todos estos pasos, debajo de cada opción de descarga deberá aparecer «Ningún archivo». Si el «smartphone» tiene sistema operativo iOS, tendrá que ir a «Configuración», «Datos y almacenamiento» y podrá terminar con la descarga automática de archivos.
12-01-2020 | abc.es
Trucos sencillos para liberar espacio en tu «smartphone»
Si su «smartphone» no cuenta con una gran capacidad, es posible que más de una vez le haya saltado una notificación en la que se le advierte de que el dispositivo está rozando el límite. Si quiere evitarlo es importante que siga unos cuantos consejos muy sencillos. Estos también pueden servirle si está harto de almacenar en su dispositivo fotografías, vídeos o aplicaciones que no tienen ningún objetivo. Configurar WhatsApp Una de las primeras cosas que debe hacer si su dispositivo está al límite de su capacidad, y no quiere almacenar información inútil, pasa por configurar su cuenta de WhatsApp para que las imágenes y los vídeos que le envían sus contactos no se descarguen automáticamente. Para ello, debe abrir la aplicación e ir a «Configuración» o «Ajustes», en función de si su móvil tiene sistema operativo iOS o Android. Tras esto, debe seleccionar «Datos y almacenamiento»; donde podrá configurar que las fotos, los vídeos y los audios no se descarguen de forma automática. De este modo, será usted el que decidirá cuál es el contenido que le interesa guardar en el «smartphone». También puede ir a «Chats» y configurar la aplicación para que el contenido que recibe de sus contactos deje de ir al Carrete o la Galería. Menos aplicaciones La mayoría de expertos recomiendan, especialmente por temas de privacidad, ser muy selectivo con las aplicaciones que uno descarga en su «smartphone» y tener instaladas únicamente las imprescindibles. Si este consejo sirve para mantener nuestros datos lo más a salvo posible, también es válido a la hora de liberar espacio en el dispositivo. Si lo piensa, posiblemente a lo largo del día sólo utilice WhatsApp, alguna «app» de streaming tipo Netflix y poco más. Si se enfrenta al escritorio de su dispositivo, y no tiene muy claro lo que borrar para ganar espacio, piense en cuándo fue la última vez que utilizó la aplicación. Si no lo recuerda, o fue hace bastante tiempo, lo más probable es que, realmente, no la necesite. Borrar mensajes A pesar de que los SMS parecen cosa del pasado, sigue siendo el medio que emplean los servicios de sucripción y las telefónicas, entre otros, para enviar notificaciones, por lo que es fácil que tenga el dispositivo lleno de este tipo de mensajes y ni se haya dado cuenta. Borrar todos los que tiene almacenados puede ser un buena forma de liberar espacio, aunque hay que tener en cuenta que no ocupan tanto como las fotografías y, especialmente, los vídeos. Esto también vale para WhatsApp, donde día sí y día también, el usuario está sometido a un bombardeo constante de mensajes. Si quiere borrar sus chats, o archivarlos, tan solo tiene que abrir la aplicación, ir a «Configuración»/«Ajustes», «Chats» y podrá hacerlo. Usar la nube La nube es una suerte de cajón desastre en la que cabe toda la actividad del usuario. Si tiene miedo de borrar su información de su dispositivo, porque no sabe si en algún momento puede necesitarla, lo mejor es que la emplee. Ya estemos hablando de iCloud, Dropbox o Google Photos. Si cuenta con un disco duro externo de gran capacidad, esta puede ser otra buena opción. Eliminar las «cookies» Cuando navegamos por internet vamos recopilando una serie de «cookies» que terminan ocupando demasiado espacio. Por eso es bueno limpiar el historial de navegación del «smartphone» con cierta frecuencia. En caso de que su dispositivo sea Android es posible realizar la operación desde «Ajustes», «Aplicaciones», «Borrar caché». En iOS hay que ir a «Ajustes», «Safari», «Borrar historial y datos de sitios web».
12-01-2020 | abc.es
Trucos sencillos para liberar espacio de tu móvil
Si su «smartphone» no cuenta con una gran capacidad, es posible que más de una vez le haya saltado una notificación en la que se le advierte de que el dispositivo está rozando el límite. Si quiere evitarlo es importante que siga unos cuantos consejos muy sencillos. Estos también pueden servirle si está harto de almacenar en su dispositivo fotografías, vídeos o aplicaciones que no tienen ningún objetivo. Configurar WhatsApp Una de las primeras cosas que debe hacer si su dispositivo está al límite de su capacidad, y no quiere almacenar información inútil, pasa por configurar su cuenta de WhatsApp para que las imágenes y los vídeos que le envían sus contactos no se descarguen automáticamente. Para ello, debe abrir la aplicación e ir a «Configuración» o «Ajustes», en función de si su móvil tiene sistema operativo iOS o Android. Tras esto, debe seleccionar «Datos y almacenamiento»; donde podrá configurar que las fotos, los vídeos y los audios no se descarguen de forma automática. De este modo, será usted el que decidirá cuál es el contenido que le interesa guardar en el «smartphone». También puede ir a «Chats» y configurar la aplicación para que el contenido que recibe de sus contactos deje de ir al Carrete o la Galería. Menos aplicaciones La mayoría de expertos recomiendan, especialmente por temas de privacidad, ser muy selectivo con las aplicaciones que uno descarga en su «smartphone» y tener instaladas únicamente las imprescindibles. Si este consejo sirve para mantener nuestros datos lo más a salvo posible, también es válido a la hora de liberar espacio en el dispositivo. Si lo piensa, posiblemente a lo largo del día sólo utilice WhatsApp, alguna «app» de streaming tipo Netflix y poco más. Si se enfrenta al escritorio de su dispositivo, y no tiene muy claro lo que borrar para ganar espacio, piense en cuándo fue la última vez que utilizó la aplicación. Si no lo recuerda, o fue hace bastante tiempo, lo más probable es que, realmente, no la necesite. Borrar mensajes A pesar de que los SMS parecen cosa del pasado, sigue siendo el medio que emplean los servicios de sucripción y las telefónicas, entre otros, para enviar notificaciones, por lo que es fácil que tenga el dispositivo lleno de este tipo de mensajes y ni se haya dado cuenta. Borrar todos los que tiene almacenados puede ser un buena forma de liberar espacio, aunque hay que tener en cuenta que no ocupan tanto como las fotografías y, especialmente, los vídeos. Esto también vale para WhatsApp, donde día sí y día también, el usuario está sometido a un bombardeo constante de mensajes. Si quiere borrar sus chats, o archivarlos, tan solo tiene que abrir la aplicación, ir a «Configuración»/«Ajustes», «Chats» y podrá hacerlo. Usar la nube La nube es una suerte de cajón desastre en la que cabe toda la actividad del usuario. Si tiene miedo de borrar su información de su dispositivo, porque no sabe si en algún momento puede necesitarla, lo mejor es que la emplee. Ya estemos hablando de iCloud, Dropbox o Google Photos. Si cuenta con un disco duro externo de gran capacidad, esta puede ser otra buena opción. Eliminar las «cookies» Cuando navegamos por internet vamos recopilando una serie de «cookies» que terminan ocupando demasiado espacio. Por eso es bueno limpiar el historial de navegación del «smartphone» con cierta frecuencia. En caso de que su dispositivo sea Android es posible realizar la operación desde «Ajustes», «Aplicaciones», «Borrar caché». En iOS hay que ir a «Ajustes», «Safari», «Borrar historial y datos de sitios web».
11-01-2020 | elpais.com
¿Tienes un móvil Android? Exprímelo con estos trucos
Si estas navidades estrenas un móvil Android o ya disfrutabas de uno, conviene repasar los siguientes trucos que tal vez no conocieras y que te permitirán obtener el máximo rendimiento del dispositivo.
23