Noticias de "android"

01-03-2018 | abc.es
Sumergibles, resistentes al agua, polvo y golpes: así son los móviles todoterreno
El móvil se ha convertido en un apéndice más de nuestro ser: muchos nos despertamos a su son, estamos constantemente dirigiendo nuestra mirada a él, es nuestro medio de comunicación principal (a veces incluso más que el cara a cara), nos organiza el día y es lo último que miramos por la noche. Por ello, los fabricantes lanzan diferentes modelos, adaptados al estilo de vida de cada uno: un móvil para cada tipo de persona. Pero, ¿qué ocurre si nuestro día a día es el de un intrépido aventurero que tiene que escalar montañas, bajar a las más profundas simas o recorrer diferentes países al estilo de Jesús Calleja? (o un obrero de la construcción que necesita que su pantalla no se rompa en mil pedazos tras una caída desde el andamio). Pues que la industria también tiene un dispositivo diseñado para tal fin: los terminales rugerizados. Una tendencia al alza, como se ha podido comprobar en este Mobile World Congress 2018 celebrado en Barcelona, donde empresas como Caterpillar (tradicionalmente dedicada a la construcción y la minería pero que también tiene su división de móviles a pruebas de bombas) o incluso la marca de coches Land Rover muestran sus innovaciones, que van más allá de que se sumerjan en agua, resistan dentro del hielo, posean cámara térmica o reboten contra el suelo. De hecho, Caterpillar (o Cat) es una de las marcas que más ha llamado la atención este MWC 2018. La compañía lanzó su Cat S61 unos días antes del comienzo de la cita en Fira Barcelona y el stand ha sido uno de los más visitados gracias a las características del terminal: posee mejoras en la toma de imágenes térmicas FLIR, mide distancias a través de tecnología láser y posee un sensor que escudriña la calidad del aire en interiores. Con este móvil se puede desde saber si una estancia cerrada está perdiendo calor a través de las ventanas o las puertas, detectar la humedad, circuitos eléctricos sobrecargados, ver en la oscuridad o a través de una fuerte niebla. Pero además te dice cómo carbura tu coche o monitoriza el calor del asfalto. Y todo ello con sistema Android Oreo, para que puedas mandar un WhatsApp casi desde la cima de cualquier montaña y una cámara de 16 megapíxeles para que fotografíes el momento. A las marcas chinas les gustan los rugerizados Otra de las empresas que se ha especializado en el segmento de los móviles todoterreno es Blackview, una de las marcas chinas de terminales rugerizados más conocida en España. Para este MWC la firma ha presentado el Blackview BV5800 Pro, que destaca por su carga inalámbrica y la duración de su batería, que puede llegar hasta las 10 horas con la pantalla encendida, tal y como afirman desde la compañía. Además de resistir a todo tipo de condiciones adversas, viene equipado con una cámara dual (sistema que han adoptado los principales fabricantes de móviles para conseguir imágenes con resultados parecidos a las cámaras réflex) y desbloqueo por sensor de huellas. Por otro lado, las predicciones no se cumplían y AGM, una de las firmas más importantes en cuanto a terminales rugerizados, no enseñaba durante este MWC 2018 su «bestia parda»: el AGM X3. Los visitantes se tuvieron que contentar con un letrero que anunciaba el esperado lanzamiento para el próximo verano, pero sin siquiera una imagen que desvelase su diseño. Las especificaciones técnicas, las que se esperaban: Qualcomm Snapdragon 845 y Android 8.1, una combinación creada para convertirse en el mejor dispositivo en su terreno del mercado (si no se le adelantan). Además, tendrá pantalla panorámica de 18:9, lector de huella y reconocimiento facial. Las marcas de coches ven un filón El mercado está en auge y marcas ajenas a la telefonía móvil también se acercan hacia la nueva moda. Es el caso de Land Rover, que junto a Bullitt Group ha creado el Land Rover Explore (smartphone que también ha sido presentado durante el MWC 2018). Denominado como «teléfono para exteriores», cuenta con una potente batería que se puede duplicar si se usa el Adventure Pack, que también permite reemplazar el uso de un dispositivo externo de GPS por una antena de GPS integrable al teléfono para mejorar su precisión. También integra batería adicional de 3600 mAh y un mapa topográfico de alta calidad con realidad aumentada Skyline, cortesía de ViewRanger. Además, este terminal es capaz de resistir temperaturas, choques térmicos, humedad y exposición a vibraciones. Como demuestran todos estos dispositivos, la tecnología no siempre tiene por qué ser delicada y estar entre algodones: ya existen teléfonos que están esperando entrar contigo en pleno barro, en una inmersión marina o acompañarte casi al fin del mundo.
01-03-2018 | abc.es
Sumergibles, resistentes al polvo y que rebotan: así son los móviles todoterreno
El móvil se ha convertido en un apéndice más de nuestro ser: muchos nos despertamos a su son, estamos constantemente dirigiendo nuestra mirada a él, es nuestro medio de comunicación principal (a veces incluso más que el cara a cara), nos organiza el día y es lo último que miramos por la noche. Por ello, los fabricantes lanzan diferentes modelos, adaptados al estilo de vida de cada uno: un móvil para cada tipo de persona. Pero, ¿qué ocurre si nuestro día a día es el de un intrépido aventurero que tiene que escalar montañas, bajar a las más profundas simas o recorrer diferentes países al estilo de Jesús Calleja? (o un obrero de la construcción que necesita que su pantalla no se rompa en mil pedazos tras una caída desde el andamio). Pues que la industria también tiene un dispositivo diseñado para tal fin: los terminales rugerizados. Una tendencia al alza, como se ha podido comprobar en este Mobile World Congress 2018 celebrado en Barcelona, donde empresas como Caterpillar (tradicionalmente dedicada a la construcción y la minería pero que también tiene su división de móviles a pruebas de bombas) o incluso la marca de coches Land Rover muestran sus innovaciones, que van más allá de que se sumerjan en agua, resistan dentro del hielo, posean cámara térmica o reboten contra el suelo. De hecho, Caterpillar (o Cat) es una de las marcas que más ha llamado la atención este MWC 2018. La compañía lanzó su Cat S61 unos días antes del comienzo de la cita en Fira Barcelona y el stand ha sido uno de los más visitados gracias a las características del terminal: posee mejoras en la toma de imágenes térmicas FLIR, mide distancias a través de tecnología láser y posee un sensor que escudriña la calidad del aire en interiores. Con este móvil se puede desde saber si una estancia cerrada está perdiendo calor a través de las ventanas o las puertas, detectar la humedad, circuitos eléctricos sobrecargados, ver en la oscuridad o a través de una fuerte niebla. Pero además te dice cómo carbura tu coche o monitoriza el calor del asfalto. Y todo ello con sistema Android Oreo, para que puedas mandar un WhatsApp casi desde la cima de cualquier montaña y una cámara de 16 megapíxeles para que fotografíes el momento. A las marcas chinas les gustan los rugerizados Otra de las empresas que se ha especializado en el segmento de los móviles todoterreno es Blackview, una de las marcas chinas de terminales rugerizados más conocida en España. Para este MWC la firma ha presentado el Blackview BV5800 Pro, que destaca por su carga inalámbrica y la duración de su batería, que puede llegar hasta las 10 horas con la pantalla encendida, tal y como afirman desde la compañía. Además de resistir a todo tipo de condiciones adversas, viene equipado con una cámara dual (sistema que han adoptado los principales fabricantes de móviles para conseguir imágenes con resultados parecidos a las cámaras réflex) y desbloqueo por sensor de huellas. Por otro lado, las predicciones no se cumplían y AGM, una de las firmas más importantes en cuanto a terminales rugerizados, no enseñaba durante este MWC 2018 su «bestia parda»: el AGM X3. Los visitantes se tuvieron que contentar con un letrero que anunciaba el esperado lanzamiento para el próximo verano, pero sin siquiera una imagen que desvelase su diseño. Las especificaciones técnicas, las que se esperaban: Qualcomm Snapdragon 845 y Android 8.1, una combinación creada para convertirse en el mejor dispositivo en su terreno del mercado (si no se le adelantan). Además, tendrá pantalla panorámica de 18:9, lector de huella y reconocimiento facial. Las marcas de coches ven un filón El mercado está en auge y marcas ajenas a la telefonía móvil también se acercan hacia la nueva moda. Es el caso de Land Rover, que junto a Bullitt Group ha creado el Land Rover Explore (smartphone que también ha sido presentado durante el MWC 2018). Denominado como «teléfono para exteriores», cuenta con una potente batería que se puede duplicar si se usa el Adventure Pack, que también permite reemplazar el uso de un dispositivo externo de GPS por una antena de GPS integrable al teléfono para mejorar su precisión. También integra batería adicional de 3600 mAh y un mapa topográfico de alta calidad con realidad aumentada Skyline, cortesía de ViewRanger. Además, este terminal es capaz de resistir temperaturas, choques térmicos, humedad y exposición a vibraciones. Como demuestran todos estos dispositivos, la tecnología no siempre tiene por qué ser delicada y estar entre algodones: ya existen teléfonos que están esperando entrar contigo en pleno barro, en una inmersión marina o acompañarte casi al fin del mundo.
27-02-2018 | abc.es
Alcatel busca ser el preferido de los millennials
Los noventa se estaban agotando y el nuevo milenio llegaba fuerte imponiendo los colores flúor, la ciencia ficción de «Matrix» y la presencia de internet en las casas. Era el momento en el que el móvil, ese artilugio que los vulgares mortales habían visto en películas como un icono del ejecutivo de éxito, empezaba a vislumbrarse tímidamente en las calles. Pero aquellos dispositivos no pegaban con la época, pues eran negros, serios y aparatosos. Entonces, casi de repente, llegó una marca que ofrecía por un precio más que asequible algo distinto: un teléfono móvil con una pantalla en la que apenas cabía una línea de texto, pero suficiente para comunicarse en la era del SMS. Todo envuelto en una alegre carcasa de colores, con varios colores disponibles según lo atrevido de su portador y una interfaz sencilla que facilitaba que cualquiera, ducho o no en las nuevas tecnologías, accediese a esta nueva forma de comunicación que cambiaría el mundo. Así llegó el One Touch Easy de Alcatel, un modelo que «democratizó» el uso de los dispositivos móviles y que supuso una «primera vez» para millones de usuarios en todo el mundo. Veinte años después, la firma francesa continúa con el mismo espíritu: acercar las innovaciones del sector al alcance de todos, sobre todo del público estrella: el «millennial». En un tiempo en el que las palabras «inteligencia artificial», «reconocimiento facial», «cámara dual» son conceptos que suenan a «caro», Alcatel ha demostrado en el Mobile World Congress 2018 que se celebra estos días en Barcelona que esta tecnología no tiene que estar restringida a unos pocos que puedan permitirse el «lujo». Y como argumento, ha lanzado tres nuevas familias que se nombran por tres simples números primos: el 1, el 3 y el 5. Retorciendo la idea de «mobile first» Lo primero que llama la atención son las medidas: todos comparten el formato panorámico 18:9, perfectos para toda una generación cada vez más «mobile first», es decir, que consumen la mayoría del contenido a través de la pantalla de su smartphone (y lo comparten, punto importante que también podrá ser desarrollado por estos terminales). La mayoría de los modelos, además, reconocen patrones biométricos como la huella dactilar (instalada en la parte trasera de los dispositivos) y reconocimiento facial (a través de su sistema «FaceKey»?, que reconoce hasta cien puntos). Aunque Alcatel ha creado tres familias, dentro de cada serie existen varios modelos que se irán completando durante este año. Así, la letra X vendría a hablar de un dispositivo con prestaciones ligeramente superiores a la media de la familia; la letra C significa conexión 3G; la V señala que el dispositivo está centrado en la visualización de vídeos; y, por último, la T que acompaña a las tabletas. Diferenciando por series, la 5 sería la gama top de las nuevas presentadas. Incorpora por primera vez para Alcatel una cámara frontal dual, especialmente diseñados para los ?selfies?. De hecho, incorpora un modo que detecta automáticamente si hay más de dos personas en la imagen y amplía la panorámica para que se pueda ver todo el marco. Sin hacer nada más que enfocar. También tiene un «social mode» que permite ver, a la vez que tomamos una imagen, la anterior imagen. De momento, podemos encontrar el 5 Series, aunque tiene prevista la ampliación de la gama próximamente. Y todo, por menos de 230 euros. Por debajo de esta familia, aunque con más desarrollo de modelos, nos encontramos con la serie 3, que incluye una cámara dual en la parte trasera. Está pensada para lograr el «efecto bokeh», de desenfoca ligeramente el fondo de la fotografía (perfecta para imágenes destinadas a las redes sociales, por lo que los millennials encontrarán de nuevo un gran refugio en este terminal). Los precios de esta familia, del que nos encontramos los modelos 3X, 3V, 3C y 3, oscilan entre los 130 y los 190 euros y ya están disponibles en el mercado. El presidente global de la compañía, Christian Gatti, destacó en la presentación el pasado domingo que la serie 1 incorporaría por primera vez el sistema operativo Android Oreo Go Edition, que está optimizado para ser más compacto y reducir en un 50% el espacio utilizado por las aplicaciones pre-instaladas. Con ello se consigue duplicar la memoria libre, uno de los «handicaps» a la hora de adquirir un dispositivo con poco espacio. Para estos modelos, en concreto el 1X y el 1, habrá que esperar a la primavera para tenerlos entre las manos, aunque con precios por debajo de los 100 euros se muestran como una gran alternativa dentro de la gama de entrada. Alcatel ha presentado, además, su nueva línea de tablets: la Alcatel 1T, que viene en dos dimensiones, de siete y diez pulgadas, trae incorporada la última versión de Android Oreo y contiene herramientas como «el modo para niños», que permite a los padres controlar el acceso de sus hijos a ciertos contenidos y aplicaciones. Todos los dispositivos están enfocados a mantenerse dentro del rango de la gama media o de entrada, con un valor no por encima de los 250 euros pero ofreciendo características que hasta hace muy poco solo estaban reservadas para marcas mucho más caras. Un rastreador para niños y perros Además de móviles y tabletas, Alcatel quiere ampliar su mercado con nuevas soluciones. En concreto, han presetado Move Track, un dispositivo con una forma parecida a los marcadores de maletas, pero al que se le puede incorporar una tarjeta SIM. Con la aplicación de la compañía, este dispositivo se puede utilizar para tener controlado en todo momento la ubicación del equipaje, de tu mascota o equipar servicios públicos, como las bicicletas, con este tipo de tecnología. De hecho, la compañía espera que con el desarrollo del 5G este tipo de dispositivos se revele como una revolución, y tienen planeado adaptarlo a la correa de un reloj para que los padres puedan saber en cada momento, y solo con mirar a la pantalla del móvil, la localización exacta de sus hijos.
27-02-2018 | abc.es
Vero, la enésima red social de moda dispuesta a llevarse a los desencantados de Instagram
Tiene algo de tiempo (se fundó hace tres años), pero de repente ha pegado el pelotazo en cuestión de dos días. Miles de usuarios, la mayoría «influencers» y conocidos creadores de contenidos, se han lanzado en crear sus perfiles en Vero, una red social que recuerda a Instagram, la conocida red de fotografía propiedad de Facebook. Presentada como un «nueva red social sin publicidad», la plataforma aspira a cautivar a aquellos usuarios desencantados con las políticas de uso y los cambios en la organización de contenidos de Instagram. La compañía desarrolló en 2015 una aplicación cuya mecánica es compartir únicamente fotografías, pero lo hace bajo la premisa de «red social privada». Está disponible para los sistemas operativos iOS y Android. En conjunto, esta plataforma funciona de la misma manera que Instagram. Es decir, los usuarios pueden publicar fotografías, pero también, a diferencia de su rival, compartir texto y direcciones web o URL, lo que les permite a los seguidores dar a conocer contenidos multimedia (libros, películas, series.. ). Una filosofía más abierta que puede dar juego, en caso de que se consolide, como herramienta de márketing digital. En los últimos años, las redes principales de Facebook, la mayor compañía de servicios sociales en internet del mundo, han virado hacia un modelo similar, la monetización interna de los contenidos publicados por sus usuarios. La publicidad segmentada, la gallina de los huevos de oro de internet, ha sido esencial para que personas como Mark Zuckerberg hayan amasado miles de millones de dólares. Pero desde hace relativamente poco ha ido modificando los algoritmos informáticos encargados de organizar las publicaciones, algo que ha molestado a los «influencers» quienes han criticado estas decisiones. Por esta razón, y a diferencia de Instagram, Facebook o Twitter, Vero ordena las publicaciones en función de la cronología de sus publicaciones pero dispone, a su vez, de categorías y «hashtag». Algo que ha sido bien acogido por los nuevos seguidores de este servicio. En otros aspectos de sus funciones, sin embargo, tiene más similitudes con Google Plus, el intento fallido del gigante de las búsquedas en abrir mercado en las redes sociales. Así, Vero permite segmentar la audiencia en tres categorías o círculos para gestionar la privacidad de los contenidos publicados, de tal forma que el usuario puede decidir si una imagen la ve cierto grupo de personas, si excluye a determinadas personas o, incluso, si se destina al público en general. Entre sus opciones, además, se encuentra la posibilidad de restringir las búsquedas de su nombre para hacer que nadie te localice. Los contenidos, a su vez, se pueden organizar por categorías. Ritmo imparable para un hijo de papá Detrás de Vero un viejo conocido. Ayman Hariri, hijo del exprimer ministro libanés Rafik Hariri. Un multimillonario que, según fuentes de la revista «Forbes», tiene un patrimonio de 13.300 millones de dólares (10.773 millones de euros). Una muestra que esta idea del magnate está concebida no por el dinero, sino por provocar un cisma en el ecosistema de las aplicaciones. Por ahora, lo que está consiguiendo es llamar la atención. La avalancha de peticiones en las últimas horas ha provocado que los servidores de la empresa encargados de mantener su infraestructura informática se hayan saturado. El colapso ha impedido no solo registrarse sino también publicar contenido. Según datos de la consultora Sensor Tower, se estima que la «app» está sumando una media de 500.000 nuevos seguidores cada 24 horas. La razón de que haya crecido es un misterio, pero se puede achacar al «boca a boca» entre usuarios «influencers». «Pero a medida que ha pasado el tiempo se ha creado un desequilibrio entre los intereses de las propias empresas y los de los usuarios» Un ritmo inaudito. Su interés, en efecto, se ha multiplicado, pero su futuro, sin embargo, es desconocido a día de hoy, puesto que a lo largo de la historia de las redes sociales han aparecido marcas que en cuestión de poco tiempo han crecido mucho pero se han ido desinflando igual que llegaron. Según la información presentada en la documentación oficial, Vero únicamente guarda los nombres, direcciones de correo electrónico y número de teléfonos. Una cantidad mínima de datos que, según promete la compañía, ni siquiera facilita a anunciantes y empresas de terceros. En su manifiesto interno, los responsables del proyecto apuntan a que las personas «buscan una conexión natural», algo que considera que se ha perdido en las redes sociales que se han extendido en la última década. «Prometieron una conexión constante y los medios para mantenerse en contacto con sus amigos y compartir lo que pasaba en nuestras vidas», recalcan. «Pero a medida que ha pasado el tiempo se ha creado un desequilibrio entre los intereses de las propias empresas y los de los usuarios». Un sentido «falso de la conexión», lamentan, al tiempo que revelan su cometido: «Hemos creado una red social que te permite ser tú mismo».  
26-02-2018 | abc.es
MWC 2018: Wiko presenta View 2 y View 2 Pro, con pantallas «ultrapanorámicas»
Wiko ha presentado en el marco de Mobile World Congress, en Barcelona, sus nuevos terminales View 2 y View 2 Pro, que presentan la pantalla 'ultrapanorámica' de 19:9 que deja al usuario más espacio para ver contenidos audiovisuales o gestionar aplicaciones. La compañía francesa trabaja por democratizar la tecnología y lo hace integrando la tecnología de moda en terminales para todos los segmentos, como es el caso de la pantalla panorámica, más propia de terminales de gama alta, que ahora queda al alcance de consumidores que desean simplicidad o incluso de aquellos que tienen conocimientos de tecnología. En este sentido, Wiko ha dado a conocer View 2 y View 2 Pro, llegan con pantallas «ultrapanorámicas» que ofrecen más espacio para ver contenidos al mismo tiempo que una experiencia suave y fluida, como ha detallado la compañía durante la presentación. View 2 presenta un formato «Todo Pantalla» con una relación de aspecto 19:9, un diseño que ofrece «aún más pantalla y menos borde», como han compartido desde Wiko, y que se adapta a la mano para un manejo más fácil. Esa pantalla «ultrapanoámica», también presente en el View 2 Pro, se complementa con la interfaz de usuario, diseñada expresamente para este nuevo formato, y que ofrece funciones como, por ejemplo, una barra de visualización que aparece en la parte superior para responder llamadas o administrar la música que el usuario quiera escuchar. De esta forma, se dispone de un mayor espacio de pantalla para el resto de funciones del 'smartphone'. Cámara dual para la versión Pro Los nuevos terminales View 2 y View 2 Pro destacan por sus cámaras. View 2 presenta un sensor principal único de 13 megapíxeles, con apertura f/2.0 y tecnología de procesamiento Instant Multi-frame y Blurless, para unas imágenes más nítidas y de mejor calidad. Wiko ha integrado en View 2 Pro una cámara dual de 16 megapíxeles, con gran angular de 120 grados y apertura focal f/1.75, que captura más detalles y colores con poca iluminación. La cámara de View 2 Pro se complementa también con la tecnología super PDAF -que optimiza la fotografía en entornos oscuros-, así como Instant Multi-frame y Blurless. Cuenta con Flash LED de doble todo. En el caso de la cámara frontal, los dos terminales integran un sensor de 16 megapíxeles, con apertura focal f/2.0 y tecnología Big Pixel, que captura el doble de luz para mejorar la luminosidad de la fotografía; procesamiento Instant Multi-frame y Blurless, para imágenes más nítidas. Especificaciones técnicas En cuanto al rendimiento, los dos terminales integran procesadores de ocho núcleos de Qualcomm (Snapdragon 435 en View 2 y Snapdragon 450 en Pro), y se completan con 3GB de RAM en el caso de View2, y de 4GB de RAM, en el View 2 Pro, una configuración diseñada para tener una experiencia fluida y sin interrupciones. Asimismo, se trata de dos terminales enfocados a un uso intensivo; tanto View 2 como View 2 Pro integran una batería de 3.000mAh, que permiten tener más de un día completo de uso, según pruebas realizadas por Wiko. Cuentan, además, con una capacidad de almacenamiento destacable, con 32GB en el View 2 y 64GB en View 2 Pro. En ambos casos, se puede ampliar mediante una tarjeta microSD hasta los 128B y los 256GB, respectivamente. View 2 y View 2 Pro presentan un diseño «brillante y robusto», como ha indicado la compañía, que se desprende del marco de metal y del efecto cromado. Estos terminales estarán disponibles en los colores Antracita, Dorado y Gris (este último, solo en View 2). En lo que se refiere al resto de especificaciones, los dos terminales funcionan con Android Oreo, que garantiza la disponibilidad de las últimas aplicaciones y actualizaciones de seguridad del sistema operativo. Asimismo, integran un sensor de huellas dactilares y sistema de reconocimiento facial, y tecnología NFC que permite los pagos móviles. Los terminales View 2 y View 2 Pro de Wiko llegarán al mercado a un precio de 199 euros y 299 euros, respectivamente.
26-02-2018 | abc.es
ZTE Blade V9: la gama media estira la pantalla
Los móviles «todo pantalla» se han colocado como los más interesantes e innovadores de los dos últimos años. Este concepto de móvil se consolidó el pasado año en la gama alta, pero poco a poco se va extendiendo también a productos más accesible. Ya hay muchos ejemplos. Y ZTE tampoco quiere ser menos, por lo que ha anunciado en el marco del Mobile World Congress de Barcelona su nuevo «smartphone» Blade V9. El dispositivo destaca por un diseño de pantalla, marcos reducidos y cámara fotográfica de doble lente. A nivel estético, el terminal es muy compacto pese a su tamaño. Tiene una pantalla de 5.7 pulgadas que alcanza una resolución Full HD. Dado su formato de visión 18:9, el móvil se sube al carro de la actual tendencia de agrandar al máximo el espacio de la pantalla y reducir a la mínima expresión los bordes y marcos. Presenta un cuerpo del 83,9%, con lo que pese a sus dimensiones, es bastante manejable. En su interior se encuentran especificaciones moderadas pero suficientes como para un funcionamiento acorde a su rango. Así, el Blade V9 incorpora un chip Qualcomm Snapdragon 450 que tiene una velocidad de 1.8 GHz, apoyado por 3GB de memoria RAM que, sobre el papel, debería tener un funcionamiento bastante fluido. Gobernado por el sistema operativo Android en su versión más actual, 8.0 Oreo, el dispositivo está disponible en una memoria interna de 32 GB, aunque ampliable mediante microSD hasta 256 GB para que el espacio no sea un problema. La cámara es uno de los aspectos más interesantes de este nuevo terminal. Destaca por una doble cámara trasera de 16 megapíxeles y 5 megapíxeles. La cámara delantera es de 8 megapíxeles, aunque no han trascendido más detalles al respecto, así que su rendimiento, por ahora, es desconocido. El ZTE Blade V9 estará disponible desde esta primavera a partir de 269 euros, y se ha presentado además una versión básica, el Blade V9 Vita, disponible a partir de 179 euros.
25-02-2018 | abc.es
Comparativa del Samsung Galaxy S9 frente al iPhone X: ¿cuál es mejor?
Cuestión de gustos, cuestión de sensaciones personales, cuestión de manías de cada uno, porque la elección entre el iPhone X o el Samsung Galaxy S9 no se sostiene, ni por asomo, por la chequera. Para bien o para mal, ambos terminales cuestan una burrada. Pero en los matices se encuentran importantes diferencias que puede hacer que un consumidor opte por un modelo u otro. Partamos de la base que se encuentran en el rango de la gama alta y «premium», con lo que presupone que se trata de lo mejor de lo mejor. ¿Vale la pena pagar más de mil euros por estos bichos? Que cada cual decida, el proceso de compra de un producto es una decisión que solo corresponde a quien se va a rascar (y mucho) el bolsillo. Por su experiencia de uso sí se encuentran diferencias. Primero, su estética y pantalla Es lo que primero entra por los ojos. Aquí, el iPhone X cuenta con un diseño casi sin bordes compuesta por una pantalla de 5.8 pulgadas capaz de reproducir una resolución de 1.125 x 2.436 pixeles. Es del tipo OLED, una tecnología que despierta mucho interés y que destaca especialmente por mostrar negros profundos y colores intensos. El resultado en este móvil es impecable. Se aprecia notablemente cuando se visualizan videos, ya que ofrece una experiencia magnífica. Este dispositivo en cuestión, además, tiene una gran personalidad gracias a su polémica pestaña o «notch». Por su parte, Samsung ha continuando desarrollando una de las tecnologías que mejor domina, los paneles tipo OLED y su propia tecnología Super Amoled, que también ofrece un gran resultado. En este caso, hay dos tamaños, de 5.8 y 6.2 pulgadas, con resoluciones de 1.440 x 2.960 pixeles que mejora ligeramente a sus predecesores. El Galaxy S9 vuelve a presentar un diseño más continuista que hace especial hincapié en sus bordes curvados. Android frente a iOS, cuestión de estado Hay dos bandos diferenciados, aquellos que les apasiona Android y los que prefieren iOS. Aunque en los últimos años se han acercado entre sí para incorporar características similares, cada plataforma cuenta con una serie de funciones distintas. El ecosistema de Apple trabaja en perfecta sincronía con otros productos de la misma marca. Tanto el rendimiento que se consigue como su experiencia son dos de sus mejores virtudes. Samsung, por el contrario, ha entregado el Galaxy S9 a la nueva versión del sistema operativo móvil de Google, Android 8.0 Oreo, que ofrece una limpieza en las notificaciones y el establecimiento de funciones rápidas. Uno de los aspectos diferenciales de esta plataforma frente a iOS 11 es que está bastante bien conseguida es «picture in picture» y multiventana, que resulta muy útil para realizar ciertas tareas. Su filosofía abierta permite apoyarse en una mayor personalización, los servicios del gigante de las búsquedas suelen llegar antes y otras importantes virtudes que a sus usuarios les encanta. Por el contrario, los aficionados al «mundo Apple» confían en otras prestaciones pese a sacrificar otras. De esta forma, el nuevo dispositivo de la firma surcoreana incluye, sin embargo, funciones personalizadas, entre ellas, la pantalla siempre encendida que permite mostrar con la pantalla apagada cierta información como la hora y la fecha, su diseño curvado sirve para colocar accesos directos a las aplicaciones que uno más utilice y otras tantas características interesantes. Incluye Project Treble, que permite que las actualizaciones lleguen antes. Rendimiento y potencia A nivel técnico, ambos dispositivos ofrecen prestaciones muy diferenciadas, pero ninguno de los dos escatiman en potencia y rendimiento. El iPhone X monta en su interior un chip de fabricación propia A11 Bionic de seis núcleos jalonado por 3 GB de memoria RAM (este es un dato que la marca no acostumbra a dar pero procede de diversos test) que le confieren un rendimiento increíble. Es una bestia parda en su comportamiento, fluido e incesante, aunque una serie de problemas técnicos en la versión del sistema operativo iOS 11 ha provocado que a veces algunas aplicaciones fueran más lentas. En cambio, y sin haberlo analizado como es debido, el Galaxy S9 también -al menos sobre el papel- ofrece un rendimiento exquisito. Cuenta con un chip Snapdragon 845 fabricado por Qualcomm (su variante europea funcionará con el chip Exynos 9810) y 4 o 6 GB según la versión. También hay diferencias en que el iPhone X ofrece dos tipos de memoria interna (64 y 256 GB) sin posibilidad de ampliarse, mientras que el nuevo dispositivo de Samsung parte de los 64 GB pero se puede ampliar mediante el empleo de tarjetas microSD. Aunque los servicios de almacenamiento en la «nube» ya es algo muy extendido, todavía hay muchos usuarios que se resisten a prescindir de este formato. Los gestos, la gran aportación del «X» Sin lugar a dudas, y más allá de que estemos ante un dispositivo de cámara dual y pantalla casi sin bordes, lo que ha aportado el iPhone X ha sido una nueva forma de interacción. Es asombroso. Una vez acostumbrado a ellos es difícil regresar a un terminal con botones físicos. Los movimientos, apertura de aplicaciones y demás gestos reflejan una naturalidad como nunca en un dispositivo. El Galaxy S9, en ese sentido, se muestra más tradicional. Uno de los aspectos que sí ha modificado la compañía ha sido la ubicación del lector de huellas dactilares. El pasado año fue una decisión controvertida al colocarlo al lado de la cámara trasera, pero este año y después de las críticas recibidas ha apostado por mantener la configuración como su actual Note 8, es decir, en la parte central, que resulta más cómoda. Tanto el móvil de Apple como el de Samsung incorporan un sistema de reconocimiento facial, aunque el nuevo iPhone le otorga mayor protagonismo. Diferentes tipos de cámaras Aquí se aprecian grandes diferencias. El Galaxy S9 ha apostado por una cámara dual al igual que el iPhone X. Con matices, porque el terminal de Samsung es la lente más luminosa. El sensor principal -un gran angular- es de 12 megapíxeles pero incluye una apertura variable de iluminación F1.5 y F2.4 que permite tomar imágenes en condiciones de baja luminosidad con gran calidad de detalle gracias a que es capaz de recoger más luz. Además, puede grabar video en 960 fotogramas por segundo con lo que se pueden capturar secuencias superlentas muy originales. Algo que, por cierto, Sony quiso popularizar en su Xperia ZX Premium. Su rival, sin embargo, en las fotos nocturnas flaquea. Con un sensor de 12 megapíxeles, el dispositivo de la firma de la manzana viene con doble cámara (ambas estabilizadas ópticamente para mejorar los videos), pero la experiencia en equilibrada en todas sus vertientes y es, junto con la del Pixel 2 XL, la mejor cámara de un móvil del pasado año. Gracias a ella, se puede jugar con la profundidad de campo y lograr postales más creativas mediante su aplaudido modo retrato que ha convertido en tendencia. En cuanto a la cámara frontal, el Galaxy S9 cuenta con una lente de 8 megapíxeles y apertura focal F1.7, aunque no soporta modo retrato como el iPhone X. Batería y autonomía Después de estos primeros meses con el iPhone X, lo cierto es que sí se aprecia una mayor duración de la batería respecto a sus predecesores, pero el tiempo de carga es insufriblemente lento. Su pila es de 2.700 mAh en comparación con los 3.000 o 3.500 mAh de los Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus, que disponen de sistemas de carga rápida que permiten cargar más de la mitad de la batería en solo 15 minutos. Y eso es un salto importante que hay que tener en cuenta. Otros aspectos diferenciales, Dex Dex, una tecnología que permite convertir el «smartphone» en una especie de ordenador gracias a un «gadget» especial que sirve para conectar el terminal a un monitor. Gracias a ello, cualquier usuario puede pasar rápidamente de entorno móvil a entorno gran pantalla y teclado para realizar ciertas tareas. Las aplicaciones se adaptan al tipo de pantalla y sirve, por ejemplo, para escribir textos gracias a servicios en la «nube».
25-02-2018 | abc.es
Samsung Galaxy S9 frente al Galaxy S8: ¿vale la pena cambiar?
Indiscutiblemente que una decisión de compra es un proceso íntimo y personal, sujeto a muchos factores como el presupuesto disponible, el uso que se le va a dar a un producto y, qué carajo, los gustos de cada uno. Samsung eso lo sabe a la perfección. Es una de las pocas empresas del sector de la telefonía móvil inteligente en mantener posiciones en todos los rangos y gamas. Ahora, asalta de nuevo la categoría «premium» con el Galaxy S9+ , un terminal de corte continuista pero que apuesta por la imagen. El modelo más pequeño, el Galaxy S9, se diferencia prácticamente en el tamaño y por la cámara (dos en el la versión vitaminada). El nuevo «smartphone» quiere diferenciarse de su antecesor el Galaxy S8 en un aspecto principal, la fotografía. Para ello, la versión Galaxy S9 Plus ha apostado por una cámara dual que debuta así en la gama Galaxy después de haberse probado con éxito en el Note 8. Está compuesta por dos sensores de 12 megapíxeles cada una, pero su gran angular -normalmente, la lente empleada a la hora de tomar fotos con el móvil- con viene con una particularidad que dará de qué hablar, una apertura variable (F1.5 y F2.4). Con todo, supera holgadamente a su predecesor, cuyo diafragma descedía hasta una apertura F1.8. ¿Servirá este aspecto para que los consumidores decidan pasarse al nuevo modelo? ¿Permitirá exprimir aún más las capacidades artísticas de los usuarios? Es un acercamiento a las cámaras tradicionales donde se regula el diafragma, el encargado de regular la cantidad de luz que pasa por nuestro objetivo hacia el sensor. Supone todo un desafío técnico y una de las grandes novedades en el sector. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el objetivo de la cámara tendrá más apertura focal para captar más luz y, por tanto, es capaz de lograr mejores resultados en condiciones de poca luminosidad. El alabado modo retrato o efecto «bokeh» emula a las capacidades de las cámaras reflex, permitiendo así jugar con la profundidad de campo. Una característica de la que ha hecho gala Apple desde el modelo iPhone 7 Plus y que consiste en realizar la figura situada en primer plano y desenfocar el resto. Una operación que en caso del Galaxy S9 se hará por simulación y software. Con ello, podemos afirmar que la cámara del nuevo dispositivo es más avanzada y mejorada que su predecesor y, por tanto, se podrán recoger más detalles. La decisión de elegir uno u otro es difícil, máxime a si se es propietario del Galaxy S8. El Pixel 2 XL ha demostrado que, pese a contar con una sola cámara, logra resultados increíbles. Samsung, así, intenta diferenciarse en este modelo respecto al Galaxy S8 lanzado hace un año que ofrecía una cámara de 12 megapíxeles y apertura focal de F1.7, también una buena elección. Su cámara frontal, la configurada para tomar «selfies» y establecer videollamadas, no presenta apenas cambios a nivel técnico (8 megapíxeles y apertura F1.7), aunque puede soportar los llamados «animojis», emoticonos animados que reconocen el rostro de la persona y que ya incorporó Apple en su actual iPhone X. La cámara, además, permite capturar videos a cámara súper lenta a 960 cuadros por segundo, una oportunidad para hacer montajes espectaculares como ya demostrara el ZX Premium de Sony. Su exterior, sin embargo, está prácticamente cortado con el mismo patrón del año anterior. Ambos terminales cuentan con una pantalla de tecnología Super Amoled del mismo tamaño (6.2 pulgadas y 5.8 pulgadas en la versión «normal») y misma resolución QHD+ (1.440 x 2.960 píxeles), rescatando además esa relación de aspecto de 18:9 que ya se ha convertido en un estándar en la gama alta. Con ello se dispone de un terminal casi sin bordes en donde una cara está cubierta prácticamente por la propia pantalla. Un concepto de móvil que permite beneficiarse de un espacio más grande en un diseño más compacto y manejable. Uno de los aspectos que ha cambiado para bien en comparación el Galaxy S8 es la ubicación del lector de huellas dactilares, que lo trae, y que se encuentra en la parte central de la cara trasera al igual que el Note 8. Una posición más cómoda y práctica en su manejo. La calidad de imagen será prácticamente idéntica, que eso no quiere decir que sea inferior, ya que los paneles de la firma surcoreana son uno de los más avanzados, aunque esta tecnología suele despertar algunos recelos entre un sector de los consumidores que consideran que las imágenes se reproducen con mucha saturación. Como es obvio, sí se ha producido un pequeño salto cualitativo en sus capacidades técnicas y rendimiento. Si el chip escogido por Samsung en los Galaxy S8 era el Snapdragon 835 (en función de los mercados apostaba sin embargo por el Exynos 8895), en el Galaxy S9 el envite va hacia el modelo de Qualcomm más avanzado, el Snapdragon 845 de ocho núcleos (a 1.7 GHz y 2.6 GHz) y Exynos 9810 de fabricación propia. El «cerebro» del nuevo terminal está jalonado por 6 GB de memoria RAM (4 GB en el modelo «básico»), confiriéndole así un rendimiento fluido y una potencia muy pronunciada. En las primeras pruebas de rendimiento le otorgan una gran velocidad. Una característica que Samsung se ha resistido a abandonar a pesar de que firmas como Apple llevan tiempo yendo por otros derroteros es la ampliación de la memoria interna. Tanto en el Galaxy S8 como en el Galaxy S9 ofrecen esa posibilidad de superar los 64 GB que ofrecen mediante el empleo de una tarjeta microSD. El nuevo dispositivo de la firma ya viene con Android 8.0 Oreo, la versión del sistema operativo más actual. Así que ejecutar esta plataforma hará que los usuarios se beneficien de las últimas actualizaciones en seguridad.
25-02-2018 | abc.es
Así es el Samsung Galaxy S9: la cámara al poder para luchar contra el iPhone X
Estaba todo dicho, todo adelantado desde hace semanas. Pocas veces se habían filtrado a los medios tantos datos, imágenes y características de un «móvil estrella» antes de su lanzamiento oficial. A pesar de ello, y durante una presentación realmente espectacular, una de las más esperadas de esta edición del MWC de Barcelona, Samsung mostró al mundo el que será su buque insignia para este año, su nuevo Galaxy S9. El punto fuerte del nuevo terminal es, sin duda, la fotografía, apartado en el que la firma estrena prestaciones nunca vistas hasta ahora en un teléfono móvil. Se presentaron, igual que sucedió el año pasado con el S8, dos modelos: Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus. El primero con una pantalla de 5.8 pulgadas, el segundo con otra de 6,2 pulgadas. Ambas con calidad Quad HD Súper Amoled e Infinity Display (es decir, cubriendo todo el frontal y sin dejar bordes) y en formato 18:9. Ficha técnica Pantalla 5.8 y 6.2 pulgadas Dimensiones 147,7 x 68,7 x 8,5 mm (en el caso del S9) y 158,1 x 73,8 x 8,5 mm (en el S9 Plus) Peso 165 gramos y 189 gramos (S9 y modelo Plus, respectivamente) Resolución 2.960 x 1.440 píxeles Chip Exynos 9810 RAM 4 GB y 6 GB Cámara dual de 12 MP y apertura dual (F1.5 y F2.4) mientras una cámara frontal de 8 MP Batería 3.000 y 3.500 mAh SO Android 8.0 Oreo En esta ocasión, la firma ha colocado en sus teléfonos un cristal algo más grueso y de un negro más intenso, lo que da a ambos terminales mayor resistencia (el cristal está tratado con Gorilla Glass 5) y una mayor profundidad en la reproducción de tonos oscuros. El resto está construido a base de aluminio AL 7000, una aleación que se utiliza en la fabricación de naves espaciales. El diseño, todo hay que decirlo, es algo continuista, y recuerda inevitablemente al anterior Galaxy S8, con sus bordes curvados y su aspecto estilizado. Por dentro, sin embargo, la cosa cambia, y mucho. Por ejemplo, tanto el Galaxy S9 como el S9 Plus estrenan el nuevo procesador inteligente de Samsung, el Exynos 9810, con ocho núcleos y con tecnología de 10 nanómetros y 64 bits. Y son, precisamente, la potencia y la «inteligencia» de este nuevo procesador las que hacen posibles algunas de las funciones más destacadas de la cámara. Cámara «inteligente» El nuevo Samsung Galaxy S9 incorpora una única cámara frontal Súper Speed Dual Pixel de 12 megapixeles mientras que el S9 Plus monta una doble cámara, con dos sensores de 12 megapixeles y la misma tecnología. Como en modelos anteriores de la firma, Dual Pixel significa que los pixeles de los sensores son mayores de lo normal, lo que les permite captar más luz. En ambos modelos, la cámara frontal es de 8 megapixeles y una apertura de F1.7. Resulta novedoso el hecho de que en ambos modelos la apertura de la cámara principal sea «dual». Es decir, que permita dos valores diferentes: un impresionante F1.5 para las fotografías nocturnas y un F2.4 para las que hagamos a pleno día. En el modo automático y gracias al procesador, el propio teléfono medirá La Luz disponible y seleccionará la apertura más adecuada. Otro aspecto a destacar es la función de Súper Cámara Lenta, capaz de grabar contenidos hasta los 960 fps (imágenes o «Frames» por segundo), algo que hasta ahora solo SONY había podido conseguir. En este modo, el móvil graba clips de 0,2 segundos, que al reproducirse en pantalla alcanzan los 6 segundos de duración. Las cámaras cuentan con un detector automático de movimiento, lo que garantiza que el disparo se efectúe siempre en el momento preciso, ni antes ni después de que tenga lugar la escena que queremos captar. Además, una vez hecha la foto o el vídeo, podremos convertirla fácilmente en un GIF animado o seleccionarla directamente como fondo de pantalla. Realidad aumentada y asistente Bixby Otras dos funciones ligadas a la cámara nos permitirán extender su funcionalidad y sacarle partido de una forma nada convencional. Se trata de los AR Emoji y de la integración con Bixby, el asistente de Samsung, a través de Bixby Vision. Así, AR Emoji nos permite crear un avatar personalizado a partir de una fotografía. Para hacerlo, bastará con activar la cámara frontal, hacernos un selfie y pulsar la función AR Emoji. El móvil tomará nuestra foto, la tratará y en pocos segundos nos devolverá un avatar al que podremos cambiar el tono de piel, el color o la forma del pelo o la vestimenta. Cuando esté a nuestro gusto, pulsamos ok y nuestro «emoji» personal estará listo. A partir de ese momento podremos seguir haciéndonos «selfies», o grabándonos vídeos a nosotros mismos, pero será el «emoji» quien aparezca en pantalla y reproduzca todos los movimientos y expresiones que hagamos frente a la cámara. Se reconocen, por ahora, hasta 18 expresiones diferentes. Tanto las fotos como lis vídeos se pueden guardar o compartir al instante. Una función divertida y destinada a ser muy utilizada, sobretodo si tenemos en cuenta que hoy por hoy se envían en el mundo cerca de 5.000 millones de «emojis» diarios.. La segunda función, Bixby Vision, nos permitirá hacer traducciones en vivo, saber qué monumentos tenemos delante o, incluso, conocer cuántas calorías tiene la comida que tenemos delante. Para ello, bastará con encender la cámara, activar este modo y enfocar a un texto, cartel, señal o rótulo, para que lo traduzca al instante; o enfocar a un monumento para que nos diga cuál es, o a un producto cualquiera para que nos sugiera dónde comprarlo, o a una comida para saber cuantas calorías estamos a punto de ingerir. En resumen, todo un mundo de información real sobre lo que nos rodea. Y todo a través de la cámara. Potencia y especificaciones de lujo En cuanto al resto de las especificaciones, los nuevos Galaxy S9 y S9 Plus llevan 4 y 6 GB de memoria RAM, respectivamente, y 64 GB de espacio para almacenamiento, ampliable hasta 499 GB con tarjetas de memoria microSD. Ambos equipos cuentan con lectores de huella dactilar y con una función de «Scan Inteligente» que une el tradicional método de reconocimiento facial con el escáner del iris, de forma que podremos desbloquear el teléfono con solo colocarlo delante de nuestra cara. Por cierto, otra de las características del nuevo procesador de Samsung es que mejora la seguridad del dispositivo, un aspecto muy a tener en cuenta. Las baterías son de 3.000 miliamperios en el S9 y de 3500 miliamperios en el S9 Plus, y cuentan con un sistema de carga rápida. En cuanto a las dimensiones y el peso, el S9 mide 147,7 x 68,7 x 8,5 milímetros y pesa 165 gramos, mientras que el S9 Plus mide 158,1 x 73,8 x 8,5 milímetros. Y pesa 189 gramos. Los dos llegan con la última versión del sistema operativo de Google, Android 8 Oreo. En cuanto al sonido, también ha sido mejorado con dos altavoces estéreo AKG (uno arriba y otro abajo) y el sistema Dolby Atmos, que hace que el sonido nos llegue desde el punto de la pantalla en la que tiene lugar la acción, facilitando una experiencia de mayor inmersión en los contenidos que estemos visualizando. Precio y disponibilidad Por último, destacar que Samsung ha presentado también la nueva versión se Samsung DEX, el accesorio que, conectando a él el móvil, permite usarlo en una pantalla grande, como si fuera un ordenador. Ahora, en lugar de en posición vertical, el móvil se «pincha» al accesorio en horizontal , tumbado y con la pantalla hacia arriba. De este modo, una vez conectado, el móvil se convierte en un ratón táctil con el que podemos controlar todas las funciones, abrir o cerrar programas, ampliar o reducir fotos, etc. etc. Tanto el Samsung S9 como el S8 Plus están, a partir de hoy, disponibles para reserva. en tres colores (negro, azul y morado). Llegarán a los comercios españoles el 16 de marzo (8 de marzo si se reserva) y a unos precios de 849 y 949 euros, respectivamente.
25-02-2018 | abc.es
Mobile World Congress: Nokia resucita el 8110, el móvil con tapa de «Matrix»: básico y sin WhatsApp
La «nueva» vida del que fuera hasta hace una década el mayor fabricante de teléfonos móviles (antes de la llegada de los «smartphones») sigue viento en popa. Tres nuevos terminales básicos son algunas de las novedades de Nokia, que ha vuelto a apostar por lo «vintage»: ha resucitado el mítico dispositivo Nokia 8110, que se hizo muy popular después de aparecer en la película de ciencia ficción «Matrix». La renovación del modelo legendario Nokia 8110 ofrece, ahora, conexión 4G. Su icónico diseño deslizante y curvado se ha mantenido, aunque se le ha dado una estética más estilizada. Con una interfaz de usaurio intuitiva y conocida, el dispositivo cuenta con funciones táctiles y un mecanismo deslizante para responder y finalizar las llamadas, además de un adictivo giro tipo helicóptero sobre su eje. Así era el originalEl dispositivo incluye, como no podía ser menos, una versión renovada del juego Snake, la célebre «serpiente» que cautivó al público antes de la llegada de los juegos móviles. Estará disponible en dos colores para elegir (negro y amarillo). Se pondrá a la venta en mayo a un precio de venta medio mundial de 79 euros. Este lanzamiento se une a la política de la compañía finaldesa, ahora en manos de HMD Global, de recuperar teléfonos básicos que fueron muy populares hasta hace unos años. La pasada edición asombró con el célebre 3310, uno de los teléfonos más vendidos de la historia. Además del Nokia 8110, la firma ha renovado su familia de «smartphones» con Android One, el sistema operativo de Google pensado para países emergentes. Así, estarán disponibles los modelos Nokia 8 Sirocco, Nokia 7 Plus, el nuevo Nokia 6 y Nokia 1. La marca promete que cada teléfono se mantendrá actualizado con el paso del tiempo, gracias a las últimas innovaciones basadas en modelos predictivos. Nokia 8 Sirocco: doble cámara El primero de ellos, el Nokia 8 Sirocco cuenta con un acabado en cristal curvado fabricado en acero inoxidable. La pantalla de 5.5 pulgadas casi sin bordes (tan solo 2 milímetros de grosor en los bordes) es del tipo pOLED, que toma algunas de las posibilidades de los paneles orgánicos OLED (negros profundos, colores intensos) con resolución 2K. En cuanto a su apartado fotográfico, combina una cámara principal ultrasensible y con gran angular (para lograr el máximo resultado en condiciones de baja luminosidad), junto a un sensor secundario de 13 megapíxeles con zoom óptico de 2x. Y con el modo Pro Camera, tendrás el control manual completo en todas las imágenes que captures, ayudándote a obtener fotografías como las de un profesional. Disponible desde principios de abril, estará disponible a un precio de 749 euros. Nokia 7 Plus: más grande Otro de los modelos presentados, el Nokia 7 Plus, destaca por su diseño casi sin bordes que presenta una relación de aspecto 18:9. El dispositivo tiene una pantalla de 6 pulgadas (resolución Full HD) y cuenta también con una cámara dual y óptica ZEISS permiten ofrecer una cámara principal de 12 megapíxeles de gran angular para ofrecer grandes resultados tanto en condiciones de baja luminosidad como con gran brillo, con una cámara secundaria de 13 megapíxeles y zoom óptico de 2x para aquellos momentos en los que desearías estar más cerca. Estará disponible en dos colores (negro y blanco) desde abril a un precio de 399 euros. Nokia 6: renovado También se ha renovado el modelo Nokia 6, que ofrece un rendimiento mayor, con nuevas y maravillosas prestaciones. Es un 60% más rápido, según el fabricante, y ahora ofrece un cámara dual, sistema de carga rápida mediante USB-C y un ratio mejor ente pantalla y dispositivo. En su interior se encuentra un chip Qualcomm Snapdragon 630. Estará disponible en tres combinaciones (Negro/Acero, Blanco/Hierro y Azul/Oro) desde abril por 279 euros.
25