Noticias de "android"

02-07-2018 | abc.es
He probado las gafas de realidad virtual Oculus GO y ya no quiero volver
Sin cables, cómodas, accesibles. La realidad virtual está en disposición de convertirse en algo popular con Oculus Go, las nuevas gafas de realidad virtual que es el dispositivo más interesante que ha creado Facebook en mucho tiempo. A priori, y pese a desconocer la acogida que tendrá en el mercado, lo tiene todo para conquistar a un público de masas. Uno de sus aspectos más relevantes es que la compañía ha dado en el clavo con un producto de realidad virtual de corte «mainstream». Es bueno, bonito y barato. Su objetivo es, por tanto, desarrollar una tecnología para el público de masas. Se vende por 199 dólares. Una cifra ostensiblemente inferior a los 700 u 800 euros que cuestan las gafas para PC, tales como HTC Vive o las Oculus Rift. El gran sueño de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, es precisamente que más de mil millones de personas experimenten con esta tecnología que permite a los usuarios meterse en universos paralelos, «engañando» al cerebro. Con este nuevo modelo de Oculus, Facebook aspira a avanzar rápidamente en el mercado de la realidad virtual, una de las tecnologías más calientes en estos momentos a pesar que sus dos primeros años no ha triunfado como se esperaba. La falta de contenido y software, sumado al alto precio de los primeros dispositivos compatibles, ha provocado que muchos potenciales consumidores no se hayan lanzado en tromba a adquirirlas para su uso doméstico. Tampoco ha contribuido el hecho de que la percepción social es de estar ante una tecnología prescindible, sin tanto gancho como pueden ser los teléfonos móviles. Otro de los frenos a la tecnología se ha encontrado en su propia naturaleza. Las gafas más potentes y avanzadas se deben enchufar a un ordenador a través de una maraña de farragosos cables que dificultan, en ocasiones, la experiencia. Uno de los grandes retos de esta porción del sector de la innovación es eliminar el cableado. Algo que ya empieza a verse en el mercado. Tampoco ha ayudado el hecho que, en general, el espectro de oferta de realidad virtual se sitúe en dos campos. Por un lado, la realidad virtual avanzada, que representan Oculus Rift, Oculus Rift o, con cierta distancia, PlayStation VR. Y, por otro, la realidad virtual móvil, que tiene la virtud de no necesitar más que un móvil para hacerlo funcionar. Las DayDream de Google o las Gear VR de Samsung son sus principales exponentes. Pero las Oculus GO suponen n punto intermedio. Creadas por Facebook y Xiaomi, las gafas no necesitan de nada más para funcionar, ni ordenador, ni teléfono móvil. Según lo sacamos de la caja están listas para disfrutar de una experiencia de realidad virtual de alta calidad. Además, incluyen un mando inalámbrico de cuatro botones, sencillo pero funcional. Viene en dos formatos, de 32 GB y 64 GB, aunque 32 GB es más que suficiente para almacenar decenas de juegos y aplicaciones. La gracia de sus pantallas Y hablemos de uno de los aspectos más interesantes y necesarios, sus lentes. El dispositivo emplea dos pantallas de 5.5 pulgadas, las cuales gestionan una resolución de 1.280 x 1.440 píxeles. Unos guarismos que logran que la calidad de imagen se sitúe más cerca de las gafas de alta gama que de la realidad virtual móvil. Superan, con ello, los modelos anteriores. Para lograr la inmersión, Oculus Go utiliza una serie de cámaras y sensores internos diseñados para realizar un seguimiento de los movimientos que se reproducen en el entorno virtual. Su meta es muy ambiciosa. Eso sí, estamos hablando de un sistema de realidad virtual con un movimiento de 360 grados que no es posicional con las Oculus Rift. Es decir, que de nada sirve agacharnos para esquivar las balas en los juegos. El diseño es más práctico que vanguardista, es decir, funcional y muy ergonómico. De estética elegante, ofrece acabados en sobrio plástico gris. Pero eso sí, el dispositivo es tremendamente ligero: sólo 468 gramos de peso. Cuenta con una salida micro USB y un jack de auriculares. Se ha corregido, además, el pésimo sonido del modelo original. Ahora, está muy bien logrado, sólo en el caso de que necesitemos algo más de intimidad. Fácil de configurar Otro de sus aspectos positivos es su facilidad de uso. Se configura con mucha facilidad mediante una aplicación móvil, compatible con los sistemas operativos iOS y Android, y conectarlo a la red Wifi doméstica. Ajustar la imagen es algo rudimentario, pese a todo. Hablando de los puntos negativos, donde peor se mueven las Oculus Go son en su autonomía. Demasiado escasa. Si utilizamos juegos intensos en gráficos, en menos de una hora se quedará sin batería. Aunque hay que reconocer que la excesiva exposición a esta tecnología no es demasiado aconsejable. La ligereza del conjunto ha obligado a prescindir de baterías de mayor duración pero mucho más pesadas. La solución, llevar siempre una batería portátil. La tienda de aplicaciones de Oculus también es bastante escueta. De momento, no hay mucha oferta de aplicaciones y juegos de calidad. Nada que ver con la oferta de aplicaciones para realidad virtual que hay para PC. Esperemos que más y más estudios se animen a crear para Oculus GO. Por fin nos encontramos ante un producto de realidad virtual autónomo, de calidad, muy sencillo de utilizar y al alcance de todos los bolsillos.
30-06-2018 | abc.es
El truco para escuchar música en YouTube con la pantalla bloqueada
YouTube es más que un contenedor de videos virales. Conforme ha cumplido años se ha transformado en un reproductor de música. Con matices, vale. Pero la compañía ha apostado fuerte en buscar un modelo de distribución de contenidos de audio y competir casi en igualdad de condiciones contra plataformas de «streaming» como Spotify o Apple Music. La llegada de YouTube Music ha sido un soplo de aire fresco al mercado del «streaming». Por catálogo y características, esta aplicación tiene mucho potencial para cautivar a los consumidores de música. Aunque dispone de una versión gratuita, su versión de pago es la que de verdad vale la pena por muchas razones: posibilidad de descargar el contenido y reproducirlo sin internet y, sobre todo, por la posibilidad de escuchar música con la pantalla del móvil bloqueada. En verdad, si esta última característica no se tiene disponible no tiene mucho sentido usar YouTube como reproductor, más que nada porque en el momento en el que metas el «smartphone» en el bolsillo se pausará la reproducción. Pero, sin embargo, hay un pequeño truco para saltarse esta restricción. Y funciona tanto desde el sistema operativo Android como en iOS. ¿En qué consiste? Técnicamente es aprovechar la ventana flotante del reproductor para reproducirlo. Para ello, es necesario buscar el video de YouTube que se desea reproducir y activar el modo de visualización de escritorio. Es decir, abrirlo desde el propio navegador web del móvil. Una vez que lo tenemos abierto hay que visualizarlo en modo ordenador. En Android es una opción que se encuentra en el menú y que se llama «Ver como ordenador». Desde iOS se puede activar directamente el modo escritorio. Una vez que hemos completado estos pasos tan solo hay que bloquear el móvil, con lo que la pantalla se bloqueará. Y ahí va el pequeño truco: haciendo esta operación aparecerá una ventana flotante en forma de notificación que informa de que está una reproducción en curso. El caso es que si hacemos clic en el botón de «play», el video se reproducirá como por arte de magia. No es lo más práctico, pero para un concierto en directo de tu grupo preferido (que posiblemente dure más de una hora) tendremos un apaño bueno.
29-06-2018 | abc.es
WhatsApp le dará más poder a los administradores: podrán decidir quién puede escribir
En la actualidad, la principal función de los administradores de WhatsApp se limita básicamente a poder agregar a nuevos contactos a un grupo de amigos y familiares. Pero, en muchas ocasiones, uno va acumulando ventanas por todas partes, te meten en grupos de todo tipo, del colegio, del trabajo. Un caos, vaya. Y, como en la vida misma, siempre hay miembros que son los «graciosillos» de turno y se dedican a provocar, a cambiar las descripciones o la foto continuamente. Esto va camino de ponerse fin. Según informa el medio «WABetaInfo», WhatsApp ha empezado a experimentar en una versión de pruebas de la aplicación de chat con una función que puede convertirse en la solución idónea para los grupos en donde siempre está el pesado de turno que no se sabe comportar. Para ello, el servicio propiedad de Facebook quiere dotarle de mayores permisos y poder a los administradores. Se podrán convertir, salvando las distancias, en una especie de árbitro que ponga orden a la conversación. Una de esas cualidades que tendrán en el momento en el que se ponga en marcha permitirá que los administradores puedan restringir algunas acciones como impedir que el resto de usuarios de un chat no puedan cambiar la imagen del grupo, la descripción o la información. Pero, además, se podrá hacer que únicamente el usuarios que tenga permisos pueda escribir. Así, el resto solo podrá leer y «escuchar» sin interrupciones. El administrador, ahora, podrá deshabilitar desde la configuración del grupo de chat si pueden hablar «Solo administradores» o «Todos los participantes». Otra de sus futuras funciones hará que los administradores puedan degradar a otros. algo de lo que se lleva ensayando desde hace varios meses, pero que todavía no se ha hecho realidad. Es una característica muy importante que cambiará radicalmente la experiencia de usuario en los grupos de WhatsApp, máxime a que cada vez más se utiliza para todo tipo de conversaciones. La «app» introducirá esta opción en sus versiones para Android (2.18.201) e iOS (2.18.70).
29-06-2018 | abc.es
Cómo reproducir un video en segundo plano desde YouTube
YouTube se ha transformado en un reproductor de música. Su principal baza, los videos, forman parte de su ADN, pero desde su versión gratuita hay una característica muy útil que no dispone: la reproducción de videos en segundo plano. Es una opción que se conoce en el mundillo informático como «Picture in Picture». Con ella, los usuarios se encuentran con una ventana flotante -normalmente situada en la parte inferior de la pantalla del dispositivo- en donde se reproduce el contenido del servicio digital. Es muy interesante porque permite que los consumidores puedan hacer otras tareas como navegar por internet o comunicarse con sus amigos a través de redes sociales. Ahora, YouTube ha decidido introducir esta función en su servicio gratuito, según confirma la compañía en un comunicado. Eso sí, tiene ciertas limitaciones. En primer lugar, de momento solo está disponible para los usuarios de EE.UU. Y, segundo, que únicamente funciona en los teléfonos móviles Android en su versión Android 8.0 Oreo. Pero, al menos, todo sea dicho, es gratuita y puede anticipar su llegada al resto de usuarios del mundo. Esta notable tecnología ya se encuentra disponible entre los usuarios de iOS 11. Pero, ¿cómo funciona? ¿Cómo se activa realmente? Pues bien, para hacerlo posible tan solo hay que abrir la aplicación YouTube en tu móvil. Entonces, se busca un video en concreto, el que sea, un programa de televisión, un video gracioso, el viral de turno. Una vez que lo reproducimos, tan solo hay que pulsar el icono de la casa (Inicio). De manera automática, el vídeo quedará reducido a una ventana de imagen en imagen que se puede arrastrar a diferentes partes de la pantalla. De esta forma, se podrá seguir reproduciéndose encima de otras aplicaciones. Para reanudar la reproducción en la aplicación YouTube, toca dos veces la imagen. Si quieres desactivar esta función, arrástrala a la parte inferior de la pantalla.
28-06-2018 | abc.es
Cómo ocultar las fotografías recibidas en WhatsApp de la galería del móvil
Objetivo: mantener secretas y en un lugar ajeno a las miradas las fotografías, sobre todo aquellas que son comprometidas (o inapropiadas). Ese material, mejor que no se vea. WhatsApp, aplicación de mensajería instantánea, ha empezado a experimentar con una nueva función que permitirá a los usuarios ocultar y esconder las imágenes recibidas en un chat para que no se guarden en la galería del teléfono móvil. Una futura versión según consta en la versión de pruebas de la aplicación para Android, 2.18.194, que se extenderá próximamente, según informa el medio especializado en rumores de esta aplicación «WABetaInfo». Esta nueva función en la que se trabaja se denomina «Media Visibility» y permitirá ocultar las imágenes compartidas por los contactos en la galería del dispositivo. En su lugar, se podrán ver desde la propia aplicación. En la actualidad, WhatsApp ya permite decidir si se guardan o no los archivos, evitando así que se llene la memoria del teléfono móvil. Pero esto es un paso más, dado que permitirá a los usuarios decidir si habilitar o deshabilitar esta opción para los chats individuales o los de grupo, que son los que más «basura» se acumula. La gracia estará en que el usuario podrá decidir si discriminar o no el contenido multimedia en una conversación determinada. 1.- Para ello, cuando esté disponible la actualización, los usuarios tan solo deberán ir a «Ajustes/Chats» y, desde ahí, decidir «Mostrar achivos multimedia en la galería» 2.- De esta manera, los usuarios podrán mostrar o no los archivos en la galería del terminal. 3.- Otra variante se encuentra en la posibilidad de activar esta función directamente desde un chat en particular, que para hacerlo habrá que pulsar en «Información de contacto» y, desde ahí, buscar «Visibilidad de archivos multimedia».
27-06-2018 | abc.es
WhatsApp Gold: el último y peligroso fraude que circula por la aplicación
La aplicación de mensajería WhatsApp acoge la distribución de un nuevo bulo que anima a los usuarios a instalar una versión premium de esta aplicación, denominada WhatsApp Gold. Sin embargo, esta modalidad no existe, como recuerdan en un comunicado desde la compañía de ciberseguridad ESET. Se trata de un bulo, en forma de mensaje, que insta a los usuarios a descargar esta aplicación. El mensaje contiene un enlace que, al abrirlo, «lo menos que puede ocurrir», como explican desde la compañía, es que a quien lo haya intentado instalar «WhatsApp le deniegue el uso de la aplicación por intentar utilizar 'apps' fraudulentas de terceros». No obstante, «lo más usual, sobre todo si el móvil es Android, es que se roben todos los datos que hay en el dispositivo», han señalado desde ESET. En caso de que se haya instalado WhatsApp Gold, la compañía recomienda desinstalarlo y utilizar un antivirus para comprobar qué daños se han producido en el móvil.
27-06-2018 | abc.es
Google Wifi: así funciona el mejor router que vas a encontrar
Hay veces que las mejores cosas pasan casi desapercibidas. En la tecnología sucede, a menudo, que algunas de las mayores aportaciones a la innovación son silenciosas, no llaman demasiado la atención y resultan casi invisibles. Con forma de bote de crema facial o de un tapón de grandes dimensiones, este invento es lo que un router siempre debió ser por diseño, por potencia y por prestaciones; un aparato distribuidor de redes inalámbricas pero con aspectos para la pesonalización. Google Wifi es un pequeño dispositivo que, gracias a la tecnología OnHub, es capaz de proporcionar una cobertura inalámbrica mejorada y fiable para los hogares, independientente de donde se encuentre. Su mejor aspecto es que logra replicar la señal a cualquier parte de la casa, permitiendo, además, que el usuario pueda decidir en qué regiones y zonas se refuerza la señal. Di diseño minimalista, es un artilugio útil y práctico que puede pasar desapercibido dado que ha desembarcado en España al mismo tiempo que Google Home, el altavoz inteligente del gigante de las búsquedas. Y la tarea de hacerlo es sencilla. Los usaurios pueden consultar fácilmente desde una aplicación los dispositivos que están conectados y cuánto ancho de banda consumen. Con ello, se puede priorizar la señal de mayor velocidad para el dispositivo que más necesite en determinado momento. Es decir, se redistribuye mejor la Wifi. Esto suple uno de los problemas más habituales de los routers tradicionales, que manda la señal independientemente de la naturaleza de la vivienda. Se coloca en el salón, por ejemplo, y listo, pero a veces veces los routers fallan y provocan que existan zonas donde la conexión no llega. Y esto es algo frustrante. Frustrante para el Primer Mundo, evidentemente, pero la necesidad de internet es cada vez mayor en los países desarrollados. Otro de sus aspectos más interesantes es que da la posibilidad de compartir la contraseña del Wifi de manera rápida y sin complicaciones. La situación es muy visual: viene algún amigo o familiar a casa y te pide, cómo no, tener acceso a la red inalámbrica. Ya no podemos vivir sin internet, así que se le da, pero la tarea normal en los routers tradicionales es consultar las claves o bien en la caja o bien debajo del dispositivo. Es cierto que muchas personas la cambian, algo que debería ser lo habitual para mejorar su seguridad, pero gran parte de los consumidores optan por dejar la que viene de fábrica. Y eso es posible que dificulte su memorización. Pues bien, con Google Wifi se puede compartir esta información desde la propia «app» del terminal móvil asociado. Además, incluye una serie de configuraciones para la familia que permiten administrar el tiempo que los niños pasan conectados, por ejemplo pausando la señal durante la hora de la cena o la hora de dormir, consultar el consumo de datos, así como administrar varios dispositivos haciendo «streaming», descargas o compartiendo contenido multimedia. Otro de los mejores aspectos es que dada su naturaleza, el router se actualiza con todas las mejoras y protocolos de seguridad. Precio: 139 euros. Cómo configurarlo 1.- Se necesita una unidad o unidades de Google Wifi 2.- Estar registrado en una cuenta de Google 3.- Descargar la aplicación Google Wifi para Android o iOS 4.- Disponer de conexión de banda ancha 5.- La unidad de Google Wifi no es un módem. Para utilizarla, debes conectarla a un módem mediante un cable Ethernet. Puede ser un módem normal o una combinación de módem y router que te proporcionará tu proveedor de internet. 6.- Se concta a a la corriente mediante un cable que viene incluido. Si la unidad emite una luz azul intermitente, significa que está encendida y lista para configurarse. Es recomendable colocarlo en un lugar que esté a la vista, como una estantería o un mueble de TV, para obtener la mejor señal. 7.- La «app» encontrará automáticamente tu unidad de Google Wifi. Cuando se te solicite, escanea con la cámara de tu teléfono el código QR que encontrarás en la base de la unidad de Google Wifi. Tu teléfono se conectará automáticamente a la unidad. Entonces, habrá que seleccionar una ubicación en la aplicación para poder identificarla más tarde. También puedes crear una etiqueta personalizada. 8.- Cuando se te solicite, crea un nombre para la red WiFi. A continuación, toca «Siguiente». Crea una contraseña. A continuación, toca «Crear». Toca Sí, acepto para activar los servicios en la nube.
27-06-2018 | abc.es
Google Wifi: así funciona este router que lleva la señal a toda la casa
Con forma de bote de crema facial o un tapón de grandes dimensiones, este invento es lo que un router siempre debió ser. Por diseño, por potencia y por prestaciones. Google Wifi es un pequeño dispositivo que, gracias a la tecnología OnHub, proporciona una cobertura inalámbrica mejorada para los hogares. Su mejor aspecto es que logra replicar la señal a cualquier parte de la casa, permitiendo, además, que el usuario pueda decidir en qué regiones y zonas se refuerza la señal. Di diseño minimalista, es un artilugio útil y práctico que puede pasar desapercibido dado que ha desembarcado en España al mismo tiempo que Google Home, el altavoz inteligente del gigante de las búsquedas. Y la tarea de hacerlo es sencilla. Los usaurios pueden consultar fácilmente desde una aplicación los dispositivos que están conectados y cuánto ancho de banda consumen. Con ello, se puede priorizar la señal de mayor velocidad para el dispositivo que más necesite en determinado momento. Es decir, se redistribuye mejor la Wifi. Esto suple uno de los problemas más habituales de los routers tradicionales, que manda la señal independientemente de la naturaleza de la vivienda. Se coloca en el salón, por ejemplo, y listo, provocando que a veces que fallen y existan zonas donde la conexión no llega. Y esto es algo frustrante. Otro de sus aspectos más interesantes es que da la posibilidad de compartir la contraseña del Wifi de manera rápida y sin complicaciones. La situación es muy visual: viene algún amigo o familiar a casa y te pide, cómo no, tener acceso a la red inalámbrica. Ya no podemos vivir sin internet, así que se le da, pero la tarea normal en los routers tradicionales es consultar las claves o bien en la caja o bien debajo del dispositivo. Es cierto que muchas personas la cambian, algo que debería ser lo habitual para mejorar su seguridad, pero gran parte de los consumidores optan por dejar la que viene de fábrica. Y eso es posible que dificulte su memorización. Pues bien, con Google Wifi se puede compartir esta información desde la propia «app» del terminal móvil asociado. Además, incluye una serie de configuraciones para la familia que permiten administrar el tiempo que los niños pasan conectados, por ejemplo pausando la señal durante la hora de la cena o la hora de dormir, consultar el consumo de datos, así como administrar varios dispositivos haciendo «streaming», descargas o compartiendo contenido multimedia. Otro de los mejores aspectos es que dada su naturaleza, el router se actualiza con todas las mejoras y protocolos de seguridad. Precio: 139 euros. Cómo configurarlo 1.- Se necesita una unidad o unidades de Google Wifi 2.- Estar registrado en una cuenta de Google 3.- Descargar la aplicación Google Wifi para Android o iOS 4.- Disponer de conexión de banda ancha 5.- La unidad de Google Wifi no es un módem. Para utilizarla, debes conectarla a un módem mediante un cable Ethernet. Puede ser un módem normal o una combinación de módem y router que te proporcionará tu proveedor de internet. 6.- Se concta a a la corriente mediante un cable que viene incluido. Si la unidad emite una luz azul intermitente, significa que está encendida y lista para configurarse. Es recomendable colocarlo en un lugar que esté a la vista, como una estantería o un mueble de TV, para obtener la mejor señal. 7.- La «app» encontrará automáticamente tu unidad de Google Wifi. Cuando se te solicite, escanea con la cámara de tu teléfono el código QR que encontrarás en la base de la unidad de Google Wifi. Tu teléfono se conectará automáticamente a la unidad. Entonces, habrá que seleccionar una ubicación en la aplicación para poder identificarla más tarde. También puedes crear una etiqueta personalizada. 8.- Cuando se te solicite, crea un nombre para la red WiFi. A continuación, toca «Siguiente». Crea una contraseña. A continuación, toca «Crear». Toca Sí, acepto para activar los servicios en la nube.
38