Noticias de "android"

02-06-2020 | abc.es
Descubren un virus espía en «apps» para iOS y Android con más de 150 millones de descargas
La compañía de ciberseguridad VPNPro ha descubierto la presencia de un virus troyano que funciona como y software espía o «spyware» en aplicaciones de vídeo para móviles iOS y Android como VivaVideo que, en total, acumulan más de 150 millones de descargas. Las aplicaciones investigadas proceden de un mismo desarrollador de China, con sede en Hangzhou, autor de aplicaciones para iOS y Android como VivaVideo (100 millones de descargas), SlidePlus (un millón), VivaCut y Tempo, así como la «app» india VidStatus, instalada 50 millones de veces. En total suman al menos 157 millones de instalaciones. Estas aplicaciones de edición de vídeo y audio se caracterizan por pedir una cantidad excesiva de permisos sensibles en el móvil -hasta nueve en el caso de VidStatus-, varios de ellas no necesarios para el funcionamiento de editores de vídeos y audio. Entre los permisos se encuentran la escritura en memorias externas, el acceso a la ubicación GPS incluso en segundo plano, la cámara, el estado del teléfono, el micrófono y los contactos, como ha alertado VPNPro en un comunicado. No obstante, su mayor peligro se encuentra en que algunas como VidStatus contienen un troyano conocido como AndroidOS/AndroRat, como ha alertado Microsoft anteriormente y recoge la plataforma VirusTotal. Por su parte, la aplicación VivaVideo ya se dio a conocer en 2017 cuando la autoridades de la India revelaron que era una de las 42 aplicaciones móviles desarrolladas en China que funciona como software espía o «spyware», como informa «Financial Express». VPNPro ha recomendado a los usuarios que tengan precaución con cualquiera de las aplicaciones de QuVideo y concluyen que, si los usuarios ven que las apps «no proporcionan beneficio real», es aconsejable «eliminarlas lo antes posible del móvil».
02-06-2020 | abc.es
WhatsApp: cinco consejos para que no te roben la información o te espíen
Al igual que las redes sociales, las plataformas de mensajería como WhatsApp cuentan con una enorme cantidad de información sobre los usuarios. Desde las propias conversaciones, hasta números de contacto, fotografías o vídeos. Por eso, es fundamental que se tomen las precauciones necesarias para que todos esos datos no caigan en manos de un tercero malicioso o de una persona con poco respeto por la privacidad. A continuación, recogemos algunas de las medidas que puede implementar desde dentro de la aplicación para ello. Activar la verificación en dos pasos WhatsApp cuanta con un sistema de doble verificación que permite al usuario proteger su cuenta personal frente a los intentos de suplantación de terceros. Para habilitar esta opción, hay que dirigirse a «Configuración» o «Ajustes», dependiendo de si el «smartphone» es iOS o Android, acceder a «Cuenta» y activar la llamada «Verificación en dos pasos». La plataforma le solicitará un código de seis dígitos que tendrá que emplear cuando descargue la «app» en otro dispositivo. Como ocurre cuando adquiere un nuevo terminal. Además, puede asociarla una dirección de correo electrónico. Esta sirve para que WhatsApp envíe un enlace por mail al usuario con el fin de que pueda deshabilitar la verificación en dos pasos en caso de olvido del código de acceso de 6 dígitos. Cabe recordar que este código es completamente personal. Los ciberdelincuentes han puesto en marcha varias estafas que buscan engañar al usuario para que lo comparta. Recientemente, el portal especializado WABetaInfo informó sobre un caso en el que los atacantes intentan conseguir los seis dígitos suplantando a los trabajadores de soporte de WhatsApp. Archivar mensajes Es posible que, en alguna ocasión, le haya preocupado que alguien que no debe coja su teléfono y consulte sus mensajes de WhatsApp. Si quiere evitarlo, existe una forma muy sencilla de conseguirlo, y sin necesidad alguna de borrar la conversación. Esta pasa, en parte, por archivar los chats que no quiere que nadie vea. La opción, que está disponible tanto en iOS como en Android, se puede aplicar a un solo contacto o a todos los de la lista. Cuando un usuario archiva un mensaje, este desaparece directamente de la lista de chats. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, en el momento en el que el usuario reciba un nuevo mensaje del contacto archivado, la conversación se desarchivará automáticamente. Por lo que, en caso de que se quiera ocultar un contacto durante un tiempo en concreto, lo mejor que se puede hacer es archivar el chat y, a continuación, bloquearlo. Bloquear la aplicación Si desea que su cuenta esté protegida, es imprescindible que active la opción de bloqueo que ofrece WhatsApp. Especialmente si su «smartphone» esta al alcance de terceros. Para evitar que alguien abra su cuenta físicamente sin contar con su permiso, debe ir a «Configuración», y de allí a «Privacidad» y a «Bloqueo de pantalla». En esta opción se le permitirá configurar la «app» de tal modo que sea imprescindible emplear su huella dactilar, o su cara en caso de que el dispositivo cuente con reconocimiento facial, para abrir la aplicación. A pesar de ello, tenga en cuenta que seguirá siendo posible responder a los mensajes desde la pantalla de bloqueo del «smartphone» a través de las notificaciones. Para mejorar la privacidad, puede eliminarlas tanto si su dispositivo es iOS como si es Android dentro de «Configuración», si el dispositivo es Apple, o «Ajustes», si cuenta con el sistema operativo de Google. Ocultar la foto de perfil.. La plataforma permite seleccionar qué usuarios pueden ver la foto de perfil de un contacto. Una funcional que puede ser especialmente interesante para aquellos que tengan una imagen predefinida con sus hijos. Para implementarla, es necesario ir a «Configuración» o «Ajustes», en función del sistema operativo, «Cuenta» y «Privacidad». Debajo de la opción «Últ. vez», podrá ver «Foto del perfil». Una vez haga «click» encima, se da la opción de limitar quién puede ver la imagen. Es posible escoger entre «Todos», «Mis contactos» y «Nadie». Y la última hora de conexión Si lo que desea es evitar que los demás puedan ver si lee los mensajes que le envían, lo que debe hacer es ir a «Configuración» o «Ajustes», «Cuenta» y «Privacidad». Allí podrá encontrar el apartado «Confirmaciones de lectura». En caso de que lo desactive, el resto de usuarios dejarán de ver el doble «tick» azul que demuestra que ha abierto una conversación y ha podido leer los mensajes que le han enviado. Ahora bien, en caso de que deshabitile la confirmación de lectura usted tampoco podrá consultar la de los demás.
01-06-2020 | abc.es
Cinco consejos para mejorar tu privacidad en redes sociales
En las redes sociales cabe toda la vida de un usuario. Desde los mensajes que intercambia a todas horas con sus amigos, hasta las fotos que subió de sus últimas vacaciones en Punta Cana. Por eso, es importante proteger todo lo posible esa información de aquellos que no tienen por qué conocerla. Especialmente de los cibercriminales, que siempre han mostrado un gran interés en el robo de cuentas. Aquí recogemos un puñado de consejos que pueden servirle a la hora de protegerse de los ataques y de las miradas indiscretas. Utilizar contraseñas robustas Las claves son la llave que da acceso a todas las plataformas en las que tiene una cuenta el usuario. Por eso, el primer paso para que las cuentas estén bien protegidas es el de contar con contraseñas seguras y difíciles de descifrar. «Una buena contraseña debe tener una longitud considerable y ser inteligible. El usuario no debe utilizar en ningún caso una palabra que tenga que ver con él, como sería su mes de nacimiento o su nombre. También debe contar con números, letras y signos especiales, como serían asteriscos o símbolos del dólar», señala a ABC el «hacker» ético Deepak Daswani. Asimismo, es importante no repetir claves en varios servicios y cambiarlas periódicamente. ¿Quién puede ver tus publicaciones? Las redes sociales se han convertido en el sustento de muchas personas. Ya sea porque gracias a sus publicaciones se han convertido en «influencers» o porque las utilizan para promocionar sus propios negocios. Sin embargo, si usted es un usuario normal, no hay motivo para que sus fotografías y comentarios estén visibles para todos los miembros de la plataforma. A este respecto, tanto Instagram como Facebook, dos de las redes más populares, cuentan con una funcionalidad que permite seleccionar quiénes tienen acceso a las publicaciones. Si no se emplean este tipo de herramientas, nada impediría, por ejemplo, que un tercero malicioso robase tus fotos de la red social y crease una cuenta de cero en la que suplantase al afectado. Ojo con lo que compartes La información es un bien muy preciado. Mucho más de lo que muchos usuarios se piensan. Por ello, es importante que, antes de realizar cualquier publicación, o de interactuar con una página en concreto, tengamos claro que no nos importa que Facebook, Twitter, Instagram o el vecino de enfrente se enteren de nuestras opiniones o de cuál fue el último viaje que realizamos antes de que la pandemia nos encerrase en casa. Hay que tener en cuenta, asimismo, que las redes sociales están interesadas en conocer los gustos de sus usuarios. Datos como el sexo, la afinidad por algún tipo de deporte o el gusto por la moda sirven, por ejemplo, para perfilarlos y mostrarles anuncios publicitarios personalizados. Tus claves son solo tuyas Como explicábamos, las cuentas de redes sociales, así como de otro tipo de plataformas digitales, como Amazon, resultan muy interesantes a ojos de los ciberdelincuentes. Por eso, no basta con contar con claves seguras, también hay que protegerlas y no compartirlas con nadie. Seguramente, en más de una ocasión se habrá encontrado en el buzón de entrada de su correo, o entre sus SMS o WhatsApp, algún mensaje en el que un tercero intenta, de forma más o menos chapucera, suplantar a algunas de las plataformas en las que tiene una cuenta para que le comparta datos personales. «Es muy importante utilizar el sentido común. En el caso de las estafas que tratan de robar la cuenta del banco del usuario, hay que saber que los bancos no entran en contacto con el cliente por medio de correos electrónicos o vía SMS para pedirle sus credenciales. Es algo muy raro. Yo diría que no ocurre con ninguna entidad. En caso de que tengamos una duda, lo recomendable es llamar por teléfono a nuestro banco y consultarlo», apunta a este diario José De la Cruz, director técnico de la firma de ciberseguridad Trend Micro. Y si tu banco no te va a pedir las claves por correo o SMS, evidentemente, tu red social tampoco. Al menos, a no ser que hayas realizado la petición de un cambio de contraseña. Asimismo, en caso de querer contactar con algún usuario, empleará uno de los dominios oficiales de la empresa. «Los correos electrónicos de Instagram y Facebook relacionados con tu cuenta se enviarán solo desde las direcciones @mail.instagram.com o @facebookmail.com», explican desde Instagram. Dar y quitar Cuando uno se descarga la aplicación de una red social, es bastante habitual que el servicio pida permiso para acceder a herramientas como el micrófono, la localización o la cámara. Esto no es algo necesariamente negativo, ya que muchas de las funcionalidades de una red social están directamente relacionadas con estas herramientas. En caso de que un usuario esté especialmente concienciado en temas de privacidad, pero no quiera perder la opción, por ejemplo, de subir «stories» a Instagram, lo mejor que puede hacer es dar y quitar el permiso a la aplicación de turno desde los ajustes del teléfono móvil. Algo que, aunque puede resultar algo engorroso, es posible tanto en dispositivos iOS como Android.
30-05-2020 | abc.es
Trucos para que tu «smartphone» no te espíe la ubicación
El maremoto del «todo conectado» ha transformado la vida de la gente. Nunca había sido más fácil que ahora mantenerse en contacto con compañeros de trabajo y amigos. Sin embargo, como ocurre con todo en la vida, nada es perfecto. Los datos que el usuario comparte alegremente cada vez que navega por internet se han convertido en uno de los bienes más preciados para compañías tecnológicas como Google. Por eso, si no quiere entregarle más de la cuenta a terceros, es importante que configure su ?smartphone? adecuadamente. También, evidentemente, en lo que se refiere a la ubicación. Esa pestañita con forma de flecha que se despliega, en ocasiones, cuando realiza una búsqueda en internet o abre alguna que otra «app». En Android Para que su móvil Android no sepa dónde está, debe dirigirse a «Ajustes». Una vez ahí tiene que hacer «click» en la opción «Ubicación» y buscar «Informaciones de ubicación de Google» para desactivarlo. A partir de ese momento, el dispositivo dejará de almacenar información de ubicaciones nuevas, pero no se borrará la actividad anterior. «Tampoco se cambiará la configuración de otros servicios de ubicación en tu dispositivo, como Servicios de ubicación de Google y Encontrar mi dispositivo», señalan desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI). Si quiere eliminar cualquier rastro de sus ubicaciones, debe abrir la «app» de Google Maps. De ahí tenemos que ir al Menú (situado en la esquina superior izquierda) y seleccionar «Tu cronología». Tras esto, pulse sobre «Más», en la esquina superior derecha, y «Ajustes y privacidad». En «Ajustes de ubicación» encontrará las opciones para «Eliminar todo el historial de ubicaciones», «Eliminar un periodo del historial de ubicaciones» o «Eliminar historial de ubicaciones automáticamente». En iPhone En el caso de iPhone, si queremos evitar que las aplicaciones tengan acceso a nuestra ubicación, debemos ir a «Ajustes» y seleccionar «Privacidad». Allí encontraremos la opción «Localización»; en caso de que la desactivemos no será accesible para ninguna de las aplicaciones instaladas en el «smartphone». Si únicamente queremos limitar el acceso de alguna «app» en concreto, podemos escoger entre «Nunca», «Preguntar la próxima vez» y «Cuando se use la "app"». Si desea eliminar todo su historial de ubicaciones, debe ir a «Ajustes» > «Privacidad» > «Localización» > «Servicios del sistema» > «Lugares importantes». En «Lugares importantes» encontrará la opción «Borrar historial», que eliminará todas sus ubicaciones almacenadas en el móvil.
27-05-2020 | abc.es
Cómo evitar que Google «espíe» tus movimientos
Una de las grandes preocupaciones de los consumidores de productos tecnológicos en estos momentos tiene que ver con la privacidad de sus datos personales. Quizás una gran mayoría desconocen la cantidad de información que «regala» a las redes sociales y servicios de internet. Pero, bien procesados, es oro en manos de las empresas. La geolocalización es otra de las funciones que, pese a su indudable utilidad, más recelos causa entre los usuarios. Es posible también gestionar sus permisos y limitar hasta cierto punto la profundidad de la exploración. Google es maestro de esta recopilación. El GPS de los «smartphones» es fundamental para muchos de sus servicios como Maps, su navegador cartográfico que utilizan millones de personas. Le sirve para trazar rutas, conocer puntos de interés, personalizar contenidos y, también, conocer por dónde pasan en cada momento los usuarios. La empresa estadounidense ha venido introduciendo en los últimos años nuevos servicios de control de la privacidad. También para la geolocalización. Esta se puede desactivar más o menos, al igual que otro detalle aún más importante: el historial. Desde Android, el sistema operativo de Google y el de mayor penetración del mundo, se añaden comandos directos para gestionarlo y desactivarlo. Con la posibilidad de algunos cambios en función de la versión o la capa de personalización de cada fabricante, lo más razonable es encontrar la opción en «Ajustes» y entrar en la cuenta propia de Google. Hay terminales que lo segmentan fácilmente. Entrando en este apartado, los usuarios pueden configurar algunos aspectos relativos a su cuenta personal, que seguramente sea Gmail. Deberá aparecer un enunciado que se llama «Gestionar tu cuenta de Google», que aparece debajo del nombre y el icono de perfil. Desde ahí, hay que desplazarse hacia un apartado que se llama «Datos y personalización». Una vez dentro, mirar el «historial de ubicaciones». El sistema deja varias opciones como detenerlo y gestionar la actividad, que permite incluir lo que hacen (entre ellos, grabaciones de voz y audio) en el historial de navegación de la web y las aplicaciones. También se pude dejar la opción de geolocalización activada porque se considera útil pero borrar el historial. Otra opción es entrar en la aplicación Google Maps y, desde el menú desplegable que se encuentra en la parte izquierda, acceder a «Tus datos en Maps». Ahí se pueden añadir o eliminar datos como la dirección de domicilio y la del trabajo (información útil para calcular rutas, atajos y estimar el tiempo de desplazamiento), pero también deja el poder al usuario para «Ver y eliminar actividad». Para ello, hay que introducir las credenciales de Gmail. Una opción interesante es descargar los datos guardados. Uno se sorprenderá.
23-05-2020 | abc.es
Cómo añadir contactos con código QR en WhatsApp: la próxima función en la que trabaja la apliación
La aplicación de mensajería WhatsApp prueba una nueva función, ubicada en sus ajustes, que introduce soporte para el uso de los códigos QR que pueden compartirse con otras personas y que permiten añadir contactos de forma rápida. Esta característica se encuentra de momento en fase de pruebas y WhatsApp la ha incorporado a las últimas betas de su servicio para móviles con sistemas operativos iOS (2.20.60.27) y Android (2.20.171), como ha advertido el portal especializado «WABetaInfo». La función de códigos QR de WhatsApp se encuentra en los ajustes de la aplicación, y al hacer clic en la miniatura del código se puede acceder a una sección desde donde es posible compartir el código QR personal de cada usuario con otras personas. Este código QR permite añadir como contactos de WhatsApp a otras personas de forma rápida, e incluye el número de teléfono. Los usuarios tienen la opción de revocar un código QR de forma ilimitada, de forma que los códigos anteriores dejen de funcionar y se genere uno nuevo válido. Asimismo, la sección de códigos QR de WhatsApp incluye también un escáner con el que los usuarios pueden leer rápidamente los códigos de otras personas.
22-05-2020 | abc.es
Twitter quiere que escojas quién puede responder a tus tuits
Al igual que Facebook, Twitter lleva tiempo trabajando para mejorar el ecosistema dentro de la red social. Ahora, la plataforma del pajarito ha anunciado nuevas configuraciones enfocadas a simplificar el seguimiento de una conversación que permitirán al usuario elegir quién puede responder a su tuit y sumarse a la conversación que ha iniciado. La nueva configuración de conversación, en pruebas, da la opción de elegir entre tres opciones antes de publicar un tuit: todo el mundo (esta es la configuración por defecto), solo gente a la que sigues, o solo personas a las que mencionas.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Probando, probando..<br><br>Una nueva manera de estar con quien realmente quieres. <br><br>Empezamos un experimento global con un pequeño % de usuarios para elegir quién puede responder a tu Tweet y sumarse a la conversación que has iniciado.<br><br>Más información: <a href="https://t.co/xfgAv9waG1">https://t.co/xfgAv9waG1</a> <a href="https://t.co/BvmYmEaTmp">https://t.co/BvmYmEaTmp</a></p>&mdash; Twitter España (@TwitterEspana) <a href="https://twitter.com/TwitterEspana/status/1263148976557240329?ref_src=twsrc%5Etfw">May 20, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> En el caso de las dos últimas opciones, como explica la compañía en un comunicado, los tuits serán etiquetados y el icono de respuesta aparecerá en gris, para que la gente sepa que no puede responder. El resto de personas podrán verlo, «retuitear», «retuitear con comentarios» o dar «Me Gusta». Esta prueba está disponible «por el momento» para «sólo un limitado grupo de personas globalmente» en Twitter para iOS, Android y twitter.com, como informa la compañía, pero todo el mundo podrá ver estas conversaciones. Junto a estas pruebas, en Twitter también está «facilitando» que los usuarios puedan leer las conversaciones a partir de un tuit con un nuevo diseño para ver las respuestas, y haciendo los «retuits» con comentario más accesibles.
22-05-2020 | abc.es
WhatsApp: cómo dictar mensajes y cambiar el tamaño de la letra
WhatsApp es, de largo, una de aplicaciones más empleadas a nivel global. Especialmente en el contexto actual, en el que se ha convertido en el único mecanismo con el que cuentan muchos usuarios para seguir en contacto con sus seres queridos. Ya sea a través del envío en mensajes o de la realización de videollamadas. A pesar de la popularidad de la que disfruta, hay muchas personas que todavía no saben sacarle todo el partido a la plataforma. Que desconocen, por ejemplo, cómo saber si un número está en línea, si alguien le ha bloqueado o qué se debe hacer para aumentar el tamaño de la letra y no dejarse los ojos cada vez que le envían un mensaje. Cambiar el tamaño de la letra en Android Si tiene un dispositivo con sistema operativo Android, y desea aumentar el tamaño de la letra, debe abrir WhatsApp y buscar «Ajustes». Allí debe pulsar sobre «Chats» y encontrará la opción «Tamaño de fuente». Cuenta con tres opciones diferentes: Pequeño, Mediano y Grande. Una vez haga «click» sobre alguna de ellas se quedará prefijada y los mensajes comenzarán a aparecerle en un tamaño diferente. Cambiar el tamaño de la letra en iOS En caso de que su «smartphone» sea iOS, es decir, iPhone, no puede cambiar el tamaño del texto exclusivamente para WhatsApp. Si quiere hacerlo, tendrá que realizar el ajuste de forma generalizada, por lo que el tamaño de la letra cambiará en todo el teléfono, no solo en WhatsApp. Para ello, tiene que abrir la aplicación de «Ajustes» y buscar la opción de «Accesibilidad». Allí tendrá que ir a «Pantalla y tamaño de texto», donde encontrará la opción de «Poner el texto más grande» y un selector en la parte inferior de la pantalla para que edite el tamaño a su gusto. Dictar mensajes en iOS y en Android Para dictar un mensaje en WhatsApp el procedimiento es el mismo independientemente del sistema operativo del terminal. Lo único que debe hacer es abrir la conversación en la que desea enviar el mensaje, cuando pulse sobre la barra de texto verá que, en la parte inferior del teclado, justo al lado del símbolo de espacio, hay un icono con forma de micrófono. Si hace «click» encima, la aplicación le preguntará si desea activar el dictado de voz. Tras ello, lo único que tiene que hacer es mantener el dedo pulsando el símbolo del micrófono y decir el mensaje que quiere enviar. También es posible poner signos como puntos o comas pronunciando estas palabras.
21-05-2020 | abc.es
A prueba todas las aplicaciones de videollamadas: sus pros y sus contras
Las restricciones a la movilidad derivadas de la pandemia de coronavirus Covid-19 han disparado la popularidad de una plataforma de videoconferencias hasta hace poco relativamente desconocida, Zoom. Pero existen numerosas, algunas integradas en aplicaciones extendidas como WhatsApp, otras clásicas como Skype y abiertas como Jisti que ofrecen características distintivas y útiles dependiendo de si se trata de un particular o una empresa. Meet A pesar de su indudable dominio internacional en las búsquedas de internet, Google ha fracasado con anterioridad en el mundo del «social media». Pero a pesar de ello cuenta con multitud de servicios digitales que utilizan millones de personas cada día, aunque en ocasiones sufre de una cierta duplicidad. Una de las herramientas más interesantes que ha cobrado mayor relevancia durante la pandemia ha sido Meet, una de sus propuestas para establecer videollamadas. Tiene un enfoque más profesional pero, debido a la crisis sanitaria, la multinacional estadounidense ha decidido abrir hasta septiembre su uso gratuito incluyendo todas sus funcionalidades. Ofrece una buena calidad de imagen y su uso es muy intuitivo. Además, se ha incorporado directamente en el servicio de correo Gmail, de tal forma que cualquier usuario puede utilizarla a través de un acceso directo. O, simplemente, entrando desde su página oficial. Hay dos caminos para comenzar una videoconferencia. La primera es ser el usuario propietario que inicia y gestiona la sesión. Por otro, los usuarios que se unen. Da soporte hasta 250 participantes. Evidentemente, una masa de usuarios tan grande no se puede presentar desde la pantalla, con lo que se reducen hasta 16 participantes de manera simultánea, que son los que en esos momentos tienen el turno de palabra. Para utilizarlo se requiere de una cuenta habitual de Gmail. Tiene características interesantes como un modo que reduce el ruido de fondo y mejora la imagen con poca luz (útil si los participantes están en un domicilio de interior), así como la posibilidad de incluir subtítulos en directo gracias a los avances tecnológicos de la empresa. También el propietario de la sala puede silenciar participantes y evitar usuarios anónimos. La versión para particulares es Hangouts, integrado también en el correo de la empresa. Pros: - Facilidad de uso - Multiplataforma (iOS, Android y navegadores) - Admite hasta 250 participantes - Fácil de planificar - Sincronización con otros servicios - Permite cambiar la calidad de imagen - Cancelación de ruido de fondo - Mejora de modo poca luz - Subtítulos en directo Contras: - Necesidad de tener una cuenta de Gmail para abrir la reunión - Gratis de manera ilimitada solo hasta septiembre - Carencias de funciones avanzadas - Falta de mayor resolución (hasta 720 p) Zoom Esta ha sido, sin lugar a dudas, la revelación del año en este segmento. La empresa se había enfocado desde 2011, año de su fundación, en el sector empresarial como herramienta de trabajo, pero ha tocado el cielo del éxito con la pandemia de nuevo coronavirus Covid-19. De ahí que haya pasado de tener 30 millones de usuarios registrados en noviembre a superar con creces los 200 millones. Tiene numerosas funciones avanzadas y útiles que superan, en muchos casos, a sus competidores directos. Una de ellas son las herramientas de colaboración integradas por las cuales permiten que múltiples participantes pueden compartir sus pantallas de manera simultánea y realizar anotaciones colaborativas para lograr una reunión más interactiva. Una de las más interesantes es la posibilidad de cambiar la imagen de fondo por una personal o neutra, favoreciendo el resultado de las videollamadas. Más que nada porque si se encuentra una persona en su domicilio es posible que no tenga una ubicación adecuada para mostrar profesionalidad. Además de hacer videoconferencias, los usuarios también pueden utilizar esta herramienta para realizar «webinar» o conferencia web para profesionales o impartir clases. De hecho, el servicio permite hacer controles de anfitrión, presentar encuestas, hacer un pregunta-respuesta o solicitar una intervención «levantando la mano». El servicio cuenta con varios entornos distintivos, Meeting y Room. La primera se trata de la posibilidad de videollamadas directas a través de la herramienta a la que se pueden unir cualquier persona a través de su ordenador o teléfono móvil mediante un enlace. La segunda, más profesional, permite programar las salas de conferencia. Útil para el trabajo, Zoom permite escribir en un chat público pero, también, en privado a un único participante manteniendo la privacidad. También los creadores de la sala de reunión puede silenciar a todos los participantes. Todo está creado con un mimo exquisito y una interfaz muy intuitiva. Unirse a una reunión se puede realizar a través de una dirección url recibida a un correo o introduciendo un código de identificación. Pros - Funciones avanzadas de colaboración - Posibilidad de cambiar el fondo - Buena calidad de imagen - Interfaz intuitiva - Grabación de la conferencia - Facilidad de registro (incluso por Google o Facebook) - No hace falta registro para unirse a una reunión - No exige descarga de un cliente web - Multiplataforma (iOs, Android, Windows, MacOS) - Con 100 participantes (máximo de 1.000 participantes de pago) - Compartir pantalla y documentos interactivos Contras - Dudas en seguridad y privacidad - Versión gratuita mejorable - Solo permite gratuitos 40 minutos y un máximo de 100 - Planes de empresa exigentes económicamente - Vídeo en Alta Definición (hasta 720 p.) Facebook Messenger y WhatsApp (y llegar Rooms) Facebook ha dado un empujón a la mensajería privada y a las videollamadas en sus servicios, extendiendo estas características siempre que ha tenido ocasión. Su servicio de chat Messenger permite, por supuesto, realizar llamadas entre los contactos agregados. Tiene una conexión bastante estable y la imagen también es más que suficiente para un entorno informal. Con un planteamiento dirigido al entorno móvil, los usuarios pueden jugar con las perspectivas, por ejemplo, y activar la cámara trasera para mostrar lo que ojo no ve. Es decir, útil para conversaciones informales con amigos y familiares. Permite crear grupos y, recientemente, comunicarse con hasta 50 personas. Funciona de manera similar con su «primo hermano» WhatsApp, la aplicación de mensajería más exitosa del mundo con unos 2.000 millones de usuarios únicos registrados. Es muy básica, para bien o para mal, y entre sus funciones (escasas) solo permite silenciar el micrófono para proteger la conversación de momentos inoportunos. Recientemente, Facebook ha promocionado Rooms, una plataforma para integrar todos sus servicios y crear salas de reuniones desde la red social, permitiendo entrar desde cualquier navegador. Pros -Gran comunidad detrás -Enfoque más informal - Permite hasta 50 participantes - Calidad de imagen decente sin ser espectacular - Fácil de usar -Cifrado de extremo a extremo Contras - Solo para usuarios registrados - Calidad de imagen mejorable - Escasas funciones avanzadas - Enfocado al entorno móvil Duo Este es el recurso adicional de Google para hacer únicamente videollamadas. Ofrece una calidad bastante decente y es multiplataforma, con lo que se puede utilizar desde un «smartphone» con Android o iOS o, incluso, desde una tableta. Así se puede charlar fácilmente con tus seres queridos. Pero, sin embargo, se queda algo atrás que sus rivales al permitir hasta ocho interlocutores al mismo tiempo. A diferencia de otras herramientas, incluye un modo de poca luz que se adapta a las condiciones de luz ambiental. Pros: - Facilidad de uso - Buena estabilidad de imagen - Compatible con todos los móviles (iOS y Android) - Funciona con el correo electrónico Contras: - Escasas funciones - Poco extendido - No permite llamadas en grupo Skype Propiedad de Microsoft, esta potente herramienta ha pasado del entorno laboral al mundo del consumo. Es útil, intuitiva y ofrece muchas posibilidades. Incluso se puede realizar una llamada a un determinado número aunque no lo tengas en tu lista de contactos. Incluye, además, un chat para que los interlocutores puedan intercambiar mensajes de texto. Para iniciar sesión se requiere de un número de teléfono o correo electrónico. Se puede llamar incluso a números de teléfono en lugar de utilizar los datos como si fuera un servicio OTT -«Over The Top»- y se cobrará a través de una tarifa concreta. Aunque ofrece versiones más avanzadas para empresa, la versión gratuita permite una conversación en tiempo real de hasta 10 personas. La calidad de imagen, aunque depende de la conexión utilizada y de la cámara del dispositivo empleada, es muy buena. Pros -Buena calidad de imagen -Permite desenfocar el fondo - Compartir presentaciones - Fácil de usar - Llamadas de audio hasta 50 personas (gratis) - Grabar las conversaciones - Muy completa - Acceder también con un enlace - Integración con herramientas de terceros Contras -Requiere de una cuenta de la empresa - Versión de pago exigente Webex Propiedad de Cisco, esta potente herramienta de videoconferencia también está orientado al mundo laboral. Funciona de manera profesional a modo de reuniones, en las que hay que ir aceptando para establecer conexiones con distintas personas (por ejemplo, jefes de área distribuidos por zonas o residentes en otras zonas). Se pueden conectar hasta cien personas a la vez. El creador de la reunión puede ir viendo a los distintos interlocutores. La calidad es muy buena. Además, se puede planificar y organizar el calendario de citas para estar preparado y, al igual que otros servicios similares, se puede compartir contenido fácilmente. Pros - Grabar pantalla - Permisos - «Levantar la mano» para preguntar - Chat privado - Invitar por un enlace - Eventos de hasta 3.000 personas (en sus eventos), 1.000 participantes en «Meetings» - Facilidad de uso Contras -Elevado precio - Diez personas simultaneas - Interfaz más engorrosa - Mejorable servicio de voz Jitsi Con una gran comunidad detrás, esta herramienta de software libre permite adaptarla a tu antojo con ciertos conocimientos informáticos. Funciona bien, es compatible con muchos sistemas operativos. Permite elegir si hacer una videoconferencia u optar por una comunicación de voz. Uno de sus aspectos es que es intuitiva y fácil de usar. Pros -Software libre - No tiene límite de participantes - Segura a - Integración con herramientas de terceros - No necesita creación de cuenta Contras - Menos intuitivo - No tiene otras funciones avanzadas FaceTime También Apple dispone de su propia aplicación de videollamadas, aunque tiene un enfoque más dirigido a los usuarios de sus propios dispositivos. Funciona de manera equilibrada entre iPhone. Al igual que las aplicaciones más básicas, permite girar la cámara (si está en el móvil). Como aspecto diferencial se encuentra la posibilidad de añadir efectos, añadir «emojis» personalizables y sustituir tu cara con realidad aumentada, así como compartir otros recursos gráficos. Para acceder hay que ingresar con las credenciales registradas para los dispositivos de la empresa. Es un servicio de chat también. Permite hablar con hasta treinta personas. Pros - Funciona estable con los productos de la marca - Buena calidad de imagen - Hacer llamadas tanto por Wifi como con la tarifa de datos - Llamadas solo de audio -Escaso consumo de datos Contras - No es multiplataforma - Escasas funciones - Grupos de hasta 32 personas Houseparty Una de las aplicaciones de videollamadas más divertidas es Houseparty. Se ha puesto de moda durante la pandemia de coronavirus, convirtiéndose incluso en una de las «apps» más descargadas del momento. ¿Su secreto? Su variado catálogo de herramientas de edición. Permite también chatear, jugar. Está arrasando entre los usuarios más jóvenes. Pros - Enfoque móvil (iOS y Android) -Dirigida al público joven - Herramientas de efectos Contras -Funciones básicas -Mejorable calidad de imagen -Dudas en su seguridad
20-05-2020 | abc.es
Llega la herramienta de rastreo de contagios por Covid-19 de Apple y Google: tiene el respaldo de veinte países
Tras varias semanas de intenso desarrollo, Apple y Google han puesto en movimiento su herramienta de rastreo por Covid-19 con la que las autoridades sanitarias podrán crear sus propias aplicaciones de detección de infectados. La primera versión pública de la herramienta estará disponible de manera oficial desde este miércoles para los desarrolladores de aplicaciones después de la fase de pruebas de las últimas semanas. F unciona de manera anónima y requiere del consentimiento del usuario. Está disponible para las autoridades de salud, tanto en iOS como en Android, a través de una actualización pública. La actualización de iOS 13.5 se empezará a desplegar este miércoles. Una vez realizadas las pruebas de este sistema de alertas de contactos que hayan dado positivo, se va a incorporar de manera estandarizada a los distintos sistemas operativos, que en conjunto suman el 95% del parque de teléfonos móviles del mundo. Hasta ahora, un total de 22 países ya han solicitado y recibido acceso a la API (software de creación de servicios digitales) y se espera que se unan más en las próximas semanas, aseguraron fuentes de ambas compañías en una comparecencia telefónica a la que asistió ABC. Con esta herramienta, los países podrán diseñar sus propias aplicaciones para «trackear» a estos contactos. Es decir, estas notificaciones de exposición son alertas que las personas pueden recibir en sus teléfonos para saber si han estado expuestos a alguien que ha realizado la prueba positivo o es muy probable que tenga Covid-19. España, por el momento, y aunque ha evaluado sus posibilidades, no ha confirmado si desarrollará finalmente una herramienta para uso nacional. La vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, ha adelantado en el Congreso que trabaja con el gobierno de Canarias en una herramienta «interoperable» y «respetuosa con la privacidad» para apoyar a la red sanitaria en la prevención de contagios, aunque no ha aclarado si se trata del mismo proyecto. Fuentes de ambas compañías han insistido en que esta tecnología «es un complemento» y «no un sustituto del rastreo de contactos tradicional». El servicio funcionará a través del sistema inalámbrico Bluetooth del «smartphone». Se ha prescindido del sistema de geolocalización, que puede presentar dudas en privacidad, y que sin embargo otras soluciones internacionales como China sí que han decidido incorporar. Su funcionamiento es simple: un código de identificación anonimizado (no permitirá conocer datos personales de los usuarios) de generación aleatoria (cada dos semanas, lo que dura la cuarentena) se podrá intercambiar cuando dos móviles se crucen por ejemplo por la calle. De esta forma, si una persona ha reportado a través de la «app» que presenta síntomas de coronavirus o ha dado positivo en las pruebas avisará a la persona con la que ha estado en su entorno, con lo que así tendrá motivos para cerciorarse si se ha contagiado haciéndose, posteriormente, un test o acudiendo a su servicio de atención primaria antes incluso de que presente síntomas. La información, han insistido desde las firmas tecnológicas, no se compartirá con empresas de terceros.  Enfoque en privacidad y ajustes por las autoridades La seguridad y privacidad ha sido uno de los aspectos en los que más esfuerzos han depositado. Apple y Google dejarán, además, la posibilidad de que las propias autoridades establezcan sus propio parámetros. La API permitirá que las autoridades de salud pública definan desde cuándo se produce una exposición, la cantidad de momentos de exposición que un individuo ha tenido, el riesgo de transmisión del caso inicial en su definición de lo que es un momento de exposición y los datos que los usuarios elijan «introducir voluntariamente» en la aplicación para permitir a servicios sanitarios contactar a los usuarios afectados. Otro aspecto destacado es que los metadatos -datos internos de los propios servicios- recabados estarán también cifrados para dificultar que una persona ajena pueda identificar a un usuario. Medidas digitales valoradas por muchos países La «vacuna» digital contra el Sars-CoV 2 puede estar en un dispositivo que llevan en el bolsillo millones de personas: el teléfono móvil. Aunque no es la única medida para reducir la propagación de la enfermedad como se ha evidenciado durante la pandemia, los distintos proyectos desarrollados buscan una estandarización. Una consecuencia de esta cruzada ha sido la proliferación de iniciativas que aprovechan unas tecnologías u otras y que, sin embargo, no ha tenido el efecto esperado en algunos territorios. Occidente, entre dos propuestas de rastreos Muchos países del mundo han puesto en marcha medidas tecnológicas para domar al coronavirus. Pese a todo, algunas de las herramientas utilizadas han despertado el fantasma de la vigilancia ciudadana. Pretextos para espiar a los usuarios o soluciones útiles, la propuesta de ambas multinacionales se centra en la trazabilidad de los usuarios con síntomas. La mayoría de países de la Unión Europea se han decantado por la vía Bluetooth. Israel, Singapur o China han sido las regiones con la postura más agresiva, conociendo los movimientos de sus ciudadanos. Alemania y Australia, por ejemplo, planean lanzar aplicaciones de rastreo de contactos que realicen la misma función básica, es decir, que los usuarios que hayan dado positivo por Covid-19 informen de manera anónima a todos los que entran en su entorno cercano de un riesgo de infección. Ambas aplicaciones usan Bluetooth y no rastrean el GPS o datos de ubicación. Aunque el planteamiento es similar, no así sus «tripas» internas. La propuesta australiana, ya disponible, almacena datos personales de los usuarios en un servidor central, propiedad del gobierno australiano y gestionado por Amazon Web Services. Las autoridades de salud pueden, aunque el gobierno del país ha prometido eliminar la información cuando acabe la pandemia. Alemania, sin embargo, ha optado por un enfoque descentralizado (la información se reparte en varios puntos), que está basada en el protocolo DP-3T, ya adoptado por países como Austria, y que ha servido de inspiración para los gigantes de la tecnología. Ambas han prohibido el acceso a la geolocalización si finalmente se opta por su idea.
7