Noticias de "android"

01-01-1970 | abc.es
Haz una copia de seguridad de WhatsApp ahora o podrás perder todas las conversaciones
¿Desde hace cuánto tiempo utilizas WhatsApp? ¿Sabrías decir el número de conversaciones que tienes almacenadas en esta aplicación? ¿Cuántos de estos chats contienen información importante que no deberías perder? Seguramente debas acudir a la «app» para dar respuesta a estas preguntas, que podrás contestar gracias a las copias de seguridad que has ido haciendo a lo largo de todos los años que has utilizado la herramienta de mensajería instantánea más popular en todo el mundo. Esta función te permite, por ejemplo, cambiarte tranquilamente de móvil o resetearlo sin miedo a perder esa parte de tu vida virtual. Pero, ¿qué pasaría si no perdieras esta información? Es lo que podría pasar a partir del próximo 12 de noviembre, cuando entrará en vigor el nuevo acuerdo entre Facebook (que posee WhatsApp desde 2014) y Google por el que las copias de seguridad dejarán de ocupar espacio en Google Drive para los usuarios de dispositivos Android (aquellos que utilizan iOS de Apple no se verán afectados, pues el respaldo se almacena en iCloud). Esta cuestión trae un inconveniente: si llevas más de un año sin actualizar la copia de seguridad (extremo que sea muy probable en el caso de que hayas desactivado esta función o que tengas llena tu cuenta de Drive), la perderás de forma irremediable. El despiste, el gran peligro Aunque no se trata de una pérdida inmediata de información, si dejas pasar la oportunidad de actualizar tus datos es posible que lo olvides. Además, si llevas a cabo ahora mismo esta operación, podrás despreocuparte de esta cuestión. Para llevarlo a cabo debes abrir WhatsApp y dirigirte al botón de «Menú/Ajustes/Chats» y pinchar «Copia de seguridad». Tras este paso, debes tocar en «Guardar en Google Drive» y seleccionar la frecuencia con la que deseas que se guarden las copias de seguridad. Lo siguiente es seleccionar la cuenta de Google que quieres usar para guardar tu copia de seguridad. Si no tienes una cuenta de Google, presiona «Añadir cuenta». Por favor, no olvides el nombre de usuario ni la contraseña de tu cuenta de Google. Seguidamente, toca en «Guardar» usando para seleccionar la red que deseas usar para guardar las copias de seguridad. Recuerda que almacenar las copias de seguridad usando datos móviles puede aumentar tu consumo de datos y con ello generar cargos adicionales. También tienes la opción de guardar tus chats manualmente en Google Drive.
01-01-1970 | abc.es
Tres palabras para llegar a cualquier parte del mundo
¿Cuántas veces te has perdido siguiendo un mapa? Los mapas son inexactos, aleatorios y en ocasiones frustrantes, para solucionarlo, what3words se ha propuesto renombrar el mundo y que puedas llegar a cualquier parte con solo recordar tres palabras. «Morder.cava.jamones», la dirección de una empresa en Madrid con el sistema what3words (qué tres palabras) es una combinación más fácil de recordar que direcciones tradicionales (Avenida de Burgos 8b) o los números de las coordenadas de su ubicación (40°28'25.0"N 3°40'29.4"W). «Queremos convertirnos en el sistema global de direcciones», explica a Efe una portavoz de la compañía, Gigi Etienne. En vez de calles, avenidas y números, what3words ha dividido el mundo en una cuadrícula formada por cuadrados -de 3 por 3 metros-, donde cada uno tiene asignado tres palabras de manera aleatoria. En total, 57 trillones de cuadrados para renombrar el mundo. Pese a lo peregrino del formato, este nuevo sistema de direcciones funciona con éxito desde 2016 en Mongolia, donde gran parte de la población vive en vastas estepas sin direcciones y ahora solo necesitan tres palabras para recibir un paquete o abrir una cuenta en el banco. También usan what3words los servicios postales de Djibouti, Costa de Marfil o Nigeria, la aplicación de Naciones Unidas para informar sobre desastres, los programas de navegación de los coches Mercedes-Benz y, desde ahora, los coches de Cabify en todos los países en los que opera. En el caso de la empresa operadora de VTC en España y en nueve países de América Latina (México, Panamá, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Chile y Argentina) permite que, por ejemplo, a la salida de un gran evento, los usuarios que soliciten uno de sus coches puedan indicar con exactitud dónde se encuentra. En España, el Puerto de Algeciras ha incorporado recientemente el sistema con el objetivo de facilitar los desplazamientos a los cinco millones de pasajeros que transitan por sus instalaciones: para embarcar en el ferry a Ceuta la dirección es «tigre.apoyar.salvar». Con este nuevo sistema, es posible dar la dirección de un puesto en un mercadillo, una tienda en un cámping o un grupo de amigos en una explanada de un concierto. El sistema fue ideado por Chris Sheldrick, director general de what3words, que durante una década en la industrial musical se enfrentó a diario a la frustrante tarea de indicar a los proveedores dónde descargar los equipos de música y a los músicos cómo llegar hasta el acceso reservado para artistas de los conciertos. «Nuestro sistema aporta más precisión, es muy importante en el último kilómetro de un desplazamiento, que es donde suele haber más problemas», explica Etienne. Las virtudes del sistema de tres palabras pueden parecer pequeñas en el mundo desarrollado donde, aunque imperfectos, sí existe un sistema de direcciones, pero su verdadero «valor añadido» es en países en vías de desarrollo: «El 75% del mundo no tiene direcciones», subraya la portavoz. Esto impide a la población que vive por ejemplo en favelas, la posibilidad recibir correo, solicitar una ambulancia o dar su localización a la policía en caso de que se produzca una emergencia. En Sudáfrica, la asociación Gateway Health ha resuelto el problema al que se enfrentaban sus conductores que se encargan de trasladar a parturientas desde remotas zonas rurales donde no hay ningún sistema de direcciones. Tras cinco años en marcha, la tecnología está disponible en una veintena de idiomas (en breve estará finalizada la versión en chino). La aplicación es totalmente gratuita para los usuarios (iOS y Android), pero es de pago para las empresas que lo utilicen. «En caso de que nuestra empresa cerrara -subraya- nos hemos comprometido a transformar la aplicación a código abierto para que cualquier pueda usarla».
01-01-1970 | abc.es
Cómo mandar mails que se autodestruyen desde Gmail
Lo incógnito y lo privado. Las comunicaciones que se autodestruyen. Mientras las conversaciones de los seres humanos cada vez más se desarrollan en foros de internet de toda índole, las empresas de tecnología empiezan a incorporar a sus servicios funciones que prometen ciertas garantías de que sus mensajes vana circular por cauces más protegidos. Una de las medidas que se está extendiendo con más fuerza en las aplicaciones de mensajería y servicios de correo electrónico es la posibilidad de compartir información con fecha de caducidad (desde un día hasta cinco años). Gmail, uno de los principales gestores de correo electrónico, ha añadido el modo confidencial, una intersante función que permite, además, impedir que se reenvíen o se puedan descargar los archivos sin una contraseña. Esas credenciales se pueden enviar al destinatario por SMS o por correo electrónico. Esta nueva función posibilitará proteger los datos incluso cuando la cuenta de correo del receptor haya sido secuestrada y el mensaje se encuentre aún activo. Esto es posible mediante una función que permite solicitar autenticación adicional a través de un mensaje de texto para ver un email, lo que, además, reduce el riesgo de compartir información confidencial accidentalmente con las personas incorrectas. Esta función se puede utilizar tanto en la versión de la aplicación para dispositivos con sistemas operativos iOS y Android, así como desde la versión para navegadores web desde un entorno PC. Para poder enviar un mail en modo confidencial hay que seguir estos pasos: 1.- Pulsar en «Redactar» para abril una nueva ventana desde donde rellenar el contenido 2.- Luego, hay que pulsar en el botón «Activar o desactivar modo confidencial» que se encuentra ubicado en la parte inferior derecha de la ventana de mensajes. 3.- Si ya has activado el modo confidencial en un correo, ve a la parte inferior de este y haz clic en «Editar». 4.- Configura una fecha de vencimiento y una contraseña. Estos ajustes afectan al texto del mensaje y a los archivos adjuntos. 5.- Si eliges «Sin contraseña por SMS», los destinatarios que usen la aplicación Gmail podrán abrir el mensaje directamente. A los destinatarios que no usen Gmail se les enviará una contraseña por correo electrónico. 6.- Si eliges «Contraseña por SMS», los destinatarios recibirán una contraseña en un mensaje de texto. Asegúrate de introducir el número de teléfono del destinatario, no el tuyo. 7.- Entonces, hay que hacer clic en «Guardar».
01-01-1970 | abc.es
Si has descargado «Fortnite» en Android, cuidado: tiene un fallo por el que se «cuelan» virus
Una vulnerabilidad en el instalador de «Fortnite» para dispositivos móviles Android ha permitido que otras aplicaciones maliciosas lo explotaran para sustituir el paquete de contenido del juego por contenido ajeno y descargar «malware», como ha descubierto Google. La compañía de Mountain View envió un reporte a Epic Games el 15 de agosto en el que advertía al estudio sobre la vulnerabilidad presente en el instalador de «Fortnite» para Android, y el 17 de agosto la compañía ya había solucionado el problema. El fallo de seguridad del instalador consistía en una vulnerabilidad derivada de la forma en la cual aplicaciones instaladas en el teléfono podían «secuestrar» al instalador para alojar 'malware' en el almacenamiento externo, como detalla XDA Developers. El pasado 9 de agosto Epic Games lanzó su versión de Fortnite para Android, aunque no lo hizo a través de Google Play, sino por paquetes APK directamente a través de su web, en la que incluía el instalador afectado, o desde la tienda de Samsung. La vulnerabilidad hallada se podía explotar de forma especial en los Samsung Galaxy. Para ello, un 'exploit' de tipo Man-in-the-disk monitorizaba y vigilaba previamente todos los procesos que se producen dentro del almacenamiento externo del dispositivo en el cual se descarga, ya que posee permisos de lectura (habilitados de forma automática en Android 4.4 y las versiones posteriores). El problema detectado permitía a esta aplicación aprovechar los permisos que el instalador posee de forma predeterminada. Al descargarse desde la tienda, la 'app' de «Fortnite» para Samsung Galaxy ostenta de forma automática todos los permisos concedidos sin necesidad de solicitarlos al usuario. El juego no se almacenaba en un directorio propio, sino dentro del almacenamiento externo del dispositivo. Una vez acabado el proceso de instalación, el 'malware' sustituía el paquete de Fortnite por otro propio con contenido malicioso. La descarga de este nuevo contenido se producía de forma silenciosa, ya que se utilizaban los permisos de escritura que la aplicación de Fortnite lleva ligados. El «malware» llegaba a los terminales Galaxy de Samsung de los usuarios sin que estos fueran conscientes, ya que bloqueaba el sistema de notificaciones. Además, si la aplicación falsa descargada iba enfocada a un kit de desarrollo de software (SDK) versión 22 o inferior (el propio de las versiones anteriores a Android 5.1), esta contaba con todo tipo de permisos a la hora de la instalación y daba la posibilidad de infectar el terminal. La vulnerabilidad también podía explotarse en otros dispositivos distintos de Samsung Galaxy, pero en estos la descarga de la aplicación falsa no se realizaba de incógnito. Esto se debe a que «Fortnite» no se descargaba a través de la tienda, sino por medio de la página web, un lugar propiedad de un tercero. El reporte de Google se realizó el día 15, Epic Games solucionó el problema dos días después por medio de la actualización 2.1.0 del juego y el 24 de agosto se hizo público este reporte. Con la nueva versión, «Fortnite» se instala directamente en el almacenamiento interno. La versión móvil de «Fortnite» llegó a los Samsung Galaxy una semana antes de su salida, por medio de una aplicación propia de estos dispositivos disponible a través de la tienda de Samsung. Para el resto de terminales, la descargaba se realizaba directamente desde la página web de Epic Games.
01-01-1970 | abc.es
Elegir un teléfono móvil inteligente es una decisión difícil. Son muchos los factores determinantes a la hora de hacerlo. Por fortuna, en el mercado se pueden encontrar verdaderas joyas a precios casi al alcance de todos los públicos. Se ha democratizado el asunto, pero conforme la distancia entre las gamas medias y altas se estrechan se da la paradoja en que se lanzan productos de altas prestaciones que superan con creces los mil euros. La mente humana es insondable. Como lo es la larga lista de matices que lleva a un consumidor a preferir un terminal antes que otro. El precio es uno de ellos, es cierto, pero también existen otras razones que pueden ser cautivadoras. Como la duración de la batería. Por desgracia, los «smartphones» no han podido resolver en condiciones este problema. Duran poco, y más si estás continuamente utilizándolos. Samsung, en ese sentido, ha mejorado este apartado en el Galaxy Note 9, su nuevo «phablet» con el que, definitivamente, ha pasado página de la crisis de las baterías incendiarias. El salto es grande, puesto que ha pasado de una batería de 3.300 mAh a una de 4.000 mAh, ganando con ellos una mayor densidad que se traduce en una gran autonomía. Aguanta perfectamente día y medio hasta la siguiente recarga. Y eso es una bendición en los tiempos que corren. Para prolongar su batería cuenta con un sistema que permite que las aplicaciones no utilizadas quedan inactivas. Viene activado por defecto. El lápiz se afila con más opciones Esta es, sin lugar a dudas, uno de sus principales enfoques. No debería de extrañar puesto que el terminal se dirige en realidada un público exigente que, presumiblemente, lo utilice para un beneficio profesional. De ahí a que su ya distintivo accesorio, el lápiz digital S Pen, haya ganado algunas funciones extras como «mando a distancia» para, por ejemplo, capturar «selfies», consultar las fotografías o pasar páginas en una presentación. Es una de sus principales aportaciones, pero no es la única. Samsung ha logrado meter una memoria que resultará difícil agotarla, aunque con «trucos». En realidad, el móvil se puede configurar en varias versiones, una de las cuales viene con 512 GB de almacenamiento, pero se puede introducir una tarjeta microSD preparada para 1 TB. Ahí es nada. Pero, evidentemente, eso tiene un precio: 1.219 euros. Ficha técnica Pantalla 6.4 pulgadas Resolución 1440 x 2960 pixeles Dimensiones 161.9 x 76.4 x 8.8 mm Peso 201 gramos Chip Exynos 9810 a 2.7 GHz RAM 6 / 8 GB Memria 128GB (6GB RAM) y 512GB (8GB RAM) con microSD Cámara Dual, 12MP (F1.5-F2.4) + 12MP (F2.4, telefoto) y frontal de 8 MP (F1.7) Batería 4.000 mAh SO Android 8.1 Oreo El resto de escenarios en donde se enfrenta el terminal también destaca. Es un móvil polivalente, que funciona tanto en cortas distancias como al contragolpe. Saca pecho si juega entre líneas, pero se luce si presionan. Como si fuera un equipo de fútbol, el Note 9 toca bien todos los balones. Eso es gracias, en parte, a su abrumador rendimiento proporcionado por el «cerebro» de la bestia, un Exynos 9810 de fabricación propia, y a sus 8 GB de memoria RAM -en la versión analizada-. En general, estos fríos guarismos le confieren un desempeño apabullante en todas sus tareas. Incluso en los procesos más exigentes como el consumo de juegos móviles, en donde se suele exprimir al máximo en muchos casos al dispositivo. Su manejo es fluido, solvente. Se maneja como un pez en el agua cuando se abren las distintas aplicaciones. Pero si se le exprime se aprecia cómo se va subiendo la temperatura. Como herramienta de trabajo también viene perfectamente entrenado. En este partido, el dispositivo cuenta con un jugador imprescindible y diferenciador si lo comparamos con otros competidores, el lápiz óptico S Pen. Este elemento distintivo que le hace especial a la familia Note ha ganado algunas funciones como la posibilidad de capturar «selfies» con el accesorio. También se pueden pasar y retroceder las imágenes de la galería fotográfica como un carrusel, pero el escenario en donde mejor se maneja es en la edición y diseño. Diseño de altura Hay numerosas «apps» preparadas para sacarle partido. Y no solo al servicio nativo Notas. La definición y sensibilidad del lápiz es asombrosa, aunque es difícil distinguir si se han producido importantes avances en comparación con el modelo del año pasado. El reconocimiento de la grafía está bien conseguida. Aunque se pueden realizar bosquejos y diseños más o menos creativos -ahí depende de la mañana que uno tenga-, las dimensiones de la pantalla no lo hacen especialmente cómodo para estas tareas. Su pantalla, precisamente, es otra de sus virtudes. Ha crecido, pasando de las 6.3 pulgadas a las 6.4 pulgadas actuales. Pocos cambios relevantes se encuentran aquí. Se ha conservado su relación de aspecto 18.5:9. Es muy alargado, aunque no se hace excesivamente incómodo en su manejo. Otra cosa es su transportabilidad; si eres de los que lo llevan en el bolsillo del pantalón posiblemente sobresalga un poco. En cuanto a su definición, lo cierto es que Samsung tiene dominado este apartado que es complicado superarlo. Poco sorprende ya en medio del huracán de pantallas sin bordes y la llegada de los controvertidos «notch». Pero la firma surcoreana se vuelve a lucir en este territorio. Dispone de un panel tipo OLED que pone el acento en los negros profundos y los colores muy vivos. El resultado es más que óptimo; solo hace falta pasarse a ver algún video de calidad para comprobarlo. Está bien equilibrado. Es realmente difícil superarlo. La cámara es harina de otro costal. Es muy continuista respecto a su predecesor. Se trata de una cámara dual compuesta por sensores de 12 megapíxeles y apertura focal (F1.5-F2.4 para la cámara normal; F2.4 en el teleobjetivo). Es capaz de grabar en calidad 4K. Su resultado es bastante impecable, aunque deja a veces un sentimiento encontrado en ciertos escenarios como las panorámicas. Su sistema de enfoque es sorprendentemente rápido y permite, además, utilizar su cámara para grabar imágenes en «superlenta» y «rápida», que da bastante juego si se sabe en qué momento aplicarse. No podía faltar la posibilidad de crear «emojis» personalizados gracias a la cámara frontal (de 8 megapíxeles y apertura focal de F1.7). Es divertida esta opción porque, además, se generan automáticamente una secuencia de emociones a partir del registro realizado que se pueden utilizar para conversaciones. Pero una de sus grandes aportaciones en comparación con el Galaxy S9 Plus es la incorporación de un software que permite elegir los parámetros más ópticos de una sucesión de veinte tomas realizadas. Todo ello para que dé el mejor resultado. El Galaxy Note 9 incluye un sistema de audio estéreo, puerto USB-C y la clavija «minijack» de 3.5 milímetros para los auriculares. ¿Debería haberse eliminado si atendemos a la tendencia actual? Es una decisión personal, puesto que todavía mucha gente escucha música con cascos con cable, así que es posible que esta resistencia de Samsung a cambiar tenga muchos adeptos. En la parte de atrás se ha destinado una nueva ubicación al lector de huellas dactilares, que se encuentra en la parte inferior del módulo de cámaras. Esa cómodo y el dedo siempre cae en el lugar adecuado. Como sistema de desbloqueo es infalible, pero conforme ha avanzado el tiempo los móviles más avanzados han venido incorporando otras medidas biométricas para proteger el contenido del terminal. En este caso cuenta con un método mixto. Es decir, en función de las condiciones el sistema tira más por un reconocimiento de iris o el reconocimiento facial.
01-01-1970 | abc.es
Copias de seguridad de WhatsApp: ¿son seguras o el acceso a tus conversaciones secretas?
La función de la copia de seguridad en WhatsApp resulta muy útil para los usuarios: cada vez que se cambia de móvil o se resetea el terminal, se puede acceder al historial de todas las conversaciones, incluidas fotografías, vídeos, audios y documentos que se hayan guardado con anterioridad. Una función «salvadora» que, sin embargo, puede no ser tan segura como pensamos, ya que el sistema de cifrado de extremo a extremo que tanto predica como bondad el equipo de Facebook (que compró la aplicación allá por 2014), no sirve fuera de sus dominios, al menos para los usuarios de Android. Pero, ¿por qué? Las alarmas saltaban esta semana después de que la compañía liderada por Mark Zuckerberg anunciase el acuerdo con Google por el que las copias de seguridad de WhatsApp no ocuparían espacio en Google Drive, el sitio de almacenamiento en la nube del gigante tecnológico. Después se reparó en la condición impuesta por Facebook para guardar los archivos de la aplicación de mensajería instantánea: para aquellos que no tuvieran la copia de seguridad actualizada desde hace más de un año, WhatsApp eliminaría todos sus archivos antiguos y no podrían recuperarlos. En el mismo comunicado explicativo en el apartado de «preguntas frecuentes» de la web de WhatsApp también se incluía otra advertencia: «Importante: los archivos multimedia y mensajes que guardes no estarán protegidos por el cifrado de extremo a extremo de WhatsApp mientras están en Google Drive». Una frase que ha creado desconcierto entre muchos usuarios. ¿Acaso no son seguras nuestras conversaciones? Pasa con Android, no con iOS «WhatsApp cifra las conversaciones para que si alguien las intercepta mientras se producen, le aparezcan unos símbolos incomprensibles. Es decir, solo los pueden descifrar los terminales de emisor y receptor», explica a ABC Luis Corrons, experto en ciberseguridad de Avast. La copia que se almacena en Google carecería de este sistema y se podría encontrar en texto plano, es decir, cualquiera podría leerlo. Pero antes, cualquier ciberatacante debería «hackear» nuestra cuenta de Google y saltarse la seguridad que proporciona el gigante tecnológico. «Es cierto que podrían acceder a nuestras conversaciones de WhatsApp. Pero eso solo es una parte. Google sabe todo lo demás [y aquí se incluye información personal como correos electrónicos, historial de navegación, ubicaciones, direcciones físicas, datos bancarios..], por lo que yo estaría más preocupado por esa parte», afirma Corrons. Se da el caso que esta situación solo afecta a los usuarios de Android, ya que aquellos que utilizan el sistema operativo iOS (para los iPhones de Apple) suben sus copias de seguridad al servicio iCloud, que proporciona por defecto el cifrado punto a punto de todos los documentos que se suben a la nube. Es decir, cualquier archivo que ingreses en este servicio, sin importar si es de WhatsApp o de cualquier otra aplicación, solo puede ser descifrado por un dispositivo donde hayas inciado sesión con iCloud. «Nadie más, ni siquiera Apple, puede acceder a la información encriptada punto a punto», señalan desde la compañía de la manzana. Google posee tus datos de WhatsApp Dentro de WhatsApp, gracias al cifrado de extremo a extremo, nadie, ni siquiera Facebook, puede acceder a las conversaciones. Ni aunque una orden judicial se lo exija. Pero la historia cambia cuando los archivos cambian de plataforma y, a través de la copia de seguridad, se almacenan en Google. Entonces quedan en manos de Alphabet, su empresa matriz, y están sujetas a sus condiciones de servicio. Al no guardarse cifradas, la supuesta organización gubernamental que quiera nuestra información podría presionar a Google para que cediese estos datos. Además, se debe recordar que la copia de seguridad es un servicio opcional de WhatsApp, por lo que si no quieres que tus conversaciones puedan ser accesibles de ninguna manera, deberías valorar guardar toda esta información en Google Drive. Pero esta renuncia también implicaría que, en caso de cambio de móvil o restablecimiento de los valores de fábrica, perderías todos tus chats. Así que tú decides.
01-01-1970 | abc.es
Google almacena más datos que Apple
Es la era de la privacidad. De tener al menos presente los datos personales que dejamos voluntariamente en los servicios digitales que utilizamos a diario. Una contrapartida que hay que asumir si queremos seguir aprovechando sus virtudes. El nuevo marco legal europeo, que desde el 25 de mayo es de obligado cumplimiento por las empresas, ha dibujado un panorama atroz repleto de miedos e incertidumbres que los usuarios no habían reparado realmente. Este reglamento, sin embargo, ha puesto el foco en la privacidad con unos protocolos más garantistas, pero las grandes firmas tecnológicas son conscientes que, en muchos casos, la recopilación de información personal es parte de su negocio. [Gráfico elaborado por Statista] Por fortuna, la mayoría de firmas del sector permiten consultar (y descargar en muchos casos) la información que guarda de nosotros. Los permisos es un arma al que aferrarse para evitar que acaben en menos ajenas, aunque ya se sabe: todo lo que está conectado a internet es susceptible de «hackearse». Según un estudio (PDF, en inglés) titulado «Google Data Collection», elaborado por el investigador Douglas C. Schmidt de la Universidad Vanderbilt, Google obtiene información sobre las actividades tanto online como en la vida real del usuario, «incluso cuando este no la comparte de forma intencionada» o «cuando el dispositivo se encuentra en modo reposo». En opinión de este experto, el gigante de internet recopila más datos personales que su rival Apple, que suele sacar pecho de que la información no suele almacenarla en los servidores propios. Tanto el sistema operativo Android -ecosistema desarrollado por Google- como otros servicios como Chrome son «algunos de los instrumentos principales» que emplea la compañía para obtener datos. Y son muchos: nombre, localización, direcciones, historial de navegación, datos bancarios asociados. Incluso, según relata el estudio, el modo incógnito de navegación -utilizado por muchos usuarios para no guardar las contraseñas, entre otras cosas- ofrece mucha más información de la que se cree. Es más, la empresa «puede vincular de forma retroactiva los datos anónimos con las contraseñas personales de un usuario almacenadas en su cuenta de Google». Según estimaciones de la firma de análisis Statista, la cosa no acaba ahí: la firma de Mountain View practica «más solicitudes de información» que su rival Apple. En concreto, unas 90,3 solicitudes cada hora desde dispositivos Android frente a las 17,9 consultas de los usuarios de iPhone. Entre otros hallazgos de la investigación se encuentra que incluso los dispositivos Android inactivos (con el navegador Chrome activado en segundo plano) están ofreciendo datos. El terminal analizado comunicó información de ubicación 340 veces a lo largo de un período de 24 horas. Comparándolo con Safari (iOS), Google no podía recopilar datos «a menos que un usuario interactuara con el dispositivo». También curioso resulta el hecho que Apple utilice los servidores de Google para almacenar datos en su servicio de almacenamiento en la nube iCloud, según consta en un documento oficial (PDF, en inglés) de la firma de la manzana. Una decisión, sin embargo, que no está reñida con la seguridad. El informe deja claro que toda la información del usuario está encriptada, desglosada en porciones y una clave especial, guardándose las claves y los metadatos de los archivos en la cuenta de iCloud del usuario.
01-01-1970 | abc.es
Facebook trae a España Watch, su anti YouTube
Facebook ha extendido la pestaña de videos Facebook Watch a todo el mundo, hasta ahora presente solo en Estados Unidos, la cual recoge de forma exclusiva contenido de producción propia de la red social y de personas asociadas a esta y facilita el descubrimiento de nuevos creadores. La característica Facebook Watch ya está disponible en España después de que la compañía haya decidido extenderla a todo el mundo tras su lanzamiento limitado de hace un año, como ha confirmado el responsable de video de Facebook, Fidji Simo, a través de un comunicado de prensa. Es, para entendernos, su «antiYouTube». Facebook Watch es una pestaña comprendida dentro de Facebook, que recoge videos de diversa índole producidos exclusivamente por la propia red social o por creadores de contenido asociados a esta. Ofrece contenidos entre los que se puede encontrar videos de temática deportiva, entretenimiento o noticias, bien grabados o emitidos en directo. El usuario puede, además, personalizar las fuentes de contenidos. La principal diferencia entre esta característica y la anterior pestaña de videos es que esta primera muestra contenido creado exclusivamente por Facebook el que no se puede encontrar fuera mientras que los videos alojados previamente pueden provenir de distintos lugares. Con esta nueva configuración de la pestaña se pretende conectar a usuarios y creadores para que se beneficien de forma mútua, y que «una de las funciones principales de Watch es descubrir a creadores de contenido desconocidos hasta el momento para el usuario», según Simo. A su vez, mediante el programa de monetización de anuncios Ad Breaks, los productores consiguen mayor alcance y beneficios. La pestaña Watch se puede personalizar en función de los videos favoritos del usuario al seguir a distintos creadores o páginas. A su vez, todos los videos guardados quedan recogidos dentro del sitio personal de Watch, lo que hace sencillo volver a visualizar el contenido. Es posible acceder a la pestaña de Facebook Watch tanto a través de sistema operativo Android como en iOS. Para ello, hay que clicar en el icono de Watch dentro de la barra de atajos de Facebook. También se puede entrar a través del marcador «Más». También está disponible en dispositivos como «Smart TV» de distintas compañías y Xbox. A su vez, Facebook trabaja en un nuevo tipo de videos interactivos presentes en Watch para ofrecer "nuevas experiencias que se centran en las personas y les ofrecen la posibilidad de determinar la dirección del contenido», como el concuso de preguntas Confetti. La pestaña Watch ya se había lanzado en Estados Unidos a principios de septiembre del año pasado donde, según datos de Facebook, todos los meses, al menos durante un minuto, 50 millones de personas ven contenido Watch. Es posible acceder a Facebook Watch desde la versión de escritorio, iOS, Android, Apple TV, Samsung «Smart TV», Amazon Fire TV, Android TV, Xbox One y Oculus TV.
01-01-1970 | abc.es
HTC U12 Life: un «smartphone» de gama media que compite en precio
En el esfuerzo por seguir obteniendo réditos económicos del mercado móvil, los fabricantes de tecnología han allanado tres caminos distintos. Desde el pasado año se ha inaugurado una nueva gama, que podríamos definirla como super gama alta, en donde se encuentran terminales que superan los mil euros de salida. Una segunda vía tiene propuestas de altas prestaciones, pero la tercera que empieza a reinar se centra en una estrategia agresiva de la que es difícil seguir sus pasos. Es la que lideran marcas de fabricantes chinos. En especial, Xiaomi, que parece estar decidida a comerse el mercado ofreciendo algunos de sus productos cargados de altas prestaciones pero a unos precios de derribo. Una filosofía muy legítima, pero que está dirigida a quitarse a los competidores al ofrecer móviles con pocos márgenes de beneficio. La gama media es donde más se aprecia esta tendencia. Por lo que otras firmas que antaño lideraban el mercado como HTC le resulta cada vez más difícil mantenerse. El resultado de intentar atarse a este rango de precios por debajo de los cuatrocienteos euros es el nuevo HTC U12 Life, una versión «lite» de su buque insignia, HTC U12 Plus, que sacrifica algunos apartados pero que le dota de un mayor rendimiento y autonomía que la versión anterior. Ficha técnica Pantalla 6 pulgadas Dimensiones 158,5 × 75,4 × 8,3 mm Peso 175 gramos Resolución Full HD+(2.160 x 1.080 px) Chip Snapdragon 636 a 1,8GHz RAM 4 GB Memoria 64 GB Cámara Dual (16 y 5 MP) y frontal de 13 MP Batería 3.600 mAh SO Android 8.1 Oreo De diseño cuidado que reduce los marcos de la pantalla, el dispositivo apuesta por un apartado fotrográfico compuesto de dos cámaras traseras (de 16 megapíxeles y 5 megapíxeles en el sensor secundario) preparadas para capturar imágenes con el efecto «bokeh», un modo de disparo que permite jugar con la profundidad de campo y destacar los primeros planos. La cámara también permite grabar videos en calidad 4K, mientras que la frontal, de 13 megapíxeles, incluye un flash para mejorar los «selfies», al igual que se incorporan modos belleza para hacer ligeros retoques. La pantalla, de 6 pulgadas, se sostiene en un panel tipo LCD que rasca una resolución Full HD (2.160 x 1.080 píxeles), ofreciendo en conjunto una relación de aspecto de 18:9, es decir, un móvil que apuesta por el formato «todo pantalla». Ya no hay muchos modelos que no hayan abrazado este diseño. Donde más controversia se puede encontrar es sus caraterísticas técnicas. En su interior s e alberga un microprocesador Snapdragon 636 de Qualcomm que no es ni por asomo el más avanzado del mercado, aunque supera en potencia al anterior modelo, el U11 Life. Se equilibra, sin embargo, con 4 GB de memoria RAM. Donde también ha dado pasos de gigante HTC en este «smartphone» es en la batería, de 3.600 mAh, que promete dos días de uso ininterrumpido en condiciones normales. ES algo que ha mejorado sustancialmente respecto al anterior modelo, y se apoya a su vez con un sistema de carga rápida que es otra de las demandas más fuertes de los consumidores. Viene con un sistema de audio estéreo e incorpora la versión Android 8.1 Oreo, aunque con nutrido de funciones propias de la marca. Precio: 349 eruos. ­­­­
01-01-1970 | abc.es
Sony Xperia XZ3: con curvas pero una sola cámara
Sony Mobile ha anunciado en el marco de la feria IFA de Berlín (Alemania) su nuevo «smartphone» insignia, el Xperia XZ3, que renueva la interfaz de usuario para ofrecer un uso más sencillo e intuitivo con una sola mano. Los cambios que Sony ha introducido están relacionados con la forma en que el usuario usa el móvil. En este sentido, ha renovado la interfaz de usuario y ha presentado Side Sense. Side Sense está diseñado para permitir el manejo del terminal con una sola mano y de forma intuitiva, especialmente en un terminal que presenta 6 pulgadas de diagonal de pantalla. Al coger el «smartphone», ya sea con la mano derecha o la izquierda, la interfaz optimizará los accesos a las aplicaciones en ese lado con solo dar un par de toques en la pantalla. La interfaz, configurable, facilita la navegación y ofrece una nueva forma de realizar fotografías al dar, de nuevo, un par de golpes con el dedo en la pantalla, aunque en su diseño, aunque mantiene el botón físico para hacer fotos. Sony también ha modificado la aplicación de la cámara, que ahora presenta un diseño mucho más simplificado, en línea con la premisa que introduce Side Sense de uso intuitivo. Y ha introducido un función, denominada Smart Launch, que activa la cámara directamente al levantar el terminal en sentido horizontal. La pantalla siempre encendida («Always on Display») muestra distintos contenidos configurables. Además de las notificaciones, la hora o la fecha, puede mostrar las carátulas de los discos que se estén reproduciendo -de la música guardada en el móvil o de un servicio de «streaming»-. También puede mostrar fotografías de la galería o hechas recientemente. Salto a las pantallas OLED El Xperia XZ3 es, como ha explicado la compañía, el primer «smartphone» de esta marca en usar una pantalla OLED con tecnología propia de la gama de televisores BRAVIA, como el HDR o los triluminos, que aporta contraste, claridad y color, como ha indicado la compañía. También cuenta con el motor de procesamiento X-Reality. Este salto en la pantalla es una muestra de la apuesta de Sony por el consumo de contenidos audiovisuales en el móvil. También cuenta con la tecnología de vibración dinámica, introducida en el modelo anterior de la gama, Xperia XZ2, por el que una vibración acompaña el audio de vídeos musicales, vídeos grabados por el usuario o videojuegos. Los altavoces son, como ha señalado Sony, un 20 por ciento más potentes que los del anterior. El nuevo terminal cuenta con altavoces a los dos lados de la pantalla con tecnología S-Force Front Surround para reproducir sonido envolvente. El nuevo buque insignia de Sony presenta una pantalla de 6 pulgadas y una relación de aspecto 18:9, con resolución QHD+ y sRGB 148%, y un marco de 3 milímetros. Xperia XZ3 está fabricado en aluminio 7000, que refuerza su resistencia ante golpes y torsiones. Tanto la parte frontal como la trasera cuentan con cristal Corning Gorilla Glass y presenta una IP68 de resistencia al agua y al polvo. Una sola cámara pero buen rendimiento Sony no se ha olvidado del apartado fotográfico. La cámara principal sigue la línea de lo visto en Xperia XZ2: 19 megapíxeles, tecnología Motion Eye y posibilidad de grabar vídeo 4K HDR y de crear vídeos en Slow Motion con calidad Full HD. Presenta una sensibilidad ISO 12800 en fotografía e ISO 4000 en vídeo. La cámara frontal, por su parte, cuenta con un sensor de 13 megapíxeles con apertura focal f/1.9 y ofrece cinco modos de fotografía: «bokeh», con una barra que permite ajustar el desenfoque; piel suave, brillo piel, aumento del tamaño de los ojos y cara fina. La aplicación 3D Creator también cuenta con una interfaz renovada, y permite introducir animaciones en las creaciones tridimensionales. En cuanto al rendimiento, la compañía ha apostado para la versión europea por el procesador Snapdragon 845 de Qualcomm, una configuración de 4GB de RAM y 64GB de RAM ampliables mediante una tarjeta microSD de hasta 512GB, y una batería de 3.330mAh con sistema de carga inalámbrica Qi. Sony ha anunciado la llegada a Europa de Xperia XZ3, prevista para el próximo 5 de octubre. Llegará con Android 9 P, sin puerto jack 3.5, en los colores Black (negro), White Silver (blanco) y Forest Green (verde).
747