Noticias de "android"

01-01-1970 | abc.es
Inteligencia Artificial y doble pantalla: así es el HTC U Ultra
Los márgenes de beneficios y la gran competitividad que existe en el mercado de los teléfonos móviles inteligentes obliga a las marcas a tratar de diferenciarse de la competencia. Los dispositivos móviles son cada vez más parecidos. Los consumidores son más exigentes y quieren altas prestaciones a precios sustancialmente más bajos de lo que marcan algunas compañías. Pero el riesgo se paga, si no que se lo digan a LG en su coqueteo con la telefonía «modular» (que de modular poco). Y HTC, que tampoco está envuelta en grandes beneficios en este campo, ha decidido integrar una doble pantalla en su nueva propuesta, U Ultra, al estilo de otra de sus creaciones anteriores, el V20. Lo vuelve a intentar y puede que esta sea su última oportunidad en este negocio. Ficha técnica Pantalla 5.7 pulgadas y 2.05 pulgadas para la secundaria (160 x 1040) Dimensiones 162.41 x 79.8 x 7.99 mm Peso 170 gramos Resolución Quad HD (2.560 x 1.440 p) Chip Snapdragon 821 a 2.15GHz RAM 4 GB Capacidad S64 y 128 GB Cámara 12MP UltraPixel y frontal de 16 MP SO Android 7.0 con capa de personalización HTC Sense Batería 3.000 mAh Se trata de un dispositivo de grandes dimensiones. Unas 5.7 pulgadas de pantalla y resolución Quad HD lo convierten en un aparato con una gran superficie para consumir contenidos audiovisuales. Un pequeño panel secundario, de tecnología OLED, y de 2 pulgadas está concebido para mostrar información útil como la hora, accesos rápidos o notificaciones. El tamaño sí importa y HTC es consciente que debe ofrecer un formato «phablet» que cada vez más se extiende entre los consumidores. De diseño original, el teléfono está envuelto en un cristal -habrá una versión con la trasera de zafiro- y bordes de aluminio. Esa combinación le confiere unos reflejos y elegancia muy interesantes, alejándose incluso del modelo «unibody» que impera hoy en día en los modelos más avanzados del mercado. Estará disponible en varios colores (blanco, azul, negro y rosa). En cuanto a sus prestaciones y características técnicas, el U Ultra incorpora algunos de los componentes más potentes del mercado que, sobre el papel, puede garantizar un notable rendimiento. Hablamos de un procesador Snapdragon 821, fabricado por Qualcomm, que rueda a una velocidad de 2.15 GHz, aunque se trata del chip que montan algunos teléfonos de gama alta lanzados el pasado año. Le acompañan 4 GB de memoria RAM, demostrando que estos guarismos ya son más que habituales en la actualidad. Estará en dos versiones de 64 y 128 GB de capacidad. Otro más al carro de los asistentes digitales Gobernado por Android 7 Nougat -versión más reciente del sistema operativo de Google-, el terminal dispone de una cámara de 12.3 megapíxeles con flash dual (apertura F1.8) y una frontal de ¡16 megapíxeles! (Apetura F2.0). Uno de los aspectos más llamativos es la introducción de capacidades inteligentes que permite ser controlado mediante comandos de voz. Eso es posible gracias al nuevo asistente virtual basado en Inteligencia Artificial llamado Sense Companion. Con ello, el terminal puede reconocer tu voz y responder -incluso cuando está en reposo, dice la firma- navegar, coger o rechazar llamadas, repetir o ignorar alarmas con solo pronunciar unas palabras. La empresa asegura que esta plataforma es capaz de «aprender» de los hábitos y comportamiento de sus usuarios y aprovechará esa pantalla secundaria para mostrar información adaptada a cada usuario. Además, la voz formará parte de su experiencia de uso, puesto que se ha implementado un sistema biométrico para permitir el desbloqueo de la pantalla mediante el empleo de la voz, aunque contará con un lector de huellas dactilares ubicado en su parte frontal. Además de estas características, el HTC U Ultra se une a la corriente iniciada previamente por el iPhone 7 de prescindir de la clavija para auriculares «minijack» de 3.5 milímetros y añade puerto USB Tipo-C para realizar la carga de su batería de 3.000 mAh. Se venderá a partir de marzo por 749 euros. La compañía también ha presentado el HTC U Play, de 5.2 pulgadas, que también incluye el asistente virtual Sense Companion con capacidades compartidas pero a menor precio: 499 euros. HTC cayó un 35% el pasado año HTC registró en 2016 una baja interanual en ventas del 35% y cayó el nivel más bajo en los últimos 12 años, según un comunicado de la empresa del 6 de enero, en el que reportó ventas consolidadas de 78.160 millones de dólares taiwaneses (2.440 millones de dólares) para el año. La empresa taiwanesa, que fue una de las pioneras en la telefonía móvil, ha sufrido los embates de la competencia, por un lado, del iPhone de Apple y de los teléfonos de Samsung, y por el otro, de los teléfonos chinos, tales como Huawei y Xiaomi, que ya no sólo atraen por el precio sino también por las prestaciones. Además de teléfonos móviles de marca propia, HTC fabrica teléfonos y tabletas para marcas internacionales, incluido Google, y también el dispositivo de realidad virtual HTC Vive, del que había vendido «mucho más de 140.000» unidades de enero a noviembre de 2016. HTC, tras Sony y Oculus VR, es uno de los principales actores en la fabricación de dispositivos de realidad virtual, y lo seguirá siendo en 2017, según estudios del Instituto de Investigación de Topología taiwanés, que predijo se venderán unas 600.000 unidades del HTC Vive en 2017, 200.000 más que en 2016.
01-01-1970 | abc.es
Probamos el nuevo Honor 6X
Las dobles cámaras en los teléfonos móviles inteligentes comienzan a ser tendencia en el mercado. Este concepto de fotografía, sinónimo de mayor calidad que otras configuraciones, ha empezado sin embargo su particular desembarco hacia otras gamas de precios para intentar democratizarlo. Así, el nuevo Honor 6X se convierte en un terminal que, por menos de 250 euros, ofrece una cámara dual. El mayor atractivo de este nuevo smartphone está, sin duda, en la cámara. La trasera, de doble lente, ofrece una amplia gama de aperturas (F / 0.95-F / 16). La composición de la imagen está a cargo de la cámara principal, de 12 megapixeles, dejando la profundidad de campo para la segunda lente, de 2 megapixeles. Su gran batería, de 3.340 miliamperios, está optimizada, según el fabricante, para una duración de 2,2 días de uso normal o un día y medio completo de «uso extremo». Con una sola carga de batería podremos disfrutar de 11,5 horas de vídeo ininterrumpido, o de 70 horas de música o, si lo preferimos, de 8 horas seguidas de juego sin necesidad de pasar por el cargador. El terminal cuenta con una pantalla Full HD de 5.5 pulgadas. El cuerpo es metálico y estilizado (su grosor es de 8,2 milímetros) y cuenta con un cristal delantero 2.5D y con otro de diseño curvo en la parte posterior. El nuevo «smartphone» está impulsado por un procesador Kirin 655 de ocho núcleos, fabricado por Huawei. Cuatro de esos núcleos corren a 2,1 GHz y los otros cuatro a 1,7 GHz, apoyados por una memoria RAM de 4 GB. El dispositivo cuenta, además, con el sistema de Archivo Inteligente de Honor, que mejora el sistema EXT4 de Android, evitando la fragmentación y aumentando el rendimiento.
01-01-1970 | abc.es
U Ultra: la doble pantalla se impone en HTC
Los márgenes de beneficios y la gran competitividad que existe en el mercado de los teléfonos móviles inteligentes obliga a las marcas a tratar de diferenciarse de la competencia. Los dispositivos móviles son cada vez más parecidos. Los consumidores son más exigentes y quieren altas prestaciones a precios sustancialmente más bajos de lo que marcan algunas compañías. Pero el riesgo se paga, si no que se lo digan a LG en su coqueteo con la telefonía «modular» (que de modular poco). Y HTC, que tampoco está envuelta en grandes beneficios en este campo, ha decidido integrar una doble pantalla en su nueva propuesta, U Ultra, al estilo de otra de sus creaciones anteriores, el V20. Lo vuelve a intentar y puede que esta sea su última oportunidad en este negocio. Ficha técnica Pantalla 5.7 pulgadas y 2.05 pulgadas para la secundaria (160 x 1040) Dimensiones 162.41 x 79.8 x 7.99 mm Peso 170 gramos Resolución Quad HD (2.560 x 1.440 p) Chip Snapdragon 821 a 2.15GHz RAM 4 GB Capacidad S64 y 128 GB Cámara 12MP UltraPixel y frontal de 16 MP SO Android 7.0 con capa de personalización HTC Sense Batería 3.000 mAh Se trata de un dispositivo de grandes dimensiones. Unas 5.7 pulgadas de pantalla y resolución Quad HD lo convierten en un aparato con una gran superficie para consumir contenidos audiovisuales. Un pequeño panel secundario, de tecnología OLED, y de 2 pulgadas está concebido para mostrar información útil como la hora, accesos rápidos o notificaciones. El tamaño sí importa y HTC es consciente que debe ofrecer un formato «phablet» que cada vez más se extiende entre los consumidores. De diseño original, el teléfono está envuelto en un cristal -habrá una versión con la trasera de zafiro- y bordes de aluminio. Esa combinación le confiere unos reflejos y elegancia muy interesantes, alejándose incluso del modelo «unibody» que impera hoy en día en los modelos más avanzados del mercado. Estará disponible en varios colores (blanco, azul, negro y rosa). En cuanto a sus prestaciones y características técnicas, el U Ultra incorpora algunos de los componentes más potentes del mercado que, sobre el papel, puede garantizar un notable rendimiento. Hablamos de un procesador Snapdragon 821, fabricado por Qualcomm, que rueda a una velocidad de 2.15 GHz, aunque se trata del chip que montan algunos teléfonos de gama alta lanzados el pasado año. Le acompañan 4 GB de memoria RAM, demostrando que estos guarismos ya son más que habituales en la actualidad. Estará en dos versiones de 64 y 128 GB de capacidad. Otro más al carro de los asistentes digitales Gobernado por Android 7 Nougat -versión más reciente del sistema operativo de Google-, el terminal dispone de una cámara de 12.3 megapíxeles con flash dual (apertura F1.8) y una frontal de ¡16 megapíxeles! (Apetura F2.0). Uno de los aspectos más llamativos es la introducción de capacidades inteligentes que permite ser controlado mediante comandos de voz. Eso es posible gracias al nuevo asistente virtual basado en Inteligencia Artificial llamado Sense Companion. Con ello, el terminal puede reconocer tu voz y responder -incluso cuando está en reposo, dice la firma- navegar, coger o rechazar llamadas, repetir o ignorar alarmas con solo pronunciar unas palabras. La empresa asegura que esta plataforma es capaz de «aprender» de los hábitos y comportamiento de sus usuarios y aprovechará esa pantalla secundaria para mostrar información adaptada a cada usuario. Además, la voz formará parte de su experiencia de uso, puesto que se ha implementado un sistema biométrico para permitir el desbloqueo de la pantalla mediante el empleo de la voz, aunque contará con un lector de huellas dactilares ubicado en su parte frontal. Además de estas características, el HTC U Ultra se une a la corriente iniciada previamente por el iPhone 7 de prescindir de la clavija para auriculares «minijack» de 3.5 milímetros y añade puerto USB Tipo-C para realizar la carga de su batería de 3.000 mAh. Se venderá a partir de marzo por 749 euros. La compañía también ha presentado el HTC U Play, de 5.2 pulgadas, que también incluye el asistente virtual Sense Companion con capacidades compartidas pero a menor precio: 499 euros. HTC cayó un 35% el pasado año HTC registró en 2016 una baja interanual en ventas del 35% y cayó el nivel más bajo en los últimos 12 años, según un comunicado de la empresa del 6 de enero, en el que reportó ventas consolidadas de 78.160 millones de dólares taiwaneses (2.440 millones de dólares) para el año. La empresa taiwanesa, que fue una de las pioneras en la telefonía móvil, ha sufrido los embates de la competencia, por un lado, del iPhone de Apple y de los teléfonos de Samsung, y por el otro, de los teléfonos chinos, tales como Huawei y Xiaomi, que ya no sólo atraen por el precio sino también por las prestaciones. Además de teléfonos móviles de marca propia, HTC fabrica teléfonos y tabletas para marcas internacionales, incluido Google, y también el dispositivo de realidad virtual HTC Vive, del que había vendido «mucho más de 140.000» unidades de enero a noviembre de 2016. HTC, tras Sony y Oculus VR, es uno de los principales actores en la fabricación de dispositivos de realidad virtual, y lo seguirá siendo en 2017, según estudios del Instituto de Investigación de Topología taiwanés, que predijo se venderán unas 600.000 unidades del HTC Vive en 2017, 200.000 más que en 2016.
01-01-1970 | abc.es
Toontastic 3D, una «app» para niños creada para contar historias
Google ha lanzado Toontastic 3D, una nueva «app» de creatividad diseñada para inspirar la imaginación de millones de niños en todo el mundo y que creen sus propias historias, según ha informado la compañía. En concreto, el jefe de Producto de Toontastic, Thushan Amarasiriwardena, ha detallado en un comunicado que con esta herramienta «los niños de todas las edades pueden dibujar, crear animaciones y narrar sus propias aventuras, contar historias novedosas, realizar trabajos escolares y cualquier otra cosa que puedan imaginar». La herramienta está disponible para iOS y Android. En este sentido, ha explicado que para ello deben desplazar los personajes por la pantalla. «Es como un teatro de marionetas pero con unos entornos en 3D impresionantemente interactivos, docenas de personajes personalizables, herramientas para dibujar escenarios en 3D y un laboratorio de ideas con historias creadas por otros niños para ayudar a inspirar nuevas aventuras», ha apostillado. De este modo, ha recordado que Toontastic 3D es una nueva app inspirada en la herramienta creativa original, Toontastic, que pasó a formar parte de Google en 2015. «La primera app ha sido fundamental en muchas aulas en todo el mundo y ha servido como base para los procesos de escritura creativa, ayudando a los estudiantes crear cualquier cosa, desde reportes sobre libros a diseños de presentaciones» ha agregado.
01-01-1970 | abc.es
Apple, el «gigante» que se tambalea y echa de menos el talento de Steve Jobs
Cuando Steve Jobs presentó el 9 de enero de 2007 el primer iPhone intuía que iba a pasar a la posteridad. «Hoy vamos a hacer algo de historia (..) Presentamos tres productos revolucionarios: un iPod con controles táctiles, un teléfono móvil revolucionario y un dispositivo avanzado de conexión a internet. No son tres dispositivos distintos, es uno solo y lo hemos llamado iPhone», dijo el entonces consejero delegado de Apple. Y así fue. El «smartphone» de entonces era rectangular, tenía una pantalla táctil de solo 3,5 pulgadas y ofrecía conexión a internet 3G, además de cámara de 2 megapíxeles y una capacidad de 4 GB u 8 GB, unos guarismos que comparados con los modelos más avanzados de la actualidad resultan preshistóricon. Pero una de sus grandes aportaciones fue el abandono del teclado físico, todo un «riesgo» teniendo en cuenta que por entonces BlackBerry y Nokia eran los reyes de la telefonía móvil; hoy en día están desaparecidos. El primer dispositivo no salió al mercado hasta junio de 2007 en EE.UU. (en Europa llegó a finales de ese mismo año). Pero la espera mereció la pena: sus ventas del tercer trimestre superaron el millón de unidades. Al año siguiente, esta cifra se disparó hasta los 6.892.000. Y logró eclipsar al Mac, el popular ordenador de la compañía, que cedió entonces la categoría de producto estrella al teléfono, convertido en su principal fuente de ingresos. Ese reconocimiento, sin duda, no se lo gana cualquiera. Para desarrollar el diseño original se contó incluso con un grupo de ingenieros formados en la Universidad Politécnica de Madrid. Un teléfono revolucionario El primer modelo fue, según los expertos, una revolución por diversas razones. Primero, porque cambió la forma en la que las personas empezaron a relacionarse con lo que, hasta entonces, solo era un móvil. «El impacto fue muy grande porque fue la primera vez que se consiguió meter un ordenador entero y una estación de trabajo en el bolsillo de las personas con las mismas capacidades y posibilidades, y aumentado porque podía operar como teléfono. Eso abrió unas posibilidades muy grandes. Toda la interacción hombre-máquina estuvo muy cuidada», asegura Joaquín Salvachúa, profesor de Ingeniería de Sistemas Telemáticos de UPM. «Sin el iPhone, el ?smartphone? hubiese seguido evolucionando, pero no lo hubiese hecho tan rápido, ni probablemente se parecería a los dispositivos táctiles a los que estamos acostumbrados», comenta a este diario Lauren Guenveur, analista de Kantar. Por su parte, Enrique Dans, profesor de IE School, considera que «aportó todo lo que hoy entendemos como ?smartphone?, que no es poco: con el iPhone pasamos de considerar los terminales como teléfonos, como aparatos cuya funcionalidad principal era hablar, a considerarlos como ordenadores de bolsillo, cuya función era correr ?apps? que proporcionaban todo tipo de funciones y que, eventualmente, podía servir también para hablar». Pero quizás, lo que nunca imaginó el entonces «jefe» de Apple, que falleció en octubre de 2011 en un momento mágico de la compañía (vendieron en el último trimestre de su año fiscal 17,07 millones de iPhones y batieron récord en ventas y beneficio), fue que esa etapa de gloria no sería para siempre. De hecho, existe una percepción muy extendida entre los expertos que considera que la empresa ha perdido músculo innovador. «El iPhone aportó un modelo a la industria de cómo hacer las cosas. No el qué hacer, porque ya existían teléfonos móviles y prematuros ?smartphones?. Durante años marcó el estándar no solo en ?hardware? y en diseño, sino también en contenidos gracias a la filosofía que imprimió la App Store», añade Michael Mcloughlin, director de contenidos del foro de divulgación The App Date. Un futuro cuestionado La manzana, con cuarenta años a sus espaldas, se ha vuelto madura. El pasado año, por lo pronto, sus ingresos cayeron. El resultado: un desplome de su beneficio del 22% en el segundo trimestre de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior. De 13.600 millones de dólares, se quedaron en 10.500 millones. Desde entonces ha crecido la preocupación sobre el devenir de la firma de Cupertino. La realidad es que la compañía ha sido líder en diversos sectores a pesar de que en el entorno móvil, en comparación con los dispositivos basados en Android, tiene una escasa presencia. Pero el iPhone supone el 65% de sus ingresos. La dependencia de Apple es más que evidente y, ahora, se encuentra en un escenario delicado. La saturación del mercado de los «smartphones» le ha pasado factura. A lo largo del pasado año las ventas globales se han desinflado en comparación con otras temporadas. Pero no ha sido la única causa que han llevado a la firma norteamericana a retroceder: la competencia de modelos Android es cada vez mayor, especialmente por parte de las firmas asiáticas que han reducido los precios, así como la mala situación económica de China, uno de sus principales mercados. Pero Apple debe hacer frente a otra tendencia: la «borrosa» línea que separa la gama media de la alta. Los analistas creen que la primera se acercará mucho a los modelos premium. A Apple le toca demostrar su valía y ser capaz, otra vez, de diferenciarse.
01-01-1970 | abc.es
Apple, el «gigante» que se tambalea y echa de menos el talento de Jobs
Cuando Steve Jobs presentó el 9 de enero de 2007 el primer iPhone intuía que iba a pasar a la posteridad. «Hoy vamos a hacer algo de historia (..) Presentamos tres productos revolucionarios: un iPod con controles táctiles, un teléfono móvil revolucionario y un dispositivo avanzado de conexión a internet. No son tres dispositivos distintos, es uno solo y lo hemos llamado iPhone», dijo el entonces consejero delegado de Apple. Y así fue. El «smartphone» de entonces era rectangular, tenía una pantalla táctil de solo 3,5 pulgadas y ofrecía conexión a internet 3G, además de cámara de 2 megapíxeles y una capacidad de 4 GB u 8 GB, unos guarismos que comparados con los modelos más avanzados de la actualidad resultan preshistóricon. Pero una de sus grandes aportaciones fue el abandono del teclado físico, todo un «riesgo» teniendo en cuenta que por entonces BlackBerry y Nokia eran los reyes de la telefonía móvil; hoy en día están desaparecidos. El primer dispositivo no salió al mercado hasta junio de 2007 en EE.UU. (en Europa llegó a finales de ese mismo año). Pero la espera mereció la pena: sus ventas del tercer trimestre superaron el millón de unidades. Al año siguiente, esta cifra se disparó hasta los 6.892.000. Y logró eclipsar al Mac, el popular ordenador de la compañía, que cedió entonces la categoría de producto estrella al teléfono, convertido en su principal fuente de ingresos. Ese reconocimiento, sin duda, no se lo gana cualquiera. Para desarrollar el diseño original se contó incluso con un grupo de ingenieros formados en la Universidad Politécnica de Madrid. Un teléfono revolucionario El primer modelo fue, según los expertos, una revolución por diversas razones. Primero, porque cambió la forma en la que las personas empezaron a relacionarse con lo que, hasta entonces, solo era un móvil. «El impacto fue muy grande porque fue la primera vez que se consiguió meter un ordenador entero y una estación de trabajo en el bolsillo de las personas con las mismas capacidades y posibilidades, y aumentado porque podía operar como teléfono. Eso abrió unas posibilidades muy grandes. Toda la interacción hombre-máquina estuvo muy cuidada», asegura Joaquín Salvachúa, profesor de Ingeniería de Sistemas Telemáticos de UPM. «Sin el iPhone, el ?smartphone? hubiese seguido evolucionando, pero no lo hubiese hecho tan rápido, ni probablemente se parecería a los dispositivos táctiles a los que estamos acostumbrados», comenta a este diario Lauren Guenveur, analista de Kantar. Por su parte, Enrique Dans, profesor de IE School, considera que «aportó todo lo que hoy entendemos como ?smartphone?, que no es poco: con el iPhone pasamos de considerar los terminales como teléfonos, como aparatos cuya funcionalidad principal era hablar, a considerarlos como ordenadores de bolsillo, cuya función era correr ?apps? que proporcionaban todo tipo de funciones y que, eventualmente, podía servir también para hablar». Pero quizás, lo que nunca imaginó el entonces «jefe» de Apple, que falleció en octubre de 2011 en un momento mágico de la compañía (vendieron en el último trimestre de su año fiscal 17,07 millones de iPhones y batieron récord en ventas y beneficio), fue que esa etapa de gloria no sería para siempre. De hecho, existe una percepción muy extendida entre los expertos que considera que la empresa ha perdido músculo innovador. «El iPhone aportó un modelo a la industria de cómo hacer las cosas. No el qué hacer, porque ya existían teléfonos móviles y prematuros ?smartphones?. Durante años marcó el estándar no solo en ?hardware? y en diseño, sino también en contenidos gracias a la filosofía que imprimió la App Store», añade Michael Mcloughlin, director de contenidos del foro de divulgación The App Date. Un futuro cuestionado La manzana, con cuarenta años a sus espaldas, se ha vuelto madura. El pasado año, por lo pronto, sus ingresos cayeron. El resultado: un desplome de su beneficio del 22% en el segundo trimestre de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior. De 13.600 millones de dólares, se quedaron en 10.500 millones. Desde entonces ha crecido la preocupación sobre el devenir de la firma de Cupertino. La realidad es que la compañía ha sido líder en diversos sectores a pesar de que en el entorno móvil, en comparación con los dispositivos basados en Android, tiene una escasa presencia. Pero el iPhone supone el 65% de sus ingresos. La dependencia de Apple es más que evidente y, ahora, se encuentra en un escenario delicado. La saturación del mercado de los «smartphones» le ha pasado factura. A lo largo del pasado año las ventas globales se han desinflado en comparación con otras temporadas. Pero no ha sido la única causa que han llevado a la firma norteamericana a retroceder: la competencia de modelos Android es cada vez mayor, especialmente por parte de las firmas asiáticas que han reducido los precios, así como la mala situación económica de China, uno de sus principales mercados. Pero Apple debe hacer frente a otra tendencia: la «borrosa» línea que separa la gama media de la alta. Los analistas creen que la primera se acercará mucho a los modelos premium. A Apple le toca demostrar su valía y ser capaz, otra vez, de diferenciarse.
01-01-1970 | abc.es
¿Qué ha aportado el iPhone al mundo en estos diez años?
Cuando Steve Jobs presentó el 9 de enero de 2007 el primer iPhone intuía que iba a pasar a la posteridad. «Hoy vamos a hacer algo de historia (..) Presentamos tres productos revolucionarios: un iPod con controles táctiles, un teléfono móvil revolucionario y un dispositivo avanzado de conexión a internet. No son tres dispositivos distintos, es uno solo y lo hemos llamado iPhone», dijo el entonces consejero delegado de Apple. Y así fue. El «smartphone» de entonces era rectangular, tenía una pantalla táctil de solo 3,5 pulgadas y ofrecía conexión a internet 3G, además de cámara de 2 megapíxeles y una capacidad de 4 GB u 8 GB, unos guarismos que comparados con los modelos más avanzados de la actualidad resultan preshistóricon. Pero una de sus grandes aportaciones fue el abandono del teclado físico, todo un «riesgo» teniendo en cuenta que por entonces BlackBerry y Nokia eran los reyes de la telefonía móvil; hoy en día están desaparecidos. El primer dispositivo no salió al mercado hasta junio de 2007 en EE.UU. (en Europa llegó a finales de ese mismo año). Pero la espera mereció la pena: sus ventas del tercer trimestre superaron el millón de unidades. Al año siguiente, esta cifra se disparó hasta los 6.892.000. Y logró eclipsar al Mac, el popular ordenador de la compañía, que cedió entonces la categoría de producto estrella al teléfono, convertido en su principal fuente de ingresos. Ese reconocimiento, sin duda, no se lo gana cualquiera. Para desarrollar el diseño original se contó incluso con un grupo de ingenieros formados en la Universidad Politécnica de Madrid. Un teléfono revolucionario El primer modelo fue, según los expertos, una revolución por diversas razones. Primero, porque cambió la forma en la que las personas empezaron a relacionarse con lo que, hasta entonces, solo era un móvil. «El impacto fue muy grande porque fue la primera vez que se consiguió meter un ordenador entero y una estación de trabajo en el bolsillo de las personas con las mismas capacidades y posibilidades, y aumentado porque podía operar como teléfono. Eso abrió unas posibilidades muy grandes. Toda la interacción hombre-máquina estuvo muy cuidada», asegura Joaquín Salvachúa, profesor de Ingeniería de Sistemas Telemáticos de UPM. «Sin el iPhone, el ?smartphone? hubiese seguido evolucionando, pero no lo hubiese hecho tan rápido, ni probablemente se parecería a los dispositivos táctiles a los que estamos acostumbrados», comenta a este diario Lauren Guenveur, analista de Kantar. Por su parte, Enrique Dans, profesor de IE School, considera que «aportó todo lo que hoy entendemos como ?smartphone?, que no es poco: con el iPhone pasamos de considerar los terminales como teléfonos, como aparatos cuya funcionalidad principal era hablar, a considerarlos como ordenadores de bolsillo, cuya función era correr ?apps? que proporcionaban todo tipo de funciones y que, eventualmente, podía servir también para hablar». Pero quizás, lo que nunca imaginó el entonces «jefe» de Apple, que falleció en octubre de 2011 en un momento mágico de la compañía (vendieron en el último trimestre de su año fiscal 17,07 millones de iPhones y batieron récord en ventas y beneficio), fue que esa etapa de gloria no sería para siempre. De hecho, existe una percepción muy extendida entre los expertos que considera que la empresa ha perdido músculo innovador. «El iPhone aportó un modelo a la industria de cómo hacer las cosas. No el qué hacer, porque ya existían teléfonos móviles y prematuros ?smartphones?. Durante años marcó el estándar no solo en ?hardware? y en diseño, sino también en contenidos gracias a la filosofía que imprimió la App Store», añade Michael Mcloughlin, director de contenidos del foro de divulgación The App Date. Un futuro cuestionado La manzana, con cuarenta años a sus espaldas, se ha vuelto madura. El pasado año, por lo pronto, sus ingresos cayeron. El resultado: un desplome de su beneficio del 22% en el segundo trimestre de 2016 respecto al mismo periodo del año anterior. De 13.600 millones de dólares, se quedaron en 10.500 millones. Desde entonces ha crecido la preocupación sobre el devenir de la firma de Cupertino. La realidad es que la compañía ha sido líder en diversos sectores a pesar de que en el entorno móvil, en comparación con los dispositivos basados en Android, tiene una escasa presencia. Pero el iPhone supone el 65% de sus ingresos. La dependencia de Apple es más que evidente y, ahora, se encuentra en un escenario delicado. La saturación del mercado de los «smartphones» le ha pasado factura. A lo largo del pasado año las ventas globales se han desinflado en comparación con otras temporadas. Pero no ha sido la única causa que han llevado a la firma norteamericana a retroceder: la competencia de modelos Android es cada vez mayor, especialmente por parte de las firmas asiáticas que han reducido los precios, así como la mala situación económica de China, uno de sus principales mercados. Pero Apple debe hacer frente a otra tendencia: la «borrosa» línea que separa la gama media de la alta. Los analistas creen que la primera se acercará mucho a los modelos premium. A Apple le toca demostrar su valía y ser capaz, otra vez, de diferenciarse.
01-01-1970 | abc.es
«La DGT sabe perfectamente cómo funciona nuestra aplicación»
«La idea surge al detectar que hay un nicho de mercado que la gente quiere saber lo que se encuentra en la carretera mientras conduce». Así recuerda Sergio García el nacimiento, en marzo de 2014, de la «startup» española SocialDrive, una especie de Waze «made in Spain». El coche sigue siendo, después de muchas décadas, el medio de transporte más extendido en la sociedad, también en España, donde se calcula la existencia de 28 millones de vehículos. Unas cifras que, a golpe de retenciones y caravanas, se hace insostenible. Desesperante es el hecho de enfrentarse, volante en mano, al tráfico lento durante las horas punta y en las operaciones más importantes que se registran a lo largo del año en las carreteras españolas. El deseo de evitar más muertes -sobre todo, en un año en donde han regresado los picos más altos de hace una década- ha hecho presión sobre la aparición de radares y, con ellos, la llegada de multas que duelen a los bolsillos de los contribuyentes. Esta aplicación de capital 100% español ha vivido su particular travesía por el desierto. Desde su creación la Dirección General de Tráfico (DGT) y los agentes de policía han mirado con lupa sus actuaciones al permitir, según su software basado en la colaboración ciudadana, alertar y anticipar a sus usuarios la existencia de radares. Pero, a partir de ahora, la firma ha dado un giro trazando su particular alianza para ayudar y no entorpecer. La Policía ha estado vigilante ante la llegada de este tipo de soluciones. «Desde un principio nos pusimos a disposición de los agentes de movilidad y solo permitimos avisos relacionados con el tráfico. La DGT sabe perfectamente cómo funciona la aplicación y es útil para conocer el estado de las carreteras», puntualiza a ABC uno de sus cofundadores. Inteligencia colectiva Disponible para los sistemas operativos iOS y Android -la firma trabaja en la adaptación a Windows Phone-, SocialDrive se nutre de la comunidad de usuarios para informar al resto de la ubicación de un radar, controles y otras incidencias. Una especie de red social especializada. Para evitar que se den casos de fraude y engaños, los responsables del proyecto aseguran que han integrado un algoritmo diseñado para comprobar la interacción de los usuarios y comprobar los avisos enviados. «Comprobamos la fiabilidad de los avisos. Es 100% fiable porque todos los avisos pasan por unos filtros para que no perjudique a la comunidad de conductores», asegura García. La «app», que acumula ya casi dos millones de usuarios (datos de la empresa), ha crecido en los últimos meses mejorando las conexiones entre los conductores, agilizando los procesos de compartición de alertas y ensayando con diferentes modelos de negocio. Actualmente, SocialDrive se sustenta en base a inserciones publicitarias, pero la idea es «pivotar hacia un modelo premium para ampliar las capacidades», adelanta a este diario su cofundador. Y ese camino pasa por crear acuerdos con otras compañías relacionadas con la conducción y ofrecer, así, «más servicios al usuario». La compañía trabaja desde Galicia y a partir de este año mudará su sede a Madrid. Cuenta, en la actualidad, con ocho trabajadores y el reto es duplicar la plantilla a lo largo de 2017. Un reto ambicioso para una empresa emergente que, por ahora, trabaja en una ronda de financiación para recibir una importante inyección económica. Otro de los retos que se plantean los responsables del proyecto es mejorar la aplicación e integrarlo, incluso, en las consolas de los coches que incluyen ya sistemas de conexión.
01-01-1970 | abc.es
ZTE Blade A610 PLus, un «smartphone» con batería extraduradera
Este martes llega a España el ZTE Blade A610 Plus, un terminal con el que la compañía china da un salto para competir en la gama media-alta con un terminal cuya clave reside en la batería y cuyo precio no supera los 250?. El nuevo «smartphone» monta un procesador MT6750T de ocho núcleos (cuatro a 1,5 GHz y los otros tantos a 1GHz), tiene una memoria RAM 4GB y una capacidad interna de 32GB, ampliable hasta 128GB mediante una tarjeta Micro SD. Ficha técnica Pantalla 5,5" IPS Resolución FHD (1920*1080) Pantalla curva 2.5D Dimensiones 155 x 76.2 x 9.8 (189 gr.) Memoria RAM 4GB Interna 32GB Ampliables Micro SD hasta 128GB Tipo SIM Dual Micro SIM + Micro SD Procesador MT6750T. 8 núcleos: 4 a 1,5 GHz y 4 a 1GHz Sistema operativo Android M Sensores Luz Ambiente ? Proximidad ? Hall ? Acelerómetro ? Huella dactilar Cámara Frontal 8Mpx FF 13Mpx PDAF Flash Sensor CMOS Autofocus Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n Micro USB 2.0 Bluetooth 4.0 Batería 5000mAh y Carga ultra-rápida Multimedia Reproductor de música Radio FM Estas prestaciones se unen a un diseño cuidado y elegante. Dispone de pantalla de 5,5 pulgadas con resolución FullHD, de diseño curvo 2.5D para que los usuarios disfruten de una excelente calidad de imagen y vídeo. Además, el ZTE Blade A610 Plus ofrece una forma estilizada y una autonomía superior. Su batería de 5.000mAh ofrece casi el doble de duración respecto a la gran mayoría de sus rivales en su categoría, tal y como asegura la compañía. Además, dispone de sistema de carga ultra-rápida. El «smartphone» cuenta con sistema operativo Android M, cámara trasera de 13Mpx con flash, sensor CMOS y autofocus. La delantera llega a los 8Mpx FF con software especial para sacar el máximo partido a los «selfies». En cuanto a conectividad, el Blade 610 Plus viene preparado para usarlo con redes 4G, ofreciendo una experiencia de usuario con alta velocidad de conexión y con sistema de seguridad y desbloqueo mediante huella dactilar. «Estamos encantados de lanzar este 'smartphone' en España tras el éxito en otros países. Este terminal llega para satisfacer a un cada vez más numeroso número de usuarios que buscan una autonomía superior para dar cabida a sus necesidades multimedia», asegura Gonzalo Eguiluz, Director de terminales de ZTE España Con el Blade A610 PLUS, la compañía confirma el inicio de un año de gran actividad en España en cuanto a lanzamientos de dispositivos de última generación, con el objetivo de consolidarse como marca de referencia en el mercado español.
01-01-1970 | abc.es
Las 5 mejores «apps» para vender los regalos equivocados de Reyes Magos
Puede que te hiciera tremenda ilusión recibir esa batería extra para tu móvil el día de Reyes, que sonrieras al ver el secador último modelo que pide a gritos tu anárquico cabello o que pusieras cara de sorpresa al conocer que esa bolsa de regalo tan especial contenía una bata de guatiné para acompañarte durante las frías mañanas de invierno. La cuestión es que las navidades han terminado, hace ya una semana que sus majestades pasaron por nuestros hogares y aunque seguramente acertaron en gran parte de los presentes, puede que errasen en algunos otros. No en vano, un estudio realizado por la empresa Azimo revela que el 17% de estos regalos son catalogados por sus destinatarios como no deseados. En el caso de que el comercio donde se adquirió el regalo no se haga cargo de la devolución, que el recibo se haya perdido o que haya caducado.. siempre puedes acudir al mercado de segunda mano que vive una nueva época dorada con la llegada de internet. Así que para dar salida a tu stock de regalos errados, y de paso conseguir algo de liquidez para hacer más llevadera la temida cuesta de enero, hoy te proponemos una serie de apps que te lo pondrán muy fácil. 1. Wallapop. Seguro que ya has escuchado hablar de esta aplicación en los últimos meses. La clave de su éxito radica sin duda en su sencillez y rapidez de uso. Tan solo debes fotografiar el producto en cuestión que quieres vender, añadirle una descripción, asignarle alguna de las categorías disponibles y fijar un precio. Si es competitivo, no tardarán en llegarte las ofertas de compra. La plataforma está solo disponible para dispositivos móviles (no es operativa en versión web) pero las versiones para Android e iOS funcionan perfectamente. 2. Vibbo. Quizá esta marca no te suene, pero seguro que sí lo hace Segundamano. En realidad son lo mismo o, dicho de otro modo, es el nuevo nombre comercial de la plataforma de compra venta online más veterana de nuestro país. Como en el caso de Wallapop, además de publicar y vender de forma gratuita desde el móvil, también puedes obtener más información del producto preguntándole directamente al vendedor vía chat. Disponible para Android e iOS. 3. Letgo. Al igual que Wallapop, OfferUp y otras similares, Letgo aplica una capa de geolocalización a los anuncios clasificados y la venta de artículos de segunda mano. La app muestra qué está vendiendo otra gente en tus cercanías, y entonces depende del comprador y el vendedor el encontrarse en persona para completar la transacción. Todas las transacciones son gratis y Letgo obtiene beneficio a través de los anuncios destacados. Disponible para Android e iOS. 4. Milanuncios. Otro de los portales clásicos de nuestro país, también ha aterrizado en dispositivos móviles con versiones para Android e iOS. En milanuncios se publican al día más de 85.000 anuncios, gratis todos ellos con unas temáticas que en este caso van desde bienes materiales hasta incluso servicios y empleos. 5. eBay. Por supuesto, no podíamos olvidarnos en esta aplicación de la plataforma por excelencia en Internet de compra venta entre particulares. En este caso, junto a las habituales opciones de transacción directa, los usuarios tienen la opción de habilitar un sistema de pujas para dar salida a sus productos. El sistema ofrece máximas garantías pero suelen existir comisiones. Disponible para Android e iOS. Ahora ya no tienes excusa; instálate alguna de estas aplicaciones y participa del regifting.
786