Noticias de "android"

07-11-2017 | abc.es
Hace diez años Steve Jobs, que en paz descanse, anunciaba el primer iPhone. Se convirtió en el primer dispositivo móvil con pantalla multitáctil capacitiva. Una revolución que marcó, sin lugar a dudas, la senda por la que circularon otras marcas del sector. Apple ha decidido, sin embargo, marcar distancia. Romper con su propio pasado. Intentar dar un paso más a lo que considera el futuro de los «smartphones». La gran apuesta es el iPhone X -se pronuncia «ten», diez en español- y refleja por un lado la evolución de los dispositivos móviles modernos como su deseo de homenajear el producto aprovechando la efeméride. Con muchos cambios a su alrededor, para atestiguar ese avance se ha abandonado precisamente una de sus señas de identidad hasta la fecha, el característico botón Inicio, que en las últimas generaciones ha servido para albergar el sensor de huellas dactilares o Touch ID. Desdibujando ese pulsador el dispositivo ha tenido que «inventar» nuevas formas de interacción y manejo entre las aplicaciones. Pero más lejos de esta decisión, el terminal se sostiene sobre cuatro pilares básicos: diseño sin bordes, reconocimiento facial o FaceID, una pantalla tipo OLED y una renovada cámara dual. El sector de la telefonía móvil ha dejado esta temporada una tendencia clara, la popularización de las cámaras dobles por un lado y, por otro, el estreno mundial de las pantallas que cubren la mayor parte del frontal. Su combinación se ha hecho efectiva en el nuevo iPhone. La compañía ha apostado por un diseño casi sin bordes, un concepto de teléfono que también se pueden encontrar en algunos modelos de firmas como Samsung, LG o, incluso, Google. Pero Apple ha querido sacar músculo. Combinando los marcos de aluminio y una tapa trasera de vidrio, resulta esbelto y manejable, aunque puede dar sensación de fragilidad. Pesa algo más que sus predecesores, todo hay que decirlo. Todo ello le confiere una belleza apabullante. El terminal, mientras se usa, resulta cómodo y compacto. Y eso que está compuesto de una diagonal de pantalla de 5.8 pulgadas. Comparado con otros modelos incluso parece más pequeño de lo que es. De tal manera que la rudimentaria prueba del pantalón -los usuarios varones, por lo general, suelen transportarlo en el bolsillo del vaquero- pasa con nota. Otro de los pilares del iPhone X es el tipo de pantalla escogido. En este caso, hablamos de un tipo OLED que muestra colores intensos y negros muy profundos. El resultado es asombroso en este tipo de paneles, pero lógicamente estamos hablando de una tecnología controvertida, ya que puede producir ciertos problemas como diferencias de colores y reflejos azulados dependiendo del ángulo. En este caso, la reproducción es fantástica, saliendo airoso incluso con el brillo al máximo, pero para algunos usuarios sentirán que este tipo de pantallas sobresaturan demasiado las imágenes. Ver películas o series es de verdad una auténtica gozada, y más con los altavoces estéreo que le acompañan y que suenan bastante bien para ser de dimensiones tan ínfimas. Como ya estrenara el iPad Pro, este «smartphone» cuenta con una tecnología llamada True Tone, que permite adaptar el brillo de la pantalla a las condiciones lumínicas de la habitación. Lo hace de manera automática y, cuando te acostumbras, es difícil regresar a la «normalidad». Dado que se ha prescindido del botón Inicio que albergaba el sensor de huellas dactilare, se ha implementado un sistema de reconocimiento facial llamado Face ID que permite desbloquear el terminal, introducir contraseñas velozmente y autorizar pagos móviles. También sirve para autorizar el contenido de determinadas notificaciones e información adiciona. Configurarlo es rápido. Se hace en tan solo dos pasos. Por culpa de esta decisión hay que aprenderse nuevas interacciones para manejar las aplicaciones, aunque son fáciles y conforme pasa el tiempo se hace más intuitivo, pero la costumbre puede jugar malas pasadas al principio y mandar el dedo en busca del botón físico como hasta ahora. Así, para volver a la pantalla de inicio se desliza de abajo hacia arriba, para moverse entre distintas aplicaciones un gesto similar, mientras que para abrir el centro de control se desliza el dedo de arriba hacia abajo en diagonal desde el borde superior derecho. Fácil y, una vez habituado, le encuentras mucho más sentido y una mayor naturalidad a los gestos. Ficha técnica Pantalla 5.8 pulgadas Resolución 2.436 x 1.125 p. Dimensiones 143.6 x 70.9 x 7.7 mm Peso 174 gramos Chip A11 Bionic de 64 bits + coprocesador de movimiento M11 Memoria 64/256 GB Cámara dual 12 + 12 megapíxeles, F1.8 y F2.8, OIS, grabación 4K 60fps, flash 4 LED y frontal 7 megapíxeles F2.2 SO iOS 11 Esta tecnología puede generar ciertas dudas al respecto, pero Apple promete que tiene un margen de error de un entre un millón y que es seguro. No se puede burlar con una fotografía ni tampoco con máscaras hiperrealistas. Y el resultado parece mágico. Sorprende por su rapidez, pero en ocasiones tarda algo en reaccionar en función de si está apuntando o no directamente a la cara. Si está apoyado en horizontal hay que levantarlo para que capte la cara, pero bueno. Dado que funciona por infrarrojos se puede desbloquear incluso por la noche en condiciones de baja luminosidad. La información registrada, según la compañía, queda almacenada en el dispositivo. Esta tecnología también se puede utilizar para crear los llamados «animojis», unos simpáticos emoticonos que reconocen los gestos de la persona, y que ya se han convertido en un fenómeno viral en internet. Hay quien, además, le he encontrado una nueva posibilidad, los «animojis karaoke». El sistema se apoya además en el chip A11 Bionic, una verdadera bestia, que ejerce de palanca a la gran potencia que alberga todo el entramado técnico del terminal. Se comporta con gran fluidez y velocidad. Con sus seis núcleos y su procesamiento neuronal basado en modelos de Inteligencia Artificial, alcanza a superar la mayoría de los test de rendimiento y a toda su competencia. Este «corazón» ha introducido también modelos de «machine learning» o aprendizaje automático para «aprender» y adaptar el reconocimiento visual del usuario ante posibles cambios de look o uso de gafas. Por ejemplo, si se utilizan gafas de vista, funciona. Las de de sol pasa el corte, aunque puede darse el caso que no se reconozca debidamente el rostro dado los filtros de luz de este tipo de complementos, pero tampoco es incómodo quitarselas. Siempre queda la opción de introducir el código numérico para acceder al dispositivo. Otra de sus grandes aportaciones es la cámara dual. De 12 megapíxeles cada una, se diferencia del iPhone 8 Plus en que ambos sensores soportan estabilización óptica de imagen, con lo que la grabación de video por ejemplo se reducen los movimientos bruscos. El resultado es impecable (con ciertas dudas en las imágenes nocturnas) y cuenta con las herramientas de fotografía y los modos de imagen. Así se puede jugar con la iluminación y otros efectos como el brillante modo retrato, con el que los usuarios pueden combinar la profundidad de campo y lograr desenfoques muy interesantes. Además, como curiosidad, la cámara frontal, de 7 megapíxeles, permite también ese modo retrato, con lo que los llamados «selfies» ganan en protagonismo. Durante las pruebas realizadas se ha evidenciado, además, que su batería aguanta perfectamente más de un día con un uso moderado. Tarda algo en cargar si lo comparamos con otros terminales que cuentan con sistemas de carga rápida. Se puede utilizar, sin embargo, una placa base por inducción. ¿Vale la pena entonces? Que el público decida, por supuesto, pero los posibles usuarios que preparen el bolsillo para desembolsar más de mil euros. Su gran obstáculo. En la actualidad hay otras alternativas mucho más asequibles con el sistema Android que ofrecen altas prestaciones.
07-11-2017 | abc.es
Xiaomi Mi Mix 2: se esperaba revolucionario pero se ha quedado en «correcto»
Ha llegado el momento. La firma china Xiaomi, una de las más pujantes y jóvenes en el sector de la telefonía móvil, ha llegado oficialmente a España y lo ha hecho de la mano de su nuevo buque insignia, el Xiaomi Mi Mix 2 . Un terminal que, por lo menos sobre el papel, ha dejado un cierto sabor agridulce. O esa es, por lo menos, la primera impresión sobre un terminal que se esperaba revolucionario, pero que se ha quedado en un simple «correcto». De hechuras impecables, materiales de primera y un diseño realmente elegante y refinado, el nuevo buque insignia de Xiaomi carece, sin embargo, de la esperada doble cámara, con sus añadidos de modo retrato o zoom óptico x2. Tampoco dispone de una pantalla QHD u OLED. Características todas que están a la orden del día en terminales de gama alta. No deja de sorprender que otros modelos inferiores de la propia Xiaomi, como el Mi A1, un terminal de gama media que ronda los 200 euros, sí cuente con una doble cámara en toda regla. El problema, seguramente, no es de calidad, sino de expectativas. Y es que todos se esperaban más de la marca que el año pasado fue la primera en ofrecer una pantalla sin marcos, una revolución que después fue adoptada rápidamente por la inmensa mayoría de los fabricantes. Hoy, un año después, el «efecto wow» de la pantalla del anterior Mi Mix ya no es suficiente. Hacía falta algo más, algún ingrediente que, por sí solo, pudiera mantener la llama viva y aprovechar una oportunidad que, a todas luces, parece haberse perdido. Ficha técnica Pantalla 5.99 pulgadas Resolución 2.160 x 1.080 p. Dimensiones 151,8 x 75,5 x 7,7 mm Chip Snapdragon 835 RAM 6 GB Capacidad 64 GB Cámara 12 MP y frontal de 5 MP SO Android 7.1 Nougat Dicho lo cual, estamos ante un terminal de gama alta en toda regla, y a un precio que sigue siendo inferior al de la competencia. Aunque no deja de ser uno más donde elegir. Lo primero que destaca en el Mi Mix 2 es su tamaño, sensiblemente inferior al modelo del año pasado, un auténtico gigante con pantalla de 6.4 pulgadas y que ahora se ha reducido hasta las 5.99 en formato 18/9. Sus dimensiones son 151,8 x 75,5 x 7,7 milímetros. El móvil, pues, cabe cómodamente en una sola mano. La resolución, aunque buena, se queda en Full HD+ (2.160 x 1.080 p.), lejos de la que ofrecen otros terminales de la misma categoría. El procesador, un Qualcomm Snapdragon 835, es el mismo que monta la gama alta de la competencia, y tiene potencia de sobra para mover con fluidez cualquier aplicación o desenvolverse sin problemas en la multitarea. Especialmente si tenemos en cuenta que se apoya en una generosa memoria RAM de 6 GB. Aunque existen tres modelos diferentes, a España por ahora llegará solo el de 64 GB. La trasera de cerámica y los bordes de aluminio le confieren un aspecto refinado y una sensación muy agradable al cogerlo en la mano. El altavoz, situado sobre el borde superior de la pantalla, es un todo un prodigio de la ingeniería, y queda reducido a una simple muesca que es difícil de apreciar, pero que es capaz de mantener las conversaciones fuera del alcance de oídos indiscretos. Gracias a su diseño, en efecto, solo el usuario del teléfono escuchará lo que nos están diciendo desde el otro extremo de la línea. La cámara delantera, en cambio, ocupa una posición muy poco habitual, y está situada en el borde inferior del terminal, a la derecha si lo miramos de frente. Algo que puede sorprendernos un poco a la hora de hacer un selfie, pero a lo que resulta fácil acostumbrarse. La cámara trasera, a pesar de no ser doble, es capaz de hacer excelentes fotografías, aunque sin llegar a la calidad de otros móviles del mercado. El sensor, un Sony IMX 386 de 12 megapixeles, permite grabar vídeo en 4K y viene acompañado por un flash dual y estabilizador de imagen. La apertura focal se queda en F2.0 y, por lo tanto, nuevamente detrás de otros competidores, que ya montan aperturas de F1.8, F1.7 e, incluso, F1.6 y capaces, por lo tanto, de absorber más luz en condiciones de escasa iluminación o foto nocturna. La cámara frontal se queda en unos escuetos 5 megapixeles. El terminal llega equipado con la versión 7.1 de Android (Nougat), acompañada por la capa de software propietaria MIUI 9, que permite un alto grado de personalización y añade una serie de funciones que pueden resultar muy útiles, como la posibilidad de grabar lo que hacemos en pantalla en vídeo, grabar conversaciones telefónicas o escanear, en una misma «app», códigos de barras, tarjetas de visita o documentos.
06-11-2017 | abc.es
Google Pixel 2 XL: uno de los mejores Android del año con sensaciones encontradas
El nuevo teléfono de Google Pixel 2 XL ofrece sensaciones encontradas. Sí, tiene buenas prestaciones. Sí, también ofrece un diseño al que se le confiere signos de modernidad, casi sin bordes. Se maneja bastante bien en la mayoría de apartados. Esto es, buen comportamiento de la cámara pese a disponer de una sola lente, un manejo fluido de las aplicaciones, pero puede chirriar, tal vez, en la ejecución de la pantalla. De la mano de Orange, solo está disponible la versión de 64 GB. El mercado español siempre ha sido atractivo para las empresas de telefonía móvil por la increíble penetración de teléfonos avanzados en nuestro país, que nos situá a la cabeza de Europa. De ahí que ésta sea la razón de que Google haya decidido hacer una prueba en España sólo con un modelo de su nuevo buque insignia. Después de una semana de pruebas, podemos decir que probablemente nos encontramos ante uno de los mejores teléfonos móviles del año. Su precio, de 959 euros, se queda no obstante a un paso de la nueva marca establecida por Samsung y Apple en sus últimas apuestas y con la que se han subido a los mil euros. Uno de los apartados en donde mejor se comporta es en la fotografía. Mientras que todos los fabricantes han dirigido sus mejoras a la lente, añadiendo una segunda para las fotos de retrato, Google ha apostado sin embargo por el software, la inteligencia artificial y el procesamiento de la imagen. Y el resultado no podía ser mejor. En condiciones ideales cualquier cámara puede tomar una buena imagen, pero las fotografía móvil se pone a prueba en ambientes de bajas condiciones lumínicas, en secuencias de contraluces. Y en estosescenarios el Pixel 2 XL sobresale bastante sobre muchos modelos. El modo retrato, por ejemplo, se ha introducido con una cámara, aunque al lograrse mediante el software a veces se aprecian algunos detalles peor conseguido. Aún así, en conjunto luce muy bien. La grabación de video también ha mejorado considerablemente respecto al modelo anterior, llegando a una resolución 4K y acompañado de un estabilizador de imagen que elimina las vibraciones de la cámara. Otro aspecto de la cámara son las imágenes animadas. Cuando se obtiene una fotografía la lente no sólo guarda una imagen, sino que realiza un pequeño vídeo de unos pocos segundos como si se tratara de un GIF. Se crea, con ello, un efecto muy interesante. Estas imágenes animadas se pueden convertir en videos o direcamente compartirlas a través de Google Foto. No todo acaba ahí, aunque la memoria de Pixel 2 no es ampliable mediante una tarjeta, Google ofrece almacenamiento ilimitado para todas las imágenes y videos hasta el 2021. Cuatro años de almacenamiento sin reducción de calidad en la nube de Google. El terminal añade la capacidad de la tecnología Google Lens a las imágenes, siendo capaz de reconocer objetos en la imagen y ofrecer información relevante sobre los mismos. Por ejemplo, un edificio, una estatua u obra de arte. Esto abre la puerta a la aparición de nuevas interacciones y datos de los objetos de alrededor en un futuro. El segundo gran atractivo de Pixel 2 es ser el primer teléfono móvil que cuenta con el asistente de Google en español totalmente integrado. A la orden de «OK Google», el asistente nos ayudará con direcciones, llamadas, mensajes o cualquier tipo de información que se nos ocurra solicitar. Incluso nos permite abrir juegos conversacionales o que nos cuente algún chiste. El asistente está accesible no sólo con la voz sino también apretando los laterales del teléfono, ese «botón» extra característico de este modelo. Otra de las opciones de Pixel es la pantalla de bloqueo, que permanece permanentemente encendida y ofrece información básica como notificaciones, fecha y hora, o lo que llaman «Now Playing», que relata el título de la canción que está sonando. Ficha técnica Pantalla 6 pulgadas Resolución QHD (1.440 x 2.880 p.) Dimensiones 157.9 x 76.7 x 7.9 mm Peso 175 gramos Chip Snapdragon 835 RAM 4 GB Cámara 12,2 MP F1.8 y frontal de 8MP y F2.4 SO Android 8.0 Oreo Batería 3.520 mAh La batería aguanta, tranquilamente, un día intensivo de uso. Por lo menos en un uso normal la autonomía ha sido de un día y siete horas -31 horas-. Un buen rendimiento si tenemos en cuenta que muchos teléfonos de la competencia ni siquiera alcanza el día completo. Incluso con la pantalla de bloqueo y el sistema de escucha activas su autonomía no se ve mermada. Hablando a nivel técnico, la pantalla de 6 pulgadas y cristal curvado, P-OLED luce perfectamente incluso a plena luz del sol. Ofrece una resolución Quad HD+ que produce una buena relación pero tal vez se le puede echar en cara que le falta mayor intensidad en los colores y contrastes mejor depurados. Con ello se apela a unos niveles más naturales de las imágenes pero puede generar un extraño tinte «azulado» en el panel cuando cambias, sobre todo, de ángulo de visión. Tampoco contribuye el hecho que el brillo máximo no sea el más intenso que se puede encontrar. Es muy maneajble y compacto a pesar del tamaño de la pantalla. El diseño sin marcos hace que el cuerpo del teléfono sea todavía más manejable con una sola mano y le confiere un aire de modernidad, siguiendo así los pasos iniciados por marcas como Samsung o LG. El lector de huellas dactilar, ubicado en la parte tarsera, resulta cómodo y fácil de utilizar. Entre otros puntos negativos de Pixel 2 XL se pueden destacar la falta de expansión de memoria que ofrecen otros terminales mediante tarjetas de memoria o la ausencia de conector de auriculares, siendo necesario utilizar el adaptador incluido en el paquete para poder utilizar los auriculares.
06-11-2017 | abc.es
Alerta por una versión falsa de WhatsApp que ya se ha descargado un millón de veces
Otro caso similar. Los ciberdelincuentes, por regla general, suelen aprovechar las tendencias de búsqueda y los servicios populares para intentar propagar virus informáticos y «malware». Teniendo en cuenta que Google Play, la tienda de aplicaciones de Android, es demasiado clemente a la hora de detectar rápidamente «app» fraudulentas, no es de extrañar que aparezcan versiones falsas de WhatsApp, una de las herramientas más utilizadas del mundo. Según informan desde «The Hacker News», más de un millón de usuarios han descargado una versión falsa de WhatsApp en sus terminales Android en los últimos días. Los cibercriminales han logrado, nuevamente, engañar a los usuarios y colar «malware» en la tienda de descarga. Tras detectar el problema, el gigante de internet ya ha procedido a eliminar esta versión conocida como «Update WhatsApp Messenger». El desarrollador ha utilizado, como se aprecia en el nombre, el título legítimo de la aplicación oficial, propiedad en estos momentos de Facebook. Captura del falso WhatsApp - DIGITAL TRENDS Una técnica que ha permitido burlar a los filtros de Google Play y engañar a los usuarios para que lo descarguen en sus teléfonos móviles inteligentes. Más que nada porque, a simple vista, y sin fijarse bien, puede llegar a confundir. Lo que pretendía este «WhatsApp falso» era ofrecer contenidos publicitarios y anuncios, aunque el objetivo de los cibercriminales era que los usuarios, una vez dentro de la «app», instalara un archivo APK -que permite instalar aplicaciones sin necesidad de pasar por Google Play-. De origen deconocido Este «WhatsApp falso» se detectó por primera vez el pasado viernes. Usuarios de la conocida red Reddit apreciaron que algo no estaba cuadraba. Se desconoce por ahora el tiempo que ha estado disponible, pero este nuevo episodio vuelve a demostrar que Google Play alberga numerosas aplicaciones falsas y maliciosas que intentan engañar a los usuarios para que las descarguen y lograr infectar los terminales. La mayoría de aplicaciones fraudulentas, sin embargo, proceden de plataformas de descarga no oficiales y de origen desconocido, pero en muchas ocasiones se introducen en las tiendas oficiales. Los expertos en seguridad informática advierten a los usuarios que presten mayor atención a las «apps» que se descargan y observen detenidamente el nombre del servicio. Los «smartphones», desprotegidos Aunque Google ha puesto empeño en los últimos años con nuevos servicios de protección, Android sigue teniendo como asignatura pendiente una mejor y más óptima revisión de las aplicaciones que se publican y que, con todo, están al alcance de cualquier usuario. Tampoco contribuye a esa lucha contra el «malware» que solo un 41% de los usuarios españoles no tenga todos sus dispositivos protegidos, sobre todo los «smartphones». Según un estudio de la firma de seguridad informática Kaspersky Lab, los usuarios españoles usan cada vez menos sus ordenadores para sus actividades en internet, ya que prefieren utilizar sus dispositivos móviles, como los «smartphones» o las tabletas. Tomando el correo electrónico como ejemplo, el 78% de los usuarios españoles accede a su cuenta de correo electrónico desde su ordenador, en comparación con el 87% de los últimos seis meses. El 67% lo hace desde sus dispositivos móviles, 8 puntos porcentuales más que en el segundo semestre de 2016 (59%). El número de usuarios que utiliza sus dispositivos móviles para compras online ha crecido hasta alcanzar el 50%, desde un 41% en los seis meses anteriores; mientras que el uso que hacen los usuarios de sus ordenadores para estas compras ha bajado desde el 80% al 75%.
03-11-2017 | enter.co
Estos son los Oppo R11S con pantalla alargada y cámara doble
Oppo es un fabricante chino de smartphones que se ha enfocado en cámaras con sensores de muchos megapíxeles y carga rápida. De hecho, sus equipos son conocidos por los amantes de las selfies. En esta oportunidad, la compañía presentó los más recientes Oppo R11S y R11S Plus, como informa Android Authority.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un […]
03-11-2017 | abc.es
Las claves del iPhone X: ¿vale la pena o debo esperar?
Tras varias generaciones las interminables colas de gente para adquirir el nuevo teléfono de Apple han regresado. Y lo han hecho por todo lo alto. En Tokio, Pekín o Madrid se han agolpado los compradores para hacerse con un iPhone X, el nuevo dispositivo de la firma norteamericana con el que se pretende dar un salto y, a su vez, celebrar los diez años del producto original. Pese a la expectación generada en torno a este lanzamiento, existen algunas dudas al respecto. El gigante de la tecnología se juega mucho en este dispositivo después de marcar un nuevo récord de ventas el último trimestre. A una carta. Asaltan, sin embargo, algunas cuestiones y dudas. ¿Vale la pena comprarlo? Es más, ¿vale la pena comprarlo ahora? ¿Sería conveniente esperar un tiempo? Este terminal viene precedido de un deseo comercial de muchos aficionados a la marca de la manzana. Sus pilares básicos se pueden reducir a tres: una pantalla tipo OLED, la llegada de un sistema de reconocimiento facial llamado Face ID y un precio muy elevado. Pero vayamos por partes para descubrir las claves del iPhone X. OLED, una tecnología que despierta dudas En los últimos años la tecnología de imagen OLED, de la que firmas como Samsung o LG han hecho gala en los televisores y se ha llevado a algunos modelos de teléfonos móviles inteligentes ha despertado tanta admiración como recelo. Este tipo de paneles orgánicos y que no dependen de la luz trasera consigue un resultado asombroso en algunos aspectos. Por lo pronto, negros más profundos y colores más intensos. Valorado por unos, criticados por otros, la fabricación de estas pantallas que incorporan terminales recientes como el Samsung Galaxy S8, el Google Pixel XL o el LG V30 tiene varias limitaciones. Requiere de un proceso de calidad muy exigente y pueden provocar algunos problemas como el temible «burn in» o zonas «quemadas», así como diferencias dependiendo del ángulo. Aún así, una de las claves diferenciales del iPhone X es, precisamente, haber apostado por incluir un panel OLED de gran calidad. La pantalla del nuevo móvil, que en Apple han denominado Super Retina, cuenta con una resolución de 2.436 x 1.125 y 458 píxeles por pulgada. Sin marcos, nueva era de la modernidad Demostrando que en Apple dominan perfectamente el diseño industrial, el iPhone X tiene unos acabados espectaculares. Fabricado en cristal y metal, presenta bordes redondeados y un diseño cuidado. Tiene, efectivamente, 5.8 pulgadas de pantalla, pero dado que se han reducido considerablemente los marcos, la sensación es estar ante un terminal bastante más pequeño y más compacto. Todo un acierto, que le ha aupado al carro de la modernidad iniciada por anteriores marcas a lo largo del año. Porque, que quede claro, este año será recordado por dos tendencias en movilidad, la popularización de las dobles cámaras y las pantallas sin bordes. Además, soporta HDR y Dolby Vision, dos tecnologías de imagen que ofrecen un gran resultado. También dudas sobre el reconocimiento de voz Dado el diseño el iPhone X trae consigo una nueva experiencia. Por lo pronto, es el primer iPhone que carece de botón de inicio. En su lugar se ha sustituido el sistema de desbloqueo mediante Touch ID -huella dactilar, muy extendido en la actualidad- por un nuevo sistema, llamado Face ID. Se trata de un reconocimiento facial, que reconoce al usuario incluso en la oscuridad. Por el momento, parece un método fiable y rápido, pero genera algunas dudas acerca de su precisión en determinadas condiciones. A raíz de este cambio, las aplicaciones y funciones del terminal se manejan de otra forma, que hay que ir aprendiendo, aunque Apple siempre ha sido consciente de que la sencillez en la informática es clave. Pero el diseño también dispone de una muesca (llamada «notch») en la parte superior de la pantalla que genera cierta controversia, sobre todo acerca de la adaptación de las imágenes y contenidos multimedia a este espacio al que le falta un «trozo». Potencia de sobra Otra cosa no, pero el iPhone X ofrece unas prestaciones abrumadoras. No obstante, la mayoría se encuentran en los también recientes iPhone 8 y iPhone 8 Plus, que pueden llegar a canibalizar la adopción del nuevo terminal. En concreto, integra un procesador A11 bionic neural engine diseñado para la tecnología de aprendizaje automático, que junto con Face ID permite reconocer el rostro del usuario en tiempo real, y hace que sea muy difícil engañar al terminal, por ejemplo, con una fotografía. Cámara que vale la pena En lo que respecta a la cámara, iPhone X presenta una cámara dual vertical con dos sensores de 12 megapíxeles, y apertura F1.8 y F, así como estabilización óptica de imagen en los dos sensores, a diferencia del iPhone 8 Plus que solo uno de los sensores cuentan con esta estabilización. En la parte frontal, cuenta con una TrueDepth Camera. Con esta combinación se consiguen efectos asombrosos y se puede jugar con la profundidad de campo. De nuevo, la calidad de imagen será un elemento clave a la hora de «vender». Existen otras alternativas basadas en el sistema Android, cuya horquilla de precios es más amplia, porque pueden encontarse modelos caros como el Galaxy Note 8 o el OnePlus 5, que ofrece buenas sensaciones por poco precio. Dos versiones, elevado precio y muchos retrasos Hay otros aspectos a tener en cuenta sobre la llegada del iPhone X. Hay dos versiones, una de ellas, la de 64 GB, muy escasa para los tiempos que corren. Otra de 256 GB, que es la que vale la pena, pero con todo el precio es muy elevado. Es el móvil más caro del mundo. Apple quiere elevarlo a la categoría de lujo si es que nunca se ha bajado de esto. Así que los que estén dispuestos a abonar 1.159 o 1.329 euros deben saber, además, que pueden existir retrasos en la entrega a consecuencia de la alta demanda y las limitaciones de stock. Solo unos pocos afortunados lo tendrán el primer día.
03-11-2017 | abc.es
El pago digital, cerca de desbancar a la cartera
El auge de las tecnologías está propiciando un cambio en los hábitos del día a día. Así, en cuanto al método del pago de compras, el proceso digital cada vez se encuentra más cerca de desbancar a la cartera. Así, según el informe «World Payments Report 2017», realizado por la consultora Capgemini y la entidad bancaria BNP Paribas, se prevé que el número de operaciones de pago digital en todo el mundo aumente en un 10,9% anual hasta 2020, logrando alcanzar los 726.000 millones. Por regiones, las grandes protagonistas de este crecimiento se hallan en las economías emergentes, especialmente en China, que casi triplicará la tasa de Europa. Del mismo modo, el informe apunta que las operaciones de pagos digitales entre grandes y medianas empresas y administraciones públicas también se incrementarán en el mismo periodo de tiempo en un 6,5% anual, produciéndose más de 122.000 millones de operaciones. Estas previsiones siguen la tónica de los dos últimos años, donde los pagos digitales en su totalidad han registrado un alza del 9,1%. Pero aún queda camino por recorrer. Hoy día el pago en efectivo continúa liderando las operaciones. La expansión e impulso de las transacciones no monetarias hasta colocarse como la principal opción de pago dependerá de la mejora de la tecnología en materia de movilidad, conectividad de los hogares o de los canales alternativos como los «wearables» ?vestibles, en español?, la realidad aumentada y el «contactless» ?la implementación de este último está cada vez más normalizado en los establecimientos?. El móvil como centro de la experiencia Entre las tendencias digitales por experimentar un gran incremento está el pago a través de los móviles. Las entidades bancarias, de tarjetas de crédito y las empresas tecnológicas no quieren pasar esta oportunidad realizando acuerdos para lanzar aplicaciones como Apple Pay, Samsung Pay o Android Pay. Sin embargo, el uso de estas aplicaciones todavía es bajo, aunque su crecimiento es progresivo. Según un informe de la compañía digital Ditrendia, entre los dos últimos años se realizaron 3.000 millones de pagos con el móvil en todo el mundo, y se prevé que el valor total de las operaciones pasen de los 4,6 miles de millones de dólares de 2016 a 22,8 miles de millones en 2021. ¿Y en qué momento está España? Hasta ahora, nuestro país es uno de los líderes en el uso de Smartphones y de búsqueda de productos por Internet, y estos datos se reflejan en esta estadística también. España es el cuarto país europeo en compra a través del dispositivo móvil, con un 39% de usuarios que reconocen que alguna vez han utilizado este método de pago. Además, se espera que este año la cuota suba al 58% de usuarios y que para 2020 el valor de las operaciones supere los 1.500 mil millones y los usuarios estén cerca de los 3 millones.
03-11-2017 | enter.co
Ya está disponible la beta de Android 8.0 Oreo para equipos Samsung
Samsung presentó la beta de Samsung Experience 9.0, su capa de personalización basada en Android 8.0 Oreo. Esta capa antes se conocía como TouchWiz. Esta permite tener los servicios de la compañía que se tienen en cada uno de sus equipos. Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en Ya está disponible la beta de Android 8.0 […]
02-11-2017 | abc.es
Cómo eliminar el límite de 7 minutos de los mensajes enviados por WhatsApp
WhatsApp, conocida aplicación de mensajería instantánea, ha empezado a desplegar entre sus más de 1.200 millones de usuarios en todo el mundo la posibilidad de eliminar los mensajes enviados. Pero esta función, sin embargo, tiene una limitaciones. En primer lugar, que si se ha visto por parte del destinatario no tiene mucho sentido revocar el contenido y, por otro, que los usuarios disponen de un límite de hasta siete minutos para poder borrarlo. Precisamente, este lapso de tiempo ha llamado especialmente la atención de los usuarios. Sin embargo, esta característica que puede contribuir a reducir las conversaciones impulsivas puede saltarse de una manera. Un truco, descubierto por el medio especializado «Android Jefe», permite borrar los mensajes incluso después de haber sobrepasado esa restricción. La idea es ejecutar la opción «eliminar» dentro del mismo periodo de tiempo gracias a mostrar el cuadro de diálogo que aparece y darle a la opción «Eliminar para todos». Pese a la necesidad de tener abierta la aplicación, este «truquito» funciona incluso si está la pantalla del teléfono móvil apagada. Lo que hace, técnicamente, es forzar la detención del contador de esos siete minutos. Se trata de un parche, ya que no se encuentra disponible en la configuración de WhatsApp. Haciendo este truco no se puede seguir utilizando la «app», algo que tal vez no tenga mucho sentido. Aún así, es curioso que esta opción se permita. Con esto se logra que cualquier usuario puede saltarse el bloqueo de tiempo que ofrece WhatsApp para eliminar el mensaje enviado definitivamente, ya que hasta ahora los usuarios podían únicamente borrarlos desde su ventana de enviado; el destinatario conservaba el contenido igualmente.
01-11-2017 | enter.co
Los mejores juegos para Android en octubre de 2017
Se acabó octubre. Esto quiere decir que nos despedimos de las maratones de películas de terror, los disfraces, de las telarañas hechas con algodón y los dulces a mitad de precio. También significa que, para algunos, es momento de limpiar el celular de aplicaciones y juegos. Para que aproveches ese espacio vacío en tu celular decidimos […]
98