Noticias de "apple"

08-03-2017 | abc.es
Así actúa el arma de ciberespionaje de la CIA para intentar espiar tu «smartphone»
Redes sociales, aplicaciones de mensajería y hasta televisores inteligentes. La máxima de la seguridad informática que apela a que todo aparato conectado puede ser «hackeado» vuelve a cobrar importancia tras las revelaciones del portal Wikileaks que apunta, supuestamente, cómo la CIA dispone de herramientas y sistemas informáticos propios para acceder, sin consentimiento del usuario ni orden judicial previa, a dispositivos electrónicos. El tuit que lanzó Wikileaks este lunes, en el que aseguraba que la CIA podía saltarse el cifrado de Signal, Telegram y WhatsApp para poder espiar a los usuarios «es sensacionalista», explica a ABC Raúl Siles, Fundador y Analista de seguridad de DinoSec. Y es que la organización, tal y como detalla posteriormente en el documento, especifica cómo la autoridad estadounidense puede espiar «tras comprometer los dispositivos móviles interceptados». Es decir, la CIA puede espiar las conversaciones de WhatsApp de un usuario siempre y cuando antes haya «hackeado» el dispositivo. «Si han interceptado el teléfono móvil, sí pueden espiar todos tus movimientos», explica el experto, puesto que tienen acceso a las conversaciones de WhatsApp antes de que sean encriptadas. También saben cuál es el comportamiento de navegación del usuario, pueden acceder a las fotografías que guarda en su dispositivo, etc. Estamos, aparentemente, de un nuevo caso de ciberespionaje, aunque se desconoce por ahora su verdadero alcance. Lo que evidencia este nuevo caso es que los servicios de inteligencia han hallado la forma de acceder directamente a un dispositivo al vulnerar su sistema operativo y no mediante una fractura de los sistemas de cifrado implantados por aplicaciones tipo WhatsApp. También, relatan los documentos, la CIA ha desarrollado una forma de «escuchar» los micrófonos de los televisores y teléfonos móviles inteligentes. Con ello se ha vuelto a poner en el punto de mira a las empresas tecnológicas más importantes, acusadas de estar en connivencia con los servicios de inteligencia norteamericanos para favorecer la lectura y acceso a los distintos dispositivos. «A día de hoy, para un usuario medio, los mecanismos de cifrado de WhatsApp son seguros», afirma Raúl Siles. Cabe recordar que la popular «app» de mensajería instantánea introdujo el cifrado «end to end» en abril del año pasado. «Sin embargo, -continúa el experto- para mandatarios, personalidades, etc. lo mejor es que eviten WhatsApp porque trabajan con documentos sensibles». De acuerdo a los documentos filtrados, la CIA cuenta con las herramientas adecuadas -llamadas Vault 7- para penetrar en teléfonos inteligentes, ordenadores e incluso televisores a fin de robar y acceder a datos personales de los usuarios, saltándose hasta el cifrado de la aplicación WhatsApp o convertir los dispositivos en «micrófonos encubiertos». Pero, ¿cómo actúa? ¿Cómo es capaz de acceder a los datos? Según WikiLeaks, la CIA ha puesto en marcha unos 500 proyectos -cada uno con sus propias herramientas- para penetrar y controlar dispositivos informáticos. Los expertos en seguridad consultados por ABC confirman que se requiere tener acceso físico al dispositivo de la víctima aunque, según los datos filtrados, es posible realizar ataques de «Año Cero» -aquellos en los que se desconoce la presencia de algún tipo de vulnerabilidad conocida-, o infectar de código malicioso («malware») o «exploit» para, posteriormente, espiar a una persona en concreto. Para Alberto R. Rodas, Ingeniero de Ventas de la firma de seguridad Sophos para España y Portugal, lo que se ha revelado es que los servicios de inteligencia de EE.UU. «tienen muchos tipos de herramientas para distintos tipos de dispositivos». En el caso del iPhone, terminal fabricado por Apple, Wikileaks asegura que se puede realizar un ataque persistente, aunque esta herramienta «requiere de acceso físico al terminal», lo que puede reducir el alcance del ciberespionaje. En su opinión, «hay mucho más mito detrás de todo esto y mucha más fantasía que realidad» a pesar que cuentan con «herramientas potentes», pero en muchos casos se tratan de vulnerabilidades de Año Cero que suelen publicarse actualizaciones periódicas por parte de la firma desarrolladora. El supuesto software de la CIA se basa en vulnerabilidades descubiertas en dispositivos «y muchas de ellas ya eran conocidas». A su juicio, «no todo es totalmente nuevo». Este experto insiste en que hay herramientas que son muy potentes, pero algunas requieren acceso físico al dispositivo, lo que obliga a tener que interactuar con el dispositivo de la víctima, «y eso no es fácil». Con ello, cree que el empleo de este tipo de software de ciberespionaje «no es masivo, sino puntual para objetivos concretos». Es por ejemplo una aplicación que se ha filtrado, «Weeping Angel», presente en las tiendas de aplicaciones algunos modelos de televisores inteligentes de Samsung y que supuestamente es capaz de grabar las conversaciones cercanas al radio de alcance del micrófono del televisor mientras se encuentra en un «falso apagado». Por su parte, Carlos León, experto en seguridad forense y delitos informáticos, asegura que en materia de seguridad informática «todo es posible, por más que digan que no». En su opinión, gran parte de los potenciales ataques vienen por el uso que le dan los propios usuarios a sus dispositivos, muchas veces inconscientes de los peligros que conlleva la instalación de una determinada aplicación capaz de contener «malware». De esta forma, «no se necesita tener acceso físico». Puede ser un juego móvil infectado que descarga una serie de archivos espía, aunque este experto también considera que este método de ataque es propio de los piratas informáticos.«Dentro de lo que cabe, hay que tener en cuenta es que no están espiando a cualquiera, sino que pueden estar haciendo a un seguimiento a una persona en cuanto haya una sospecha» Los documentos aseguran que un software espía utilizado por la CIA permite rodear el sistema de cifrado de aplicaciones de mensajería de «extremo a extremo» como WhatsApp o Signal y, de esta forma, recopilar desde las conversaciones a las notas de voz enviadas «antes de que se aplique el cifrado». Pero en este sentido, Raúl Siles recuerda: «Aunque el cifrado de extremo a extremo es bastante seguro, no impide que WhatsApp tenga acceso a los metadatos, es decir, quien habla con quién y con qué frecuencia». Aunque la «app» no puede acceder al contenido por el cifrado, sí accede a los contactos y eso está recogida en las condiciones de uso de la plataforma. La «guerra» por el control de la información ya no está en la información pura y dura, sino en los contactos: quien habla con quien y las relaciones que se establecen, apunta Siles. Reacción de las tecnológicas Tras conocerse las informaciones publicadas por Wikileaks, las principales empresas tecnológicas han salido al paso para defender sus productos y han mostrado, a su vez, su preocupación al respecto de la posible intervención de la CIA para «hackear» dispositivos y usarlos para espiar. Desde Telegram, aplicación de mensajería instantánea que en los últimos años ha presumido de ser 100% robusta, defienden que ni colaboran con los servicios de inteligencia ni su plataforma es «hackeable» y la plataforma con afecta a una aplicación en concreto sino a los sistemas operativos iOS (Apple) y Android (Google), los más extendidos y utilizados del mundo. «Nombrar cualquier aplicación en particular en este contexto es engañoso», asegura en un comunicado el fundador de Telegram, Pavel Durov, quien considera que tras las revelaciones de Wikileaks los fabricantes de dispositivos y sistemas operativos como Apple y Google obtendrán estos códigos para empezar a solucionar los supuestos agujeros de seguridad. «Esto requerirá muchas horas de trabajo y muchas actualizaciones de seguridad, pero eventualmente deberían ser capaces de resolver la mayoría de los problemas», insiste. Pero si las compañías de las aplicaciones de mensajería no han cometido errores de seguridad que hayan facilitado el «hackeo» de la CIA, sí podrían haberlos cometido los fabricantes. «Es decir, si las aplicaciones no están actualizadas, o fabricantes de un dispositivo móvil no actualiza el sistema, como por ejemplo Google, y están ofreciendo versiones vulnerables, tendrían mucho que decir», apunta Raúl Siles. Facebook ha señalado a ABC que los equipos de seguridad están «revisando el contenido» de los documentos para elaborar una posición de empresa, aunque fuentes de la compañía han adelantado que por ahora no existe ninguna garantía y seguridad que el sistema de cifrado utilizado en algunas de sus aplicaciones como WhatsApp o Messenger se ha vulnerado. Apple, Samsung y Microsoft han reaccionado en la misma línea. Por partes, la firma de la manzana ha señalado en un comunicado que está «trabajando constantemente para mantener la seguridad» y que muchas de las vulnerabilidades filtradas ya estaban resueltas en la actualización de iOS». Por su parte, el gigante coreano se ha referido a este caso: «Estamos comprometidos a proteger la privacidad de los consumidores y la seguridad de nuestros dispositivos porque es una prioridad», mientras que la firma desarrolladora del sistema Windows ha declarado: «Somos conscientes del informe y lo estamos investigando». Google, por ahora, se ha negado a comentar acerca de las acusaciones de si la CIA ha sido capaz de «penetrar y controlar» los teléfonos Android. Consejos para evitar ser «hackeado» - No uses dispositivos con acceso «root» o «jailbreak» a menos que tengas la seguridad que sabes lo que estás utilizando e instalando. - Nunca instales aplicaciones de fuentes desconocidas o no confiables. - Mantén el dispositivo actualizado con las diferentes actualizaciones de seguridad que ofrecen los desarrolladores y fabricantes. - Elige un fabricante que ofrezca actualizaciones periódicas y a largo plazo para sus productos. - Recuerda que los dispositivos que no son compatibles tienen un mayor riesgo de ser vulnerables.
08-03-2017 | diarioti.com
Las vulnerabilidades de iOS utilizadas por la CIA eran conocidas por Apple
Los documentos de la CIA filtrados por Wikileaks incluyen diversas vulnerabilidades de iOS. Sin embargo, la mayoría son de data antigua. Ampliar
08-03-2017 | abc.es
Las grandes tecnológicas se defienden de las filtraciones de Wikileaks y el supuesto espionaje de la CIA
Tras conocerse las informaciones publicadas por Wikileaks, las principales empresas tecnológicas han salido al paso para defender sus productos y han mostrado, a su vez, su preocupación al respecto de la posible intervención de la CIA para «hackear» dispositivos y usarlos para espiar. Desde Telegram, aplicación de mensajería instantánea que en los últimos años ha presumido de ser 100% robusta, defienden que ni colaboran con los servicios de inteligencia ni su plataforma es «hackeable» y la plataforma con afecta a una aplicación en concreto sino a los sistemas operativos iOS (Apple) y Android (Google), los más extendidos y utilizados del mundo. «Nombrar cualquier aplicación en particular en este contexto es engañoso», asegura en un comunicado el fundador de Telegram, Pavel Durov, quien considera que tras las revelaciones de Wikileaks los fabricantes de dispositivos y sistemas operativos como Apple y Google obtendrán estos códigos para empezar a solucionar los supuestos agujeros de seguridad. «Esto requerirá muchas horas de trabajo y muchas actualizaciones de seguridad, pero eventualmente deberían ser capaces de resolver la mayoría de los problemas», insiste. Facebook ha señalado a ABC que los equipos de seguridad están «revisando el contenido» de los documentos para elaborar una posición de empresa, aunque fuentes de la compañía han adelantado que por ahora no existe ninguna garantía y seguridad que el sistema de cifrado utilizado en algunas de sus aplicaciones como WhatsApp o Messenger se ha vulnerado. Apple, Samsung y Microsoft han reaccionado en la misma línea. Por partes, la firma de la manzana ha señalado en un comunicado que está «trabajando constantemente para mantener la seguridad» y que muchas de las vulnerabilidades filtradas ya estaban resueltas en la actualización de iOS». Por su parte, el gigante coreano se ha referido a este caso: «Estamos comprometidos a proteger la privacidad de los consumidores y la seguridad de nuestros dispositivos porque es una prioridad», mientras que la firma desarrolladora del sistema Windows ha declarado: «Somos conscientes del informe y lo estamos investigando». Google, por ahora, se ha negado a comentar acerca de las acusaciones de si la CIA ha sido capaz de «penetrar y controlar» los teléfonos Android.
07-03-2017 | enter.co
Nuevo iPhone tendría reconocimiento facial y cámara frontal 3D
Las patentes de las compañías de tecnología pueden (o no) indicar cuáles serían sus planes a futuro. Una patente no siempre significa que la compañía vaya a llevar a cabo un plan determinado, pero indica ciertas ideas que va teniendo en el camino para sus nuevos o actuales productos. La más reciente patente concedida a Apple […]
07-03-2017 | abc.es
El secreto de Apple para 2019: todos los iPhones tendrán pantalla OLED
Apple presentará en septiembre su nuevo iPhone. En concreto, tres modelos. Solo uno, el iPhone 8, el más alto de gama y cuyo precio rondaría los mil euros, sería el único con pantalla OLED. Los otros dos, el 7S y 7S Plus, saldrían al mercado con LCD. De esta manera, la compañía iniciaría el camino hacia su nueva meta en 2019: dotar a todos los terminales con panel OLED, según desvela el medio coreano «The Bell». Para llegar a ese objetivo, los de Cupertino se han marcado una serie de plazos. El primero es conseguir fabricar, según el informe, 60 millones de unidades del iPhone 8 con pantalla OLED de 5,5 pulgadas este año, lo que supone un 40 por ciento de su producción total de 2017. Así, en 2018 duplicaría su objetivo para que, al año siguiente, todos los iPhones cuenten con este panel. La cuestión, por tanto, es si merece la pena comprar los modelos iPhone 7S y 7S Plus cuando salgan al mercado también a finales de este año, cuyas pantallas de 4.7 y 5.5 pulgadas serían LCD. Según la información filtrada, SEMCO (Samsung Electro-Mechanics) e Interflex trabajan ya en la creación de una placa de circuito impreso flexible (FPCB) para los terminales. Y, para ello, han llevado a cabo una gran inversión. Samsung, en concreto, se encargará de fabricar los primeros paneles OLED para el iPhone 8. Este tipo de pantalla no es novedad alguna en el mercado de la telefonía móvil pero sí en Apple, cuyos terminales siempre han sido fabricados con LCD. La tecnología OLED requiere menos energía que las pantallas LCD y produce colores más brillantes. Este sería, por tanto, uno de los motivos por lo que el precio de iPhone 8 podría incrementarse, además de por otras prestaciones con las que contaría, como por la carga inalámbrica, su diseño (sin botones físicos) o el sistema de reconocimiento facial.
07-03-2017 | elpais.com
La errata de 150 millones de dólares que rompió Internet
Un error en AWS, el alojamiento en la nube de Amazon, dejó sin servicio a sitios populares como Slack, Quora o partes de Apple
06-03-2017 | abc.es
Cámara dual en el «smartphone»: ¿qué es y para qué sirve?
El Mobile World Congress 2017 ha dejado clara cuáles son las tendencias actuales sobre las que los principales fabricantes de «smartphones» centran su estrategia para sobrevivir en un mercado casi saturado. La doble cámara, junto a la «megapantalla», es sin duda una tendencia cada vez más asentada. Pero no nueva. Barcelona ha sido testigo de la presentación del nuevo Huawei P10 o del LG G6. Ambos «smartphones» cuentan con un sistema de doble cámara, una opción que atrae al usuario por las capacidades fotográficas que ofrece el terminal. Pero, ¿en qué consiste exactamente la cámara dual? Te adelantamos ya que no es para hacer dos fotos diferentes. El objetivo que persigue este sistema es muy simple: captar la mejor fotografía. Y, para ello, en vez de un sensor, los móviles con doble cámara funcionan con dos sensores independientes que, a su vez, trabajan juntos para fotografiar la mejor instantánea. La diferencia es que no todos los fabricantes incorporan este sistema con las mismas funcionalidades. Es decir, mientras que un terminal con doble cámara persigue abrir el campo de visión otros otorgan al usuario la posibilidad de hacer fotos perfectas incluso en condiciones con poca luz. Sin ir más lejos, el sistema de doble cámara del Huawei P10 y del LG G6, los últimos en el mercado, no funcionan de la misma manera. El gigante chino ha vuelto en confiar en Leica para su doble cámara, como ya hizo con el P9. Pero esta vez ha incorporado un modo retrato especial, a través de un software específico. Con un sensor monocromático de 20 Mpx, uno RGB de 12 Mpx, algoritmos de fusión mejorados y apertura f/1.8, la nueva serie P ofrece unas prestaciones fotográficas artísticas y técnicas de calidad excepcional. Al igual que con el P9, mientras que un sensor capta la información monocromática de la imagen, el otro captura la información RGB para combinarlas y ofrecer la fotografía final. Estas lentes ofrecen versatilidad y capturan los detalles más nítidos, logran un enfoque veloz y la mejor luminosidad en condiciones de escasa luz. Además, el nuevo algoritmo de profundidad de campo permite utilizar el efecto «bokeh» para crear imágenes más definidas y claras, con colores más vivos en el primer plano y un elegante difuminado en el segundo. Dicho efecto natural está disponible en los modos RGB y monocromo y se puede revertir después de tomar la foto. En el Mate 9, Huawei instaló una cámara Leica dual con sensor RGB (de color) de 12Mpx y un sensor monocromo (blanco y negro) de 20Mpx. El sensor RGB se centraba en captar los colores vivos para poder combinarlos en la imagen final con el monocromo, que se encargaba de reproducir los detalles más sutiles. Incluso en condiciones de baja luminosidad. Así, este «smartphone» superpone la fotografía a color con la de blanco y negro, dando como resultado una muy buena combinación. El Honor 5 también cuenta con una cámara dual con dos sensores de 12 Mpx; un sensor RGB para capturar colores y un sensor monocromático para el detalle. Con el G5 , predecesor del recién presentado G6, LG también incorporó el sistema de doble cámara trasera (una de 16 Mpx y otra de 8 Mpx) que, combinadas, podían hacer fotografías en modo gran angular de hasta 135 grados, algo impensable con un «smartphone» normal, cuyo campo de visión es casi dos veces menor. El LG G6 incorpora un gran angular de 125 grados. La diferencia con el G5 es que la doble cámara trasera, es decir, los dos sensores, tienen 13 Mpx, de tal manera que se pueden hacer fotos panorámicas sin perder calidad, algo que las cámaras de teléfonos convencionales no pueden. Dos tipos de zoom Fue con el iPhone 7 Plus cuando el sistema de doble cámara se hizo también muy popular. El último terminal de los de Cupertino, presentado en septiembre de 2016, lleva una doble cámara de 12 Mpx con gran angular y teleobjetivo además de zoom de dos aumentos sin perder ni pizca de nitidez. Sin embargo, la capacidad de acercar el foco para fotografiar lo que queremos es especial en este terminal. Las cámaras tienen dos tipos de zoom: el óptico, el que realiza la misma cámara, y el digital, que depende del software del terminal. En este caso, Apple lo mejoró de tal manera que el zoom digital permite al usuario hacer fotografías con hasta diez aumentos en fotos y seis en vídeo. iPhone 7 Plus- APPLE Cabe recordar que, en la actualidad, lo máximo que se consigue es un zoom de dos aumentos. Por esta razón, Oppo ha presentado en el MWC 2017 el sistema «5x Dual Camera Zoom» que permite hacer fotografías con hasta cinco aumentos sin perder calidad. Xiaomi lanzó en verano el Redmi Pro, un terminal con doble cámara trasera centrado en la profundidad de campo. Mientras que el sensor de 13 Mpx de Sony captura las imágenes fijas, el segundo de Samsung, y 5Mpx, capta información de profundidad. En 2014, HTC lanzó el One M, un «smartphone» con cámara principal de 4 Mpx con tecnología Ultrapixel y sistema Duo Camera Flash LED, que incluía una cámara secundaria de 5 Mpx y angular. Lo que permitía era captar imágenes jugando con la profundidad. En definitiva, la doble cámara, en función del modelo, permite obtener mejores fotos en condiciones de baja luminosidad, hacer zoom sin perder calidad y capturar imágenes con gran angular.
06-03-2017 | abc.es
El futuro de la fotografía móvil son dos cámaras en el «smartphone»
El Mobile World Congress 2017 ha dejado clara cuáles son las tendencias actuales sobre las que los principales fabricantes de «smartphones» centran su estrategia para sobrevivir en un mercado casi saturado. La doble cámara, junto a la «megapantalla», es sin duda una tendencia cada vez más asentada. Pero no nueva. Barcelona ha sido testigo de la presentación del nuevo Huawei P10 o del LG G6. Ambos «smartphones» cuentan con un sistema de doble cámara, una opción que atrae al usuario por las capacidades fotográficas que ofrece el terminal. Pero, ¿en qué consiste exactamente la cámara dual? Te adelantamos ya que no es para hacer dos fotos diferentes. El objetivo que persigue este sistema es muy simple: captar la mejor fotografía. Y, para ello, en vez de un sensor, los móviles con doble cámara funcionan con dos sensores independientes que, a su vez, trabajan juntos para fotografiar la mejor instantánea. La diferencia es que no todos los fabricantes incorporan este sistema con las mismas funcionalidades. Es decir, mientras que un terminal con doble cámara persigue abrir el campo de visión otros otorgan al usuario la posibilidad de hacer fotos perfectas incluso en condiciones con poca luz. Sin ir más lejos, el sistema de doble cámara del Huawei P10 y del LG G6, los últimos en el mercado, no funcionan de la misma manera. El gigante chino ha vuelto en confiar en Leica para su doble cámara, como ya hizo con el P9. Pero esta vez ha incorporado un modo retrato especial, a través de un software específico. Con un sensor monocromático de 20 Mpx, uno RGB de 12 Mpx, algoritmos de fusión mejorados y apertura f/1.8, la nueva serie P ofrece unas prestaciones fotográficas artísticas y técnicas de calidad excepcional. Al igual que con el P9, mientras que un sensor capta la información monocromática de la imagen, el otro captura la información RGB para combinarlas y ofrecer la fotografía final. Estas lentes ofrecen versatilidad y capturan los detalles más nítidos, logran un enfoque veloz y la mejor luminosidad en condiciones de escasa luz. Además, el nuevo algoritmo de profundidad de campo permite utilizar el efecto «bokeh» para crear imágenes más definidas y claras, con colores más vivos en el primer plano y un elegante difuminado en el segundo. Dicho efecto natural está disponible en los modos RGB y monocromo y se puede revertir después de tomar la foto. En el Mate 9, Huawei instaló una cámara Leica dual con sensor RGB (de color) de 12Mpx y un sensor monocromo (blanco y negro) de 20Mpx. El sensor RGB se centraba en captar los colores vivos para poder combinarlos en la imagen final con el monocromo, que se encargaba de reproducir los detalles más sutiles. Incluso en condiciones de baja luminosidad. Así, este «smartphone» superpone la fotografía a color con la de blanco y negro, dando como resultado una muy buena combinación. El Honor 5 también cuenta con una cámara dual con dos sensores de 12 Mpx; un sensor RGB para capturar colores y un sensor monocromático para el detalle. Con el G5 , predecesor del recién presentado G6, LG también incorporó el sistema de doble cámara trasera (una de 16 Mpx y otra de 8 Mpx) que, combinadas, podían hacer fotografías en modo gran angular de hasta 135 grados, algo impensable con un «smartphone» normal, cuyo campo de visión es casi dos veces menor. El LG G6 incorpora un gran angular de 125 grados. La diferencia con el G5 es que la doble cámara trasera, es decir, los dos sensores, tienen 13 Mpx, de tal manera que se pueden hacer fotos panorámicas sin perder calidad, algo que las cámaras de teléfonos convencionales no pueden. Dos tipos de zoom Fue con el iPhone 7 Plus cuando el sistema de doble cámara se hizo también muy popular. El último terminal de los de Cupertino, presentado en septiembre de 2016, lleva una doble cámara de 12 Mpx con gran angular y teleobjetivo además de zoom de dos aumentos sin perder ni pizca de nitidez. Sin embargo, la capacidad de acercar el foco para fotografiar lo que queremos es especial en este terminal. Las cámaras tienen dos tipos de zoom: el óptico, el que realiza la misma cámara, y el digital, que depende del software del terminal. En este caso, Apple lo mejoró de tal manera que el zoom digital permite al usuario hacer fotografías con hasta diez aumentos en fotos y seis en vídeo. iPhone 7 Plus- APPLE Cabe recordar que, en la actualidad, lo máximo que se consigue es un zoom de dos aumentos. Por esta razón, Oppo ha presentado en el MWC 2017 el sistema «5x Dual Camera Zoom» que permite hacer fotografías con hasta cinco aumentos sin perder calidad. Xiaomi lanzó en verano el Redmi Pro, un terminal con doble cámara trasera centrado en la profundidad de campo. Mientras que el sensor de 13 Mpx de Sony captura las imágenes fijas, el segundo de Samsung, y 5Mpx, capta información de profundidad. En 2014, HTC lanzó el One M, un «smartphone» con cámara principal de 4 Mpx con tecnología Ultrapixel y sistema Duo Camera Flash LED, que incluía una cámara secundaria de 5 Mpx y angular. Lo que permitía era captar imágenes jugando con la profundidad. En definitiva, la doble cámara, en función del modelo, permite obtener mejores fotos en condiciones de baja luminosidad, hacer zoom sin perder calidad y capturar imágenes con gran angular.
107