Noticias de "apple"

01-01-1970 | abc.es
Apple se disculpa y ofrece descuentos de 50 dólares para cambiar las viejas baterías
Después de enfrentarse a las críticas globales e incluso a demandas por todo el mundo tras admitir que las nuevas actualizaciones del sistema operativo iOS afectaban al rendimiento de los iPhone antiguos, Apple ha querido atajar toda la polémica pidiendo perdón: «Sabemos que algunos de ustedes sienten que Apple los defraudó. Pedimos disculpas». En un comunicado a través de página web oficial, la firma de Cupertino asegura que «nunca se ha hecho, y nunca se hará, nada para acortar intencionalmente la vida útil de ningún producto de Apple ni degradar la experiencia del usuario para impulsar las actualizaciones de los clientes». Señalan que la intención de la compañía es «hacer que los iPhones duren el mayor tiempo posible» y buscan aclarar el «malentendido», por lo que anuncian una rebaja de 50 dólares a nivel mundial para cambiar las baterías fuera de garantía, pasando de 79 a 29 dólares. Baterías, a la altura de cartuchos de tinta Apple califica las baterías de «componentes consumibles», poniéndolos a la altura, por ejemplo, de un cartucho de tinta de impresora, y explica que se vuelven menos efectivos «a medida que envejecen químicamente y su capacidad de mantener la carga disminuye». Desmitifica la creencia de que la forma de cargar la batería es el único factor que influye en su deterioro, y asegura que el uso del dispositivo también cuenta en este proceso. «Hace aproximadamente un año en iOS 10.2.1, lanzamos una actualización de software que mejora la administración de energía durante las cargas de trabajo máximas para evitar paradas inesperadas en iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus y iPhone SE. Con la actualización, iOS administra dinámicamente el rendimiento máximo de algunos componentes del sistema cuando es necesario para evitar un apagado. Si bien estos cambios pueden pasar desapercibidos, en algunos casos los usuarios pueden experimentar tiempos de lanzamiento más largos para las aplicaciones y otras reducciones en el rendimiento», aseguran. La respuesta inicial a la actualización de iOS fue positiva, por lo que Apple decidió ampliarla a iPhone 7 y iPhone 7 Plus Desde Apple continúan afirmando que la respuesta de los usuarios a esta actualización «fue positiva», por lo que también la incluyeron para iPhone 7 y iPhone 7 Plus en iOS 11.2. Pero que en otoño, empezaron a recibir comentarios de clientes que les aseguraban que los dispositivos bajaban su rendimiento en determinadas condiciones. En un primer momento, pensaron que esto se debía a la combinación de dos factores: el impacto «temporal y normal» en el rendimiento al introducir una actualización y los «errores menores» de la actualización en sí tras el lanzamiento inicial. Pero, según la compañía, otra causa estaba presente: «El envejecimiento químico continuo de las baterías en dispositivos iPhone 6 y iPhone 6s antiguos, muchos de los cuales aún funcionan con sus baterías originales». Descuentos y una nueva actualización en 2018 Tras recalcar que buscan que los usuarios de iPhone puedan disfrutar de sus dispositivos durante más tiempo, y para «recuperar la confianza de cualquier persona que haya dudado de las intenciones de Apple», la compañía ha reducido el precio del reemplazo de baterías fuera de garantía de los iPhone 6 y anteriores (no se incluye la versión 7 ni la 7 Plus), desde enero y hasta diciembre de 2018, afirmando que se ofrecerán más detalles próximamente a través de su web. También afirman que se lanzará una nueva actualización de iOS para que los usuarios puedan ver el estado de sus baterías, así como que trabajan en nuevas formas de mejora del rendimiento de los dispositivos. «En Apple, la confianza de nuestros clientes es todo para nosotros. Nunca dejaremos de trabajar para ganarlo y mantenerlo. Somos capaces de hacer el trabajo que amamos solo por su fe y apoyo, y nunca lo olvidaremos o lo daremos por sentado», concluyen.
01-01-1970 | abc.es
Apple podría estar barajando la compra de Netflix por culpa de Trump
Apple podría estar barajando comprar Netflix. Así lo aseguran dos analistas de Citi, Jim Suva y Asiya Merchant, quienes afirman que hay un 40% de posi bilidades de que la compañía de Cupertino adquiera la plataforma de vídeos por suscripción, como ya hiciera hace apenas un mes con Shazam. Ambos se apoyan a que Apple podría aprovechar que el Gobierno de Donald Trump ha recortado los impuestos a las grandes empresas, por lo que las ganancias de la compañía en el extranjero podrían generar unos 220.000 millones de dólares de más. Este dinero podría invertirse en nuevas adquisiciones, y Netflix se ha convertido en la principal de entre todas las barajadas. «Con más del 90 por ciento de su efectivo en el exterior, un impuesto de repatriación del 10 por ciento otorgaría a Apple 220.000 millones de dólares para fusiones y adquisiciones o recompras», dicen los dos analistas, según recoge Business Insider. Rumores en paralelo y contratación de estrellas Estos rumores vienen a coincidir con los que aseguran que iTunes ha perdido algunos de sus suscriptores en favor de plataformas como Netflix, Hulu y Amazon. Sin embargo, también hubo informaciones que apuntaban a que Apple podría crear su propio servicio de vídeos, aprovechando su amplia cartera de usuarios. También se apuntó a que la compañía de Cupertino planeaba alquilar los estudios Culver, en California, para grabar sus propios programas y películas originales, invirtiendo 1.000 millones de dólares, entre los que incluye el sueldo importantes ejecutivos de Amazon Studios y Sony, así como los fichajes de Jennifer Aniston y Reese Witherspoon para que rueden su propia serie, aunque no se sabe aún ni título ni plataforma de emisión. Apple: pocas compras, pero muy bien pensadas Este rumor contrasta con la prudencia de Apple en la adquisición de grandes empresas. La última, la «ganga» de Shazam: la multinacional de la manzana ha pagado 400 millones de dólares por una compañía en horas bajas que estaba valorada en 1.000. En ese momento, también surgían otros nombres que habrían estado encima de la mesa, como Spotify o Snapchat. De hecho, nos tenemos que remontar a 2014 para encontrar una gran compra. Apple adquirió la empresa del rapero Dr. Dre, Beats Electronics, que vende auriculares llamativos y que también posee un servicio de música en streaming, por 3.000 millones de dólares. No sería extraño que la empresa liderada por Tim Cook no quisiera quedarse fuera del negocio audiovisual, donde ya ha dado sus primeros pasos relacionados con la cultura musical y que se pueden disfrutar desde su plataforma Apple Music.
01-01-1970 | abc.es
Detectan un fallo de seguridad en macOS presente desde hace 15 años en los Apple
Apple parece no haber empezado con buen pie 2018. Tras la polémica generada por la supuesta ralentización deliberada de sus iPhone y haber tenido que pedir disculpas por un grave fallo de seguridad que exponía las contraseñas de los Mac a ciberataques, el primer día del año, un experto en encontrar los puntos débiles de macOS, el sistema operativo de los ordenadores de Apple, ha desvelado una nueva vulnerabilidad que podría estar presente desde hace más de 15 años, tal y como informa el portal especializado Redeszone. Se trata de un fallo que permite al atacante ejecutar código en el sistema, con permisos de root -administrador-, y llegar a tomar el control completo del mismo. Este fallo de seguridad solo puede explotarse localmente, no se puede hacer de forma remota (a través de internet) y necesita que el administrador cierre sesión, pero el experto asegura que podría adaptarse para ejecutarse al apagar o reiniciar el equipo, sin que el usuario se entere. En concreto, es una vulnerabilidad que se encuentra en el módulo LPE del kernel, diseñado para controlar los dispositivos de interfaz humana (HID) como trackpads y ratones. Así, el exploit desactiva las funciones de seguridad de protección de integridad del sistema y la integridad de los archivos móviles de Apple. El experto de seguridad asegura que es un fallo «Zero-day» (una vulnerabilidad que es desconocidas por el fabricante del producto), aunque se calcula que puede llevar presente en el sistema desde hace más de 15 años. Aunque está diseñado para funcionar en macOS High Sierra 10.13.1, también podría adaptarse fácilmente para ejecutarse en 10.13.2, la última versión de diciembre, igual que en las anteriores. Desconfianza ante los graves fallos de Apple Un día después del lanzamiento oficial de la última actualización de macOS, a finales del pasado mes de noviembre, un antiguo analista de la NSA (Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos) descubría un grave fallo de seguridad por el que dejaba expuestas las contraseñas de los usuarios. Así, cualquier persona podía ejecutar código malicioso en un equipo Mac para robar las contraseñas de la herramienta conocida como «llavero». A los pocos días, Apple anunció que ya había arreglado el problema mediante una actualización y pedía perdón: «Lamentamos mucho este error y pedimos disculpas a todos los usuarios de Mac, tanto por haber lanzado el software con esta vulnerabilidad como por la preocupación que ha causado. Nuestros clientes se merecen algo mejor. Estamos auditando nuestros procesos de desarrollo para evitar que esto vuelva a suceder», afirmaron a través de un comunicado. Polémicas que hacen levantar las críticas ante un sistema operativo alabado por su seguridad en sus comienzos, cuando plantaba cara al mismísimo Windows. Sin embargo, estos últimos fallos han provocado el enfado de muchos usuarios, voces que afirman que Apple estaría más interesada en vender dispositivos para el gran público, descuidando las necesidades del consumidor experto.
01-01-1970 | abc.es
Un grave fallo de Intel ralentizará tu ordenador hasta un 30% y no podrás evitarlo
Un grave fallo de seguridad descubierto en los procesadores de Intel provocará, irremediablemente, que tu ordenador vaya más lento. Se trata de un defecto de diseño en los chips creados en la última década y presentes en todos los sistemas operativos, de Windows a macOS, incluyendo Linux. Según ha reportado la web especializada The Register, los efectos aún se están evaluando, aunque las primeras estimaciones aseguran que los ordenadores irán entre un 5 y un 30% más lentos, dependiendo de la tarea que desempeñen y del modelo del procesador. Esto es consecuencia de la solución: Microsoft y Apple ya han anunciado que trabajan en una actualización software de sus sistemas, pero, al ser un fallo de diseño del chip, este «parche» provocará la ralentización de los dispositivos. Claves y acceso a programas, al descubierto Y lo que es peor, este problema afectará a la seguridad de los equipos. El fallo está en el hardware de Intel x86-64, y no puede arreglarse con actualizaciones de su microcódigo. Concretamente, influye sobre el kernel, que protege información clave como las contraseñas de nuestro ordenador o el acceso a los programas. Cada vez que realizamos algún trabajo de cierta importancia (tan rutinario como modificar documentos o crearlos), los programas tienen que acceder de forma temporal al kernel de Windows, Linux o macOS, acción que realizan cediendo al procesador (CPU) acceso temporal a ese kernel. Se produce en ese momento lo que se conoce como transición entre modo de usuario y modo kernel. Sin embargo, un fallo en los chips de Intel deja al descubierto partes de ese proceso que, en teoría, debe ser seguro. Así, no quedaría otra que actualizar los sistemas operativos para evitar que tu ordenador deje de funcionar o que quede expuesto a ciberataques. Las actualizaciones del software arreglarían este extremo pero, a cambio, provocarán la ralentización de los equipos. La otra opción: comprar un nuevo procesador sin este error, aunque habrá que esperar a que Intel arregle el procesador -y dé detalles acerca del impacto de este fallo- o comprar uno de la competencia.
01-01-1970 | abc.es
Sony Xperia XZ1: lo nuevo está en su interior
En un mundo cada vez más entregado a las enormes pantallas sin bordes resulta realmente curioso observar a todo un gama alta que se niega a seguir la tendencia. Fiel a su diseño de siempre, el nuevo Sony Xperia XZ1, en efecto, sigue pareciéndose mucho a sus predecesores. Construcción impecable, trasera de metal, materiales premium.. y una pantalla de 5.2 pulgadas que, en esta ocasión, ha renunciado al 4K de modelos anteriores para quedarse en un discreto, pero suficiente, Full HD. Tampoco ha querido la marca nipona seguir otras de las tendencias del momento, como la doble cámara. Ni hacer excesos con la apertura, que en otras marcas llega ya a F1.7 e, incluso, a F1.6. Pero nos regala, eso sí, un excelente sensor de 19 megapíxeles capaz de grabar vídeos en cámara lenta a 960 fps y de hacer capturas en 3D. Y una cámara frontal de 13 megapíxeles. Ficha técnica Pantalla 5.2 pulgadas Dimensiones 148 x 73 x 7,4 mm Peso: 156 gramos Resolución 1.920 x 1.080 píxeles Chip Snapdragon 835 RAM 4 GB Memoria 64 GB + micro SD de hasta 256GB Cámara 19 MP y frontal de 13 MP SO: Android 8.0 Oreo Batería: 2.700 mAh En su interior, sin embargo, este móvil de aspecto clásico lleva lo mejor de lo mejor. Como el procesador Qualcomm Snapdragon 835, que apoyado en sus 4 GB de RAM es capaz de desempeñar cualquier tarea, por exigente que sea, de una forma fluida y sin complicaciones. La memori interna, con sus 64GB, resulta más que suficiente, aunque es cierto que otros fabricantes han superado ya ese listón y empiezan a apostar por los 128 GB e incluso, como viene haciendo Apple desde hace varias generaciones de dispositivos, por los 256 GB. En cuanto a la batería, que es de 2.700 mili amperios, también resulta suficiente, aunque sin excesos. No olvidemos que el terminal cuenta con el modo Stamina de ahorro de energía, que es capaz de maximizar la duración de la batería hasta límites insospechados.Los habituales de Sony lo tendrán muy claro. El terminal vale los 700 euros que cuesta. Los que buscan las últimas novedades estéticas y fotográficas, sin embargo, lo tendrán bastante más complicado para preferir un XZ1 a alguno de los muchos «smartphones» que, hoy en día, cumplen con todos los requisitos que los consumidores exigen.
01-01-1970 | abc.es
Cómo transferir los datos de tu móvil iOS a Android (y viceversa) sin perder nada
Cambiar de plataforma, migrar los datos personales y toda la información almacenada y, lo que es más importante, sin perder nada es una de las mayores preocupaciones de muchos usuarios de teléfonos móviles inteligentes cuando estrenan un nuevo terminal. Sobre todo, si se inicia en un sistema operativo distinto al empleado hasta entonces. Aunque existen diferentes ecosistemas, lo más probable es que se utilice iOS (Apple) o Android (Google), ya que son los más extendidos en la actualidad. Para evitar que la transferencia de datos se convierta en un drama hay varios mecanismos para lograrlo con éxito. Porque a nadie se le escapa que hoy en día un «smartphone» es más que un teléfono. Ahí se guarda media vida, las fotografías personales, la agenda de contactos, los eventos importantes, los marcadores de las páginas favoritas, archivos multimedia como canciones o videos. Vamos, de todo que a nadie le gustaría perder. Pasar de Android a iOS En los últimos años las principales marcas se han puesto las pilas para facilitar la migración de datos entre uno y otro sistema operativo. Lo que pretenden, en realidad, es captar nuevos usuarios, pero se les agradece simplificar el proceso. Si se viene de Android y se ha comprado un iPhone es necesario descargarse la aplicación Move to iOS en donde se explica perfectamente cómo hacerlo en sencillos pasos. Antes de empezar es necesario que el dispositivo Android esté conectado a la red WiFi. Tan solo hay que enchufar el nuevo dispositivo iOS y el dispositivo Android a la toma de corriente. Antes que nada hay que asegurarse que todo el contenido que se desea transferir, incluido el de la tarjeta microSD externa, quepa en el nuevo dispositivo. Si no habrá que hacer una selección de los datos que sí caben. Al configurar el dispositivo iOS hay que buscar la pantalla «Aplicaciones y datos». A continuación, pulsar «Transferir datos desde Android», que permite hacer la migración sin problemas desde un móvil a otro. Acto seguido, desde el dispositivo Android hay que abrir la aplicación Move to iOS y tocar «Continuar». Después de leer y aceptar los términos y condiciones que aparezcan es necesario darle a «Siguiente», un botón que se encuentra en la esquina superior derecha de la pantalla «Buscar el código». Acto seguido, y ya desde el móvil iOS nuevo, se le da a «Continuar» en la pantalla llamada «Transferir desde Android». A continuación deberá aparecer el código de diez o de seis dígitos. Si el dispositivo Android muestra una alerta que indica que la conexión a internet es débil se puede ignorar. Entonces, se introduce el código en el dispositivo Android. A continuación y continuar desde «Transferir datos». Una vez que se han completado estos pasos hay que hacer la selección de los datos que uno desee. Es un paso importante que se hace desde el dispositivo Android. A continuación, aunque desde el móvil Android indique que el proceso se ha completado es conveniente dejar ambos dispositivos hasta que la barra de carga que aparece en el dispositivo iOS finalice. Todo el proceso de transferencia puede tardar un rato, dependiendo de la cantidad de contenido que estés transfiriendo. Cuando la barra de carga se llene en el dispositivo iOS hay que darle a «Aceptar» en el dispositivo Android y, después, pulsa «Continuar» en el dispositivo iOS para seguir los pasos que aparecen en la pantalla y terminar la configuración del dispositivo iOS. Cabe señalar que los mensajes SMS que se envían desde iMessage se almacenan en la tarjeta SIM, pero es posible transferirlos a mano a través de la aplicación iCloud. Algo que igual se ha pasado por alto es que los juegos y otras aplicaciones hay que buscar si son compatibles y descargarlas a mano, mientras que los favoritos y marcadores se pueden guardar en los navegadores fácilmente. De iOS a Android El proceso a la inversa también es posible, pero en este caso es necesario pasar por la «nube» de Google. Antes que nada hay que descargar la aplicación Google Drive en el dispositivo iOS actual e iniciar sesión con una cuenta de Google. Si aún no tienes una, créala ahora o cuando vayas a iniciar sesión. Si ya tienes lo tienes instalado, asegúrate de que dispones de la última versión. Una vez que uno ya se encuentra en Drive hay que dirigirse al asistente de copia de seguridad desde Menú/Ajustes/Copia de seguridad. Y solo entonces hay que seleccionar todos los datos y archivos que uno desea transferir o guardar. Para ello es necesario conectarse a una red WiFi y es obvio decir que cuanto más material se vaya a almacenar tardará más, incluso varias horas. Luego comienza otra fase importante: hay que iniciar sesión con tu cuenta de Google en tu nuevo dispositivo Android. Para ello, asegúrate de usar la misma cuenta que utilizaste para hacer la copia de seguridad en tu iPhone. Una vez que se ha completado los pasos Una vez que inicies sesión en tu dispositivo Android, tendrás disponible todo tu contenido y podrás empezar a utilizarlo. En cualquier caso, es recomendable tener por ejemplo la lista de contactos guardada en la «nube», por ejemplo desde el sistema de contactos de Google.
01-01-1970 | abc.es
Cómo saber si mi ordenador está afectado por los fallos de los procesadores y cómo protegerse
La grave brecha de seguridad localizada esta semana en los microprocesadores de Intel, AMD y ARM afectan a casi la totalidad de los ordenadores, equipos informáticos y dispositivos móviles del mundo. Intel, principal proveedor de estos componentes, es la principal perjudicada, aunque ya ha anunciado que prepara una actualización de urgencia para mitigar los problemas. ¿Estoy afectado? Una medida a la que ya se han sumado Microsoft, Google y, más recientemente, Apple, pero aunque se desconoce si se han podido explotar los agujeros de seguridad Meltdown y Spectre el temor de los usuarios domésticos y las empresas es lógico puesto que está en juego sus datos personales. Dado el alcance de estos componentes informáticos, uno de los más importantes para el buen funcionamiento de los equipos, existen muchas posibilidades que tu ordenador esté afectado. En la lista de chips vulnerables se incluyen desde los Pentium, Core Duo, 2 Duo, i3, i5 hasta los más potentes i7. Sin embargo, la naturaleza y complejidad de los fallos los hace difícil de explotar, pero es posible. Los principales afectados, en cualquier caso, son las empresas y servicios en la «nube». «Estas vulnerabilidades tienen un gran impacto en la industria de TI, afectando a muchos procesadores modernos y permitiendo a un atacante eludir las restricciones para obtener acceso de lectura a la memoria que de otro modo sería inaccesible a través de canales laterales. Estas vulnerabilidades podrían permitir que un agente malicioso robe información confidencial de casi cualquier ordenador, dispositivo móvil o implementación en la nube», señala en un comunicado Denise Dumas, vicepresidente de la firma de seguridad Red Hat. Cómo solucionario y cómo protegerse Por el momento, las principales firmas afectadas han anunciado parches de actualización de urgencia. ¿Existe una forma para saber si mi ordenador está afectado? Para comprobarlo es necesario descargar en el dispositivo un archivo en formato comprimido o zip llamado «Intel-SA-00086 Detection Tool» que ha proporcionado la propia Intel. Al instalarla y ejecutarla se puede averiguar si la máquina está expuesta a las vulnerabilidades. Para protegerse lo más importante es actualizar los equipos cuando estén disponibles los parches de seguridad lanzados por las principales compañías, aunque algunos todavía no se han lanzado. Por el momento, Microsoft ha anunciado una actualización para sistemas operativos Windows 7, Windows 8 y Windows 10, que ya se encuentra a disposición de los usuarios. En el caso del sistema Linux, tan solo hay que instalar la última versión, mientras que en los dispositivos de Apple basados en iOS y macOS hay que esperar hasta el próximo 9 de enero cuando se lancen las actualizaciones iOS 11.2, macOS 10.13.2 y tvOS 11.2, que ya incluirán las medidas de protección necesarias. En los móviles y tabletas Android será necesario activar las protecciones de seguridad que llegarán este 5 de enero, aunque puede tardar todavía un tiempo en estar disponibles para todos los modelos de terminal. En cuanto a los navegadores web, Firefox ya ha lanzado una actualización, mientras que Google ha introducido una nueva función en Chrome llamada Site Isolation que permite reducir el impacto de las vulnerabilidades o actualizar a la versión más actual. Cuál es el problema Así, Meltdown afecta a ordenadores portátiles, de mesa y servidores de internet con microchips de Intel, mientras que Spectre tendría un mayor alcance al afectar a chips en teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores con procesadores de Intel, ARM y AMD. Los expertos han explicado, precisamente, que la vulnerabilidad Spectre es «extremadamente difícil» de aprovechar con fines maliciosos a través de un software, pero «puede ser potencialmente explotada» desde el código JavaScript de un navegador web. Firefox, uno de los más utilizados, ya ha anunciado una actualización para mitigar los riesgos. El problema viene derivado del modelo en el que se han basado los chips desde finales de los años noventa. De cara a optimizar su rendimiento, los fabricantes han incluido un sistema que se denomina «ejecución especulativa», que permite almacenar ciertos datos de manera temporal en la memoria. Lo que se ha descubierto es la forma de engañar y acceder a esa información mientras el chip está trabajando para «adivinar» la función que se va a requerir posteriormente cuando se está utilizando. En teoría, una información «secreta» que con conocimientos avanzados se podría robar fácilmente.
01-01-1970 | abc.es
Apple reconoce que los fallos de los chips afectan a sus dispositivos iPhone, iPad y Mac
La gran mayoría de ordenadores y dispositivos móviles del mundo están afectados por los fallos técnicos detectados en los microprocesadores de Intel, ARM y AMD. Un componente electrónico de gran importancia para funcionar los equipos informáticos. Incluso Apple también queda expuesta a las vulnerabilidades localizadas esta semana y que ponen en riesgo millones de datos personales. El gigante de la tecnología ha confirmado este viernes que sus dispositivos iPad, iPhone y Mac están afectados por Meltdown y Spectre. Para minimizar el impacto, la firma norteamericana ha anunciado en un comunicado que ya se encuentra preparando sendos parches de seguridad. Todos los sistemas MacOS y dispositivos con iOS están expuestos, por lo tanto, a estos fallos de seguridad, aunque por el momento no se han producido ataques «que estén afectando a nuestros clientes en estos momentos». Apple ha adelantado que en los próximos días continuarán facilitando los parches para cubrir toda su gama de productos a través de las actualizaciones iOS 11.2, macOS 10.13.2 y tvOS 11.2, que ya dispondrán con las protecciones necesarias. Este parche por parte del gigante de la tecnología viene después de que Intel, la compañía que se encuentra en medio de la crisis, adelantara que ya ha lanzado una actualización de urgencia. El fabricante de componentes, en el centro de la polémica, reconoció que este problema de seguridad involucraba también a varios suministradores como ARM y AMD, con lo que el parque de equipos afectados es aún mayor. Impacto: posible ralentización de los equipos Con los parches de seguridad los expertos creen que puede provocar que los ordenadores y dispositivos se ralenticen hasta en un 30%, aunque a nivel doméstico no tendrá demasiado impacto, ya que no afectará a ciertas tareas como consumo de videojuegos o sistemas de ofimática, no así en ciertos procesos internos de los equipos. El mayor impacto se producirá en los sistemas basados en la tecnología en la «nube» y, por ende, en las empresas que dependen de ciertas arquitecturas informáticas. «La solución va a tener un impacto negativo en el rendimiento de los sistemas y habrá que ver qué implicaciones tiene, sobre todo, en aquellos clientes que tienen servicios en modo pago por uso y que pueden ver necesario aumentar la capacidad (y los costes) que actualmente disponen», apunta en un comunicado Alfonso Franco, director general de la firma de seguridad All4sec. Por esta razón, Intel ha defendido que «cualquier impacto en el rendimiento dependerá de la carga de trabajo que se realice» y, para el usuario medio, «no debería ser considerable y se mitigará con el tiempo». Pese a esta posibilidad, las principales firmas del sector afectadas (Apple, Microsoft y Google) apuntan en un comunicado conjunto que sus productos no están «experimentando grandes impactos en el rendimientos tras las actualizaciones de seguridad». El problema de fondo Los expertos ya han calificado a estas vulnerabiildades como las más graves de la historia de la informática. La cuestión de fondo es cómo ha sido posible que estos fallos se hayan descubierto en estos momentos y afecte, por extensión, a la mayoría de los chips informáticos de la última década. Los problemas de Meltdown y Spectre aprovechan una característica moderna para mejorar la optimización y rendimiento de los microprocesadores llamada «ejecución especulativa». Este sistema mejora la velocidad operando en múltiples instrucciones a la vez, posiblemente en un orden diferente al que ingresaron directamente al chip. De cara a aumentar el rendimiento, la CPU o Unidad central de Procesamiento «predice» qué ruta y qué instrucciones son las más probables que se tomen, por lo que es el propio sistema el que continúa especulando la información, incluso antes de que se complete la instrucción. Si la predicción fue incorrecta, la instrucción se descarga de manera casi invisible para el software. Sin embargo, y es aquí el problema, las técnicas Meltdown y Spectre han demostrado que se puede acceder a esa memoria, incluida la del «kernel» o núcleo del sistema -el componente que ejecuta las tareas más críticas del propio sistema operativo-, desde un proceso de usuario menos privilegiado como puede ser la introducción de código malicioso o «malware» que se ejecuta dentro de un dispositivo. Así que todos los datos personales que se almacenen ahí podrían ser robados, incluido contraseñas.
01-01-1970 | abc.es
Comienzan las demandas contra Intel por Meltdown y Spectre
Meltdown y Spectre, las vulnerabilidades de los chips de Intel que afectan a equipos y dispositivos inteligentes de todo el mundo creados desde hace 20 años en adelante, han colocado al gigante tecnológico en el disparadero de la polémica. Dos días después de que se hiciera pública la importante brecha de seguridad, los tribunales de Estados Unidos (en concreto en California, Oregón e Indiana), han recibido las primeras demandas, tal y como informa el portal estadounidense Gizmodo. Acusan a Intel de fallar en la protección de la seguridad de sus usuarios, además de revelar la existencia de estos graves fallos tarde, así como de ralentizar los procesadores al introducir las actualizaciones pertinentes. Las primeras estimaciones afirman que los dispositivos irán entre un 5% y un 30% más lentos en el momento en el que se incluyan estos parches, necesarios para el buen funcionamiento de los equipos y, por lo tanto, ineludibles. Por su parte, Intel ya ha comenzado a liberar las actualizaciones para proteger los procesadores de Meltdown y Spectre. Afirman que la ralentización de los equipos no será tan alta, y que solo dependerá del volumen de actividad de los dispositivos. Aseguran que para el usuario medio no debería ser significativo y se mitigará con el tiempo. «En la mayoría de nuestras cargas de trabajo, incluida nuestra infraestructura en la nube, vemos un impacto insignificante en el rendimiento», han afirmado desde Google, que junto con Microsoft ya han lanzado actualizaciones. Apple, que ha admitido que sus dispositivos pueden estar comprometidos, lo hará el próximo 9 de enero. Todos coinciden en que la mayor lentitud de los equipos es menor de la reflejada, y que los usuarios deben descargarse las actualizaciones para proteger sus equipos de ciberataques y el robo de información importante, como las contraseñas de seguridad.
01-01-1970 | abc.es
Meltdown y Spectre: desnudos en la red hasta el 9 de enero
Es el descubrimiento del mayor fallo informático de la industria de la computación moderna. Las vulnerabilidades conocidas como Meltdown y Spectre que afectan a la mayoría de microprocesadores de los proveedores Intel, AMD y ARM ha desatado las dudas sobre la seguridad de los datos personales en millones de ordenadores y dispositivos móviles del mundo. Un día después del hallazgo, las grandes firmas tecnológicas han anunciado parches de actualización para reducir los riesgos en sus productos. «No existe una solución única para este fallo de diseño y cada fabricante que incorpore estos productos debe desarrollar una protección», sostienen fuentes del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe). Una de las primeras en reaccionar ha sido Intel, principal afectada por esta crisis mundial, al lanzar un parche de seguridad de urgencia, ya disponible para su instalación. Microsoft ha hecho lo propio y cuenta con actualizaciones para sus sistemas operativos Windows 7, Windows 8 y Windows 10, que solucionan parte del problema también en los navegadores Edge, anteriormente Internet Explorer. Otra de las firmas afectadas de manera colateral, Google, también ha confirmado que prepara una actualización para dispositivos Android, mientras que Apple ha asegurado que a partir del 9 enero se podrán descargar las nuevas versiones sus sus plataformas, iOS 11.2, macOS 10.13.2 y tvOS 11.2, que contarán con algunas protecciones necesarias para reducir la amenaza de una de las dos técnicas descubiertas, la bautizada como Meltdown, mientras que promete una actualización para el navegador Safari de cara a reducir el impacto de Spectre. Se tardará al menos una semana en lograr actualizar el 90% de equipos fabricados desde hace cinco años En cualquier caso, solventar esta inesperada crisis supondrá, además de un gasto multimillonario al sector por ahora incuantificable, exponer temporalmente a millones de máquinas a posibles riesgos, ya que se tardará al menos una semana en lograr actualizar el 90% de equipos fabricados desde hace cinco años, según las previsiones de Intel. Muchos suministradores de sistemas operativos y de nubes públicas, fabricantes de dispositivos y otras empresas del sector han indicado que ya han actualizado sus productos y servicios o, al menos, se encuentran trabajando en una respuesta. Desde hace diez años Por el momento, se desconoce si un ciberdelincuente o grupo ha podido aprovechar estas técnicas para realizar un ciberataque. Los fallos detectados ponen de relieve un problema que se desconocía y ha estado presente en la industria desde hace más de una década. Las vulnerabilidades halladas han desvelado un problema invisible: que el diseño de los microchips de los últimos años, un componente informático de vital importancia para el funcionamiento de los ordenadores, contenía un defecto. La mayoría de chips fabricados desde finales de los años noventa incluyen un sistema denominado «ejecución especulativa», por el cual es el propio chip el que, de cara a optimizar recursos y mejorar su velocidad de procesamiento, anticipa y prevé ciertas acciones. En caso de que no se utilicen las instrucciones se guardan temporalmente en la memoria caché. Los expertos en seguridad informática creen que los parches de seguridad pueden ralentizar hasta en un 30% la velocidad de los equipo Por regla general, los programas y aplicaciones no tienen permisos para consultar los datos que se guardan en el «kernel» o núcleo del sistema operativo. Lo que han puesto de relieve estas técnicas es que es posible acceder a ese «cajón» y robar datos personales almacenados. «La peligrosidad de estas vulnerabilidades reside en que han conseguido acceso privilegiado a la memoria, tanto de lectura como de escritura, evadiendo todos los sistemas de seguridad», apunta Iván Lastra, responsable de ciberseguridad de la firma de servicios en la nube Vector ITC. La solución se encuentra en las actualizaciones de los sistemas operativos que se encontrarán disponibles a través de los fabricantes de equipos, suministradores de sistemas operativos y otras empresas del sector. Sin embargo, los expertos en seguridad informática creen que los parches de seguridad pueden ralentizar hasta en un 30% la velocidad de los equipos. Fuentes de Intel han insistido que el impacto en el rendimiento de estas actualizaciones dependerá «en gran medida de la carga de trabajo» y que para el usuario medio de ordenadores «no debería ser importante y se minimizará con el tiempo». Acceder a los datos De hecho, el mayor impacto puede encontrarse en las empresas. Son muchos los proveedores «cloud» que proporcionan a sus clientes servicios compartidos con máquinas virtuales. En estos casos, sobre una misma máquina física se ejecutan un número determinado de máquinas virtuales y cada una de ellas puede pertenecer a clientes distintos. «En este escenario, ahora es posible que un atacante pudiera desarrollar un programa para acceder a los datos de otros clientes que se están ejecutando dentro de la misma máquina», señala Alfonso Franco, director general de la firma de seguridad All4sec. «Habrá que ver qué implicaciones tiene, sobre todo, en aquellos clientes que tienen servicios en modo pago por uso y que pueden ver necesario aumentar la capacidad y los costes que actualmente disponen».
1164