Noticias de "apple"

01-01-1970 | abc.es
Grabada en vídeo la explosión de un iPhone dentro de un coche en marcha
Sigue la racha de móviles que explotan dentro de coches. Si hace unos meses era un teléfono Samsung el que se incendiaba dentro de un vehículo en marcha, ahora le ha tocado el turno a un iPhone que ha salido ardiendo encima del salpicadero del coche. El suceso ha ocurrido en China y ha sido grabado por una cámara, por lo que el video se ha vuelto viral. Las imágenes reflejan cómo explota el iPhone en el salpicadero con un ruido seco. Momentos después se puede apreciar cómo el dispositivo se ha abierto en canal por su parte trasera, con la batería hinchada. Pero el pánico de la mujer que conduce el vehículo llega tras unos segundos, cuando el iPhone comienza a arder, llenando de humo el coche. Al final, la protagonista frena el coche en medio de una carretera de varios carriles y muy transitada entre gritos mientras el móvil se va consumiendo por las llamas. Al parecer, el suceso se habría producido, según el marido de la víctima, por una batería defectuosa que fue instalada el pasado mes de febrero y que no sería original de Apple, tal y como se recoge en diversos medios. «Ella conducía sola, nadie tocó el teléfono. De repente estalló. No estaba cargando ni usándolo en ese momento», afirma el esposo de la mujer, que explica que les aseguraron que la batería era genuina. «Se niegan a asumir más responsabilidades y no nos compensarán», continúa el hombre, al que le han contestado desde la empresa reparadora que solo les darán un teléfono de segunda mano, ya que se niegan a reponerlo por un terminal nuevo. Los usuarios de las redes sociales han criticado que la mujer dejase su teléfono móvil en el salpicadero. «Hace mucho calor en verano y dejas tu teléfono expuesto al sol. ¡Es evidente que va a explotar! ¿Y estás culpando al teléfono?», escribió uno de los internautas.
01-01-1970 | abc.es
Google te rastrea incluso aunque le digas que no lo haga
Google sigue tus pasos incluso aunque desactives la pestaña que le permite hacerlo. Esta es la principal conclusión que saca un estudio de la Universidad de Pricetown a petición de Associated Press, que señala que la tecnológica tiene acceso a las ubicaciones de los dispositivos Android e iOS gracias tanto a aplicaciones propias como ajenas que utilizan su tecnología. Ponen de ejemplo a una herramienta tan cotidiana como Google Maps. Cada vez que entramos en esta «app», el punto que señala nuestra geolocalización es grabado por el servicio. Además, se nos recuerda si queremos que nuestra geolocalización esté activa «siempre» o «solo cuando utilizamos la aplicación», momento en el que pueden cambiar los permisos que hemos dado a Google anteriormente. De esta manera, todas las localizaciones en las que hayamos estado se registrarán y aparecerán en nuestra «línea temporal», que recoge todos nuestros movimientos desde que empezamos a utilizar los servicios de Google (y que se pueden ver aquí). Aunque se supone que el Historial de Ubicaciones puede ser pausado, AP ha certificado que algunas aplicaciones de Google guardan de manera automática datos de tu ubicación sin preguntarte, como el lugar y la hora. Pasa en herramientas como la que predice el tiempo o incluso en el servicio de búsqueda, que recoge la longitud y latitud donde te encuentres aunque le preguntes acerca de «galletas con pepitas de chocolate». Google dice que es claro en sus términos La compañía ha contestado a AP afirmando que es transparente en cuanto al uso de la información que recoge con su tecnología de geolocalización. «Hay varias formas en las que Google puede usar la ubicación para mejorar la experiencia de la gente, incluyendo: Historial de Ubicaciones, Actividad Web y App y los Servicios de Ubicación en el dispositivo», han asegurado a través de un portavoz. La compañía aseguró sin embargo que ofrecen «descripciones claras de esas herramientas e importantes instrumentos para que la gente pueda activarlas o desactivarlas y borrar sus historiales en cualquier momento». El remedio para que Google no sepa todos tus movimientos es que apagues la herramienta «actividad web y app» desde tu cuenta de Google (a la que puedes acceder desde aquí). Una vez en el menú principal, debes dirigirte a «Mi cuenta» y en «Información personal y privacidad», hacer clic sobre «Revisión de privacidad». La primera opción es la de desactivar la opción antes mencionada. Esta cuestión afecta a unos 2.000 millones de dispositivos equipados con el sistema operativo Android, que pertenece a Google y, por tanto, monitoriza todos los movimientos desde el «cerebro» de estos móviles. Pero iOS, el sistema operativo de Apple y sus famosos iPhones, tampoco está a salvo: si utilizas alguna de las aplicaciones de Google (como el buscador, el correo electrónico Gmail o el propio servicio de geolocalización, Google Maps), la compañía también está registrando tus datos.
01-01-1970 | abc.es
Con esta aplicación pueden estar espiándote en WhatsApp
La tentación de espiar WhatsApp es, para muchos, demasiado grande. Y los desarrolladores de aplicaciones lo saben. Por eso proliferan muchas «apps» que prometen revelar datos de conversaciones, con quién habla tu pareja o a qué hora se fue a dormir tu mejor amiga. La mayoría de estas herramientas no dan lo que prometen e incluso pueden contenter «malware». Sin embargo, en los últimos meses ha saltado a los titulares de medio mundo una aplicación en concreto que permite descargarse gráficos de uso, correlacionar datos de contactos o deducir la probabilidad de que dos personas estuvieran hablando entre ellas, entre otras muchas «tentadoras» opciones. Se trata de la polémica ChatWatch. Entre sus opciones, la aplicación permite rastrear la actividad de nuestros contactos y saber cuándo duermen, cuándo despiertan, cuánto tiempo están trabajando, las veces que se conectan o cuánto tiempo permanecen en WhatsApp. También es posible comparar los datos de dos personas y saber si coinciden juntos en la aplicación de mensajería instantánea (lo que podrá ser indicio de que han estado manteniendo una conversación). Y todo aunque se haya deshabilitado la función de certificar lectura, ya que esta herramienta detecta cada vez que el contacto aparece «en línea», una opción de WhatsApp que es complicado sortear (aunque existen algunos trucos). En realidad, la tarea que desempeña ChatWatch es sencilla: es como si el usuario tuviese constantemente una conversación de WhatsApp abierta y apuntase las veces que este contacto se conecta a la aplicación (es decir, que sale «en línea»), una operación que puede realizar cualquier persona (con mucha paciencia y dedicación, claro). La «trampa» para no ser bloqueada Disponible tanto para Android como iOS, la polémica ha sido tal que los creadores han tenido que recurrir a una «treta». Tanto en Google Play como en la App Store, ChatWatch enfoca su descripción hacia el análisis del tiempo que pasas en WhatsApp. Y, en principio, se puede descargar de manera gratuita. «Esta aplicación ha sido creada con el objetivo de mostrar de una manera divertida cuánto puedes aprender de tu estado en línea (..) Puedes ver cosas simples como la hora en la que estás durmiendo o cuando te despiertas; o incluso mejorar tus hábitos midiendo y reduciendo la adicción a tu teléfono inteligente», aseguran desde la aplicación, alineado con los últimos argumentos que gigantes como Apple o la propia Facebook están esgrimiendo con sus últimas actualizaciones. Sin embargo, una vez descargada, el usuario se encuentra que la única función que puede utilizar es un juego en el que aparece un chico rubio mirando el móvil y cuya misión es esquivar iconos que caen del cielo con forma de logo de ChatWatch (un triángulo con un ojo encajado en el centro). Si se quiere disfrutar de las opciones para espiar al prójimo en WhatsApp, la aplicación remite a una web en la que hay que darse de alta y desde donde, efectivamente, se realiza el servicio. Además, hay una prueba gratuita de 24 horas, tiempo tras el cual la «app» empieza a producir análisis. Tras este periodo de un día, la página web pedirá el pago de sus servicios por unos 2 dólares (1,75 euros). De hecho, en la web advierten que es necesario de un ordenador y una cuenta de WhatsApp para «monitorizar» la actividad de esta app. La compañía decidió usar este canal sortear decisiones como las de Apple, que eliminó la herramienta de su tienda de aplicaciones tras las quejas de los usuarios. Veremos si el truco vuelve a resultarle a ChatWatch, que camina en el filo de la navaja de la privacidad.
01-01-1970 | abc.es
Trump, contra las marcas chinas: prohíbe usar dispositivos Huawei y ZTE
Que Donald Trump no confía en los fabricantes chinos es un hecho. Desde que truncara las esperanzas de Huawei de desembarcar por todo lo alto en Estados Unidos gracias a una alianza con una de las mayores operadoras del país y, poco tiempo después, impusiese una multa millonaria a ZTE, apenas han pasado ocho meses. Mientras, no han dejado de proliferar informes que afirman una supuesta «conexión comunista» de estas compañías con el gobierno de China. El eco ha llegado tan lejos que ya no se trata de una teoría de la conspiración defendida únicamente por Trump: ante las próximas elecciones para decidir quién será el candidato demócrata a la Presidencia, el Comité Nacional Demócrata ha pedido a los aspirantes que ni ellos ni sus colaboradores operen con equipos de estas marcas. Es más, fuera de EE. UU., los gobiernos de otros países , como Australia o Reino Unido, empiezan a compartir las mismas sospechas: los dispositivos chinos no son fiables en el terreno de la seguridad. Este lunes, EE.UU. ha llegado a la culminación oficial de su rechazo a estos grandes fabricantes. Su actual presidente ha firmado la nueva ley de Defensa, donde se incluye la prohibición de utilizar tecnología de Huawei (que se ha colocado como segunda compañía en ventas mundiales de smartphones, por detrás de la surcoreana Samsung y adelantando a la norteamericana Apple) y ZTE. Ningún funcionario del Gobierno o contratista del mismo podrá usar dispositivos ni sistemas de estas compañías, que estarán vetadas de forma efectiva dentro de dos años, cuando la ley entre en vigor. Pero esta prohibición no afecta únicamente a estos fabricantes. Hytera Communications, Hangzhou Hikvision Digital Technology o Dahua Technology, y, en general, cualquier otra entidad que la Secretaría de Defensa considere que se trata de una entidad «propiedad de o controlada por, o conectada» con el Gobierno de la República de China se encuentran en el punto de mira del gobierno de Trump. Los investigadores, que también han contado con el apoyo de directores de Inteligencia Nacional y el FBI , recelan de estas empresas por posibles «deudas» con la administración de su país, quien tiene claramente el onjetivo de regular y controlar las nuevas tecnologías. Por ejemplo, plataformas como Facebook o Google se encuentran vetadas en el país, o tienen versiones «censuradas» adaptadas para el público chino, como Linkedin. Telecomunicaciones y vigilancia En concreto, la sección 889 de la ley de Defensa, que autoriza el gasto militar, prohíbe ciertos servicios o equipos de telecomunicaciones y videovigilancia tanto para su uso como su adquisición fabricados por Huawei y ZTE, así como sus filiales. Estas prohibiciones se justifican en la seguridad pública, de las instalaciones gubernamentales, la vigilancia física de infraestructuras físicas y otros propósitos de seguridad nacional. Afectan a su uso o adquisición por parte del Gobierno, de la Comisión Federal de Comunicaciones o los contratistas. Se suman así a la reciente prohibición por parte del Departamento de Defensa que, en el terreno de tecnología, ha vetado a sus funcionarios utilizar aplicaciones de geolocalización, lo que incluye herramientas que contabilizan el ejercicio físico o pulseras de actividad, además de teléfonos móviles o dispositivos inteligentes. Los recelos ante estos aparatos y programas vienen por la polémica causada por la filtración de datos de las herramientas de fitness Strava y Polar, que revelaron localizaciones de bases secretas norteamericanas e información personal de agentes militares estadounidenses como nombres completos, ubicaciones e incluso direcciones físicas. China pide que no se frene a sus empresas La respuesta por parte del Ejecutivo chino se ha hecho esperar. El gobierno ha reclamado que Trump trate a sus inversores de forma «objetiva y justa» y que no utilice «la censura de la seguridad nacional como un obstáculo» para frenar la cooperación en inversión entre las compañías de ambos países. «China llevará a cabo una evaluación exhaustiva del contenido de la propuesta de ley y seguirá de cerca el impacto que tenga su implementación en las compañías chinas», afirmó el Ministerio en un comunicado, ahondando en el potencial que ambas potencias tienen para «profundizar en su cooperación de inversión». «Los gobiernos de los dos países deben responder a sus peticiones y ofrecerles un buen ambiente y unas expectativas estables», reivindicó. Por su parte, las tecnológicas siempre se han querido desvincular de las sospechas de espionaje, afirmando que se trata de empresas privadas que en ningún caso operan bajo los mandatos del gobierno chino.
01-01-1970 | abc.es
Pedofilia y virus: los peligros detrás de «Fortnite»
125 millones de usuarios registrados y casi 300 millones de dólares de recaudación al mes. Tras estos datos se encuentra el fenómeno del momento «Fortnite», el videojuego del «todos contra todos» online del que todos los chavales hablan. Incluso algunos tienen sus propios profesores particulares online, porque el juego se ha convertido en un índice de reputación social: cuanto mejor eres, más arriba estás en la escala; por el contrario, si tus habilidades no son muy buenas, puedes incluso caer víctima de acoso. Esta es una de las consecuencias de la «cara b» del videojuego más exitoso de año a la que también acompañan estafas, timos e incluso pedofilia. Aprovechando que la mayoría de jugadores son menores (el juego está permitido a partir de 12 años, si bien se sabe que hay niños aún más jóvenes registrados como usuarios habituales), los ciberdelincuentes han ideado varias formas de aprovecharse de la situación. Perfiles falsos con malas intenciones Esta nueva forma de socializar entraña una serie de riesgos que muchos padres, al no haberla conocido durante su adolescencia, desconocen. Una de las funciones de «Fortnite» que más gusta a los chavales es que se puede conversar y chatear con otros jugadores en tiempo real. Sin embargo, el hecho de que el chat de texto no se pueda bloquear es un riesgo extra, ya que cualquiera puede comenzar una conversación con un total desconocido sin que sus padres sean conscientes de que lo está haciendo. Sin ir más lejos, hace unos días una madre británica interceptó una conversación con su hijo de 12 años en la que un presunto pederasta le estaba ofreciendo 50 libras a cambio de realizar actos sexuales mientras jugaba. «Los padres de la era digital debemos entender cómo se entretienen nuestros hijos en las plataformas digitales. Por ello, es imprescindible que juguemos con ellos y comprendamos los entornos en los que se mueven, al igual que hacemos con ellos en ?la vida real?. Esta es la mejor manera de ayudarles a convertirse en personas autónomas y maduras en ?el mundo digital?», destaca Hervé Lambert, Global Consumer Product Manager de Panda Security. El timo de «Fortnite» en Android Tanto Google como Apple usan medidas de seguridad en sus plataformas de descarga de apps para minimizar la existencia de aplicaciones con software malicioso. De esta manera, es prácticamente imposible encontrar apps con malware en App Store y poco frecuente en Play Store. Sin embargo, los creadores de Fortnite se han saltado a Google y la su aplicación no se puede descargar desde la Play Store. Para los usuarios de Android, el juego solo se puede obtener desde la web de Epic Games (y, de momento solo para dispositivos Samsung, tal y como se desveló en la presentación del Galaxy Note 9). Esto es problema, pues aunque es presumible que los desarrolladores de la app lucharán contra el cibercrimen desde su plataforma, la realidad es que para los hackers es más fácil vulnerar la web de un desarrollador que la Play Store. Además, el hecho de que la app no se pueda encontrar en la tienda de Google supone que los ciberdelincuentes puedan crear webs de «phishing» (páginas de suplantación) en las que emulen ser el sitio de Epic Games para que los usuarios se descarguen falsos «Fortnite» en los que introduzcan código malicioso o algún tipo de ransomware con el que secuestrar sus móviles. El negocio de las cajas de botín Títulos como la exitosa serie de fútbol «Fifa», «Star Wars Battlefront II», «Overwatch» o «Fortnite» han incorporado un sistema de recompensas y actividades donde se comercia con dinero real. Una estrategia que ha abrazado la industria de los videojuegos en los últimos años hasta el punto que ya es una de sus principales fuentes de ingresos (solo en 2015 se generaron 71.000 millones de dólares). Una circunstancia que también es aprovechada por los ciberdelincuentes, que ofrecen ayudas a un precio más bajo. Incluso gratis. De hecho, proliferaron tanto estos anuncios en torno a «Fortnite» a través de redes sociales o plataformas como YouTube, que la desarrolladora del juego tuvo que lanzar una alerta para que los usuarios no cayeran en esta trampa. Say NO to scams! Beware of scam sites offering free or discounted V-Bucks. The only official websites for Fortnite are https://t.co/8CxczhrZwk and https://t.co/zxorPaoiJb. For more information of Account Security: https://t.co/oF57QdfDLH pic.twitter.com/5oTKougmuq? Fortnite (@FortniteGame) 25 de mayo de 2018
01-01-1970 | abc.es
OnePlus 6 o Xiaomi Mi 8: ¿con cuál te quedas?
Duelo en la cumbre de la telefonía «made in China». La revolución asiática disputa su propio partido. Y sus «messi» y «cristianos» son sus propuestas tecnológicas que han apostado por una idea: ofrecer más por menos dinero. Y poco a poco van marcando goles, algunos por la escuadra, y ganando encuentros por goleada. Xiaomi, por ejemplo, ya se ha convertido en el cuarto mayor vendedor del mundo, el tercero solo en España. Un mercado donde tiene cada vez más presencia al igual que OnePlus, aunque esta última no dispone del mismo músculo para escalar posiciones. Ambas marcas, sin embargo, han renovado en los últimos meses sus buques insignia. Con OnePlus 6 y Xiaomi Mi 8 el trono al mejor «smartphone» chino está difícil. En el fútbol un regate, una inesperada falta o un contragolpe en el último minuto puede decantar el marcador en favor de un equipo u otro. En la tecnología de consumo sucede tres cuartos de lo mismo. No existe el móvil perfecto que gane por goleada a su rival en todos sus apartados. En los matices se encuentra el Diablo, dicen, y en este sector se aprecia en mayor grado, porque lo que te gusta de un dispositivo no está en su rival. Y viceversa. Pero en esta comparación la cosa cambia porque empatan en muchos de sus enfrentamientos. Estética similar De ahí que a la hora de hacer la compra cada cual tenga sus preferencias y gustos. En este caso, ambos terminales se dan la mano en un aspecto: ofrecer altas prestaciones a precios contenidos. Porque, por fortuna, no hay que gastarse ya más de mil euros para tener lo que uno más desea en un «smartphone». En lo estético, ambos se dan un aire. Tienen cuerpos metálicos. Tienen el lector de huellas dactilares detrás. Han incorporado la controvertida pestaña o «notch» nacida en el Essential Phone y popularizada por el iPhone X. De ahí a que su estética recuerde, en parte, al móvil más avanzado de Apple hasta el momento. También se aprecia esa connotación en su configuración fotográfica. Ambos apuestan por una doble lente colocada de manera vertical, aunque en el móvil de Xiaomi se ubica en un borde mientras que en el de OnePlus se encuentra en la parte central. Esto no afecta a la captura de las imágenes, pero sí demuestra su filosofía a la hora de incorporar el modo retrato que tiene tanto relumbrón. Pero en su parte frontal se aprecian diferencias. La pestaña del Mi 8 es más pronunciada dado que alberga el altavoz y diversos sensores, como la posibilidad de realizar un desbloqueo facial por medio del hardware y no por software como en el caso del OnePlus 6. También están concebidos para sacar pecho como móviles «todo pantalla», una de las tendencias más fuertes del último año. Y prácticamente del mismo tamaño, de 6.21 y 6.20 respectivamente, aunque con una relación de aspecto ligeramente distinta (19:9 frente a 18.7:9) lo que hace que uno sea un poco más alargado. La pantalla presentan varias similitudes. Partiendo del tipo de panel escogido, OLED, que proponen una representación de colores intensos y negros bastante profundo. Ambos consiguen una resolución Full HD que, en líneas generales, ofrecen buenos resultados. Y todo bajo los sistemas de protección Gorilla Glass 5 que, en teoría, consiguen una buena resistencia. Aunque apuestan por el mismo sistema operativo, Android 8.1 Oreo, los dispositivos cuentan con sus propias capas de personalización (MIUI en el caso de Xiaomi; Oxygen en el caso de OnePlus) que permiten beneficiarse de algunos servicios propios, pero en general la experiencia es prácticamente idéntica. Las diferentes versiones difieren entre sí, puesto que el OnePlus 6 parte de una versión de 64 GB con 6 GB de memoria RAM (con 8 GB de memoria RAM en 128 y 256 GB de almacenamiento), en el caso del Mi 8 se tiene que contentar con 6 GB de memoria RAM en sus versiones de 64 y 128 GB. Un pequeño matiz que para determinado público puede ser motivo para decantarse por uno u otro. De potencia andan sobrados, puesto que disponen del mismo «cerebro», el chip Snapdragon 845 de Qualcomm que funciona de manera solvente y eficiente. En la fotografía está la gran diferencia Su apartado fotográfico es otra de las monedas de cambio que presenta diferencias notables. El Xiaomi Mi 8 dispone de dos lentes de 12 megapíxeles con apertura focal de F1.8 y F2.4, que permite capturar postales de gran calidad, pero el OnePlus 6 apuesta, sin embargo, por dos lentes de 16 y 20 megapíxeles pero capaces de captar más luz (apertura focal F1.7). En el día a día se aprecian algunos matices como por ejemplo la grabación de video en 4K que permite el Mi 8. Otro aspecto a tener en cuenta es la ausencia de clavija minijack de 3.5 para auriculares en el móvil de Xiaomi. Aunque la industria empieza a virar hacia las conexiones inalámbricas es cierto que para muchos usuarios todavía es importante contar con este puerto. Algo que sí lo conserva el OnePlus 6. A la hora de cargarlos, ambos ya cuentan con puertos USB-C, el estándar que empiezan a extenderse en la actualidad. El precio también es un aspecto a tener en cuenta, puesto que el OnePlus 6 arranca por 519 euros, mientras que el Xiaomi Mi 8 parte de los 549 euros.
01-01-1970 | abc.es
Un joven de 16 años logró «hackear» uno de los servidores internos de Apple
Entre los atributos que Apple más suele presumir es de la seguridad de sus servicios digital. En ocasiones, sin embargo, se las cuelan. La compañía norteamericana, que recientemente ha marcado un récord bursátil, ha reconocido este jueves que los datos de sus usuarios no se han visto comprometidos después de que un adolescente de solo 16 años reconociera que logró piratear su red informática principal y descargar archivos internos. El joven se declaró culpable durante su declaración ante el Tribunal de Menores de Melbourne (Australia), recoge el texto que tuvo acceso el medio local «The Age». El adolescente logró acceder a uno de los servicios principales del gigante de la tecnología varias veces a lo largo de un año. Un hecho que, finalmente, Apple puso en conocimiento del FBI, que remitió el caso a la Policía Federal Australiana. Durante la investigación, Apple descubrió las direcciones IP de los ordenadores, que permitió localizar la residencia del joven. Entonces, las autoridades locales incautaron dos ordenadores y un teléfono móvil durante la redada en casa del menor que le sirvieron, supuestamente, para introducirse en los servidores. El informe policial establece que el joven «hacker» presumió de sus actividades en diferentes conversaciones a través de servicios de chats como WhatsApp. Según la agencia Reuters, Apple descubrió un «acceso no autorizado» a sus servidores antes de su bloqueo y el incidente no ha puesto en compromiso los datos personales de los usuarios. El detenido, cuya identidad no ha trascendido por supuestas razones legales, se enfrenta a diversos cargos criminales. La sentencia se conocerá el próximo mes de septiembre. Entre las alegaciones, el joven ha asegurado que se introdujo en su infraestructura porque era un «gran admirador» de la compañía de la manzana. El «hacker» encontró varias puertas traseras para introducirse silenciosamente en uno de los servidores internos.
01-01-1970 | abc.es
Altavoces inteligentes: un mercado al alza
Con permiso de internet, el teléfono móvil inteligente ha sido uno de los aparatos más revolucionarios de la historia reciente. El ser humano, principalmente en los países occidentales, se ha plegado a su uso cada vez más recurrente no solo para sus comunicaciones sino para el consumo de todo tipo de contenidos multimedia. Pero el siguiente salto en el que trabajan las principales compañías tecnológicas es popularizar los llamados altavoces inteligentes. Un dispositivo que hace las veces de reproductor de música que asistente digital, pero que ejerce de director de orquesta de otros aparatos conectados en el hogar. Una disrupción tecnológica que ha despertado un gran interés entre los consumidores y las empresas de software. Diseñados como centros neurálgicos, estos aparatos se sirven de la voz como nueva pantalla para interactuar. Con ellos se pueden solicitar información del tiempo, conocer la agenda del día, saber a qué hora es el próximo vuelo a Roma o realizar múltiples tareas mundanas como llamar a un contacto o reproducir un capítulo de Netflix. Es el manos libre por antonomasia. Y en esa batalla tecnológica están inmersas varias empresas tecnológicas, que han producido sus propios altavoces, nutridos todos ellos de sus asistentes de voz como elemento indisociable para su funcionamiento. Pese a las dudas a nivel de privacidad, estos dispositivos están llamados a cambiar la relación entre el ser humano y la máquina, aunque a nivel comercial todavía no se han revelado como grandes éxitos. Entre abril y junio se vendieron unos 11,7 millones de altavoces inteligentes. Un dato que representa que poco a poco se va abriendo un hueco en el mercado (el pasado año se registraron 4 millones de unidades en el mismo periodo). Y, de todos ellos, Amazon es la que saca mayor tajada. Su Echo es líder de ventas en la actualidad, y eso que por el momento sus opciones son limitadas (su versión en español se espera para finales de año). Según las estimaciones de las principales firmas de análisis, el gigante del comercio electrónico vendió en el primer trimestre unas cuatro millones de unidades, lo que representa una cuota de mercado del 41%. Por su parte, Google colocó unos dos millones de su familia Home (27,6% del mercado), aunque se espera que sus cifras se incrementen durante el resto de 2018 dado que se ha adaptado al castellano hace dos meses. Por extraño que parezca, el gigante chino de comercio electrónico Alibaba también cuenta con su propio altavoz inteligente, Genie, de notable éxito en los países asiáticos. Salió a la venta el pasado año pero acumula ya cifras importantes (17,7% de cuota de mercado). Algo parecido le sucede a otra firma china, Xiaomi, cuya apuesta por este sector le ha salido bien. En el segundo trimestre del año ha registrado un 12% de cuota de mercado. El resto de este mercado queda en poder de Apple y su HomePod, cuyo lanzamiento en España también se espera para este año. Un factor cable ?el soporte en español- que podrá decantar sin lugar a dudas la balanza acerca de su futura adopción en los hogares como nuevos compañeros de fatigas. Empresas desarrolladoras e, incluso, medios de comunicación han encontrado en este tipo de aparatos un nuevo escenario en donde experimentar para distribuir contenido.
01-01-1970 | abc.es
Schneider SCL141CTP: el ordenador perfecto para los «millennials» por 150 euros
En los últimos tiempos, la tecnología se ha democratizado hasta el punto de contar con equipos y dispositivos con un aceptable rendimiento a coste más que competente. Ejemplo de ello es el portátil SCL141CTP de Schneider. Este ordenador de «andar por casa» se puede convertir en el mejor aliado de cualquier usuario que necesite de un equipo para tareas básicas, transportable y con una buena resolución de pantalla por unos 150 euros. Por fuera, la estética recuerda a los portátiles de Apple, una reminiscencia que se termina solo con el tacto. En color gris, los materiales «low cost» que intentan emular al aluminio plateado dan paso, una vez que se abre, a una más que solvente pantalla de 14.1 pulgadas a una resolución de 1920×1080 píxeles (Full HD en formato panorámico 16:9), lo que ofrece una grata impresión. Igual que su peso ligero, 1.600 gramos, lo que le convierte en una opción más que aceptable para aquellos que necesiten llevar el portátil a todos lados y ejecutar tareas de ofimática como presentaciones de trabajo, así como reproducir fotos o vídeos (otro cantar será editar estos formatos o jugar a videojuegos, ya que no cuenta con tarjeta gráfica independiente). En cuanto al teclado, también lo básico marca la pauta, igual que el «touchpad», una webcam y un micrófono que cumplen con la calidad-precio del equipo. Sin embargo, en el apartado de conexiones, ofrece un paquete ajustado: dos puertos USB (USB 3.0 y USB 2.0) y otro HDMI. También contamos con los clásicos de audio, que completan todos los puertos. Los ausentes: el lector DVD, cuestión que han sacrificado muchos de los nuevos portátiles del mercado; y el conector de red, que para muchos será un escollo difícil de superar. Para los «millennials» conectados a redes sociales Este equipo está orientado a un público joven usuario habitual de las redes sociales. Si lo tuyo es estar enganchado diariamente a estas plataformas y ver vídeos en «streaming», este Schneider es tu portátil, ya que cuenta con una WiFi 802.11 B/G/N y Bluetooth 4.0. Una conectividad más que solvente destinada para aquellos que necesitan estar conectados permanentemente, ya sea por ocio o por trabajo. Sin embargo, existe un «pero»: que los altavoces estén colocados en la parte inferior del teclado provoca que se haga necesario en muchos casos de altavoces externos si se quiere conseguir un buen sonido. En cuanto a la batería, buenas noticias para el SCL141CTP. Con 10.000 mAh 3.7V., el fabricante francés nos asegura que podremos estar haciendo uso del portaltil hasta seis horas sin parar a recargar. El interior: rendimiento ajustado pero con Windows 10 El cerebro del portátil trae consigo preinstalado Windows 10, lo que se agradece a pesar de quedar un poco cercenado por las otras características del equipo. El procesador, un Intel Atom x5-8350 Quad Core con 2 MB de caché y 4 núcleos, queda demasiado atrasado con respecto a otros portátiles, así como lo corto de su memoria RAM, que trae tan solo 2GB. En almacenamiento también se queda corto: con solo 32 GB, se puede llegar hasta los 128 GB si le añadimos una tarjeta. Conclusiones El Schneider SCL141CTP ofrece por un precio muy ajustado (más, por ejemplo, que la mayoría de «smartphones» del mercado) un equipo operativo enfocado para los usuarios que se limitan a realizar tareas ofimáticas englobadas en programas tipo Office. Tampoco decepcionará a los que les guste estar conectados en todo momento a las redes sociales e internet, así como los aficionados a ver videos online. Se trata de un aliado perfecto para «andar por casa» al que pedir tareas sencillas por un precio casi imbatible.
01-01-1970 | abc.es
Así es Tinder U, la nueva versión exclusiva para universitarios
La aplicación de citas por excelencia, Tinder, acaba de lanzar una nueva versión exclusiva solo para universitarios. Así lo ha anunciado a través de un comunicado en su página web, donde anuncia que Tinder U, como se llamará la nueva «app», comienza su andadura en Estados Unidos, donde cada año se matriculan una media de diez millones de personas en sus universidades. Sin embargo, esta versión tendrá una serie de requisitos previos: solo estará disponible en universidades certificadas y sin ánimo de lucro estadounidenses y solo se podrá descargar en sistemas operativos iOS de Apple. Además, solo podrán utilizar Tinder U aquellos que tengan un correo con la extensión «.edu» y dentro de los dominios de esa universidad, ya que sus dispositivos deberán estar geolocalizados en los campus seleccionados. Sin embargo, no se sabe muy bien cómo funcionará a ciencia cierta, ya que pese a la ubicación, se asegura que se podrá chatear con estudiantes de universidades cercanas. De hecho, lo único que trae como novedad Tinder U es que priorizará los resultados de universitarios por delante de los que no lo son, por lo que podría significar que en realidad se trata una función dentro de la propia aplicación de citas, que se ofrece para ser el nexo entre estudiantes más allá de solo relaciones amorosas. «¿Necesitas un compañero de estudio? No es un problema. ¿La hora del café en el patio? Te tenemos cubierto. ¿Primer año y no conoces un alma? Este es tu ticket para la multitud más genial del campus», afirman en la web. Por la poca información, Tinder U parece más un experimento a largo plazo que una versión que en breve vaya a estar disponible para todos los usuarios. Sin embargo, habrá que esperar para ver hasta dónde llegará la nueva apuesta de la «app» para ligar por excelencia.
1181