Noticias de "apple"

01-01-1970 | abc.es
Apple se rinde ante los españoles y cambia el «emoji» de la paella por la auténtica receta valenciana
Apple ha actualizado el emoticono de la paella en iOS 10.3. Y es que si hasta ahora, este tradicional plato aparecía representado con arroz, una gamba, guisantes y mejillones, ahora, los usuarios del iPhone de los de Cupertino utilizarán un «emoji» completamente nuevo. Según ha publicado la Emojipedia , Apple ha decidido actualizar el icono de la paella con el objetivo de «parecerse a la versión tradicional del plato», es decir, a la que se hace en Valencia. Este cambio se ha llevado a cabo a petición popular desde que el nuevo emoticono llegó a los sistemas operativos a finales de 2016, tanto en iOS como en Android. El Consorcio Unicode, encargado de la actualización de este lenguaje en las aplicaciones, incluyó el plato valenciano como nuevo «emoji» en su versión Unicode 9.0. Sin embargo, la representación de la paella no era exacta. «Los ingredientes mezclados utilizados por Apple en iOS 10.2 no coinciden con los utilizados en las recetas tradicionales de Valencia», explica la Emojipedia. Este problema, generado por los ingredientes, se hizo muy popular y fue acuñada con los «hashtags» #Comboi y #PaellaEmoji. Muchos españoles han reclamado, desde entonces, que el «emoji» de la paella cambiara porque el tradicional plato valenciano no lleva pollo, gambas, guisantes y mejillones, sino pollo, garrofón (judía blanca tradicional de la Comunidad Valenciana) y judías verdes planas. Además, evidentemente, de arroz. Todo ello acompañado de unas rodajas de limón. La nueva versión iOS 10.3 introduce además otros cambios: - La mujer surfera lleva ahora un neopreno verde, como lo llevaba en iOS 10.0 (en iOS 10.2 era negro): - El coche de carreras es más grande y exagerado: - Los hombres con orejas de conejo ya no son tan delgados: - La niebla se ha vuelto opaca: - La rama de bambú es más realista: - La princesa tiene una cabeza más pequeña:
01-01-1970 | abc.es
Diseñan una «llave maestra» que engaña al sensor de huellas dactilares de los móviles
Su seguridad, de nuevo en entredicho. Los lectores de huellas digitales que empiezan a aparecer en algunos dispositivos móviles pueden contener fallos técnicos. Investigadores de la Universidad de Nueva York, en Estados Unidos, han llevado a cabo un estudio para demostrar que los sensores de huella dactilar de los teléfonos móviles inteligentes no son tan seguros como aparentan. De hecho, un grupo de ingenieros ha creado una huella sintética que funciona como «llave maestra» y que es capaz de engañar al 65% de los teléfonos. En la investigación, que se ha publicado en la revista especializada IEEE, se hace referencia a que, debido a su pequeño tamaño, menor que el dedo de una persona, estos sensores solamente pueden detectar una pequeña parte de la huella. Además, el sistema guarda varias copias parciales de la huella para que el terminal se desbloquee incluso al colocar el dedo en un lugar distinto, un aspecto que también reduce su efectividad. Algunos fabricantes, de hecho, ya han admitido que los sensores no son infalibles. Por ejemplo, Apple ha reconocido que existe una posibilidad de uno entre 50.000 intentos de que los sensores de huellas propio, llamados Touch ID, que se encuentran en sus iPhones reconozcan erróneamente la huella de otra persona. Observando esta vulnerabilidad, los científicos de la universidad neoyorquina se propusieron crear una huella artificial que encajase con alguna de las huellas parciales almacenadas por el sensor y que sirviese para la máxima cantidad posible de gente. La llave maestra, a la que bautizaron como «MasterPrint», funciona con el 65% de las personas, según la investigación. Aunque durante el estudio «MasterPrint» se probó a través de un software informático, Nasir Memon, uno de los autores principales, ha advertido en declaraciones a The Telegraph de que la tecnología actual permitiría a los 'hackers' fabricar guantes equipados con llaves maestras digitales.
01-01-1970 | abc.es
Facebook busca su reinvención con la Inteligencia Artificial y la realidad virtual
En cartorce años de existencia, Facebook se ha comido el mundo. Literalmente. Con sus adquisiciones y servicios lanzados, lo que nació como una pequeña red social se ha convertido en un gigante que lidera muchos sectores. Pero, pasado un tiempo, busca dar nuevos pasos. Y precisamente, como cada año, algunos de sus avances los pone de relieve durante la conferencia de desarrolladores, F8, que arranca este martes con la intervención de su fundador, Mark Zuckerberg (19.00 horas). El evento, que tendrá lugar este martes y miércoles desde Mcenery Convention Center en San José (California), desgranará algunas de las novedades de la conocida red social como en anteriores ocasiones en las que Messenger, aplicación de mensajería, se abrió a los desarrolladores como una golosina que echarse a la boca, o entró en la era de los «chatbots» o asistentes inteligentes integrados dentro de las comunicaciones digitales. Se espera que se mejoren, sean más personalizables y se amplíen a los chats grupales. Una serie de aspectos que en esta edición aspira a retorcer. Las jornadas tienen previstas una serie de actividades y sesiones en donde se descubrirá algunos avances sobre cámaras y la incipiente tecnología de realidad virtual. Se sospecha que Facebook muestre incluso algunos productos desarrollados internamente como una cámara especial para esta tecnología, así como su esfuerzo en entrar en la realidad aumentada, otra tecnología que interesa a gigantes como Apple. Sin ir más lejos, la cámara de la plataforma tendrá gran protagonismo. Se reforzará, según las previsiones, con nuevos servicios y funciones. ¿Más efectos y capas para personalizar las fotos de los usuarios y hacerlas más, digamos, divertidas? Puede ser. Pero la realidad virtual tendrá, sin embargo, también mucho espacio en la conferencia F8. Será, de nuevo, un aspecto clave en la evolución de la red social de los 1.890 millones de seguidores. Se espera, de hecho, que Facebook presente nuevos servicios para adaptar las fotografías a la realidad virtual, incluso un navegador web específico, así como nuevos pasos sobre la llamada «realidad virtual social», que permitirá que otros usuarios interactúen en grupo con sus avatares virtuales como si estuvieran en la misma habitación. Pero Facebook tiene un as debajo de la manga, la Inteligencia Artificial y los sistema de aprendizaje, técnicas en las que ha estado trabajando y que quiere llevar al terreno de las aplicaciones de mensajería de una manera más eficiente. Entre algunos desafíos se encuentran la comprensión del lenguaje natural o la capacidad de traducir en tiempo real, así como sistemas de reconocimiento visual al estilo de Google Photos para aplicarlos en las fotografías. Al calor de las polémicas generadas en torno a la difusión y tratamiento de noticias falsas («fake news», en inglés), se espera que el propio Zuckerberg haga mención sobre las nuevas políticas de Facebook al respecto con nuevas herramientas de verificación de contenidos o el llamado «porno de venganza», un comportamiento entre algunos usuarios que actúan por despecho tras una fracasada relación sentimental. Recientemente, la compañía decidió dar un paso para evitar la proliferación de contenido íntimo sin permiso y ayudar a quienes son víctimas de estas prácticas.
01-01-1970 | abc.es
Se llevaba tiempo sugiriendo. Pero hay más razones para pensar que, sí, que el próximo modelo de iPhone, quién sabe si se llamará iPhone 7S, 8 o simplemente X (qué más dará), se sumará a la corriente de la industria: el de las pantallas alargadas que cubren gran parte del frontal. Según informa «Bloomberg», Apple prepara una gran actualización en cuanto a diseño y estética para el décimo aniversario de su teléfono móvil inteligente. La compañía americana está probando un iPhone cuya pantalla tenga los bordes curvados y cubra gran parte del frontal. Una de las versiones, se sospecha, se fabricará en acero inoxidable en lugar del aluminio presente en la gran mayoría de dispositivos móviles avanzados. El próximo iPhone será, pues, algo especial. La idea de agrandar la pantalla representa una tendencia a la que ya se han sumado firmas como LG (con su flamante G6) Xiaomi (con el ingenioso Mi Mix) o Samsung (con su esperado Galaxy S8). Y, por motivos lógicos, habrá una edición especial conmemorativa del décimo aniversario de la llegada del primer modelo. Una ocasión para que el gigante de internet logre una revisión total de su producto estrella, que representa el 60% de los ingresos totales. Sin embargo, esta gran apuesta puede trastocar los planes de cubrir las fechas previstas para el lanzamientos, por lo que se cree que el nuevo iPhone llegará a las tiendas más tarde de lo previsto. Ese nuevo modelo «premium» contará con una pantalla orgánica OLED que mostrará colores más intensos y contrastes más profundos que la tecnología actual de cristal líquido o LCD. Los nuevos detalles apuntan, en efecto, que el cristal de la pantalla será curvado por los bordes pero que cubrirá gran parte del chasis, con lo que se podrá llevar el mismo tamaño de por ejemplo el iPhone 7 Plus sobre las dimensiones del iPhone 7. De esta forma, el usuario se encontrará con un amplio espacio para visualizar contenido multimedia pero no afectará la comodidad en su manejo. Una idea en la que trabaja Apple es trasladar el botón Inicio a la parte al igual que ha hecho Samsung en el Galaxy S8, pero este movimiento podría acarrear el mismo problema: el lector de huellas dactilares será más incómodo de utilizar, aunque se sospecha que la compañía ha probado un prototipo de sensor biométrico debajo de un panel OLED, un concepto en el que también trabajó su rival coreano pero se desechó a última horas por las dificultades técnicas. Son muchas las características que están en el aire, pero conforme pasa el tiempo se descubren nuevos detalles que ayudan a perfilar el diseño final. Respecto a las cámaras, Apple prepara un nuevo iPhone con doble lente fabricada con componentes de Sony y una frontal de una sola cámara al igual que los modelos actuales, aunque se cree que, finalmente, incorporará alguna opción para soportar la incipiente tecnología de realidad aumentada. Como es de esperar, los nuevos terminales debutarán con el sistema operativo iOS 11, cuyas novedades se anunciarán durante la conferencia anual de desarrolladores WWDC prevista para junio. En otras cuestiones técnicas, la firma de la manzana también ha estado probando procesadores de fabricación propia basados en un proceso de producción de 10 nanómetros que lograrían reducir sus dimensiones y que lograrían una mayor eficiencia y menor consumo.
01-01-1970 | abc.es
La realidad virtual frente a la realidad aumentada: ¿cuál es de verdad el futuro a seguir?
Después del boom inicial y del gran interés alrededor, la tecnología de realidad virtual vive en estos momentos un momento de incertidumbre. Son muchas sus potencialidades, sobre todo en el campo del ocio electrónico en donde la industria de los videojuegos explora este formato como uno de las líneas a seguir en el futuro con visores como PlayStation VR o HTC Vive. A día de hoy, sin embargo, su adopción es mínima en parte por la limitada disponibilidad de aplicaciones y experiencias y, por qué no decirlo, por los elevados precios de salida de los principales productos (sin contar con la realidad móvil que ha tenido una acogida mayor). Cuestionada y reducida la expectación, la realidad aumentada cobra mayor relevancia y más en un momento en el que Facebook, que en 2014 adquirió la firma Oculus para potenciar la realidad virtual, ha decidido virar hacia otro entorno. Ninguna ha sido totalmente revolucionaria en su generación. Con sus recientes anuncios en materia de servicios y herramienta para su red social gigante de internet se une a los esfuerzos por la realidad aumentada. Esta tecnología, tal vez no tan sorprendente de primeras como la virtual, ofrece una gran potencialidad en áreas como el diseño, la arquitectura, la educación, la sanidad pero también a nivel lúdico, en donde la aplicación de mensajería efímera Snapchat ha demostrado su fortaleza. Y es ahí donde ha disparado Facebook ahora después de emular en sus plataformas su filosofía de mensajes con fecha de caducidad. La realidad aumentada consiste en la superposición de objetos virtuales sobre la imagen real, ofreciendo detalles adicionales, descripciones, información o sacando punta, por ejemplo, a máscaras, filtros y capas al estilo del fenómeno móvil Pokémon Go. ¿Es, por tanto, la realidad aumentada el futuro? Otras firmas tecnológicas como Apple ya se han mostrado interesadas en esta tecnología. Tim Cook, consejero delegado de la compañía americana, ha reconocido públicamente en varias ocasiones que esta tecnología tiene mayor sentido que la realidad virtual porque condena al usuario a vivir un entorno totalmente artificial, aislandolo de la vida real. Hay razones para pensar, pues, que el próximo modelo de iPhone, cuya presentación puede llegar en septiembre, incorporará algún sistema para soportar esta tecnología. La cámara del móvil como entrada Microsoft, por su parte, no ha dudado un segundo en esta incipiente tecnología con proyectos como HoloLens, un dispositivo inalámbrico y software capaz de traer con gran verosimilitud y con fases interactivas una pieza de un trasatlántico. Epson también ha hecho lo propio con sus Moverio, muy orientadas al mundo profesional. ¿Qué queda para el terreno lúdico? En donde Google, con sus gafas Glass, fracasó, Facebook quiere ahora triunfar. Y tal vez puede hacerlo, por motivos aparentes. Las plataformas propias disponen de cámaras específica que vienen en los teléfonos móviles. ¿Por qué no utilizarlas para otros fines? A Introducir nuevas funcionalidades en ellas puede lograr endurecer aún más el mayor sueño de Zuckerberg: atrapar a los usuarios para que nunca abandonen sus plataformas. Y va camino de ello, porque entre WhatsApp, Instagram y Facebook se gasta gran parte del tiempo dedicado al uso del teléfono móvil. ¿Lo logrará? ¿Tiene sentido? ¿Se diluirá la euforia inicial? «Estamos dando los primeros pasos y los cambios no van a ser dramáticos de la noche a la mañana»Mark Zuckerberg, de Facebook Lo cierto es que consumir información, revisar actualizaciones, estar al día, compartir imágenes, hablar con cualquier amigo o familiar se hacen ya desde el móvil. Salvo las búsquedas específicas y la consulta de una página web en particular, la mayoría de usuarios incluso quedan bajo los barrotes de una única compañía. Si en algún momento se dispersaron hacia otras propuestas como Snapchat, ahora tienen menos excusas. Y plantea un desafío: la firma quiere convertir a la realidad aumentada en un nuevo canal de distribución y consumo de contenidos y una extensión a las redes sociales convencionales. «Estamos dando los primeros pasos y los cambios no van a ser dramáticos de la noche a la mañana», reconoció sin embargo Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, durante su intervención en las jornadas F8. La realidad aumentada, en efecto, tiene una gran potencialidad. Según los datos de la consultora IDC , los ingresos por la venta de dispositivos oculares que soportan esta tecnología alcanzarán los 48.700 millones de dólares (45.428 millones de euros) en 2021, unas cifras desorbitantes en comparación con los 200 millones generados el pasado año. Estos datos contrastan con los movidos por la realidad virtual, que pasará de los 2.100 millones de dólares (1.958 millones de euros) que ha distribuido en 2016 a 18.600 millones (17.350 millones de euros). Y todo eso se conseguirá, apuntan las previsiones, con unas ventas de unidades muy dispersas para dentro de cuatro años (27.3 millones de cascos de realidad aumentada por 72 millones de la realidad virtual). «La realidad virtual no está muerta, pero la aumentada cobra interés», sostiene en conversación con este diario Xavi Conesa, director de servicios al cliente de Visyon, empresa especializada con sede en Barcelona. En su opinión, el pasado año y tras el boom inicial se produjo un «reajuste natural» del mercado. «Se hizo una burbuja en torno a la realidad virtual porque en 2015 se vio que el hardware y el software estaban a la altura para generar contenido de calidad», reconoce. Sin embargo, y pese a que grandes empresas se metieron en su desarrollo, estos visores no han llegado al usuario final. «La gente no ha comprado tantos dispositivos como se esperaba, pero no quiere decir que esta tecnología esté muerta», asegura Conesa, quien añade que el 75% de proyectos presentados en su compañía están relacionados con esta tecnología. A su juicio, lo que se está viviendo es la búsqueda de un estandar y el tipo de formato que pueda funcionar. «El público tiene que adaptarse a esto nuevos formatos y la industria tiene que crear contenidos y entornos virtuales que no están acorde a los cánones actuales de videojuegos y contenido audiovisual», matiza. «La realidad virtual ha venido para quedarse, estamos en una fase inicial. Cuando aparece una nueva tecnología hay unos años de pruebas, definición de estándares, adopción necesarios»Xavi Conesa, de Visyon «La realidad virtual ha venido para quedarse, estamos en una fase inicial. Cuando aparece una nueva tecnología hay unos años de pruebas, definición de estándares, adopción necesarios. ¿Que todo el mundo tendrá un dispositivo de realidad virtual en su casa en unos años? Seguro, porque la sensación de vivir algo en RV es diferente», vaticina. Sin embargo, este experto cree que la realidad aumentada tiene mucho espacio por donde crecer y ofrece una ventaja al consumidor final, que permite hacer su vida cotidiana con unas gafas puestas con el valor añadido de disponer de toda la información en tiempo real. «Estamos muy atrasados en comparación con la realidad virtual, pero avanzará muy rápido porque no hablamos de un nuevo formato sino de un acceso a la información», asegura. «Es una tecnología que ya existe, pero que hace falta pulirla», agrega Conesa al tiempo que declara que la realidad virtual, mezclada con servicios en la «nube» y relacionados con Big Data será la «próxima revolución». Por ahora, ya se ha podido probar en numerosos proyectos e iniciativas. El marketing, por ejemplo, vivirá una nueva edad de oro posiblemente si es capaz de acercar la realidad aumentada al gran público. Y ya existen varios proyectos que le sacan provecho a esta tecnología digital y que permiten, entre otras cosas, recorrer los pasillos de un supermercado, conocer en tiempo real los ingredientes y aspectos nutricionales de los productos gracias a unos carteles virtuales o comunicarse de otra forma con el cliente. Un futuro muy interesante. Gráfico elaborado por Statista
01-01-1970 | abc.es
El compromiso de Apple con el medio ambiente: fabricará todos sus productos con recursos renovables o materiales reciclados
Apple, anticipándose al Día de la Tierra, ha hecho pública su intención de que en un futuro todos los productos de la compañía sean fabricados completamente con recursos renovables o materiales reciclados, y ha compartido los avances realizados hasta el momento, que recoge en el Informe de Progresos 2017. Dicha documentación recoge los pasos dados por la compañía en el último año dentro de su estrategia medioambiental, basada en tres líneas de actuación prioritarias: emplear energías renovables y usarlas de forma eficiente para reducir el impacto sobre el cambio climático, conservar los recursos y emplear materiales seguros en los productos y procesos. En base a su actuación, el 96% de la electricidad usada en las instalaciones globales de Apple en 2016 provino de fuentes de energía renovable, con la consecuente reducción de las emisiones de CO2 en casi 585.000 toneladas métricas. La compañía opera de forma cien por cien renovable en 24 países y en todos sus centros de datos, y su nuevo campus, Apple Park, no sólo funcionará con energía cien por cien renovable, sino que gran parte de su superficie, el 80% es espacio abierto y cuenta con más de 900 árboles resistentes a las sequías. Se trata de una visión que ha trasladado a siete de sus principales proveedores, que han adquirido el compromiso de llevar a cabo toda su fabricación para Apple con fuentes de energía renovable de cara a finales de 2018. Asimismo, el informe comparte que más de 99 por ciento del papel que Apple usa para los embalajes de sus productos es reciclado o procedente de una explotación sostenible. La compañía ha implementado una cadena de suministro de ciclo cerrado, con la que reducir, y eliminar en un futuro, su dependencia de la extracción de materiales. A este respecto, Apple cuenta con una línea de robots de desmontaje, llamada Liam, que recupera materiales de productos de la compañía para emplearlos en la fabricación de nuevos dispositivos y equipos. Por cada 100.000 dispositivos iPhone 6, Liam tiene la capacidad de recuperar aluminio (1900 kg), cobre (800 kg), oro (0,3 kg), metales del grupo de platino (0,4 kg), plata (7 kg), estaño (55 kg), elementos poco comunes (24 kg), cobalto (550 kg), tungsteno (3,5 kg) y tantalio (2,5 kg). La durabilidad de los productos, además, es para Apple una garantía de que no será necesario extraer más materiales para fabricar nuevos dispositivos. Apple, según apunta el informe, prueba todos sus productos en el Reliability Testing Lab, donde simulan un uso real. Respuesta de Greenpeace Todos los pasos dado por Apple para avanzar en su estrategia medioambiental y combatir el cambio climático han recibido el visto bueno de Greenpeace, que aplaude el compromiso de la compañía de usar materiales cien por cien reciclados. La organización entiende que el compromiso es «ambicioso», pero pone relieve la «urgencia en todo el sector para reducir el consumo de recursos y de desechos electrónicos», que repercuten negativamente tanto en el medio ambiente como en nuestra salud, como ha expresado la portavoz María José Caballero. «Si bien la transición al 100% de materiales reciclados es fundamental para reducir la huella del sector, también es fundamental que Apple y otras grandes compañías tecnológicas diseñen productos duraderos, fáciles de reparar y reciclables al final de su vida», añade Caballero.
01-01-1970 | abc.es
WhatsApp se une totalmente a Siri y mejora sus estados en iOS
WhatsApp no cesa en sus mejoras técnicas y estéticas. La conocida aplicación de mensajería instantánea, que acumula más de 1.200 millones de seguidores en todo el mundo, ha mejorado la integración con el asistente virtual Siri en su última actualización para dispositivos móviles basados en el sistema operativo iOS. Con la versión 2.17.20, la «app» permite a sus usuarios que el sistema lea sus últimos mensajes recibidos, siempre y cuando el propietario tenga actualizado el sistema operativo a iOS 10.3. De esta forma, ya se le puede pedir al mayordomo virtual de Apple que llame a cualquier contacto y, además, «escuchar» las conversaciones sin la necesidad de abrir la aplicación, útil por ejemplo cuando se va al volante. Además de esta nueva opción, WhatsApp también ha introducido mejoras visuales a la pestaña de llamadas y la sección destinada a mostrar la información de grupos y contactos, así como la imagen de perfil de los distintos contactos y un icono («+») de acceso directo para elegir entre hacer videollamadas o realizar llamadas. Pese a la polémica generado en su debut, los Estados siguen mejorando. Los usuarios, ahora, pueden seleccionar, reenviar o eliminar varios estados de WhatsApp al mismo tiempo. Otros aspectos menores que forman parte de la actualización es que WhatsApp ya cuenta con una versión adaptada al persa. Además de estas funciones, WhatsApp prepara otras tantas que posiblemente llegarán en cuestión de llamadas. De las versiones de pruebas se ha descubierto que la «app» añadirá un nuevo editor de videos, seleccionar la calidad de imagen antes de compartirlos y la posibilidad de fijar chats, así como una característica que ya está generando cierta controversia: la opción de compartir tu ubicación en tiempo real.
01-01-1970 | abc.es
Tencent elimina la función de pago por contenidos en Wechat para iPhone
El gigante tecnológico chino Tencent ha eliminado su función de pago a proveedores de contenidos en su versión de Wechat para iPhone tras violar la normativa de compras de Apple, según ha informado este viernes el diario «South China Morning Post». Wechat, el servicio de mensajería más popular de China, permitía a sus usuarios transferir dinero -la cantidad que considerasen- a proveedores de contenido como recompensa por el mismo, a través del botón «me gusta». La función fue eliminada este miércoles de la versión de Wechat para los teléfonos iPhone de Apple por no ajustarse a la normativa de compras de la tecnológica americana, tal y como señaló Tencent en un comunicado ese mismo día. «Después de un largo período de comunicación y coordinación con Apple, finalmente Wechat ha decidido ajustar la función 'me gusta' y 'recompensa' en su versión iOS», afirmó, aunque sí continuará activa en aquellas plataformas con sistema operativo Android. Fue en junio del pasado año cuando la compañía fundada por Steve Jobs introdujo este tipo de restricciones para dichas funciones, aunque declaró que estos botones se podrían seguir utilizando en los iPhone siempre que fuera a través de su sistema de compras. «En realidad la discordia es sobre el reparto de ingresos, ya que Apple pierde el 30 por ciento de su comisión si esta función no se ajusta a su normativa», declaró al diario «South China Morning Post» la directora para China de el proveedor tecnológico International Data Corporation (IDC), Kitty Fox. Según Fox, de los 800 millones de usuarios de «smartphones» en China, los que utilizan iPhone son «sólo» alrededor de 60 millones. «No creo que realmente vaya a afectar al ecosistema actual». Otras aplicaciones móviles de transmisión en directo o de juegos de azar, disponibles en la tienda online de Apple, también disponen de este tipo de botón, pero no lo han retirado por el momento. La firma americana es uno de los líderes en el competitivo mercado chino, aunque está perdiendo cuota de mercado a medida que crece la de firmas locales como OPPO, Huawei o Vivo, que el año pasado le superaron en ventas.
01-01-1970 | abc.es
¿Eres usuario de Apple? No caigas en la campaña fraudulenta que suplanta a la compañía para robar datos
El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), con sede en León, ha alertado este viernes de una campaña fraudulenta (de tipo «phishing») que intenta suplantar al servicio de Apple y cuya intención es obtener información personal y bancaria de la víctima con la excusa de un supuesto incidente de seguridad. En esta ocasión, se le envía al usuario un mensaje de advertencia sobre un supuesto incidente de seguridad y se le insta a validar sus datos de forma urgente haciendo clic en un enlace facilitado para tal fin, según ha informado el centro tecnológico en un comunicado. Los ciberdelincuentes intentan confundir a la víctima simulando que el origen del correo procede de Apple S.A., aunque el dominio al que apunta no concuerda con el de la compañía de la manzana. El asunto de los correos maliciosos detectados hasta el momento es «INFO-Información confidencial Apple», aunque pueden aparecer otros distintos. Si la víctima cae en el engaño y hace clic sobre el enlace, será redirigido a una página que simula ser la página web legítima de Apple, aunque en realidad no lo es. En caso de que se introduzcan las credenciales de iCloud en el formulario se cargará una nueva web en la que se presenta un formulario que solicita datos de la tarjeta de crédito así como información personal. Los ciberdelincuentes solicitan directamente el código PIN de la tarjeta de crédito, algo que Apple ni ninguna entidad legítima nos solicitaría nunca, ha insistido el centro. Finalmente, si se introduce el número PIN y se selecciona el botón «SUBMIT», el virus redirigirá a una web legítima de Apple para dotar de mayor credibilidad al fraude y que la víctima no sospeche nada.
01-01-1970 | abc.es
Google se lanza en un nuevo y ambicioso proyecto de investigación sobre la salud humana
¿Quién te conoce mejor: tu madre o Google? Aunque esta pregunta pueda tener -en principio- una respuesta evidente, es probable que si te paras a pensar un poco puede que hasta dudes. Y es lógico. No te asustes. Ya os hemos explicado cómo averiguar todo lo que el gigante de internet sabe de ti, pero lo más preocupante -aunque depende del punto de vista desde el que se mire- es que no es nada con lo que Google puede saber de nosotros. Hace tiempo que ya las compañía tecnológicas entraron en el sector de la salud. Y ello solo va a ir a más. El mundo en 2074 va a ser «maravilloso» porque la inteligencia artificial habrá superado a la humana. Incluso la muerte será un pequeño problema técnico ya superado. Es lógico que nadie se crea, en la actualidad, esta teoría que apoyan algunos expertos. Así que lo mejor será ir por pasos. La tecnología, para todos los excépticos, es la nueva base sobre la que se van a desarrollar los avances científicos. Google acaba de anunciar que está inmersa en un nuevo proyecto: su nueva objetivo es ayudar a predecir enfermedades. En realidad, es la filial Verily, la división de Alphabet dedicada a analizar datos médicos (que antes se conocía como Google Life Sciences), la que se va a encargar de detectar, en un estudio en el que van a participar 10.000 personas, qué signos de enfermedades muestran. Sin duda, se trata de una investigación muy ambiciosa, bautizada como «Project Baseline», que la compañía tecnológica ha diseñado para los próximos diez años para buscar, así, pistas para predecir enfermedades del corazón y el cáncer, por ejemplo. La investigación, en la que colaboran Duke University School of Medicine y Stanford Medicine, recogerá una muestra muy amplia de datos sobre la salud para hacer una radiografía general de la misma, «así como una rica plataforma de datos que puede utilizarse para comprender mejor la transición de la salud a la enfermedad e identificar otros factores de riesgo», asegura Verily. Los participantes en este estudio llevarán siempre una pulsera inteligente, y otros sensores, para monitorizar todos los datos. Evidentemente, también tendrán visitas médicas regulares, cuestionarios y encuestas que responder. Pulsera que llevarán los participantes del estudio de Verily- AFP PHOTO/VERILY LIFE SCIENCES «En lugar de tener el examen físico anual que no ha cambiado en décadas, esperamos desarrollar nuevas plataformas que descubran cambios en la salud», explica el doctor Adrian Hernández, de la Clínica Duke «Actualmente, la mayoría de lo que vemos como médicos se trata en momentos muy cortos de tiempo, de manera individual y cuando el paciente ya está enfermo. Estamos perdiendo mucha información valiosa sobre qué pasa durante los años antes de la enfermedad ", añade el médico Sanjiv Sam Gambhir, director del Centro de Detección Temprana de Cáncer de Stanford. El repositorio de los datos de «Project Baseline» se almacenará en Google Cloud Platform, «que cumple con los rigurosos estándares de cumplimiento que para la seguridad de los datos y privacidad», para analizarla variación en los rasgos físicos y bioquímicos observados de la población estudiada, o la diversidad fenotípica, y la identificación de biomarcadores relacionadas con la enfermedad, incluyendo aquellas que tienen que ver con enfermedades cardiovasculares y cáncer. La salud como negocio En definitiva, lo que Google persigue es establecer una base de datos de referencia para poder comprender mejor la transición hacia la enfermedad, e identificar los factores de riesgo adicionales. El reclutamiento de participantes que serán seguidos durante al menos cuatro años, se iniciará en los próximos meses. La salud es el nuevo diamante a explotar por parte de las compañías tecnológicas. Hace dos años, Apple sorprendió con el ResearchKit. Ahora también, por ejemplo, estamos viendo cómo los cerebros humanos se van a poder conectar a ordenadores. Y lo veremos en cuatro años. «Project Baseline» se suma, así al diversificado negocio de Alphabet (Google). Cabe recordar que una de sus filiales, Calico, investiga sobre la longevidad. A este respecto, José Luis Cordeiro, ingeniero y profesor fundador de la Singularity University en Silicon Valley, ya nos contó: «El objetivo de Calico es resolver un pequeño problema técnico llamado muerte. Nosotros esperamos detener el proceso de envejecimiento en 20-30 años. Es decir, vamos a ver la muerte de la muerte». Google es quien financia la Singularity University.
1186