Noticias de "apple"

30-04-2020 | abc.es
La Policía alerta sobre una ciberestafa que busca robar cuentas de Apple
Las estafas de tipo phishing, en las que los atacantes suplantan a una empresa o a una institución para robar información, son, desde hace tiempo, uno de los mayores peligros a los que debe hacer frente el usuario cuando navega por internet. Ahora, la Policía ha alertado a través de redes sociales sobre una nueva estafa de estas características en la que los criminales se hacen pasar por Apple a través de un correo electrónico. El objetivo que persiguen es que la víctima revele los datos de su cuenta dentro de la plataforma de la manzana mordida.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">?No, no han detectado un problema en tu cuenta de <a href="https://twitter.com/hashtag/Apple?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Apple</a> .. Desconfía de este tipo de mensajes y comprueba antes de pinchar en el enlace, su veracidad <a href="https://twitter.com/hashtag/NoPiques?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#NoPiques</a>, es <a href="https://twitter.com/hashtag/phishing?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#phishing</a> <a href="https://t.co/GyzhWM3Ynu">pic.twitter.com/GyzhWM3Ynu</a></p>&mdash; Policía Nacional (@policia) <a href="https://twitter.com/policia/status/1254688484326952960?ref_src=twsrc%5Etfw">April 27, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> En el correo que ha mostrado la Policía a través de una publicación en Twitter, se puede ver como la dirección remitente del correro es iService Information. En el cuerpo del texto se afirma que la cuenta de Apple del usuario está bloqueada y, a continuación se recogen los supuestos pasos que se deben seguir para recuperar el control. Se trata de una ciberestafa bastante evidente, ya que Apple nunca contactaría con un usuario empleando un dominio diferente al propio de la empresa (apple.com). Asimismo, el que el texto esté redactado en inglés es otro detalle del que se debe desconfiar. En España los mensajes de la empresa de la manzana se envían en castellano, por lo que estamos ante una campaña lanzada a nivel internacional. Qué hacer si recibe este correo En los ataques de tipo phishing, donde los ciberdelincuentes suplantan a una empresa para conseguir las claves personales de los usuarios en plural, porque este tipo de acciones van dirigidas a varios interneutas. Los expertos en ciberseguridad recomiendan usar el sentido común y no hacer caso a ningún correo, SMS o mensaje de WhatsApp sobre el que se tenga la más minima sospecha. Si hay dudas sobre el origen y la veracidad de la comunicación, lo mejor que se puede hacer es entrar en contacto con la empresa o la persona que, supuestamente, la firma para salir de dudas por otra vía. Ya sea a través de un correo dirigido a su cuenta oficial o de una llamada telefónica. Asimismo, varias empresas cuentan con consejos en los que se indica cómo actuar ante una estafa como la anterior.
29-04-2020 | abc.es
Apple y Google inician las pruebas de la herramienta de rastreo de contagios del coronavirus
La tecnología se ha revelado como una gran ventaja adicional durante la pandemia de Sars-CoV 2, el nuevo coronavirus que ha provocado la muerte de más de doscientas mil personas en todo el mundo. Como una de las grandes esperanzas para reducir el número de infecciones y ayudar a las fases de desescalada se han diseñado algunas alternativas para rastrear contagios. En pleno debate sobre las ventajas de los modelos descentralizados y centralizados, la propuesta que ha unido a Apple y Google se ha convertido en una de las que ha despertado mayor interés. Tras su fase de desarrollo, desde este miércoles ya han empezado las pruebas con las autoridades sanitarias. La idea es que los desarrolladores puedan iniciar las pruebas pertinentes para poder corregir algunas funciones. Se trata de una herramienta de tipo API, es decir, que servirá para desarrollar distintas aplicaciones compatibles por lo que las autoridades sanitarias podrán desarrollar sus propias sus propios servicios además de funcionar de manera transversal entre ambos sistemas operativos (iOS y Android, que acumulan más del 95% de cuota de mercado). Representantes de Apple y Google han asegurado que uno de los objetivos de esta fase, además de realizar pruebas antes de su lanzamiento a mediados de mayo, es «promover la retroalimentación entre ambas partes», lo que ayudará a «mejorar las diferentes características». El próximo viernes, además, se anunciarán más detalles para conocer el funcionamiento real de la herramienta de notificaciones, que estará basado en tecnología inalámbrica Bluetooth y con un enfoque privado por medio de identificados cifrados, con lo que ambas empresas prometen una absoluta privacidad de los datos de los usuarios. «Debido a nuestro enfoque en la privacidad y la seguridad de los datos, el nivel de riesgo de exposición se calcula en la aplicación en los dispositivos de los usuarios y no se comparte con Apple o Google», prometen ambas empresas. En el marco de este proyecto, Apple entregará la primera versión beta de Xcode 11.5, una «semilla» de pre-lanzamiento de las herramientas de desarrollo que contiene una nueva versión del kit de desarrollo para iOS que incorpora la API de notificación de exposición. Además, la compañía está lanzando la tercera versión de pruebas de iOS 13.5, la primera versión preliminar de la plataforma que contiene el código necesario para ejecutar aplicaciones creadas utilizando esta API de notificación de la exposición al nuevo coronavirus Covid-19. También Google ha entregado una actualización de prueba de Google Play Services para que los desarrolladores puedan comenzar a hacer sus pruebas con Android Developer Studio. Con este anuncio, se espera que las autoridades sanitarias trasladen sus comentarios para «definir y calcular el nivel de riesgo de exposición que pueden asignar a los usuarios» en caso de que se les notifique que han estado expuestos a una persona que haya dado positivo en el test de Covid-19.
28-04-2020 | abc.es
El iPhone 12 podría llegar a las tiendas más tarde de lo esperado
La explosión de la pandemia de Covid-19 no solo ha obligado a que buena parte de la población mundial permanezca en sus domicilios. También ha provocado que varias tecnológicas hayan tenido que revisar el calendario y buscar una nueva fecha de lanzamiento para sus dispositivos. Ahora, según apuntan fuentes de Apple a «The Wall Street Journal», la compañía ha tomado la decisión de retrasar la producción de la familia iPhone 12, el próximo buque insignia de la marca de la manzana, un mes. A pesar de que, en principio, el lanzamiento de los «smartphones» no corre peligro, el medio estadounidense expresa que su llegada a los comercios se producirá más tarde de lo esperado. Cabe recordar que Apple, tradicionalmente, presenta sus «smartphones» en los meses de septiembre. De acuerdo con la información de «The Wall Street Journal», los iPhone 12 no romperán con la tradición. Tim Cook, CEO de la empresa, los mostrará al mundo en el mes habitual, pero, probablemente, no estarán disponibles hasta octubre. Según publicaba «Bloomberg» hace unos días, el iPhone 12 será el primer móvil de Apple con conectividad 5G. La compañía estadounidense, a diferencia de Huawei o Samsung, se ha echo de esperar en lo que a la adopción de la nueva red. Asimismo, el medio recoge que la familia estará compuesta por cuatro «smartphones» que, de acuerdo con las filtraciones, contarán con pantallas más grandes que las propias de los iPhone 11. El portal también destacaba que Apple ha estado trabajando en una versión más económica de su altavoz inteligente casero, el HomePod, cuyo lanzamiento se espera también para este año, y de los Apple Tag, que permitirían a los usuarios buscar sus objetos, como su cartera o las llaves.
27-04-2020 | abc.es
Así es Messenger Rooms: la alternativa de Facebook a Zoom con videollamadas de hasta 50 personas
Facebook lanzó este viernes un nuevo servicio de teleconferencias, Messenger Rooms, que se une a los que ya ofrecía la empresa de la red social y que está pensado para competir con el auge vivido por Zoom a causa de las restricciones a la movilidad por la pandemia de Covid-19. Facebook aseguró que próximamente Messenger Rooms permitirá videollamadas de hasta cincuenta personas (las llamadas de Messenger -propiedad de Facebook- en la actualidad solo permiten ocho participantes), aunque por el momento ese número es más reducido y el límite es distinto para cada usuario. Igual que en el caso de Zoom, los usuarios de Messenger Rooms pueden invitar a otros internautas a unirse a las videollamadas mediante un enlace que se puede compartir tanto por el móvil como por el ordenador, y no hay necesidad de descargar ninguna aplicación ni crearse una cuenta (se puede participar, por tanto, sin tener cuenta de Facebook). El nuevo servicio es totalmente gratuito, no tiene límite de duración para las videoconferencias e incluye funcionalidades como realidad aumentada y filtros de imágenes y colores. El anuncio de Facebook tiene lugar dos días después de que Zoom, que hasta antes de la crisis sanitaria era una aplicación menor y relativamente desconocida, alcanzase los 300 millones de usuarios a causa del gran incremento de actividad experimentado en marzo y abril. El éxito y crecimiento repentino de Zoom como consecuencia del aumento del teletrabajo y las clases digitales ha venido acompañado de multitud de quejas por fallos en la seguridad de las comunicaciones y poco respeto a la privacidad de los usuarios. Uno de los problemas más habituales que están encontrando sus usuarios es que internautas que no han sido invitados aparecen por sorpresa en las teleconferencias, un fenómeno bautizado como «zoombombing» y que ha hecho que instituciones educativas, Gobiernos y empresas hayan dejado de usar la plataforma y, en el caso de Google, hasta la hayan prohibido a sus empleados. Además de con Zoom, Messenger Rooms deberá competir con otras populares aplicaciones de rivales como Microsoft (propietaria, entre otras, de Skype), Cisco, Google, Apple y Houseparty.
25-04-2020 | abc.es
Apple y Google prometen cerrar el rastreo de contactos cuando pase la pandemia de Covid-19
Apple y Google aseguraron este viernes que desactivarán el proyecto conjunto de rastreo de contactos sociales anunciado hace dos semanas para hacer frente a la Covid-19 en cuanto la pandemia haya remitido, tratando así de calmar los temores de que la práctica se perpetúe. En una llamada telefónica con la prensa, ambas empresas explicaron que quienes determinarán si el Covid-19 ya no supone un riesgo inminente serán las autoridades sanitarias de cada región, pero que en cualquier caso su objetivo no es mantener activo el proyectos de manera indefinida. Las dos firmas sorprendieron a principios de abril con una alianza sin precedentes en un entorno de gran competencia en la industria tecnológica al revelar que estaban trabajando conjuntamente en un proyecto para usar datos de movilidad de las personas en la lucha contra la pandemia de Covid-19. La idea es aprovechar la ubicuidad de los sistemas operativos para móviles de Apple con iOS y Google con Android para recabar y poner a disposición de las autoridades sanitarias en todo el mundo datos de movilidad y de contactos entre individuos que permitan hacer un mejor seguimiento y predicciones de las infecciones de Covid-19. Se trata de un planteamiento que ya se ha llevado a cabo en países asiáticos como China y Corea del Sur y que plantea serias dudas acerca de la privacidad de la información de los usuarios, algo que Apple y Google dicen haber sido capaces de mitigar mediante el uso de Bluetooth (una tecnología menos invasiva que, por ejemplo, la geolocalización) y el carácter «voluntario» de los programas. La alianza entre los propietarios de los dos sistemas operativos para móviles más presentes en el mundo tendrá dos patas: por un lado, ambas compañías sacarán en mayo una serie de interfaces de programación de aplicaciones (API) compatibles tanto con Android como con iOS. Las API son el marco dentro del que operan los sistemas informáticos, e históricamente las de Android e iOS no han sido compatibles entre ellas, lo que, de facto, dificultaba mucho e incluso llegaba a impedir en algunos casos la correcta comunicación entre ambos sistemas. Las nuevas API que saldrán en mayo, sin embargo, permitirán una comunicación fluida entre Android e iOS con la idea de que las aplicaciones oficiales que creen las distintas autoridades sanitarias puedan descargarse tanto en iOS como en Android y la información que recaben pueda ser agregada sin importar cuál es el lenguaje informático de cada aparato. Por otro lado, Apple y Google crearán «en los próximos meses» una plataforma que permita el seguimiento de las interacciones entre individuos mediante el uso de tecnología Bluetooth -presente en la gran mayoría de teléfonos móviles- y que debería constituir una solución más «robusta» que la conseguida con las API. Así, por ejemplo, si una persona entra en contacto con otra que ha dado positivo o que después de la interacción da positivo por coronavirus, podrá recibir un aviso en su teléfono y someterse a una cuarentena para determinar si se produjo infección.
25-04-2020 | abc.es
Apple y Google prometen cerrar el rastreo de contactos cuando pase la pandemia de coronavirus Covid-19
Apple y Google aseguraron este viernes que desactivarán el proyecto conjunto de rastreo de contactos sociales anunciado hace dos semanas para hacer frente a la Covid-19 en cuanto la pandemia haya remitido, tratando así de calmar los temores de que la práctica se perpetúe. En una llamada telefónica con la prensa, ambas empresas explicaron que quienes determinarán si el Covid-19 ya no supone un riesgo inminente serán las autoridades sanitarias de cada región, pero que en cualquier caso su objetivo no es mantener activo el proyectos de manera indefinida. Las dos firmas sorprendieron a principios de abril con una alianza sin precedentes en un entorno de gran competencia en la industria tecnológica al revelar que estaban trabajando conjuntamente en un proyecto para usar datos de movilidad de las personas en la lucha contra la pandemia de Covid-19. La idea es aprovechar la ubicuidad de los sistemas operativos para móviles de Apple con iOS y Google con Android para recabar y poner a disposición de las autoridades sanitarias en todo el mundo datos de movilidad y de contactos entre individuos que permitan hacer un mejor seguimiento y predicciones de las infecciones de Covid-19. Se trata de un planteamiento que ya se ha llevado a cabo en países asiáticos como China y Corea del Sur y que plantea serias dudas acerca de la privacidad de la información de los usuarios, algo que Apple y Google dicen haber sido capaces de mitigar mediante el uso de Bluetooth (una tecnología menos invasiva que, por ejemplo, la geolocalización) y el carácter «voluntario» de los programas. La alianza entre los propietarios de los dos sistemas operativos para móviles más presentes en el mundo tendrá dos patas: por un lado, ambas compañías sacarán en mayo una serie de interfaces de programación de aplicaciones (API) compatibles tanto con Android como con iOS. Las API son el marco dentro del que operan los sistemas informáticos, e históricamente las de Android e iOS no han sido compatibles entre ellas, lo que, de facto, dificultaba mucho e incluso llegaba a impedir en algunos casos la correcta comunicación entre ambos sistemas. Las nuevas API que saldrán en mayo, sin embargo, permitirán una comunicación fluida entre Android e iOS con la idea de que las aplicaciones oficiales que creen las distintas autoridades sanitarias puedan descargarse tanto en iOS como en Android y la información que recaben pueda ser agregada sin importar cuál es el lenguaje informático de cada aparato. Por otro lado, Apple y Google crearán «en los próximos meses» una plataforma que permita el seguimiento de las interacciones entre individuos mediante el uso de tecnología Bluetooth -presente en la gran mayoría de teléfonos móviles- y que debería constituir una solución más «robusta» que la conseguida con las API. Así, por ejemplo, si una persona entra en contacto con otra que ha dado positivo o que después de la interacción da positivo por coronavirus, podrá recibir un aviso en su teléfono y someterse a una cuarentena para determinar si se produjo infección.
24-04-2020 | abc.es
Bill Gates critica la herramienta para contener el coronavirus de Apple y Google
Bill Gates, cofundador de Microsoft, ha criticado la herramienta que están desarrollando en equipo Google y Apple para ayudar a contener la pandemia de Covid-19. En una reciente entrada en su blog personal, el magnate y multimillonario, afirma que los sistemas basados en el empleo de Bluetooth para informar a los usuarios de que han estado expuestos a un contagio «pueden ayudar a algunos», pero resultan algo limitados. «La idea es que si alguien da positivo, su teléfono puede enviar un mensaje a otros para que sus propietarios puedan hacerse la prueba. Si la mayoría de las personas instalaran voluntariamente este tipo de aplicación, probablemente ayudaría a algunos. Una limitación es que el infectado no tiene que estar en el mismo lugar al mismo tiempo para infectar a alguien: puede dejar el virus en la superficie. Este sistema perdería este tipo de transmisión», expresa Gates. La herramienta que están desarrollando Apple y Google, pensada para que gobiernos e instituciones públicas hagan uso de ella, está basada en la conexión entre los Bluetooth de los usuarios para ser funcional. Tanto los dispositivos con sistema operativo iOS como los que utilizan Android. Su funcionamiento es bastante simple: cuando una persona que cuenta con el servicio se acerca a otra, por ejemplo, de camino a la compra o paseando al perro, sus terminales intercambian información. En caso de que alguna de las dos enferme por coronavirus, tendrá que informar a través de la aplicación. En ese momento, se avisará a todos aquellos que han estado cerca de que han estado expuestos al contagio. El problema, según Gates, es que el portador de Covid-19 puede dejar el virus sobre una superficie con la que haya entrado en contacto. No hace falta que esté presente para enfermar a terceros, por lo que el sistema «perdería este tipo de transmisión». El cofundador de Microsoft, sin embargo, muestra más esperanzas en los sistemas para detectar contagios que están implementando los gobiernos de países afecatados en estos momentos. Especialmente, en el de Alemania. «Creo que la mayoría de los países utilizarán el enfoque que está utilizando Alemania, que requiere entrevistar a todos los que dan positivo y usar una base de datos para asegurarse de que haya un seguimiento con todos los contactos. El patrón de infecciones se estudia para ver dónde es más alto el riesgo y la política puede necesitar cambios. En Alemania, si alguien se hace la prueba y se confirma que es positivo, el médico tiene la obligación legal de informar a la oficina de salud del gobierno local. El médico debe proporcionar todos los datos personales (nombre, dirección, número de teléfono) para que la oficina de salud pueda contactar a la persona y asegurarse de que se aíslen», explica Gates. «Luego, la oficina de salud local comienza el proceso de búsqueda de contactos. Entrevistan a la persona infectada, descubren cómo ponerse en contacto con todas las personas que ha conocido en las últimas semanas y se ponen en contacto con esas personas para pedirles que se autoaislen y se hagan una prueba.»,continúa. A su vez, el magnate remarca que «cada sistema de salud tendrá que descubrir cómo formar personal para que este trabajo se realice de manera oportuna. Todos los que hacen el trabajo tendrían que estar debidamente capacitados y se les exigirá que mantengan toda la información en privado. Se pedirá a los investigadores que estudien la base de datos para encontrar patrones de infección, nuevamente con salvaguardas de privacidad».
24-04-2020 | abc.es
Descubren una grave vulnerabilidad en iPhone y iPad que pone tus datos en peligro
La seguridad total en internet no existe. Independientemente de la marca que haya fabricado su dispositivo y del sistema operativo con el que cuente. Un reciente estudio elaborado por la empresa de seguridad móvil estadounidense Zecops afirma que ha encontrado una vulnerabilidad en la aplicación de Mail (correo, en castellano) de los teléfonos iPhone y las tabletas iPad. Asimismo, entre sus páginas se expresa que resulta bastante probable que ese fallo de seguridad haya puesto en riesgo la información de los dispositivos de 500 millones de usuarios. Lleva existiendo desde 2018. Según afirmó en declaraciones a «Reuters» Zuk Avraham, director ejecutivo de ZecOps, esta puerta trasera ya ha sido empleada por los ciberdelincuentes para robar los datos de varios usuarios. Apple, por su parte, ha reconocido al mismo medio que el fallo en la aplicación de Correo, efectivamente, existe. Asimismo, la tecnológica de Cupertino asegura que está trabajando para solventar el problema mediante el lanzamiento de una próxima actualización. A pesar de ello, no ha querido confirmar si la vulnerabilidad ya ha sido explotada por ciberdelincuentes. Para explotar la vulnerabilidad, según explica Zecops, los atacantes envían un mensaje aparentemente en blanco a una cuenta de correo de usuarios que cuentan con un dispositivo de la firma de la manzana. En el momento en que la víctima lo abre, la aplicación de Mail sufre un bloqueo que obliga a la víctima a reiniciar el terminal. Es entonces cuando los ciberdelincuentes podrían acceder y robar información desde dentro de la «app». Los investigadores de Zescop destacan que todos los iPhones e iPads con sistema operativo iOS 6 o superior se ven afectados. Entre estos se incluye, evidentemente, la versión más reciente del sistema operativo: 13.4.1. Es más, según expresan, la vulnerabilidad es especialmente grave en iOS 13, puesto que no se necesita la interacción con el usuario para comprometer el dispositivo. Tan solo que la aplicación de Mail se esté ejecutando en segundo plano. Por su parte, en iOS 12 se necesita que la víctima pulse sobre el correo malicioso, activándose el ataque antes de que se muestre el contenido del mensaje. Además, los atacantes pueden realizar múltiples intentos de explotar esta vulnerabilidad, sin que el usuario note nada extraño más allá de una ralentización temporal del dispositivo en iOS 13 o que la aplicación de correo se detenga abruptamente en iOS 12. Respecto a las víctimas de este tipo de ataque, Zecops afirma que ha afectado a los miembros de compañías ubicadas en Estados Unidos, Japón, Alemania, Arabia Saudí e Israel. Según Patrick Wardle, experto en seguridad de Apple y exinvestigador de la Agencia de Seguridad Nacional de EE. UU. consultado por «Reuters», este descubrimiento «confirma lo que siempre ha sido un secreto bastante mal guardado: que los adversarios con recursos suficientes pueden infectar de forma remota y silenciosa dispositivos iOS completamente parcheados». Cabe recordar que Apple suele ser reconocida tanto por su seguridad como por el respeto que tienen sus dispositivos por la privacidad del usuario. Una fama de la que no disfrutan, sin embargo, los dispositivos con sistema operativo Android.
23-04-2020 | abc.es
Eugene Kaspersky: «Un ciberataque contra los hospitales es un atentado terrorista»
El coronavirus no solo ha puesto en riesgo la salud de todos, también se ha convertido en la herramienta predilecta de los ciberdelincuentes para lanzar ataques en internet. Durante los últimos meses, las empresas de ciberseguridad han estado alzando la voz sobre las numerosas amenazas a las que el internauta, día sí, día también, debe enfrentarse a causa de la pandemia. Desde correos falsos en los que se afirma que se ofrece información sobre el virus, hasta intentos de ciberestafa en los que se anuncia a la víctima de que ha sufrido un ERTE para que entregue sus datos. E, incluso, intentos de secuestro de centros hospitalarios. Eugene Kaspersky, CEO de la empresa de ciberseguridad Kaspersky, así como otros expertos de la compañía, ha expresado en un encuentro digital con medios internacionales -al que asistió ABC en exclusiva para España- que no hay duda de que, mientras el virus cause preocupación social, los atacantes seguirán utilizándolo para sus fines. «Los cibercriminales siempre han trabajado desde casa, y ahora siguen haciéndolo. Las empresas tienen que aprender a utilizar mejor las herramientas que ofrece internet, pero no creo que la red vaya a terminar con la comunicación cara a cara, que es lo mejor. Con el tiempo todo volverá a la normalidad, pero tendremos más trabajo porque habrá conversaciones en persona y más en internet», explicó Kaspersky sobre la ciberseguridad en tiempos de coronavirus y su futuro próximo. Hospitales y ciberestafas Durante la videoconferencia, los expertos explicaron que, en estos momentos, es difícil saber qué países están siendo más atacados. Sin embargo, remarcaron que las amenazas relacionadas con el coronavirus no han dejado de crecer durante las últimas semanas. Asimismo destacaron los ataques contra centros hospitalarios como el principal riesgo actual. «Llevamos vigilando cómo los criminales están explotando el coronavirus desde principios de marzo. En ese tiempo hemos visto varios ataques contra hospitales e instituciones sanitarias. Por ejemplo, un ataque contra el Departamento de Salud de Estados Unidos. Hay personas que afirman que estuvo patrocinado por un país, pero es difícil de confirmar. También hemos visto muchos ataques de este tipo en centros que van desde Japón hasta Europa», dijo Costin Raiu, director del equipo de investigación y seguridad de Kaspersky. Efectivamente, el mes pasado el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos sufrió un ciberataque en su sistema informático. El objetivo que perseguían los atacantes era el de ralentizar los sistemas de la agencia. Algo que, según fuentes consultadas por «Bloomberg», no consiguieron. Este caso se producía escasas horas después de que el Hospital Universitario de Brno, la segunda mayor ciudad de la República Checa, se viese bloqueado por un virus que logró secuestrar los dispositivos electrónicos del centro y obligó a posponer intervenciones quirúrgicas de urgencia. También forzó el traslado de pacientes en situación delicada a otros centros sanitarios. España tampoco ha sido una excepción en lo que se refiere a esta amenaza. José Ángel González, comisario principal y director operativo de la Policía Nacional, destacó el pasado 23 de marzo, durante la comparecencia del Comité de Gestión Técnica, la detección de un virus informático muy peligroso dirigido por correo a personal sanitario llamado NetWalker. Para Eugene Kaspersky, este tipo de ataques, sobre cuyo aumento ya ha llamado la atención, incluso, Interpol, deben ser considerados como actos terroristas: «En estos momentos, un ciberataque contra hospitales es igual que un atentado terrorista. Quienes los llevan a cabo están cometiendo el peor error de sus vidas». Raiu, por su parte, quiso remarcar que el enorme trabajo que se está realizando en los centros sanitarios en estos momentos juega a favor de los atacantes: «Los trabajadores están ocupados con el cuidado de los pacientes. Tradicionalmente prestan menos atención a los sistemas informáticos que, además, en ocasiones no son lo suficientemente punteros. Resulta difícil justificar el gasto en servicios de ciberseguridad cuando ese mismo dinero podría ser destinado a nuevo equipamento médico». Desde la compañía, también llamaron la atención sobre los ataques de «phishing», en los que los cibercriminales utilizan el virus para hacerse pasar por terceros, engañar a la víctima y conseguir sus datos y claves bancarias. En España se han descubierto varias estafas de este tipo durante los últimos meses. Desde correos en los que se anuncian ERTES y se solicitan datos de banca online, hasta mensajes de tipo SMS o WhatsApp en los que se suplanta a organismos como el Ministerio de Sanidad o la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Lo que más estamos viendo ahora mismo son campañas de ?phishing?. Pero también muchas ?fake news? y bulos relacionados con la enfermedad. Se están compartiendo muchos mensajes con enlaces que te llevan, teóricamente, a páginas en las que se solicita participación contra el virus y se pide, por ejemplo, que se rellenen formularios con datos personales. Y no sabemos quién hay detrás y qué es lo que va a hacer con esa información», expresaba hace unas semanas a este diario Ruth García, técnico de ciberseguridad del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Por otra parte, los expertos de Kaspersky ponen en relieve que los ciberdelincuentes están tratando de aprovecharse del trabajo en remoto. Tan extendido actualmente a causa de la pandemia. «Todo el mundo está haciendo conferencias en remoto. Los cibercriminales han estado creando programas falso que se difrazan de soluciones para trabajar desde casa para robar datos. También nos hemos encontrado con varios casos en los que han conseguido penetrar en las redes de teletrabajo contruidas por las empresas», remarcó Yury Namestnikov, director del centro de investigación de la firma. Asismismo, los archivos con código malicioso en los que, aparentemente, se ofrece información sobre el coronavirus se han convertido en otro gran riesgo para la seguridad de los internautas. Cabe recordar que el pasado mes de febrero, antes de que el virus comenzase a golpear con fuerza fuera de las fronteras de China, el equipo de investigación de Kaspersky encontró archivos en la red que estaban destinados a infectar los dispositivos de la víctima con código malicioso. «Sabemos que los ciberdelincuentes tienden a explotar temas populares y con gran repercusión en los medios de comunicación ya que son los más buscados por los usuarios. La probabilidad de que una persona descargue un archivo malicioso, cuya apariencia es la de uno relacionado con un tema de actualidad, es más alta», explicaba entonces a ABC Vladimir Kuskov, jefe de investigación de amenazas de Kaspersky. Privacidad en tiempos de pandemia Países como Francia y Alemania, así como empresas tecnológicas como Apple y Google, están dedicando esfuerzos al desarrollo de aplicaciones y otras herramientas destinadas a combatir la pandemia. Para ser funcionales, muchas recopilan datos de ubicación para conocer si algún usuario ha entrado en contacto con alguien infectado. Los expertos de Kaspersky entienden esta necesidad, pero se muestran preocupados por las dudas de privacidad que implica que un estado tenga acceso a los movimientos de la ciudadanía. Especialmente, cuando todo esto termine. «Tiene que haber equilibrio entre privacidad y seguridad. En una situación muy grave, como la actual, entiendo que los gobiernos quieran monitorizar estos datos. Los usan para hacer un seguimiento de tus movimientos para saber si estás en contacto con gente contagiada. No obstante, cuando termine todo esto, me preocupa que resulte difícil que los gobiernos renuncien a esos poderes», expresó Kaspersky. Raiu, por su parte, apuntó que «algunas de estas tecnologías serán demasiado interesantes para renunciar a ellas. Las grandes empresas pueden querer quedarse con estas herramientas de monitorización. Hay que tener en cuenta que todos los datos que recopilan sobre nosotros pueden ser empleados más adelante para crear productos que ni siquiera sabemos que queremos». Cómo protegerse Respecto a las medidas que deben tomar los usuarios para evitar los ciberataques en los que se emplea el coronavirus como cebo, los expertos de Kaspersky recomiendan contar con contraseñas robustas en redes sociales y demás plataformas en línea, así como en las redes WiFi. También se debe mantener actualizados los sistemas y contar con un antivirus competente.
22-04-2020 | enter.co
Como el mundo de los celulares no se detiene, Motorola se tomó el medio de la semana para lanzar su nuevo equipo insignia. Se trata de una nueva gama de dispositivos que están tomando un giro diferente a lo que Apple o Samsung han hecho con sus lanzamientos: apostar a dispositivos de gama alta con […]
12