Noticias de "apple"

01-01-1970 | abc.es
En casa del tecnólogo, cuchillo de palo
Hoy en día se da una paradoja, coexisten dos generaciones separadas no solo en franjas de edad, sino también por el tiempo tecnológico al que han caído. Por un lado, aquellos que han llegado por las buenas (o por las malas) al mundo de los dispositivos móviles y, por otro, los que han nacido en un entorno donde internet domina nuestra vida casi al completo. En esta situación los patrones de conducta han cambiado. También en la cuestión más importante de los padres, educar a sus hijos. Las dudas que les asaltan en materia educativa doméstica son muy amplias. Es cierto que cada maestrillo tiene su librillo, pero en aspectos tan aparentemente banales como decidir el tiempo de exposición sobre las pantallas y los dispositivos electrónicos no hay consenso que valga. La situación es delicada puesto que los niños de hoy en día acceden a los móviles fácilmente y con mayor frecuencia. Un escenario que va a más. El número de niños españoles de entre 4 y 13 años de edad que se conectan a internet ha aumentado en un 6,8% en los últimos cinco años, según datos del Estudio General de Medios. Aunque existe cierta preocupación social, la gran mayoría de padres desconoce la existencia de filtros parentales y dejan expuestos, sin vigilancia, a menores. Esta situación ha introducido nuevas preocupaciones a la hora de plantearse la educación, y más teniendo en cuenta los nuevos hábitos que ha generado internet como la multitarea, que ha desembocado en una reducción de las capacidades de concentración y atención. Una muestra inquietante en opinión de personas que, curiosamente, han enfocado sus negocios en el campo de las nuevas tecnologías y en encontrar la fórmula secreta para convertir a la sociedad en adicta a internet. En casa del herrero, cuchillo de palo. Esta es la máxima que pretende aplicar a su vida personal Tim Cook, consejero delegado de Apple, quien recientemente ha mostrado sus preocupaciones sobre el abuso de la tecnología entre los jóvenes. «No quiero que mi sobrino esté en redes sociales», sostuvo durante una visita a Harlow College en Essex (Reino Unido), una de las setenta instituciones europeas que aplicará un programa para impartir conocimientos de programación. «No creo en el abuso de la tecnología. No soy una persona que dice que hemos logrado el éxito si los utilizas todo el tiempo» Con el debate sobre la influencia negativa en la sociedad de las plataformas digitales al rojo vivo, empiezan a surgir voces autorizadas que animan, al menos, a hacer una reflexión acerca de los efectos perniciosos del abuso de las nuevas tecnológicas. Cook se posiciona a favor de inculcar conocimientos y aptitudes para sacar provecho de la innovación en lugar de utilizar por inercia dispositivos electrónicos. «No creo en el abuso de la tecnología. No soy una persona que dice que hemos logrado el éxito si los utilizas todo el tiempo», puntualiza. En su opinión, incluso en materias asistidas por equipos informáticos como el diseño «la tecnología no debe dominar». Chamath Palihapitiya, antiguo presidente de Facebook, una de las empresas tecnológicas que han basado su negocio en crear necesidad y adicción entre las personas, lleva tiempo haciendo una campaña anti redes sociales. La premisa que defiende ahora es alertar de los riesgos de una sustitución de los periodos de interacción social en favor de las comunicaciones digitales. Un problema que se va repitiendo en edades cada vez más tempranas y que ha modificado las conductas adolescentes. Por esta razón, anima a los niños a salir a la calle y a realizar actividades de cualquier tipo («que se pelen las rodila, que se caigan, que jueguen», sugiere). Este gurú, que en la actualidad dirige un fondo de inversión en Palo Alto (California), desvela el método educativo que aplica a sus tres hijos: «Ni iPad ni iPhone ni ordenador. En casa no hay tiempo para pantallas. Quiero que estén con sus amigos. En ocasiones vemos películas», señalaba en una reciente entrevista para la cadena de televisión «CNBC». «Ni iPad ni iPhone ni ordenador. En casa no hay tiempo para pantallas. Quiero que estén con sus amigos. En ocasiones vemos películas» Algo debe rondarle por la cabeza a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook y buen conocedor de los trucos para crear adicción a las redes sociales, cuando su cuenta personal la gestiona un equipo de 12 personas. Entre otros aspectos más contradictorios es que cualquier usuario puede bloquear a otro cuando guste, pero no a «Zuck». Pero tampoco los ejecutivos más importantes de la compañía tienen una presencia en esta red social como lo haría el común de los mortales. Según desvela «The Guardian», nadie puede agregarlos como amigos, rara vez publican contenido y, para colmo, mantienen en privado cierta información que la plataforma sugiere que se haga pública de manera predeterminada como la cantidad de amigos que tienen. Gestores de redes sociales pero, a su vez, ajenos al medio. De los directivos de Twitter, la mayor red de «microblog», se le ha cuestionado en muchas ocasiones que casi ninguno «tuitea». Es decir, aquellos que tienen que convencer a millones de personas a utilizar su plataforma no son «tuiteros». Únicamente cuatro de los principales ejecutivos publican más de una vez al día. Una excepción que rompe el cofundador Jack Dorsey, que ha compartido unos 23 mil mensajes desde que iniciara sus andadas en 2006 como el primer «tuitero», pero se trata de una cifra muy inferior de la media de usuarios que han estado unos diez años. Lo paradójico es que, también, no suele responder y evita meterse en berenjenales dialécticos, la salsa de la plataforma. «Amo todavía la tecnología informática, pero si queremos mejorar nuestras vidas debemos ocuparnos de cuestiones más elementales, como la supervivencia de los niños y los recursos alimenticios» A los 20 años ya era multimillonario gracias a expandir el uso de su software por todo el planeta. Desde entonces, pocas veces se ha descolgado de la lista de personas más ricas del mundo. Pero, al contrario de lo que se podría presuponer, algunos de los mayores expertos en tecnología han defendido su uso razonable. Otro de ellos ha sido Bill Gates, cofundador de Microsoft, padre de tres hijos, aseguraba en 2014 que «Internet no salvará al mundo» y nunca ha ocultado sus postura crítica de «llevar internet a todos como prioridad». Desde que abandonara el cargo hace diez años se ha dedicado a la filantropía. Su mensaje: «amo todavía la tecnología informática, pero si queremos mejorar nuestras vidas debemos ocuparnos de cuestiones más elementales, como la supervivencia de los niños y los recursos alimenticios». Es más, ha reconocido en múltiples ocasiones que no dejó a sus hijos que fueran propietarios de un teléfono móvil hasta que cumplieran los 14 años de edad, si quiera utilizar la consola Xbox, de la que la empresa es propietaria. Tampoco les permitía utilizarlos en las comidas y cenas. Impuso límites de horarios, una decision que psicólogos expertos en adicciones digitales han recalcado como una labor importante en la educación de los hijos. En su lugar, ha defendido la idea de inculcar procedimientos de enseñanza personalizados e inculcar aptitudes ante los cambios tecnológicos. Otro de los líderes tecnológicos más conocidos en el sector, Pierre Laurent, exgerente de marketing de empresas como Microsoft o Intel, adora la informática. Algo lógico por otra parte, puesto que pueden producir y hacer cosas útiles y facilitarnos la vida. Siempre que se usen correctamente, porque si se abusa de la tecnología se corre el riesgo de ser esclavo de ella. A sus dos hijas, en edades jóvenes, ha querido inculcarles un uso responsable. «Puede ofrecer una hora de pantalla por hora al día, pero los productos multimedia están diseñados para mantener la atención de las personas. No es que haya un intento de dañar a los niños, pero hay una intención de mantenerlos comprometidos», relataba en «The Guardian». «Es importante que aprendan cómo controlar su comportamiento ellos mismos. Simplemente restringir el acceso hace que lo deseen más» También el malogrado Steve Jobs, cofundador de Apple, quiso que ninguno de sus cuatro hijos utilizara algunos de los productos que había inventado. Es más, llegó a prohibir el uso del iPad, la tableta que la compañía presentó en 2010. «Limitamos la cantidad de tecnología que nuestros hijos utilizan en casa», llegó a decir en una entrevista con «The New York Times». Dentro de la propia empresa, el que fuera uno de sus hombres de confianza, Jonathan Ive, cuyos diseños industriales como el del iPad son tan simples que hasta los niños pequeños pueden utilizarlo con facilidad, dijo al «New Yorker» que había establecido límites muy estrictos a sus gemelos de 13 años para evitar exposiciones prolongadas sobre las pantallas. En esa batalla no está solo. Otros talentos tecnológicos pretenden equilibrar la balanza entre uso y adicción en su vida personal. Anne Wojcicki es la directora de la compañía de genómica personal 23andMe, pero también es madre de dos hijos, uno de ellos de su expareja, el cofundador de Google Sergey Brin. Educar es su mayor desafío. «Es importante que aprendan cómo controlar su comportamiento ellos mismos. Simplemente restringir el acceso hace que lo deseen más. Sí, me preocupa a qué podrían estar expuestos en Internet, pero creo que es más importante enseñar a los niños a juzgar. No puedes protegerlos de todo, por lo que debes enseñarles a tomar buenas decisiones», apuntaba.
01-01-1970 | abc.es
El «smartphone» como entorno ideal para las innovaciones invisibles
El teléfono móvil inteligente logró irrumpir hace una década más o menos cambiando para siempre la forma de interactuar entre los demás usuarios y inaugurar un escenario sublime de consumo de contenidos. Mientras los gigantes del sector buscan a su sucesor como el centro de la vida digital de millones de personas, el «smartphone» seguirá durante mucho tiempo como el principal aparato. Realidad aumentada, sistemas de pago móvil o la incorporación de otras tecnologías como el aprendizaje automático vendrán a sumar y no a sustituir este aparato en los próximos cinco años. «Vivimos una época de cambio incesante que cohabita con una pertinaz continuidad», recalca el último informe de predicciones tecnológicas de la consultora Deloitte. De momento, el «smartphone» seguirá formando parte de la vida de los usuarios. Y, además, se consolidará. Los expertos prevén que para 2023 su penetración superará el 90% en los países desarrollados, lo que supondrá un incremento de cinco puntos con respecto a 2018. Los expertos, además, creen que consolidará su posición como el principal acceso a servicios y contenidos digitales. «El éxito del "smartphone" se verá acentuado por un abanico de innovaciones, en su mayoría imperceptibles», reza el informe. Esas futuras funciones «invisibles», que algunas ya están empezando a desarrollarse y llegando a cuentagotas a los dispositivos móviles, permitirán extender el abanico de posibilidades y, por ende, ampliar la experiencia de uso. «La repercusión conjunta será tangible, en forma de una mayor facilidad de uso o una mejora de la funcionalidad, favoreciendo a la absorción cada vez mayor de funciones de otros dispositivos físicos y desplazando todavía más al PC», son otras de las predicciones elaboradas por los expertos. Realidad aumentada, nada nuevo pero más allá Uno de ellos será, sin duda, la realidad aumentada. Se trata de una tecnología que, pese a no ser realmente novedosa, irá a más. Consiste en superponer bajo una imagen estática objetos virtuales, con lo que puede tener, según los expertos, importantes aplicaciones en el campo del diseño industrial, la educación o la medicina. Hay muchos proyectos interesantes ya en funcionamiento. Incluso se ha podido probar en el quirófano como «ayudante» de un cirujano. El dispositivo móvil por antonomasia, el teléfono móvil inteligente, permitirá hacer extensible y popularizar en los próximos años esta tecnología gracias a sacar partido a sus cada vez más potentes cámaras. Empresas como Apple o Google han puesto mucho interés en desarrollarlo, con lo que se entiende que irá a más. Parte de ese éxito se encontrará no solo en el contenido disponible, sino su capacidad para generarlo. Los expertos de Deloitte predicen que más de mil millones de usuarios de «smartphones» producirán contenidos en realidad aumentada «al menos una vez en 2018, mientras que 300 millones serán usuarios regulares, es decir, que crearán contenidos mensualmente y decenas de millones producirán y compartirán contenidos semanalmente». Con todo, se prevé que generará unos ingresos directos para 2020 de 1.000 millones de dólares, lo que supone multiplicar por 10 los de 2018. Aprendizaje automático para todo Otra de las tecnologías más calientes que comenzará a llegar a la vida diaria de las personas se basará en algo que, a priori, es un intangible, casi imperceptible e invisible para los usaurios, el aprendizaje automático o «machine learning». La clásica idea de enseñar a las máquinas y robots a pensar como humanos es cada vez más frecuente en nuestro día a día. Incluso sistemas de procesamiento neuronal ya han llegado al móvil de la mano de firmas como Huawei o Apple, que han aplicado estas innovaciones para adaptarse y surgir funciones personalizadas a los usuarios. La última generación de chips para el aprendizaje automático será la catapulta para hacerlos más «inteligentes» y, por tanto, imprescindibles. Los expertos creen que a finales de este mismo año, más del 25% de los procesadores empleados para acelelar esta tendencia será del tipo FPGA (Field Programmable Gate Arrays o Matriz de puertas programables) y ASIC (Application-Specific Integrated Circuits o Circuito integrado de aplicación específica), dos conceptos diseñados para funciones específicas. Con todo ello, además, se prevé que, además de aumentar las capacidades de los terminales, permitan que «las aplicaciones consuman menos energía y, al mismo tiempo, sean más rápidas, flexibles y potentes». El estudio refleja en que el número de implantaciones y proyectos pilotos de esta tecnología se duplicará con respecto a 2017 y volverá a duplicarse de cara a 2020. El auge del pago por contenidos Por si fuera poco, el teléfono móvil seguirá como ventana principal al consumo de contenidos multimedia. Cada vez más los usuarios comienzan a suscribirse a servicios digitales apostando, con ello, por la calidad de la oferta de contenidos. «El consumo lineal de contenidos y eventos en vivo está en auge en la era digital», recalcan los expertos de Deloitte, quienes creen que para 2018 se genere un volumen de ingresos de 545 mil millones de dólares. Unas cifras que representa un aumento del 1% a nivel global respecto al año anterior. Según pone de manifiesto el informe, la mayor parte de esos ingresos procederán de sectores de medios tradicionales , con la televisión a la cabeza, seguida de la radio. Los eventos en directo como conciertos o conferencias crecerán, a su vez, en su conjunto, hasta alcanzar los 146 mil millones de dólares para este año. Es más, si a finales de 2018, el 50% de los adultos en países desarrollados contará con al menos dos suscripciones a medios exclusivamente online, los expertos predicen que esta media se duplicará en 2020. El estudio también ha puesto de relieve como cada vez hay «mayor predisposición» al pago por contenidos. En 2018, según el documento, habrá 580 millones de suscripciones y 350 millones de suscriptores. Además, la demanda de nuevos géneros como el «streaming» crecerá en torno al 47% mientras que los deportes electrónicos o «eSports» seguirán ganado peso ante esta imparable tendencia. Esto demuestra, según hace hincapié el estudio, que se estabilizará la tendencia de caída en el consumo de televisión; la televisión tradicional disminuirá casi un 15% sobre todo entre el público que se concentra entre los 18 y 24 años.
01-01-1970 | abc.es
Apple reduce a la mitad la producción del iPhone X: ¿se ha vendido poco?
Regalo envenenado. Uno de los terminales más esperados del pasado año y que generó una gran expectación hasta el punto que las colas en las tiendas volvieran tras varios años puede haber «pinchado» en ventas. ¿Culpa del elevado precio? ¿Tardía llegada al mercado? Apple está reduciendo a la mitad su producción del iPhone X, su nuevo modelo de teléfono, ya que las ventas están siendo menores a las esperadas en un primer momento. Según informó «The Wall Street Journal», en el primer trimestre de este año Apple había planeado fabricar 40 millones de teléfonos iPhone X, pero ahora lo bajará hasta 20 millones. Asimismo, todo apunta a que ha reducido en un 60% la compra de componentes para fabricar este iPhone, un modelo que se vende a 1.100 euros, el más caro en la historia de estos teléfonos inteligentes que llegaron a revolucionar el mercado. Este recorte en la producción se había conocido el lunes a partir de datos proporcionados por el diario japonés Nikkei, lo que generó una caída del 2,1% en los títulos de Apple. La firma norteamericana dará a conocer los resultados de su primer trimestre del ejercicio fiscal el próximo jueves, momento en donde se espera conocer el nivel de ventas de los distintos modelos de iPhone entre octubre y diciembre pasados. Los analistas creen que los modelos iPhone 8 y iPhone 8 Plus, lanzados un mes antes que el modelo que celebra el décimo aniversario del producto, han tenido una mayor acogida en el mercado, mientras que modelos anteriores como el iPhone 7 se han seguido vendiendo bastante bien en las tiendas. Desde la consultora Sinolink Securities ponen cifras: 35 millones -diez por debajo de lo previsto- las ventas de unidades de este dispositivo en el primer trimestre. Otro informe, en este caso de la consultora KGI, pone de manifiesto que la firma de la manzana ha vendido menos unidades de lo esperado de su terminal estrella, lo que puede precipitar su cese de fabricación al mismo tiempo que se prepara ya el asalto al mercado con hasta tres nuevos terminales del iPhone. Tres modelos de diseños similares al iPhone X, pero que apostará por dos versiones con pantallas orgánicas OLED (5.8 y 6.5 pulgadas) y una versión algo más económica con pantalla LCD (6.1 pulgadas), según las primeras hipótesis que manejan los analistas. El iPhone X, que está a la venta desde el 3 de noviembre pasado, marca el décimo aniversario de los modelos iPhone y tiene como componente más destacado un sistema de reconocimiento facial llamado Face ID, así como un diseño de pantalla casi sin bordes acorde a las tendencias actuales que rige el mercado de la telefonía móvil inteligente.
01-01-1970 | abc.es
Samsung lanzará pantallas OLED flexibles para sus móviles en 2018
Años han pasado desde que Samsung afirmara que trabajaba en un sistema de pantalla plegable que transformaría los móviles en tablets como el que abre una cartera. Sin dobles pantallas y con continuidad de imagen. Tras rumores de posibles prototipos, de bisagras invisibles y preguntas en el aire, el gigante tecnológico por fin ha dado una fecha: 2018 será el año en el que las pantallas plegables y flexibles llegarán a nuestros bolsillos, con tecnología OLED incluida. Así lo ha afirmado en el informe sobre resultados del cuarto trimestre de 2017, que se ha hecho público este miércoles y en el que se detalla que la compañía surcoreana obtuvo el año pasado un beneficio neto de 31.670 millones de euros, un 85% de aumento con respecto al anterior ejercicio. Los chips han sido su producto estrella, pero planean que las nuevas pantallas OLED plegables sean el relevo. «La compañía espera que la tecnología OLED se convierta en un panel principal en la industria de los teléfonos inteligentes y reforzará sus competencias en nuevas aplicaciones tales como pantallas plegables, automotrices y de TI», han afirmado en un comunicado. Esta apuesta por la telefonía móvil puede estar influida por la disminución de los beneficios de este segmento para la compañía debido a los costes de comercialización: los envíos totales de teléfonos inteligentes disminuyeron, aunque mantuvieron el tipo gracias a modelos tan emblemáticos como el Galaxy Note 8, que vio aumentar sus ventas en el último trimestre. Además, la firma espera un buen arranque de año gracias a las ventas del Galaxy S9, que se presentará en febrero durante el Mobile World Congress de Barcelona. Por otro lado, Samsung pone la vista en la inteligencia artificial y el desarrollo de su asistente de voz Bixby, que también llegará a los electrodomésticos inteligentes. También buscará las ventas aterrizando en el 8K y en el Micro LED con sus televisiones. Muchos retos por delante para la marca que busca hacerle sombra a Apple y sus iPhones.
01-01-1970 | abc.es
EE.UU. se une a la batalla contra la ralentización de los iPhones
De Francia a España pasando por Italia o Corea del Sur hasta llegar a EE.UU. El caso de la ralentización de los iPhone antiguos ha cobrado una dimensión global. El departamento de Justicia norteamericano y la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) han abierto una investigación contra Apple para esclarecer si la política de la compañía de reducir la potencia de los terminales viejos cuando se lanza una nueva actualización de software se ajusta a la ley del país. Por el momento, ya se han presentado treinta demandas colectivas de grupos de consumidores. El fabricante de tecnología de consumo, uno de los tótems de la economía estadounidense, admitió hace un mes que reducía la velocidad y potencia deliberadamente en algunos modelos más antiguos de iPhone (iPhone 7 y anteriores) para evitar que los dispositivos sufrieran apagones y reinicios inesperados. Una eventualidad, no obstante, justificada por la marca en términos de seguridad del consumidor dado que las baterías de iones de litio empleadas en estos aparatos son unos componentes electrónicos que conforme acumulan ciclos de carga pierden capacidad. Lo que era un secreto a voces se confirmó por parte de la propia empresa; en el momento en el que se pone a disposición de los usuarios una nueva versión del sistema operativo se reduce la velocidad de los modelos viejos. La firma norteamericana introdujo esta limitación en una actualización del software hace un año, pero no fue hasta el pasado mes de diciembre cuando se desveló. El descubrimiento fue posible en el momento de hacer una comparación de varias pruebas de rendimiento una vez instalada la versión de iOS más actual. Esta decisión de la compañía, que nunca se informó de forma clara a los compradores de sus productos, ha puesto en alerta a las asociaciones de consumo e instituciones públicas de algunos países en su lucha contra lo que consideran un «fraude» y un caso más de lo que ha venido denominarse «obsolescencia programada», una técnica que consiste en planificar la vida útil de los aparatos electrónicos y que está diseñada para obligar al consumidor a adquirir los productos de nueva generación. En un intento de mitigar las críticas, Apple se ha disculpado publicamente, rebajando por un lado el precio del programa de sustitución de las baterías, y, por otro, con la promesa de que en una próxima actualización del software los usuarios podrán elegir por su cuenta si reducir o no la potencia de su dispositivo cuando la batería muestre signos de deterioro. El pulso del gobierno norteamericano en esta materia se une, además, a la gran presión que vive en estos momentos Apple como consecuencia de las posibles bajas ventas de su producto estrella, el iPhone X, cuya producción, según los rumores, se ha reducido hasta la mitad.
01-01-1970 | abc.es
Estos son los móviles Android en los que se podrá jugar a «Fortnite»
«Fortnite», el videojuego «todos contra todos» de moda entre los jóvenes, es sin duda uno de los éxitos de este curso. El hecho de ser gratuito (si bien lleva compras integradas que hacen más fácil el juego) y multiplataforma (está disponible para PC, videoconsolas e incluso móviles) son los ingredientes que explican su éxito, amén de que los «youtubers» más famosos promocionen sus partidas y torneos desde sus propios canales. En menos de cuatro meses, la versión de «Fortnite» para iOS (el sistema operativo para los móviles de Apple) ha recaudado más de 100 millones de descargas. Imaginen entonces si pueden qué sucederá cuando en agosto aterrice en Android, sistema que rige en la mayoría de móviles del planeta. Primero para Samsung Galaxy Note 9 De momento no hay ninguna confirmación, tan solo pistas y copias maliciosas del videojuego más popular en estos momentos que juegan con la esperanza de muchos de sus seguidores, en gran parte menores de edad. Sin embargo, existen fuertes rumores de que no llegará a la vez en todos los dispositivos y que el próximo buque insignia de Samsung, el Galaxy Note 9 (que se presenta el 9 de agosto) tendrá la exclusiva del juego, al menos por un tiempo. Todos los demás móviles, después Según el portal XDA Developers, los afortunados poseedores de los siguientes dispositivos serán los próximos en tener «Fortnite» en su pantalla móvil: - Google Pixel 2 - Google Pixel 2 XL - Huawei Mate 10 - Huawei Mate 10 Lite - Huawei Mate 10 Pro - Huawei P10 - Huawei P10 Plus - Huawei P10 Lite - Huawei P9 - Huawei P9 Lite - Huawei P8 Lite (2017) - LG G6 - LG V30 - LG V30+ - Motorola Moto E4 Plus - Motorola Moto G5 - Motorola Moto G5 Plus - Motorola Moto G5s - Motorola Moto Z2 Play - Nokia 6 - Razer Phone - Samsung Galaxy A5 (2017) - Samsung Galaxy A7 (2017) - Samsung Galaxy J7 Prime (2017) - Samsung Galaxy J7 Pro (2017) - Samsung Galaxy Note 8 - Samsung Galaxy On7 (2016) - Samsung Galaxy S9 - Samsung Galaxy S9+ - Samsung Galaxy S7 - Samsung Galaxy S7 edge - Samsung Galaxy S8 - Samsung Galaxy S8+ - Sony Xperia XA1 - Sony Xperia XA1 Ultra - Sony Xperia XA1 Plus - Sony Xperia XZ - Sony Xperia XZs - Sony Xperia XZ1 La lista se irá actualizando, ya que hay algunos terminales de reciente lanzamiento que no están incluidos en la lista. Para este grupo de afortunados, «Fortnite» seguramente llegará a principios de septiembre.
01-01-1970 | abc.es
El recelo hacia las marcas chinas no afecta a Huawei: desbanca a Apple y se acerca a Samsung en ventas
Huawei ha desbancado a Apple como segunda empresa que más móviles ha vendido durante el segundo trimestre de 2018 con 54,2 millones de dispositivos, y la desbanca de la segunda posición global, que ha ocupado los pasados ocho años, mientras que Samsung se mantiene como líder mundial en ventas de 'smartphones'. La empresa china alcanza su récord en cuanto a cuota de mercado, un 15,8%, que supone 54,2 millones de dispositivos móviles vendidos y un crecimiento de un 40,9% respecto al mismo periodo del año pasado. Con ello, Huawei se pone por delante de Apple, que el pasado trimestres consiguió un 12,1% del total del mercado de 'smartphones' y vender 41,3 millones de unidades. Huawei ha superado por primera vez en su historia a la marca estadounidense y se mantiene como líder en el mercado chino. La organización responsable del estudio ha resaltado la acogida de los Huawei P20 y P20 Pro lanzados durante este trimestre a lo que también se une la introducción de la tecnología GPU Turbo para optimizar el rendimiento de los juegos para móvil. Por su parte, Apple se queda fuera del 'top 2' este trimestre, algo que no sucedía desde el segundo trimestre de 2010. A pesar de ello, crece un 0,7% respecto al mismo periodo del año anterior y mantiene a su buque insignia, el iPhone X, como uno de los terminales más vendidos. Samsung se mantuvo durante el segundo trimestres de 2018 en lo alto del 'ranking', aunque ha descendido su cuota de mercado un 10,4% en comparación con el año anterior. IDC resalta que las ventas del S9 y S9+ lanzados a principios de año fueron inferiores a lo esperado para explicar esta tendencia. Xiaomi supera a OPPO y alcanza el cuarto lugar, con un 9,3% del mercado y creciendo anualmente un 48,8%, impulsada por su crecimiento en India e Indonesia, como resalta IDC. La compañía china vendió entre abril y junio 31,9 millones de móviles. En lo relativo a OPPO, se sitúa en quinta posición, con un 8,6% del total del mercado y 29,4 millones de 'smartphones' vendidos. La marca china, a pesar de perder una posición, crece un 5,1% con respecto al año anterior, aunque sufre una desaceleración en el sudeste asiático, según IDC. Como datos globales del segundo trimestre de 2018 se han puesto en distribución 342 millones de 'smartphones', lo cual supone un descenso del 1,8% comparado con el año anterior (348,2). La cifra desciende por tercer trimestre consecutivo en el mercado global, lo que se traduce como el cuarto trimestre de descenso desde que se elabora este estudio. El vicepresidente de programa del análisis trimestral Mobile Phone Tracker, Ryan Reith, comenta que es probable que en los próximos meses las posiciones superiores del ranking continúen variando ya que «la competencia del extremo ultra alto (más de 700 euros) se basa en gran parte en una combinación de Apple, Samsung y Huawei que depende de la geografía, y es poco probable que esto cambie mucho a corto plazo».
01-01-1970 | abc.es
Cómo pasar los datos de Android a iOS (y viceversa) sin morir en el intento
Nos acabamos de comprar nuestro nuevo flamante móvil nuevo. Tiene lo último del mercado, la tecnología más puntera y lo miramos igual que a los regalos de Navidad. Pero hay algo que nubla nuestra ilusión, una incertidumbre que empaña el momento de emoción: el nuevo smartphone y nuestro anterior compañero de batallas de la misma especie no comparten sistema operativo. Esta escena se suele dar muy a menudo entre Android -que pertenece a Google- e iOS -cuyo propietario es Apple-, los dos «cerebros» más utilizados en el mercado móvil. Pero no desesperes. Existen unos trucos muy fáciles para transferir todas tus aplicaciones, contactos, fotos, vídeos e información de uno a otro y casi sin despeinarte. Pero, antes de nada e independientemente del sistema operativo al que quieras pasar, debes asegurarte que ambos terminales tienen batería suficiente (es recomendable incluso que se enchufen a la corriente, ya que el proceso puede durar bastante si hay muchos datos); que el nuevo terminal tiene espacio suficiente para albergar todos los datos almacenados en nuestro viejo móvil (si no es así, lo más fácil es que hagas una «limpia» en tu anterior dispositivo hasta que quepa la información en el siguiente); y, por último, que ambos dispositivos estén conectados a internet, mejor desde una red WiFi, para no consumir demasiados datos de tu tarifa. Para pasar de Android a iOS Si tienes todos tus datos en un teléfono Android y necesitas cambiarlos a tu nuevo iPhone, debes descargarte en el primero la aplicación «Move to iOS» (puedes descargarla aquí). Una vez que la tienes en tu viejo terminal, es hora de «trastear» con el nuevo iPhone. Al configurar el dispositivo, debes buscar la pantalla «Aplicaciones y datos». A continuación, pulsar «Transferir datos desde Android», que permite hacer la migración sin problemas desde un móvil a otro. Acto seguido, desde el dispositivo Android, hay que abrir la aplicación «Move to iOS» y tocar «Continuar». Después de leer y aceptar los términos y condiciones que aparezcan es necesario darle a «Siguiente», un botón que se encuentra en la esquina superior derecha de la pantalla «Buscar el código». El siguiente paso es, ya desde el móvil iOS nuevo, darle a «Continuar» en la pantalla llamada «Transferir desde Android». A continuación deberá aparecer el código de diez o de seis dígitos. Si el dispositivo Android muestra una alerta que indica que la conexión a internet es débil se puede ignorar. Entonces, se introduce el código en el dispositivo Android. Una vez que se han completado estos pasos hay que hacer la selección de los datos que uno desee. Todo el proceso de transferencia puede tardar un rato, dependiendo de la cantidad de contenido que estés transfiriendo. Cuando la barra de carga se llene en el dispositivo iOS hay que darle a «Aceptar» en el dispositivo Android y, después, pulsa «Continuar» en el dispositivo iOS para seguir los pasos que aparecen en la pantalla y terminar la configuración del dispositivo iOS. Y si ves que algunas aplicaciones de tu viejo teléfono no están en el nuevo (a pesar de haberlas seleccionado), debes recordar que Android e iOS no comparten todas las herramientas y que cada una tiene su tienda de apps propia. Aún así, ve hacia App Store y comprueba si realmente si esa aplicación es compatible con tu nuevo iPhone. De iOS a Android El proceso a la inversa también es posible, pero en este caso es necesario pasar por la «nube» de Google. Antes que nada, se debe descargar la aplicación «Google Drive» en el dispositivo iOS actual e iniciar sesión con una cuenta de Google. Si aún no tienes una, créala ahora o cuando vayas a iniciar sesión. Si ya tienes lo tienes instalado, asegúrate de que dispones de la última versión. Una vez que uno ya se encuentra en Drive hay que dirigirse al asistente de copia de seguridad desde Menú/Ajustes/Copia de seguridad. Y solo entonces hay que seleccionar todos los datos y archivos que uno desea transferir o guardar. Luego comienza otra fase importante: hay que iniciar sesión con tu cuenta de Google en tu nuevo dispositivo Android. Para ello, asegúrate de usar la misma cuenta que utilizaste para hacer la copia de seguridad en tu iPhone. Una vez que se ha completado los pasos y cuando inicies sesión en tu dispositivo Android, tendrás disponible todo tu contenido y podrás empezar a utilizarlo. En cualquier caso, es recomendable tener por ejemplo la lista de contactos guardada en la «nube», u otros datos que consideres vitales.
01-01-1970 | abc.es
Apple tendrá que pagar 125 millones de euros por robar dos patentes para sus iPhones
Un tribunal de distrito del estado de California (Estados Unidos) ha exigido a Apple el pago de 145,1 millones de dólares en daños a la empresa WiLAN por infringir dos de sus patentes relacionadas con la conectividad mediante los teléfonos de la gama iPhone. La empresa propietaria de las patentes, la canadiense WiLAN, ha anunciado a través de un comunicado, la sanción de 145,1 millones de dólares (125 millones de euros al cambio) decretada por el jurado del tribunal de California debido a dos patentes relacionadas con el protocolo de concesión/solicitud de ancho de banda autocorregido de los teléfonos y con los sistemas de control de adaptativo de admisión de llamadas (CAC). Las dos patentes están registradas con los números 8.457.145 y 8.537.757 respectivamente. La primera alude a un aparato utilizado para distribuir ancho de banda en sistemas de comunicación inalámbrica de banda ancha mediante un protocolo de asignación/concesión que se corrige de forma automática. Por su parte, la otra trata sobre sistemas de comunicación y métodos de control adaptativo de admisión de llamadas (CAC), utilizado cuando se han de suspender conexiones si se disponde de menos ancho de banda del habitual. La demanda realizada por WiLAN, presentada en el tribunal estadounidense el pasado 23 de julio, resaltaba que los iPhone utilizaban estos protocolos de distribución de ancho de banda con autocorreción por medio de la tecnología LTE. Esta tecnología también está presente en los dispositivos de Apple, que la utilizan en llamadas de voz e integrada en iPhone 6 o superiores. La placa de circuito presente en estos modelos incluye un procesador de banda base con la misma estructura y la misma funcionalidad que aparecen registradas en las patentes. El tribunal de distrito ha concluido en su fallo de este miércoles que Apple infringía las patentes en cuestión. WiLAN pedía «una cuantía razonable» que sirviera como compensación de daños, la cual ha quedado finalmente fijada en los 145,1 millones recogidos por el juez. WiLAN es una compañía canadiense con sede en Ottawa que se dedica específicamente al registro y a la difusión de patentes e inventos para empresas. El pasado año 2013, ya había denunciado a Apple por una de sus patentes, reclamando una indemnización de 248 millones de dólares (213 millones de euros) que finalmente no consiguió.
01-01-1970 | abc.es
Samsung filtra por error el vídeo promocional del Galaxy Note 9
Aunque aún queda una semana para que Samsung presente de manera oficial su nuevo buque insignia, el Galaxy Note 9, pero parece que poco quedará para la sorpresa. Además de las filtraciones (comunes para todas las marcas y modelos), un error de la propia compañía coreana ha provocado que todo el mundo haya visto ya el vídeo promocional del nuevo «smartphone» que viene a competir cara a cara con el iPhone X de Apple. La filtración se ha producido en la propia página de reservas anticipadas del móvil y en la página de YouTube de la compañía, donde se colgó dicho vídeo. Aunque ambos ya han sido borrados, las imágenes han corrido como la pólvora por internet, desvelando el diseño y alguna funcionalidad nueva del Galaxy Note 9. El bloguero especializado en móviles, Evan Blass, ha publicado a través de su cuenta de Twitter algunas imágenes antes de que la coreana borrase los vídeos. Lucky Kiwishttps://t.co/VPcgYd3Flj? Evan Blass (@evleaks) 2 de agosto de 2018En concreto, parece que seguirá la estela de su antecesor (Galaxy Note 8) y tendrá doble cámara trasera, lector de huellas situado en la parte inferior -todo parece indicar que habrá que esperar hasta el Galaxy S10 para disfrutar del lector debajo de la pantalla-, pantalla Super Amoled de 6,4 pulgadas y una batería de 4.000 mAh que quiere ser una de las grandes bazas del nuevo smartphone de Samsung. La firma ha optado por mantener el puerto jack 3,5 mm para conectar auriculares, como lo hizo Apple con el iPhone X, marcando la tendencia actual. En el vídeo se habla de un S-Pen mejorado, aunque se rumorean nuevas funcionalidades. Por dentro, se espera que el Note 9 vaya equipado con, al menos, al procesador Snapdragon 845, si bien Samsung está preparando sus propios chips y podría incorporar un Exynos 9810, junto a configuraciones de 6 GB y 8 GB de memoria RAM, y almacenamiento de hasta 512 GB ampliable hasta 1 TB con tarjeta microSD, tal y como se especifica en el propio vídeo. Además, a la vez se han filtrado unas imágenes de cómo sería el terminal en vivo y en directo, y que coincide con las imágenes oficiales. ¿Casualidad?
1207