Noticias de "apple"

15-09-2017 | abc.es
iPhone X vs Samsung Note 8, ¿qué diferencias hay?
Dos pesos pesados de las dos grandes firmas tecnológicas han entrado en escena para hacer pensar a más de un consumidor entre cuales de las opciones elegir. El Samsung Galaxy Note 8 se ha puesto ya a la venta, mientras que para conseguir el iPhone X habrá que esperar un poco más. Sin embargo, mientras uno se puede adquirir, el otro ya se conocen las características para hacer una comparativa. Por un lado, el smartphone estrella de Samsung, con el que pretende conseguir el perdón de los clientes, tras el fiasco del Note 7 debido al problema con las baterías. Por otro lado, el buque insignia de Apple con el que se introduce de lleno en el reconocimiento facial, pese a no haber logrado integrar el detector de huellas táctil en la pantalla, lo que su competencia lleva en la parte trasera junta a la cámara. Ninguno de los dos móviles es barato, mientras que el terminal de la firma que dirige Tim Cook tiene un precio de salida de 1.159 euros, el modelo de la marca surcoreana cuesta 1.010 euros. Por lo que hay que elegir bien antes de desembolsar en un producto que supera la franja de los 1.000 euros. El Note 8 es más grande que su competencia, tiene unas dimensiones de 16,3 x 7,5 x 0,86 centímetros y una de las pantallas más grandes del mercado con 6,3 pulgadas, lo que hace que pese más con 195 gramos. Mientras que el iPhone X tiene un tamaño de 14,4 x 7,1 x 0,77 centímetros con una pantalla de 5,8 pulgadas, por lo que es más ligero con un peso de 174 gramos. Entrando de lleno en el frontal de ambos terminales, el smartphone de Samsung lleva una pantalla Super AMOLED QHD+ Infinity Display para iluminar cada píxel de manera electrónica, con una resolución de 2960 x 1440, mientras que el dispositivo de Apple se erige con una pantalla OLED Super Retina HD. Samsung y Apple se mojan con sus productos por primera vez en las dobles cámaras, aunque el iPhone 8 Plus también lleva la doble cámara. Ambos terminales tiene un soporte de captura de imágenes con 12 megapixeles y dos objetivos con aperturas f/1,8 y f/2,4 en el caso del iPhone X y f/1,7 y f/2,4 en el caso del Note 8. Por otro lado, la cámara frontal del Note tiene mejor resolución que la del iPhone X, 8 megapíxeles en el primer caso y 7 megapíxeles en el segundo. El Note 8 recoge el testigo de algunas de las formas de autentificación del Galaxy S8: el reconocimiento facial, escáner de iris y lector de huellas. Cosa que Apple no ha conseguido integrar bajo el cristal tras retirar el botón de inicio, dejando su novedad de Face ID como único sistema de acceso. En cuanto a la velocidad del procesador, los test Geekbench o GFXBench apuntan a que es equivalente al Samsung Galaxy S8 con el cual comparte el Exynos 8895 de ocho núcleos. Mientras que ya empieza a aflorar alguna prueba del Chip A11 Bionic de Apple de seis núcleos, pero a falta de más test que lo verifiquen habrá que esperar a un veredicto. Samsung pretende pedir un «indulto» con esta versión mejorada, tras el fiasco del Note 7 debido a un problema de baterías. Para evitar problemas, ha reducido potencia hasta los 3.300 miliamperios de batería. Mientras que el iPhone X tiene una batería de 2.700 miliamperios. Por lo tanto, el consumo de cada una dependerá del procesador al tratarse de dos sistemas diferentes.
14-09-2017 | abc.es
¿Es seguro el Face ID del iPhone X como sistema de reconocimiento facial?
Tras la fiesta de presentación de los productos de Apple, la marca se une al grupo de firmas que incluyen el reconocimiento facial como principal método de acceso, o en el caso de la empresa que dirige Time Cook la única forma de autentificación para acceder al terminal. El iPhone X entra de lleno en la liga de la de la inteligencia artificial, integrado en el propio software. Ni códigos, ni patrones, ni huellas, son los propios rasgos de la cara los que identifican que el usuario es el auténtico portador del móvil. La biometría está dando pasos de gigante, todo apunta a que la firma se ha asegurado que su sistema sea infalible ante los cibercriminales. ¿Cómo? A través de los 30.000 puntos de medición, porque un sistema biométrico es más seguro según «la complejidad y la seguridad que te da el número de patrones», señala Dani Creu, analista senior de Kasperky Lab. «No es un escaneo de cara de métodos simples, sino que a partir de aquí se crea un modelo matemático, que en principio es mas seguro de sobrepasar esta autentificación», cosa que además se demuestra en el hecho de que la tecnología es capaz de detectar los cambios físicos de un usuario, aunque hayan pasado 10 años como asegura el propio Apple. Otros métodos de biometría más simple, miden la distancia entre los pómulos u otras partes de la cara, por lo que para examinar la seguridad de un móvil con este tipo de tecnologías hay que valorar cuantos puntos de la cara mid e, cuantos más puntos mejor. «Los sistemas biométricos ofrecen más seguridad, igual seguro no: robusto», recalca el analista de Kaspersky Lab Ahora viene la pregunta que muchos se hacen, ¿es posible saltarse el protocolo de seguridad poniendo una foto, vídeo o incluso un molde delante? Al parecer, no «hay antecedentes que algunas implementaciones de este tipo de imagen, se habían saltado con una foto o un modelo» a escala, pero «Apple ha implementado diversos métodos, no solo los puntos». Por ejemplo, el tema de atención, si no lo estas mirando seguramente no se desbloquee» porque en ese aspecto entra la biometría ocular, además de que a través de una figura en 2D no funcionaría, indica Dani Creu. La seguridad no es una estado, es un proceso que siempre va a cambiarDani Creu, Kaspersky Lab Sin embargo, a pesar de que «lo que ha implementado Apple es de lo mas complejo que hemos visto en seguridad de consumo» en estas áreas «no hay 100% de fiabilidad», asegura el analista senior de Kaspersky Lab. Ya que, «la seguridad no es una estado, es un proceso que siempre va a cambiar y se va a estar monitorizando» por lo que siempre puede salir a escena una nueva tecnología con fines maliciosos. ¿Qué ocurre con la privacidad? Por otro lado, puede haber quien recurra al método personal cuando se trata de conseguir información confidencial, «si estas en una situación de coacción, nadie te impide mirar el teléfono. No sé si Apple lo haya tenido en cuenta a la hora de implementar otro bloqueo», señala Dani Creu ante uno de los fallos principales del reconocimiento facial como autentificación. Ante ese dilema, el analista de Kaspersky Lab propone una solución que podría implementarse de cara al futuro, un sistema «anti-coacción» que detecte que ante determinada cara solo desbloquee una parte del teléfono que no tenga información confidencial» para que el delincuente se dé por satisfecho de haber accedido al móvil y que no obtenga nada de él. ¿Existe una tecnología que detecte que una persona está siendo coaccionada según sus expresiones faciales? Parece ser que la firma tecnológica ya dispone de ella, porque «en el mismo momento en el que Apple reconoce que su tecnología es capaz de detectar cambios, entiendo que tenga esa capacidad, otra cosa es que sea difícil de implementar», por lo que tal vez se vea reflejada en los dispositivos en un futuro. Sin embargo, el fallido intento de intentar integrar un botón de huella dactilar de manera táctil debajo de la pantalla es un fallo que muchos de los usuarios pueden sopesar a la hora de adquirir el iPhone X. La usabilidad ante un nuevo sistema de seguridad, que aunque puede ser más seguro, es un cambio muy grande para los consumidores.
14-09-2017 | enter.co
Apple explica por qué falló FaceID durante presentación del iPhone X
Esta semana, durante la presentación del iPhone X, Apple intentó demostrar al público por primera vez la función de reconocimiento facial en su iPhone de 999 dólares. Pero la función falló frente a los millones de espectadores del evento.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en Apple explica por qué falló FaceID durante presentación del iPhone […]
14-09-2017 | abc.es
Instagram añade un nuevo filtro
La red social de fotografía Instagram ha lanzado un nuevo filtro para que los usuarios se diviertan modificando las imágenes en compañía de sus amigos. El filtro está inspirado en los viajes de carretera, un tema que ya lanzaron el año pasado, pero ahora los usuarios podrán emular que están en una moto y abrir la boca para que cambie el entorno. Si la persona quiere salir acompañada de un amigo, se le añadirá un sidecar con un arcoiris de fondo. Instagram Para poder utilizar el filtro solo es necesario abrir la cámara y tocar el icono de la cara en la esquina inferior derecha. Como es habitual, los filtros de cara funcionan con «Boomerang», «Rewind» y otros formatos de cámara y herramientas creativas. Cuando se termine de generar, se puede añadir a una historia o enviarlo a los amigos a través de Instagram Direct. Este nuevo filtro de cara está disponible a partir de la versión 10.21 de Instagram para iOS en la Apple App Store y para Android en Google Play.
14-09-2017 | abc.es
«Animojis»: los emoticonos del iPhone X que imitan las expresiones faciales de los usuarios
Los «emojis» o emoticonos se han convertido en un idioma gráfico universal para añadir énfasis a las conversiones a través de las aplicaciones de mensajería y las redes sociales. Representan el tono de las palabras para que no se malinterpreten, ya que el tono de una conversación es relativo para quien lo lee cuando no se puede percibir el tono y las expresiones de las personas. La simbología aporta el toque alegre, irónico, irascible o amoroso que a veces necesita el lenguaje en una pantalla. Durante la presentación de los nuevos productos de Apple, el momento álgido de la particular fiesta de la compañía fueron los minutos del debut del iPhone X. El dispositivo de aniversario de la compañía llegó como homenaje por los diez años del primer móvil inteligente sin teclado y usabilidad plenamente táctil. Sin embargo, la atención se centró en la tecnología Face ID, que no solo sirve para autentificar el usuario a través del reconocimiento facial, sino también para revolucionar la comunicación gráfica. Así entraron en escena los «Animojis», con movimiento, gráficos 3D y la capacidad de imitar las expresiones fáciles de una persona. ¿Os imagináis mandar un unicornio que le diga a un familiar que vaya a comprar el pan con los gestos del usuario? Los «animojis» no son simples imágenes en movimiento como los paquetes de «stickers» de Facebook o de Telegram, son el primer paso para que otras empresas empiecen a imitar la próxima generación de la comunicación gráfica. pic.twitter.com/kFF9lEMtzZ? Black Mirror (@blackmirror) 12 de septiembre de 2017No pasará mucho tiempo para que se vean en otras aplicaciones, aunque en principio permanezca en la propia plataforma iMessage. Sin embargo, tal vez la compañía no sea la creadora de esta idea y solo la máquina de recopilación de tendencias para desarollar algo mejorado. Sin ir más lejos, en el tercer capítulo de la segunda temporada de la serie Black Mirror los telespectadores pudieron disfrutar del poder de la comunicación gráfica, a través de un personaje de animación en directo que se movía grácias a unos joystick dirigidos por una persona y que imitaba las expresiones faciales y reproducía la voz. Un dato: el personaje se presentaba a las elecciones y ganaba. La expresión «una imagen dice más que mil palabras» viene al pelo cuando se trata de describir la manera en que se comunican las personas a través de la tecnología. El color es el hilo conductor de la expresión humana. Para echar la vista atrás, del tiempo que llevan acompañando los emoticonos hay que mirar a la década de los noventa, cuando un miembro de la plataforma de internet móvil de DoCoMo, Shigetaka Kurita, incorporó el símbolo del corazón en los terminales Pocket Bel. Más tarde se crearon un grupo de símbolos que implicaron los primeros despuntes de los «emojis» actuales. Por otro lado, hay otro ejemplo de tendencia que ha podido resultar ejemplificadora en la fábrica de recopilación de ideas de Apple para generar un producto único: «Talking Tom». Hace unos años, se desarrolló un programa en el que un gatito reproducía la voz de los usuarios con una voz aguda, el inventó causó furor en las redes, a pesar de carecer de expresiones de la persona gracias a la inteligencia artificial. Sin embargo, sí fue un paso para lo que podía ser la comunicación en un futuro a través de un avatar.
14-09-2017 | abc.es
iPhone X: pros, contras y algunos aciertos
Lo de Apple no tiene nombre. No es que sea una crítica feroz, pero la verdad es que pocas empresas de la tecnología de consumo (por no decir ninguna otra) son capaces de atraer tanta expectación como la norteamericana. Juegan con eso. Porque una vez que deciden preparar su sarao anual (el del iPhone, porque hay más) logran que se paralice la industria. Y, sobre todo, sus fanáticos seguidores. Su nuevo bicho tecnológico, el iPhone X, demuestra una vez más que la firma americana es experta en detectar tendencias, de hacerlas suyas, de retocarlas y mejorarlas. Lo hizo con iPhone original, que tomó toda la tecnología disponible entonces (2007) para encajar las piezas de un puzzle asombroso. En esta ocasión, ha hecho lo propio. Ha tomado prestado muchas ideas y las ha introducido de manera magistral en un producto que gana enteros en la corta distancia. Pero siempre hay tela que cortar pese a haberle bordado con hilo de oro su logotipo. Precio y capacidad poco popular En un momento en el que la telefonía móvil se ha democratizado, que Apple (junto a Samsung) haya decidido romper la barrera de los mil euros tiene difícil venta. Pero posiblemente se venda como rosquillas, puesto por las excelentes críticas recibidas tras su presentación y la percepción de sus potenciales compradores. En un tiempo en el que hay disponibles modelos de altas prestaciones a precios por debajo de los 500 euros el público dispuesto a desembolsar lo que cobra un ciudadano medio en un mes puede hacer que nos echemos las manos a la cabeza. Si se aprecia la compra como una inversión de tres años en un aparato electrónico útil para el trabajo puede ser más sencillo aplaudirlo. El iPhone X vuelve a hacer suya la filosofía de «producto aspiracional», de «objeto de deseo», y en muchas ocasiones (como nos hace ver cada día la sociedad) se suele comprar por impulsos, no por la cabeza. La versión más asequible dispone, únicamente, de 64 GB de capacidad, un espacio hoy en día casi insignificante para albergar mucho contenido multimedia. Sobre todo, en un tiempo en el que se graba mucho vídeo. Que lo haga en calidad 4K también repercutirá a la hora de tener que decidir, por lo que más de un consumidor se planteará la opción de 128 o 256 GB. Da la sensación que la marca le empuja al consumidor a apostar por versiones superiores. Y, por tanto, más dinero para las arcas de la manzana. Ideas prestadas, pero mejoradas Si algo ha demostrado Apple en los últimos años ha sido su tremenda capacidad para hacer suyas las tendencias tecnológicas y de retocar cada una de ellas. No podía quedarse rezagado en un año que ha inaugurado el diseño de móviles con pantallas inmensas que cubren la mayor parte del frontal que reducen hasta la mínima expresión los marcos. Un diseño moderno y vanguardista que ya han apostado firmas como Samsung o LG. Que hayan logrado dar el salto a las pantallas tipo OLED es un acierto, aunque este tipo de tecnologías de imagen hay que ver el resultado final. La estética es asombrosa, se ha refinado el concepto, aunque no es algo que se pueda dedos «esto no lo he visto nunca», porque no sería cierto. Era lo que se esperaba y Apple lo ha hecho muy bien, pero ha habido otros que lo han hecho con anterioridad. Por esta razón a más de uno no le entrará por la pierna el efecto wow. Otro avance ha sido la tecnología Súper Retina Display que, sobre el papel, promete un gran resultado, al igual que dar soporte a los nuevos estándares HDR 10 y Dolby Vision Se ha mejorado otra tecnología, True Tone, que permite que la luminosidad de la pantalla se ajuste a las condiciones de la habitación. Todo ello anticipa a una calidad en la reproducción de contenidos multimedia muy avanzado. Dejando en la estacada al modelo «normal» Pese a lo seductor de la propuesta, el iPhone X cuenta con una pantalla de 5.8 pulgadas que, pese a su diseño casi sin marcos, el tamaño es el que es, y no se puede cambiar. Steve Jobs, fundador de Apple, murió en 2011 pensando que el tamaño perfecto de un móvil eran las 4 pulgadas. Mucho ha llovido de eso. Pero lo cierto es que hay muchos consumidores que aún prefieren las 4.7 pulgadas de los iPhone 8 respecto a sus «hermanos» mayores. Más que nada por la comodidad de transportarlo en el pantalón, sobre todo para el público masculino. Que este año la compañía haya mantenido esa versión sin incluir algunos avances como la cámara doble puede llegar a frustrar a más de uno que tenía la esperanza que este año tocaba. Pues no. Este año tampoco. Este modelo queda, así, como los tres primeros discos de tu grupo favorito de rock; son increíbles, han envejecido bien, pero se echa de menos algo nuevo que mantenga esa esencia. Cristal templado, debate abierto Si el diseño sin ser totalmente rompedor es sorprendente, la idea ese año de eliminar algunos colores y apostar por un cristal templado con sabor añejo puede salir mal la jugada. Da la sensación de fragilidad, aunque el acabado, al menos en las primeras imágenes, está muy conseguido. Bordes curvados, más grande de lo que aparentemente se aprecia a simple vista y un equipo de audio estéreo pueden hacer las delicias de sus futuros compradores. Tampoco ayuda a que dada su fabricación sea el móvil más pesado. Adiós al Touch ID Para bien o para mal, Apple no suele dar nunca puntadas sin hilo. Lo que hace lo tiene muy meditado. No entra en el estudio de grabación sin haber ensayado previamente el material a reproducir. Por eso sorprende la decisión de haber eliminado de una tacada el sensor Touch ID que tan buen resultado han logrado desde que iniciara sus primeros pasos en el iPhone 5S. La empresa americana suele hacer hincapié en una filosofía de empresa que apela a construir sobre lo construido. Puede que el próximo año consigan instalar el lector de huellas debajo de la propia pantalla. Por problemas en su fabricación, este año se ha decidido apostar por otra tecnología, Face ID, un sistema de reconocimiento facial por infrarrojos que, según lo presentado, reacciona positivamente en numerosos ángulos y funciona perfectamente ante cambios de look y vestuario. Algo que es posible por los ocho sensores que están habilitados en la parte frontal y un algoritmo basado en inteligencia artificial que reconoce los patrones de rostro y analiza las facciones. Esta tecnología tampoco es totalmente novedosa, pero visto lo visto Apple ha logrado llevarlo a un nuevo nivel. Habrá que ver, cuando se lance al mercado, su comportamiento (en una de las demostraciones falló) y la seguridad que concierne a este método de desbloqueo. ¿Se podrá saltar el bloqueo con una fotografía? Ahí hay un debate que abrir, pero aparentemente da la sensación que se han resuelto muy bien los supuestos y escenarios donde daba la talla (condiciones de baja luminosidad y confusiones). La nueva tecnología y esa ausencia del botón Inicio clásico abre la puerta a nuevas formas de interacción, aunque tal vez llevará tiempo acostumbrarse. Alto rendimiento que supera a un ordenador Un chip propio, A11 Bionic, acompañado de un procesamiento de imagen avanzado y un software (iOS 11) optimizado anticipa a un terminal de altas prestaciones y un rendimiento tan potente que supera con creces a numerosos modelos de ordenador. El iPhone X es una bestia. De eso no hay duda. Pero, claro, la decisión de compra es difícil. ¿Es necesario gastar mil euros en un dispositivo para mandar cinco mensajes por WhatsApp y ver alguna que otra serie? Pocas cosas son necesarias en esta vida. Y menos un aparato tecnológico que, recordemos, el del próximo año volverá a ser mejor. También aplaudido la llegada de la carga inalámbrica. Aquí tampoco podía Apple quedarse rezagado. Aunque no han revolucionado (sigue el estándar establecido, carga Qi), era un paso clave. Pese a las dudas que puedan depositar algunos, posiblemente vuelta a encontrarse en el podio de los móviles más vendidos del mundo.
14-09-2017 | elpais.com
Apple, el líder que alcanza a sus perseguidores
El iPhone X se apoya en innovaciones tecnológicas ya estrenadas por los fabricantes de Android
13-09-2017 | enter.co
¿Cómo funcionan las cámaras del iPhone X?
Ayer Apple presentó el iPhone X,  que es un celular conmemorativo por los diez años de existencia de los iPhone. Este equipo tiene características únicas, como que tienen biseles reducidos y no cuentan con botón de inicio, y viene con reconocimiento facial para desbloquearse.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en ¿Cómo funcionan las cámaras del […]
13-09-2017 | abc.es
Las firmas tecnológicas de móviles están mostrando sus pesos pesados, aunque ya se conocen las características del nuevo Samsung Galaxy Note 8, el iPhone X no le hace frente como para hacer una comparativa. En cambio, si se asemeja bastante el Samsung Galaxy S8 a la hora de elegir entre lo que conlleva la calidad y precio de los terminales. A pesar de que el S8 es un viejo conocido, aunque solo tenga unos meses de vida, el modelo presentado por Apple es muy parejo en la mayor parte de las características, y en otras no tanto. Por lo que muchos de los consumidores se preguntan si un modelo que debido al tiempo que lleva circulando en el mercado, ya ha bajado por debajo de los 800 euros, merece la pena desembolsar los casi 1.000 euros que cuesta el iPhone X de 64GB. Entrando en materia, ambos móviles tienen 5,8 pulgadas. Sin embargo sus dimensiones varían un poco, mientras que el iPhone X es más ancho y más fino, el S8 es más alto; es decir: 12,36 x 1,09 x 077 centímetros del dispositivo Apple, frente a los 14,9 x 6,81 x 0,8 centímetros del terminal de Samsung. Sin embargo, este último es más ligero, pesa 155 gramos mientras que el otro tiene un peso de 174 gramos. La velocidad del procesador se lleva el premio Apple con el Chip A11 Bionic de seis núcleos, mientras que el Galaxy S8 tiene un procesador Samsung Exynos 8895 de cuatro núcleos. La firma que dirige Tim Cook quiere eficiencia para que las aplicaciones que requieran de reconocimiento facial o realidad mixta no se ralenticen. No hay que olvidar la cámara, ya que el móvil del décimo aniversario es el primer terminal que incluye una cámara trasera dual con dos objetivos, cosa que es el S8 no lleva, aunque si está integrado en otro modelo de la compañía: el Note 7, además del Note 8 a punto de estrenarse. La resolución de la cámara es equivalente en los dos smartphones, 12 megapíxeles. Por otro lado, la cámara delantera del Galaxy S8 sale ganadora con 8 megapíxeles, frente a los 7 megapíxeles del iPhone X. En lo referente a la batería, ya no se puede hablar de una media de horas, sino el gasto por actividad. Si el usuario está hablando por teléfono, el iPhone aguanta hasta una hora más que el Samsung; si está navegando por internet ambos aguantan lo mismo, a no ser que el Samsung sea un 3G cuya batería dura una hora menos; si está viendo un vídeo el S8 aguanta hasta tres horas más; mientras que si está reproduciendo música, el iPhone tiene una batería más duradera, sobre todo si la producción es a través de los auriculares inalámbricos. Por lo que la batería del iPhone aguanta un «poquito» más. En cuanto a la tecnología de reconocimiento facial, que se encuentra en la vanguardia gracias a la inteligencia artificial, ambos terminales tienen sus propios sistemas. Sin embargo, Samsung lo divide en dos vertientes, gracias al reconocimiento de iris que promete ser más seguro. Samsung tiene mayores opción para elegir el tipo de autentificación: ojos, cara, código o puntos. Apple aún no ha conseguido integrar un detector de huellas debajo de la pantalla, cosa que Samsung sí ha logrado. Sin embargo, durante un momento de la presentación el sistema no reconocía al portador, por lo que queda esperar a las críticas si el es mejor. En resumidas cuentas, el iPhone X es más ancho y fino, tiene un procesador más potente, tiene una cámara trasera dual para generar efectos de profundidad, la batería dura más, ha desarrollado la evolución de los emojis. Mientras que el Samsung S8 es un terminal más alto y pesa menos, tiene una cámara delantera con mejor resolución, el reconocimiento por iris promete una mayor seguridad en la autentificación, se pueden elegir distintos tipos de identificación. Son muy pocas las diferencias de características, pero sí de precio.
13-09-2017 | enter.co
AirPower: lo que sabemos del nuevo ?tapete? de carga de Apple
Una vez más, Apple logró sorprender con la presentación de sus nuevos dispositivos el 12 de septiembre. Desde el Teatro Steve Jobs, fue presentado al mundo el iPhone X, el smartphone que se robó las miradas, además de los iPhone 8 y 8 Plus. Sin embargo, otros anuncios no pasaron desapercibidos y nos dejaron expectantes. Uno de […]
129