Noticias de "apple"

11-10-2018 | abc.es
Así será el teléfono capaz de funcionar sin que lo toques
Imagínate por un momento tener un «smartphone» tan peculiar que no te hará falta cogerlo para escribir un WhatsApp o llamar a tus amigos. Si llega a ser realidad, el móvil podría dejar de ser una extensión propia de la mano y evitar accidentes tan comunes como que se nos caiga por la taza del váter. Andy Rubin, creador de Android, está tras esta «descabellada idea» a través de su compañía Essential Products Inc. No es la primera vez que el exempleado de Google quiere hacer historia en el mercado de la telefonía móvil: en 2017 intentó lanzar un teléfono modular, Essential Phone, que pinchó antes de tiempo. Ahora Rubin, tal y como publica «Bloomberg», está trabajando en la creación de un teléfono dotado de Inteligencia Artificial (IA) capaz de imitar el comportamiento del usuario. Así, podrá responder mensajes automáticamente en nombre de su dueño. Al parecer, la compañía ha dejado de lado otros proyectos para centrarse en el desarrollo de este nuevo tipo de teléfono que en nada tiene que ver con el actual «smartphone». Según el medio, tendría una pantalla pequeña y requeriría a los usuarios interactuar principalmente usando comandos de voz en consonancia con el software de IA de Essential. «La idea es que el producto reserve citas o responda a correos electrónicos y mensajes de texto por sí mismo o hacer llamadas telefónicas», asegura «Bloomberg». El nuevo dispositivo, cuyo primer prototipo podría estar listo para finales de año, sería la última esperanza de Essential para entrar en un mercado dominado por Apple y Samsung. En una entrevista con «Bloomberg» el año pasado, Andy Rubin dejó entrever que ya se embarcaría en este proyecto: «Si puedo llegar al punto en el que su teléfono sea una su versión virtual, que le deje disfrutar de su vida, tener esa cena sin tocar su móvil y confiar en él para que haga la cosas por ti.. Creo que puedo resolver parte del comportamiento adictivo». Uno de los grandes problemas de este novedoso concepto tiene que ver con los límites que aún presentan los asistentes virtuales. Pero Essential tiene el respaldo de unos 300 millones de dólares, lo que la convierte en la empresa de electrónica de consumo más ambiciosa de Silicon Valley en años. De salir adelante, el nuevo teléfono se podría comercializar como un complemento a los «smartphones» o como un móvil más para aquellos usuarios que quieren pasar menos tiempo pendientes de sus pantallas.
11-10-2018 | abc.es
China atacó a Estados Unidos con hardware «hackeados» en servidores entre 2013 y 2015
Después de que saliese a la luz que China utilizó un diminuto chip en los dispositivos móviles para «infiltrarse» en las empresas tecnológicas y robar así información privilegiada, ahora este caso de ciberespionaje tiene un segundo capítulo. Esta vez, se trata de la compañía estadounidense Super Micro, que sufrió un «hackeo» también por parte del gobierno chino. Al parecer, los dispositivos de esta compañía, que salieron al mercado entre los años 2013 y 2015, fueron hackeados debido a una modificación de los componentes del hardware llevada a cabo en China. La técnica era sencilla: se les incorporaba un chip que permitía a los atacantes tomar el control de cualquier Red a la que los dispositivos se conectaran. El incidente fue descubierto en un control de seguridad establecido en la empresa Elemental Technology, cliente de Supermicro y propiedad de Amazon actualmente. A Elemental llegaron los dispositivos infectados, concretamente servidores especializados en redes de vídeo en streaming y compresión, tal y como recoge «Bloomberg». Los problemas se detectaron a raíz de observar comunicaciones extrañas de un servidor de Supermicro (empresa proveedora de componentes informáticos), lo que desencadenó la inspección física del aparato. En esta, se descubrió un chip, del tamaño de un grano de arroz, añadido a las placas base de los servidores y que originalmente no se encontraba en su diseño. El problema se descubrió a través de una investigación encargada por Amazon sobre Elemental, actual socia de Amazon, debido al interés de la multinacional estadounidense por adquirir a la empresa de servicios. Su objetivo era potenciar su servicio de vídeo en «streaming», actualmente conocido como Amazon Prime Video y entonces denominado Amazon Web Services, según «Bloomberg». Tras realizar pruebas con los servidores, se descubrió que el chip permitía a los atacantes generar puertas de entrada a cualquier red en la cual se incluyeran los aparatos infectados. Los chips incorporaban memoria y capacidad de red y de procesamiento para efectuar ciberataques. Una vez instaladas las placas base en los servidores de las empresas, las herramientas maliciosas se activaban y alteraban el sistema del núcleo de los servidores para que pudieran aceptar modificaciones. Estos chips podían incluso recibir instrucciones y código por parte de los equipos de los atacantes. Acceso a información secreta Este chip se añadía a los servidores durante el proceso de fabricación, realizado por empresas subcontratadas de China. Según fuentes consultadas por «Bloomberg», estos chips los añadían miembros del Ejército Popular de Liberación, perteneciente al Partido Comunista chino. El ciberataque ha afectado a un total de 30 empresas a las que se proporcionaron los servidores de Supermicro, entre ellas Apple, que detectó los dispositivos afectados en el año 2015, así como agencias gubernamentales de Estados Unidos como la CIA, la NASA e incluso la Marina. La compañía afectada distribuyó los servidores entre 2013 y septiembre de 2015, cuando Amazon adquirió Elemental. Con el ataque, China perseguía conseguir acceso a largo plazo a información secreta de empresas y a redes gubernamentales sensibles, según fuentes oficiales consultadas por «Bloomberg». La filtración de datos no habría afectado a datos personales de usuarios ni ciudadanos. El experto en seguridad, Yossi Appleboum, ha hablado con Bloomberg sobre la existencia de manipulaciones similares, organizadas desde China, en aparatos de distintos proveedores. Appleboum comenta que Supermicro no es la única víctima de estás prácticas, y que el «hackeo» deliberado de los dispositivos «es un problema con la cadena de suministros china».
11-10-2018 | abc.es
China instaló diminutos chips en placas base de servidores para efectuar ciberataques a EE.UU.
Después de que saliese a la luz que China utilizó un diminuto chip en los dispositivos móviles para «infiltrarse» en las empresas tecnológicas y robar así información privilegiada, ahora este caso de ciberespionaje tiene un segundo capítulo. Esta vez, se trata de la compañía estadounidense Supermicro, que sufrió un «hackeo» también por parte del gobierno chino. Al parecer, los dispositivos de esta compañía, que salieron al mercado entre los años 2013 y 2015, fueron hackeados debido a una modificación de los componentes del hardware llevada a cabo en China. La técnica era sencilla: se les incorporaba un chip que permitía a los atacantes tomar el control de cualquier Red a la que los dispositivos se conectaran. El incidente fue descubierto en un control de seguridad establecido en la empresa Elemental Technology, cliente de Supermicro y propiedad de Amazon actualmente. A Elemental llegaron los dispositivos infectados, concretamente servidores especializados en redes de vídeo en streaming y compresión, tal y como recoge «Bloomberg». Los problemas se detectaron a raíz de observar comunicaciones extrañas de un servidor de Supermicro (empresa proveedora de componentes informáticos), lo que desencadenó la inspección física del aparato. En esta, se descubrió un chip, del tamaño de un grano de arroz, añadido a las placas base de los servidores y que originalmente no se encontraba en su diseño. El problema se descubrió a través de una investigación encargada por Amazon sobre Elemental, actual socia de Amazon, debido al interés de la multinacional estadounidense por adquirir a la empresa de servicios. Su objetivo era potenciar su servicio de vídeo en streaming, actualmente conocido como Amazon Prime Video y entonces denominado Amazon Web Services, según «Bloomberg». Tras realizar pruebas con los servidores, se descubrió que el chip permitía a los atacantes generar puertas de entrada a cualquier red en la cual se incluyeran los aparatos infectados. Los chips incorporaban memoria y capacidad de red y de procesamiento para efectuar ciberataques. Una vez instaladas las placas base en los servidores de las empresas, las herramientas maliciosas se activaban y alteraban el sistema del núcleo de los servidores para que pudieran aceptar modificaciones. Estos chips podían incluso recibir instrucciones y código por parte de los equipos de los atacantes. Acceso a información secreta Este chip se añadía a los servidores durante el proceso de fabricación, realizado por empresas subcontratadas de China. Según fuentes consultadas por «Bloomberg», estos chips los añadían miembros del Ejército Popular de Liberación, perteneciente al Partido Comunista chino. El ciberataque ha afectado a un total de 30 empresas a las que se proporcionaron los servidores de Supermicro, entre ellas Apple, que detectó los dispositivos afectados en el año 2015, así como agencias gubernamentales de Estados Unidos como la CIA, la NASA e incluso la Marina. La compañía afectada distribuyó los servidores entre 2013 y septiembre de 2015, cuando Amazon adquirió Elemental. Con el ataque, China perseguía conseguir acceso a largo plazo a información secreta de empresas y a redes gubernamentales sensibles, según fuentes oficiales consultadas por «Bloomberg». La filtración de datos no habría afectado a datos personales de usuarios ni ciudadanos. El experto en seguridad, Yossi Appleboum, ha hablado con Bloomberg sobre la existencia de manipulaciones similares, organizadas desde China, en aparatos de distintos proveedores. Appleboum comenta que Supermicro no es la única víctima de estás prácticas, y que el «hackeo» deliberado de los dispositivos «es un problema con la cadena de suministros china».
10-10-2018 | abc.es
El grave error de seguridad que WhatsApp ha estado ocultando desde agosto
Tras la filtración de datos de Facebook y Google, llega un nuevo escándalo que evidencia, una vez más, cómo los datos personales de los usuarios están en riesgo en manos de las grandes tecnológicas. Y es que este miércoles WhatsApp ha reconocido que acababa de solucionar un grave fallo de seguridad conocido desde el pasado mes de agosto y del que no habían trascendido datos. La popular aplicación de mensajería es propiedad de Facebook. De hecho, ha sido la compañía fundada por Mark Zuckerberg la que ha reconocido que «ha corregido el error más reciente en su plataforma que permitía a los piratas informáticos controlar la 'app' de los usuarios cuando respondían a una videollamada», tal y como recoge Reuters. El grave error ha salido a la luz después de que «ZDnet» y «The Register» informasen de la vulnerabilidad, que afectaba a todos los usuarios de WhatsApp, tanto de Apple como de Android. De hecho, el error de seguridad se descubrió a finales de agosto y ha sido reparado por Facebook este mes de octubre. «Nos comprometemos de manera rutinaria con investigadores de seguridad de todo el mundo para asegurarnos de que WhatsApp sigue siendo seguro y confiable», ha declarado Ann Yeh, portavoz de la aplicación. El «bug» fue descubierto por Travis Ormandy, uno de los investigadores del departamento de ciberseguridad Google Zero. «Sólo con responder a una videollamada hecha por un atacante podían comprometer completamente WhatsApp. Es un gran problema», declaró a Reuters. WhatsApp es la aplicación líder en el mercado de mensajería instantánea, com más de 1.200 millones de usuarios en el mundo. Fue adquirida por Facebook en 2014.
10-10-2018 | abc.es
OnePlus 6T: lo que sabe hasta ahora del terminal más esperado
OnePlus, el fabricante chino de teléfonos, será otro de los protagonistas que este mes de octubre desvelará su nuevo terminal. El OnePlus 6T saldrá a a venta en Europa el 6 de noviembre, una semana después de su presentación en Nueva York (30 de octubre a las 16:00 horas en horario peninsular) bajo el lema «Unlock your Speed». La expectación que levanta este nuevo «smartphone» no es nueva. OnePlus es un todo un referente en el mercado de la telefonía móvil, y compite directamente con rivales como Apple, Oppo (recién aterrizado en nuestro país), Huawei, Xiaomi o Samsung. De hecho, el último estudio publicado recientemente por Counterpoint incluye por primera vez a OnePlus entre los cinco fabricantes de «smartphones» premium en Europa Occidental. «Estamos comprometidos en ofrecer a todo el mundo la mejor experiencia en smartphones, y para ello nos retamos constantemente a superar nuestro trabajo anterior», ha asegurado Carl Pei, cofundador de OnePlus. «Hemos estado escuchando atentamente a nuestros usuarios -continúa- y con OnePlus 6T hemos trabajado minuciosamente para asegurarnos de que el dispositivo esté siempre a punto para cuando lo necesite el usuario, mejorando, una vez más, la vida útil de la batería». De hecho, la compañía confirmó que el nuevo terminal tendrá una batería de 3700 mAh, un 10% más potente que la del OnePlus 6, e incorporará la tecnología de carga rápida «Dash Charge» y puerto USB Tipo C Sin puerto «jack» También se sabe que OnePlus 6T estrenará una de las funciones más esperadas: Screen Unlock, un lector de huellas integrado en la pantalla. Algo que, hasta ahora, ni Apple o Samsung han ofrecido. En este sentido, Carl Pei asegura que el desarrollo del nuevo terminal «ha sido el más desafiante y emocionante hasta la fecha. Antes, ya habíamos experimentado con la tecnología Screen Unlock, nuestro escáner de huella dactilar en la pantalla, con el OnePlus 5T, pero la tecnología no estaba lista en ese momento». Y es que la compañía lleva tiempo trabajando en esta funcionalidad. Tanto, que en su momento pretendieron incluirla en el OnePlus 5T. Pero al final, no pudieron. «Screen Unlock es rápido, suave y realmente interesante de usar», asegura el directivo. The #OnePlus6T is coming. Unlock The Speed on October 30. https://t.co/LuPoTr8ZyF pic.twitter.com/s8OfmZuXdX? OnePlus (@oneplus) 8 de octubre de 2018OnePlus 6T no tendrá carga inalámbrica y tampoco el clásico jack para los auriculares, pero sí una mejor resistencia al agua. Contará con una pantalla AMOLED de 6,4 pulgadas y procesador Snapdragon 845, como el OnePlus 6 actual. Según las filtraciones, saldrá al mercado en tres versiones: 64, 128 y 256 GB. Tendrá una memoria RAM de 6 GB u 8GB. En cuanto al diseño, se espera un nuevo modelo muy continuista, sin grandes diferencias. La carcasa trasera será de cristal, con doble cámara y flas LED. La parte delantera sí tendrá una pequeña novedad: el notch solo recogerá la cámara, por lo que la pantalla estará más aprovechada. Contará con Android 9.0 Pie y OxygenOS.
10-10-2018 | abc.es
OnePlus 6T: todo lo que sabe hasta ahora de uno de los «smartphones» más esperados del año
OnePlus, el fabricante chino de teléfonos, será otro de los protagonistas que este mes de octubre desvelará su nuevo terminal. El OnePlus 6T saldrá a a venta en Europa el 6 de noviembre, una semana después de su presentación en Nueva York (30 de octubre a las 16.00 horas en horario peninsular) bajo el lema «Unlock your Speed». La expectación que levanta este nuevo «smartphone» no es nueva. OnePlus es un todo un referente en el mercado de la telefonía móvil, y compite directamente con rivales como Apple, Oppo (recién aterrizado en nuestro país), Huawei, Xiaomi o Samsung. De hecho, el último estudio publicado recientemente por Counterpoint incluye por primera vez a OnePlus entre los cinco fabricantes de «smartphones» premium en Europa Occidental. «Estamos comprometidos en ofrecer a todo el mundo la mejor experiencia en smartphones, y para ello nos retamos constantemente a superar nuestro trabajo anterior», ha asegurado Carl Pei, cofundador de OnePlus. «Hemos estado escuchando atentamente a nuestros usuarios -continúa- y con OnePlus 6T hemos trabajado minuciosamente para asegurarnos de que el dispositivo esté siempre a punto para cuando lo necesite el usuario, mejorando, una vez más, la vida útil de la batería». De hecho, la compañía confirmó que el nuevo terminal tendrá una batería de 3.700 mAh, un 10% más potente que la del OnePlus 6, e incorporará la tecnología de carga rápida «Dash Charge» y puerto USB-C. Posibles características Pantalla 6.4 pulgadas Resolución Full HD Chip Snapdragon 845 RAM 6 u 8 GB Memoria 64, 128 y 256 GB SO Android 9.0 Pie Sin puerto «jack» También se sabe que OnePlus 6T estrenará una de las funciones más esperadas: «Screen Unlock», un lector de huellas integrado en la pantalla. Algo que, hasta ahora, ni Apple o Samsung han ofrecido. En este sentido, Carl Pei asegura que el desarrollo del nuevo terminal «ha sido el más desafiante y emocionante hasta la fecha. Antes, ya habíamos experimentado con la tecnología Screen Unlock, nuestro escáner de huella dactilar en la pantalla, con el OnePlus 5T, pero la tecnología no estaba lista en ese momento». Y es que la compañía lleva tiempo trabajando en esta funcionalidad. Tanto, que en su momento pretendieron incluirla en el OnePlus 5T. Pero al final, no pudieron. «Screen Unlock es rápido, suave y realmente interesante de usar», asegura el directivo. The #OnePlus6T is coming. Unlock The Speed on October 30. https://t.co/LuPoTr8ZyF pic.twitter.com/s8OfmZuXdX? OnePlus (@oneplus) 8 de octubre de 2018OnePlus 6T no tendrá carga inalámbrica y tampoco el clásico jack para los auriculares, pero sí una mejor resistencia al agua. Contará con una pantalla AMOLED de 6.4 pulgadas y procesador Snapdragon 845, como el OnePlus 6 actual. Según las filtraciones, saldrá al mercado en tres versiones: 64, 128 y 256 GB. Tendrá una memoria RAM de 6 GB u 8GB. En cuanto al diseño, se espera un nuevo modelo muy continuista, sin grandes diferencias. La carcasa trasera será de cristal, con doble cámara y flash LED. La parte delantera sí tendrá una pequeña novedad: el «notch» solo recogerá la cámara, por lo que la pantalla estará más aprovechada. Contará con Android 9.0 Pie y OxygenOS.
09-10-2018 | abc.es
Así es el Google Pixel 3, el teléfono más filtrado de la historia
Marketing creativo, filtración controlada o casualidad. Las presentaciones de productos tecnológico de alto consumo dejaron de interesar hace mucho tiempo. Pocas empresas del sector como Apple o Samsung logran captar tanto interés como para seguir sus presentaciones al dedillo y como un espectáculo de masas. En la mayoría de veces las características y diseños de los productos que se lanzan se airean en internet días antes. Pero en el caso del nuevo Pixel 3 XL se ha soltado demasiado apresurado. Es más, se ha podido comprar en Hong Kong. Tras haberse marcado un tanto importante el pasado año con el Pixel 2 XL, para muchos consumidores la mejor cámara en un móvil, Google aspira a repetir la fórmula con su sucesor, el Pixel 3 XL, cuyas prestaciones ya se conocen al completo desde hace semanas. Es más, medios especializados han realizado incluso reseñas del producto cuando, en realidad, se presenta de manera oficial este martes. Pero la cajita de los secretos se ha abierto mucho antes. Google se pone a punto para combatir contra Apple, que lanzó recientemente sus nuevos iPhone XS. El gigante de internet presentará su nuevo Pixel 3 y la versión musculada, el Pixel 3 XL, que va ser sin duda el modelo más interesante. Ya se conoce, prácticamente, todo lo que contendrá. Con pocos cambios estéticos, el dispositivo aprovechará su única lente elemento imprescindible con el sacarle punta a su depurado software para crear el llamado efecto «bokeh» o modo retrato. Pese a la tendencia en la industria de lanzar móviles con dos cámaras -o incluso tres, como en el caso del Huawei P20 Pro-, la firma norteamericana se mantendrá en sus trece; tendrá un único sensor de 12 megapíxeles. Pero esta decisión también tendrá sus limitaciones, puesto que el terminal no será capaz de hacer zoom ópticos de dos aumentos como otros rivales. En la parte frontal se incorporará una cámara con sensor de 8 megapíxeles que, también, contará con modo retrato. El móvil empaquetará lo mejor que se puede encontrar ahora mismo en las estanterías de los proveedores. Así, lo que ha trascendido es que el «smartphone» albergará un microprocesador Snapdragon 845 de Qualcomm, el más potente en estos momentos, acompañado de 4 GB de memoria RAM. Y con dos versiones de 64 y 128 GB. Una tendencia que sí seguirá será de la incorporación de una pestaña o «notch» como la que popularizó el pasado año el iPhone X como solución para ganar espacio en pantalla sin sacrificar el tamaño. Pero este atributo vendrá únicamente en el modelo de mayores dimensiones, el Pixel 3 XL. Así, la pantalla de 6.3 pulgadas en el Pixel 3 XL será un panel tipo OLED con una resolución de 2.960 × 1.440 píxeles. Ambos dispositivos tendrán altavoces estéreo y sin conector para auriculares. La batería de los prototipos filtrados tenía una densidad de 3.430 mAh, más pequeña que la de 3.520 mAh en el Pixel 2 XL, mientras que la del modelo con peso welter será de 2.900mAh, aproximadamente. Los colores filtrados son negro, blanco y rosa. También se espera que esté acompañado de un accesorio de carga inalámbrica. Además de nuevos teléfonos, Google también puede presentar un dispositivo llamado Home Hub que incorpora un altavoz inteligente y el asistente de voz Assistant pero con pantalla táctil. Un «gadget» que recuerda al Echo Show, de Amazon. Además de controlar otros aparatos del hogar, el dispositivo permitirá interactuar con servicios de la compañía como YouTube. También se ha especulado en que se haga oficial una nueva tableta con nombre Pixel Slate y compatible con lápices ópticos con la que el gigante de internet pretende competir contra el iPad Pro de Apple o la familia Surface de Microsoft.
08-10-2018 | abc.es
Spotify cumple 10 años como salvavidas de la música grabada
Huérfana de ideas, la otrora floreciente industria de la música grabada hacía aguas por los rigores de una piratería descarnada cuando en 2008 nació Spotify, salvavidas que en 10 años de existencia se ha revelado además como clave para su radical transformación. [Gráfico elaborado por Statista] Aunque su desarrollo tecnológico arrancó en 2006, mañana se cumple una década del lanzamiento oficial de la «más célebre» plataforma de audio en «streaming» del mundo, desde Suecia para el mundo, alterando para empezar la percepción fuertemente asentada de que la música había que poseerla para su disfrute. En plena eclosión digital, los consumidores ya se habían acostumbrado por aquel entonces a que no hacía falta palparla en formato físico, pero por cada canción descargada de forma legal se adquirían, lo que había llevado al negocio a encadenar 8 años de pérdidas consecutivas (llegarían a ser 15). STATISTA Este sector pasó así de generar casi 23.300 millones de dólares en el año 2000 a cerca de 17.000 millones de euros en 2008 y tocar fondo en 2014 con 14.300, lo que supuso una contracción de casi el 40%, según cifras de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI, por sus siglas en inglés). Solo en los últimos tres años se ha vuelto a la senda del crecimiento, hasta los 17.300 años de 2017, gracias al empuje del "streaming", que amasó un 38 por ciento de los ingresos totales tras subir su facturación un 41% de un año a otro, mientras los formatos físicos siguen hundiéndose, con la excepción del vinilo. Con 3 5 millones de canciones en catálogo, Spotify (cuyo nombre resulta de combinar las palabras «spot» e «identify») se sigue presentando como el servicio de audio online «más popular del mundo», con una comunidad de 180 millones de usuarios, 83 de ellos de pago, en 65 mercados del planeta (en marzo llegó a Sudáfrica, lo que supuso su desembarco en África). También es el servicio que más retorno económico proporciona hoy por hoy al negocio de la música (9,2 billones de dólares a 31 de diciembre de 2017). Por cada usuario, paga 20 dólares a las discográficas, mientras que YouTube, el otro gigante del «streaming», remunera a los artistas con menos de un dólar. Los efectos de la compañía sueca no se han dejado sentir solo en lo económico. Desde el principio definió su modelo de negocio con una opción de pago «premium» que permite por ejemplo la escucha sin conexión a internet y, sobre todo, con una suscripción gratuita con publicidad que democratizó un acceso fácil, inmediato y permanente a la música, independientemente de la ubicación. «Las discográficas, más grandes o más pequeñas, teníamos antes un monopolio porque éramos a las que se nos permitía acceder a los principales centros de distribución» «Las discográficas, más grandes o más pequeñas, teníamos antes un monopolio porque éramos a las que se nos permitía acceder a los principales centros de distribución; con los medios de comunicación pasaba lo mismo: una radiofórmula no podía atender a 400 personas, sino a actores de la cadena de valor que le aportaban el 80% de su programación», reconoce José María Barbat, presidente de Sony Music Spain. Las emisoras de radio, sobre todo las «mainstream», perdieron su predominio como prescriptoras de contenido, abriendo el abanico a sellos más pequeños, artistas independientes y músicas ajenas al hegemónico patrón anglosajón. A nadie se le pasa por alto en este sentido el fenómeno de la música en español, con el colombiano J Balvin a la cabeza, quien llegó a destronar al canadiense Drake como el artista con mayor número de reproducciones a nivel mundial en Spotify. «Estamos viviendo cosas tan increíbles como que un grupo de pop coreano llamado BTS sea uno de los mayores vendedores de tickets en EE.UU.», añade Barbat, cuya compañía prepara en estos momentos el lanzamiento a nivel mundial de un artista española, Rosalía. Y es que la ingente cantidad de datos que proporcionaba cada escucha de una canción permite además a sus autores identificar aquellos lugares donde su música es más apreciada y, por tanto, afinar mucho mejor las rutas de giras, la cual no es la única consecuencia en otra industria musical, la del directo. «De alguna manera ayuda a descubrir y prescribir a través de playlists. Hay una correlación directa entre el descubrimiento y el acudir a un show futuro», reconoce Joe Pérez-Orive, director de márketing del gigante Live Nation Entertainment en Barcelona, que apuesta por abundar en esa relación en el futuro. Por otra parte, con el «streaming» el consumidor de música no está obligado a adquirir un disco entero si lo único que le interesa es un tema, lo que devolvió a la industria a sus inicios, con el peso de los lanzamientos en los sencillos y no en los álbumes. Asimismo, mientras una canción suene en Spotify genera dinero, de ahí la importancia de revitalizar el catálogo antiguo mediante diversas estrategias y figuras como Michael Jackson, «un icono de la cultura pop cuya música trasciende generaciones», destaca Barbat, quien cita cómo la inclusión de «Bad» en una reciente película de animación para niños generó grandes picos de reproducciones. En pérdidas Este apogeo, así como el de YouTube o la francesa Deezer (lanzada en abril de 2007), hizo que surgieran nuevos actores en escena, como Apple Music y Tidal (la plataforma «de los artistas», fundada para mejorar su remuneración, pero dirigida por la elite entre ellos, véase Jay-Z o Beyoncé). Pero la mayor sombra que se cierne sobre el futuro de Spotify tiene que ver con su balance económico, ya que desde su fundación se mantiene en pérdidas (1.500 millones de dólares en 2017, aunque sus ingresos han ido progresando: 2.370 millones de dólares en 2015; 3.600 millones en 2016 y 4.990 millones el pasado año). «Los servicios de streaming viven un momento ideal para llegar a ser realmente servicios de masas, con rumbo a los 200 millones de suscriptores a nivel mundial» A la búsqueda de números verdes y con mucho camino de crecimiento en la conversión de suscripciones gratuitas a «premium», se busca ahora «reducir costos operativos mediante acuerdos directos con artistas de peso y permitiendo la distribución directa a artistas», señala Ángel Navas, analista de la web Industria Musical. «Los servicios de streaming viven un momento ideal para llegar a ser realmente servicios de masas, con rumbo a los 200 millones de suscriptores a nivel mundial. Solo en la primera mitad del año en EE.UU. han aumentado el número en 47,3% y las acciones de Spotify siguen bastante por encima de su precio de salida, lo que demuestra que Wall Street aún cree en la empresa», subraya. Fue el pasado 3 de abril cuando la plataforma digital hizo su debut en el mercado bursátil de Nueva York, uno de los más importantes del sector tecnológico en los últimos años, con la tercera cuantía mayor desde los lanzamientos de Alibaba y Facebook. «El valor mundial de la industria de la música ronda los 17.000 millones de dólares, pero el de Spotify es el doble: 32.000», destaca Barbat, optimista ante unas proyecciones que indican que, «a 5 o 10 años, la música volverá a estar en su mejor momento histórico».
13