Noticias de "apple"

04-05-2017 | abc.es
El truco desconocido de la calculadora del iPhone que te hará la vida más fácil
Si eres usuario de iPhone estarás más que acostumbrado a la calculadora del terminal. En más de una ocasión habrás utilizado esta herramienta para hacer cuentas pero es probable que desconozcas una función secreta -y muy útil- que acaba de dar a conocer un joven y que se ha vuelto viral. Jazz Johnson, de 19 años, publicó a través de su cuenta de Twitter la nueva funcionalidad que había descubierto en la calculadora del iPhone. Aunque él no es el primero que da con esta función, sí ha sido el encargado de difundirla. Y es que el joven descubrió en Reddit el truco, que había sido publicado en 2014. Al verla, el joven cogió su iPhone para ver si era verdad. Y efectivamente, lo es. Se trata de un truco con el que los usuarios de Apple pueden borrar los números de la calculadora sin tener que usar el teclado: basta con deslizar el dedo sobre el último número hacia la izquierda o derecha. De esta manera, se va eliminando el último número. Ya que a él le pareció útil, decidió difundir un vídeo a través de su cuenta de Twitter explicando el truco. Lleva más de 25.000 retuits por lo que evidencia que esta funcionalidad de la calculadora del iPhone era desconocida por gran parte de los usuarios: PSA: you can backspace on the iPhone calculator pic.twitter.com/sBJMlANDNJ? CENSORED dialogue (@censoredialogue) 3 de mayo de 2017
04-05-2017 | abc.es
No habrá iPhone 8 este año, según un nuevo informe
Apple se mantiene en silencio mientras que cada vez surgen con mayor fuerza los rumores sobre un retraso en la fabricación del terminal, y por tanto, puesta en venta. Así, el nuevo iPhone 8 no saldrá al mercado hasta 2018. Es lo asegura el portal «ValueWalk» en base a fuentes cercanas a la cadena de suministro de Apple. «Se espera que el dispositivo del décimo aniversario ofrezca mejoras significativas respecto a los lanzamientos anteriores» por lo que el nuevo terminal estrella, debido a un problema en la cadena de suministros, se retrasará lo que obligará a la compañía a lanzar solo el iPhone 7S y 7S Plus, la segunda generación del iPhone 7 y 7 Plus lanzada el pasado año. «Fuentes cercanas a Foxconn sugieren que Apple solo realizará pedidos para el iPhone 7S y el iPhone 7S Plus», asegura «ValueWalk». Hay que recordar que al cumplirse este año el décimo aniversario del iPhone, los rumores apuntan a que Apple presentaría tres nuevos modelos: uno de 4,7 pulgadas (probablemente llamado iPhone 7S); otro de 5.5 pulgadas (probablemente llamado iPhone 7S Plus); y el tercero sería el iPhone 8 o iPhone X, el más alto de gama (cuyo precio rondaría los 1.000 euros) y auténtica estrella de este año. Así, los fans de Apple tendrían tres nuevos modelos en 2017. Pero parece que no va a ser así y tendrían que conformarse, en principio, con las nuevas versiones del iPhone 7. Las mejoras del iPhone 8 o iPhone X «La fuente cercana a Foxconn sugiere que los materiales de fabricación para el nuevo iPhone comenzarán a llegar en la última semana de junio, lo que significa que al menos el iPhone 7S y el iPhone 7S Plus podrán lanzarse en septiembre», indica el portal especializado. «Una vez que estos materiales lleguen a la sede de Apple -continúa-, los informes deben proporcionar información adicional de los posibles lanzamientos de iPhone». A pesar de ello, «la mayoría de los observadores de Apple todavía creen que la compañía hará algo excepcional con el fin de conmemorar el décimo aniversario». Ya se filtraron las imágenes de cómo sería el nuevo iPhone 8. La característica más destacada es que no tendrá botón Home, como ha hecho Samsung. Es decir, se integraría en el panel OLED. También tendría doble cámara con realidad aumentada y carga inalámbrica. No es la primera vez que se publican informaciones respecto al posible retraso del iPhone 8. Las mejoras significativas de hardware son las «culpables» de esta anómala situación, ya que Apple siempre presenta a principios de septiembre sus nuevos terminales que, días después, se ponen a la venta. Pero esta vez, el nuevo panel OLED personalizado, el chip Apple A11 de 10 nanómetros SoC, el nuevo módulo 3D Touch (el lector de huellas dactilares iría incrustado en la pantalla) o la cámara de detección 3D están dando más quebraderos de cabeza a los de Cupertino de los que esperaban.
03-05-2017 | abc.es
Educación: territorio (tecnológico) a ocupar por Microsoft, Google y Apple
Que el sector de la educación es un negocio es un hecho más que obvio. Las cifras de estudiantes, más de ocho millones cada curso en España, demuestran que es un territorio a explorar. Y, cómo no, en plena reconversión industrial y digitalización las nuevas tecnologías han tocado a la puerta de las aulas. La batalla que se libra desde hace años se ha endurecido en los últimos coincidiendo con el despliegue de internet de alta velocidad y del impulso social que ha visto cómo los dispositivos móviles forman parte de la vida diaria de las personas. Microsoft, hasta la fecha, había liderado, al menos en grandes mercados como el norteamericano, la penetración de dispositivos electrónicos orientados al mundo educativo, pero con el auge y popularización de los llamados Chromebooks -ordenadores de bajo coste que funcionan en entornos virtuales- han conquistado al alumno, sobre todo en la educación primaria y secundaria. Apple, con sus MacBook (incluso con el iPad Pro), también ha logrado obtener importantes réditos en este sector (gran parte proveniente del alumnado universitario) en donde, de nuevo, Microsoft planta su semilla. Y lo hace por partida doble. Las últimas novedades del gigante de Redmond lo ponen de manifiesto. Windows 10 S, una versión más accesible, en la nube y limitada que el sistema operativo completo, y el ordenador portátil Surface Laptop confirman ese interés de Microsoft en reforzar su línea de negocio. La nueva-vieja idea es conquistar definitivamente los colegios. Y ese esfuerzo pasa por reducir los precios de los productos a adquirir dados los siempre escasos presupuestos que manejan los centros. Terry Myerson, vicepresidente de Microsoft, dejó claras las intenciones durante su presentación esta semana en Nueva York (EE.UU): la utilidad de Windows 10 S estará en las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, nichos de mercado para «un sistema operativo que se impone a los demás en la educación estadounidense previa a la universidad». La idea, por tanto, es cubrir las necesidades de los alumnos (en primer lugar) y los colegios (por extensión). Tomar apuntes, editar documentos, utilizar algún programa de ofimática, corregir deberes y gestionar las clases es cada vez más habitual hacerlo desde una pantalla. Porque lo que en la sociedad y en la industria se aprecia con total nitidez, en el aula también ha empezado a notar los efectos del tsunami digital; ha trastocado sus cimientos y la naturaleza de la misma han mutado en comparación a otras épocas. No obstante, en el fondo, todo acaba en el mismo lugar: enseñar. Pero los alumnos, hoy en día, tienen a su alcance numerosos recursos tecnológicos para lograr clases más eficientes y metodologías más dinámicas, y más teniendo en cuenta que este tipo de complementos y accesorios formarán parte del entorno laboral una vez que estos alumnos accedan en un futuro. Y grandes firmas tecnológicas se han puesto del lado de la educación porque, en realidad, han visto un floreciente negocio ante sus pies, aunque cada cual con sus objetivos diferentes, ya sea venta directa de dispositivos, adquisición de licencias por parte de profesorado o alumnado o distribución de plataformas propias. Solo un par de datos para situarnos. Según la firma de análisis de mercado IDC, el gasto en ordenadores, programas informáticos y servicios de tecnologías en la educación en España fue de 508 millones de dólares en 2014 y se elevará a 528 millones en 2019, lo que supone un crecimiento medio anual del 0,8%. Para hacernos una sola idea del maremágnum al que se enfrentan en algunos mercados como el español, el presente curso 2016-17 arrancó con 8.117.122 alumnos no universitarios, a los que hay que sumar el millón y medio de universitarios y, obviamente, sus profesores (unos 594.018), según la memoria del Ministerio de Educación. ¡Imagínate el dinero que se puede recoger de un solo centro educativo! Por esta razón son muchas las firmas interesadas en tirar del carro. Asus, Acer, Dell, Lenovo o HP han presentado en los dos últimos años sus propuestas de Chromebooks, cada vez más populares en las aulas «al proporcionar una solución sencilla, segura y manejable para favorecer el aprendizaje basado en la tecnología», en opinión de Gus Schmedlen, vicepresidente de educación en HP. Una visión compartida por Jon Phillips, director general de la estrategia de educación de Dell EMC, quien en un comunicado advierte que «las mejores prácticas del modelo de aprendizaje han evolucionado y el entorno educativo de hoy debe ser personalizado y estar dirigido por los alumnos, de manera que tengan la libertad de hacer su trabajo dentro y fuera del aula». Ahora, Microsoft aspira a liderar este incipiente y goloso sector con su Windows 10 S -la alternativa a Chrome OS-. El sistema operativo estará disponible sin coste en el próximo curso escolar para los colegios que utilizan computadoras con Windows 10 Pro, mientras que sus socios Acer, ASUS, Dell, Fujitsu, HP, Samsung y Toshiba lo ofrecerán a partir del verano en sus dispositivos desde 229 dólares. Es decir, a muy bajo coste para que puedan adquirirse sin dificultades para los alumnos más jóvenes. Más allá del precio La configuración y el formato juegan también un papel fundamental, ya que unos apuestan por las tabletas (infantil) como dispositivo de consulta, portátiles (primaria y secundaria), aunque comienzan a introducirse los convertibles y «2 en 1» más pensados para hacer trabajos. Por primera vez, en 2016 las ventas de ordenadores Chromebooks lograron superar a las registradas por la línea Mac de Apple. En concreto, se distribuyeron en los centros norteamericanos más de dos millones de unidades de dispositivos basados en Chrome OS, mientras que la firma de la manzana obtuvo unos 1.78 millones de unidades vendidas en el mismo ámbito, según datos de IDC . Una muestra más del impulso de estos ordenadores de bajo coste (por debajo de los trescientos euros) que ofrecen prestaciones básicas pero más que suficientes para introducirse en el aula. Según otros datos, en este caso elaborados por la consultora Futuresource, los Chromebooks acumularon el pasado año el 58% de cuota de mercado (50% un año antes), un 14% las tabletas basadas en iOS y un 5% los Macs. Aún así, los dispositivos basados en el sistema operativo de Google tienen muchas limitaciones a nivel técnico que pone en riesgo su hegemonía. «En un nivel de reemplazo en el que la tecnología no se usa para facilitar una transformación de la naturaleza de las metodologías de enseñanza y actividades de aprendizaje, sino un simple cambio de soporte, tanto el iPad como el Chromebook van a proporcionar un nivel de desempeño suficiente. En algunos aspectos ganará el Chromebook debido a su orientación como ordenador convencional. Seguramente estemos hablando de niveles educativos altos, con gran carga ofimática, por así decir. En otros, como el consumo de material didáctico, como libros, apuntes, vídeos, etc, el iPad se impone», apunta por su parte Fran Iglesias, Content Manager de Rossellimac.
03-05-2017 | abc.es
Educación: territorio (tecnológico) a ocupar
Que el sector de la educación es un negocio es un hecho más que obvio. Las cifras de estudiantes, más de ocho millones cada curso en España, demuestran que es un territorio a explorar. Y, cómo no, en plena reconversión industrial y digitalización las nuevas tecnologías han tocado a la puerta de las aulas. La batalla que se libra desde hace años se ha endurecido en los últimos coincidiendo con el despliegue de internet de alta velocidad y del impulso social que ha visto cómo los dispositivos móviles forman parte de la vida diaria de las personas. Microsoft, hasta la fecha, había liderado, al menos en grandes mercados como el norteamericano, la penetración de dispositivos electrónicos orientados al mundo educativo, pero con el auge y popularización de los llamados Chromebooks -ordenadores de bajo coste que funcionan en entornos virtuales- han conquistado al alumno, sobre todo en la educación primaria y secundaria. Apple, con sus MacBook (incluso con el iPad Pro), también ha logrado obtener importantes réditos en este sector (gran parte proveniente del alumnado universitario) en donde, de nuevo, Microsoft planta su semilla. Y lo hace por partida doble. Las últimas novedades del gigante de Redmond lo ponen de manifiesto. Windows 10 S, una versión más accesible, en la nube y limitada que el sistema operativo completo, y el ordenador portátil Surface Laptop confirman ese interés de Microsoft en reforzar su línea de negocio. La nueva-vieja idea es conquistar definitivamente los colegios. Y ese esfuerzo pasa por reducir los precios de los productos a adquirir dados los siempre escasos presupuestos que manejan los centros. Terry Myerson, vicepresidente de Microsoft, dejó claras las intenciones durante su presentación esta semana en Nueva York (EE.UU): la utilidad de Windows 10 S estará en las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, nichos de mercado para «un sistema operativo que se impone a los demás en la educación estadounidense previa a la universidad». La idea, por tanto, es cubrir las necesidades de los alumnos (en primer lugar) y los colegios (por extensión). Tomar apuntes, editar documentos, utilizar algún programa de ofimática, corregir deberes y gestionar las clases es cada vez más habitual hacerlo desde una pantalla. Porque lo que en la sociedad y en la industria se aprecia con total nitidez, en el aula también ha empezado a notar los efectos del tsunami digital; ha trastocado sus cimientos y la naturaleza de la misma han mutado en comparación a otras épocas. No obstante, en el fondo, todo acaba en el mismo lugar: enseñar. Pero los alumnos, hoy en día, tienen a su alcance numerosos recursos tecnológicos para lograr clases más eficientes y metodologías más dinámicas, y más teniendo en cuenta que este tipo de complementos y accesorios formarán parte del entorno laboral una vez que estos alumnos accedan en un futuro. Y grandes firmas tecnológicas se han puesto del lado de la educación porque, en realidad, han visto un floreciente negocio ante sus pies. Solo un par de datos para situarnos. Según la firma de análisis de mercado IDC, el gasto en ordenadores, programas informáticos y servicios de tecnologías en la educación en España fue de 508 millones de dólares en 2014 y se elevará a 528 millones en 2019, lo que supone un crecimiento medio anual del 0,8%. Para hacernos una sola idea del maremágnum al que se enfrentan en algunos mercados como el español, el presente curso 2016-17 arrancó con 8.117.122 alumnos no universitarios, a los que hay que sumar el millón y medio de universitarios y, obviamente, sus profesores (unos 594.018), según la memoria del Ministerio de Educación. ¡Imagínate el dinero que se puede recoger de un solo centro educativo! Por esta razón son muchas las firmas interesadas en tirar del carro. Asus, Acer, Dell, Lenovo o HP han presentado en los dos últimos años sus propuestas de Chromebooks, cada vez más populares en las aulas «al proporcionar una solución sencilla, segura y manejable para favorecer el aprendizaje basado en la tecnología», en opinión de Gus Schmedlen, vicepresidente de educación en HP. Una visión compartida por Jon Phillips, director general de la estrategia de educación de Dell EMC, quien en un comunicado advierte que «las mejores prácticas del modelo de aprendizaje han evolucionado y el entorno educativo de hoy debe ser personalizado y estar dirigido por los alumnos, de manera que tengan la libertad de hacer su trabajo dentro y fuera del aula». Ahora, Microsoft aspira a liderar este incipiente y goloso sector con su Windows 10 S -la alternativa a Chrome OS-. El sistema operativo estará disponible sin coste en el próximo curso escolar para los colegios que utilizan computadoras con Windows 10 Pro, mientras que sus socios Acer, ASUS, Dell, Fujitsu, HP, Samsung y Toshiba lo ofrecerán a partir del verano en sus dispositivos desde 229 dólares. Es decir, a muy bajo coste para que puedan adquirirse sin dificultades para los alumnos más jóvenes. Más allá del precio La configuración y el formato juegan también un papel fundamental, ya que unos apuestan por las tabletas (infantil) como dispositivo de consulta, portátiles (primaria y secundaria), aunque comienzan a introducirse los convertibles y «2 en 1» más pensados para hacer trabajos. Por primera vez, en 2016 las ventas de ordenadores Chromebooks lograron superar a las registradas por la línea Mac de Apple. En concreto, se distribuyeron en los centros norteamericanos más de dos millones de unidades de dispositivos basados en Chrome OS, mientras que la firma de la manzana obtuvo unos 1.78 millones de unidades vendidas en el mismo ámbito, según datos de IDC. Una muestra más del impulso de estos ordenadores de bajo coste (por debajo de los trescientos euros) que ofrecen prestaciones básicas pero más que suficientes para introducirse en el aula. Según otros datos, en este caso elaborados por la consultora Futuresource, los Chromebooks acumularon el pasado año el 58% de cuota de mercado (50% un año antes), un 14% las tabletas basadas en iOS y un 5% los Macs. Aún así, los dispositivos basados en el sistema operativo de Google tienen muchas limitaciones a nivel técnico que pone en riesgo su hegemonía. «En un nivel de reemplazo en el que la tecnología no se usa para facilitar una transformación de la naturaleza de las metodologías de enseñanza y actividades de aprendizaje, sino un simple cambio de soporte, tanto el iPad como el Chromebook van a proporcionar un nivel de desempeño suficiente. En algunos aspectos ganará el Chromebook debido a su orientación como ordenador convencional. Seguramente estemos hablando de niveles educativos altos, con gran carga ofimática, por así decir. En otros, como el consumo de material didáctico, como libros, apuntes, vídeos, etc, el iPad se impone», apunta por su parte Fran Iglesias, Content Manager de Rossellimac.
03-05-2017 | enter.co
Apple no aumenta ventas del iPhone y culpa a rumores por ello
El iPhone continúa siendo la principal fuente de ingresos de Apple. Este equipo ha sido el producto más exitoso en la historia de la compañía. En el primer trimestre de 2017 la compañía vendió 50,76 millones de unidades, lo que significó ingresos por 52.900 millones de dólares. El año pasado las ventas del iPhone fueron un 1% más […]
03-05-2017 | abc.es
Microsoft ataca a Google y Apple en la educación: llega el Surface Laptop y Windows 10 S
El sistema operativo Windows 10 S y el nuevo portátil Surface Laptop fueron presentados este martes por Microsoft como herramientas con las que «democratizar la educación», pero también como armas para enfrentar la competencia desde las aulas, donde la compañía tiene millones de usuarios. «El talento está en todas partes, pero las oportunidades no», dijo el máximo directivo de Microsoft, Satya Nadella, ante la mirada atenta de más de un centenar de asistentes de un evento en Nueva York que exhibió las últimas apuestas de la firma en el ámbito educativo. Con el objetivo de «democratizar las oportunidades educativas», explicó, la compañía lanza un software de gestión empresarial «personalizado» según las necesidades de las escuelas, Windows 10 S, que funciona más rápido que su predecesor. El sistema operativo estará disponible sin coste en el próximo curso escolar para los colegios que utilizan computadoras con Windows 10 Pro, mientras que sus socios Acer, ASUS, Dell, Fujitsu, HP, Samsung y Toshiba lo ofrecerán a partir del verano en sus dispositivos desde 229 dólares. El vicepresidente ejecutivo de Windows, Terry Myerson, destacó que la instalación del software queda reducida a unos 30 segundos gracias a un asistente, contenido en una llave USB. Apilando un portátil sobre otro tras instalar el sistema operativo, el ejecutivo aseveró que esta aplicación simplificará la tarea al personal encargado del sistema informático en las escuelas. Myerson subrayó la utilidad de Windows 10 S en las disciplinas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, nichos de mercado para un sistema operativo que se impone a los demás en la educación estadounidense previa a la universidad y que está disponible en 196 países. Windows 10 S llega ya integrado en el nuevo ordenador portátil de la familia Surface, Laptop, cuyo responsable, el directivo Panos Panay, definió como un dispositivo innovador hecho para creadores y, en concreto, para estudiantes universitarios. Altas prestaciones Surface Laptop lleva más lejos las características del primer portátil que Microsoft lanzó en octubre de 2015, el desmontable Book, con una batería de 14,5 horas y una pantalla táctil de 13,5 pulgadas compatible con la tecnología de lápiz digital Windows Ink. El dispositivo, que según Panay le hace competencia a los MacBook Air y Pro por su rapidez, duración, peso y delgadez, tiene un procesador Intel Core de séptima generación integrado en su placa base, que «equilibra» todos estos conceptos opuestos. «Es la pantalla de LCD táctil más fina en un portátil», aseguró entusiasta el ejecutivo. Las computadoras de Apple «están bien» pero el Surface Laptop «es el que vais a querer», bromeó tras la proyección de un vídeo promocional que arrancó el aplauso de la audiencia. Con este dispositivo Surface, el último en una línea que incluye el portátil desmontable Book, la tableta «2 en 1» Pro 4 y el PC reclinable Studio, Microsoft planta cara a competidoras directas como Apple, que tienen en el mercado productos similares. Bajo la promesa de que aguantará «los 4 años de vida estudiantil» universitaria, Panay consideró además que el portátil «insufla vida» a la familia de dispositivos Surface, que sufrió un resbalón en los últimos resultados trimestrales de Microsoft, con una caída de ingresos del 26%. A la venta el próximo 15 de junio por 1.599 dólares, o 999 dólares si el procesador es Intel Core i5, el Surface Laptop está disponible en cuatro colores, tiene el teclado recubierto de tela y es compatible con el dispositivo Dial, que permite manejar las aplicaciones en paralelo al ratón convencional. La firma fundada por Bill Gates con sede en Redmond, en el estado de Washington, también presentó nuevas posibilidades educativas para la aplicación Microsoft Teams, que pretende «redefinir» el concepto de colaboración en las aulas. Por su parte, el juego «Minecraft» incorporará en su edición educativa el «Codebuilder», una opción para desarrollar la resolución de problemas que busca atraer a las estudiantes a la programación. En cuanto a la «realidad mixta«, Microsoft utilizará tecnología 3D y «realidad aumentada» para simplificar procesos educativos con las gafas HoloLand, que permitirán a los alumnos hacer excursiones virtuales al espacio o recrear un eclipse de manera inmersiva, entre otras cosas.
03-05-2017 | abc.es
El iPhone sigue encallado
A Apple le pilló a contrapié la tormenta hace un año. No ha logrado, aún, escapar de ella, pero confía en que, justo en el momento en el que cumple diez años, el iPhone retome de nuevo el control. La compañía americana ha sufrido, una vez más, una ralentización en las ventas de su producto estrella a pesar del ligero aumento en sus beneficios. Pero, ¿por qué sucede esto? El gigante tecnológico ha dado a conocer este miércoles sus resultados económicos del segundo trimestre, los cuales han generado una decepción en el mercado. Durante este periodo ha vendido unos 50,76 millones de teléfonos iPhone, que generaron unos ingresos de 33.249 millones de dólares (30.446 millones de euros). Los analistas esperaban, sin embargo, alcanzar los 52 millones de dispositivos vendidos. No ha podido ser. Y, además, quedan lejos de los datos de hace un año, en donde se alcanzaron las 61,2 millones unidades vendidas. Estos datos representan una caída del 1% en ventas, aunque sus ingresos, pese a todo, han aumentado en torno al 1%. En conjunto, estas ventas representan el 63% de todos los ingresos de la compañía en este trimestre. Para explicarlo, hay que comprender que le precio de cada dispositivo se ha incrementado. Y, al final, las cuentas salen. Menos venta directa, pero más caro; resultado: más ingresos y eso que ha perdido un 12% en un año. Pero el problema de base es que el iPhone en los últimos tiempos no ha vivido una renovación tan grande como para incentivar su consumo. Además, su larga durabilidad permite extender los ciclos de renovación. Es cada vez menos habitual que los consumidores cambien su terminal al cabo del año. Y eso se nota. Tim Cook, consejero delegado de Apple, encuentra además una razón de esta baja de las ventas del iPhone: los incesantes rumores que frenan el deseo de los consumidores de comprar en estos momentos y esperarse a dentro de unos meses. STATISTA La adopción de este dispositivo ha ido al alza desde que se pusiera a la venta en 2007. El pasado año, pese a todo, sufrió sus primeros coletazos de la crisis , que ha continuado hasta la fecha. Atrapada en la burbuja del «smartphone», la compañía, entonces, optó por buscar soluciones para mejorar sus ingresos mientras se frenaba la venta directa, algo que ha logrado. Pero ha coincidido, además, con un periodo de desaceleración del mercado global de teléfonos móviles y un impulso descontrolado de marcas asiáticas, especialmente chinas, que ya copan tres de los cinco primeros puestos de líderes de ventas a nivel mundial. El pasado año la firma renovó como cada otoño su teléfono, aunque no introdujo grandes cambios estéticos, algo criticado entre los analistas. Se espera que este año Apple logre un revulsivo que se espera desde hace tres o cuatro años. Como una de las empresas más herméticas del mundo, se desconocen las principales novedades que se introducirán en el próximo año, aunque los primeros rumores apuntan a que cambiará el tipo de pantallas utilizadas, agrandará estos paneles al estilo de los recientes Samsung Galaxy S8 y LG G6 y añadirá mejores prestaciones. Lograr cautivar de nuevo al público y convencer a los futuros compradores a que renueven sus terminales será su principal esfuerzo. En líneas generales, Apple ha aumentado pese a todo sus beneficios totales. La compañía ha facturado unas ventas trimestrales 52.900 millones de dólares (48.441 millones de euros). Estos resultados se comparan con las ventas de 50.600 millones de dólares (46.334 millones de euros) obtenidos el mismo trimestre del año anterior, de forma que ha logrado sacudirse un año de caída en sus ventas. Todo ello representa unos beneficios totales de 11.030 millones de dólares (10.100 millones de euros), lo que supone un aumento del 4.9% respecto a hace un año. El iPad se estrella Por diferentes productos, el iPad sigue cayendo en picado. En un año ha pasado de vender 10 millones de unidades a 8.9 millones. No ha dado todavía con la tecla, no encuentra el lugar que debe ocupar. Porque las tabletas, en general, se han visto superadas. Los usuarios adquieren este formato perono lo recambian al mismo ritmo que los «smartphones». Es por ello por lo que la firma de la manzana ha pensado en un nuevo dispositivo que cumpla las expectativas pero que sea más barato, con lo que planta su semilla en el entorno educativo donde otros gigantes como Alphabet o Microsoft desean liderar. Siendo el iPad la tableta más vendida del mundo, la industria ahora busca nuevas alternativas al PC porque, en consecuencia, y pese a dotarle de funciones más avanzadas en el iPad Pro, Apple se ha dado de bruces con la realidad: la gente utiliza menos este tipo de aparatos. Mientras, la gama Mac ha mejorado (de 4 millones de unidades vendidas a 4.1 millones) en un año de renovación de su gama más potente, los MacBook Pro, que también ha generado controversia. A pesar de estas circunstancias, se desconoce lo que Apple va a hacer para utilizar la ingente cantidad de efectivo que dispone, que llega a unos 172.000 millones de dólares (157.501 millones de euros), descontando deuda. Para este año se espera el iPhone X, que verá la luz en otoño, y por el que pasan todas las esperanzas. Gráfico elaborado por Statista
03-05-2017 | elpais.com
Apple Watch se queda sin las ?apps? de eBay, Amazon y Google Maps
Varias firmas dejan de dar soporte al reloj inteligente y eliminan sus aplicaciones para este dipositivo
135