Noticias de "apple"

07-03-2017 | enter.co
Nuevo iPhone tendría reconocimiento facial y cámara frontal 3D
Las patentes de las compañías de tecnología pueden (o no) indicar cuáles serían sus planes a futuro. Una patente no siempre significa que la compañía vaya a llevar a cabo un plan determinado, pero indica ciertas ideas que va teniendo en el camino para sus nuevos o actuales productos. La más reciente patente concedida a Apple […]
07-03-2017 | abc.es
El secreto de Apple para 2019: todos los iPhones tendrán pantalla OLED
Apple presentará en septiembre su nuevo iPhone. En concreto, tres modelos. Solo uno, el iPhone 8, el más alto de gama y cuyo precio rondaría los mil euros, sería el único con pantalla OLED. Los otros dos, el 7S y 7S Plus, saldrían al mercado con LCD. De esta manera, la compañía iniciaría el camino hacia su nueva meta en 2019: dotar a todos los terminales con panel OLED, según desvela el medio coreano «The Bell». Para llegar a ese objetivo, los de Cupertino se han marcado una serie de plazos. El primero es conseguir fabricar, según el informe, 60 millones de unidades del iPhone 8 con pantalla OLED de 5,5 pulgadas este año, lo que supone un 40 por ciento de su producción total de 2017. Así, en 2018 duplicaría su objetivo para que, al año siguiente, todos los iPhones cuenten con este panel. La cuestión, por tanto, es si merece la pena comprar los modelos iPhone 7S y 7S Plus cuando salgan al mercado también a finales de este año, cuyas pantallas de 4.7 y 5.5 pulgadas serían LCD. Según la información filtrada, SEMCO (Samsung Electro-Mechanics) e Interflex trabajan ya en la creación de una placa de circuito impreso flexible (FPCB) para los terminales. Y, para ello, han llevado a cabo una gran inversión. Samsung, en concreto, se encargará de fabricar los primeros paneles OLED para el iPhone 8. Este tipo de pantalla no es novedad alguna en el mercado de la telefonía móvil pero sí en Apple, cuyos terminales siempre han sido fabricados con LCD. La tecnología OLED requiere menos energía que las pantallas LCD y produce colores más brillantes. Este sería, por tanto, uno de los motivos por lo que el precio de iPhone 8 podría incrementarse, además de por otras prestaciones con las que contaría, como por la carga inalámbrica, su diseño (sin botones físicos) o el sistema de reconocimiento facial.
07-03-2017 | elpais.com
La errata de 150 millones de dólares que rompió Internet
Un error en AWS, el alojamiento en la nube de Amazon, dejó sin servicio a sitios populares como Slack, Quora o partes de Apple
06-03-2017 | abc.es
Cámara dual en el «smartphone»: ¿qué es y para qué sirve?
El Mobile World Congress 2017 ha dejado clara cuáles son las tendencias actuales sobre las que los principales fabricantes de «smartphones» centran su estrategia para sobrevivir en un mercado casi saturado. La doble cámara, junto a la «megapantalla», es sin duda una tendencia cada vez más asentada. Pero no nueva. Barcelona ha sido testigo de la presentación del nuevo Huawei P10 o del LG G6. Ambos «smartphones» cuentan con un sistema de doble cámara, una opción que atrae al usuario por las capacidades fotográficas que ofrece el terminal. Pero, ¿en qué consiste exactamente la cámara dual? Te adelantamos ya que no es para hacer dos fotos diferentes. El objetivo que persigue este sistema es muy simple: captar la mejor fotografía. Y, para ello, en vez de un sensor, los móviles con doble cámara funcionan con dos sensores independientes que, a su vez, trabajan juntos para fotografiar la mejor instantánea. La diferencia es que no todos los fabricantes incorporan este sistema con las mismas funcionalidades. Es decir, mientras que un terminal con doble cámara persigue abrir el campo de visión otros otorgan al usuario la posibilidad de hacer fotos perfectas incluso en condiciones con poca luz. Sin ir más lejos, el sistema de doble cámara del Huawei P10 y del LG G6, los últimos en el mercado, no funcionan de la misma manera. El gigante chino ha vuelto en confiar en Leica para su doble cámara, como ya hizo con el P9. Pero esta vez ha incorporado un modo retrato especial, a través de un software específico. Con un sensor monocromático de 20 Mpx, uno RGB de 12 Mpx, algoritmos de fusión mejorados y apertura f/1.8, la nueva serie P ofrece unas prestaciones fotográficas artísticas y técnicas de calidad excepcional. Al igual que con el P9, mientras que un sensor capta la información monocromática de la imagen, el otro captura la información RGB para combinarlas y ofrecer la fotografía final. Estas lentes ofrecen versatilidad y capturan los detalles más nítidos, logran un enfoque veloz y la mejor luminosidad en condiciones de escasa luz. Además, el nuevo algoritmo de profundidad de campo permite utilizar el efecto «bokeh» para crear imágenes más definidas y claras, con colores más vivos en el primer plano y un elegante difuminado en el segundo. Dicho efecto natural está disponible en los modos RGB y monocromo y se puede revertir después de tomar la foto. En el Mate 9, Huawei instaló una cámara Leica dual con sensor RGB (de color) de 12Mpx y un sensor monocromo (blanco y negro) de 20Mpx. El sensor RGB se centraba en captar los colores vivos para poder combinarlos en la imagen final con el monocromo, que se encargaba de reproducir los detalles más sutiles. Incluso en condiciones de baja luminosidad. Así, este «smartphone» superpone la fotografía a color con la de blanco y negro, dando como resultado una muy buena combinación. El Honor 5 también cuenta con una cámara dual con dos sensores de 12 Mpx; un sensor RGB para capturar colores y un sensor monocromático para el detalle. Con el G5 , predecesor del recién presentado G6, LG también incorporó el sistema de doble cámara trasera (una de 16 Mpx y otra de 8 Mpx) que, combinadas, podían hacer fotografías en modo gran angular de hasta 135 grados, algo impensable con un «smartphone» normal, cuyo campo de visión es casi dos veces menor. El LG G6 incorpora un gran angular de 125 grados. La diferencia con el G5 es que la doble cámara trasera, es decir, los dos sensores, tienen 13 Mpx, de tal manera que se pueden hacer fotos panorámicas sin perder calidad, algo que las cámaras de teléfonos convencionales no pueden. Dos tipos de zoom Fue con el iPhone 7 Plus cuando el sistema de doble cámara se hizo también muy popular. El último terminal de los de Cupertino, presentado en septiembre de 2016, lleva una doble cámara de 12 Mpx con gran angular y teleobjetivo además de zoom de dos aumentos sin perder ni pizca de nitidez. Sin embargo, la capacidad de acercar el foco para fotografiar lo que queremos es especial en este terminal. Las cámaras tienen dos tipos de zoom: el óptico, el que realiza la misma cámara, y el digital, que depende del software del terminal. En este caso, Apple lo mejoró de tal manera que el zoom digital permite al usuario hacer fotografías con hasta diez aumentos en fotos y seis en vídeo. iPhone 7 Plus- APPLE Cabe recordar que, en la actualidad, lo máximo que se consigue es un zoom de dos aumentos. Por esta razón, Oppo ha presentado en el MWC 2017 el sistema «5x Dual Camera Zoom» que permite hacer fotografías con hasta cinco aumentos sin perder calidad. Xiaomi lanzó en verano el Redmi Pro, un terminal con doble cámara trasera centrado en la profundidad de campo. Mientras que el sensor de 13 Mpx de Sony captura las imágenes fijas, el segundo de Samsung, y 5Mpx, capta información de profundidad. En 2014, HTC lanzó el One M, un «smartphone» con cámara principal de 4 Mpx con tecnología Ultrapixel y sistema Duo Camera Flash LED, que incluía una cámara secundaria de 5 Mpx y angular. Lo que permitía era captar imágenes jugando con la profundidad. En definitiva, la doble cámara, en función del modelo, permite obtener mejores fotos en condiciones de baja luminosidad, hacer zoom sin perder calidad y capturar imágenes con gran angular.
06-03-2017 | abc.es
El futuro de la fotografía móvil son dos cámaras en el «smartphone»
El Mobile World Congress 2017 ha dejado clara cuáles son las tendencias actuales sobre las que los principales fabricantes de «smartphones» centran su estrategia para sobrevivir en un mercado casi saturado. La doble cámara, junto a la «megapantalla», es sin duda una tendencia cada vez más asentada. Pero no nueva. Barcelona ha sido testigo de la presentación del nuevo Huawei P10 o del LG G6. Ambos «smartphones» cuentan con un sistema de doble cámara, una opción que atrae al usuario por las capacidades fotográficas que ofrece el terminal. Pero, ¿en qué consiste exactamente la cámara dual? Te adelantamos ya que no es para hacer dos fotos diferentes. El objetivo que persigue este sistema es muy simple: captar la mejor fotografía. Y, para ello, en vez de un sensor, los móviles con doble cámara funcionan con dos sensores independientes que, a su vez, trabajan juntos para fotografiar la mejor instantánea. La diferencia es que no todos los fabricantes incorporan este sistema con las mismas funcionalidades. Es decir, mientras que un terminal con doble cámara persigue abrir el campo de visión otros otorgan al usuario la posibilidad de hacer fotos perfectas incluso en condiciones con poca luz. Sin ir más lejos, el sistema de doble cámara del Huawei P10 y del LG G6, los últimos en el mercado, no funcionan de la misma manera. El gigante chino ha vuelto en confiar en Leica para su doble cámara, como ya hizo con el P9. Pero esta vez ha incorporado un modo retrato especial, a través de un software específico. Con un sensor monocromático de 20 Mpx, uno RGB de 12 Mpx, algoritmos de fusión mejorados y apertura f/1.8, la nueva serie P ofrece unas prestaciones fotográficas artísticas y técnicas de calidad excepcional. Al igual que con el P9, mientras que un sensor capta la información monocromática de la imagen, el otro captura la información RGB para combinarlas y ofrecer la fotografía final. Estas lentes ofrecen versatilidad y capturan los detalles más nítidos, logran un enfoque veloz y la mejor luminosidad en condiciones de escasa luz. Además, el nuevo algoritmo de profundidad de campo permite utilizar el efecto «bokeh» para crear imágenes más definidas y claras, con colores más vivos en el primer plano y un elegante difuminado en el segundo. Dicho efecto natural está disponible en los modos RGB y monocromo y se puede revertir después de tomar la foto. En el Mate 9, Huawei instaló una cámara Leica dual con sensor RGB (de color) de 12Mpx y un sensor monocromo (blanco y negro) de 20Mpx. El sensor RGB se centraba en captar los colores vivos para poder combinarlos en la imagen final con el monocromo, que se encargaba de reproducir los detalles más sutiles. Incluso en condiciones de baja luminosidad. Así, este «smartphone» superpone la fotografía a color con la de blanco y negro, dando como resultado una muy buena combinación. El Honor 5 también cuenta con una cámara dual con dos sensores de 12 Mpx; un sensor RGB para capturar colores y un sensor monocromático para el detalle. Con el G5 , predecesor del recién presentado G6, LG también incorporó el sistema de doble cámara trasera (una de 16 Mpx y otra de 8 Mpx) que, combinadas, podían hacer fotografías en modo gran angular de hasta 135 grados, algo impensable con un «smartphone» normal, cuyo campo de visión es casi dos veces menor. El LG G6 incorpora un gran angular de 125 grados. La diferencia con el G5 es que la doble cámara trasera, es decir, los dos sensores, tienen 13 Mpx, de tal manera que se pueden hacer fotos panorámicas sin perder calidad, algo que las cámaras de teléfonos convencionales no pueden. Dos tipos de zoom Fue con el iPhone 7 Plus cuando el sistema de doble cámara se hizo también muy popular. El último terminal de los de Cupertino, presentado en septiembre de 2016, lleva una doble cámara de 12 Mpx con gran angular y teleobjetivo además de zoom de dos aumentos sin perder ni pizca de nitidez. Sin embargo, la capacidad de acercar el foco para fotografiar lo que queremos es especial en este terminal. Las cámaras tienen dos tipos de zoom: el óptico, el que realiza la misma cámara, y el digital, que depende del software del terminal. En este caso, Apple lo mejoró de tal manera que el zoom digital permite al usuario hacer fotografías con hasta diez aumentos en fotos y seis en vídeo. iPhone 7 Plus- APPLE Cabe recordar que, en la actualidad, lo máximo que se consigue es un zoom de dos aumentos. Por esta razón, Oppo ha presentado en el MWC 2017 el sistema «5x Dual Camera Zoom» que permite hacer fotografías con hasta cinco aumentos sin perder calidad. Xiaomi lanzó en verano el Redmi Pro, un terminal con doble cámara trasera centrado en la profundidad de campo. Mientras que el sensor de 13 Mpx de Sony captura las imágenes fijas, el segundo de Samsung, y 5Mpx, capta información de profundidad. En 2014, HTC lanzó el One M, un «smartphone» con cámara principal de 4 Mpx con tecnología Ultrapixel y sistema Duo Camera Flash LED, que incluía una cámara secundaria de 5 Mpx y angular. Lo que permitía era captar imágenes jugando con la profundidad. En definitiva, la doble cámara, en función del modelo, permite obtener mejores fotos en condiciones de baja luminosidad, hacer zoom sin perder calidad y capturar imágenes con gran angular.
03-03-2017 | enter.co
Apple no comprará más cobalto proveniente del Congo
Apple dice que no comprará más cobalto extraído a mano en el Congo temporalmente, hasta que no se solucionen los problemas relacionados con el trabajo infantil y condiciones laborales severas. El cobalto es un componente necesario para hacer las baterías de litio que tienen los celulares y otros dispositivos electrónicos. Continúa leyendo en ENTER.CODeja un […]
03-03-2017 | abc.es
El Mobile World Congress se despide sin dejar claro cuál es el «Next Element» rompedor que prometía
La cifras son evidentes. El Mobile World Congress (MWC) 2017 ha registrado un nuevo récord de asistentes con 108.000 participantes en su duodécima edición en Barcelona, un 7% más respecto a los 101.000 de 2016. Pero estos números conviven con otra realidad que nadie puede negar. Y es que la gran cita tecnológica que acoge cada año la ciudad condal se ha despedido sin dejar claro cuál es el «Próximo Elemento» («Next Element», su lema de esta edición) tecnológico rompedor. «Smartphones» de última (Sony Xperia XZ Premium, Huawei P10, LG G6) y paleolítica generación (Nokia 3310) han convivido durante cuatro días en Barcelona junto a los coches conectados, tabletas, «smartwatches», el denominado Internet de las Cosas (IoT), la realidad virtual (por cierto, principal tendencia de la anterior edición), la Inteligencia Artificial y el despliegue de la tecnología 5G. Muchas tendencias, que de hecho ya fueron protagonistas en otros años, y ninguna disruptiva, además de notables ausencias. La primera de ellas, Samsung, que ha pasado desapercibida. No ha querido presentar en el MWC el Galaxy S8, su próximo «smartphone» a pesar de que Huawei, uno de sus rivales, sí ha acudido con su mejor artillería. La firma surcoreana ha preferido presentar solo su nueva tableta Galaxy Tab S3. Un cambio de estrategia que hace sospechar en torno a su posible salida del Mobile. Al fin y al cabo, Apple tampoco acude nunca a este tipo de eventos y, al igual que los de Cupertino, Samsung va a presentar su próximo «smartphone» en un evento aparte el próximo 29 de marzo. Nokia 3310, el terminal que más miradas ha conseguido acaparar- AFP PHOTO / Josep Lago Cabe recordar, además, que Samsung fue absoluta protagonista la pasada edición de la mano de Mark Zuckerberg, quien, además, ha sido otro gran ausente. Dos años seguidos ha viajado hasta Barcelona el CEO de Facebook que, esta vez, ha cedido el testigo a CEO de Netflix, Reed Hastings, y John Hanke, creador de «Pokémon Go» sin la misma expectación. Por cierto, la realidad virtual fue la tendencia clave de la anterior edición. Incluso Zuckerberg apostó por ella en 2016, cuando aseguró cambiaría «la forma en la que las personas trabajamos y nos comunicamos» y sería «la siguiente gran plataforma social». De hecho, Samsung presentó la Gear 360, una cámara capaz de grabar vídeos en 360 grados, y LG la 360 CAM. Este año, la realidad virtual también ha estado presente pero no ha sido protagonista. Samsung se ha limitado a montar su propia feria de experiencia virtual. Y los «smartphones» no han girado en torno a ella, por mucho que las compañías se empeñaran el año pasado. De hecho, HTC ha acudido al MWC ofreciendo mismo: las HTC Vive, que lanzó en 2016. El espacio de Samsung dedicado a la RV- INÉS BAUCELLS Queda claro, de momento, que por mucho que se empeñasen las compañías el pasado año, la realidad virtual no ha llegado a los hogares de los usuarios. Y parece que esa realidad está más lejos de lo que auguraron el pasado año. Grandes ausentes y muchas incógnitas Ni siquiera las propias compañías siguen una clara tendencia. Los «smartwatches», que ya pasaron desapercibidos el año pasado, han estado presentes sin acaparar protagonismo alguno. Por mucho que Huawei haya presentado su nuevo Watch 2. Xiaomi sí ha sido una de las grandes ausente en esta edición del MWC, al igual que BQ y Wolder. El año pasado, Hugo Barra, que acaba de fichar por Facebook, despertó una gran expectación con el Mi5, un «smartphone» de gama alta a un precio económico. Aún así, la firma no se ha quedado de manos cruzadas y ha presentado Surge S1, el primer procesador para «smartphones» creado exclusivamente por la compañía y que llegará incorporado de serie en el nuevo terminal Mi 5C. El Internet de las Cosas, los coches conectados, la Inteligencia Artificial o el grafeno, han estado presentes sin ofrecer nada nuevo. Lo mismo ha sucedido con las redes 5G, de las que también habló Zuckerberg en la anterior edición. Y varias conclusiones pueden extraerse, entre líneas, del hecho de que ni el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, haya dado plazos sobre el 5G. El responsable, que visitó el MWC, dijo que comenzar «demasiado pronto» con el despliegue de la red de 5G sería quitar recursos a los operadores de telecomunicaciones, mientras que hacerlo demasiado tarde sería «retrasar al país» en el ámbito digital. Cabe recordar que en 2020 debería producirse una auténtica disrupción tecnológica.
03-03-2017 | abc.es
El MWC se despide sin aclarar cuál es el próximo «Next Element»
La cifras son evidentes. El Mobile World Congress (MWC) 2017 ha registrado un nuevo récord de asistentes con 108.000 participantes en su duodécima edición en Barcelona, un 7% más respecto a los 101.000 de 2016. Pero estos números conviven con otra realidad que nadie puede negar. Y es que la gran cita tecnológica que acoge cada año la ciudad condal se ha despedido sin dejar claro cuál es el «Próximo Elemento» («Next Element», su lema de esta edición) tecnológico rompedor. «Smartphones» de última (Sony Xperia XZ Premium, Huawei P10, LG G6) y paleolítica generación (Nokia 3310) han convivido durante cuatro días en Barcelona junto a los coches conectados, tabletas, «smartwatches», el denominado Internet de las Cosas (IoT), la realidad virtual (por cierto, principal tendencia de la anterior edición), la Inteligencia Artificial y el despliegue de la tecnología 5G. Muchas tendencias, que de hecho ya fueron protagonistas en otros años, y ninguna disruptiva, además de notables ausencias. La primera de ellas, Samsung, que ha pasado desapercibida. No ha querido presentar en el MWC el Galaxy S8, su próximo «smartphone» a pesar de que Huawei, uno de sus rivales, sí ha acudido con su mejor artillería. La firma surcoreana ha preferido presentar solo su nueva tableta Galaxy Tab S3. Un cambio de estrategia que hace sospechar en torno a su posible salida del Mobile. Al fin y al cabo, Apple tampoco acude nunca a este tipo de eventos y, al igual que los de Cupertino, Samsung va a presentar su próximo «smartphone» en un evento aparte el próximo 29 de marzo. Nokia 3310, el terminal que más miradas ha conseguido acaparar- AFP PHOTO / Josep Lago Cabe recordar, además, que Samsung fue absoluta protagonista la pasada edición de la mano de Mark Zuckerberg, quien, además, ha sido otro gran ausente. Dos años seguidos ha viajado hasta Barcelona el CEO de Facebook que, esta vez, ha cedido el testigo a CEO de Netflix, Reed Hastings, y John Hanke, creador de «Pokémon Go» sin la misma expectación. Por cierto, la realidad virtual fue la tendencia clave de la anterior edición. Incluso Zuckerberg apostó por ella en 2016, cuando aseguró cambiaría «la forma en la que las personas trabajamos y nos comunicamos» y sería «la siguiente gran plataforma social». De hecho, Samsung presentó la Gear 360, una cámara capaz de grabar vídeos en 360 grados, y LG la 360 CAM. Este año, la realidad virtual también ha estado presente pero no ha sido protagonista. Samsung se ha limitado a montar su propia feria de experiencia virtual. Y los «smartphones» no han girado en torno a ella, por mucho que las compañías se empeñaran el año pasado. De hecho, HTC ha acudido al MWC ofreciendo mismo: las HTC Vive, que lanzó en 2016. El espacio de Samsung dedicado a la RV- INÉS BAUCELLS Queda claro, de momento, que por mucho que se empeñasen las compañías el pasado año, la realidad virtual no ha llegado a los hogares de los usuarios. Y parece que esa realidad está más lejos de lo que auguraron el pasado año. Grandes ausentes y muchas incógnitas Ni siquiera las propias compañías siguen una clara tendencia. Los «smartwatches», que ya pasaron desapercibidos el año pasado, han estado presentes sin acaparar protagonismo alguno. Por mucho que Huawei haya presentado su nuevo Watch 2. Xiaomi sí ha sido una de las grandes ausente en esta edición del MWC, al igual que BQ y Wolder. El año pasado, Hugo Barra, que acaba de fichar por Facebook, despertó una gran expectación con el Mi5, un «smartphone» de gama alta a un precio económico. Aún así, la firma no se ha quedado de manos cruzadas y ha presentado Surge S1, el primer procesador para «smartphones» creado exclusivamente por la compañía y que llegará incorporado de serie en el nuevo terminal Mi 5C. El Internet de las Cosas, los coches conectados, la Inteligencia Artificial o el grafeno, han estado presentes sin ofrecer nada nuevo. Lo mismo ha sucedido con las redes 5G, de las que también habló Zuckerberg en la anterior edición. Y varias conclusiones pueden extraerse, entre líneas, del hecho de que ni el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, haya dado plazos sobre el 5G. El responsable, que visitó el MWC, dijo que comenzar «demasiado pronto» con el despliegue de la red de 5G sería quitar recursos a los operadores de telecomunicaciones, mientras que hacerlo demasiado tarde sería «retrasar al país» en el ámbito digital. Cabe recordar que en 2020 debería producirse una auténtica disrupción tecnológica.
02-03-2017 | abc.es
Samsung Galaxy S8: «megapantalla» sin botón Home pero con escáner de iris y puerto «jack»
Samsung no ha presentado «smartphone» alguno en el Mobile World Congress de Barcelona, donde sí ha estado presente aunque solo para presentar su nueva Galaxy Tab 3. La compañía ya anunció que organizaría un evento aparte para dar a conocer el nuevo S8 el 29 de marzo. Y ya se han filtrado imágenes del nuevo terminal. Ha sido el popular periodista Evan Blass quien ha publicado a través de cuenta de Twitter la imagen del que está llamado a ser el nuevo buque insignia de la compañía y poner punto y final al malogrado Note 7 que tanto daño ha hecho a la compañía. La imagen muestra un nuevo diseño cuya pantalla curva recuerda al Edge. Además, como el LG G6, es muy grande, ocupando casi todo el frontal por lo que también podrá ser de 18:9. El terminal carece de botón físico frontal, como se espera que también haga iPhone en septiembre y cuenta con un cuarto botón que, según los rumores, podría haber sido diseñado para Bixby, el primera asistente inteligente de Samsung que debutará con el S8. I think this is what you've been waiting for. pic.twitter.com/FvYfsLOy0R? Evan Blass (@evleaks) 1 de marzo de 2017Sin embargo, «BGR» sí ha obtenido las fotos de un actual Samsung Galaxy S8. El popular portal ha dado a conocer cómo será el nuevo temrinal de la firma surcoreana y aseguran que tendrá una versión más grande, como viene siendo habitual. Por tanto, el Galaxy S8+ tendría una pantalla Super AMOLED Quad HD de 6.2 pulgadas, a diferencia de las 5,8 del S8. La batería también tendría una mayor capacidad y, por lo demás, «se espera que los dos teléfonos sean idénticos». Con respecto a la pantalla, el cristal de los dos modelos «también se redondea en los lados para que los teléfonos se sientan cómodamente en la mano del usuario». «BGR» asegura que tanto el S8 como el S8+, a pesar de su mayor tamaño, «son más estrechos de lo esperado gracias a un diseño casi sin bordes a ambos lados de la pantalla». BGR El próximo Galaxy S8 de Samsung estará equipado con un nuevo procesador Qualcomm Snapdragon 835 en Estados Unidos, mientras que modelos internacionales, como el de la foto, llevarán un Samsung Exynos similar. Según «BGR», todos los modelos tendrán 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno, así como soporte para microSDXC. «Como en el caso de los teléfonos rivales, el Galaxy S8 admite tarjetas microSD de hasta 2 TB de tamaño», aseguran. Lleva cámara doble trasera de 12 Mpx junto a los sensores y flash, así como un escáner de huellas dactilares. «El botón de inicio en la parte frontal del teléfono que utilizó para albergar el lector de huellas digitales se ha eliminado, lo que permite a Samsung reducir sustancialmente los biseles por encima y por debajo de la pantalla. El resultado es un diseño maravillosamente elegante», afirma «BGR». Por encima de la pantalla se encuentra la cámara frontal de 8 Mpx y el popular escáner de iris que Samsung introdujo por primera vez en el «explosivo» Galaxy Note 7. «Los botones de encendido y volumen se sitúan a un lateral, mientras que el otro es se cree que es para Bixby. En la parte inferior del teléfono se encuentra un altavoz, un puerto USB-C y un conector para auriculares de 3,5 mm». Apple eliminó el puerto «jack» en el iPhone 7 y, hasta ahora, se había rumoreado de que Samsung haría lo mismo. Pero parece que no será así. «BGR» asegura que los nuevos Galaxy S8 y Galaxy S8+ serán resistentes al agua y al polvo.
168