Noticias de "apple"

04-10-2016 | abc.es
Google aumenta la mochila: trae sus «smartphones» Pixel, apuesta por el hogar y la realidad virtual
Septiembre y octubre suponen el pistoletazo de salida para la campaña navideña de la mayoría de las empresas. Y no iba a ser diferente para Google. Este martes se presenta, a las 18.00 horas su esperado teléfono, su apuesta por el campo de la telefonía móvil y su estrategia con Pixel, gama que sustituye a la aclamada familia Nexus que ha acercado la categoría media a los puestos más altos. Para la ocasión, el gigante de la tecnología ha organizado una presentación en Londres en el que asistirán los principales medios de comunicación, entre los que se encontrará ABC. Pero lo cierto es que no habrá mucho misterio en cuanto a sus características, ya que además de los rumores en las últimas horas se ha producido una «metedura de pata» procedente de la tienda Carphone Warehouse, o lo que es lo mismo, Phone House para el mercado español, el cual puso a la venta el teléfono en su web, antes de tiempo, revelando todos sus detalles. Además de que ha cambiado el nombre; de Nexus a Pixel, igual que sus portátiles con Google Chrome, que se caracterizan por tener pantallas sin rival. También se sabe que el fabricante, una vez más, volverá a ser HTC, que prestará su capacidad de producción a un terminal en el que no aparece su nombre por ninguna parte, una estrategia, por cierto, que se ha rumoreado que Huawei rechazó. Pero, gracias probablemente al encargo de Google la firma puede seguir adelante después de no conseguir destacar con ningún móvil en los últimos años. Como ya parece que se trata de una nueva tendencia, Pixel, tendrá dos versiones, la «normal» y una de mayor tamaño llamada Plus. Las únicas diferencias serán las pantallas y las baterías, de 5 pulgadas y Full HD para la versión normal y de 5.5 pulgadas resolución QHD para la versión Plus. Obviamente, el consumo añadido de una pantalla más grande, por lo que tiene venir respaldado por una batería de más capacidad, 2.770 mAh en Pixel, y 3.450 mAh en Pixel Plus. Ambos, no obstante, irán equipados con procesadores Snapdragon 810 a frecuencias de 2.15 GHz, soportado por 4 GB de RAM y opciones de 32 o 128 GB de memoria. La cámara trasera, de 12 megapíxeles, y la frontal de 8 megapíxeles puede encontrarlo en un rendimiendo moderado. Aunque lo realmente importante será la óptica utilizada por HTC, ya que los megapíxeles no son tan decisivos en la calidad de la imagen, y de eso, se desconoce todavía. En cualquier caso, Pixel llevará, además, un lector de huella dactilar situado detrás del cuerpo del teléfono, justo debajo de la cámara trasera. Como era obvio, la conexión será USB de tipo C, que poco a poco se va extendiendo en el mercado. Google quiere situar sus nuevos Pixel entre los mejores móviles del mercado, los gama alta de Samsung, Apple o Huawei. Si el precio lo hace más accesible que sus competidores, puede que ea una gran opción a tener en cuenta. Chromecast y Home La firma norteamericana viene con otros productos en la mochila. Uno de ellos es el reproductor multimedia Chromecast que, a partir de ahora, contará con una versión (más cara, dicen, algo lógico, por otro lado) con Ultra Alta Resolución o 4K, el nuevo estándar de la industria a perseguir. Se habló durante la anterior conferencia de desarrolladores, Google i/O, pero hasta ahora no ha habido oportunidad de hincarle el diente. Se trata de Home, un altavoz inteligente al estilo de Amazon Echo, con el que sube su apuesta por el hogar del futuro. Servirá no solo para activar ciertas funciones sino también para ir aprendiendo otras gracias a la Inteligencia Artificial y a sus sistemas de recogida permanente de infomración. Como otro de los grandes atractivos de la presentación se espera que Google dé más detalles sobre Daydream, su propio ecosistema de realidad virtual que estará soportado por dos ángulos, software y hardware. Además de esto, no se descarta el anuncio de Andromeda, nombre en clave con el que se ha relacionado al posible nuevo sistema operativo que unificará Chrome OS y Android.
03-10-2016 | abc.es
Apple Watch 2: un paso lógico y necesario
En ocasiones las nuevas tecnologías, cuando llegan a las tiendas, aún se encuentran un paso detrás de su verdadera utilidad. A veces, incluso, las prisas por intentar restar posiciones a los más directos rivales o por apuntarse un tanto fuerza a los fabricantes a poner en la calle sus productos tal vez antes de tiempo. Es como aquel refrán que dice más vale prevenir que curar. Pero esta visión puede ser un error, puesto que se lanzan nuevos productos a sabiendas que, en caso de madurarlo, les falta unos cuantos detalles para mostrar aún más su fortaleza. Es lo que le pasó a la primera generación del reloj inteligente de Apple. El Watch irrumpió con tanta fuerza que es uno de los dispositivos de su categoría más vendidos del mundo. Pero le quedaban aún varios aspectos que resolver. Y algunos de ellos se han solventado con la nueva versión, Apple Watch Series 2. Mantiene la estética, con lo cual, y a pesar de los rumores iniciales que apuntaban a que sería más delgado (quizá el año que viene), sigue los mismos pasos de su predecesor. Esto es, caja rectangular, un botón físico y una rueda. Para algunos puede ser positivo, ya que el sistema de encaje de las correas funciona a la perfección en este nuevo modelo. Su mayor innovación se encuentra en su interior. El nuevo reloj incluye dos características, para mí, esenciales en este tipo de aparatos y que en el supuesto caso que hubiesen aparecido en el primer modelo tal vez hubieran vendido muchos más. Hablamos del GPS integrado y su resistencia al agua. Dos puntos importantes que sostienen un dispositivo con mayor fuerza. El primero de esos puntos novedosos (la navegación GPS) da pie a pensar (o lamentarse) que por qué diantres no lo hicieron en el primer modelo. Funciona perfectamente. El sistema de triangulación es rápido y el hecho de que sea capaz de trazar rutas lo convierte, de pronto, en un aparato perfecto (y muy pensado) para deportistas. Porque con él sales a correr y puedes olvidarte del teléfono (el iPhone) en casa. Se activa en las aplicaciones de entrenamiento o cuando se consulta el mapa. Sigue sin ser totalmente independiente pero el asombrosamente rápido registro de diversas métricas de actividad deportiva lo hace muy útil y práctico. El nuevo Apple Watch, además, puede sumergirse hasta cincuenta metros, aunque esto último no hemos podido analizarlo en profundidad, nunca mejor dicho. Pero era algo necesario y muy demandado porque, ahora, el usuario puede ejercitarse en la piscina (resiste también en el mar) y registrar su actividad, aunque cabe señalar que dado el tipo de pantalla capacitiva que tiene incorporado no es posible tocarlo con los dedos y controlar así sus funciones. Además de poder nadar con el aparato puesto, por supuesto se puede uno ducho con él sin que se estropee. Cuenta , no obstante, con un sistema de eyección de agua que, aunque no es obligatorio, sí es recomendable. Y es divertido, porque expulsa las gotas que se encuentran en el altavoz con solo un gesto y un giro de la corona digital. Precisamente, otro detalle a tener en cuenta es la pantalla. Es más brillante. Ofrece un brillo de más de 1.000 nits -cantidad de luz que es capaz de emitir la pantalla-. Y se nota, es cierto, se nota porque ahora se puede consultar a plena luz del día, aunque la intensidad es regulable. Además de todo esto, podemos hablar otros factores importantes que no pasan desapercibidos. Por un lado, el nuevo procesador de doble núcleo escogido para su construcción, llamado S2, es más rápido. Las aplicaciones, una vez cargadas, abren con mayor velocidad. Su batería ¡aleluya! dura algo más. En estos primeros días podemos asegurar que gana unas horas extra, pero evidentemente, lo más probable es que se deba cargar cada noche en un uso recurrente; si no, puede aguantar perfectamente más de 30 horas sin enchufarse. Que nadie se piense que ahora va a alcanzar tres días sin problema porque estaría equivocado. Este es, de nuevo, uno de sus puntos negativos. Viene en tres versiones, en aluminio ligero, acero inoxidable y cerámica, este último, el que sustituye a la edición más cara de oro.
03-10-2016 | abc.es
Pixel y Pixel XL: filtrados los «smartphones» de Google
Las filtraciones rompieron con la magia de antaño. Hasta hace unos años los productos tecnológicos que se presentaban llegaban su cita importante en medio de expectación. Les rodeaba un halo de misterio. Apple fue, de hecho, el gran benefactor de esta filosofía. Por su hermetismo como empresa. La competitiva lucha del mundo de la innovación ha obligado a anticipar los avances antes de tiempo por medio de un goteo constante. En otras ocasiones, por descuidos de las propias empresas. Y es lo que le ha sucedido a Alphabet, empresa matriz de Google, cuyos próximos dispositivos ya se han filtrado al completo. Google Pixel y Pixel XL se presentan ese martes en Londres en una conferencia en la que estará presente ABC, pero un día antes de lo previsto han visto la luz. Ya se conocen todos los detalles. La razón: varias tiendas británicas (Carphone Warehouse, Telus y Bell) han colgado (¿por error?) imágenes promocionales en las que se puede comprobar el diseño final de los terminales, así como sus características principales. Pocas sorpresas, máxime a los rumores de las últimas semanas. Ambos terminales compartirán algunas características como sus cámaras, de 12.3 megapíxeles y apertura F2.0, acompañado de una frontal de 8 megapíxeles. Disponibles en dos únicos colores (blanco y negro), también llegarán con una capacidad interna de 32 y 128 GB, olvidándose así de la versión de 16 GB de entrada y que se ha demostrado que, a día de hoy, se trata de un almacenamiento algo escaso. Diferenciados únicamente por tamaño (5 con resolución Full HD y 5.5 pulgadas con resolución QHD) y batería (2.770 mAh parta el Pixel, 3.450 mAh en el caso del modelo «phablet»), en su interior se encontrará un procesador Qualcomm Snapdragon 821 apoyados de 4 GB de memoria RAM que, sobre el papel, garantizarían un buen rendimiento en comparación con otros modelos rivales ya existentes en el mercado. Esta definitiva filtración constata la presencia de un sensor de huellas dactilares en la parte trasera y conectividad NFC, así como USB Type-C como puerto de carga (con carga rápida). Por supuesto, y esto es algo muy esperado, funcionará bajo Android 7.1 Nougat, la versión más actaulziada de su sisstema operativo.
30-09-2016 | enter.co
iPhone 6s y iPhone 6s Plus: combinación de velocidad y diseño
Si te gusta que la cosas sean rápidas y de calidad este smartphone es para ti. El iPhone 6s es uno de los teléfonos más potentes que se pueden encontrar actualmente en Colombia, esto se debe a la combinación hardware y software que Apple viene desarrollando por casi 10 años.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario […]
30-09-2016 | abc.es
La geometría de la tecnología: renovarse o claudicar
Fabricar móviles hoy en día puede que no sea tan rentable como antaño. Los que vienen de países asiáticos tienen un gran poder de tracción. La disminución del precio de los componentes y la estandarización ha permitido que el mercado de los teléfonos inteligentes haya pasado, en muy poco tiempo, de ser un exponente de vanguardia, al alcance de unos pocos, a ser productos mercantiles. La inmensa mayoría de los ciudadanos de países desarrollados cuentan con este tipo de aparatos tecnológicos que, desde la llegada de las pantallas táctiles, han puesto de manifiesto un nuevo mundo en el que empresas veteranas comienzan a padecer los estragos de otros sectores. Alguien podría pensar que los grandes hitos de la tecnología se producen de manera cíclica. Cada diez años se logra un ingenio que revoluciona todo lo demás. Pero también se puede llevar por delante a agentes importantes que hicieron mover las piezas del engranaje de la innovación. Su momento pudo pasar, pero la historia será la que les juzgue. Y la economía, su verdugo. Uno de los mayores retos de las empresas de tecnología es saber reaccionar a tiempo. La cuestión es renovarse o morir. Y mientras se suceden los acontecimientos y los días se consumen algunos proyectos que gozaron de gran éxito acaban por rendir cuentas. Porque en la tecnología todo evoluciona demasiado rápido. En este contexto se impone viajar a toda máquina, un concepto muy arraigado ya en una cultura que sigue persiguiendo el reto permanente de colocar la siguiente piedra de la revolución. Le sucedió a Nokia que, tras catorce años en la élite de la telefonía móvil, se resistió hasta el último compás en su apuesta por un sistema operativo determinado cuando la tendencia del mercado y las demandas de los consumidores iban por otros caminos. Su excesiva dependencia de un solo producto acabó por ser su mayor perdición. El símbolo de Finlandia se entregó al gigante del software Microsoft que necesitaba resolver uno de sus puntos flacos, el mercado de la telefonía móvil. Otras grandes empresas corrieron su misma suerte. Desde el recuerdo de Kodak, que fue la reina de las cámaras que no supo adaptarse a la transformación digital, o Compaq, que llegó a ser el mayor vendedor de ordenadores en los noventa, pasando por Yahoo, cuya salvación en estos momentos pasa por echarse a los brazos de la firma de telecomunicaciones Verizon. ¿Pudo evitarse que empresas que nacieron años después no le robaran terreno? Ahora el turno es para BlackBerry. La firma canadiense ha visto cómo las ventas de sus móviles han caído en picado en los últimos años. Su mayor pecado, no saber adaptarse a los nuevos tiempos en los que las pantallas táctiles se han popularizado y se han convertido en la principal forma de interacción con los aparatos electrónicos, así como la gran dependencia de un solo producto para obtener ingresos del ámbito del consumo. Esta empresa, una de las pioneras en el mercado de la telefonía inteligente, ha anunciado esta semana que dejará de producir de manera interna sus propios móviles porque externalizará la división de hardware. Serán empresas de fuera las que fabriquen sus terminales, como Alcatel, uno de sus socios para llevar a cabo esta nueva estrategia que pasa por centrar mayores esfuerzos en su negocio de servicios y redes, que le reportan grandes ingresos a su cuenta de resultados. Algo parecido puede poner en riesgo a otras firmas como Apple, cuyo producto estrella, el iPhone, representa el 70% de los ingresos totales de la compañía y que en los últimos trimestres ha registrado pérdidas. Las empresas tecnológicos tratan de encontrar, desesperadamente, una nueva tendencia, un nuevo producto revolucionario, «the next big thing», como se diría en la cultura anglosajona. Pero no es siempre tarea fácil, máxime cuando se tiene en cuenta un producto que funciona muy bien. Pero nada suele ser eterno y hasta que le ven las orejas al lobo pocas son las empresas que tienen cintura suficiente como para corregir a la larga las posibles pérdidas. Otras empresas, sin embargo, decidieron en su momento abandonar el mundo del consumo para centrarse en los negocios, en el público empresarial. La centenaria IBM, por ejemplo, dio un paso al lado en los años noventa y, todavía, después de más de veinte años, puede presumir de liderar la lista de registros de patentes. Intel, un gigante de los componentes, continúa esforzándose para superar la crisis de la era «postPC». Aunque tuvo su presencia en la telefonía móvil, este mercado que se ha vuelto tan competitivo en un corto espacio de tiempo ha encontrado en Qualcomm su principal compañero (con otras firmas pegando fuerte, por cierto). La empresa americana ahora ha girado hacia soluciones destinadas a desarrollar el hogar y la ciudad inteligente, los coches del futuro incluso o su apuesta por la emergente tecnología de realidad virtual. ¿Quién será el siguiente en caer? ¿Qué empresa actual está condenada a decir adiós al mundo del consumo? Es muy complicado acertar. Es cierto. Pero en el segmento de la telefonía móvil se observan dos claras tendencias. Por un lado, ahora mismo parece insalvable el liderazgo que mantienen Apple y Samsung, pero por debajo nos encontramos con firmas como Huawei, Oppo o Vivo que han ganado cuota de mercado muy rápidamente. Incluso Xiaomi, que se quedó descolgada de las primeras posiciones según informes recientes. Y muy por detrás aparecen otros como LG, que sigue perdiendo fuelle con sus «smartphones» pese a arriesgarse a lanzar algunos terminales originales como el semimodular LG G5, o HTC, que pese a ofrecer teléfonos de muy buena calidad no ha podido cuajar entre los consumidores. Por el momento, solo queda resistir.
30-09-2016 | abc.es
Comienza el baile del próximo iPhone: vuelta al cristal
La fábrica de los rumores comienza a calentarse cuando todavía no se cumple siquiera el primer mes desde el debut el iPhone 7 dn un intento de desentrañar las posibles características que se incorporarán en la próxima versión. Acerca de su nombre ya suena como iPhone 8, aunque no se descarta si se mantendrá como iPhone 7S. Llegará, si se cumple la tradición, en otoño del año que viene. Y se espera que para entonces se produzca una gran revolución respecto a los actuales modelos coincidiendo con el aniversario del primer modelo que apareció en 2007. Aún sin confirmación oficial por parte de la compañía norteamericana Apple como viene siendo habitual, los expertos pronostican un cambio estético importante después de tres años sin actualización. Y uno de los apartados más notorios podría venir de su diseño exterior y el material empleado para el mismo. Por tanto, tendrá un aspecto totalmente diferente. Según recoge el medio especializado «9to5Mac» que se hace eco del analista Ming-Chi Kuo de la firma KGI Securities -conocido en el mundillo por sus constantes aciertos- existen muchas posibilidades que una de las versiones del próximo iPhone se fabrique con una capa de cristal al estilo de los iPhone 4 y iPhone 4S -el último, por cierto, en el que estuvo presente el fundador de la compañía Steve Jobs antes de su muerte en 2011-. Estos primeros rumores apuntan a que la decisión de apostar por este diseño se debe que el modelo de aluminio negro brillante (Jet Black) de los actuales iPhone 7, que han demostrado gozar de gran éxito entre sus consumidores hasta el punto que ha estado agotado en las primeras semanas, son propensos a rayarse con facilidad y son más difíciles de fabricar en grandes cantidades, con lo que la apuesta por el vidrio resolvería este problema al mismo tiempo que mantendría el propósito de mantener esa configuración. En concreto, el analista asegura que entre el 45% y 50% de las reservas en todo el mundo han optado por los modelos Jet Black. El informe señala que se utilizará el denominado efecto «cristal 2.5 D», un tipo de carcasa con los contornos redondeados y que sería más resistente a caídas. De esta forma -prevén los analistas- Apple doblará su apuesta con dos tipos de versiones, una fabricad en aluminio y, otra, de este diseño brillante. Otras fuentes, en este caso de un empleado de la sede de la compañía en Israel, apuntan en el diario «Daily Mail» que el iPhone del décimo aniversario tendrá una carcasa de vidrio curvado realizado en metal líquido (Liquidmetal), al estilo del Samsung Galaxy S7 Edge. Otro de los aspectos que han empezado a sonar es un cambio también en las dimensiones. Según el mismo experto, Apple ofrecerá un modelo «phablet» de mayor tamaño, que pasaría de las actuales 5.5 pulgadas a las 5.8 pulgadas pero con menores bordes, mientras que se mantendrían las 4.7 pulgadas de la versión «normal». En cualquier caso, la compañía norteamericana necesita un revulsivo que vuelva a hacer crecer las ventas de su dispositivo estrella después de varios trimestres consecutivos de pérdida en los diferentes mercados. Aún no se han confirmado las ventas de los primeros días del más reciente, el iPhone 7, ya que la compañía, al contrario de otras temporadas, ha evitado dar las cifras por miedo a que estas sean inferiores a las esperadas.
30-09-2016 | enter.co
Una de las ventajas que tienen las computadoras fabricadas por Apple es la seguridad y confiabilidad. Es más, se puede decir esto sobre cualquier dispositivo que fabrica la compañía de Cupertino. La seguridad y confiabilidad son dos prioridades en todo el proceso de los aparatos, desde el diseño del hardware hasta el desarrollo del software. […]
29-09-2016 | abc.es
Cinco gigantes de la tecnología se unen para vigilar el crecimiento de la «inteligencia artificial»
No es muy habitual que cinco grandes multinacionales se pongan de acuerdo en algo. Sin embargo, como una generosa excepción, Facebook, Google, Microsoft, Amazon e IBM han creado una sociedad con la que vigilar el crecimiento de la inteligencia artificial y evitar malas prácticas en el futuro. Imagen de la web corporativaHasta hace no mucho, hemos visto cómo las grandes tecnológicas seguían su propio camino en esta disciplina. Sin embargo, algo ha hecho cambiar el criterio de estos cinco gigantes. Facebook, Google, Microsoft , Amazon e IBM han puesto en marcha «Partnership on AI», una sociedad que pretende, según su página web, «estudiar y formular mejores prácticas en tecnologías de inteligencia artificial, avanzar en su comprensión por parte del público y discutir sobre su influencia en la sociedad». Aunque seguirán compitiendo entre sí, pues todas llevan tiempo investigando en este área, se han propuesto unificar criterios para evitar malas prácticas en el futuro. En este sentido, prometen ser muy vigilantes en materias como la ética y la privacidad, una de las grandes batallas de nuestro tiempo. Sin Apple ni Twitter «Partnership on AI» (Asociados en la inteligencia artificial) tiene como objetivo, dice, «apoyar la investigación y recomendar las mejores prácticas en áreas como la ética, la equidad y la inclusión; la transparencia y la intimidad; la colaboración entre las personas y los sistemas de inteligencia artificial». Esta asociación, a la que todavía no se han sumado ni Apple ni Twitter , pretende ser una especie de consejo de sabios. Aspira a reunir regularmente a expertos en disciplinas como la psicología, la filosofía, la economía o la sociología «para discutir y y orientar sobre las nuevas cuestiones relacionadas con el impacto de la inteligencia artificial en la sociedad».
29-09-2016 | abc.es
Más cerca los nuevos MacBook Pro
Todo apunta a que, ahora, le tocará el turno a los ordenadores portátiles que desde hace más de dos años Apple no ha actgualizado. Los MacBook Pro están cerca de presentarse y lo harán con importantes cambios respecto a sus predecesores. Según desvela el medio especializado «MacRumors», medio reconocido por sus constantes aciertos de los lanzamientos de la marca, los futuros modelos se presentarán en el mes de octubre (aún sin fecha confirmada). Contarán -rezan las filtraciones- un panel táctil tecnología OLED que ejercerá de la fila actual en donde se ubican las teclas de función. Se situará en la parte superior del teclado. Lo que permite esta configuración es hacer que los comandos de visualización y funciones puedan variar dependiendo de la aplicación que se está ejecutando. Fabricado en un chasis metálico de aluminio, se da por hecho que los próximos MacBooks Pro incorporarán los nuevos procesadores de Intel -nombre en clave Kaby Lake- que prometen una mejora en la eficiencia y el rendimiento. Los rumores apuntan, además, que montarán chips de AMD tecnología «Polaris» que aseguran una mayor calidad gráfica al mismo tiempo que reduce el consumo energético. No obstante, esta opción estaría prevista solo para los modelos de gama alta con tamaño de pantalla de 15 pulgadas. Por tanto, se espera que la autonomía de sus baterías ganan un tiempo extra muy sustancial. Como puede resultar obvio, estos modelos estarán gobernados por la versión del sistema operativo MacOs Sierra y que recientemente se liberó para su descarga. En este caso, vendrían en su versión 10.12.1 -aún en fase de prueba-. Otra de la característica que cobra cada vez más fuerza es la posibilidad de integrar un lector de huellas dactilares con la tecnología Touch ID. Tampoco se descarga que, finalmente, incluya hasta 3 puertos USB Type-C, que ya se encuentra en fase de estandarización.
198