Noticias de "apple"

04-02-2016 | abc.es
Apple: ¿nueva keynote el 15 de marzo?
Apple nunca se moja. Da igual los rumores que surjan en torno a la compañía y sus productos. Pero ciertas filtraciones muy pocas veces fallan, como las de Mark Gurman en «9to5Mac.com», quien asegura que los de Cupertino ya tienen fecha para la keynote de este año: 15 de marzo. Aunque no hay confirmación oficial (hasta la víspera, Apple no dirá nada), se trataría de una fecha muy poco común pero parece que la compañía está dispuesta a romper con la tradición. Normalmente, Tim Cook sube al escenario para presentar las últimas novedades los meses de septiembre y octubre, aunque conviene recordar que fue en marzo de de 2015 cuando presentó el Apple Watch. La última keynote de Apple fue el pasado 9 de septiembre. Entonces conocimos el iPhone 6S, el iPhone 6S Plus y el iPad Pro junto al estreno del nuevo Apple TV. Si embargo, estos últimos «smartphones» parecen no tener sucesión puesto que en marzo, Apple tendría previsto presentar el iPhone 5SE, una versión remozada del iPhone 5S presentado en 2013. El nuevo terminal, de 4 pulgadas, sería presentado junto al nuevo iPad Air 3 y un posible Apple Watch 2. El nuevo iPhone 5SE, de 4 pulgadas, incluiría un chip A9, será compatible con Live Photos y Apple Pay. Según las últimas filtraciones, estaría disponible a partir de los 450 dólares, el modelo de 16 GB. «También se ofrecerá un modelo de 64 GB», asegura Gurman. El nuevo iPad Air 3 marcaría un antes y un después en el mercado de las tabletas. De ser cierto, Apple estaría dispuesto a reflotar un dispositivo que no fue actualizado el pasado año y cuyas ventas han caido en picado. Sería compatible con Apple Pencil y Apple Pay. La última novedad de la gran cita vendría de la mano de su reloj inteligente. El nuevo Apple Watch 2 podría llevar una cámara para videollamadas y «selfies» mediante FaceTime y saldría al mercado con varias novedades en cuanto a sus diferentes correas.
03-02-2016 | abc.es
Apple podría celebrar la próxima keynote el 15 de marzo
Apple nunca se moja. Da igual los rumores que surjan en torno a la compañía y sus productos. Pero ciertas filtraciones muy pocas veces fallan, como las de Mark Gurman en «9to5Mac.com», quien asegura que los de Cupertino ya tienen fecha para la keynote de este año: 15 de marzo. Aunque no hay confirmación oficial (hasta la víspera, Apple no dirá nada), se trataría de una fecha muy poco común pero parece que la compañía está dispuesta a romper con la tradición. Normalmente, Tim Cook sube al escenario para presentar las últimas novedades los meses de septiembre y octubre, aunque conviene recordar que fue en marzo de de 2015 cuando presentó el Apple Watch. La última keynote de Apple fue el pasado 9 de septiembre. Entonces conocimos el iPhone 6S, el iPhone 6S Plus y el iPad Pro junto al estreno del nuevo Apple TV. Si embargo, estos últimos «smartphones» parecen no tener sucesión puesto que en marzo, Apple tendría previsto presentar el iPhone 5SE, una versión remozada del iPhone 5S presentado en 2013. El nuevo terminal, de 4 pulgadas, sería presentado junto al nuevo iPad Air 3 y un posible Apple Watch 2. El nuevo iPhone 5SE, de 4 pulgadas, incluiría un chip A9, será compatible con Live Photos y Apple Pay. Según las últimas filtraciones, estaría disponible a partir de los 450 dólares, el modelo de 16 GB. «También se ofrecerá un modelo de 64 GB», asegura Gurman. El nuevo iPad Air 3 marcaría un antes y un después en el mercado de las tabletas. De ser cierto, Apple estaría dispuesto a reflotar un dispositivo que no fue actualizado el pasado año y cuyas ventas han caido en picado. Sería compatible con Apple Pencil y Apple Pay. La última novedad de la gran cita vendría de la mano de su reloj inteligente. El nuevo Apple Watch 2 podría llevar una cámara para videollamadas y «selfies» mediante FaceTime y saldría al mercado con varias novedades en cuanto a sus diferentes correas.
03-02-2016 | enter.co
El iPhone 7 no tendría banda de antena en su cara trasera
El iPhone 7 tiene a la máquina de rumores andando a toda velocidad. Este miércoles se conoció una nueva versión, difundida por MacRumors y atribuida a “una fuente que ha entregado información confiable en el pasado“, que confirmaría algunas de las versiones que ya se conocían del próximo modelo de Apple y daría nueva información. Continúa leyendo […]
03-02-2016 | 20minutos.es
Una 'app' médica servirá para para interpretar espirometrías

EUROPA PRESS

  • Médicos de familia catalanes han desarrollado la 'app' médica Espiro.
  • Permite evaluar la función pulmonar obtenida en una espirometría al interpretar los resultados, proponiendo una orientación diagnóstica.
  • Tres hospitales lanzan una aplicación para cuidar la voz.

Médicos de familia catalanes han desarrollado la app médica Espiro, que permite evaluar la función pulmonar obtenida en una espirometría al interpretar los resultados, proponiendo una orientación diagnóstica, según ha informado la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (Camfic).

Con esta aplicación móvil, que es gratuita y está disponible para dispositivos Apple, los facultativos contarán con una herramienta que "complementa el criterio clínico y ayuda en el diagnóstico y control de los pacientes con patologías respiratorias".

La aplicación utiliza datos personales (edad, sexo, altura y peso) e información obtenida en la prueba de espirometría (flujo respiratorio y capacidad vital forzada). Aplica un algoritmo de elaboración propia diseñado a partir de recomendaciones de las guías clínicas, y emite un informe con la interpretación de la función pulmonar que consta de tres elementos: la presencia y severidad de la alteración, el tipo de patrón ventilatorio y la respuesta al test broncodilatador.

Las enfermedades respiratorias son la tercera causa de muerte en Catalunya y el motivo de consulta del 15% de las visitas a los médicos de familia, por lo que tienen un alto coste sanitario y social y su infradiagnóstico es un "problema relevante", según datos de la Conselleria de Salud recogidos por Camfic.

03-02-2016 | abc.es
EE.UU. y la UE llegan a un acuerdo político sobre la transferencia de datos
Era cuestión de horas. A la UE y EE.UU. no les quedaba más remedio que entenderse. En juego estaba la protección de datos de los ciudadanos europeos y, al final, en la tarde de este martes ha habido acuerdo sobre el nuevo marco de protección sobre la transferencia de datos personales. Este «enfrentamiento» viene desde el pasado mes de octubre, cuando el Tribunal Europeo de Justicia anuló la decisión de homologar los sistemas norteamericanos de protección de datos respeto a la legislación europea. Y todo por la querella presentada por el austriaco Maximilian Schrems, fundador de la organización «E uropa contra Facebook», a quien la justicia europea le dio razón tras presentar una demanda colectiva contra Facebook, acusada de colaborar con los programas de espionaje masivo de las autoridades de EE.UU. y de hacer un seguimiento de los datos de los usuarios ,algo que considera ilegal la legislación de Europa. Por tanto, los jueces determinaron que EE.UU no cumplía con los requisitos de «Safe Harbor» («Puerto Seguro») pactados en el año 2000, que permiten la transferencia de datos de ciudadanos europeos. Así, era prioridad máxima un acuerdo para determinar un nuevo marco que garantizase un mejor nivel de protección, en el que gigantes tecnológicos con presencia en Europa como Facebook, Apple, Google y Microsoft, también se la jugaban. La Comisión Europea ha señalado que el acuerdo alzanzado supone «una significativa mejora» con respecto al mecanismo que existía hasta ahora, y que quedó invalidado en octubre por el Tribunal de Justicia de la UE, tal y como ha recordado el vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, en una conferencia de prensa en Estrasburgo (Francia). Ansip ha destacado que Bruselas haya recibido «por primera vez garantías escritas» de las autoridades de Washington «a un alto nivel» para que no haya «vigilancia de masa a los europeos» por parte de los servicios secretos estadounidenses. EE.UU. garantiza a Europa que no habrá «vigilancia de masa a los europeos» por parte de los servicios secretos estadounidenses La comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, ha añadido que EE.UU. «ha dado garantías» de que las intervenciones de sus servicios secretos «estarán limitadas de forma clara» y no tendrán autorizadas intromisiones con carácter generalizado, «un paso único para restablecer la confianza en las relaciones transatlánticas». Además, cada año la Comisión Europea verificará el cumplimiento de esas condiciones. Los ciudadanos, por su parte, t endrán la posibilidad de presentar demandas a través de un mecanismo de contenciosos que será gratuito para ellos, y las empresas que hayan tratado sus datos tendrán unos plazos límites para responder a las quejas. En cuanto a las demandas que tengan que ver con la acción de los servicios secretos, las examinará un defensor de los derechos (Ombdusman) independiente que se creará específicamente. Un mescanismo de control en constante revisión Las empresas tendrán que publicar las reglas de tratamiento de los datos que recopilan, algo que supervisará el departamento estadounidense de Comercio. Esas reglas serán compromisos de cuyo incumplimiento responderán ante los tribunales. Jourova avanzó que sus servicios van a preparar un proyecto de decisión «en las próximas semanas» y que teniendo en cuenta el procedimiento el nuevo mecanismo podría estar en vigor «en tres meses». La comisaria europea de Justicia ha hecho hincapié en que «han sido unas negociaciones duras» pero que al final se ha conseguido «un acuerdo fuerte y seguro para la transferencia de datos» que «protege los derechos fundamentales de los europeos» y cumple los requerimientos que se habían fijado tras el dictamen del Tribunal de Luxemburgo. También ha hecho hincapié en que será «un mecanismo vivo» ya que se verificará que funciona conforme a lo previsto, y ha señalado que en 2017 habrá un primer examen de control por las dos partes. «Los problemas se resolverán con carácter inmediato», ha remarcado Ansip, que ha considerado que «en un tema tan importante como este, (Europa y Estados Unidos) teníamos que encontrar una solución común».
02-02-2016 | abc.es
EE.UU. y la UE llegan a un acuerdo político sobre la transferencia de datos
Era cuestión de horas. A la UE y EE.UU. no les quedaba más remedio que entenderse. En juego estaba la protección de datos de los ciudadanos europeos y, al final, en la tarde de este martes ha habido acuerdo sobre el nuevo marco de protección sobre la transferencia de datos personales. Este «enfrentamiento» viene desde el pasado mes de octubre, cuando el Tribunal Europeo de Justicia anuló la decisión de homologar los sistemas norteamericanos de protección de datos respeto a la legislación europea. Y todo por la querella presentada por el austriaco Maximilian Schrems, fundador de la organización «E uropa contra Facebook», a quien la justicia europea le dio razón tras presentar una demanda colectiva contra Facebook, acusada de colaborar con los programas de espionaje masivo de las autoridades de EE.UU. y de hacer un seguimiento de los datos de los usuarios ,algo que considera ilegal la legislación de Europa. Por tanto, los jueces determinaron que EE.UU no cumplía con los requisitos de «Safe Harbor» («Puerto Seguro») pactados en el año 2000, que permiten la transferencia de datos de ciudadanos europeos. Así, era prioridad máxima un acuerdo para determinar un nuevo marco que garantizase un mejor nivel de protección, en el que gigantes tecnológicos con presencia en Europa como Facebook, Apple, Google y Microsoft, también se la jugaban. La Comisión Europea ha señalado que el acuerdo alzanzado supone «una significativa mejora» con respecto al mecanismo que existía hasta ahora, y que quedó invalidado en octubre por el Tribunal de Justicia de la UE, tal y como ha recordado el vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, en una conferencia de prensa en Estrasburgo (Francia). Ansip ha destacado que Bruselas haya recibido «por primera vez garantías escritas» de las autoridades de Washington «a un alto nivel» para que no haya «vigilancia de masa a los europeos» por parte de los servicios secretos estadounidenses. EE.UU. garantiza a Europa que no habrá «vigilancia de masa a los europeos» por parte de los servicios secretos estadounidenses La comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, ha añadido que EE.UU. «ha dado garantías» de que las intervenciones de sus servicios secretos «estarán limitadas de forma clara» y no tendrán autorizadas intromisiones con carácter generalizado, «un paso único para restablecer la confianza en las relaciones transatlánticas». Además, cada año la Comisión Europea verificará el cumplimiento de esas condiciones. Los ciudadanos, por su parte, t endrán la posibilidad de presentar demandas a través de un mecanismo de contenciosos que será gratuito para ellos, y las empresas que hayan tratado sus datos tendrán unos plazos límites para responder a las quejas. En cuanto a las demandas que tengan que ver con la acción de los servicios secretos, las examinará un defensor de los derechos (Ombdusman) independiente que se creará específicamente. Un mescanismo de control en constante revisión Las empresas tendrán que publicar las reglas de tratamiento de los datos que recopilan, algo que supervisará el departamento estadounidense de Comercio. Esas reglas serán compromisos de cuyo incumplimiento responderán ante los tribunales. Jourova avanzó que sus servicios van a preparar un proyecto de decisión «en las próximas semanas» y que teniendo en cuenta el procedimiento el nuevo mecanismo podría estar en vigor «en tres meses». La comisaria europea de Justicia ha hecho hincapié en que «han sido unas negociaciones duras» pero que al final se ha conseguido «un acuerdo fuerte y seguro para la transferencia de datos» que «protege los derechos fundamentales de los europeos» y cumple los requerimientos que se habían fijado tras el dictamen del Tribunal de Luxemburgo. También ha hecho hincapié en que será «un mecanismo vivo» ya que se verificará que funciona conforme a lo previsto, y ha señalado que en 2017 habrá un primer examen de control por las dos partes. «Los problemas se resolverán con carácter inmediato», ha remarcado Ansip, que ha considerado que «en un tema tan importante como este, (Europa y Estados Unidos) teníamos que encontrar una solución común».
02-02-2016 | enter.co
El lanzamiento del iPhone 5se y iPad Air 3 sería a mediados de marzo
En los últimos días se han escuchado rumores sobre la posibilidad de un nuevo iPhone de 4 pulgadas, un nuevo iPad Air y novedades para el Apple Watch. Ahora, de acuerdo con información de 9to5Mac, el evento donde harían estos anuncios se llevaría a cabo el martes 15 de marzo.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en […]
02-02-2016 | enter.co
Google planea unificar el proceso de manufactura de la línea Nexus
Un reporte de The Information asegura que el del CEO de Google, Sundar Pichai, tiene la intención de concentrar sus esfuerzos de software y hardware, y producir tanto las partes físicas como los programas de los equipos Nexus. Así, crearía un modelo de producción que se asemeje más al que Apple utiliza para la fabricación de sus iPhone.Continúa […]
01-02-2016 | abc.es
EE.UU. y Europa: sin acuerdo sobre la transferencia de datos personales
No se cumplió con la fecha límite. Representantes de EE.UU. y de la Unión Europea no han llegado a un acuerdo sobre la transferencia de datos personales transoceánicos, conocido como «puerto seguro» («safe harbour», en inglés), antes de la reunión prevista por las agencias nacionales europeas de Protección de Datos. Los reguladores mantendrán este martes una reunión en Bruselas en donde analizarán las acciones a poner en práctica, aunque han advertido en reiteradas ocasiones la intención de restringir la transferencia de datos personales en caso de no alcanzarse un acuerdo. Según informa la agencia Reuters, este nuevo acuerdo «es crucial» para las empresas del sector, ya que a finales del pasado año el Tribunal de Justicia de la Unión Europea fallase contra el acuerdo de transferencia de datos («puerto seguro») en el marco de las preocupaciones acerca de la vigilancia masiva a través de internet. La normativa europea recoge que las empresas no pueden transferir datos personales fuera de las fronteras europeas al considerar que no existen garantías de privacidad suficientes. La revelación en 2013 del programa de vigilancia masiva del gobierno de los EE.UU. llevó a la Comisión Europea a solicitar el refuerzo de Safe Harbour, que ha permitido a más de cuatro mil empresas del sector como Facebook, Apple, Google y Microsoft a evitar la regla de las transferencias de datos. Desde el fallo del Tribunal estas empresas han estado en un limbo legal. Los reguladores, en ese sentido, se reunirán en Bruselas los próximos 2 y 3 de febrero para decidir sobre la necesidad de restringir el uso de herramientas alternativas, así como nuevas normas corporativas y cláusulas de comportamiento entre las empresas, haciendo especial hincapié en el mundo de la tecnología, en donde empresas como Facebook y Google han mantenido su negocio basado en el análisis de grandes cantidades datos derivadas de los usuarios para vender publicidad dirigida. Había un cierto optimismo Existía un cierto optimismo entre los dirigentes. «Yo creo que podemos llegar a un acuerdo antes del 2 de febrero», sugirió el viernes Robert Litt, consejero general del director de la Agencia de Inteligencia de Estados Unido. Mientras, representantes de EE.UU. se reunieron la pasada semana con los reguladores europeos para trazar las líneas del futuro del «puerto seguro». «Es muy importante que actuemos las 28 autoridades nacionales de manera coordinada», explica Mar España, directora de la Agencia Española de Protección de Datos, en declaraciones a ABC. Tras el fallo del tribunal europeo, se les dio un plazo de tres meses a las empresas para presentar herramientas alternativas a utilizar en el marco del «Safe Harbour». El plazo finalizó en enero. «Vamos a seguir analizando las herramientas que tenemos las autoridades para poder hacer un seguimiento y una verificación, especialmente en los casos en los que esas transfernecias afecten a cdatos más sensibles».
01-02-2016 | abc.es
Steve Jobs, la sombra del hombre obsesionado por los detalles todavía recorre Apple
En los últimos tres meses, Apple ha obtenido un beneficio de 16.933 millones de euros; pero no está en su mejor momento: las ventas del iPhone avanzan al ritmo más lento de su historia, y seguirán cayendo. «Creemos que las unidades del iPhone disminuirán durante el trimestre», reconoció el consejero delegado, Tim Cook el martes. «¿Qué haría Steve en mi lugar?», fue, según el propio Cook, lo que el fundador de Apple le hizo prometer que no dirían cuando las cosas dejaran de ir bien. «Le parecía horrendo el modo en que Disney se había estancado tras la muerte de Walt Disney y estaba decidido a que no pasara lo mismo en Apple», asegura en «El libro de Steve Jobs», la última biografía publicada sobre el fundador de la multinacional. Los detalles cambian el mundo. Y Steve Jobs era un maniático de los detalles. En 2001 ya existían los reproductores mp3, pero Apple los reinventó con el iPod. En 2007 ya había teléfonos inteligentes, pero la aparición del iPhone revolucionó el concepto. Claro que los detalles también pueden cambiar la visión que se tiene de un hombre: «Steve Jobs podía ser un capullo, pero no un cabrón», que diría Cook. Los detalles. Portada de «El libro de Steve Jobs» La frase resume «El libro de Steve Jobs», la última biografía del fundador de Apple escrita por Brent Schlender y Rick Tetzeli y editada en España por Malpaso. Una obra que trata de mejorar la imagen de Jobs tras la crudeza con la que lo trató Walter Isaacson en 2011, apenas murió el genio, y que contribuyó a la construcción del relato que después se reforzó en la película «Jobs»: un ser despótico, que engaña a sus propios amigos, que antepone sus intereses a los del resto y que no duda en traicionar a la gente que confía en él para conseguir la meta, esa «perfección» que se esconde en los detalles y que siempre soñó con alcanzar a través de sus creaciones. «Tenía un carácter brusco, excitable, pero nunca me gritó, nunca se enfadó conmigo», cuenta Regis McKenna, la persona que Jobs definió como «el rey del márquetin» y que se convirtió en puntal clave de los primeros pasos de Apple. «¿Discrepábamos? Sí ¿Discutíamos? Sí, pero también nos llevábamos muy, muy bien. Una ayudante mía me contó que Steve la había llamado para pedir algo y que se puso a vociferar soltando indecentes palabrotas. Cuando vi a Steve, le dije ?¡eh! no vuelvas a hacer eso?. La siguiente vez que vino a la oficina estaba muy avergonzado y se disculpó. [..] Si no eras fuerte en esta industria, te engullía. [..] Él no te amedrentaba por maldad, pero a quien se portaba como un lacayo lo trataba como a un lacayo». Esta anécdota refleja el tono de «El libro de Steve Jobs»: Bren Schlender no busca quedarse sólo con la parte de la bronca, con el Jobs «cretino» y «cínico» que retratan otras biografías ?la de Isaacson, que tanto daño hizo en el corazón de Apple. Schelender trata de explicar ?y explica? esa otra parte oculta, la que convertía a Steve Jobs en alguien carismático y especial. Con su forma tiránica de llevar al éxito a su empresa y su absolutismo a la hora de tomar decisiones, Jobs se hubiera quedado sólo y repudiado por su gente. Sin embargo, siempre fue seguido por una legión de entusiastas. Los detalles le hicieron ser querido, admirado o envidiado por casi todo el planeta. Mientras, sus competidores, sin esos «toques», nunca pudieron soñar con tener siquiera la mitad del carisma de Jobs. «En 2004, [Steve Jobs] comenzó a tomar las medidas necesarias para asegurarse de que dejaba la empresa en buenas condiciones»Tim Cook, consejero delegado de Apple Otra anécdota del libro respecto al «rey del márquetin»: Jobs, cuando empezaba a despuntar, acudió a la reunión de una ONG que quería salvar el planeta pero que no interesaba a nadie. Durante una reunión para mejorar la organización, los socios lanzaron decenas de propuestas humanitarias y humanistas; y mientras lo hacían Jobs farfullaba y negaba con la cabeza hasta que por fin saltó: «Si queréis mejorar, hablar con Regis McKenna, 'el rey del márquetin'». Se le echaron encima por ser demasiado mundano, demasiado capitalista; pero él sabía que ahí, en la imagen, estaba la clave del éxito. Y también la clave de su obsesión: las partes que más le interesaban de Apple ?y sobre las que dio sus últimos apuntes antes de morir? eran el márquetin, el diseño y los lanzamientos de productos, se puede leer en el libro. «Comenzó a tomar las medidas necesarias para asegurarse de que dejaba la empresa en buenas condiciones». En 2004, según Tim Cook, Jobs ya había comenzado a pensar en su sucesión y en la era post Jobs. Y siempre con el «efecto wow» en la cabeza, buscando sorprender al usuario en cada presentación. Desde sus inicios y hasta el final supo que la mercadotecnia era fundamental en el mundo presente, donde la imagen supera el interior. Por eso, cuando salió de Apple en 1985 y quería triunfar con su nueva empresa, NeXT Computer, fue en el diseño del logo donde más esfuerzos iniciales empleó. Tanto es así que llegó a pagar 100.000 dólares a Paul Rand, el más famosos de los diseñadores gráficos del momento. El resultado del trabajo fue, quizá, lo más reseñable del periodo de Jobs en su aventura con NeXT. Un tiburón con alma de pez «El libro de Steve Jobs» es la vida del fundador de Apple como a él y a la multinacional les hubiera gustado. Para el libro prestan su voz las principales caras de la compañía, como Tim Cook, que aprovecha para arremeter contra biografías anteriores más críticas: «La obra de Walter Isaacson no le hace en absoluto justicia. No es más que un refrito de todo lo que se ha dicho de él por ahí y se centra en unos pocos aspectos de su personalidad. Uno lo lee y piensa que era un ególatra. Isaacson no habla de la persona. El personaje que retrata es alguien con quien yo no habría trabajado tantos años. La vida es demasiado corta». Una queja que repiten otros colaboradores cercanos. «Podría ser un capullo, pero no un cabrón», en resumen. El autor ?autores, aunque utilizan la primera persona del singular en referencia a Schlender, que llegó a ser amigo personal? refuerza constantemente la idea de que él, a diferencia del resto de escritores que hablan sobre Jobs, sí llegó a conocer al hombre bajo la coraza de un jersey de cuello vuelto: «Isaacson no captó a la persona». «Jobs es un hijo del 'babyboom', un producto de la contracultura que se forjó en Estados Unidos en los 60»Brent Schlender, escritor Esa persona, ese creador de productos únicos, creyente acérrimo del márquetin para crear y cubrir necesidades de sus clientes, es un hijo del «babyboom», un producto de la contracultura que se forjó en Estados Unidos en los 60, según el periodista Brent Schlender. Conocidos son sus coqueteos con drogas psicodélicas durante su juventud, su interés y profundización en el hinduismo y el budismo.. Quizá el carisma de Jobs se basaba en esa parte espiritual que no compartía con ningún otro «cerebrito» de Silicon Valley, en la costa Oeste, ni con ningún «tiburón» de Washington o Nueva York, en la coste Este. Y lo mejor, en el espigado cuerpo de Jobs cabían las dos almas: «Puede parecer extraño incluir la vida espiritual de Steve entre las raíces o materiales básicos de su carrera, pero de joven buscó sinceramente una realidad más honda. Lo persiguió con drogas psicodélicas y también con la exploración religiosa. Esta sensibilidad espiritual se proyectó en el inusitado alcance de su visión intelectual periférica, cualidad que con el tiempo lo llevaría a vislumbrar oportunidades (desde nuevos productos a modelos de negocio drásticamente originales) que escapaban a la mayoría de las personas», recoge la biografía. Su espiritualidad no le impedía ser un visionario que bordeaba incluso la legalidad en sus primeros negocios. Un ejemplo son las «cajas azules» junto a su socio Steve Wozniak. Estas cajas de sugerente nombre no eran más que una forma de estafar a las compañías telefónicas desde los teléfonos públicos emitiendo sonidos a la frecuencia que lo hacían las teclas al pulsar en una cabina. A cada número le corresponde una frecuencia, y Wozniak y otros pioneros de la informática alejados de las grandes empresas descubrieron cómo aprovecharse. Eran los primeros «hackers» en la era inmediatamente anterior al mundo digital. Hackers analógicos en un mundo que se dirigía imparable a lo digital. Ahí, mientras otros sólo veían la manera de ahorrarse unos dólares o bromear (Wozniak llamó al Vaticano haciéndose pasar por Henry Kissinger. En aquella época, las llamadas de un lado al otro del charco no eran tan baratas y habituales como ahora) Steve Jobs supo cómo hacer dinero: producir «en serie» esos artilugios para venderlos fuera de la ley. El negocio duró poco y casi les cuesta un serio disgusto con la Justicia; pero marcó lo que luego sucedió con Apple y que todo el mundo conoce: Wozniak creó un diseño de placa nunca visto, un juguete para su uso propio.. Y que Jobs aprovechó para levantar el primer Mac. Los detalles le llevaron a fundar una empresa multimillonaria en un garage, a regresar para salvarla en 1997 ?doce años después de que lo echaran? y a que todavía hoy, cinco años después de su muerte, aquella compañía sea capaz de obtener unos beneficios netos récord de 16.933 millones de euros en sólo un trimestre. Con un detalle extra: aún es criticada porque las ventas del iPhone se han ralentizado. Los detalles.
266