Noticias de "apple"

11-07-2018 | abc.es
Apple patenta un iPhone con pantalla plegable
El de los móviles plegables va camino de convertirse en una de las mayores promesas de la industria de la tecnología. No hay año en que salte la liebre. Samsung, LG o Huawei son algunas marcas a las que se le ha asociado un interés en aprovechar pantallas flexibles para producir un dispositivo que se cierre como un libro sin perder prestaciones. Una eterna promesa que por las incapacidades de la actual tecnología es un sueño. Apple, uno de los mayores fabricantes de teléfonos móviles del mundo, también ha valorado la posibilidad de recoger ese testigo a la hora de fabricar un nuevo tipo de dispositivo. Así consta en una patente registrada por la compañía en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) y que ha tenido acceso el medio especializado «Patently Apple». En el documento, que muestra unas setenta patentes solicitadas por la firma norteamericana, se describe un dispositivo plegable de dos pantallas unidas por una bisagra que aprovecha las prestaciones de los paneles orgánicos tipo OLED sin perder funcionalidad. El concepto, que podría integrarse en un futuro lanzamiento en caso de que finalmente se pueda desarrollar un prototipo para comercializarse, indica cómo la pantalla ofrece un espacio que se puede doblar mediante un eje especial. Esta idea de teléfono permitiría disponer de dos formatos distintos y solucionar algunos aspectos limitados por el espacio de la superficie táctil. Aunque los «smartphones» recientes han venido ganando en tamaño, muchos usuarios buscan dispositivos de mayores dimensiones como las tabletas (generalmente, unas 9 o 10 pulgadas) para realizar otras actividades. Con un móvil plegable, los usuarios podrían cerrarlo como un libro. La patente de Apple, con número 10,020,462, se solicitó en 2016. Para facilitar esa flexibilidad de la pantalla sobre el eje plegado, el panel puede contar con «una o varias capas», describe el texto, cubiertas de vidrio u otros materiales transparentes. Es un diseño que otras firmas como Samsung o LG han intentado desarrollar en los últimos años, pero se han encontrado con diversas limitaciones técnicas que le han impedido a las marcas lograr con éxito un dispositivo solvente. En esa búsqueda por la novedad las pantallas flexibles se han convertido en un reclamo. Existen patentes registradas, pero la investigación sobre nuevos formatos continúa. Uno de los más interesados en hacer posible este ingenio es Samsung. Pero las especulaciones acerca de que estaba trabajando en un móvil plegable mediante paneles flexibles tal vez no han estado muy acertadas.  
11-07-2018 | abc.es
Oppo, otro «rompeprecios» chino que se quiere colar en España con el Oppo R15 Pro y el A3
Los consumidores de telefonía móvil se pueden dividir en tres. Están los que no miran el bolsillo y quieren un producto de alta gama cueste lo que cueste, por lo que acaban reduciendo sus opciones a tres o cuatro marcas, entre las que destacan Samsung o Apple. También son muchos, y cada vez un público más diversificado, que busca precios contenidos. Una demanda que ha fortificado una revolución china en los últimos tiempos. Luego se pueden encontrar aquellos que, por razones económicas o principios, desean tener un dispositivo móvil modesto. Este escenario lo han aprovechado las marcas chinas que, rápidamente, y bajo su filosofía de recortar la distancia de calidad y precio, han asaltado el mercado del «smartphone» en los últimos años. Una de las que más negocio está haciendo de este cambio es BBK Electronics, una multinacional que se mueve bajo la vitola del «made in China» que engloba a varias marcas, entre ellas, OnePlus, Vivo y Oppo. Esta última acaba de desembarcar en España. Y lo hace con sus dos primeros «smartphones» para este mercado, uno de los más importantes de Europa. Estarán disponibles a partir del 18 de julio. Son los modelos Oppo R15 Pro y el Oppo A3, que se diferencian tanto en prestaciones como a nivel estético. Pero vayamos por partes. El primero es el más avanzado y destaca, especialmente, por su cámara doble. Pensado para sacarle partido a la fotografía, el terminal incluye un sistema basado en inteligencia artificial para ajustarse a las diferentes escenas a capturar. Una tendencia cada vez más arraigada en los teléfonos más avanzados y que, como es el caso del Huawei P20 Pro, automáticamente detecta el tipo de imagen para intentar sacarle el mayor jugo. Los sensores fotográficos son de 20 y 16 megapíxeles y le acompaña una cámara frontal de 20 megapíxeles. El sistema ofrece funciones de embellecimiento tomando como referencia información sobre edad, género, color y textura de la piel, pudiendo identificar simultáneamente las características de hasta cuatro personas en una misma foto para efectuar lo que denominan «embellecimientos personalizados». De características técnicas no va escaso tampoco. El «smartphone» alberga un procesador Snapdragon 660 de Qualcomm, jalonado con 6 GB de memoria RAM que, sobre el papel, promete un buen rendimiento sin alcanzar el nivel de los móviles más potentes del mercado. En cuanto a su capacidad, el móvil ofrece hasta 128 GB de almacenamiento interno. El móvil ofrece una pantalla de 6,28 pulgadas (resolución 2.280 x 1.080) y una relación de aspecto de 19:9. Todo ello se sostiene bajo la tendencia de «todo pantalla», es decir, casi sin bordes. Modestia aparte El segundo de los móviles que ha traído el fabricante a España es el Oppo A3, más accesible y modesto. Tiene una pantalla de 6,2 pulgadas (resolución (resolución 2.280 x 1.080) con el 88% de superficie táctil. Su filosofía se aprecia en algunos aspectos como su rendimiento al incorporar un chip MediaTek Helio P60 y 6 GB de memoria RAM. Pero, a diferencia de otros rivales, ofrece 128 GB de memoria. Este modelo cuenta con una sola cámara, de 16 megapíxeles y apertura focal de F1.8, y una frontal de 8 megapíxeles. Sin embargo, la marca asiática promete un sistema basado en inteligencia artificial para mejorar algunos aspectos de las imágenes capturadas como un modo belleza o regular algunos parámetros como el brillo o la exposición. Están disponibles por 649 euros y 299 euros, respectivamente.
10-07-2018 | abc.es
Microsoft lanza Surface Go, su tableta más barata para competir contra el iPad en la escuela
El mercado de las tabletas es, a día de hoy, un páramo en donde únicamente sobresale Apple y su iPad, pero este tipo de dispositivos todavía tienen mucha tela que cortar en un entorno educativo. Cinco años después de que Microsoft pusiera el listón muy alto con su familia Surface, el gigante de Redmond ha presentado este martes un nuevo miembro, Surface Go, que pone el énfasis en sus prestaciones como tableta tradicional en lugar de un formato «2 en 1». La idea que pretende extender es un equipo asequible, ligero y suficiente. De prestaciones modestas, el equipo viene con una memoria RAM de 4 y 8 GB -en función de la configuración escogida, pero a todas luces algo justa para un rendimiento exigente, condicionado por el procesador Intel Pentium Gold 4415Y. Todo, bajo un diseño sin ventilador que promete hasta nueve horas de batería. Pero dado que se mueve con la versión Windows 10 S, orientado hacia el entorno educativo. Y ahí sus intenciones: virar hacia las escuelas. Su precio, además, lo dice todo (399 dólares), aunque a ello hay que sumar los accesorios adicionales que se venden por separado, como la funda y el lápiz óptico (Surface Pen). De primeras, el usuario se encontrará con 64 GB de almacenamiento, aunque se puede aumentar con el empleo de tarjetas microSD. Su superficie también dibuja su objetivo, ser cómoda y transportable. De ahí que la compañía haya elegido una pantalla de 10 pulgadas y una relación de 3:2. Su resolución sigue esa filosofía: 1.800 x 1.200 píxeles. Tiene solo 8,3 milímetros de espesor y pesa unos 680 gramos, siendo liviana y muy manejable. Su comportamiento promete alcanzar una gran experiencia a la hora de ejecutar aplicaciones del paquete Office, así como consumir contenidos multimedia y ocio digital. Uno de sus aspectos más interesantes es su manera de operar con todo el ecosistema. Además de un «trackpad» que admite gestos de cinco puntos con múltiples dedos, el equipo permite conectar un ratón para interactuar con las aplicaciones de una manera más clásica. Mantiene, sin embargo, su estructura de un pie con bisagra ajustable que se extiende hasta 165 grados. A diferencia de los iPad más accesibles, la Surface Go cuenta con un puerto USB-C para conectar el cargador y otros periféricos, un conector para auriculares y un lectro de tarjetas microSD.
03-07-2018 | abc.es
Apple prepara su gran asalto a la televisión
Revolucionó las computadoras y cambió las reglas de la telefonía móvil, pero ahora Apple se prepara para otro reto mayúsculo: entrar a lo grande en la producción de contenidos televisivos y hacerse un hueco en el extremadamente competitivo mundo de la pequeña pantalla. La compañía de la manzana ha puesto su punto de mira en la televisión y, aunque todavía hay muchas preguntas acerca de su estrategia, la única certeza es que para su salto de Silicon Valley a Hollywood ha abierto la billetera con el objetivo de fichar a enormes estrellas. Steven Spielberg, Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Oprah Winfrey o J.J. Abrams son algunos de los nombres de relumbrón que han dado el sí a Apple para esta aventura televisiva. En ella, el gigante tecnológico se enfrentará a otros titanes como Netflix, HBO, Amazon o Disney, que también trabaja en su propio servicio de «streaming»(emisión en línea). Una de las grandes bazas de Apple, que de momento parece muy selectiva y solo tiene en marcha una decena de proyectos, es el regreso de Aniston a la televisión, medio en el que permaneció ausente desde que alcanzara la fama mundial con «Friends». Aniston y Reese Witherspoon protagonizarán y producirán una serie sobre los profesionales que producen un programa matinal de noticias en televisión, un género con mucha historia y tradición en EE.UU. En racha tras el fenomenal éxito de «Big Little Lies», Witherspoon será también productora de «Are You Sleeping», una serie de suspense que liderará Octavia Spencer. Apple contará además con un ilustre de Hollywood como Steven Spielberg, que jugará de nuevo con la nostalgia y recuperará la fantasía y el terror de la serie de los años ochenta en «Amazing Stories». La trayectoria de J.J. Abrams ha sido comparada en muchas ocasiones con la de Spielberg, así que no parece extraño que ahora le siga los pasos en Apple, donde el realizador de «Star Wars: Episodio VII - El despertar de la Fuerza» (2015) producirá una serie musical inspirada en Nueva York, «Little Voices». Otros dos cineastas muy reconocidos formarán asimismo parte del catálogo de Apple: Damien Chazelle («La La Land», 2016) dirigirá y escribirá una serie de la que no se conoce prácticamente ningún detalle, y M. Night Shyamalan («El sexto sentido», 1999) recurrirá a su maestría en lo paranormal y lo misterioso en un proyecto todavía sin nombre. Una comedia sobre la poeta Emily Dickinson con Hailee Steinfeld como protagonista y una adaptación televisiva de la trilogía de ciencia ficción «Fundación» de Isaac Asimov son otras apuestas de Apple, que además podrá presumir para su incursión en la pequeña pantalla de una auténtica reina del medio como Oprah Winfrey. Hace apenas dos semanas se conoció que Apple y la emblemática presentadora de «The Oprah Winfrey Show» han firmado un acuerdo por varios años para crear programas originales, sin que todavía se haya detallado en qué consistirá esta alianza. En cuanto a cifras y presupuestos, «The Wall Street Journal» aseguró en agosto de 2017 que Apple gastará mil millones de dólares (855 millones de euros) en producción televisiva a lo largo de este año, una cantidad notable pero muy lejos, por ejemplo, de los 8.000 millones (6.845 millones de euros) que espera invertir Netflix en 2018. En un reportaje el pasado marzo, «The New York Times» sostuvo que Apple gastará más de esos mil millones iniciales a lo largo de este año y que su programación verá la luz entre marzo y verano de 2019. A partir de ahí comienzan los interrogantes. ¿Qué tipo de servicio digital planea Apple para sus contenidos originales? ¿Qué precio tendrá y en qué países estará disponible? ¿Habrá algún tipo de limitación para quienes no cuenten con productos de hardware de la firma? Y es que no parece que Apple vaya a tener una alfombra roja para su desembarco en la televisión. Netflix continúa con su masiva producción firmando proyecto tras proyecto en todo el mundo, HBO se relame ante el éxito garantizado de la última temporada de «Juego de tronos», y Amazon ha lanzado un órdago con su serie sobre «El señor del os anillos». La entrada de Apple también servirá como nuevo test de estrés para una oferta televisiva que no deja de crecer y que amenaza con saturar el mercado: según un estudio de la cadena FX, en 2017 se emitieron 487 series originales solo en Estados Unidos, frente a las 455 del año anterior o las 349 de 2013.
02-07-2018 | abc.es
Aunque en el mercado existen muchas alternativas sensacionales por debajo de los doscientos euros, muchos consumidores prefieren, si tiene presupuesto, gastarse más de setecientos euros en un teléfono móvil. Un aparato que forma parte de la vida de las personas y que almacenan datos sensibles. Las actuales tendencias en diseño industrial proponen dispositivos de vidrio, que dan la sensación de ser demasiado frágiles. Ha llovido mucho desde aquellos terminales todoterrenetos que aguantaban golpes. Por esta razón, muchos usuarios optan por protegerlos con fundas, pero no salvan los impactos más bruscos. Para evitar roturas inesperadas y pantallas agrietadas, un estudiante alemán ha desarrollado una revolucionaria funda para el móvil que lo protege desplegando ocho flexibles ganchos antes del impacto contra el suelo. Una especie de «airbag» que se activa cuando detecta que se aproxima una caída fortuita. Philip Frenzel, un joven estudiante de 25 años de la universidad de Aalen (Alemania), ha desarrollado este invento, que se trata por el momento de un prototipo, ha recibido además un prestigioso premio nacional de electromecánica. Esta carcasa está pendiente de patente, según relatan medios alemanes, y es el trabajo de cuatro años de investigación. De momento se conoce como «AD Case» («amortiguación activa» en español). El invento requiere de una aplicación, «Spider-App», para que se activen las medidas de protección. La idea surgió -relata el investigador- después de sufrir en sus propias carnes cómo se le caía su móvil al suelo, provocando que se fragmentara la pantalla. «No es divertido proteger un iPhone, por su diseño estético, dentro de una gruesa carcasa exterior», explica. Es, de largo, una de las reparaciones más habituales en las tiendas especializadas y que, en muchas ocasiones, conlleva el pago de hasta 500 euros por razones de sustitución de pantallas, como en el caso del iPhone X, móvil más caro de Apple hasta la fecha. «El accidente causó que todos los componentes electrónicos se descompusieran», recuerda Frenzel, quien reconoce que se inspiró en las célebres piezas de juguete de Lego para el desarrollo de la carcasa. Antes de alcanzar la idea final, Frenzel exploró las posibilidades de crear una especie de airbag convencional como los que se encuentran en el coche adaptada al dispositivo móvil. Para ello, experimentó con espuma y gomas, pero el resultado no fue práctico. A partir de entonces, confeccionó un sistema automático que despliega unas ocho patas capaces de amortiguar el golpe como si se tratase de una araña, de ahí el nombre de la aplicación. Para ello, empleó un sistema mecánico, un resorte de metal y una red de sensores que detectan el momento en el que se está produciendo una caída libre contra el suelo. El sistema accede al acelerómetro del móvil para detectar el momento en el que está produciendo la caída. Esos amortiguadores se pliegan de manera manual, siendo además reutilizables una vez que se han abierto para proteger al «smartphone». El proyecto será financiado a través de una plataforma de «crowdfunding» o micromecenazgo, Kickstarter, y la intención de su creador es desarrollar una versión definitiva para su comercialización en un futuro. Por ahora, está diseñada únicamente para varios modelos de iPhone.
28