Noticias de "apple"

30-07-2020 | abc.es
Huawei arrebata a Samsung el podio de las ventas de móviles tras una década de dominio
Vetado pero con orgullo. Huawei se ha situado líder de ventas del mercado de la telefonía móvil inteligente en el último trimestre. La firma china, acusada de ciberespionaje por el Gobierno de Estados Unidos, ha superado por primera vez a Samsung, que en los últimos nueve años había dominado la primera plaza. El gigante asiático se ha situado en el centro de una lucha comercial por el dominio del despliegue de las redes 5G. En un año incierto, en donde las ventas globales se han resentido durante la crisis sanitarias del Covid-19, Huawei se ha mantenido firme, que en el último años ha roto el tradicional duopolio entre Samsung y Apple. Huawei envió 55,8 millones de dispositivos, un 5% menos que el año anterior, según datos de la consultora Canalys. El segundo lugar se ha destinado para Samsung, que vendió unas 53,7 millones de unidades, lo que representa una caída del 30% en comparación con el segundo trimestre del pasado año. El gigante surcoreano ha salvado el periodo gracias al impulso de su división de semiconductores. En en el segundo trimestre registró un beneficio neto de 5,55 billones de wones (4.666 millones de dólares), un 7,33 % interanual más. Huawei, aún sujeto a las restricciones del gobierno estadounidense, ha logrado un buen resultado en el mercado interno. En China vende más del 70% de los «smartphones», mientras que sus envíos a mercados internacionales cayeron un 27%. El país ha pasado de ser el epicentro de la pandemia a mostrar un impresionante músculo económico. De hecho, ha emergido más fuerte de la crisis con la reapertura de importantes fábricas y el continuo incentivo económico de los pedidos extranjeros. «Este es un resultado notable que pocas personas habrían predicho hace un año», explica en un comunicado el analista de Canalys Ben Stanton. «Si no fuera por el Covid-19, esto no habría sucedido. Huawei ha aprovechado al máximo la recuperación económica china para reactivar su negocio de teléfonos. Samsung tiene una presencia muy pequeña en China, con menos del 1% de cuota de mercado, y sus mercados principales, como Brasil, India, Estados Unidos y Europa, han quedado devastados por los brotes y las medidas de confinamiento», añade. Sin embargo, se espera que los envíos de teléfonos al mercado chino disminuyan en el tercer trimestre de 2020 tras experimentar un notable crecimiento en este trimestre, según Digitimes Research. Las ventas de «smartphones»en China aumentaron 104,6% en este segundo trimestre y registraron un leve crecimiento del 1,4% respecto al año anterior. Huawei, Vivo, Oppo, Xiaomi y Apple fueron los cinco principales fabricantes en el mercado.
29-07-2020 | enter.co
Hoy, a la 1:00 PM en julio 29 de 2020, las empresas de tecnología más grandes del planeta tendrán que responder ante un subcomité del Congreso de los Estados Unidos. Se trata de un evento importante pues la lista reúne a los presidentes de Apple (Tim Cook), Amazon (Jeff Bezos), Facebook (Mark Zuckerberg) y Google […]
29-07-2020 | abc.es
Cómo se defenderán los jefes de Amazon, Google, Apple y Facebook de las acusaciones de monopolio
Los consejeros delegados de las cuatro grandes tecnológicas de Estados Unidos comparecerán de forma telemática este miércoles ante una comisión del Congreso de Estados Unidos que examinará sus posibles prácticas monopolísticas y contrarias a la competencia. La comparecencia comenzará a las 18.00 hora peninsular española. Durante sus intervenciones, Mark Zuckerberg (Facebook), Sundar Pichai (Alphabet), Tim Cook (Apple) y Jeff Bezos (Amazon) tendrán que responder a las preguntas que les planteen los congresistas estadounidenses. Salvo Bezos, el resto de consejeros delegados ya ha acudido al Congreso a someterse a comparecencias similares. Se espera que defiendan la creación de miles de puestos de trabajo y que son empresas estadounidenses, en una defensa hacia las presiones de empresas chinas acusadas de ciberspionaje y colaboración con el régimen chino. Jeff Bezos y su visión que Amazon crea empleo En su declaración, Bezos recorrerá su trayectoria profesional, los obstáculos a los que tuvo que hacer frente hace 26 años cuando montó Amazon gracias al apoyo de su familia. Su padre quedó embarazada a los 17 años: «Estar embarazada en la escuela secundaria no era popular en Albuquerque en 1964». Aducirá que es una empresa centrada en las necesidades del cliente. «Fundé Amazon hace 26 años con la misión a largo plazo de convertirla en la empresa más centrada en el cliente de la Tierra», recoge la vista presentada al Congreso. «A diferencia de muchos otros países, esta gran nación en la que vivimos apoya y no estigmatiza la toma de riesgos empresariales», añadirá el empresario, quien leerá que ha contribuido a que empresas minoristas generen riqueza: «Amazon emplea directamente a un millón de personas» y que «Amazon depende abrumadoramente del éxito de los miles de pequeñas y medianas empresas que también venden sus productos en las tiendas». Bezos terminará diciendo: «No es una casualidad que Amazon haya nacido en este país. Más que en cualquier otro lugar, las empresas pueden comenzar, crecer y prosperar en EE.UU. Nuestro país adopta el ingenio y abarca a los emprendedores que comienzan desde cero. Cultivamos nuevas empresas en un estado de derecho estable, el mejor sistema universitario del mundo y la libertad democrática». Cook se centrará en la competencia en telefonía El consejero delegado de Apple, Tim Cook, se centrará, según la declaración previa presentada al Congreso, en una defensa a ultranza de la competencia china en el mercado de la telefonía móvil, con rivales como Samsung, LG, Huawei y Google. Argumentará que todas las líneas de productos, incluido el iPhone, no tienen una cuota de mercado dominante en ninguno de los mercados en donde tiene presencia. De manera similar a Bezos, su declaración defenderá que Apple ha ayudado a crear empleos. Y recorrerá algunos ejemplos como que la App Store ahora alberga más de 1,7 millones de aplicaciones, de las cuales solo 60 fueron desarrolladas por la empresa, y que «más de 1,9 millones de empleos estadounidenses en los 50 estados son atribuibles directamente a Apple». También comentará que el iPhone tiene un índice de satisfacción del 99%, según algunas encuestas. Cuestionada la empresa por sus comisiones a las aplicaciones, que ha puesto en alerta a la Unión Europea tras un conflicto con Spotify, Cook asegurará que los desarrolladores fijan sus propios precios. «Las comisiones de la tienda son comparables a las de otras tiendas rivales». Pichai: el cliente tiene muchas opciones Google domina, en la actualidad, el 90% de las consultas en los motores de búsqueda. Pero Sundar Pichai, su consejero delegado, defenderá que en el mercado existen otras muchas alternativas y que todo lo que ha podido construir Alphabet, empresa matriz, ha sido gracias a nacer en Estados Unidos. «No podría haber imaginado entonces, once años después, que muchas personas experimentarían internet a través de Chrome de forma gratuita», recoge el texto de la vista oral. También pondrá el foco en la generación de puestos de trabajo: «Nuestro trabajo no sería posible sin la tradición de innovación estadounidense. Estamos orgullosos de contribuir a su futuro. Fundada en Silicon Valley, ahora damos trabajo a más de 120.000 personas en todo el mundo, unas 75.000 aquí». Y añadirá: «Otra forma en que contribuimos es haciendo grandes inversiones en tecnología en Estados Unidos. Cada año, estamos entre los mayores inversores mundiales en investigación y desarrollo». Zuckerberg y su historia de innovación frente a China Finalmente, Zuckerberg leerá su declaración en la que defenderá la innovación de Facebook que ejerce de escudo contra los grandes rivales chinos, acusados por el Gobierno de Trump de ser un instrumento de espionaje del régimen comunista, por lo que hará patria al señalar que «China está construyendo su propia versión de Internet centrada en ideas muy diferentes y están exportando su visión a otros países». Argumentará, por tanto, que la empresa se enfrenta a una dura competencia, no solo asiática. Sobre otros asuntos controvertidos, Zuckerberg quitará hierro al asunto y se centrará, igual que sus colegas del sector, en que es una empresa estadounidense. «Estoy orgulloso de defender los valores estadounidenses como dar voz a cada persona y ampliar el acceso a las oportunidades. Como plataforma de ideas, vamos a siempre estar en el centro de importantes debates sobre la sociedad y la tecnología, por eso he pedido unas nuevas reglas para internet», reza el texto. Dirá que ayuda a los ciudadanos a comunicarse y a las empresas a prosperar: «Nuestros servicios crean un gran valor en la vida de las personas, y nuestro modelo de negocio implica que podemos ofrecerlos de forma gratuita».
29-07-2020 | abc.es
Prueba de fuego para Amazon, Apple, Google y Facebook: sus jefes testifican por posible monopolio
Semana fantástica para las Big Tech. En los próximos días presentarán sus resultados económicos trimestrales, en los que se comprobarán los efectos de la crisis sanitaria del coronavirus. Y, por otro, por primera vez los máximos responsables de Amazon, Google, Facebook y Apple comparecen juntos en el Congreso de los Estados Unidos en una comisión que analiza posibles prácticas monopolísticas. Juntas tienen una valoración de 4 billones de dólares. La audiencia está prevista para este miércoles a las 12 horas (18 horas en España). Comparecerán mediante videoconferencia y responderán a las preguntas de los congresistas estadounidenses sobre sus posibles abusos en materia de competencia y prácticas monopolísticas. Será, además, la primera audiencia antimonopolio desde la visita de Bill Gates, cofundador de Microsoft, al Capitolio en 1998. Es un momento crucial en la evolución de estas compañías que han roto récords de ingresos en los últimos años. Empresas cuyos servicios y productos se han convertido en algo esencial para millones de personas. Pero que, sin embargo, han acumulado un gran poder: han traspasado la frontera de la informática y se han colado en la vida de millones de personas, tocando la distribución, los alimentos, salud, conexiones de red o la Inteligencia Artificial. Todas ellas, de hecho, han tropezado contra las autoridades de la Unión Europea, que ha abierto sendas investigaciones y hasta importantes multas por prácticas abusivas contra la competencia. Mark Zuckerberg (Facebook), Sundar Pichai (Alphabet, matriz de Google), Tim Cook (Apple) y Jeff Bezos (Amazon), consejeros delegados de las empresas, participarán en la comisión de investigación. Es la primera vez que se examinan a la vez a los pesos pesados de las firmas tecnológicas. La audiencia estaba prevista inicialmente para el lunes, pero se ha reprogramado por los eventos de homenaje a John Lewis, congresista fallecido el pasado 17 de julio y considerado un ícono de la defensa de los derechos civiles. Datos, presiones y espionaje Los cuatro tecnólogos argumentarán , al igual que hiciera Gates en su momento, que sus compañías han permitido que innumerables negocios se formen y prosperen. Esta audiencia puede ser, además, una prueba de fuego particular para Bezos, que nunca ha testificado ante el Congreso. Las autoridades han cuestionado la veracidad de los informes presentados por la empresa en los que se niega que se utilicen datos de comerciantes y minoristas para lanzar productos de la competencia. Como dueño de «The Washington Post», también se ha convertido en un objetivo de Trump, en cuyas páginas se ha criticado la gestión de la pandemia. El propio Bezos ha adelantado en un comunicado su discurso de apertura. En el texto, en el que inicialmente recorre su vida profesional y cómo sus padres invirtieron hace 26 en la creación de Amazon, defiende que cuando los clientes compran en Amazon «están ayudando a crear empleos». Para poder testificar en la investigación antiomonopolio, Zuckerberg ha tenido que cambiar la presentación de resultados de la empresa para el jueves, en la que se verá si ha surtido efecto o no el boicot publicitario. Medios especializados apuntan a que asumirá los problemas de su plataforma pero defenderá que el éxito de Facebook es «patriótico», con lo que atacará a TikTok, el fenómeno global de internet, por su procedencia china y las sospechas de ser un instrumento al servicio del régimen comunista. También se espera que enarbole un argumento por el cual vaticine un debilitamiento de las compañías estadounidenses ante empresas chinas. Un argumento similar al que defendió en una investigación sobre Libra, su proyecto de criptomonedas, paralizado por las autoridades. El dominio de Facebook en la publicidad digital ha planteado preguntas sobre si está eliminando silenciosamente a medios de comunicación. En el caso de Apple, su consejero delegado deberá responder acerca de las polémicas restricciones impuestas los desarrolladores en la App Store.
25-07-2020 | abc.es
Pagar por «tuitear»: Twitter explorará nuevas vías de ingresos como las suscripciones
Este año va a suponer el punto de inflexión en los servicios de pago por suscripción. Las redes sociales también pueden empezar a explorar este modelo de negocio después de ver reducidos sus ingresos publicitarios a consecuencia de la crisis sanitaria Covid-19. Las plataformas digitales como Facebook y servicios como Google se nutren, principalmente, de la publicidad. Pero para ampliar sus opciones, algunas empresa tecnológicas han optado por reforzar los servicios por suscripción. Apple, Amazon o Microsoft han sacado provecho. Y, ahora, Twitter, conocida red de micromensajes, va a considerar hacerlo. El momento es importante porque la compañía estadounidense ha registrado unas pérdidas netas de 1.228 millones de dólares (1.060 millones de euros) en el segundo trimestre de 2020, frente a las ganancias de 1.119 millones (966 millones de euros) registradas durante el mismo periodo del año pasado, según las cuentas trimestrales publicadas este jueves por la empresa. Para tratar de reducir su dependencia de la publicidad, la empresa dirigida por Jack Dorsey ya ha empezado a barajar otras vías alternativas de ingresos. «Estamos en las primeras etapas de una exploración de oportunidades de productos de ingresos adicionales para complementar nuestro negocio publicitario. Esto podría incluir suscripciones y otras aproximaciones y, aunque nuestra exploración está poco avanzada, no esperamos ingresos atribuidos a estas nuevas fuentes en 2020», ha señalado en un comunicado. A raíz de una oferta interna publicada en la página web, Twitter evidenció su interés en la contratación de un responsable de medios de suscripción. Algo que tendría sentido puesto que el servicio es una importante fuente de datos e información relevante. Agencias de publicidad, instituciones y empresas pueden estar dispuestas a pagar por herramientas avanzadas y servicios «premium» para mejorar su rendimiento. En 2011, la empresa adquirió Tweetdeck, una herramienta de dinamización de contenidos y analítica, por 28 millones de dólares. Con el tiempo también ha sumado otras plataformas para mejorar la experiencia. Y algunas de ellas podrían volverse de pago en un futuro. Los costes asociados a los ingresos se elevaron un 3,6%, hasta situarse en 288 millones de dólares (249 millones de euros), al tiempo que la partida de investigación y desarrollo (I+D) alcanzó los 216 millones de dólares (186 millones de euros) y los gastos de venta y marketing se contrajeron un 14%, hasta 207 millones de dólares (179 millones de euros). De su lado, los costes generales y administrativos experimentaron un alza, hasta 96 millones de dólares (83 millones de euros), un 9% más. Durante el trimestre, la media de usuarios activos diarios monetizables experimentó un crecimiento del 34%, hasta situarse en 186 millones. La red social ha atribuido este alza a la "conversación global sobre la actualidad" y a las mejoras realizadas en el producto. En el conjunto de los primeros seis meses del año, Twitter registró unos 'números rojos' de 1.236 millones de dólares (1.067 millones de euros), frente a las ganancias de 1.310 millones de dólares (1.130 millones de euros) de un año antes. Los ingresos entre enero y junio descendieron un 8,4%, hasta 1.491 millones de dólares (1.287 millones de euros).
23-07-2020 | abc.es
Qué son las siglas 4K, HDR, OLED, QLED: todo lo que tienes que saber para comprar tu televisor «Smart TV»
A la hora de pensar en cambiar un televisor, el consumidor se sumerge en un mar de dudas. Y no ayuda a esa misión el baile de siglas y distintas tecnologías que se han venido incorporando al sector en los últimos años. La verdad es que los usuarios, cuando se acercan a las tiendas a preguntar, se topan con un sinfín de propuestas. Aquellos que desconocen el mercado pueden quedarse absortos de tanto nombre técnico. Que si OLED, QLED. ¿4K? ¿Qué es eso de HDR? Tecnologías de los paneles: OLED vs QLED Uno de los aspectos a los que más interés hay que darle es a la tecnología de la pantalla. Más que nada porque es uno de los elementos más importantes para transmitir la información de la señal recibida. Y aquí es donde todo se complica. Cuando vas a la tienda todo son promesas, imágenes espectaculares que entran por los ojos. Pero existen una serie de innovaciones que hay que tener presente. Una de ellas tiene que ver con los paneles de tipo OLED. Son paneles orgánicos. Los fabrican marcas como LG, Sony o Panasonic. Consiguen negros profundos y colores muy intensos, pero existen algunas dudas sobre su durabilidad y tienen en ocasiones unos niveles de brillo inferiores. Pueden fabricarse muy delgados, lo que le dan un toque minimalista y elegante en los hogares. Están compuestos por una serie de diodos orgánicos que cuando pretenden mostrar los negros de las imágenes simplemente se apagan y no reducen su iluminación como es en el caso de las pantallas LCD LED tradicionales. El panel se distribuye por celdas capaces de iluminarse por sí mismas a diferencia de los LED que requieren de una fuente adicional. Así se logran los negros tan profundos. Además, su complejo proceso de fabricación eleva ostensiblemente el precio, aunque dado que cada vez más marcas han creado modelos con esta tecnología se han podido hacer más accesibles. Es decir, los paneles OLED son capaces de encender y apagar los píxeles de manera individual, mientras que los LCD-LED cuentan con un sistema de retroiluminación basada en luces LED. Otra alternativa se encuentra en QLED, que una tecnología propietaria de Samsung para intentar ofrecer las prestaciones de los paneles OLED con la solvencia de los tradicionales LED. La firma surcoreana tiene muchos modelos al respecto de grandes tamaños. Esta tecnología utiliza los llamados puntos cuánticos («quantum dots», de ahí el nombre). Al igual que los LCD LED requieren de una fuente de iluminación externa pero cada píxel se pueden iluminar de manera individual, calibrando así la intensidad del contraste y ofreciendo unos negros bastante profundos. Los paneles de tipo LED, que se pueden encontrar numerosos modelos y muy asequibles, están formados por píxeles en color o monocromos colocados sobre una fuente de luz, que permiten iluminar y reproducir los diferentes colores de la imagen en el momento de la proyección. Cada píxel individual se divide en tres células (llamadas subpíxeles) de tres colores (rojo, verde y azul), respectivamente, por el aumento de los filtros. Cada subpíxel, a su vez, se puede controlar de forma independiente con el fin de lograr miles o millones de posibles colores para cada píxel. A su favor es su gran extensión en el mercado, pero sin embargo, en formatos grandes puede provocar pérdida de calidad de la imagen. El contraste es otra de las desventajas. Resolución: mejor irse a por el 4K Además del tipo de pantalla es conveniente fijarse en la resolución. De ello depende, en parte, una buena reproducción de las imágenes. La mayoría de los televisores son Full HD, lo que quiere decir que ofrece cerca de 1.920 píxeles horizontales y 1.080 verticales, proyectando sobre la pantalla unos 2.073.600 puntos, una cifra que se obtiene por multiplicar los puntos de un lado por el otro. Pero el resultado depende de dos factores: el tamaño de pantalla y la señal emitida. Esa definición requiere de más espacio para cubrir la superficie si se trata de una pantalla de 47 pulgadas de diagonal y de una de 32 pulgadas. Si hay que cambiar a un televisor este año lo más probable es que se dé ya el salto al 4K o Ultra Alta Definición. Es la resolución estandarizada y han empezado la desescalada de precios, con lo que se pueden adquirir «smart TV» por menos de 500 euros. Lo que expresan estos números es que esta clase de pantallas se mueven alrededor de los 4.000 píxeles (más o menos 3.840 x 2.160 píxeles). Es decir, muestra más contenido y detalles más nítidos. Puestos a invertir en un nuevo producto lo lógico es optar por este tipo de resoluciones que, además, se pueden encontrar precios equilibrados en algunas marcas. En la actualidad, son pocas las emisiones de canales lineales que emiten a esta calidad, aunque muchos servicios digitales como Netflix o Amazon Prime Video soportan esta definición. Además, gracias a algunos productos y reproductores como las consolas Xbox One X o PlayStation 4 Pro, así como otros reproductores multimedia como Apple TV o Amazon Fire TV se pueden alcanzar tales características, pero dependerá, como es obvio, del contenido a reproducir. Sin embargo, ya existen los primeros modelos con resolución 8K que, generalmente, están destinadas a televisores monstruosos. Este año, que estaba prevista la convocatoria de Juegos Olímpicos, iba a suponer el pistolazo de salida a estas resoluciones, que tendrán que esperar. Así que la conclusión es que, ya puestos, mejor comprar un producto 4K porque tendremos la garantía de tener un modelo preparado para los próximos años aunque realmente ahora mismo no le saques mucho partido a los contenidos que ves regularmente. HDR o Alto Rango Dinámico Por debajo hay otras múltiples tecnologías también encaminadas a mejorar la experiencia de usuario. Una de las tendencias actuales es la tecnología llamada HDR -Alto Rango Dinámico-, que ofrece un abanico más grande de colores y grises, dándole una mayor espectacularidad y buscando un mayor realismo, mejorando también los contrastes entre zonas claras y oscuras. Las imágenes son más fieles a la realidad, con lo que se observarán las películas de una manera fantástica. Hay varios estándares, HDR10 y Dolby Vision, dependiendo de cada fabricante. El primero es el más compatible y abierto. Pero también existen otras a tener en cuenta como Perfect Picture Engine, Dolby Vision y Atmos y, por supuesto, Ambilight, un sistema de iluminación trasera ideado por Philips que cambia de color con las imágenes y que enmarca el televisor en un «aura» luminosa que realza todos los contenidos. La «inteligencia» es también importante Aunque lo más importante de un televisor es la calidad de imagen, también se puede tener en cuenta otros aspectos de su interior. La mayoría de televisores de gamas media o alta disponen de una cierta «inteligencia». Gracias a un software (escogido por cada marca) los usuarios pueden acceder a unos u otros servicios digitales. Hay varios formatos en función del sistema operativo, que se pueden reducir a tres: Android TV, WebOS y Tizen OS. Cada cual dispone una serie de servicios diferenciales, pero en su mayoría permiten que los usuarios se conecten a internet, compartan imágenes y videos en pantalla grande, reproduzcan videos desde plataformas como YouTube, accedan a ciertos servicios en «streaming» como Netflix, HBO o canales a la carta como Atresmedia Player o MiTele, así como determinadas propuestas de ocio. Aquí influye la experiencia de uso que uno más desee. Por ejemplo, en el caso de WebOS, que se puede encontrar en muchos modelos de LG, tiene una navegación muy intuitiva que gana enteros incluso con el mando Magic Remote, que funciona como un puntero. Dispone de la mayoría de aplicaciones más extendidas, aunque no existe la disponibilidad de Disney Plus, algo que sí cuenta con el apoyo de Samsung. La compatibilidad de dispositivos móviles basados en iOS, el sistema operativo de Apple, está más bien limitada, por lo que en su mayoría funcionan mejor con Android. Cabe recordar que existen numerosos aparatos, «dongles», «set top box» y reproductores multimedia tipo Apple TV, Roku TV, Amazon Fire TV o Google Chromecast que traen a la televisión las funciones propias de una «SmartTV».
22-07-2020 | abc.es
Apple estudia crear un iPad Air más potente y barato
La venta de tabletas se incrementaron durante el primer trimestre. Aunque todavía hay que ver el impacto de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19, lo cierto es que el iPad sigue siendo el modelo más vendido. Se trata de un mercado que ha sufrido altibajos a lo largo de su historia. Sufre mucho su tasa de actualización: muchos consumidores no cambian sus dispositivos hasta los tres o cuatro años. Eso afecta a las ventas. La solución en la que trabaja Apple es seguir con su estrategia de reducción de precios. Según informan medios especializados como «Digitimes», la empresa estadounidense prepara el lanzamiento de un iPad de bajo coste que tenga de base el modelo iPad Air. La idea es actualizarlo y mejorar su rendimiento para ofrecer una mayor potencia. Y, con ello, impulsar las ventas del mercado. De momento todo apunta a que esta decisión se encuentra en fase embrionaria, pero se cree que tendrá una pantalla de 10.8 pulgadas -más grande que el modelo original- apoyado por un chip A13 Bionic, el mismo «cerebro» que mueven los actuales iPhone 11. Puede ser este el momento en el que adapte el iPad más accesible a los puertos USB-C que ya se encuentra en los modelos iPad Pro, los más avanzados de su catálogo. De igual manera, se rumorea que incorporará un sistema de reconocimiento facial por FaceID, su tecnología propietaria, que acompañará al tradicional sensor de huellas dactilares. Según las primeras hipótesis señalan que el regreso del iPad Air se producirá en la segunda mitad del año. En cuanto a su precio, se baraja la posibilidad -dicen medios especializados- de que esté en torno a los 500 euros, en la pinza entre los iPad básicos y los iPad Pro.
22-07-2020 | abc.es
Los mejores auriculares inalámbricos de botón para todos los bolsillos
Los auriculares han cambiado su estética y prestaciones en los últimos años. Ahora, quien más quien menos, tiene un modelo que cuenta con sistema inalámbrico. Es decir, se han «cortado» los cables. Y eso es una buena medida porque logran una gran comodidad. Es cierto que la ergonomía depende de su diseño. Hay unos que se agarran mejor, otros que ofrecen un sonido espectacular mientras que otros quieren ofrecer una buena relación calidad-precio. Una de las tendencias en el mercado es ofrecer sistema de cancelación de ruido que logran un notable aislamiento, lo que repercute directamente en la experiencia de usuario. Estos son algunos que ABC ha estado probando en los últimos meses. AirPods Pro: complemento para amantes de Apple Tras varios años de marcar tendencia con sus AirPods originales, Apple lanzó al mercado el pasado año sus cascos más avanzados. Por lo pronto, presentan una estética distinta de sus predecesores. Su diseño es muy ergonómico y, aunque el estuche cargador es ligeramente más grande, los auriculares son más pequeños. Incluyen unas almohadillas de goma que se adaptan muy bien a los distintos tipos de oreja pero, por si acaso, tiene varios tamaños a elegir. No hacen daño y se sienten cómodos y ligeros a pesar de pesar algo más que los anteriores (46 gramos). Tiene un revolucionario sistema de cancelación de ruido que se puede activar por voz o manteniendo pulsado la espiga del auricular. Aísla sorprendentemente bien. Es muy intuitivo y fácil de manejar aunque, quizás, esta interactividad es algo más incómoda que los paneles táctiles del anterior modelo. Uno se acostumbra rápidamente, pero bueno. También, por supuesto, incluye un modo ambiente para escuchar el murmullo del entorno, que es algo útil y quizás hasta recomendable cuando caminas por la calle para evitar algún accidente. Además, el asistente de voz está muy bien bien integrado. Con solo pronunciar las palabras mágicas «Oye, Siri» se puede invocar al software para solicitarle las instrucciones que queramos. Quizás el nivel de audio del asistente es algo confuso porque es muy bajito. Hay tareas, por ejemplo, que se pueden gestionar fácilmente por la voz, que es un vehículo muy natural. La calidad es fantásticamente buena. Dispone de un sistema de ecualización adaptativa que mejora los resultados en función del tipo de audio. Trabaja muy bien las frecuencias medias y graves. La duración de la batería alcanza perfectamente las cinco horas de duración, extendiéndose varias horas más grandes a la batería que incluye el estuche donde se guardan. Son resistentes al agua y polvo, con lo que uno puede estar más tranquilo a la hora de hacer por ejemplo ejercicio con ellos puesto. Y, por cierto, se pueden cargar de manera inalámbrica con un cargador compatible. Como otra pega, su precio, bastante más caro. Precio: 260 euros Audio Technica ATH-ANC300TW: ideales para música Otra propuesta es muy equilibrada y tiene todo lo que se busca en un dispositivo de audio. Estos auriculares inalámbricos son cómodos y muy ergonómicos. Se adaptan bien a cada tipo de oreja porque dispone de varios tamaños de soportes de goma que aíslan bastante bien el sonido exterior. Su sujección hay que dominarla ligeramente para ajustarlo bien a la oreja. Pero se puede mejorar mediante un software de cancelación de ruido híbrido que permite activarse con solo hacer un toque en un botón. Además, se pueden seleccionar tres efectos de cancelación de ruido según el entorno. El equipo está muy bien diseñado y se aprecian detalles que le confieren un toque premium. El escuche cargador, que se carga por medio de un puerto USB-C, tiene tres luces Led que indican el estado de la batería pero, lamentablemente, no se puede saber con exactitud desde un panel del «smartphone». Aguantan unas cinco horas a plena carga, aunque se extiende a más del doble gracias a la batería que incluye el cargador. Se conectan fácilmente por el sistema de Bluetooth, con lo que se pueden utilizar para distintos sistemas operativos como iOS y Android. Mediante dos botones físicos se puede pausar la música o activar el sistema de cancelación de ruido. Son uno de los cascos más originales que otros rivales y destacan por su forma de botón. Su calidad de audio es muy buena, sobre todo con las frecuencias medias, que reproducen una gran nitidez, logrando así una paleta de sonidos ricos en matices. Y, además, tiene una frecuencia de respuesta superior (frecuencia de respuesta de 5Hz-40 KHz con una impedancia de 16 ohms) a otros competidores, lo que se traduce en una gran calidad de sonido. Tienen micrófono incorporado con lo que puede utilizarse como manos libres mediante dos micrófonos incorporados aunque, en ocasiones, las llamadas telefónicas son algo inestables. El sonido de las llamadas, aunque mejorable, está a la altura. Precio: 149 euros Galaxy Buds Plus: apuesta completa de Samsung Este modelo es otra gran alternativa. Son cómodos y se ajustan fantásticamente bien a la oreja gracias a su pequeño tamaño. Son muy ligeros, pesan solo 6 gramos. Con diseño minimalista, están en tres colores, aunque los blancos tienen un toque perlado muy bonito. Y discretos, porque se colocan bien dentro de la oreja sin llamar la atención como otros rivales. Tiene tres micrófonos integrados, con lo que las llamadas telefónicas se escuchan de manera nítida. Con terminales Samsung, su emparejamiento es rápido, mientras que con otras marcas hay que hacerlo por medio de su sistema Bluetooth. En los móviles de la marca surcoreana, además, se ofrecen detalles e información de los tiempos de carga, tanto de los cascos como del estuche, que tiene un indicador Led para saber cuándo hay que enchufarlos otra vez. Desde una aplicación compatible se pueden hacer otros ajustes que mejoran la experiencia. El sonido, que es lo que más importa, viene proporcionado por la firma de renombre AKG. Ofrece una notable calidad, sobre todo en frecuencias medias y agudas. Logra matices muy personales y distinguibles. Cuenta con unos paneles táctiles para controlar la música. Por ejemplo, un toque pausa o activa la música, dos toques pasa la canción o tres toques suena el tema anterior. Se cargan por medio de un cable USB-C. Otro aspecto interesante es que se carga de manera inalámbrica. Con un terminal que cuente con carga inversa, por ejemplo, se puede recargar apoyándolo en el móvil. Una solución ingeniosa e inteligente. Como otro punto a su favor, la duración de la batería, que aguanta de 8 a 9 horas sin pestañear. Por cierto, se puede activar el asistente que uno quiera por defecto, con lo que no tiene que ser necesariamente Bixby, el sistema de Samsung. Precio: 159 euros Jabra Elite 65t: muy equilibrados De gran calidad de audio, destacan por encima de los demás por su gran calidad de audio. Es su gran baza. No son totalmente nuevos dado que se lanzaron hace un año pero siguen aportando valor a esta línea de negocio. Los Jabra Elite 65t tienen un diseño muy particular que se aprecian a la legua. Su estuche, sin embargo, le confiere una estética más agresiva pero elegante. Están bien fabricados. Su batería puede alcanzar las cinco o seis horas perfectamente. Se pueden utilizar incluso para hacer deporte porque son bastante cómodos y seguros. Encajan muy bien en la oreja, pero si las tienes pequeñas es posible que notes dificultades. Dispone de unos paneles táctiles que, pese a su avance, resultan algo toscos en su manejo. Además, se ha integrado el asistente digital Alexa con lo que si se emplea este software de voz en otros aparatos electrónicos domésticos la experiencia es incluso mejor. Podría mejorar su sistema de micrófonos, pero son bastante completos. Precio: 139 euros Sony WF-1000XM3: un sonido envidiable De gran calidad de audio, estos auriculares de Sony ofrecen un nivel de graves increíblemente buenos. Son resistentes a agua y sudor, con lo que se pueden usar sin problemas para hacer ejercicio o salir a correr. Se adaptan muy bien a cada tipo de oreja, aunque cuenta con varios tipos de almohadillas de goma. Aunque son algo pesados (77 gramos) y son bastante voluminosos. Uno de sus puntos más destacados es su autonomía: con una sola carga, los auriculares duran unas seis horas (18 tirando del estuche cargador). Más que suficiente y a la par que otros rivales. Tiene un alucinante sistema de cancelación de ruido (el mejor de la lista), aunque incrementa su precio en comparación con un modelo de la marca nipona más asequible como el WF-XB700. Pero este modelo ofrece un espectro de frecuencias audible que va desde los 20 Hz a los 20 kHz. Y, con ello, se puede tener la certeza que se escucha todo con mucha nitidez y calidad. Ofrece una conexión inalámbrica estable y con una escasa latencia, con lo que apenas se producen interrupciones. Están bien diseñados y construidos. Su estética, de hecho, es muy minimalista y elegante, pero a su vez discreta. Se guardan en un estuche-cargador cuyo problema es que es demasiado ostentoso. Vienen en dos colores, plata y negro, aunque estos últimos son muy bonitos. Y, por cierto, es compatible con Alexa o Assistant. Precio: 250 euros OnePlus Buds: una buena relación calidad-precio La firma china con pulsaciones se pausa la música o se saltan las canciones ofrecen una calidad de audio decente sin llegar a ser un sonido enlatado. Tiene, a pesar de su gama, una buena relación calidad y precio. Presenta muy buenos acabados y le dan un toque «premium». Son compactos y manejables. Su estuche tiene los bordes redondeados y se pueden transportar como si nada en cualquier bolsillo. Se aprecian buenos detalles. La contrapartida es, quizás, su diseño, inspirado en los AirPods aunque con algunos matices estéticos. En cuanto al tacto y los acabados, tiene algún margen de mejora pero están muy bien trabajados y cuidados. Pero es cierto que la gracia de este producto su experiencia es más que aceptable. Se carga por medio de un puerto USB-C. La calidad de audio es fantástica. También cuenta con paneles táctiles en sus laterales con lo que se pueden hacer algunas acciones fácilmente como pasar de canción. Están, en definitiva, a la altura. Precio: 99 euros Realme Buds Air Neo: la opción más accesible Estos auriculares son muy accesibles. Pero, pese a todo, ofrecen una buena relación calidad-precio. La pega es que vienen directamente calcados de los AirPods. Dan la sensación de ser algo más frágiles que los modelos más avanzados, pero es cierto que en algo se tenía que notar. Con la batería del estuche, su autonomía puede alcanzar las quince horas perfectamente. No suenan nada mal, pero es un aspecto mejorable. Comparados con los rivales de mayor calidad se aprecian algunas limitaciones. Pero, en cambio, tiene controles táctiles. Por ejemplo, dos toques contesta una llamada o reproduce (y pausa) una canción. Tres toques, avanza a la siguiente canción, mientras que una pulsación prolongada finaliza la llamada. Su ergonomía, correcta, permite que se adapten bien a las orejas sin vivir una sensación que se vayan a caer. Por cierto, dispone de un modo de juegos que elimina la latencia, mejorando así la experiencia en los juegos móviles. La marca también tiene otros más asequibles, los Buds Q, que son diez euros más baratos y cuentan con un diseño más propio de los Galaxy Buds. Está en varios colores, negros y blancos. Su mayor virtud es que se puede tener unos auriculares perfectamente inalámbricos por menos de 40 euros. Desde una aplicación propia, Realme Link, se pueden ajustar algunos parámetros y personalizar gestos. Se cargan por medio de un cable microUSB. Precio: 39,99 euros
22-07-2020 | abc.es
Los mejores auriculares inalámbricos para todos los bolsillos
Los auriculares han cambiado su estética y prestaciones en los últimos años. Ahora, quien más quien menos, tiene un modelo que cuenta con sistema inalámbrico. Es decir, se han «cortado» los cables. Y eso es una buena medida porque logran una gran comodidad. Es cierto que la ergonomía depende de su diseño. Hay unos que se agarran mejor, otros que ofrecen un sonido espectacular mientras que otros quieren ofrecer una buena relación calidad-precio. Una de las tendencias en el mercado es ofrecer sistema de cancelación de ruido que logran un notable aislamiento, lo que repercute directamente en la experiencia de usuario. Estos son algunos que ABC ha estado probando en los últimos meses. AirPods Pro: complemento para amantes de Apple Tras varios años de marcar tendencia con sus AirPods originales, Apple lanzó al mercado el pasado año sus cascos más avanzados. Por lo pronto, presentan una estética distinta de sus predecesores. Su diseño es muy ergonómico y, aunque el estuche cargador es ligeramente más grande, los auriculares son más pequeños. Incluyen unas almohadillas de goma que se adaptan muy bien a los distintos tipos de oreja pero, por si acaso, tiene varios tamaños a elegir. No hacen daño y se sienten cómodos y ligeros a pesar de pesar algo más que los anteriores (46 gramos). Tiene un revolucionario sistema de cancelación de ruido que se puede activar por voz o manteniendo pulsado la espiga del auricular. Aísla sorprendentemente bien. Es muy intuitivo y fácil de manejar aunque, quizás, esta interactividad es algo más incómoda que los paneles táctiles del anterior modelo. Uno se acostumbra rápidamente, pero bueno. También, por supuesto, incluye un modo ambiente para escuchar el murmullo del entorno, que es algo útil y quizás hasta recomendable cuando caminas por la calle para evitar algún accidente. Además, el asistente de voz está muy bien bien integrado. Con solo pronunciar las palabras mágicas «Oye, Siri» se puede invocar al software para solicitarle las instrucciones que queramos. Quizás el nivel de audio del asistente es algo confuso porque es muy bajito. Hay tareas, por ejemplo, que se pueden gestionar fácilmente por la voz, que es un vehículo muy natural. La calidad es fantásticamente buena. Dispone de un sistema de ecualización adaptativa que mejora los resultados en función del tipo de audio. Trabaja muy bien las frecuencias medias y graves. La duración de la batería alcanza perfectamente las cinco horas de duración, extendiéndose varias horas más grandes a la batería que incluye el estuche donde se guardan. Son resistentes al agua y polvo, con lo que uno puede estar más tranquilo a la hora de hacer por ejemplo ejercicio con ellos puesto. Y, por cierto, se pueden cargar de manera inalámbrica con un cargador compatible. Como otra pega, su precio, bastante más caro. Precio: 220 euros Audio Technica ATH-ANC300TW: ideales para música Otra propuesta es muy equilibrada y tiene todo lo que se busca en un dispositivo de audio. Es de hecho uno de los mejores en calidad de sonido. Estos auriculares inalámbricos son cómodos y muy ergonómicos. Se adaptan bien a cada tipo de oreja porque dispone de varios tamaños de soportes de goma que aíslan bastante bien el sonido exterior. Su sujección hay que dominarla al principio para ajustarlo bien a la oreja. Pero la experiencia mejora gracias un software de cancelación de ruido híbrido que permite activarse con solo hacer un toque en un botón. Además, se pueden seleccionar tres efectos de aislamiento de ruido según el entorno. El equipo está muy bien diseñado y se aprecian detalles que le confieren un toque premium. El escuche cargador, que se carga por medio de un puerto USB-C, tiene tres luces Led que indican el estado de la batería pero, lamentablemente, no se puede saber con exactitud desde un panel del «smartphone». Aguantan unas cinco horas a plena carga, aunque se extiende a más del doble gracias a la batería que incluye el cargador. Se conectan fácilmente por el sistema de Bluetooth, con lo que se pueden utilizar para distintos sistemas operativos como iOS y Android. Mediante dos botones físicos se puede pausar la música o activar el sistema de cancelación de ruido. Son uno de los cascos más originales que otros rivales y destacan por su forma de botón. Su calidad de audio es muy buena, sobre todo con las frecuencias medias, que reproducen una gran nitidez, logrando así una paleta de sonidos rica en matices. Y, además, tiene una frecuencia de respuesta superior (frecuencia de respuesta de 5Hz-40 KHz con una impedancia de 16 ohms) a otros competidores, lo que se traduce en una gran calidad de sonido. Tienen micrófono incorporado con lo que puede utilizarse como manos libres mediante dos micrófonos incorporados aunque, en ocasiones, las llamadas telefónicas son algo inestables. El sonido de las llamadas, aunque algo mejorable, está a la altura. Precio: 380 euros Galaxy Buds Plus: apuesta completa de Samsung Este modelo es otra gran alternativa. Son cómodos y se ajustan fantásticamente bien a la oreja gracias a su pequeño tamaño. Son muy ligeros, pesan solo 6 gramos. Con diseño minimalista, están en tres colores, aunque los blancos tienen un toque perlado muy bonito. Y discretos, porque se colocan bien dentro de la oreja sin llamar la atención como otros rivales. Tiene tres micrófonos integrados, con lo que las llamadas telefónicas se escuchan de manera nítida. Con terminales Samsung, su emparejamiento es rápido, mientras que con otras marcas hay que hacerlo por medio de su sistema Bluetooth. En los móviles de la marca surcoreana, además, se ofrecen detalles e información de los tiempos de carga, tanto de los cascos como del estuche, que tiene un indicador Led para saber cuándo hay que enchufarlos otra vez. Desde una aplicación compatible se pueden hacer otros ajustes que mejoran la experiencia. El sonido, que es lo que más importa, viene proporcionado por la firma de renombre AKG. Ofrece una notable calidad, sobre todo en frecuencias medias y agudas. Logra matices muy personales y distinguibles. Cuenta con unos paneles táctiles para controlar la música. Por ejemplo, un toque pausa o activa la música, dos toques pasa la canción o tres toques suena el tema anterior. Se cargan por medio de un cable USB-C. Otro aspecto interesante es que se carga de manera inalámbrica. Con un terminal que cuente con carga inversa, por ejemplo, se puede recargar apoyándolo en el móvil. Una solución ingeniosa e inteligente. Como otro punto a su favor, la duración de la batería, que aguanta de 8 a 9 horas sin pestañear. Por cierto, se puede activar el asistente que uno quiera por defecto, con lo que no tiene que ser necesariamente Bixby, el sistema de Samsung. Precio: 128 euros Jabra Elite 65t: muy equilibrados De gran calidad de audio, destacan por encima de los demás por su gran calidad de audio. Es su gran baza. No son totalmente nuevos dado que se lanzaron hace un año pero siguen aportando valor a esta línea de negocio. Los Jabra Elite 65t tienen un diseño muy particular que se aprecian a la legua. Su estuche, sin embargo, le confiere una estética más agresiva pero elegante. Están bien fabricados. Su batería puede alcanzar las cinco o seis horas perfectamente. Se pueden utilizar incluso para hacer deporte porque son bastante cómodos y seguros. Encajan muy bien en la oreja, pero si las tienes pequeñas es posible que notes dificultades. Dispone de unos paneles táctiles que, pese a su avance, resultan algo toscos en su manejo. Además, se ha integrado el asistente digital Alexa con lo que si se emplea este software de voz en otros aparatos electrónicos domésticos la experiencia es incluso mejor. Podría mejorar su sistema de micrófonos, pero son bastante completos. Precio: 102 euros Sony WF-1000XM3: un sonido envidiable De gran calidad de audio, estos auriculares de Sony ofrecen un nivel de graves increíblemente buenos. Son resistentes a agua y sudor, con lo que se pueden usar sin problemas para hacer ejercicio o salir a correr. Se adaptan muy bien a cada tipo de oreja, aunque cuenta con varios tipos de almohadillas de goma. Aunque son algo pesados (77 gramos) y son bastante voluminosos. Uno de sus puntos más destacados es su autonomía: con una sola carga, los auriculares duran unas seis horas (18 tirando del estuche cargador). Más que suficiente y a la par que otros rivales. Tiene un alucinante sistema de cancelación de ruido (el mejor de la lista), aunque incrementa su precio en comparación con un modelo de la marca nipona más asequible como el WF-XB700. Pero este modelo ofrece un espectro de frecuencias audible que va desde los 20 Hz a los 20 kHz. Y, con ello, se puede tener la certeza que se escucha todo con mucha nitidez y calidad. Ofrece una conexión inalámbrica estable y con una escasa latencia, con lo que apenas se producen interrupciones. Están bien diseñados y construidos. Su estética, de hecho, es muy minimalista y elegante, pero a su vez discreta. Se guardan en un estuche-cargador cuyo problema es que es demasiado ostentoso. Vienen en dos colores, plata y negro, aunque estos últimos son muy bonitos. Y, por cierto, es compatible con Alexa o Assistant. Precio: 185 euros OnePlus Buds: una buena relación calidad-precio La firma china con pulsaciones se pausa la música o se saltan las canciones ofrecen una calidad de audio decente sin llegar a ser un sonido enlatado. Tiene, a pesar de su gama, una buena relación calidad y precio. Presenta muy buenos acabados y le dan un toque «premium». Son compactos y manejables. Su estuche tiene los bordes redondeados y se pueden transportar como si nada en cualquier bolsillo. Se aprecian buenos detalles. La contrapartida es, quizás, su diseño, inspirado en los AirPods aunque con algunos matices estéticos. En cuanto al tacto y los acabados, tiene algún margen de mejora pero están muy bien trabajados y cuidados. Pero es cierto que la gracia de este producto su experiencia es más que aceptable. Se carga por medio de un puerto USB-C. La calidad de audio es fantástica. También cuenta con paneles táctiles en sus laterales con lo que se pueden hacer algunas acciones fácilmente como pasar de canción. Están, en definitiva, a la altura. Precio: 99 euros Realme Buds Air Neo: la opción más accesible Estos auriculares son muy accesibles. Pero, pese a todo, ofrecen una buena relación calidad-precio. La pega es que vienen directamente calcados de los AirPods. Dan la sensación de ser algo más frágiles que los modelos más avanzados, pero es cierto que en algo se tenía que notar. Con la batería del estuche, su autonomía puede alcanzar las quince horas perfectamente. No suenan nada mal, pero es un aspecto mejorable. Comparados con los rivales de mayor calidad se aprecian algunas limitaciones. Pero, en cambio, tiene controles táctiles. Por ejemplo, dos toques contesta una llamada o reproduce (y pausa) una canción. Tres toques, avanza a la siguiente canción, mientras que una pulsación prolongada finaliza la llamada. Su ergonomía, correcta, permite que se adapten bien a las orejas sin vivir una sensación que se vayan a caer. Por cierto, dispone de un modo de juegos que elimina la latencia, mejorando así la experiencia en los juegos móviles. La marca también tiene otros más asequibles, los Buds Q, que son diez euros más baratos y cuentan con un diseño más propio de los Galaxy Buds. Está en varios colores, negros y blancos. Su mayor virtud es que se puede tener unos auriculares perfectamente inalámbricos por menos de 40 euros. Desde una aplicación propia, Realme Link, se pueden ajustar algunos parámetros y personalizar gestos. Se cargan por medio de un cable microUSB. Precio: 39,99 euros
21-07-2020 | abc.es
Los planes más controvertidos de Apple y Samsung: estudian vender móviles sin cargador
El teléfono móvil inteligente es el producto que mejor representa el capitalismo moderno. Productos tan exitosos como el iPhone, de Apple, se diseñan en Estados Unidos pero se fabrican en China, la fábrica del mundo. Y otras marcas funcionan bajo el mismo principio. Se ahorran costes, se mejoran los beneficios y se canaliza mejor la distribución. Pero ha llegado el momento de pensar en la parte más verde. Uno de los rumores de los analistas más prestigiosos como Ming-Chi Kuo que empiezan a moverse en el sector tiene que ver con la defensa medioambiental. Apple y, quizás también Samsung según las primeras filtraciones, está estudiando la posibilidad de vender sus próximos modelos de teléfono móvil sin cargador ni cables. Esta decisión, en principio, está encaminada a que, si finalmente se produce, cuidar el planeta. La basura electrónica se acumula, es perjudicial y, tras varios años vendiendo terminales, quien más quien menos tiene en algún cajón un cargador compatible. Puede ser, en cambio, una situación embarazosa para los consumidores, que deberán adquirirlo al margen de la compra de sus «smartphones». Lo que se ha empezado a moverse en los mentideros de internet es que el iPhone 12, como ya se ha bautizado al posible nuevo terminal de Apple, llegará sin cables, sin auriculares Earpods y sin el cargador Lightning que habitualmente se encuentra en el interior de la caja. No sería la única marca en hacerlo porque, según medios especializados, Samsung también estudia esta posibilidad para sus futuros terminales. Pero también, en términos económicos, puede representar un ahorro de costes y un aumento de los márgenes de beneficio de las empresas. Algo necesario por el salto a las redes 5G que ha provocado una mayor inversión en componentes electrónicos. La idea es que, en detrimento de la comodidad de los consumidores, los cables pueden convertirse en accesorios y no ser «regalados» con la compra de los productos. Otras de las posibles razones que se ha asociado a este controvertido movimiento es para intentar saltarse las restricciones impuestas por Europa a la hora de establecer conexiones estandarizadas para los productos electrónicos. La medida no es nueva realmente, puesto que Apple no incluye un cargador en sus auriculares AirPods o los relojes Apple Watch. En el embalaje solo se encuentra el cable de carga, suficiente para aquellos consumidores que ya cuentan con productos iPhone en sus hogares. En el pasado Motorola hizo lo propio con el lanzamiento del célebre Moto G. Pero eso no quiere decir, aunque existen otros vaticinios que apuestan por lo contrario, que el precio final de los nuevos «smartphones» sea más barato. El debate está abierto. ¿Lo harán?
3