Noticias de "apple"

25-02-2018 | abc.es
Comparativa del Samsung Galaxy S9 frente al iPhone X: ¿cuál es mejor?
Cuestión de gustos, cuestión de sensaciones personales, cuestión de manías de cada uno, porque la elección entre el iPhone X o el Samsung Galaxy S9 no se sostiene, ni por asomo, por la chequera. Para bien o para mal, ambos terminales cuestan una burrada. Pero en los matices se encuentran importantes diferencias que puede hacer que un consumidor opte por un modelo u otro. Partamos de la base que se encuentran en el rango de la gama alta y «premium», con lo que presupone que se trata de lo mejor de lo mejor. ¿Vale la pena pagar más de mil euros por estos bichos? Que cada cual decida, el proceso de compra de un producto es una decisión que solo corresponde a quien se va a rascar (y mucho) el bolsillo. Por su experiencia de uso sí se encuentran diferencias. Primero, su estética y pantalla Es lo que primero entra por los ojos. Aquí, el iPhone X cuenta con un diseño casi sin bordes compuesta por una pantalla de 5.8 pulgadas capaz de reproducir una resolución de 1.125 x 2.436 pixeles. Es del tipo OLED, una tecnología que despierta mucho interés y que destaca especialmente por mostrar negros profundos y colores intensos. El resultado en este móvil es impecable. Se aprecia notablemente cuando se visualizan videos, ya que ofrece una experiencia magnífica. Este dispositivo en cuestión, además, tiene una gran personalidad gracias a su polémica pestaña o «notch». Por su parte, Samsung ha continuando desarrollando una de las tecnologías que mejor domina, los paneles tipo OLED y su propia tecnología Super Amoled, que también ofrece un gran resultado. En este caso, hay dos tamaños, de 5.8 y 6.2 pulgadas, con resoluciones de 1.440 x 2.960 pixeles que mejora ligeramente a sus predecesores. El Galaxy S9 vuelve a presentar un diseño más continuista que hace especial hincapié en sus bordes curvados. Android frente a iOS, cuestión de estado Hay dos bandos diferenciados, aquellos que les apasiona Android y los que prefieren iOS. Aunque en los últimos años se han acercado entre sí para incorporar características similares, cada plataforma cuenta con una serie de funciones distintas. El ecosistema de Apple trabaja en perfecta sincronía con otros productos de la misma marca. Tanto el rendimiento que se consigue como su experiencia son dos de sus mejores virtudes. Samsung, por el contrario, ha entregado el Galaxy S9 a la nueva versión del sistema operativo móvil de Google, Android 8.0 Oreo, que ofrece una limpieza en las notificaciones y el establecimiento de funciones rápidas. Uno de los aspectos diferenciales de esta plataforma frente a iOS 11 es que está bastante bien conseguida es «picture in picture» y multiventana, que resulta muy útil para realizar ciertas tareas. Su filosofía abierta permite apoyarse en una mayor personalización, los servicios del gigante de las búsquedas suelen llegar antes y otras importantes virtudes que a sus usuarios les encanta. Por el contrario, los aficionados al «mundo Apple» confían en otras prestaciones pese a sacrificar otras. De esta forma, el nuevo dispositivo de la firma surcoreana incluye, sin embargo, funciones personalizadas, entre ellas, la pantalla siempre encendida que permite mostrar con la pantalla apagada cierta información como la hora y la fecha, su diseño curvado sirve para colocar accesos directos a las aplicaciones que uno más utilice y otras tantas características interesantes. Incluye Project Treble, que permite que las actualizaciones lleguen antes. Rendimiento y potencia A nivel técnico, ambos dispositivos ofrecen prestaciones muy diferenciadas, pero ninguno de los dos escatiman en potencia y rendimiento. El iPhone X monta en su interior un chip de fabricación propia A11 Bionic de seis núcleos jalonado por 3 GB de memoria RAM (este es un dato que la marca no acostumbra a dar pero procede de diversos test) que le confieren un rendimiento increíble. Es una bestia parda en su comportamiento, fluido e incesante, aunque una serie de problemas técnicos en la versión del sistema operativo iOS 11 ha provocado que a veces algunas aplicaciones fueran más lentas. En cambio, y sin haberlo analizado como es debido, el Galaxy S9 también -al menos sobre el papel- ofrece un rendimiento exquisito. Cuenta con un chip Snapdragon 845 fabricado por Qualcomm (su variante europea funcionará con el chip Exynos 9810) y 4 o 6 GB según la versión. También hay diferencias en que el iPhone X ofrece dos tipos de memoria interna (64 y 256 GB) sin posibilidad de ampliarse, mientras que el nuevo dispositivo de Samsung parte de los 64 GB pero se puede ampliar mediante el empleo de tarjetas microSD. Aunque los servicios de almacenamiento en la «nube» ya es algo muy extendido, todavía hay muchos usuarios que se resisten a prescindir de este formato. Los gestos, la gran aportación del «X» Sin lugar a dudas, y más allá de que estemos ante un dispositivo de cámara dual y pantalla casi sin bordes, lo que ha aportado el iPhone X ha sido una nueva forma de interacción. Es asombroso. Una vez acostumbrado a ellos es difícil regresar a un terminal con botones físicos. Los movimientos, apertura de aplicaciones y demás gestos reflejan una naturalidad como nunca en un dispositivo. El Galaxy S9, en ese sentido, se muestra más tradicional. Uno de los aspectos que sí ha modificado la compañía ha sido la ubicación del lector de huellas dactilares. El pasado año fue una decisión controvertida al colocarlo al lado de la cámara trasera, pero este año y después de las críticas recibidas ha apostado por mantener la configuración como su actual Note 8, es decir, en la parte central, que resulta más cómoda. Tanto el móvil de Apple como el de Samsung incorporan un sistema de reconocimiento facial, aunque el nuevo iPhone le otorga mayor protagonismo. Diferentes tipos de cámaras Aquí se aprecian grandes diferencias. El Galaxy S9 ha apostado por una cámara dual al igual que el iPhone X. Con matices, porque el terminal de Samsung es la lente más luminosa. El sensor principal -un gran angular- es de 12 megapíxeles pero incluye una apertura variable de iluminación F1.5 y F2.4 que permite tomar imágenes en condiciones de baja luminosidad con gran calidad de detalle gracias a que es capaz de recoger más luz. Además, puede grabar video en 960 fotogramas por segundo con lo que se pueden capturar secuencias superlentas muy originales. Algo que, por cierto, Sony quiso popularizar en su Xperia ZX Premium. Su rival, sin embargo, en las fotos nocturnas flaquea. Con un sensor de 12 megapíxeles, el dispositivo de la firma de la manzana viene con doble cámara (ambas estabilizadas ópticamente para mejorar los videos), pero la experiencia en equilibrada en todas sus vertientes y es, junto con la del Pixel 2 XL, la mejor cámara de un móvil del pasado año. Gracias a ella, se puede jugar con la profundidad de campo y lograr postales más creativas mediante su aplaudido modo retrato que ha convertido en tendencia. En cuanto a la cámara frontal, el Galaxy S9 cuenta con una lente de 8 megapíxeles y apertura focal F1.7, aunque no soporta modo retrato como el iPhone X. Batería y autonomía Después de estos primeros meses con el iPhone X, lo cierto es que sí se aprecia una mayor duración de la batería respecto a sus predecesores, pero el tiempo de carga es insufriblemente lento. Su pila es de 2.700 mAh en comparación con los 3.000 o 3.500 mAh de los Galaxy S9 y Galaxy S9 Plus, que disponen de sistemas de carga rápida que permiten cargar más de la mitad de la batería en solo 15 minutos. Y eso es un salto importante que hay que tener en cuenta. Otros aspectos diferenciales, Dex Dex, una tecnología que permite convertir el «smartphone» en una especie de ordenador gracias a un «gadget» especial que sirve para conectar el terminal a un monitor. Gracias a ello, cualquier usuario puede pasar rápidamente de entorno móvil a entorno gran pantalla y teclado para realizar ciertas tareas. Las aplicaciones se adaptan al tipo de pantalla y sirve, por ejemplo, para escribir textos gracias a servicios en la «nube».
25-02-2018 | abc.es
Samsung Galaxy S9 frente al Galaxy S8: ¿vale la pena cambiar?
Indiscutiblemente que una decisión de compra es un proceso íntimo y personal, sujeto a muchos factores como el presupuesto disponible, el uso que se le va a dar a un producto y, qué carajo, los gustos de cada uno. Samsung eso lo sabe a la perfección. Es una de las pocas empresas del sector de la telefonía móvil inteligente en mantener posiciones en todos los rangos y gamas. Ahora, asalta de nuevo la categoría «premium» con el Galaxy S9+ , un terminal de corte continuista pero que apuesta por la imagen. El modelo más pequeño, el Galaxy S9, se diferencia prácticamente en el tamaño y por la cámara (dos en el la versión vitaminada). El nuevo «smartphone» quiere diferenciarse de su antecesor el Galaxy S8 en un aspecto principal, la fotografía. Para ello, la versión Galaxy S9 Plus ha apostado por una cámara dual que debuta así en la gama Galaxy después de haberse probado con éxito en el Note 8. Está compuesta por dos sensores de 12 megapíxeles cada una, pero su gran angular -normalmente, la lente empleada a la hora de tomar fotos con el móvil- con viene con una particularidad que dará de qué hablar, una apertura variable (F1.5 y F2.4). Con todo, supera holgadamente a su predecesor, cuyo diafragma descedía hasta una apertura F1.8. ¿Servirá este aspecto para que los consumidores decidan pasarse al nuevo modelo? ¿Permitirá exprimir aún más las capacidades artísticas de los usuarios? Es un acercamiento a las cámaras tradicionales donde se regula el diafragma, el encargado de regular la cantidad de luz que pasa por nuestro objetivo hacia el sensor. Supone todo un desafío técnico y una de las grandes novedades en el sector. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el objetivo de la cámara tendrá más apertura focal para captar más luz y, por tanto, es capaz de lograr mejores resultados en condiciones de poca luminosidad. El alabado modo retrato o efecto «bokeh» emula a las capacidades de las cámaras reflex, permitiendo así jugar con la profundidad de campo. Una característica de la que ha hecho gala Apple desde el modelo iPhone 7 Plus y que consiste en realizar la figura situada en primer plano y desenfocar el resto. Una operación que en caso del Galaxy S9 se hará por simulación y software. Con ello, podemos afirmar que la cámara del nuevo dispositivo es más avanzada y mejorada que su predecesor y, por tanto, se podrán recoger más detalles. La decisión de elegir uno u otro es difícil, máxime a si se es propietario del Galaxy S8. El Pixel 2 XL ha demostrado que, pese a contar con una sola cámara, logra resultados increíbles. Samsung, así, intenta diferenciarse en este modelo respecto al Galaxy S8 lanzado hace un año que ofrecía una cámara de 12 megapíxeles y apertura focal de F1.7, también una buena elección. Su cámara frontal, la configurada para tomar «selfies» y establecer videollamadas, no presenta apenas cambios a nivel técnico (8 megapíxeles y apertura F1.7), aunque puede soportar los llamados «animojis», emoticonos animados que reconocen el rostro de la persona y que ya incorporó Apple en su actual iPhone X. La cámara, además, permite capturar videos a cámara súper lenta a 960 cuadros por segundo, una oportunidad para hacer montajes espectaculares como ya demostrara el ZX Premium de Sony. Su exterior, sin embargo, está prácticamente cortado con el mismo patrón del año anterior. Ambos terminales cuentan con una pantalla de tecnología Super Amoled del mismo tamaño (6.2 pulgadas y 5.8 pulgadas en la versión «normal») y misma resolución QHD+ (1.440 x 2.960 píxeles), rescatando además esa relación de aspecto de 18:9 que ya se ha convertido en un estándar en la gama alta. Con ello se dispone de un terminal casi sin bordes en donde una cara está cubierta prácticamente por la propia pantalla. Un concepto de móvil que permite beneficiarse de un espacio más grande en un diseño más compacto y manejable. Uno de los aspectos que ha cambiado para bien en comparación el Galaxy S8 es la ubicación del lector de huellas dactilares, que lo trae, y que se encuentra en la parte central de la cara trasera al igual que el Note 8. Una posición más cómoda y práctica en su manejo. La calidad de imagen será prácticamente idéntica, que eso no quiere decir que sea inferior, ya que los paneles de la firma surcoreana son uno de los más avanzados, aunque esta tecnología suele despertar algunos recelos entre un sector de los consumidores que consideran que las imágenes se reproducen con mucha saturación. Como es obvio, sí se ha producido un pequeño salto cualitativo en sus capacidades técnicas y rendimiento. Si el chip escogido por Samsung en los Galaxy S8 era el Snapdragon 835 (en función de los mercados apostaba sin embargo por el Exynos 8895), en el Galaxy S9 el envite va hacia el modelo de Qualcomm más avanzado, el Snapdragon 845 de ocho núcleos (a 1.7 GHz y 2.6 GHz) y Exynos 9810 de fabricación propia. El «cerebro» del nuevo terminal está jalonado por 6 GB de memoria RAM (4 GB en el modelo «básico»), confiriéndole así un rendimiento fluido y una potencia muy pronunciada. En las primeras pruebas de rendimiento le otorgan una gran velocidad. Una característica que Samsung se ha resistido a abandonar a pesar de que firmas como Apple llevan tiempo yendo por otros derroteros es la ampliación de la memoria interna. Tanto en el Galaxy S8 como en el Galaxy S9 ofrecen esa posibilidad de superar los 64 GB que ofrecen mediante el empleo de una tarjeta microSD. El nuevo dispositivo de la firma ya viene con Android 8.0 Oreo, la versión del sistema operativo más actual. Así que ejecutar esta plataforma hará que los usuarios se beneficien de las últimas actualizaciones en seguridad.
25-02-2018 | abc.es
Aura, la plataforma de Telefónica que unifica los datos de sus clientes para hacer cosas «inteligentes» por voz
Hace ya un año que Telefonica presentó Aura, la «cuarta plataforma» que integra a las otras tres de la compañía (infraestructuras, tecnología y servicios) bajo un sistema inteligente, capaz de personalizar los servicios de la operadora para cada cliente y de comunicarse con ellos por voz y en lenguaje natural. Ahora, en esta edición del Mobile World Congress de Barcelona, llega el momento de ver los primeros resultados concretos de este largo y complejo proceso de transformación, que ha llevado a la operadora a convertirse en una auténtica «compañía de datos». «Tenemos redes, sistemas de operaciones, servicios, clientes», explica Chema Alonso, Chief Data Officer de Telefónica. «Y todo eso genera datos en bruto. Debíamos entender lo que nos dicen esos datos. Y crear a partir de ellos sistemas automatizados que funcionen dentro de la compañía». Tras el proceso, sólo faltaba tener una interfaz de inteligencia artificial capaz de relacionarse con los usuarios y ayudarles en su relación con la operadora. Y eso, en la visión de Telefónica, significaba crear Aura , un asistente digital que se nutre de los datos que los usuarios generan en todos los países donde está el operador y que es capaz de establecer un diálogo personalizado con cada uno de los clientes, hacerles sugerencias o gestionar cualquier necesidad o duda que pudiera surgir sobre su relación con la compañía o con cualquiera de sus servicios. Es un software, en efecto, similar a Siri (Apple), Assistant (Google) o Alexa (Amazon). En palabras de José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica,«hace un año dijimos que queríamos que la Inteligencia Artificial fuera la base de la relación con nuestros clientes y ahora cumplimos con nuestra promesa. La digitalización es la esencia de nuestro negocio y gracias a la profunda transformación interna que hemos experimentado en los últimos ocho años nos hemos convertido en una empresa de plataformas inteligentes». «Aura-añadió Pallete- está basada en nuestra cuarta plataforma, que es una capa de abstracción sobre todas las infraestructuras de Telefónica, que permite tratar los datos de la misma forma en todas partes». A esa titánica tarea se ha dedicado Telefónica durante los últimos años. Y los cerca de 56.000 millones de euros invertidos en el proyecto desde 2012 son prueba más que suficiente de que la cosa iba totalmente en serio. Ahora ha llegado el momento de empezar a hacer visible tanto esfuerzo «sacando a la calle» las primeras aplicaciones concretas. A través de ellas, en efecto, los clientes de la operadora en seis países diferentes (España, Reino Unido, Alemania, Brasil, Chile y Argentina), podrán dirigirse a Auras partir de hoy mismo, de viva voz y en un lenguaje natural o, como en el caso alemán y chileno, también agregando Aura a los contactos de Facebook y enviándole después mensajes por Messenger, a los que responderá. Pronto Aura será compatible también con Google Assistant y con Cortana, de Microsoft. El objetivo es que cada cliente de Telefónica se pueda comunicar con Aura del modo y a través del canal que prefiera en cada momento. La aplicación, que tiene un nombre distinto en cada país, podrá empezar a usarse en España, de momento, solo con los servicios de televisión de la teleoperadora azul. Bajo el nombre de Movistar+ Habla, los usuarios pueden, desde esta aplicación, seleccionar un canal, pedir contenidos, conocer la parrilla, programar grabaciones o ver filmografías y biografías de sus actores favoritos. En un segundo momento, a finales de este mismo año, Aura podrá usarse, también en nuestro país, para gestionar cualquier aspecto de nuestra relación con Telefonica, para dar o quitar permisos de acceso de dispositivos a nuestras redes o para conocer con detalle nuestro consumo. Para Chema Alonso, Aura «es más que un asistente digital» y este lanzamiento «es solo el principio». «La plataforma seguirá creciendo con nuevas capacidades y transformará el modo en que nos relacionamos con nuestros clientes». ¿Devolver los datos al usuario? Para que la comunicación con Aura sea efectiva, el sistema de Inteligencia artificial debe almacenar los numerosos datos que sus clientes generan al usar los servicios de la operadora. Por eso, cada uno tendrá un Espacio Personal en Aura, al que podrá acceder libremente para consultar o gestionar lo que quiera o necesite en cada momento. Pero no sólo eso. Telefonica, en efecto, quiere «devolver sus datos a los clientes», de forma que cada uno puede comprobar qué datos tiene la operadora sobre el (ubicación, historial de pagos, etc) y cómo se utilizan. Es más, Telefonica ha planteado una alianza con otras operadoras para que cuando un cliente cambie de una a otra pueda llevarse también todos sus datos. Al proyecto, llamado Data Portability, ya se han sumado otras operadoras, como son Deutsche Telecom, KPN y Orange. La compañía asegura que el número de operadoras que se adhieran a la iniciativa crecerá durante este 2018. El objetivo es generar y definir un nuevo «ecosistema» global de datos. Además, ha firmado sendos acuerdos con socios importantes como Facebook o Google, en donde integrará su servicio digital, y con el que exhibe, además, una interesante reconcilización. Home, el teléfono del futuro Telefonica también anunció un nuevo dispositivo, Movistar Home, destinado a ser el centro neurálgico de todos los dispositivos a través de los que nos comunicamos con la operadora. «Hemos creado Movistar Home para reinventar las comunicaciones», explica Chema Alonso. Dotado de la inteligencia artificial de Aura, Movistar Home cuenta con una pantalla propia con la que podremos visualizar los datos que pidamos, pero también hacer videoconferencias y enviarlas, si queremos, a nuestro televisor. Todas las órdenes se le dan por voz. Se trata de una especie de altavoz inteligente, pero con pantalla. Y, según explicó Chema Alonso, «Movistar Home también es un teléfono, pero con muchas más prestaciones, cómo dejar un mensaje personalizado para alguien que nos llame y no estemos en ese momento». Para ello, bastará con decirle Aura, «si llama Irene dile que nos vemos mañana en el trabajo». Cuando Irene llame, recibirá su mensaje. La pantalla de Movistar Home puede funcionar también como Segunda pantalla, para ver información complementaria sobre lo que estamos viendo por televisión. «Movistar Home no es sólo un nuevo dispositivo, sino tu nuevo teléfono de Telefónica», dijo Alonso. El nuevo dispositivo inteligente empezará a llegar a nuestros hogares a partir de este mismo otoño.
25-02-2018 | abc.es
Huawei se marca un tanto con el Matebook X Pro, nuevo rival del MacBook Pro
Huawei este año ha preferido no presentar un nuevo teléfono móvil, el P20, y esperar al 27 de marzo para mostrar su siguiente generación. En cambio, sí ha presentado un nuevo portátil, el Matebook X Pro, que renueva el modelo presentado el año pasado. Se trata de un portátil listo para competir con los ultraligeros de gama alta del sector con pantalla de 14 pulgadas, como los MacBook Pro de Apple. No es extraño que el propio Richard Yu, director general rotatorio de Huawei, se decidiera a compararlos continuamente durante la presentación en el marco del Mobile World Congress de Barcelona. Uno de los principales atractivos del nuevo ultraportátil se encuentra en la pantalla táctil, la primera en un portátil que ocupa un 91% de la superficie, es decir, que el marco sólo supone un 9% del conjunto. Como referencia, un MacBook Pro de 13 pulgadas ofrece un ratio de pantalla/marco de un 83%. La resolución de la pantalla es de 3.000 x 2.000, con una densidad de 260 ppp y una relación 1500:1 de contraste. El diseño del portátil, fabricado en metal y diseño «unibody», se sostiene en un acabado de corte de diamante que le otorga una sensación de premium. Vendrá en dos colores, Space Grey y Mystic Blue. El apartado gráfico que ha elegido la compañía asiática para su nuevo portátil es una Nvidia MX150, anunciada el año pasado. Una tarjeta discreta capaz de reproducir algunos juegos sencillos, equivalente a una 1030. En cuanto al procesador, en cambio, el Matebook X Pro viene en dos configuraciones, los modelos Intel i5 e i7 de octava generación que le confieren, sobre el papel, un rendimiento apabullante. Uno de los puntos que más ha reforzado el gigante de la tecnología ha sido el del sonido. El Matebook X Pro incorpora cuatro altavoces y la certificación Dolby Atmos, que le dota de un sonido envolvente de alta calidad. La duración de la batería se estima, según el fabricante, en 12 horas en consumo de contenidos multimedia, unas 14 horas en caso de realizar trabajos ofimáticos y una duración de unas 15 horas si se opta por la navegación web únicamente. Dispone de un sistema de carga rápida, que permite recapacidad de seis horas de autonomía con tan sólo media hora de carga. En cuanto a la conectividad, el nuevo portátil de Huawei cuenta con un puerto USB «normales», dos del tipo USB-C y un minijack para los auriculares. Pero lo más interesante es su capacidad Thunderbolt 3, que le permite conectar una pantalla de resolución 4K, o una Geforce GTX 1080 externa. Una de las curiosidades del Matebook X Pro es su cámara, que no se encuentra en el marco de la pantalla, sino escondida bajo una tecla del teclado, que además cuando está oculta, incrementa la privacidad del dispositivo. Un recurso muy interesante. Huawei ha aprovechado para desvelar, además, una nueva tableta. Se trata del modelo MediaPad M5. Ergonómicamente diseñada con un cristal 2.5D y una pantalla con resolución 2K, ofrece dos versiones de 8.4 y 10.8 pulgadas de pantalla. Ambos modelos cuentan con altavoces estéreo sintonizados por Harman Kardon. El modelo de 10.8 pulgadas viene con preciso M-Pen con 4.096 niveles de sensibilidad para tomar notas sin esfuerzo. El dispositivo cuenta con un procesador Kirin de la serie 960. Gobernado por el sistema operativo Android, la nueva tableta añade al igual que los móviles la capa de personalización EMUI 8.0, que añade nuevas funciones específicas. También destaca por su batería de larga duración - 5.100 mAh para 8.4 pulgadas y 7.500 mAh para 10.8 pulgadas - se complementa con un sistema de carga rápida, uno de los elementos que debería ser ya un estándar en la industria.
25-02-2018 | abc.es
Xiaomi Mi Mix 2S, la esperanza china contra el Samsung Galaxy S9 y el iPhone X
Xiaomi ha dado en Barcelona un bocado agridulce al pastel que pretende comerse. Por un lado, la firma china ha apostado fuerte con la apertura de una nueva tienda en Barcelona pero, por otro, sus problemas legales a raíz de su presencia en el Mobile World Congress que, según «El Confidencial», ha provocado una sanción económica por posible infracción de patentes con una «startup» española. Pero la firma, considerada por muchos analistas como «la Apple china», ha aprovechado la conyuntura para lanzar un globo sonda y calentar el ambiente. De cara a plantar batalla contra los Samsung Galaxy S9 -que se presente este domingo- y el iPhone X, ha anunciado su intención de lanzar en marzo su nuevo buque insignia, el Xiaomi Mi Mix 2S, que supondrá la renovación del terminal que apostó por el formato de todo pantalla. Un concepto de móvil que ya se ha consolidado y que todos los fabricantes aspiran a retorcer en este año. Entre sus novedades destaca que en su interior se albergará el chip más potente de Qualcomm, el Snapdragon 845, el mismo empleado por el Galaxy S9. Este anuncio se ha producido a través de Donovan Sung, director de producto de la compañía asiática, que ha aprovechado para dar un toque de atención a la industria en un día en el que todas las miradas se dirigen a Samsung. Son pocos los detalles que se conocen por el momento (se hará oficicial el 27 de marzo), pero todo apunta a que el Mi Mix 2S continuará con el formato de «todo pantalla», aunque no se descarta que dé el salto a las cámaras duales, otra tendencia en la industria, y que fue uno de los aspectos más criticados de su predecesor. Pero la marca no ha llegado de vacío al MWC. Xiaomi anunció este martes los «smartphones» de gama media Red Mi5 y Redmi 5 Plus, que llegan con pantalla sin marcos y con esquinas redondeadas que presentan el estándar de relación de aspecto de 18:9. El primero es un dispositivo móvil con pantalla de 5.7 pulgadas con resolución HD+ (1.440 x 720 píxeles) y relación de aspecto 18:9. Presenta un procesador Snapdragon 450 de Qualcomm, de ocho núcleos, y GPU Adreno 506. Estará disponible con una configuración de 2 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento, o de 3 GB de RAM y memoria interna de 32GB. La cámara principal de este terminal tiene un sensor de 12 megapíxeles, con lente de 5 elementos apertura F2.2, mientras que la cámara frontal es de 5 megapíxeles, con reconocimiento facial y cuenta atrás selfis y modo belleza. El sensor de huellas dactilares se ubica en la parte posterior, centrado, e integra una batería de larga duración de 3.300 mAh. Por su parte, el «smartphone» Redmi 5 Plus, algo más grande que el terminal estándar, ofrece una pantalla de 5,99 pulgadas con calidad Full HD+ (2.160 x 1.080), la misma relación de aspecto de 18:9 y panel frontal de cristal 2.5D. El procesador del modelo Plus es el Snapdragon 625 de Qualcomm, de ocho núcleos, con GPU Adreno 506, y presenta una batería de 4.000 mAh. Estará disponible también en dos configuraciones: 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento, y 4 GB de RAM y 64GB de capacidad interna.
25-02-2018 | abc.es
Alianza entre Vodafone y Samsung para impulsar de verdad el hogar digital
La batalla por el control de la Inteligencia Artificial ya ha comenzado. En un mundo en el que las máquinas han empezado a tomar sus propias decisiones aprendiendo de nuestros hábitos, la lucha por controlar los estándares bajo los que esas máquinas deben funcionar se recrudece por momentos. Cada fabricante desarrolla su propia plataforma inteligente y trata de extender su uso lo más posible. Desde Alexa de Amazon, el Asistente de Google, El Siri de Apple o el reciente ThinQ de LG, por citar sólo algunos ejemplos, todos quieren una parte del suculento pastel que supone el control de nuestro «hogar inteligente». En medio de este panorama, Vodafone ha anunciado en el MWC una alianza estratégica con Samsung, destinada precisamente al desarrollo del «Hogar Digital» y que se basará en «SmartThings», la plataforma de IA de la empresa coreana, que ya permite controlar todos los dispositivos y electrodomésticos de la marca. «Lo que nos trae aquí -explicó Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone- es impulsar nuestra posición en el mercado del internet de las cosas, donde somos líderes. Sólo en España tenemos ya más de dos millones de dispositivos conectados, de un total de más de 50 millones en todos los países en los que opera Vodafone». Por su parte, Celestino Garcia, vicepresidente de Samsung en España, anunció que «este es el primero de una serie de anuncios que haremos junto a Vodafone. SmartThings es una plataforma abierta y la más importante de objetos conectados del mundo. Y trabajamos para que se convierta en un estándar de esta industria». Bajo el nombre de «V-Home by Vodafone», ambas compañías mostraron la nueva plataforma, que por ahora permitirá controlar varios aspectos básicos de nuestro hogar inteligente (temperatura, control de humos, iluminación, cámaras de vídeo, alarmas..), pero que está destinada a ser el centro neurálgico de todos nuestros dispositivos conectados. La teleopradora roja se decanta así, frente a la estrategia de otras marcas de la competencia, por el «Internet de las Cosas» y su desarrollo. Los nuevos servicios y productos permitirán a sus usuarios controlar desde el smartphone los dispositivos inteligentes de su hogar, siempre que sean compatibles con el ecosistema SmartThings de Samsung y V by Vodafone. Además, Vodafone creará nuevos servicios para facilitar aún más la automatización del hogar, aprovechando por un lado el entorno abierto de Samsung, que permite interconectar una gran variedad de dispositivos (unos cien hasta ahora) y, por otro, la capilaridad de la propia red de Vodafone. El nuevo sistema se probará durante este mes de marzo con un grupo de clientes seleccionados. La idea es comercializarlo poco después, esta misma primavera. España será el primer país europeo en el que el nuevo sistema estará disponible. El primer producto que llegará al mercado recibe el nombre de «Starter Kit de V-Home by Vodafone», y es un sistema de monitorización doméstica que permite tanto el control de ciertos dispositivos como la vigilancia en tiempo real y a través del móvil de lo que sucede en nuestra casa mientras no estamos en ella. Así se desglosa Hay varios kits. Samsung SmartThings hub es un dispositivo compacto (10.67 x 12.45 x 3.3 centímetros) similar a un router que gestiona e interconecta los múltiples dispositivos inteligentes compatibles con Samsung. Otro kit es una cámara de video inalámbrica? Una pequeña cámara de interior (6.5 x 6.5 x 3.35 cm) que proporciona imágenes de gran calidad (720 p.) y dispone de detección de movimiento e infrarrojos para iluminar por la noche. Permite ver lo que está sucediendo en tiempo real y almacenar videos en la nube hasta 14 días, sin consumir datos de la tarifa móvil de Vodafone. También se ha creado un multisensor (4,8 x 3 x 1,4 cm) que se puede situar en una puerta o ventana y que emitirá una alerta inmediata si ésta se abre o si no se deja bien cerrada. También monitoriza cambios en la temperatura, enviando alertas si la habitación está muy fría o caliente. Poniendo el foco en la seguridad, se encuentra una sirena (de 9.5 x 6.3 x 3.95 cm) que puede sonar hasta a 85 decibelios y emitir luz. La sirena se puede enchufar en cualquier sitio y conectarse al hub utilizando el protocolo ZigBee. En cuanto a alarm Assistant de Vodafone ? Se trata de nuevo servicio, creado y gestionado por Vodafone, que proporcionará un aviso inmediato a los usuarios, realizando hasta 6 contactos en 15 minutos cuando el sistema detecta un evento en el hogar. Estos avisos son notificaciones en la aplicación, SMS y llamadas de teléfono, tanto al número del cliente como a los contactos que éste indique. V-Home Monitor permite a los Clientes configurar fácilmente su sistema de monitorización del hogar en la app SmartThings, proporcionando una serie de reglas automáticas. Por ejemplo, que la cámara empiece a grabar cuando el sensor detecta que la puerta principal está abierta o que la sirena emita luz cuando la cámara detecte movimiento. Además, los usuarios pueden crear sus propias reglas para combinar los productos de «V-Home by Vodafone» de forma que se ajusten a sus necesidades. Por ejemplo, la habitación de un bebé podría equiparse con la cámara y el sensor de temperatura, una puerta con una cámara, las ventanas con sensores de movimiento, etc.. Altas posibilidades de combinación Las posibilidades de combinación son muchas y dependen de las necesidades concretas de cada usuario, que podrá configurar el sistema según su conveniencia. Además del Starter Kit, Vodafone presentó también otros dos kits más sencillos. Se trata del Detection kit, que incluye un sensor de agua y otro de humo que se conecta con el resto de dispositivos del Starter Kit; y de Automation kit, que incluye un sensor de movimiento, un enchufe y una bombilla LED, lo que permite que se enciendan las luces o cualquier electrodoméstico conectado al enchufe cuando se desee. Además de lis kits, también estará disponible una serie de dispositivos compatibles que los usuarios podrán adquirir para personalizar la configuración de su hogar. La configuración de cada producto es muy sencilla: el usuario escanea el código QR del pack para registrarlo en la app de «V by Vodafone», que proporciona una única vista de todos los productos «IoT» registrados en una misma cuenta de usuario y que, para los clientes actuales de Vodafone, añade los cargos en su factura. De este modo, el hogar se une ahora a la estrategia «V by Vodafone», puesta en marcha el pasado mes de noviembre y que ha ido desarrollando dispositivos y apps para coches conectados, cámaras de vigilancia, control de mascotas y rastreo de equipajes, además de una tarjeta SIM universal, la V-SIM by Vodafone, que funciona del mismo modo en cualquier país donde esté la operadora y que permite la comunicación entre todos los dispositivos conectados.
24-02-2018 | abc.es
El Mobile World Congress y las mujeres: una asignatura pendiente
«Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer», reza el famoso dicho. Lo que no es tan conocido como esta popular frase es que las mujeres también están detrás de inventos como la criptografía, la conexión WiFi, el material con el que se fabrican los chalecos antibalas o incluso los limpiaparabrisas, por citar algunos ejemplos. Que la sociedad relega a la mujer a un segundo plano no es algo nuevo, aunque hay sectores, como el de la tecnología, donde la situación es especialmente sangrante. A pesar de que los movimientos para impulsar la visibilidad y la participación femenina crecen, este cambio no se acaba de reflejar en los principales escaparates (ferias internacionales) de esta industria. Por ejemplo, en el pasado CES celebrado en Las Vegas, ninguna mujer fue invitada como oradora entre las principales ponencias. Y en el próximo Mobile World Congress, que se celebra en Barcelona del 26 de febrero y 1 de marzo, llegará a un escaso 24 por ciento del total de los conferenciantes, que casi suman un millar. Un dato que, «casualmente», se corresponde con las cifras que la Comisión Europea maneja sobre la situación en la industria tecnológica en todo el continente, donde solo el 30% de los siete millones de profesionales que trabajan en el sector de las TIC son mujeres (porcentaje que baja hasta el 18% en España según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). Si hablamos de las grandes tecnológicas, PayPal llega hasta el 44% de su plantilla en puestos ocupados por féminas, muy a la par de eBay (con un 43%), y seguida de Amazon (39%), Twitter (37%), Facebook (33%), Apple (32%), Google (31%) y Microsoft (26%), tal y como se desgrana de los datos de Statista. Con estos datos sobre la mesa, queda claro que se repite el patrón discriminatorio en esta edición del MWC, que aunque contará con la presencia de Emma McGuigan (responsable de Tecnología, Comunicaciones y Medios de Accenture), Kathy Grillo (vicepresidenta de Verizon), Dominique Cerri (directora de Infojobs), Jose Van Dick (vicepresidenta de Cisco) o Cher Wang (presidenta de HTC) solo tendrá 238 conferenciantes mujeres de un total de 919. El intento de compensación: «Woman4Tech» En la pasada edición, el MWC creó la iniciativa «Woman4Tech», un programa enfocado para impulsar el papel de la mujer en el sector de las tecnologías, pero que pasó bastante desapercibido. Este año, planeando en el ambiente el movimiento #MeToo liderado por Hollywood, y las distintas protestas feministas a lo largo y ancho del mundo clamando por la igualdad de oportunidades entre géneros, se ha vuelto a apostar por ello. «El tema de la diversidad de género en todas las industrias nunca ha sido más relevante. Sin embargo, pocas industrias han estado tan estrechamente asociadas con este problema como la industria tecnológica (..) Está diseñado para aumentar el liderazgo femenino en la era digital y apoya el Objetivo de Desarrollo Sostenible número cinco de la ONU: lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas», afirman desde la GSMA, que ha ideado la «friolera» de 13 actividades dentro de esta iniciativa y otorgará dos premios; uno a la «mujer tech» del año y otro destinado a organizaciones. Caroline Ragot, cofundadora de Women in Mobile -iniciativa para impulsar el protagonismo de la mujer en la tecnología y que tiene como principal escenario, precisamente, el MWC con ponencias exclusivamente impartidas por mujeres- y responsable de Mobile Strategist en Schibsted Spain, afirmaba para Europa Press: «Tenemos que dar más visibilidad a las mujeres del sector 'tech' para no reproducir el esquema predominante y asegurarnos de que una niña que sueña con programar una 'app', crear un robot o montar su propia 'startup' vea que el sector TIC también está hecho para ella». Sin embargo, y a tenor de todos los datos, no parece que esta edición vaya a ser la que rompa con esos esquemas y coloque a las grandes mujeres no detrás, sino al lado de los grandes hombres.
23-02-2018 | abc.es
El atajo para activar el modo «SOS» en tu iPhone en caso de emergencia
A veces, unos segundos en una situación de emergencia pueden suponer la diferencia. Consciente de esto, la actualización de iOS 11 ha introducido un «atajo» al modo «Emergencia SOS», que permite al usuario a través de una vía rápida y sin necesidad de desbloquear el terminal, de realizar una llamada al servicio de emergencias local. Para iPhone 7 y anteriores modelos, solo hay que pulsar cinco veces el botón de bloqueo, con lo que aparecerá una pantalla que permite apagar el móvil o realizar una llamada al 112. Además, si tienes asignados contactos de emergencia, se les avisará a través de un mensaje, que incluirá tu ubicación en ese momento. A los diez minutos les volverá a enviar un nuevo texto si has cambiado de lugar. Aunque tengas la localización apagada, ésta se activará temporalmente hasta que indiques en la barra de estado «dejar de compartir ubicación». Cuando se activa esta función, el iPhone te pedirá tu código para rehabilitar la función de reconocimiento de huella y el Face ID, incluso aunque no se haya llamado a emergencias, tal y como informan desde la página de soporte de Apple. Para iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X se debe mantener pulsado el botón lateral y uno de los botones de volumen, hasta que aparezca la imagen de la llamada a emergencias. Aquí hay dos posibilidades: arrastrar el botón que sale en la pantalla y contactar con el 112 o seguir manteniendo el botón lateral y el del volumen, con lo que se inciará una cuenta atrás con una alerta sonora incluida. Si se continua presionando estos botones, el iPhone llamará automáticamente a los servicios de emergencia. Cómo añadir contactos de emergencia Para que tu iPhone tenga una lista de las personas que quieres avisar en caso de emergencia, debes tener activados tus «datos médicos» en la aplicación «Salud», que incluye el móvil de Apple. Al abrir esta herramienta, podrás «crear datos médicos», y una de sus funciones es «agregar contactos de emergencia». Estos datos se pueden modificar o eliminar. Además, podrás especificar la relación que te une con esa persona. No puedes establecer un servicio de emergencia como contacto de emergencia.
23-02-2018 | abc.es
Trucos para tomar mejores selfies con el iPhone X
En los últimos años se ha puesto de moda lo de los «selfies». Se tratan, para aquellos que todavía no lo sepan, en tomarse fotos a ellos mismos, un autorretrato. El fenómeno que dio comienzo en las redes sociales y que han venido abrazando los fabricantes de teléfonos móviles inteligentes. Es difícil no encontrar un dispositivo móvil que no cuente con una cámara frontal para capturar este tipo de imágenes o establecer videollamadas. El caso es que este hábito ha ido cosechando adeptos. Se habló mucho en 2014 a raíz del ya recordado «selfie» publicado por la presentadora estadounidense Ellen DeGeneres durante la gala de los Oscars. Pero lo que comenzó como una fotografía espontánea ha ido mutando hacia un estilo más profesional y creativo. De ahí que muchas marcas de telefonía hayan apostado por la cámara frontal para que los usuarios posen y se luzcan. En el último año han aparecido algunas propuestas interesantes para aquellos usuarios que acostumbran a tomar «selfies» a mansalva. Como es el caso del Asus Zenfone 4 Pro, que puso dos lentes en la parte frontal con sensores de 25 y 4 megapíxeles; o el Samsung Galaxy Note 8, que incorporó una cámara frontal de 8 megapíxeles con apertura F1.7 capaz de recoger una gran luz. Pero si ha habido una marca que ha dado un salto importante para profundizar en este fenómeno viral ha sido Apple, que en su iPhone X incluye el modo retrato en la cámara principal. Una opción muy interesante para capturar imágenes creativas de uno mismo de las que se pueden extraer algunos trucos para ponerlos en práctica. De cara a exprimir y sacar partido de la cámara de los nuevos iPhone hay que tener en cuenta las diferentes opciones del modo retrato, que permite crear un efecto de profundidad espectacular. Así, el usuario puede desde resaltar solo la cara, colocar el primer plano enfocado sobre un fondo artístico difuminado o jugar con la iluminación elegida. La función «Iluminación» -el árbol desplegable que aparece justo encima de los iconos de la aplicación- de retratos permite elegir entre cinco opciones de luz, y cambiar incluso la iluminación elegida después de capturada la foto. Cabe recordar que pese a hacer la foto a través de uno u otro estilo es posible editarlo posteriormente para regresar a la imagen original. Con luz natural La cámara frontal de los iPhone X y iPhone 8, como decimos, soporta el modo retrato. Hay varias opciones. La que posiblemente más se use es disparar con luz natural. Gracias a esta función el rostro permanece enfocado sobre un fondo difuminado. Es necesario encuadrar la cara y mantener la distancia, ya que cuanto más se aleje el sujeto del fondo, más pronunciado será el efecto de desenfoque. El sistema informático informa al usuario de la longitud más favorable para que se active el efecto «bokeh», como se conoce popularmente. Tal es la situación que para crear verdaderas postales lo más recomendable es dar espacio alrededor para que el fondo quede muy alejado del rostro. Situarse en un parque con vegetación puede ser una situación ideal. Ya solo es cuestión de posar y mostrar tu mejor cara. Con luz de estudio Esta opción está más enfocada, nunca mejor dicho, en lugares con iluminación artificial. Lo que intenta es reproducir las condiciones de un estudio fotográfico. Gracias a ello se puede capturar una imagen limpia con la cara iluminada mientras que el fondo permanece desenfocado generando un efecto muy artístico. Sacando la lengua, guiñando un ojo, poniendo ojitos y jugando con la mirada son algunas posibilidades. Además, se puede ajustar el diafragma y el estilo de desenfoque del fondo si se pasa la imagen capturada a través de aplicaciones de retoque digital como Focos, disponible para iOS. Estos efectos de iluminación de estudio se consiguen gracias a la capacidad del sistema de cámara frontal para la detección de profundidad y el mapeo facial. El sistema utiliza una serie de algoritmos para calcular la interacción de los rasgos faciales con la luz, de manera prácticamente instantánea, y emplea esos datos para crear al vuelo efectos de iluminación de calidad bastante profesional. Acentuar las sombras Este es el objetivo de la función «Luz de Contorno». Lo que pretende es acentuar las sombras con zonas de más y menos luz. Con ello, se le otorga a las mejillas por ejemplo y los párpados un aspecto más pronunciado que ofrece un estilo muy artístico. Es decir, generar sombras espectaculares con toques destacados de luz y luces bajas. Por ejemplo, se puede activar para colocarse en medio de un paso de peatones y, mientras miras hacia el infinito, retratar una foto urbanita en donde los edificios, los vehículos y los viandantes se recogen en el fondo, desenfocado. También se pueden crear estupendas fotos al atardecer en donde la silueta, en efecto a contraluz, es muy evocadora. Los fondos oscurecidos Otorgándole una estética dramática pero espectacular, este modo es uno de los más interesantes que existen dentro de la cámara del iPhone. Aquí, toda la luz se centra en el rostro sobre un fondo oscuro. Gracias a esta opción, el sujeto da la apariencia de ser el único iluminado en un escenario oscuro. Para aprovechar sus posibilidades y para que el sistema haga el recorte lo más preciso posible es recomendable tener en cuenta dos aspectos: por un lado, colocar el rostro dentro del puntero y, por otro, que la luz se dirija directamente hacia el rostro. Es decir, con el haz de luz detrás del «smartphone» o, en su defecto, una luz cenital procedente del techo. El siempre recomendable blanco y negro Similar a la anterior, esta opción ya es espectacular si se hace bien. Gracias a la «Luz de Escenario Mono» se le da un toque clásico en blanco y negro que realza la figura, le otorga un estilo dramático y artístico asombroso.
23-02-2018 | abc.es
Resistentes al agua y activación por voz: Apple prepara la renovación de sus auriculares AirPods
Han sido una revolución silenciosa, de esas que casi no se aprecian pero que van calando lentamente. Los auriculares inalámbricos AirPods han sido una bendición para Apple, que ha demostrado una vez más su capacidad para expandir el camino tecnológico. Empaquetados de manera inteligente, estos diminutos aparatos ya se encuentran como uno de los «gadgets» más deseados y cuya renovación está al caer. La firma de la manzana está dibujando la hoja de ruta para esta temporada y, entre algunas de sus novedades, se encuentra una nueva generación de los auriculares. Según informa «Bloomberg», la próxima versión mejorará dos aspectos, su resistencia al agua y su «inteligencia». Por un lado, la compañía pretende actualizar el dispositivo con un nuevo sistema de protección contra los elementos. Sin llegar a ser sumergibles como sí el reloj Apple Watch o los iPhone más modernos, la idea que cobra fuerza es que puedan recibir polvo y agua sin problemas. Una característica útil sobre todo cuando el usuario los utiliza en momentos de lluvia. Otro de los aspectos en los que la firma de la manzana está trabajando es en su rec0nocimiento de audio. Los próximos cascos, a tenor de las filtraciones que se han aireado, podrán invocar al asistente virtual Siri de igual manera que se hace en los iPhone y iPad. Es decir, por medio de la pronunciación de las palabras «mágicas» «Oye, Siri». De tal manera que además de activar este software de gestión a través del panel táctil incorporado en cada uno de los auriculares, los usuarios también podrán realizar esta tarea sin tocarlo físicamente. El manos libres total. Esta será, sin duda, una de las novedades más importantes, que reflejará, a su vez, la filosofía de la compañía de trasladar las funciones que va desarrollando a cada uno de sus productos. Sucedió con el lector de huellas dactilares o Touch ID que debutó en los iPhone 5S y se extendieron a otras familias como el iPad. También el sistema de reconocimiento facial instalado en los actuales iPhone X pueden dar el salto también al formato tableta. Mirando hacia su interior, de lo que ya se da por hecho es que los AirPods 2 incluirán un nuevo chip W2, ya incorporado en los Apple Watch Series 3, y que promete lograr conexiones inalámbricas más estables y mejorar el rendimiento de la batería. En la actualidad, con una sola carga los auriculares pueden durar unas cinco horas en plena actividad. Su posible fecha de lanzamiento se desconoce, aunque se duda acerca de si llegará finalmente este año o se retrasará hasta el siguiente. Los AirPods han liderado una nueva corriente de auriculares inalámbricos. Las previsiones de los analistas de KGI Securities prevén que Apple venderá entre 26 y 28 millones de estos auriculares a lo largo del presente año.
39