Noticias de "apple"

07-11-2017 | abc.es
iPhone X: el mejor móvil de Apple solo tiene una gran pega
Hace diez años Steve Jobs, que en paz descanse, anunciaba el primer iPhone. Se convirtió en el primer dispositivo móvil con pantalla multitáctil capacitiva. Una revolución que marcó, sin lugar a dudas, la senda por la que circularon otras marcas del sector. Apple ha decidido, sin embargo, marcar distancia. Romper con su propio pasado. Intentar dar un paso más a lo que considera el futuro de los «smartphones». La gran apuesta es el iPhone X -se pronuncia «ten», diez en español- y refleja por un lado la evolución de los dispositivos móviles modernos como su deseo de homenajear el producto aprovechando la efeméride. Con muchos cambios a su alrededor, para atestiguar ese avance se ha abandonado precisamente una de sus señas de identidad hasta la fecha, el característico botón Inicio, que en las últimas generaciones ha servido para albergar el sensor de huellas dactilares o Touch ID. Desdibujando ese pulsador el dispositivo ha tenido que «inventar» nuevas formas de interacción y manejo entre las aplicaciones. Pero más lejos de esta decisión, el terminal se sostiene sobre cuatro pilares básicos: diseño sin bordes, reconocimiento facial o FaceID, una pantalla tipo OLED y una renovada cámara dual. El sector de la telefonía móvil ha dejado esta temporada una tendencia clara, la popularización de las cámaras dobles por un lado y, por otro, el estreno mundial de las pantallas que cubren la mayor parte del frontal. Su combinación se ha hecho efectiva en el nuevo iPhone. La compañía ha apostado por un diseño casi sin bordes, un concepto de teléfono que también se pueden encontrar en algunos modelos de firmas como Samsung, LG o, incluso, Google. Pero Apple ha querido sacar músculo. Combinando los marcos de aluminio y una tapa trasera de vidrio, resulta esbelto y manejable, aunque puede dar sensación de fragilidad. Pesa algo más que sus predecesores, todo hay que decirlo. Todo ello le confiere una belleza apabullante. El terminal, mientras se usa, resulta cómodo y compacto. Y eso que está compuesto de una diagonal de pantalla de 5.8 pulgadas. Comparado con otros modelos incluso parece más pequeño de lo que es. De tal manera que la rudimentaria prueba del pantalón -los usuarios varones, por lo general, suelen transportarlo en el bolsillo del vaquero- pasa con nota. Otro de los pilares del iPhone X es el tipo de pantalla escogido. En este caso, hablamos de un tipo OLED que muestra colores intensos y negros muy profundos. El resultado es asombroso en este tipo de paneles, pero lógicamente estamos hablando de una tecnología controvertida, ya que puede producir ciertos problemas como diferencias de colores y reflejos azulados dependiendo del ángulo. En este caso, la reproducción es fantástica, saliendo airoso incluso con el brillo al máximo, pero para algunos usuarios sentirán que este tipo de pantallas sobresaturan demasiado las imágenes. Ver películas o series es de verdad una auténtica gozada, y más con los altavoces estéreo que le acompañan y que suenan bastante bien para ser de dimensiones tan ínfimas. Como ya estrenara el iPad Pro, este «smartphone» cuenta con una tecnología llamada True Tone, que permite adaptar el brillo de la pantalla a las condiciones lumínicas de la habitación. Lo hace de manera automática y, cuando te acostumbras, es difícil regresar a la «normalidad». Dado que se ha prescindido del botón Inicio que albergaba el sensor de huellas dactilare, se ha implementado un sistema de reconocimiento facial llamado Face ID que permite desbloquear el terminal y autorizar pagos móviles. También sirve para autorizar el contenido de determinadas notificaciones e información adiciona. Configurarlo es rápido. Se hace en tan solo dos pasos. Por culpa de esta decisión hay que aprenderse nuevas interacciones para manejar las aplicaciones, aunque son fáciles y conforme pasa el tiempo se hace más intuitivo, pero la costumbre puede jugar malas pasadas al principio y mandar el dedo en busca del botón físico como hasta ahora. Así, para volver a la pantalla de inicio se desliza de abajo hacia arriba, para moverse entre distintas aplicaciones un gesto similar, mientras que para abrir el centro de control se desliza el dedo de arriba hacia abajo en diagonal desde el borde superior derecho. Fácil y, una vez habituado, le encuentras mucho más sentido y una mayor naturalidad a los gestos. Ficha técnica Pantalla 5.8 pulgadas Resolución 2.436 x 1.125 p. Dimensiones 143.6 x 70.9 x 7.7 mm Peso 174 gramos Chip A11 Bionic de 64 bits + coprocesador de movimiento M11 Memoria 64/256 GB Cámara dual 12 + 12 megapíxeles, F1.8 y F2.8, OIS, grabación 4K 60fps, flash 4 LED y frontal 7 megapíxeles F2.2 SO iOS 11 Esta tecnología puede generar ciertas dudas al respecto, pero Apple promete que tiene un margen de error de un entre un millón y que es seguro. No se puede burlar con una fotografía ni tampoco con máscaras hiperrealistas. Y el resultado parece mágico. Sorprende por su rapidez, pero en ocasiones tarda algo en reaccionar en función de si está apuntando o no directamente a la cara. Si está apoyado en horizontal hay que levantarlo para que capte la cara, pero bueno. Dado que funciona por infrarrojos se puede desbloquear incluso por la noche en condiciones de baja luminosidad. La información registrada, según la compañía, queda almacenada en el dispositivo. Esta tecnología también se puede utilizar para crear los llamados «animojis», unos simpáticos emoticonos que reconocen los gestos de la persona, y que ya se han convertido en un fenómeno viral en internet. Hay quien, además, le he encontrado una nueva posibilidad, los «animojis karaoke». El sistema se apoya además en el chip A11 Bionic, una verdadera bestia, que ejerce de palanca a la gran potencia que alberga todo el entramado técnico del terminal. Se comporta con gran fluidez y velocidad. Con sus seis núcleos y su procesamiento neuronal basado en modelos de Inteligencia Artificial, alcanza a superar la mayoría de los test de rendimiento y a toda su competencia. Este «corazón» ha introducido también modelos de «machine learning» o aprendizaje automático para «aprender» y adaptar el reconocimiento visual del usuario ante posibles cambios de look o uso de gafas. Por ejemplo, si se utilizan gafas de vista, funciona. Las de de sol pasa el corte, aunque puede darse el caso que no se reconozca debidamente el rostro dado los filtros de luz de este tipo de complementos, pero tampoco es incómodo quitarselas. Siempre queda la opción de introducir el código numérico para acceder al dispositivo. Otra de sus grandes aportaciones es la cámara dual. De 12 megapíxeles cada una, se diferencia del iPhone 8 Plus en que ambos sensores soportan estabilización óptica de imagen, con lo que la grabación de video por ejemplo se reducen los movimientos bruscos. El resultado es impecable (con ciertas dudas en las imágenes nocturnas) y cuenta con las herramientas de fotografía y los modos de imagen. Así se puede jugar con la iluminación y otros efectos como el brillante modo retrato, con el que los usuarios pueden combinar la profundidad de campo y lograr desenfoques muy interesantes. Además, como curiosidad, la cámara frontal, de 7 megapíxeles, permite también ese modo retrato, con lo que los llamados «selfies» ganan en protagonismo. Durante las pruebas realizadas se ha evidenciado, además, que su batería aguanta perfectamente más de un día con un uso moderado, pero en un uso intensivo se la come. Tarda algo en cargar si lo comparamos con otros terminales que cuentan con sistemas de carga rápida. Se puede utilizar, sin embargo, una placa base por inducción. ¿Vale la pena entonces? Que el público decida, por supuesto, pero los posibles usuarios que preparen el bolsillo para desembolsar más de mil euros. Su gran obstáculo. En la actualidad hay otras alternativas mucho más asequibles con el sistema Android que ofrecen altas prestaciones.
07-11-2017 | abc.es
Hace diez años Steve Jobs, que en paz descanse, anunciaba el primer iPhone. Se convirtió en el primer dispositivo móvil con pantalla multitáctil capacitiva. Una revolución que marcó, sin lugar a dudas, la senda por la que circularon otras marcas del sector. Apple ha decidido, sin embargo, marcar distancia. Romper con su propio pasado. Intentar dar un paso más a lo que considera el futuro de los «smartphones». La gran apuesta es el iPhone X -se pronuncia «ten», diez en español- y refleja por un lado la evolución de los dispositivos móviles modernos como su deseo de homenajear el producto aprovechando la efeméride. Con muchos cambios a su alrededor, para atestiguar ese avance se ha abandonado precisamente una de sus señas de identidad hasta la fecha, el característico botón Inicio, que en las últimas generaciones ha servido para albergar el sensor de huellas dactilares o Touch ID. Desdibujando ese pulsador el dispositivo ha tenido que «inventar» nuevas formas de interacción y manejo entre las aplicaciones. Pero más lejos de esta decisión, el terminal se sostiene sobre cuatro pilares básicos: diseño sin bordes, reconocimiento facial o FaceID, una pantalla tipo OLED y una renovada cámara dual. El sector de la telefonía móvil ha dejado esta temporada una tendencia clara, la popularización de las cámaras dobles por un lado y, por otro, el estreno mundial de las pantallas que cubren la mayor parte del frontal. Su combinación se ha hecho efectiva en el nuevo iPhone. La compañía ha apostado por un diseño casi sin bordes, un concepto de teléfono que también se pueden encontrar en algunos modelos de firmas como Samsung, LG o, incluso, Google. Pero Apple ha querido sacar músculo. Combinando los marcos de aluminio y una tapa trasera de vidrio, resulta esbelto y manejable, aunque puede dar sensación de fragilidad. Pesa algo más que sus predecesores, todo hay que decirlo. Todo ello le confiere una belleza apabullante. El terminal, mientras se usa, resulta cómodo y compacto. Y eso que está compuesto de una diagonal de pantalla de 5.8 pulgadas. Comparado con otros modelos incluso parece más pequeño de lo que es. De tal manera que la rudimentaria prueba del pantalón -los usuarios varones, por lo general, suelen transportarlo en el bolsillo del vaquero- pasa con nota. Otro de los pilares del iPhone X es el tipo de pantalla escogido. En este caso, hablamos de un tipo OLED que muestra colores intensos y negros muy profundos. El resultado es asombroso en este tipo de paneles, pero lógicamente estamos hablando de una tecnología controvertida, ya que puede producir ciertos problemas como diferencias de colores y reflejos azulados dependiendo del ángulo. En este caso, la reproducción es fantástica, saliendo airoso incluso con el brillo al máximo, pero para algunos usuarios sentirán que este tipo de pantallas sobresaturan demasiado las imágenes. Ver películas o series es de verdad una auténtica gozada, y más con los altavoces estéreo que le acompañan y que suenan bastante bien para ser de dimensiones tan ínfimas. Como ya estrenara el iPad Pro, este «smartphone» cuenta con una tecnología llamada True Tone, que permite adaptar el brillo de la pantalla a las condiciones lumínicas de la habitación. Lo hace de manera automática y, cuando te acostumbras, es difícil regresar a la «normalidad». Dado que se ha prescindido del botón Inicio que albergaba el sensor de huellas dactilare, se ha implementado un sistema de reconocimiento facial llamado Face ID que permite desbloquear el terminal, introducir contraseñas velozmente y autorizar pagos móviles. También sirve para autorizar el contenido de determinadas notificaciones e información adiciona. Configurarlo es rápido. Se hace en tan solo dos pasos. Por culpa de esta decisión hay que aprenderse nuevas interacciones para manejar las aplicaciones, aunque son fáciles y conforme pasa el tiempo se hace más intuitivo, pero la costumbre puede jugar malas pasadas al principio y mandar el dedo en busca del botón físico como hasta ahora. Así, para volver a la pantalla de inicio se desliza de abajo hacia arriba, para moverse entre distintas aplicaciones un gesto similar, mientras que para abrir el centro de control se desliza el dedo de arriba hacia abajo en diagonal desde el borde superior derecho. Fácil y, una vez habituado, le encuentras mucho más sentido y una mayor naturalidad a los gestos. Ficha técnica Pantalla 5.8 pulgadas Resolución 2.436 x 1.125 p. Dimensiones 143.6 x 70.9 x 7.7 mm Peso 174 gramos Chip A11 Bionic de 64 bits + coprocesador de movimiento M11 Memoria 64/256 GB Cámara dual 12 + 12 megapíxeles, F1.8 y F2.8, OIS, grabación 4K 60fps, flash 4 LED y frontal 7 megapíxeles F2.2 SO iOS 11 Esta tecnología puede generar ciertas dudas al respecto, pero Apple promete que tiene un margen de error de un entre un millón y que es seguro. No se puede burlar con una fotografía ni tampoco con máscaras hiperrealistas. Y el resultado parece mágico. Sorprende por su rapidez, pero en ocasiones tarda algo en reaccionar en función de si está apuntando o no directamente a la cara. Si está apoyado en horizontal hay que levantarlo para que capte la cara, pero bueno. Dado que funciona por infrarrojos se puede desbloquear incluso por la noche en condiciones de baja luminosidad. La información registrada, según la compañía, queda almacenada en el dispositivo. Esta tecnología también se puede utilizar para crear los llamados «animojis», unos simpáticos emoticonos que reconocen los gestos de la persona, y que ya se han convertido en un fenómeno viral en internet. Hay quien, además, le he encontrado una nueva posibilidad, los «animojis karaoke». El sistema se apoya además en el chip A11 Bionic, una verdadera bestia, que ejerce de palanca a la gran potencia que alberga todo el entramado técnico del terminal. Se comporta con gran fluidez y velocidad. Con sus seis núcleos y su procesamiento neuronal basado en modelos de Inteligencia Artificial, alcanza a superar la mayoría de los test de rendimiento y a toda su competencia. Este «corazón» ha introducido también modelos de «machine learning» o aprendizaje automático para «aprender» y adaptar el reconocimiento visual del usuario ante posibles cambios de look o uso de gafas. Por ejemplo, si se utilizan gafas de vista, funciona. Las de de sol pasa el corte, aunque puede darse el caso que no se reconozca debidamente el rostro dado los filtros de luz de este tipo de complementos, pero tampoco es incómodo quitarselas. Siempre queda la opción de introducir el código numérico para acceder al dispositivo. Otra de sus grandes aportaciones es la cámara dual. De 12 megapíxeles cada una, se diferencia del iPhone 8 Plus en que ambos sensores soportan estabilización óptica de imagen, con lo que la grabación de video por ejemplo se reducen los movimientos bruscos. El resultado es impecable (con ciertas dudas en las imágenes nocturnas) y cuenta con las herramientas de fotografía y los modos de imagen. Así se puede jugar con la iluminación y otros efectos como el brillante modo retrato, con el que los usuarios pueden combinar la profundidad de campo y lograr desenfoques muy interesantes. Además, como curiosidad, la cámara frontal, de 7 megapíxeles, permite también ese modo retrato, con lo que los llamados «selfies» ganan en protagonismo. Durante las pruebas realizadas se ha evidenciado, además, que su batería aguanta perfectamente más de un día con un uso moderado. Tarda algo en cargar si lo comparamos con otros terminales que cuentan con sistemas de carga rápida. Se puede utilizar, sin embargo, una placa base por inducción. ¿Vale la pena entonces? Que el público decida, por supuesto, pero los posibles usuarios que preparen el bolsillo para desembolsar más de mil euros. Su gran obstáculo. En la actualidad hay otras alternativas mucho más asequibles con el sistema Android que ofrecen altas prestaciones.
06-11-2017 | abc.es
Samsung se burla con un anuncio de los diez años de Apple
La rivalidad entre Apple y Samsung parece que no nunca tendrá fin. Ambas compañías luchan por copar la mayor parte del mercado, sobre todo en el mundo de los smartphones, una batalla que por el momento gana Samsung con amplio margen. Apple, sin embargo, cuenta con una legión de fans muy fieles a sus productos y trata acortar distancias con su máximo competidor. Prueba de todo ello ha sido el lanzamiento del último iPhone la semana pasada, que volvió a registrar un gran número de ventas. La salida al mercado del iPhone X ha coincidido con el décimo anirvesario de la gama, creada en 2007. Temiendo que la multinacional de la manzana eclipsara su liderato de ventas con sus nuevas productos, Samsung ha decidido pasar a la carga y contratacar. Su arma: un anuncio de un minuto de duración en el que se burla de Apple y se jacta de su superioridad en la calidad de sus productos respectos de los de su perseguidor en estos diez años. En él, se aprecia como uno de los múltiples fans de Apple que adquirió su primer iPhone en 2007 acaba claudicando y comprando un smartphone de la multinacional coreana . El anuncio cuenta con varias referencias según el año, donde Samsung se burla de la poca innovación de Apple en sus teléfonos en la memoria (hasta el punto de no poder realizar una simple fotografía) y de ir a remolque respecto a ellos (como la resistencia al agua o la carga de la batería inalámbricamente).
06-11-2017 | abc.es
El iPhone X: el más moderno... y el más frágil
El pasado 3 de noviembre Apple sacó a la venta su último dispositivo: el iPhone X. Miles de personas en todo el mundo se agolparon en las tiendas oficiales de la compañía estadounidense para adquirirlo. Su precio, se puede comprar a partir de los 1.159 euros, no era un problema. La multitud necesitaba probar las últimas integraciones tecnológicas que posee el nuevo smartphone de Apple. Pero no todo son buenas noticias. Hay una característica del nuevo iPhone que puede conllevar más de un problema al comprador: su fragilidad. Según la compañía especializada en planes de protección de dispositivos móviles SquareTrade, el iPhone X es el más frágil de su gama. A esta conclusión han llegado después de realizarle un test de fragilidad, el cual ha dado resultados muy negativos, debido sobre todo a la pantalla completa de vidrio que dispone y la falta de botón de inicio. Durante las pruebas, según SquareTrade, el iPhone X sufre problemas después de una caída, ya sea frontal, lateral o trasera. Aparte de las roturas físicas en la pantalla, también sufre fallos internos que provocan la disfuncionalidad de algunas de sus últimas novedades, como el sistema de reconocimiento facial. Desde SquareTrade, estos resultados «pueden llevar a muchos a cuestionar si vale la pena la inversión». La fragilidad del último iPhone y su gran coste hacen dudar de la rentabilidad de la compra, sobre todo porque los costes de reparación del dispositivo pueden hacer disparar el precio de la inversión en más de un 50% de los casi 1.200 euros de su coste inicial. Los técnicos de SquareTrade comprobaron que el iPhone X tiene una pantalla OLED «más fina y más costosa»; una placa base más pequeña, múltiples cables y una batería separada que es «más difícil de quitar». A causa de todo esto, Apple cobra hasta 240 euros por sustituir la pantalla frontal y casi 500 euros por otras reparaciones, ha afirmado la compañía de planes de protección. El director creativo de SquareTrade, Jason Siciliano, ha calificado al nuevo iPhone como un producto de «alto riesgo» por su fragilidad y por las costosas tarifas de reparación que cobra Apple en la mayoría de los arreglos.
06-11-2017 | abc.es
Google Pixel 2 XL: uno de los mejores Android del año con sensaciones encontradas
El nuevo teléfono de Google Pixel 2 XL ofrece sensaciones encontradas. Sí, tiene buenas prestaciones. Sí, también ofrece un diseño al que se le confiere signos de modernidad, casi sin bordes. Se maneja bastante bien en la mayoría de apartados. Esto es, buen comportamiento de la cámara pese a disponer de una sola lente, un manejo fluido de las aplicaciones, pero puede chirriar, tal vez, en la ejecución de la pantalla. De la mano de Orange, solo está disponible la versión de 64 GB. El mercado español siempre ha sido atractivo para las empresas de telefonía móvil por la increíble penetración de teléfonos avanzados en nuestro país, que nos situá a la cabeza de Europa. De ahí que ésta sea la razón de que Google haya decidido hacer una prueba en España sólo con un modelo de su nuevo buque insignia. Después de una semana de pruebas, podemos decir que probablemente nos encontramos ante uno de los mejores teléfonos móviles del año. Su precio, de 959 euros, se queda no obstante a un paso de la nueva marca establecida por Samsung y Apple en sus últimas apuestas y con la que se han subido a los mil euros. Uno de los apartados en donde mejor se comporta es en la fotografía. Mientras que todos los fabricantes han dirigido sus mejoras a la lente, añadiendo una segunda para las fotos de retrato, Google ha apostado sin embargo por el software, la inteligencia artificial y el procesamiento de la imagen. Y el resultado no podía ser mejor. En condiciones ideales cualquier cámara puede tomar una buena imagen, pero las fotografía móvil se pone a prueba en ambientes de bajas condiciones lumínicas, en secuencias de contraluces. Y en estosescenarios el Pixel 2 XL sobresale bastante sobre muchos modelos. El modo retrato, por ejemplo, se ha introducido con una cámara, aunque al lograrse mediante el software a veces se aprecian algunos detalles peor conseguido. Aún así, en conjunto luce muy bien. La grabación de video también ha mejorado considerablemente respecto al modelo anterior, llegando a una resolución 4K y acompañado de un estabilizador de imagen que elimina las vibraciones de la cámara. Otro aspecto de la cámara son las imágenes animadas. Cuando se obtiene una fotografía la lente no sólo guarda una imagen, sino que realiza un pequeño vídeo de unos pocos segundos como si se tratara de un GIF. Se crea, con ello, un efecto muy interesante. Estas imágenes animadas se pueden convertir en videos o direcamente compartirlas a través de Google Foto. No todo acaba ahí, aunque la memoria de Pixel 2 no es ampliable mediante una tarjeta, Google ofrece almacenamiento ilimitado para todas las imágenes y videos hasta el 2021. Cuatro años de almacenamiento sin reducción de calidad en la nube de Google. El terminal añade la capacidad de la tecnología Google Lens a las imágenes, siendo capaz de reconocer objetos en la imagen y ofrecer información relevante sobre los mismos. Por ejemplo, un edificio, una estatua u obra de arte. Esto abre la puerta a la aparición de nuevas interacciones y datos de los objetos de alrededor en un futuro. El segundo gran atractivo de Pixel 2 es ser el primer teléfono móvil que cuenta con el asistente de Google en español totalmente integrado. A la orden de «OK Google», el asistente nos ayudará con direcciones, llamadas, mensajes o cualquier tipo de información que se nos ocurra solicitar. Incluso nos permite abrir juegos conversacionales o que nos cuente algún chiste. El asistente está accesible no sólo con la voz sino también apretando los laterales del teléfono, ese «botón» extra característico de este modelo. Otra de las opciones de Pixel es la pantalla de bloqueo, que permanece permanentemente encendida y ofrece información básica como notificaciones, fecha y hora, o lo que llaman «Now Playing», que relata el título de la canción que está sonando. Ficha técnica Pantalla 6 pulgadas Resolución QHD (1.440 x 2.880 p.) Dimensiones 157.9 x 76.7 x 7.9 mm Peso 175 gramos Chip Snapdragon 835 RAM 4 GB Cámara 12,2 MP F1.8 y frontal de 8MP y F2.4 SO Android 8.0 Oreo Batería 3.520 mAh La batería aguanta, tranquilamente, un día intensivo de uso. Por lo menos en un uso normal la autonomía ha sido de un día y siete horas -31 horas-. Un buen rendimiento si tenemos en cuenta que muchos teléfonos de la competencia ni siquiera alcanza el día completo. Incluso con la pantalla de bloqueo y el sistema de escucha activas su autonomía no se ve mermada. Hablando a nivel técnico, la pantalla de 6 pulgadas y cristal curvado, P-OLED luce perfectamente incluso a plena luz del sol. Ofrece una resolución Quad HD+ que produce una buena relación pero tal vez se le puede echar en cara que le falta mayor intensidad en los colores y contrastes mejor depurados. Con ello se apela a unos niveles más naturales de las imágenes pero puede generar un extraño tinte «azulado» en el panel cuando cambias, sobre todo, de ángulo de visión. Tampoco contribuye el hecho que el brillo máximo no sea el más intenso que se puede encontrar. Es muy maneajble y compacto a pesar del tamaño de la pantalla. El diseño sin marcos hace que el cuerpo del teléfono sea todavía más manejable con una sola mano y le confiere un aire de modernidad, siguiendo así los pasos iniciados por marcas como Samsung o LG. El lector de huellas dactilar, ubicado en la parte tarsera, resulta cómodo y fácil de utilizar. Entre otros puntos negativos de Pixel 2 XL se pueden destacar la falta de expansión de memoria que ofrecen otros terminales mediante tarjetas de memoria o la ausencia de conector de auriculares, siendo necesario utilizar el adaptador incluido en el paquete para poder utilizar los auriculares.
06-11-2017 | abc.es
Cómo crear «Animojis Karaoke»: el fenómeno del momento en redes sociales
Ya lo advertíamos hace un tiempo por aquí cuando Apple anunció durante la presentación del iPhone X que incluiría una función llamada «animojis». Lo tenía todo para ser un pelotazo viral y ser un fenómeno en redes sociales. Y lo está siendo. Al menos de momento. Para los neófitos en estas lides, consiste en la representación gráfica de estos particulares emoticonos mediante la capacidad de imitar las expresiones fáciles de una persona gracias a la tecnología de reconocimiento facial integrada en el nuevo «gadget» de Apple. Pensado en un primer momento para enriquecer las conversaciones a través de la aplicación de chat iMensaje, los usuarios de un iPhone X le han encontrado otra particularidad, los «Animoji Karaoke». Y es que al final todo se nos va de las manos. En estos primeros días de disponibilidad del dispositivo móvil se han popularizado algunas creaciones interesantes. Algunas ya son recordadas como la representación de «Bohemian Rhapsody» del grupo británico Queen, «Mr Brightside» de The Killers, «All Star» de Smash Mouth o, incluso, alguna de «reggaeton» que tan de moda está entre los jóvenes. Hay quien, también, ha querido interpretar -a su modo- la universal marcha imperial de «Star Wars». Pero, a ver, son divertidos y eso, y ya se están desarrollando aplicaciones para los «Animoji Karaoke», pero cómo diantres se crean. Los pasos son bien sencillos, según explican desde el medio especializado «iMore», pero se requiere de cierta práctica y seguirlos a pies juntillas. Selecciona la canción (que sea buena por favor) De cara a la grabación de un «animoji» interpretando una canción es necesario elegir el tema en cuestión -si es de rock, mejor, pero porque nosotros somos así..-. Dado que no se puede reproducir música en el iPhone al mismo tiempo en que se abre la interfaz de creación de los «animojis», se requiere de una fuente alternativa que emita el sonido. Por ejemplo, otro dispositivo. El que sea, da igual. No nos vamos a poner pejigueros a estas alturas. Eso sí, la señal debe ser lo suficientemente fuerte y no recoger ruidos extraños para que el resultado sea idóneo. O lees la letra o te la aprendes de memoria Lo que consigue FaceID, el sistema de reconocimiento facial de Apple para el iPhone X, es reproducir los gestos y movimientos de la persona. Entonces, los «emojis», limitados en número en la actualidad, se animan. De tal forma que si abres la boca el emoticono lo hará también. Teniendo en cuenta eso, los «animojis» pueden expresar las palabras de la letra de la canción. El objetivo es que mientras se graba la canción se canta en silencio, haciendo «playback» y gesticular lo mejor posible al más puro estilo de Milli Vanilli. Grabar y recuperar el resultado Cabe señalar que los «Animoji» anidan dentro de iMessage, la aplicación de chat y mensajes de Apple. Lo que hay que hacer es iniciar un nuevo mensaje y elegir la función «Animoji» que aparece en la parte posterior y, como es obvio, elegir el tipo y estilo que uno quiera (un mono, un robot, un zorro.. incluso una caca). El resultado debe ser limpio para recogerlo posteriormente. Hay que enviarlo como un mensaje. En caso de querer grabar un «Animoji Karaoke» de más de diez segundos -es el límite desde iMensaje- es necesario grabar la pantalla mientras se sincroniza la letra con tus gestos. Para ello, se puede grabar la pantalla mediante la nueva función integrada dentro del sistema operativo iOS 11. Ahora a editar (y compartir) Con todo, es necesario extraer el archivo «Animoji» a una aplicación como iMovie o similar. El objetivo es editar el contenido y añadir clips de video para agrupar las canciones. Con todo, el resultado no iba a quedar en el cajón de los recuerdos. El archivo de video completado se peude compartir en tu perfil de redes sociales. Y nada, a ver si de aquí a «Operación Triunfo». Y, para muestar, un botón. And then we proceeded to waste half our day. #animojikaraoke #iphonex #queen #bohemianrapsody #carriedaway pic.twitter.com/4TBBg6qQKS? Mia Harrison (@ManxomeMia) 4 de noviembre de 2017
04-11-2017 | abc.es
Y el «emoji» más utilizado del mundo es... (y no es el que piensas)
Término japonés para hablar de los ideogramas, los «emojis» se han convertido en un nuevo paradigma de la comunicación. Con estos emoticonos se pueden expresar numerosos sentimientos y actitudes. Las grandes firmas de la tecnología le han querido dar un impulso. Entre ellas, Apple, que en la versión del sistema operativo iOS 11 ha incluido nuevas propuestas. Y el que más se utiliza es la cara sonriendo con lágrimas, conocida en la cultura anglosajona como «tears of joy». Según un informe de la compañía norteamericana (PDF, en inglés) relativo a su tecnología de privacidad diferencial, el «emoji» más empleado por los usuarios de dispositivos Apple no es, como puede creerse por mucha gente, ni la caca ni los ojos saltones, sino una cara sonriente al que se le saltan las lágrimas. Una carcajada en toda regla. APPLE Le sigue el símbolo universal del corazón, el rostro con lágrimas («crying loudly face), la cara con corazones rojos («heart eyes face»), mandar un beso («face throwing a kiss»), cara con ojos en blanco («face with rolling eyes») o la calavera. Se desconocen las estadísticas dado la política de privacidad de la compañía norteamericana. Según el panel «Emoji Tracker», una página en la que se recogen estadísticas de empleo de los emoticonos en la red Twitter, el rostro sonriente al que se le saltan las lágrimas es también el más utilizado entre los usuarios. Estos datos contrastan con un estudio publicado el pasado año por las universidades de Michigan (EE.UU.) y Beijing (China) en el que se concluía que la «cara con lágrimas de alegría» era también la figura más usada por los usuarios de estos servicios digitales. Muchos usos.. hasta la llegada de los «animojis» Está claro que los emoticonos están cambiando la forma en la que nos comunicamos. Entre las ventajas de su uso destacan la inmediatez (no hace falta teclear todas las palabras), mejora el sentido (se acerca más a un diálogo), conversaciones más cercanas (no hace falta dar más explicaciones) y divertir (hacer los mensajes más digeribles). Sin embargo, diversos estudios han intentado explorar sus verdaderas aportaciones al lenguaje y la escritura. Otro estudio, en este caso elaborado por la firma especializada en social media Brandwatch, ponía el acento en que los «emojis» que incluyen lágrimas son más utilizados por mujeres que hombres. Una de las empresas que más ha apostado por este tipo de elementos visuales es Facebook, que desde sus servicios digitales permite que los usuarios los compartan. Y el resultado es, cuanto menos, sorprendente. Más de 60 millones de «emojis» se utilizan en Facebook cada día y más de 5.000 millones de «emojis» se usan en la aplicación de chat Messenger a diario, según datos recientes. Otra empresa que ha querido retorcer esta «moda» por así decirlo ha sido Apple, que en su nuevo iPhone X ha incorporado una opción llamada «Anomojis» que, gracias a su sistema de reconocimiento facial, permite imitar las expresiones fáciles de una persona.
04-11-2017 | elpais.com
El iPhone X llega a España pero pocos podrán comprarlo
La escasez de terminales impedirá hacer frente a la demanda del nuevo ?smartphone? de Apple, cuya venta comienza mañana
04-11-2017 | elpais.com
Cerca de 400 personas trasnochan en la Puerta del Sol para conseguir un iPhone X
El ?smartphone? de Apple sale a la venta en España con un precio superior a los 1.000 euros
04-11-2017 | abc.es
Apple ordena tus fotos más íntimas
Los avances en la tecnología no dejan de sorprender a propios y extraños. Y en eso Apple tiene mucha culpa. El último descubrimiento sobre las funcionalidades de los dispositivos de la compañía estadounidense que funcionan desde el sistema operativo IOS 10 en adelante es capaz de clasificar tus fotos en carpetas por sí solo. Incluso aquellas más íntimas, como en las que salgas en sujetador o bikini por ejemplo. El destape de esta habilidad de los dispositivos Apple salió a la luz desde la red social Twitter, cuando una usuaria alertó a sus seguidores con el siguiente mensaje: «ATENCIÓN A TODAS LAS CHICAS!!! Id a vuestras fotos y escribid 'sujetador' ¿por qué Apple guarda todas esas fotos?!!!!». La respuesta a su pregunta no se debe a que vuestros móviles os estén espiando y utilicen vuestras fotos. Nada más lejos. En realidad no es más que una demostración de la Inteligencia Artificial que integra Apple en sus aparatos. En efecto, en la galería de fotos de los Iphone aparece una lupa para introducir palabras claves que permitan encontrar determinadas fotografías que el propio dispositivo se ha encargado de clasificar gracias al reconocimiento facial. Por eso, además de las instantáneas más comprometedoras, también encontrarás aquellas en las que salgas con tu familia o amigos. ATTENTION ALL GIRLS ALL GIRLS!!! Go to your photos and type in the ?Brassiere? why are apple saving these and made it a folder!!?!!?????? ell (@ellieeewbu) 30 de octubre de 2017Esta función esta incorporada en los algoritmos del IOS 10 pero también tiene otras peculiaridades. Por ejemplo, es capaz de clasificar las fotos según el lugar y fecha, lo que ayuda a poder tener ordenada la galería. Como curiosidad, y que también ha causado polémica en EE.UU., esta habilidad no funciona en cuanto a la ropa íntima de los hombres, por lo que si introduces «calzoncillos» en el buscador, no habrá ningún resultado.
54