Noticias de "apple"

25-06-2018 | abc.es
Sin clavija para cargarlo ni botones: esto es lo que Apple quiere para el futuro del iPhone
El año 2013 supuso la incorporación del lector de huellas dactilares. El año siguiente creció en tamaño. Hace dos incorporó las dobles cámaras y, en 2017, Apple se subió al carro de los teléfonos sin marcos y los paneles tipo OLED. Todavía es pronto para saber con qué pretende sorprender la firma norteamericana para esta temporada en la que puede hacerse cuesta arriba volver a romper récords de ventas. Pero, con todo, los rumores más fuertes indican que, finalmente, el gigante de la tecnología apostará por renovar su producto estrella no solo con dos sino con tres modelos distintos. El iPhone de este año, si tomamos como ciertos todas las filtraciones, no supondrá un cambio estético radical. Lo que se mueve con más fuerza es la idea de replicar el diseño casi sin bordes del iPhone X en todas las versiones. Aunque con matices; una de ellas continuará apostando por los paneles tipo LCD, una tecnología más perfeccionada que los paneles orgánicos OLED pero que resultan más baratos de producir. Una decisión que permitirá, según los analistas, ofrecer un dispositivo sin que se superen los mil euros de salida, una cifra que rompió con creces el pasado año. Otra idea que se pasea en el horizonte tiene que ver con los puertos de carga. Hasta la fecha, Apple se ha mantenido al margen de la industria y la estandarización de algunos componentes. El conector propietario Lightning debutó en 2012, pero este año puede pasar a mejor vida. La tendencia en la tecnología parece ir viento en popa hacia las conexiones inalámbricas, pero mientras la clavija de audio de 3,5 milímetros se ha suprimido en algunos móviles, la de recarga de batería es algo más complicado eliminar. Este año parece poco probable que se produzca este cambio, pero en 2018 la compañía va a apostar definitivamente por la carga inalámbrica. De ahí a que la esperada almohadilla AirPower salga por fin en septiembre. Pero, para dar ese paso, la compañía debería superar algunos retos como el excesivo calentamiento y los tiempos prolongados de carga durante el proceso de recarga inalámbrica. Lo que sí parece más claro que formará parte del ecosistema del iPhone de esta temporada será la supresión del clásico botón Inicio. Todos los modelos serán similares al iPhone X, según datos a los que ha tenido acceso Bloomberg. En cuanto a sus dimensiones, se da por hecho que serán tres tamaños distintos de 5.8, 6.1 y 6.5 pulgadas. También parece probable que uno de ellos tendrá tres cámaras traseras al estilo del Huawei P20 Pro, que incorporaría un sistema de detección 3D. Entre otras cosas que se especulan, se da por sentado que serán compatibles con el Apple Pencil, el lápiz óptico que debutó en el iPad Pro.
25-06-2018 | abc.es
Xiaomi Redmi Pro 6: otro «smartphone» para todos los públicos
Tener lo que hay que tener hoy en día para triunfar en el apretado mercado del móvil es difícil. Son muchos los fabricantes que lo intentan, pero hacer negocio de esto está solo al alcance de unas pocas firmas. Algunas de las que más han triunfado en los últimos años y ha reducido la brecha liderada por Samsung-Apple provienen de China. Una de ellas ha sabido reciclarse ella misma con el Xiaomi Redmi Pro 6. Es un teléfono móvil que vuelve a tirar del carro de la estética y diseño popularizado en el último año. Ubicado en un terreno de gama media, la firma china vuelve a apostar por una relación calidad-precio difícil de superar. Esa ha sido, precisamente, el caballo de batalla de las marcas asiáticas en los últimos cuatro años. Y, por lo visto, la jugada les ha salido redonda, puesto que se han subido al ranking de los cinco teléfonos más vendidos a nivel global. No podían pasar de largo nuevamente, con lo que Xiaomi se ha sacado un as debajo de la manga para aterrizar en verano con un nuevo dispositivo. Un periodo del año escaso de lanzamientos. Pero este «smartphone» se balancea entre un precio muy accesible (197 euros) y prestaciones, aunque moderadas, muy competentes. Ficha técnica Pantalla 5.84 pulgadas Resolución FHD+ Chip Snapdragon 625 RAM 3 / 4 GB Memoria 32 / 64 GB (ampliable) Cámara 12+5 MP (apertura F2.2 ) y frontal de 5MP SO Android 8.1 Oreo Batería 4.000 mAh Destaca, además, su diseño casi sin bordes que le confiere un aspecto moderno y cercano a la tendencia impulsada por los Galaxy S8 y otras marcas Android, pero también llama poderosamente la atención la inclusión de una pestaña o «notch» (como se le conoce en el mundillo informático) iniciada por el Essential Phone y popularizado por el iPhone X. Una solución controvertida pero que se ha extendido en muchas propuestas de este año y que está concebida, a priori, para albergar algunos de los sensores, la cámara frontal y el altavoz del móvil. Y, ahora, llega a esta serie de Xiaomi. El dispositivo cuenta con una pantalla de 5.48 pulgadas capaz de rascar una resolución de 2.280 x 1.080 píxeles (Full HD+). Su aspecto, casi sin bordes, ofrece un ratio de 19:9, con lo que queda ligeramente más alargado que el resto de competidores. Y, por supuesto, con esa «pestaña» en la parte superior. Pesa únicamente 178 gramos, que sobre el papel no está nada mal. A nivel técnico, el Redmi Pro 6 incluye prestaciones modestas, pero equilibradas. Y lo suficientemente potentes como para lograr un buen rendimiento. A saber, un procesador Sapdragon 625 fabricado por Qualcomm al que viene acompañado por 3 o 4 GB de memoria RAM. Guarismos más que suficientes. Aunque ofrece versiones de 32 o 64 GB de almacenamiento, la firma china no reniega de la posibilidad de aumentarla por medio de una tarjeta microSD. Un accesorio todavía imprescindible para muchos usuarios. Cuenta con lector de huellas dactilares en la parte trasera. En cuanto a su cámara, muestra de nuevo que éste no es el fuerte de las marcas chinas. El terminal apuesta por una doble lente, con sensores de 12 y 5 megapíxeles, respectivamente, y con apertura focal de F2.2. La frontal se contenta con unos 5 megapíxeles, aunque ofrece la posibilidad de realizar el aplaudido efecto «bokeh» o modo retrato. De tal forma que los usuarios pueden enfocar el primer plano y desenfocar el fondo, logrando así un resultado muy interesante. Gobernado por Android 8.1 Oreo, el Xiaomi Redmi Pro 6 incorpora una generosa y potente batería de 4.000 mAh de densidad que, sin haberlo probado en profundidad, puede garatizar dos dias de uso moderado hasta la siguiente carga. Hay que añadir que también incluye una capa de personalización del software extra, MIUI 9, que permite beneficiarse de algunas aplicaciones y funciones introducidas por la marca.
25-06-2018 | abc.es
YouTube explora nuevas fórmulas para hacer dinero de sus videos
Presume de tener 1.900 millones de usuarios activos, es la plataforma principal de acceso a videos y, sin embargo, no es demasiado rentable para su empresa matriz, Alphabet. YouTube lo ha intentado, pero su modelo de suscripción ha fracasado. Al menos por el momento. YouTube es sinónimo de videos caseros, de nuevos formatos audiovisuales, de «youtubers», esas nuevas estrellas del rock and roll. Tal vez el problema por el que no ha convencido a los usuarios a que paguen por acceder a sus contenidos se deba, en parte, a que el servicio nació con vocación de gratuidad. Hasta la fecha, sus intentos por lograr suscripciones no es que haya triunfado especialmente. La compañía vive en una deriva sin destino fijo en donde se centra en probar y experimentar con funciones. YouTube Red, por ejemplo, se creó como un servicio por el cual los usuarios tenían acceso a videos exclusivos, sin anuncios y en segundo plano. La propuesta no cuajó y, ahora, se ha rebautizado como YouTube Premium. Una apuesta que ha venido acompañada por YouTube Music, un ambicioso proyecto con el que intenta emular el éxito de Spotify. En este caso, la contrapartida puede convencer. Los usuarios de pago, a diferencia de aquellos que se contentan con la versión gratuita, reciben varias funciones útiles como la reproducción de música en segundo plano, acceso ilimitado a su contenido o la posibilidad de descargar los archivos para no gastar tarifa de datos. Todavía es pronto, sin embargo, para ver la acogida, y más teniendo en cuenta que Spotify y Apple Music parten con una ventaja, el tiempo. YouTube ha venido poco a poco cerrando el grifo a los creadores, los «youtubers», esos jóvenes en muchos casos que han hecho de la plataforma la «nueva» televisión de los adolescentes. En el último año, ha impuesto unos requisitos más duros para poder monetizar los videos propios, lo que no ha estado exento de críticas. El problema añadido es que dificulta las posibilidades de que surjan nuevos creadores. La compañía estadounidense no ceja en su empeño. Es posible que el futuro de los contenidos digitales sea pasarse definitivamente al modelo de suscripciones. Las empresas como Netflix, Spotify, HBO han logrado un buen resultado, pero las redes sociales, y YouTube puede funcionar a todos los efectos como una plataforma social, no han encontrado una fuente de ingresos al margen de la explotación de publicidad digital. Ahora, YouTube ha empezado a experimentar con varias ideas llamadas «Merchandise», «Premieres» y «Memberships», según informa en un comunicado la compañía. Todas ellas están encaminadas a rentabilizar los canales y premiar los contenidos exclusivos. La primera medida estará encaminada a que los «youtubers» puedan vender su propio «merchandising» directamente desde sus canales, desde camisetas, logotipos, pines, juguetes. En el caso de «premieres» -estrenos, en español-, la fórmula consistirá en la emisión de videos pregrabados como si se tratase de retransmisiones en directo. Una estrategia de marketing por la cual los creadores podrán información con antelación a su publico de la próxima llegada de un contenido nuevo, pudiendo, además, conversar directamente con los aficionados. La última medida pretenderá que los «youtubers» con más de 10.000 suscriptores puedan cobrar individualmente a los usuarios que estén dispuestos la cantidad mensual de 4,99 dólares. Los seguidores recibirán a cambio videos exclusivos. «Los creadores de YouTube son el corazón de nuestra plataforma. Es por ello por lo que estamos comprometidos a crear productos que fortalezcan y respalden a la comunidad. Esperamos que estas herramientas ayuden a los youtubers a construir una comunidad más fuerte y a ganar más dinero mientras lo hacen, porque cuando tienen éxito, toda la comunidad crece», explica en un comunicado Neal Mohan, responsable de producto de YouTube.
22-06-2018 | abc.es
Cómo recuperar los mensajes borrados en WhatsApp
WhatsApp ha cambiado las reglas del juego de la conversación interpersonal. Junto a ella, otras tantas herramientas digitales que permiten comunicarse de manera sencilla a través de un dispositivo del que no podemos renunciar en la actualidad, el teléfono móvil conectado. Muchas de las funciones de esta aplicación, a veces, se desconocen, pero resultan prácticas, por ejemplo para saber guardar, restaurar o transferir sus mensajes. Por lo que pudiera pasar, vaya. Aunque no se pueden recuperar los mensajes borrados definitivamente, desde hace un tiempo WhatsApp almacena desde el servicio móvil las conversaciones. Esto es, que cuando hemos hablado con una persona en particular y deslizamos el dedo para cerrar la ventana de chat, desde el propio buscador de la aplicación se puede recuperar la conversación. Pero, existe un pequeño truco para no perder la información, más que nada porque a veces resulta importante consultar de nuevo un mensaje (por ejemplo, si te han dicho una dirección postal). Eso es posible a través del servicio de almacenamiento en la nube de Apple, iCloud, pero también desde Android. «El historial de tus mensajes de WhatsApp no se almacena en nuestros servidores. No podemos recuperar por ti los mensajes que hayas borrado o perdido», recalca la compañía. Sin embargo, se puede usar iCloud para crear una copia de las conversaciones para luego restaurarlas. Aunque con una salvedad: los archivos y mensajes que se guarden en una copia de seguridad «no estarán protegidos por el cifrado de extremo a extremo» mientras estén en el disco duro virtual de Apple. Desde iOS, en realidad, no se pueden recuperar los mensajes borrados, aunque da la posibilidad de realizar una copia de seguridad por si las moscas. 1.- Para crear una copia de tus chats manualmente ve a «WhatsApp/ Configuración/Chats/Respaldo de chats» 2.- Entonces, hay que realizar respaldo ahora. 3.- También puedes elegir un horario para que se realicen las copias automáticamente con la opción «Copia automática». 4.- La copia de seguridad se almacena en tu cuenta de iCloud, e incluye tus conversaciones y archivos multimedia. También tienes la opción de incluir o excluir los videos. 5.- El proceso para respaldar tus mensajes puede tardar un rato, dependiendo del tamaño de la copia y de la calidad de tu conexión a internet. 6.- Para recuperar tu historial de mensajes en una copia de seguridad de iCloud, primero, verifica que existe una copia de seguridad en iCloud. Si existe, borra y descarga WhatsApp de nuevo desde la App Store. 7.- Después de verificar tu número de teléfono, sigue los pasos para restaurar tu historial de chats. Desde Android, la cosa cambia un poco dada la naturaleza de esta plataforma y requiere, en ese sentido, desinstalar y volver a instalar WhatsApp. «Tus chats de WhatsApp se guardan diaria y automáticamente en la memoria de tu teléfono móvil. También tienes la opción de guardar tus chats en Google Drive», informan desde la aplicación. Cabe recordar que cada 24 horas el sistema almacena de manera automática el historial de conversaciones en una carpeta dentro del dispositivo, ubicada en la memoria interna o, en caso de haberlo activado así, en la tarjeta externa. 1.- Si desinstalas WhatsApp de tu dispositivo y no quieres perder tus chats, asegúrate de guardar tus conversaciones manualmente antes de desinstalar la aplicación. 2.- Para guardar una copia de seguridad de tus chats, ve a «WhatsApp/ Botón de menú/Ajustes/Chats/Copia de seguridad/Guardar». 3.- Para exportar una copia del historial de un chat individual o de grupo, usa la función «Enviar chat por correo». Para hacerlo, hay que abrir el chat individual o de grupo, presionar el botón de menú y seleccionar el menú para poder adjunta el archivo.
21-06-2018 | abc.es
Lecciones de Ready Player One para un futuro distópico
La realidad virtual no es una tecnología nueva, pero desde hace un par de años los astros tecnológicos se han alineado para lograr un resultado más óptimo que el conseguido hace unos años. Aunque los visores que generan la inmersión no se han convertido en un dispositivo de uso masivo, el futuro se vislumbra a través de unas lentes que transporten a los usuarios a universos paralelos, aunque cobra cada vez más interés otra tendencia, la de la realidad aumentada, de la que a nivel profesional encuentra más potencialidades. El cine es una disciplina artística. Nadie lo duda, aunque es un beneficio que todavía no se le ha entregado a otro sector como es el de los videojuegos, que despierta aún los recelos de diferentes estratos sociales que cargan su ira contra supuestos (y negados por la ciencia) vínculos con el aumento de comportamientos violentos. Pero las películas también son gracias a la tecnología. Sin los avances cinematográficos y visuales es posible que los apasionados por ciertos géneros nunca se rascaran el bolsillo para ir a una sala. Porque solo hay que contemplar las propuestas más taquilleras de la historia para comprobar de sopetón la realidad: «Avatar», «Star Wars: El Despertar de la Fuerza», «Jurassic World» o «Los Vengadores». Todas tienen un elemento común, los efectos especiales, la tecnología, que ha permitido recrear mundos más espectaculares, más asombroso, más alucinantes. Han pasado varios meses desde el estreno de «Ready Player One», adaptación cinematográfica de Steven Spielberg (2018) de la novela de ciencia ficción (2011) de Ernest Clint, pero su mensaje acerca de la influencia de algunos avances como la realidad virtual sigue presente. Guiños a influencia de las marcas actuales La historia está ambientada en el año 2044 en un futuro distópico donde el mundo se está derrumbando económica y socialmente, pero la gente escapa a un universo virtual llamado Oasis, un potente software creado por una compañía llamada Gregarious Simulation Systems (GSS). Se trata de un juego de rol online masivo con varios jugadores (MMORPG) que obliga a los usuarios a acceder con un kit especial de auriculares, guantes hápticos y trajes. Unos objetos que existen en la vida real. «En un guiño a gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Baidu, Oasis es el lugar donde la gente pasa la mayor parte de su tiempo libre (y dinero) y la empresa se convierte en una de las organizaciones más poderosas y ricas del planeta», relata en un comunicado Peter Richardson, director de investigación de la consultora Counterpoint Research . La importancia de los «huevos de pascua» El protagonista es un joven, Wade Watts, que está a punto de completar sus estudios secundarios. En la trama, reside con su tía en una comunidad privada marginada de una metrópoli. Una situación desagradable que le empuja a «escapar» metiéndose en Oasis. Sus peripecias retuercen una búsqueda para ganar la caza del huevo de Pascua y heredar la fortuna de Halliday, el creador del videojuego y una persona que se le trata con la misma pleitesía que a Steve Jobs, cofundador de Apple. Estos «huevos de pascua» o «easter eggs» como se le conocen en la cultura anglosajona es, para los no aficionados al ocio electrónico, es un elemento secreto que forma parte de la experiencia audiovisual. El origen del término se encuentra en el videojuego de Atari, «Adventure», de 1978, que contenía el primer huevo de pascua virtual conocido, el cual fue introducido por el programador Warren Robinett. Un mensaje oculto que despierta el interés de los usuarios y que se ha popularizado en muchas otras obras recientes. ? Una tecnología en auge «Lo que hace bien el libro, y probablemente la película, es transmitir el poder y el potencial de la realidad virtual de una manera que los productos de Oculus y HTC no han logrado hasta ahora», reflexiona este experto. Los principales fabricantes han abrazado a esta tecnología que propone «engañar» al cerebro humano. Desde que hiciera bombo y platillo hace unos años Oculus, empresa propiedad de Facebook, la realidad virtual ha tenido una tibia acogida entre los consumidores. Solo Sony, con PlayStation VR, puede presumir de ser líder de ventas, con permiso de las Gear VR de Samsung que permite vivir la experiencia con el móvil. Pero mientras eso sucedía, la realidad aumentada y la bautizada como realidad mixta (que combina ambas tecnologías) tienen ahora más papeletas para triunfar a nivel comercial. Lenovo, Asus, Acer son algunas firmas que han desarrollado visores bajo la plataforma de Microsoft, pero tampoco está el patio como para tirar cohetes. A nivel de consumo, todavía es poco probable acercar con una adopción masiva puesto que intervienen otros factores adicionales como el desarrollo de software y los precios competitivos. Un modelo de negocio rentable Más paralelismos. La industria del entretenimiento digital es un negocio, lógicamente. Y, como tal, se busca rentabilizar beneficios. Con el tiempo se ha venido explorando nuevas fuentes de ingresos como la de los micropagos y compras dentro de los juegos. Una estrategia solvente que generan unos 82.000 millones de dólares anuales, según cifras de la consultora SuperData. Los llamados juegos «free-to-play» son los que más ganancias han reportado a los desarrolladores y, con ello, la popularización de un modelo de negocio que también se localiza en «Ready Player One». Oasis es de entrada gratuita, pero para lograr mejorar las habilidades y moverse otros entornos invita a los usuarios a pagar con el crédito obtenido por completar actividades. Algo cada vez más común en la vida real. Integración de negocios reales y virtuales En una escena, el personaje visita una pizzería virtual dentro de Oasis, recuerda el analista. Entonces pide una pizza y la paga con créditos del juego. Pero, luego, un servicio de entrega del mundo real se la entrega en su residencia. «Esta integración de lo real y virtual no es algo que hayamos visto todavía, pero lo esperamos probablemente no mucho antes de 2044», vaticina este experto en su artículo. Tecnología háptica para «tocar» la realidad virtual El sueño de poder «tocar» la realidad virtual es cada vez más real. Muchos fabricantes del sector han ideado desde guantes hápticos a trajes especiales para sentir con más fuerza esos universos paralelos. Gracias a ellos la experiencia mejora ostensiblemente. Gloveone, Dexmo, Manus VR, Exoglove o Senseglobe son algunos ejemplos en los que se pueden encontrar en las ferias de tecnología. «La tecnología háptica todavía está en pañales», subraya Richardson, pero recalca que en «Ready Player One» se recoge una gran experiencia de realidad virtual gracias a la baja latencia de internet. Algo que ya está en marcha con el inminente despliegue de las redes 5G, que deberían estar en funcionamiento en 2020.
20-06-2018 | elpais.com
Inteligencia artificial española para los coches de Porsche? y otros dispositivos
Sherpa lanza una plataforma para que terceras empresas usen su asistente digital La compañía vasca busca competir con los sistemas de Apple, Google, Amazon y Microsoft
55