Noticias de "apple"

22-06-2020 | abc.es
Por qué Apple va a divorciarse de Intel en sus ordenadores
La hora del que será uno de los divorcios tecnológicos más sonados de los últimos años podría haber llegado ya. Dentro de apenas unas horas, en efecto, Apple inaugurará la 31 edición de su conferencia anual de desarrolladores (WWDC 2020) y todo apunta a que hará público el abandono definitivo de Intel, que desde 2015 es el fabricante y el proveedor exclusivo de los procesadores de los Mac. Si la ruptura se produce, a partir de ahora los de Cupertino diseñarán los los microprocsadores de todos sus ordenadores, algo que por otra parte ya hacen con los iPhone y los iPad. La fabricación, como ya sucede con los «SoCs» -sistema en chips- de los móviles y los tablets, correría por cuenta de la asiática TSMC. No se trata, por supuesto, de un capricho. La posibilidad se llevaba barajando desde hace por lo menos dos años, y fue ganando fuerza a medida que Intel se mantenía anclada a la tecnología de fabricación de 14 nanómetros mientras que otros fabricantes, entre ellos Samsung o la propia TSMC, pasaban a los 10 nanómetros y anunciaban incluso la próxima disponibilidad de procesadores de 5, 4 y hasta 3 nanómetros. Ya se sabe, en el mundo de la tecnología, en el que los dispositivos son cada vez más pequeños, un procesador más potente y que ocupe menos espacio resulta fundamental. Y con unos ordenadores cada vez más sofisticados y poderosos, Apple no podía permitir verse limitado por el «parón» de los procesadores de la firma de Santa Clara. Se trataría, pues, de la tercera transición de Apple (que pasó primero de Motorola a Power PC, y de Power PC a Intel) y también de la decisión más importante de la compañía desde la llegada de Tim Cook. Según fuentes próximas a la firma de la manzana, los nuevos procesadores, con arquitectura ARM, fabricación de 5 nanómetros y probablemente basados en el A14, el procesador que montará el próximo iPhone, serán más eficientes y rápidos que cualquiera de los actuales. Y ya se rumorea que podrían ser «intercambiables» y aplicarse, también, a las próximas generaciones de iPhone e iPad, con lo que la convergencia entre todos los dispositivos de la marca y sus plataformas sería total. En sus más de tres décadas de historia, ésta sería la primera vez que Apple dejara de depender de terceros para el desarrollo de sus ordenadores portátiles y de sobremesa. En todo caso, nadie espera que junto al anuncio de la ruptura con Intel, si es que llega a producirse, Apple presente también equipos con el nuevo procesador, ni tampoco una versión de su sistema operativo MacOS adaptada al nuevo chip. Se necesita tiempo para que los cerca de 23 millones de desarrolladores con los que cuenta la compañía adapten sus programas y aplicaciones a los nuevos parámetros. Y no sería lógico poner en el mercado equipos con el nuevo chip sin el respaldo de un buen número de aplicaciones ya probadas y funcionando sin problemas. Lo más probable es que no veamos ordenadores con los nuevos chips hasta bien entrado el próximo año. La conferencia más extraña de la historia Noticias bomba aparte, esta será sin duda la más extraña de las 31 conferencias de desarrolladores celebradas hasta ahora por Apple, ya que se tendrá lugar de forma virtual. Según ya anunció Phil Shiller, vicepresidente de Márketing Global de Apple, «la situación sanitaria actual ha requerido que creemos un nuevo formato de WWDC 2020 que ofrezca un programa completo con un discurso de apertura y sesiones en línea, ofreciendo una gran experiencia de aprendizaje para toda nuestra comunidad de desarrolladores, en todo el mundo». Existe una gran expectación por ver cómo Apple ha organizado este año las habituales sesiones de trabajo y talleres de todo tipo con sus 23 millones de desarrolladores. Y un detalle: la compañía ha donado un millón de dólares a las organizaciones locales de San José, la localidad donde se suele celebrar la conferencia, para paliar parte de las pérdidas que supondrá el hacerla virtual. Lo que se espera de la Keynote Aunque este año, como se ha dicho la expectación estará centrada en la ruptura con Intel, parece claro que podremos ver en detalle las nuevas versiones de los cinco sistemas operativos de Apple: iOS 14 (para iPhone), iPadOS (iPad), WatchOS 7 (Apple Watch), MacOS 10.16 (Mac) y tvOS (Apple TV). Los rumores hablan de nuevas posibilidades de personalización para los iPhone (¿será compatible con el Apple Pencil?) y de importantes novedades en el sistema operativo específico para los iPad. Los relojes inteligentes, por su parte, podrían incluir nuevas funciones de Salud, como la posibilidad de medir el nivel de oxígeno en sangre. Y no cabe duda de que veremos nuevas funcionalidades para los Mac y los dispositivos Apple TV. En cuanto a la posibilidad de ver nuevo hardware, la cosa no es segura. No en todas las ediciones de la WWDC, en efecto, la marca de la manzana muestra nuevos dispositivos. Aún así, es posible que Apple se decida a presentar, por fin, un nuevo diseño para sus iMac, que no han cambiado de aspecto durante los últimos ocho años. E incluso se habla de que podrían presentarse los nuevos AirPods Studio, unos novedosos auriculares inalámbricos de diadema que, según los rumores, serían capaces de saber cuándo los llevamos puestos y cuándo apoyados sobre el cuello, en cuyo caso detendrían de inmediato la reproducción, como ya hacen los AirPods actuales. Además, los auriculares serían capaces también de distinguir la oreja izquierda de la derecha, de modo que daría igual cómo nos los ponemos. Posibles divorcios, pues, además de nuevos sistemas operativos y mucha, mucha tecnología. Solo faltan unas horas para salir de dudas..
20-06-2020 | abc.es
Cómo contribuyen las grandes tecnológicas a la censura china
Se puede vivir sin Google y Facebook. ¡Faltaría más! Ambas empresas han facilitado las cosas al ciudadano. Han mediado para llevar a internet a las cotas de penetración tan altas. La mirada occidental, a veces orgullosa, suele fijarse en su ombliguito dejando la lado lo que se hace en el otro continente, Asia, que ha asentado una cultura más bien distinta. China, el mayor país de este planeta en constante cambio, ha abrazado al capitalismo en los últimos años. Ese aperturismo está reñido con su manera de hacer negocios. Y las grandes tecnológicas no han querido perder la oportunidad de sacar tajada de un mercado de 1.300 consumidores. La baja de pantalones de las «Big Tech» es evidente. No molestar es la primera regla. A pesar del bloqueo de los servicios de Google o la red Twitter, los chinos están a la vanguardia y utilizan distintos servicios propios en sus comunicaciones. En 2010 Google cesaba la mayoría de sus operaciones en China continental a raíz de los ataques cibernéticos contra usuarios de Gmail y de los desacuerdos con el Gobierno sobre el control a los resultados de búsqueda. Ha pasado el tiempo pero no lo echan de menos. Hay numerosas alternativas fiables y potentes por todo el mundo. Pero suceden situaciones que vuelven a llamar el fantasma de la censura. No quieren que se cuelen mensajes peligrosos, pero eso no significa que los chinos no naveguen por el océano de internet con copias locales de servicios que, sin embargo, a veces superan en prestaciones a las propuestas estadounidenses. Cuando un grupo de activistas que participaron en las protestas de la plaza de Tiananmen en 1989 se reunieron virtualmente a través de la plataforma de videollamadas de moda, Zoom, nunca pensaron que el régimen iba a disolverlos. Lo hizo a expensas de la plataforma, que lo permitió, metió la mano y cedió a las presiones bloqueando a varios usuarios. En declaraciones a «The Telegraph», uno de los organizadores dijo que el gobierno chino fue agresivo y asaltó la democracia. «El gobierno chino nos informó que esta actividad es ilegal en China y exigió que Zoom cancelase las reuniones y las cuentas de los anfitriones», reconoció en un comunicado la compañía, que gestiona unas 300 millones de cuentas en todo el mundo. Pese a todo, la empresa ha insistido en que no colabora con el régimen: «No proporcionamos ninguna información del usuario ni contenido de la reunión al gobierno chino. No tenemos una puerta trasera que permita que alguien entre a una reunión sin ser detectado». Otra empresa que se ha plegado recientemente a los intereses chinos ha sido Apple, que ha decidido retirar recientemente la aplicación Pocket Casts de la App Store en China por incluir «contenido ilegal». Lo ha hecho después de recibir una petición de la Administración del Ciberespacio China -CAC, por sus siglas en inglés-, según comentaron los propios desarrolladores de la aplicación en un comunicado. Como no le gustaba la idea, el Gobierno ordenó que un juego viral llamado «Plague Inc», en el que los usuarios debían «infectar» a los ciudadanos se tenía que retirar de las tiendas. Pero el gigante de la tecnología tiene un largo historial de disputas con el régimen chino. En 2017, eliminó de la App Store en el país la mayoría de aplicaciones VPN, unos servicios que permiten a los usuarios de iPhone burlar el sistema de censura del país. Los desarrolladores que crearon las aplicaciones tuvieron que registrarse oficialmente. Las ventas locales de Apple son excepcionales; es su primer mercado. Amazon también prohibió entonces los servicios de VPN de la versión china de su plataforma de computación en la «nube». Facebook, por su parte, ha tenido cierta tiranteces; ha estado explorando maneras de ganarse el favor del gobierno chino. Pocas empresas estadounidenses han sabido manejar la situación. Google, a través de la plataforma de vídeos YouTube, llegó a censurar las críticas contra el régimen a pesar de ser un servicio prohibido en el país.
19-06-2020 | abc.es
«Siri, me están deteniendo»: el atajo de funciones de Apple que graba a policías con el iPhone
La función «Shortcuts» o Atajos fue una de las novedades de iOS 12, la actualización del sistema operativo móvil de Apple lanzada en 2018. Desde entonces, ha evolucionado ligeramente para integrarse de manera más intuitiva entre los servicios disponibles. Se trata de una opción que ofrece una forma rápida de hacer las cosas con las aplicaciones con solo pedírselo a Siri, su asistente digital. Pues bien, un usuario anónimo ha creado un atajo que activa la cámara frontal iniciando una grabación si se dice «Siri, me están deteniendo» («Hey Siri, I'm getting pulled over», en inglés). Es un atajo que ha creado expectación en medio de las protestas raciales en Estados Unidos a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un agente de la policía. El clima de excepción en las calles de muchas ciudades del país ha llevado a los manifestantes a diseñar protocolos de actuación ante las fuerzas de seguridad, a quienes les hacen responsables de sesgos raciales. Ese atajo para Siri, sin embargo, no es nuevo. Un usuario llamado Robert Petersen lo diseñó hace dos años pero no ha sido hasta ahora cuando ha cobrado mayor relevancia. Esta característica se puede instalar en todos los dispositivos. Se anunció en un hilo de la plataforma Reddit. La función creada permite que, con solo pronunciar el comando de voz «Siri, me están deteniendo», se active la cámara frontal del iPhone y comience la grabación en vídeo. Además, se ha diseñado para que se reduzca la luz de la pantalla para no levantar sospechas y es capaz de mandar a un contacto seleccionado previamente el archivo y la ubicación.
18-06-2020 | enter.co
El prototipo del iPhone plegable en el que trabaja Apple utiliza dos pantallas conectadas por una bisagra, de acuerdo con rumores de esta semana.
18-06-2020 | abc.es
Las aplicaciones de rastreo de Covid-19: ¿fracaso a la vista?
A falta de vacunas y tratamientos más efectivos, el empleo de la tecnología, el uso de mascarillas y las medidas de confinamiento se han revelado como los únicos escudos seguros contra el coronavirus Covid-19. De las propuestas más innovadoras, las aplicaciones de rastreo de contagio han sido las que más han llamado la atención por su aparente efectividad. La proliferación de iniciativas público-privadas, las peleas en Europa para decantarse por un modelo u otro y las dudas que despiertan en la privacidad han satanizado a las herramientas. Cuando la pandemia echaba a rodar, el mundo, enmudecido, se asombró ante las estrategias adoptadas por países como Singapur o Corea del Sur. Fueron pioneras en el empleo de aplicaciones de rastreo. Había un voto de confianza. Pero también había un problema adicional: estas herramientas de trazabilidad, por sí solas, no sirven de nada; requieren del respaldo de la ciudadanía. Hay estudios que apuntan a que para que estas «vacunas» digitales tengan efectividad deben utilizarse por un 60% de la población. España hará una prueba piloto en las próximas en La Gomera (Canarias) una «app» de rastreo de exposición del coronavirus basada en el protocolo diseñado por Apple y Google. La herramienta, que no es obligatoria ni accede a la geolocalización de los usuarios, emplea la tecnología inalámbrica Bluetooth, presente en los teléfonos móviles, para mandar alertas de posibles personas contagiadas. El proyecto, que ha sido apoyado por 22 países, es interoperable entre territorios y sistemas operativos, con lo que el enfoque es evidente: preparado para el turismo y la apertura de fronteras. La canalización y centralización de esta iniciativa ha estado dirigida por dos empresas aparentemente rivales como Apple y Google, que han prestado su tecnología que las autoridades sanitarias que lo deseen puedan utilizar su API -software de creación de servicios digitales- para poder integrar sus propias herramientas de notificación de exposición al virus. Otros países han decidido hacer la guerra por su cuenta con el desarrollo de sus propias aplicaciones. En Europa, en su mayoría no se han puesto todavía en marcha. Algunas regiones que han ido por libre o bien las han cancelado o bien no han logrado el efecto esperado. El recelo hacia el respecto de la privacidad han limitado su introducción en los países. Aunque con menor o peor acierto. Italia ha llevado proyectos pilotos. En Singapur, que fue pionero en este tipo de herramientas, ha funcionado razonablemente bien, aunque al igual que en Corea del Sur también han tenido que realizar medidas de confinamiento. Reino Unido, que en un primer momento decidió crear un desarrollo propio y lo probó en la Isla de Wight, ha tenido que reconsiderar la iniciativa de las dos tecnológicas. Noruega ha sido uno de los que ha tirado la toalla. Esta semana el Instituto Noruego de Salud Pública anunció que abandona el proyecto de recopilación de datos a través de la «app» de rastreo llamada Smittestopp. El proyecto, que ha costado unos 229.000 euros, ha tenido una buena respuesta entre los ciudadanos. Se estiman más de 1,5 millones de descargas. Pero incluía una particularidad que no ha gustado del todo a la autoridad reguladora en materia de protección de datos noruega, el acceso al sistema GPS. Una tecnología que permite monitorizar en tiempo real los movimientos de los ciudadanos. Una supuesta invasión a la intimidad de las personas. El lanzamiento de la nueva aplicación de rastreo de contagios de Alemania para enfrentarse al coronavirus ha provocado, por su parte, críticas por parte del comisionado de protección de datos del país. El Gobierno alemán ha creado una aplicación con un sistema de geolocalización voluntaria que permitirá rastrear personas que puedan haber estado en contacto con un caso confirmado del nuevo coronavirus, aunque apuesta por una «solución interoperativa europea». El uso de la aplicación, que utiliza Bluetooth, responde a «una decisión totalmente voluntaria» del ciudadano, que decide si se la quiere bajar, si la quiere activar e incluso si la activa, si quiere facilitar sus datos en caso de confirmación de contagio. El nivel de penetración de este tipo de soluciones digitales está en centro del debate. Kuwait y Bahrein, en el Golfo Pérsico, han lanzado, por su parte, algunas de las aplicaciones de rastreo de contactos Covid-19 más invasivas del mundo, poniendo en riesgo la privacidad y seguridad de sus usuarios, según denuncia Amnistía Internacional. El grupo de derechos descubrió que las herramientas estaban llevando a cabo un seguimiento en tiempo real de la ubicación de los usuarios mediante el acceso al GPS desde un servidor central.
18-06-2020 | abc.es
Amazon encuentra a su enemigo: Europa
Amazon ha sido, durante años, una Arcadia feliz. Poco peligrosa a ojos de los legisladores. Revolucionaria en su modelo de negocio en internet. Cambió, para siempre, la logística y la distribución de productos en internet. Junto con la publicidad segmentada, ha sido una de las ideas de negocio más lucrativas que se han dado en la última década. ¿Se le acabará el chollo? La Comisión Europea (CE) ultima una acusación contra el gigante del comercio electrónico por prácticas monopolísticas. Bruselas cree que hay razones para acusarle de prácticas monopolísticas, principalmente por el uso de los datos comerciales de aquellos que venden en su plataforma. La acusación se presentará, según publicó «The Wall Street Journal», en las próximas semanas. Se trata del siguiente paso en la investigación que Bruselas inició contra el gigante el año pasado, cuando comenzó a obtener pesquisas sobre la relación entre Amazon y los datos de otros vendedores. Fue en julio del pasado año cuando la CE abrió una investigación preliminar contra la multinacional estadounidense por presuntas prácticas contrarias a la competencia. De esta manera, seguirá los pasos de otros gigantes como Google -que ha sido sancionada en tres ocasiones- y Apple, que recientemente se ha situado en el punto de mira de Europa por posibles abusos en dos de sus servicios, Apple Pay y la tienda App Store. Lo que pretende averiguar es si Amazon utiliza prácticas contrarias a la competencia. Las razones que esgrime la CE se encuentran en el «doble papel» que juega Amazon en la economía digital. La empresa proporciona la plataforma para que cualquier vendedor pueda comercializar sus productos pero, a su vez, también es un fabricante de productos tecnológicos que ejerce de minorista, por lo que compite directamente con los distribuidores. De hecho, la página web destaca sus propios dispositivos en una situación privilegiada. vendedores. La investigación sospecha que Amazon puede haberse aprovechado de esa situación para aprovechar los datos de compras y transacciones en el desarrollo y promoción de sus propios productos. Una nueva muestra de cómo el pez grande se come al pequeño. Ahora, los gobiernos se están preguntando si el gigante tecnológico es demasiado grande. En declaraciones a la cadena «BBC» el año pasado, Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, apuntó: «Nunca aceptamos en un partido de fútbol que un equipo también juzgue el partido». La normativa comunitaria no marca unos plazos cerrados para el final de la investigación, de la que el Ejecutivo comunitario ha informado no solo a Amazon sino a otros competidores y que si encuentra elementos fehacientes de que la plataforma violó las normas europeas podría desembocar en una multa millonaria. La posible sanción podría ascender hasta el 10% de la facturación de la empresa, según los tratados europeos. Su viacrucis legal también puede llevar a su fundador, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, a prestar declaración en el Congreso de Estados Unidos. En una misiva a la que tuvo acceso «CNN», Bezos está dispuesto a testificar ante los legisladores de la Cámara de Representantes que están investigando a la industria tecnológica por posibles violaciones antimonopolio. En el texto asegura que la compañía está «comprometida a cooperar» y «se pondrá a disposición el ejecutivo para testificar».
16-06-2020 | abc.es
Bruselas investiga a Apple por sus posibles abusos en sus servicios de pagos y venta de aplicaciones
Europa pone bajo la lupa a otro gigante de la tecnología estadounidense. La Comisión Europea ha anunciado este martes que ha abierto dos investigaciones antimonopolio para analizar si Apple infringe las normas de competencia europea sobre las condiciones impuestas en sus servicios Apple Store (distribución de aplicaciones) y Apple Pay (pagos digitales). La investigación se refiere a los términos y condiciones elaborados por la compañía estadounidense para integrar Apple Pay en las aplicaciones comerciales de terceros y páginas web, así como la limitación de acceso a la funcionalidad NFC (tecnología de comunicación de campo cercano, necesaria para autorizar transferecnias) en sus dispositivos. Otra de las líneas de investigación propone esclarecer el mecanismo de distribución de aplicaciones a través de los dispositivos de la marca. El Ejecutivo comunitario teme que los requisitos que fija la empresa estadounidense a los desarrolladores que utilizan Apple Store para distribuir las «apps», y en particular las de sus competidores, pueden afectar la libre competencia en el mercado europeo o suponer un abuso de posición dominante. La vicepresidenta ejecutiva, Margrethe Vestager, la persona a cargo de la política de competencia, ha apuntado que las tecnologías de pago móvil están ganando rápidamente interés entre los usuarios de dispositivos móviles, facilitando las transferencias tanto en comercios online como en tiendas físicas. «Este crecimiento se ha acelerado por la crisis del coronavirus, con un aumento en las tiendas. Apple establece las condiciones sobre cómo se debe usar Apple Pay en las aplicaciones y sitios web de los comerciantes. También se reserva la funcionalidad de "tocar y listo" de los iPhone a Apple Pay. Es importante que las medidas la empresa no les niegue a los consumidores los beneficios de las nuevas tecnologías de pago, incluidas una mejor elección, calidad, innovación y precios competitivos», explica en un comunicado Vestager. En concreto, la investigación se centra en el hecho de que el gigante de la tecnología impone un «uso obligatorio» de su propio sistema de compras y «restringe la capacidad de los desarrolladores» para informar a los usuarios de iPhone y iPad sobre posibilidades más competitivas de sus contenidos en otras plataformas. Bruselas ha iniciado la investigación tras varias quejas trasladadas a sus servicios de Competencia por parte de Spotify y de un distribuidor de libros electrónicos y audiolibros que el Ejecutivo comunitario no ha identificado. La segunda investigación abierta pretende esclarecer si Apple viola las normas europeas de Competencia en los términos y condiciones que exige a vendedores de aplicaciones que quieren integrar Apple Pay en sus sistemas de pago. «Al final Apple te controla su tienda, para poder acceder. Por un lado, el control permite que no haya aplicaciones maliciosas sin una autorización previa, pero al final tiene una posición dominante», explica a este diario Sergio Carrasco, jurista experto en derecho digital de Fase Consulting. «Podría afectar a su negocio. Una cosa es que tengas el ?market?, pero si resulta que hay alternativas más baratas para conseguir la aplicacion, eso es abusivo», insiste. Sobre la posibles pruebas que estudia Bruselas, Carrasco cree que «fondo parece que hay, pero hay que probar el alcance. Lo normal sería que si se entiende que hay un abuso de posición dominante obliguen [a la empresa] a abrir el ecosistema». En caso de probarse las imposiciones de la empresa, Apple podría incurrir en una violación de las normas de competencia de la Unión Europea sobre acuerdos anticompetitivos entre empresas (artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea) y sobre el abuso de una posición dominante (artículos 102).
16-06-2020 | abc.es
WhatsApp estrena los pagos móviles, aunque solo en Brasil
Los pagos a través del teléfono móvil es un fenómeno muy extendido. Durante las medidas de confinamiento se han revelado como grandes alternativas al dinero físico. Las empresas tecnológicas quieren sacar tajada de este negocio. Entre ellas, Facebook, que ha ido desplegando en sus distintas aplicaciones sistemas de pago. WhatsApp es una de ellas. Acaba de estrenar en Brasil una prueba piloto para poder mandar y recibir dinero desde el propio servicio. Las transacciones están protegidas mediante un código PIN de seis dígitos o mediante la lectura de la huella dactilar. Su funcionamiento es simple. Desde el campo de texto donde los usuarios escriben sus mensajes se encontrarán con un nuevo icono que permite iniciar el proceso de transferencia. Para ello, habrá que asociar un método de pago. Esta nueva función cobrará un 3,99% de comisión a los comercios por las transferencias, según especifica en un comunicado la aplicación. Funciona a través de WhatsApp Business, la versión de la aplicación de mensajería para empresas. A través de este canal se puede enviar, recibir y hasta solicitar dinero entre contactos (amigos y familiares) como sucede en Bizum, una herramienta impulsada por entidades bancarias en España. No existen límites de transferencias. Aunque WhatsApp Par funciona de manera independiente, se procesa a través del software de pago Facebook Pay, con lo que en un futuro se espera que se pueda mandar dinero entre los distintos canales de la empresa como Instagram o Facebook. Esta medida todavía está pendiente una investigación sobre el posible cruce de datos entre distintas aplicaciones, que ya en el pasado despertó las dudas por la Comisión Europea. Los pagos de WhatsApp, que llegarán «pronto» a España según los primeros indicios, permite realizar compras y transferencias con una tarjeta de débito o crédito, pudiendo así pagar por productos y servicios de otras empresas. En cambio, cuando se envía dinero a los contactos existe un límite de envío de 1.000 reales brasileños por transacción (170 euros) y un límite de recepción de 20 transacciones por día. No hay límites para realizar compras con los comerciantes. En Brasil todos los pagos se procesan a través del proveedor de pagos local, Cielo. El lanzamiento de WhatsApp Pay se produce en un momento en el que Libra, el proyecto de criptodivisa estable liderado por Facebook, se encuentra bajo escrutinio por parte de los reguladores en varios países, como Estados Unidos o la Unión Europea. Otras empresas como Twitter y Apple también se han interesado en este fenómeno. Recientemente, Square, empresa del fundador de Twitter, Jack Dorsey, ha adquirido la plataforma de pagos española Verse en una operación cifrada entre 30 y 50 millones de euros, según medios especilizados.
12-06-2020 | abc.es
Pequeña guía para que las personas mayores aprendan WhatsApp
Para muchos usuarios, Google es internet. El lugar donde empieza y acaba todo. Es cierto, hay alternativas, algunas incluso privadas. Pero para la mayoría de internautas es el sitio escogido para sus búsquedas. Lo mismo sucede con WhatsApp, el principal servicio de chat para móviles. Si desapareciera seguro que más de uno no sabría cómo comunicarse con sus familiares. Son esos problemas del mal llamado Primer Mundo pero que muestra la relevancia de esta aplicación, cada vez más utilizada por personas mayores. Un público que, por su edad, le ha pillado con el pie cambiado esto de la digitalización. Por esta razón, desgranamos una serie de consejos para que lo utilicen. Primeros pasos: cómo descargar la «app» Para los usuarios más avanzados, esto lo tendrán superado por es la interacción más básica que se realiza en los teléfonos móviles inteligentes. Para otros usuarios, en cambio, les puede a un código alienígena. El primer contacto de algunas personas con los «smartphones» es un tanto extraño que no saben ni por dónde empezar. Hay que tener claro que para utilizar WhatsApp hay que, en primer lugar, descargarlo. Es gratuito. Se puede descargar abriendo la tienda de Google Play (si se utiliza un teléfono Android) o la Apple App Store (si se tiene un iPhone), que se encuentra en la pantalla de inicio de tu teléfono. Una vez abierta la tienda hay que escribir «WhatsApp» en la barra de búsqueda para encontrar la aplicación. Entonces, pulsar en el botón de «Descargar». Puede tardar un tiempo en instalarse en función de la velocidad de conexión a internet. Aspecto importante: configurar WhatsApp Hay que tener en cuenta que para utilizar WhatsApp hay que añadir algunos datos personales. A diferencia de otros servicios, el mero hecho de descargarlo en el móvil no sirve para poder comunicarse. Pero tranquilidad. Es muy sencillo. La «app» pide a los usuarios que introduzcan el código del país de residencia (+34, en el caso de España) seguido del número de teléfono móvil. Para verificar el perfil se debe recibir un mensaje de texto (SMS) de confirmación, que hay que añadir al proceso de confirmación. Hay que llevar cuidado con este código y no dárselo a nadie porque pueden robarte la cuenta. Lo siguiente es introducir un nombre (generalmente, tu nombre y apellido) y una fotografía de perfil (no es necesario que sea de uno; hay quien pone la de su artista preferido). Cabe destacar que WhatsApp según explica la compañía a ABC, «comprueba automáticamente quiénes de tus familiares y amigos utilizan» la aplicación «basándose en los números de teléfono de tu agenda para poner sus nombres en tu lista de contactos». Eso le diferencia de otras herramientas de comunicación como Telegram que sí avisan a los usuarios que has ingresado en la plataforma. Empezar a enviar un mensaje Los mensajes de WhatsApp «son una forma sencilla, segura y cómoda» de mantener el contacto con los seres queridos, apuntan desde la multinacional estadounidense. Para enviar un mensaje, sigue los pasos que se indican a continuación: tocar el logo de WhatsApp, buscar el nombre de la persona a la que quieres enviar un mensaje en la lista de chats y pulsar su nombre. Esto abrirá una ventana de chat con esa persona desde donde se puede escribir un mensaje de texto, así como enviar fotos o vídeos. En caso de no poder ver su nombre, hay que bajar la pantalla hasta ver la barra de búsqueda; en la parte superior y localizar el nombre de esa persona. A continuación, tocar el nombre de ese usuario y abrir un chat con ella como se indica arriba. También se puede enviar una nota de voz, que es una forma de comunicarse que ha incrementado en los últimos años. Para grabar un audio hay que pulsar el botón de micrófono que se encuentra en el campo de texto. Hacer una llamada de voz Otra de las posibilidades que ofrece WhatsApp son las llamadas de voz. Con ellas se puede llamar a amigos y familiares de forma gratuita, incluso si están en otro país. Para realizar una llamada simplemente hay que seguir unos sencillos. Lo primero es buscar el nombre de la persona a la que se quiere enviar un mensaje en la lista de chats y pulsar su nombre. Esto abrirá un chat con esa persona. Entonces, tan solo hay que tocar el símbolo del teléfono en la parte superior derecha de la pantalla. Pero también hacer una videollamada De igual manera, las videollamadas te permiten llamar a amigos y familiares de forma gratuita. Es una buena opción si quieres que tus seres queridos vean cómo estás, o para saludar a los hijos o nietos. Para iniciar una videollamada, hay que seguir los mismos pasos que para hacer una llamada de voz, aunque en lugar de pulsar el símbolo del teléfono se debe pulsar el símbolo de la cámara de vídeo. Cómo crear un grupo de WhatsApp Crear de un grupo WhatsApp es otra excelente forma de hablar con más de una persona a la vez, ya sea la familia, un grupo de amigos o los vecinos. Es posible que alguien te invite a unirte a sus grupos, pero también puedes crear un nuevo grupo tú mismo. Para crear un nuevo grupo simplemente hay que pulsar los tres puntos de la parte superior derecha de la pantalla y luego hacer clic en «Nuevo grupo». A continuación, se elige qué familiares o amigos quieres añadir a tu nuevo grupo. Sólo hay que tocar el círculo redondo que está junto a los nombres de todos los que te gustaría unir al grupo. Una vez que terminado de elegir a las personas se pulsa en el símbolo de la flecha (en Android) o pulsar «Siguiente» (si eres usuario de iPhone). Ahora se le puede poner un nombre al grupo escribiendo el texto que sea conveniente, así como poner el icono que quieras (algo así como una imagen de perfil). Personalizar la información de perfil Es posible también añadir una frase para hacer saber a los contactos cómo estás. Puedes personalizar tu información de WhatsApp para hacer saber a tus contactos cómo te encuentras, qué estás haciendo, o si estás disponible para ayudar o para charlar. Por ejemplo, «En cuarentena», «Enfermo» o «Disponible para ayudar». Cómo controlar quién te añade a grupos Para asegurarte de que sólo te unes a los grupos en los que quieres estar y evitar mensajes innecesarios, puedes administrar la configuración de permisos del grupo. Una vez habilitado, el amigo o familiar que desee añadirte a un grupo deberá enviarte primero un enlace de invitación en la aplicación. Si lo aceptas, se te añadirá al grupo. Si no, el enlace caducará en tres días. De hecho, se puede designar qué miembros del grupo son administradores, para ello, ve a «Información del grupo», «Ajustes del grupo» y «Designar admins. del grupo». Si tu teléfono es un iPhone, hay que hacer clic en el nombre del grupo «Configuración del grupo», «Designar admins. del grupo». También en ese menú, un administrador puede elegir quién puede cambiar la información del grupo yendo a Información del grupo «Ajustes del grupo» y «Editar la información del grupo». Otro consejo: silenciar los grupos demasiado activos Hay algunos grupos cuyos participantes son muy activos (por no decir «pesados») y generan conversación constantemente, pero existe la opción de silenciar sus notificaciones, durante diferentes periodos de tiempos (unas horas, días?). También se puede hacer con conversaciones con solo una persona. Para ello, elige el chat individual o de grupo de tu lista de conversaciones. Ve a «Opciones» y «Silenciar notificaciones». Elige durante cuánto tiempo quieres silenciarlo y pulsa «OK».
10-06-2020 | abc.es
Apple abandonará Intel y empezará a usar sus propios chips en sus ordenadores Mac
La multinacional estadounidense Apple abandonará a su histórico proveedor de microprocesadores Intel y empezará a usar sus propios chips para los ordenadores Mac a partir de 2021, según publicó este martes la prensa especializada estadounidense. La información original destapada por «Bloomberg» apunta a que la empresa de Cupertino (California, EE.UU.) oficializará el anuncio en su conferencia de desarrolladores WWDC, que empezará el 22 de junio y este año tendrá un formato exclusivamente digital a causa de la pandemia de Covid-19. Una información de la que se lleva hablando desde hace dos años. La transición de los chips de Intel a los fabricados directamente por Apple y basados en la llamada arquitectura ARM es algo con lo que se ha venido especulando durante años en la industria, y todo indica que finalmente ha llegado el momento de que se produzca el cambio y salga al mercado el primer Mac basado en ARM en 2021. Apple viene usando chips de Intel para sus ordenadores desde 2006, cuando abandonó los procesadores basados en PowerPC que utilizaba hasta entonces. En esa ocasión, el cambio de proveedor de chips también se anunció en la conferencia WWDC de un año antes, en 2005. La compañía de la manzana mordida ya utiliza sus propios chips basados en arquitectura ARM en sus teléfonos iPhone y tabletas iPad, con lo que con la inclusión del Mac, todos sus principales productos pasarán a depender de tecnología propia. Aunque el primer modelo de Mac con los nuevos chips no se espere hasta 2021, la razón por la cual Apple lleva intención de proceder ya con el anuncio oficial es para dar tiempo suficiente a los desarrolladores para adaptarse y optimizar su software a la nueva tecnología, razón por la cual también cobra mayor sentido realizar el anuncio en el marco de la WWDC. En julio del año pasado, la firma que dirige Tim Cook anunció un acuerdo para adquirir el negocio de chips de módems para teléfonos inteligentes de Intel por 1.000 millones de dólares, por el que 2.200 trabajadores de la empresa de microprocesadores pasaron a Apple, además de equipos y propiedad intelectual
7