Noticias de "apple"

24-10-2018 | abc.es
HomePod, el altavoz inteligente de Apple, llega a España para «reinventar la forma de escuchar música»
La larga espera ha terminado. Casi un año y medio después de que fuera anunciado, el 5 de junio de 2017, HomePod, el altavoz inteligente de Apple, llega por fin a España. En ese tiempo, otros dispositivos similares de otras firmas ya han aterrizado en nuestro país, a caballo de los asistentes digitales de Google, Amazon o Samsung, entre otros. Algo parecido sucedió con los «smartwatches», un segmento en el que, igual que ahora, otros se habían adelantado al Apple Watc h. Sin embargo, hoy por hoy el reloj inteligente de Apple es, con mucho, el más vendido del planeta. ¿Se repetirá la historia con este nuevo dispositivo? Difícil viendo cómo está el panorama: Amazon golea a sus rivales en el mercado. Para empezar, y aunque el Home Pod puede responder preguntas y llevar a cabo acciones a través de Siri, el asistente virtual de la compañía, el dispositivo está claramente orientado a la música. Y en cuanto a calidad de sonido se refiere, resulta muy superior a toda su competencia. Ya lo dijo Tim Cook hace más de un año, durante su presentación: «Home Pod llega para reinventar la música en casa, igual que el iPod reinventó la música en nuestros bolsillos». Se trata de un dispositivo cilíndrico, de 17,2 centímetros de alto, 14,2 centímetros de ancho y un peso de 2,5 kigramos. Incorpora siete altavoces direccionales de agudos (cada uno con su propio amplificador) y un subwafer con amplificador especialmente dedicado para enriquecer los bajos. Todos ellos controlados por el procesador A8, el mismo que llevaba el iPhone 6 y que en el HomePod se encarga de que todos los componentes funcionen con la máxima eficacia, al mismo tiempo que cancela ruidos, ecos, y hace posible que los micrófonos puedan escuchar y entender nuestra voz incluso cuando la música suena muy alta. Lo que puede hacer Nada más encenderlo, el dispositivo es capaz de detectar automáticamente las características del espacio que le rodea y modelar así en consecuencia el sonido, para proporcionar una experiencia más inmersiva. De hecho, se puede instalar donde se quiera, ya sea junto a una pared o en el centro de una habitción, sobre una estantería elevada o en una esquina en el suelo. En todos los casos, sus sensores estudiarán el volumen de espacio disponible y configurarán la mejor experiencia de sonido posible. El HomePod, que se venderá en blanco o gris espacial, integra, además, seis micrófonos, a través de los cuales el usuario podrá pedirle a Siri que ponga música o que lleve a cabo alguna de las tareas de las que es capaz, como leer noticias, decirnos el tiempo, enviar mensajes, hacer llamadas, configurar alarmas, traducir, convertir medidas, recordar o programar nuestra agenda.. Home Pod detectará y comprenderá lo que decimos incluso si hay mucho ruido y estamos al otro extremo de la habitación. Si tenemos dos altavoces en lugar de uno, Apple ofrece, además, la posibilidad de parearlos de forma que suenen en estéreo, incrementando aún más la calidad de la reproducción. Igual que otros altavoces inteligentes, el Home Pod se activa con la voz. El comando clave, «oye Siri», es el mismo que se utiliza en los iPhones o los iPads de la compañía. Hasta que no pronunciemos esas palabras, el altavoz no empezará a escuchar lo que decimos. Para configurar por primera vez un HomePod, bastará con acercarlo a un iPhone o un iPad para que en pantalla aparezcan unas sencillas instrucciones: tendremos que especificar la habitación en la que estamos (salón, dormitorio, despacho, cocina..) y decirle si queremos, o no, que nos vaya dando las notificaciones que recibimos en el teléfono. Una decisión importante y que habrá que pensarse muy bien.. Una vez configurado, sus posibilidades son enormes. El altavoz podrá decirnos el tiempo que hace, o poner la música que le indiquemos. Para ello no hay más que hablarle de la misma forma en que le hablaríamos a otra persona: «Pon algo de los ochenta«, o «quiero escuchar lo último de Madonna». Cuando suena una canción, podemos pedirle, entre otras cosas, que la identifique, que suba o baje el volumen o que pase a la siguiente. Por supuesto, no todo es música. HomePod también puede controlar todos los dispositivos inteligentes que tengamos instalados en el hogar, desde bombillas a sistemas de climatización o electrodomésticos. Y gracias a los atajos de Siri podríamos, por ejemplo, con solo decirle «buenos días», conseguir que se encendieran las luces de la cocina, que se ponga en marcha la cafetera y que arranque el ventilador. Todo con una única frase. Las posibilidades de los «atajos» son enormes. También es posible contestar el teléfono y mantener una conversación al mismo tiempo que estamos haciendo otra cosa. Si suena una llamada y no tenemos el móvil a mano, podemos preguntar en voz alta «quién está llamando» o «quién es» para que Siri nos conteste a través del altavoz. Una vez identificado nuestro interlocutor, podremos decirle al altavoz si queremos o no contestar la llamada. Al estar conectado con nuestra cuenta de iCloud, también podremos preguntarle al Home Pod dónde exactamente se encuentra el telefono, o el iPad. El altavoz los hará sonar para que los localicemos rápidamente. Si tenemos varios dispositivos en distintas habitaciones de la casa, podremos hacer que en todos suene la misma música o que cada uno reproduzca una diferente. Toda la configuración y uso del altavoz, o de los altavoces si tenemos más de uno, se lleva a cabo directamente desde la aplicación «Casa», que viene preinstalada en los iPhones e iPads. El precio es de 349 euros.
24-10-2018 | abc.es
Amazon Echo llega a España con ABC entre sus fuentes de noticias de calidad
El próximo día 30 de octubre, Amazon pondrá a la venta en España su gama de altavoces inteligentes. Y ABC será una de las fuentes de noticias de calidad que incorporarán estos nuevos dispositivos. Así, quienes dispongan de cualquiera de los modelos de altavoz Echo podrán solicitar a Alexa, el cerebro que los controla, que les reproduzca «Las Noticias de ABC», el nuevo boletín elaborado cada día por la redacción de ABC. Con una duración aproximada de dos minutos, «Las Noticias de ABC» ofrece un resumen ágil y directo de la actualidad de España y del mundo con los principales titulares de la información política, económica e internacional, así como del deporte, la vida social, digital y cultural. El nuevo boletín te ayudará a estar informado, además, con datos, opiniones y curiosidades, y los grandes reportajes y exclusivas de ABC. Nuestro periódico podrá, así, escucharse a cualquier hora gracias al innovador desarrollo de nuestro «Resumen de noticias» para Alexa. Las grandes empresas de tecnología, como Google y Apple, además de Amazon, han coincidido en elegir este 2018 como el año del lanzamiento en España de los altavoces inteligentes, la última generación de dispositivos móviles destinados a erigirse en corazón del futuro hogar conectado. En Estados Unidos, donde llevan ya dos años en el mercado, se estima que un tercio de las casas disponen ya de un «smart speaker». Por su parte, Movistar acaba de anunciar también el lanzamiento de Movistar Home el próximo mes de noviembre. Según ha comunicado Amazon, lanzará en España cuatro versiones de su altavoz inteligente: el estándar, llamado Amazon Echo y que tiene una versión Plus, el Echo Spot, dotado de una pequeña pantalla, y el modelo más pequeño y económico, conocido como Echo Dot. También presentan un subwoofer, el Echo Sub. Los precios oscilan entre 59,99 y 149,99 euros. A partir del día 30, quienes dispongan de uno de estos dispositivos podrán arrancar su mañana pidiendo «Alexa, ¿cuáles son mis noticias ?», o bien «Alexa, pon el resumen de noticias». Y conocerán así, en dos o tres minutos, las claves de la jornada. Con el lanzamiento de este nuevo «Resumen de noticias», nuestro periódico se une a otros grandes medios internacionales que, como el New York Times, el británico Daily Telegraph, The Economist o la BBC, proyectan la fortaleza periodística de sus marcas en estos nuevos formatos y canales de distribución por voz. Si tienes un dispositivo Amazon ¿Cómo activar el boletín en tu Amazon Echo? - Activa la skill «Las Noticias de ABC» en la tienda de Alexa Skills de la web de Amazon o desde la app de Alexa en tu móvil. También puedes decirle directamente a Alexa, «Alexa, activa Las Noticias de ABC». - Al activar la skill, el boletín se situará por defecto en la primera posición de tu playlist de boletines de noticias, a los que Alexa llama ?flash briefings?. - Para reordenar y activar/desactivar tus fuentes de noticias, entra en settings/flashbriefings desde la tienda de Alexa Skills de la web de Amazon o desde la app de Alexa. ¿Qué pedirle a Alexa para escuchar el boletín? -«Alexa, ¿cuáles son las noticias?» o «Alexa, ¿cuáles son mis noticias?» -«Alexa, dime las noticias» -«Alexa, dame las noticias» o «Alexa, dame mis noticias»
24-10-2018 | abc.es
¿Qué hacer si se rompe la pantalla del iPhone?
Sales de casa con prisas porque llegas tarde al trabajo. Eso sí, con tu iPhone en la mano además del bolso, la bufanda, las llaves del coche y el «tupper». En un descuido, lo peor que te podía pasar, sucede: iPhone al suelo y pantalla rota. Cuando se rompe la pantalla del iPhone, el usuario tiene dos opciones principalmente: o bien arreglar el terminal en el servicio oficial o, de lo contrario, en cualquier tienda de reparaciones. La mejor opción, sin duda, es recurrir al servicio oficial. Apple cuenta con un servicio de reparaciones para el iPhone, cuyos precios detalla en su página web. Puedes enviar el terminal para que te lo arreglen o bien puedes ir directamente a una App Store. «Examinaremos tu iPhone antes de confirmar el precio de la reparación», informa la compañía. «La mayoría de las reparaciones de la pantalla están ocasionadas por daños accidentales, por lo que no están cubiertas por la garantía de Apple», añaden, un dato muy importante a tener en cuenta. Solo si la pantalla se rompe por un defecto de fábrica, la reparación está cubierta por la garantía que ofrece la compañía y la ley de defensa del consumidor. AppleCare no cubre los daños accidentales. Así, los precios de las reparaciones de la pantalla del iPhone, que varía en función de los modelos, son: El «problema» de llevar el iPhone a reparar al servicio oficial es el precio. Muchos usuarios prefieren acudir a una tienda que ofrezca este servicio porque el coste de la reparación es siempre menor. Si optas por esta opción, debes asegurarte de que eliges un buen servicio, ya que si no realizan correctamente la reparación y te ves obligado a tener que llevarlo a una App Store, el coste será todavía mayor porque el iPhone ya ha sido manipulado y además de pagar por la pantalla, tendrías que pagar también por «otros daños». Por eso, es fundamental que vayas a un sitio de confianza, del que ya tengas conocimiento que ha realizado ese tipo de reparaciones con éxito. Debes saber también que las pantallas que tienen estos sitios provienen de distribuidores no autorizados, por lo que la calidad de la imagen del iPhone se verá afectada. Es verdad que a simple vista muchos usuarios no se dan ni cuenta, pero realmente se ven mermados los colores o sensibilidad de la pantalla.
24-10-2018 | abc.es
Cómo solucionar el gran temor del usuario de móviles: qué hacer si se rompe la pantalla del iPhone
Sales de casa con prisas porque llegas tarde al trabajo. Eso sí, con tu iPhone en la mano además del bolso, la bufanda, las llaves del coche y el «tupper». En un descuido, lo peor que te podía pasar, sucede: iPhone al suelo y pantalla rota. Es, según las estimaciones de las tiendas de productos tecnológicos, una de las principales reparaciones. Es un engorro. Sucede, además, que puede darse el caso que la pantalla multicapacitiva del móvil se rompa únicamente una capa exterior. En esos casos, lo único que sucede es que no se proyecta nada en la pantalla, pero sí puede reaccionar. Otra cosa es si se rompe la interna, con lo que es necesario realizar un proceso conocido como «backup» o, si se hace de manera rudimentaria, sustituir el panel por otro temporalmenta para poder descargarse los archivos. Por regla general, en el caso de ser propietario de iPhone, cuando se rompe la pantalla el usuario tiene dos opciones principalmente: o bien arreglar el terminal en el servicio oficial o, de lo contrario, en cualquier tienda de reparaciones. La mejor opción, sin duda, es recurrir al servicio oficial. Apple cuenta con un servicio de reparaciones para el iPhone, cuyos precios detalla en su página web. Existen, además, seguros que cubren este tipo de situaciones. Puedes enviar el terminal para que te lo arreglen o bien puedes ir directamente a una App Store. «Examinaremos tu iPhone antes de confirmar el precio de la reparación», informa la compañía. «La mayoría de las reparaciones de la pantalla están ocasionadas por daños accidentales, por lo que no están cubiertas por la garantía de Apple», añaden, un dato muy importante a tener en cuenta. Solo si la pantalla se rompe por un defecto de fábrica, la reparación está cubierta por la garantía que ofrece la compañía y la ley de defensa del consumidor. Eso sí, cabe recordar que AppleCare no cubre los daños accidentales. Así, los precios de las reparaciones de la pantalla del iPhone, que varía en función de los modelos, son: El «problema» de llevar el iPhone a reparar al servicio oficial es el precio. Muchos usuarios prefieren acudir a una tienda que ofrezca este servicio porque el coste de la reparación es siempre menor. Si optas por esta opción, debes asegurarte de que eliges un buen servicio, ya que si no realizan correctamente la reparación y te ves obligado a tener que llevarlo a una App Store, el coste será todavía mayor porque el iPhone ya ha sido manipulado y además de pagar por la pantalla, tendrías que pagar también por «otros daños». Por eso, es fundamental que vayas a un sitio de confianza, del que ya tengas conocimiento que ha realizado ese tipo de reparaciones con éxito. Debes saber también que las pantallas que tienen estos sitios provienen de distribuidores no autorizados, por lo que la calidad de la imagen del iPhone se verá ligeramente afectada. Es verdad que a simple vista muchos usuarios no se dan ni cuenta, pero realmente se ven mermados los colores o sensibilidad de la pantalla.
24-10-2018 | abc.es
Amazon presenta Alexa en español
Después de más de dos años en los mercados de habla inglesa, donde ha vendido ya decenas de millones de dispositivos, Alexa, el famoso asistente de Amazon, ha aprendido por fin español y aterriza, hoy, en nuestro país. Y ha llegado a lo grande, de la mano no de uno, sino de seis diferentes dispositivos de la familia Echo. Todo un «echosistema» que, además, va más allá de los altavoces inteligentes y que pretende instalarse para siempre en nuestros hogares. Como sabemos muy bien, Alexa es un asistente de voz «inteligente», basado en su capacidad de aprendizaje (Machine learning) y la tecnología Cloud, que se nutre de las «experiencias» de millones de usuarios y que es capaz de transmitir todo ese conocimiento a cada nuevo dispositivo que se conecta. El más famoso de esos dispositivos, aunque no el único, es el Echo altavoz inteligente Echo, que da nombre a toda la familia. De forma cilíndrica, 821 g de peso y dimensiones reducidas (148 mm de alto por 88 mm. de ancho), está equipado con una serie de siete micrófonos omnidireccionales que son capaces de detectar la voz de una persona en cualquier lugar de una habitación. Se interactúa con él a través de la voz, incluso si nos encontramos en un ambiente ruidoso, como puede ser la cocina o una reunión de amigos en el salón. Gracias a su tecnología de cancelación de ruido, Alexa nos oirá, nos entenderá y nos dará una respuesta. La palabra que deberemos pronunciar para activar Echo es «Alexa». Solo después de ese momento el altavoz empezará a «escuchar» lo que decimos y podrá comprender y obedecer nuestras órdenes. Sin ese comando «llave» para activarlo, el dispositivo permanecerá inerte y mudo, de forma que no comprometerá nuestra privacidad. Incluso existe un botón físico en su parte superior, llamado «Mute», con el que podemos silenciar por completo el dispositivo. Al hacerlo, el borde superior se ilumina con un llamativo anillo de luz roja que nos permite saber, desde lejos, si el altavoz está o no escuchando. Cuando está activdo, el anillo de luz pasa a ser azul. El equipo incorpora también un Woofer de 2,5 pulgadas y un Tweeter de 0,6 pulgadas, dos altavoces (uno de graves y otro de agudos) con sistema Dolby que están especialmente pensados para escuchar música. Se le puede pedir que ponga cualquier canción de Amazon Prime Music, que incluye dos millones de títulos para usuarios de Amazon Prime, pero también es posible integrar nuestras cuentas de Spotify (puede reproducir listas completas) o Deezer. Se quedan fuera, por ahora, los servicios de música de Apple y de Google. Ambas compañías, en efecto, han puesto en el mercado sus propios altavoces inteligentes. Si queremos tener una calidad musical superior, Amazon también ha presentado un potente subwafer, Echo Sub, que dará mucha más profundidad a los graves. No solo música Por supuesto, sus funciones no se quedan ahí. De hecho, podremos hacer preguntas e incluso entablar breves conversaciones con Alexa sobre asuntos tan dispares como Deportes o Gastronomía. A través de los dispositivos Echo, Alexa nos responderá al instante con un lenguaje natural, y haciendo alarde de un fino sentido del humor. No es broma. Podemos incluso pedirle que nos cuente un chiste, y «ella» lo hará. Responsables de Alexa en España explican que Amazon detectó muy pronto la necesidad de formar un equipo que enseñara al asistente a hablar en nuestro idioma. La simple traducción del inglés, en efecto, no era suficiente. Y es que cada idioma tiene su propia estructura y características, diferentes a las de todos los demás. En España, por ejemplo, existen múltiples acentos y dejes, de forma que un gallego no pronunciará una frase igual que un andaluz o un catalán. Además, un gran número de vocablos ambiguos dificultan aún más la tarea. Palabras como «pon», por ejemplo, pueden ser utilizadas en contextos tan diferentes como «pon el agua a calentar» y «pon algo de música de los ochenta». El equipo de Amazon fue entrenando a distintos modelos de reconocimiento de voz y, en la actualidad, la tasa de comprensión de nuestro idioma por parte de Alexa es superior al 90 por ciento, similar a la de un ser humano. Gracias a su capacidad de aprendizaje, además, Alexa se hace cada día más y más inteligente. Cuanto más se utilice, más aprende. La voz de Alexa es femenina, y fue necesario que los expertos escucharan un gran número de voces para construirla y perfeccionarla hasta el punto de sonar natural, como la de una persona más. Según Amazon, ahora Alexa es española, habla muy bien el idioma y tiene, incluso, su propia personalidad. El asistente lleva ya más de un año aprendiendo las ciudades, las diferencias entre comunidades, las personalidades destacadas de nuestro país, nuestro peculiar sentido del humor, el refranero y los resultados deportivos, por poner solo algunos ejemplos. Si le decimos «buenos días», Alexa nos saludará y nos «regalará» una efeméride, o una noticia del día. También podemos pedirle que nos haga un resumen de las principales noticias, e incluso especificar si queremos escuchar el último boletín de noticias de RTVE o si preferimos que nos cuente lo más destacado que publica el diario ABC. Por supuesto, Alexa también hace gala de amplios conocimientos de contenidos generales. Apoyándose en fuentes como el diccionario de la RAE o Wikipedia, entre otras, podemos preguntarle desde «qué es un agujero negro» a «Quién es Pedro Sánchez». Cuando se le formula una pregunta, Alexa busca en la red múltiples respuestas, compara las reacciones a cada respuesta en el las diversas fuentes y selecciona la que le parece mejor o más acertada. La familia, al completo Echo PlusJunto a Echo, Amazon también trae a España un modelo más sofisticado y potente, que responde al nombre de Echo Plus. Algo más bajo y ligero (780 g), pero más grueso que Echo (148 mm de alto por 99 de ancho), dispone de mejores altavoces (Woofer de 3 pulgadas y Tweeter de 0,8) y tiene la capacidad de controlar otros dispositivos del hogar digital (luces, climatización, etc) sin necesidad de pasar por un Hub externo, ya que lleva uno incorporado. Echo Plus, además, cuenta con su propio sensor de temperatura, por lo que nos puede decir en cualquier momento los grados que hay en la habitación. Mucho más compacto y reducido, apenas algo más ancho que Echo (99 mm), pero no más alto que un donut (43 mm), llega también Echo Dot, que con sus 300 g de peso es el más pequeño de la familia. Tiene todas las funcionalidades de Alexa, pero con un único altavoz de 1,6 pulgadas, mucho menos potente, por lo que no es el ideal para aquellos que quieren escuchar música, aunque sí para todos los que prefieran centrarse en las capacidades inteligentes de Alexa. La nueva familia de dispositivos de Amazon incluye también a Echo Echo Spot Spot, el único que cuenta con una pantalla (de 2,5 pulgadas). A primera vista recuerda a un reloj despertador (la pantalla, en efecto, muestra por defecto un reloj), pero cuenta exactamente con las mismas funciones que los demás. De forma que si le preguntamos por el tiempo, además de escuchar la respuesta, podremos verla también en la pantalla. Terminada la consulta, volverá a apafrecer el reloj. Las dimensiones de Echo Spot son 104 x 97 x 91 mm, y su peso de 419 g. Cuenta con cuatro micrófonos y es posible conectarlo a otros dispositivos, como cámaras de vigilancia, y pedirle que nos muestre lo que está pasando en otra habitación. También podremos hacer videoconferencias. Por último, Amazon presentó un enchufe, llamado Echo Smart Plug, que tiene la virtud de convertir en «inteligente» a cualquier dispositivo que conectemos a través de él, de forma que podremos controlarlo con Alexa a través de cualquier otro miembro de la familia Echo. De esta forma, podfemos tener varios dispositivos Echo en diferentes lugares de la casa. Cuando queramos preguntar algo, siempre nos contestará el que esté más cerca de nosotros en ese momento. Divertidos y muy fáciles de usar, todos los dispositivos irán adquiriendo más funciones y capacidades a medida que Alexa aprende. Algo que puede hacer gracias a la colaboración de desarrolladores externos, que pueden crear nuevas aplicaciones y capacidades (Amazon las llama «skills») para Alexa. Hasta el momento, Amazon ha llegado ya a acuerdos con más de 300 compañías en español, entre ellas nuestro periódico, ABC, Cabify, Uber, Renfe o Iberia. De hecho, podemos preguntar a Alexa por el estado de nuestro vuelo o tren, aunque aún no es posible realizar compras directamente. En cuanto a los precios, el altavoz Echo cuesta 99,99 euros, Echo Dot 59,99 euros, Echo Plus 149,99 euros, Echo Spot 129, 99 euros, Echo Sub 129,99 euros y el enchufe inteligente Echo Smart Plug, 29,99 euros.
24-10-2018 | abc.es
Amazon Alexa ya habla español, y presenta sus dispositivos de la familia Echo
Después de más de dos años en los mercados de habla inglesa, donde ha vendido ya decenas de millones de dispositivos, Alexa, el famoso asistente de Amazon, ha aprendido por fin español y aterriza, hoy, en nuestro país. Y ha llegado a lo grande, de la mano no de uno, sino de seis diferentes dispositivos de la familia Echo . Todo un «echosistema» que, además, va más allá de los altavoces inteligentes y que pretende instalarse para siempre en nuestros hogares. Como sabemos muy bien, Alexa es un asistente de voz «inteligente», basado en su capacidad de aprendizaje (Machine learning) y la tecnología Cloud, que se nutre de las «experiencias» de millones de usuarios y que es capaz de transmitir todo ese conocimiento a cada nuevo dispositivo que se conecta. EchoEl más famoso de esos dispositivos, aunque no el único, es el altavoz inteligente Echo , que da nombre a toda la familia. De forma cilíndrica, 821 g de peso y dimensiones reducidas (148 mm de alto por 88 mm. de ancho), está equipado con una serie de siete micrófonos omnidireccionales que son capaces de detectar la voz de una persona en cualquier lugar de una habitación. Se interactúa con él a través de la voz, incluso si nos encontramos en un ambiente ruidoso, como puede ser la cocina o una reunión de amigos en el salón. Gracias a su tecnología de cancelación de ruido, Alexa nos oirá, nos entenderá y nos dará una respuesta. La palabra que deberemos pronunciar para activar Echo es «Alexa». Solo después de ese momento el altavoz empezará a «escuchar» lo que decimos y podrá comprender y obedecer nuestras órdenes. Sin ese comando «llave» para activarlo, el dispositivo permanecerá inerte y mudo, de forma que no comprometerá nuestra privacidad. Incluso existe un botón físico en su parte superior, llamado «Mute», con el que podemos silenciar por completo el dispositivo. Al hacerlo, el borde superior se ilumina con un llamativo anillo de luz roja que nos permite saber, desde lejos, si el altavoz está o no escuchando. Cuando está activdo, el anillo de luz pasa a ser azul. El equipo incorpora también un woofer de 2,5 pulgadas y un tweeter de 0,6 pulgadas, dos altavoces (uno de graves y otro de agudos) con sistema Dolby que están especialmente pensados para escuchar música. Se le puede pedir que ponga cualquier canción de Amazon Prime Music, que incluye dos millones de títulos para usuarios de Amazon Prime, pero también es posible integrar nuestras cuentas de Spotify (puede reproducir listas completas) o Deezer. Se quedan fuera, por ahora, los servicios de música de Apple y de Google. Ambas compañías, en efecto, han puesto en el mercado sus propios altavoces inteligentes. Si queremos tener una calidad musical superior, Amazon también ha presentado un potente subwafer, Echo Sub , que dará mucha más profundidad a los graves. No solo música Por supuesto, sus funciones no se quedan ahí. De hecho, podremos hacer preguntas e incluso entablar breves conversaciones con Alexa sobre asuntos tan dispares como Deportes o Gastronomía. A través de los dispositivos Echo, Alexa nos responderá al instante con un lenguaje natural, y haciendo alarde de un fino sentido del humor. No es broma. Podemos incluso pedirle que nos cuente un chiste, y «ella» lo hará. Responsables de Alexa en España explican que Amazon detectó muy pronto la necesidad de formar un equipo que enseñara al asistente a hablar en nuestro idioma. La simple traducción del inglés, en efecto, no era suficiente. Y es que cada idioma tiene su propia estructura y características, diferentes a las de todos los demás. En España, por ejemplo, existen múltiples acentos y dejes, de forma que un gallego no pronunciará una frase igual que un andaluz o un catalán. Además, un gran número de vocablos ambiguos dificultan aún más la tarea. Palabras como «pon», por ejemplo, pueden ser utilizadas en contextos tan diferentes como «pon el agua a calentar» y «pon algo de música de los ochenta». El equipo de Amazon fue entrenando a distintos modelos de reconocimiento de voz y, en la actualidad, la tasa de comprensión de nuestro idioma por parte de Alexa es superior al 90 por ciento, similar a la de un ser humano. Gracias a su capacidad de aprendizaje, además, Alexa se hace cada día más y más inteligente. Cuanto más se utilice, más aprende. La voz de Alexa es femenina, y fue necesario que los expertos escucharan un gran número de voces para construirla y perfeccionarla hasta el punto de sonar natural, como la de una persona más. Según Amazon, ahora Alexa es española, habla muy bien el idioma y tiene, incluso, su propia personalidad. El asistente lleva ya más de un año aprendiendo las ciudades, las diferencias entre comunidades, las personalidades destacadas de nuestro país, nuestro peculiar sentido del humor, el refranero y los resultados deportivos, por poner solo algunos ejemplos. Si le decimos «buenos días», Alexa nos saludará y nos «regalará» una efeméride, o una noticia del día. También podemos pedirle que nos haga un resumen de las principales noticias, e incluso especificar si queremos escuchar el último boletín de noticias de RTVE o si preferimos que nos cuente lo más destacado que publica el diario ABC. Por supuesto, Alexa también hace gala de amplios conocimientos de contenidos generales. Apoyándose en fuentes como el diccionario de la RAE o Wikipedia, entre otras, podemos preguntarle desde «qué es un agujero negro» a «Quién es Pedro Sánchez». Cuando se le formula una pregunta, Alexa busca en la red múltiples respuestas, compara las reacciones a cada respuesta en el las diversas fuentes y selecciona la que le parece mejor o más acertada. Diferentes estilos Echo PlusJunto a Echo, Amazon también trae a España un modelo más sofisticado y potente, que responde al nombre de Echo Plus. Algo más bajo y ligero (780 gramos), pero más grueso que Echo (148 mm de alto por 99 de ancho), dispone de mejores altavoces (Woofer de 3 pulgadas y Tweeter de 0,8) y tiene la capacidad de controlar otros dispositivos del hogar digital (luces, climatización, etc) sin necesidad de pasar por un Hub externo, ya que lleva uno incorporado. Echo Plus, además, cuenta con su propio sensor de temperatura, por lo que nos puede decir en cualquier momento los grados que hay en la habitación. Mucho más compacto y reducido, apenas algo más ancho que Echo (99 milímetros), pero no más alto que un donut (43 milímetros), llega también Echo Dot , que con sus 300 gramos de peso es el más pequeño de la familia. Tiene todas las funcionalidades de Alexa, pero con un único altavoz de 1,6 pulgadas, mucho menos potente, por lo que no es el ideal para aquellos que quieren escuchar música, aunque sí para todos los que prefieran centrarse en las capacidades inteligentes de Alexa. Echo SpotEcho Spot, el más pequeño La nueva familia de dispositivos de Amazon incluye también a Echo Spot, el único que cuenta con una pantalla (de 2,5 pulgadas). A primera vista recuerda a un reloj despertador (la pantalla, en efecto, muestra por defecto un reloj), pero cuenta exactamente con las mismas funciones que los demás. De forma que si le preguntamos por el tiempo, además de escuchar la respuesta, podremos verla también en la pantalla. Terminada la consulta, volverá a apafrecer el reloj. Las dimensiones de Echo Spot son 104 x 97 x 91 milímetros, y su peso de 419 gramos. Cuenta con cuatro micrófonos y es posible conectarlo a otros dispositivos, como cámaras de vigilancia, y pedirle que nos muestre lo que está pasando en otra habitación. También podremos hacer videoconferencias. Adquiriendo más funciones Por último, Amazon presentó un enchufe, llamado Echo Smart Plug , que tiene la virtud de convertir en «inteligente» a cualquier dispositivo que conectemos a través de él, de forma que podremos controlarlo con Alexa a través de cualquier otro miembro de la familia Echo. De esta forma, podemos tener varios dispositivos Echo en diferentes lugares de la casa. Cuando queramos preguntar algo, siempre nos contestará el que esté más cerca de nosotros en ese momento. Divertidos y muy fáciles de usar, todos los dispositivos irán adquiriendo más funciones y capacidades a medida que Alexa aprende. Algo que puede hacer gracias a la colaboración de desarrolladores externos, que pueden crear nuevas aplicaciones y capacidades (Amazon las llama «skills») para Alexa. Hasta el momento, Amazon ha llegado ya a acuerdos con más de 300 compañías en español, entre ellas nuestro periódico, ABC, Cabify, Uber, Renfe o Iberia. De hecho, podemos preguntar a Alexa por el estado de nuestro vuelo o tren, aunque aún no es posible realizar compras directamente. En cuanto a los precios, el altavoz Echo cuesta 99,99 euros, Echo Dot 59,99 euros, Echo Plus 149,99 euros, Echo Spot 129, 99 euros, Echo Sub 129,99 euros y el enchufe inteligente Echo Smart Plug, 29,99 euros.
23-10-2018 | abc.es
Amazon presenta Alexa en español
Después de más de dos años en los mercados de habla inglesa, donde ha vendido ya decenas de millones de dispositivos, Alexa, el famoso asistente de Amazon, ha aprendido por fin español y aterriza, hoy, en nuestro país. Y ha llegado a lo grande, de la mano no de uno, sino de seis diferentes dispositivos de la familia Echo. Todo un «echosistema» que, además, va más allá de los altavoces inteligentes y que pretende instalarse para siempre en nuestros hogares. Como sabemos muy bien, Alexa es un asistente de voz «inteligente», basado en su capacidad de aprendizaje (Machine learning) y la tecnología Cloud, que se nutre de las «experiencias» de millones de usuarios y que es capaz de transmitir todo ese conocimiento a cada nuevo dispositivo que se conecta. El más famoso de esos dispositivos, aunque no el único, es el Echo altavoz inteligente Echo, que da nombre a toda la familia. De forma cilíndrica, 821 g de peso y dimensiones reducidas (148 mm de alto por 88 mm. de ancho), está equipado con una serie de siete micrófonos omnidireccionales que son capaces de detectar la voz de una persona en cualquier lugar de una habitación. Se interactúa con él a través de la voz, incluso si nos encontramos en un ambiente ruidoso, como puede ser la cocina o una reunión de amigos en el salón. Gracias a su tecnología de cancelación de ruido, Alexa nos oirá, nos entenderá y nos dará una respuesta. La palabra que deberemos pronunciar para activar Echo es «Alexa». Solo después de ese momento el altavoz empezará a «escuchar» lo que decimos y podrá comprender y obedecer nuestras órdenes. Sin ese comando «llave» para activarlo, el dispositivo permanecerá inerte y mudo, de forma que no comprometerá nuestra privacidad. Incluso existe un botón físico en su parte superior, llamado «Mute», con el que podemos silenciar por completo el dispositivo. Al hacerlo, el borde superior se ilumina con un llamativo anillo de luz roja que nos permite saber, desde lejos, si el altavoz está o no escuchando. Cuando está activdo, el anillo de luz pasa a ser azul. El equipo incorpora también un Woofer de 2,5 pulgadas y un Tweeter de 0,6 pulgadas, dos altavoces (uno de graves y otro de agudos) con sistema Dolby que están especialmente pensados para escuchar música. Se le puede pedir que ponga cualquier canción de Amazon Prime Music, que incluye dos millones de títulos para usuarios de Amazon Prime, pero también es posible integrar nuestras cuentas de Spotify (puede reproducir listas completas) o Deezer. Se quedan fuera, por ahora, los servicios de música de Apple y de Google. Ambas compañías, en efecto, han puesto en el mercado sus propios altavoces inteligentes. Si queremos tener una calidad musical superior, Amazon también ha presentado un potente subwafer, Echo Sub, que dará mucha más profundidad a los graves. No solo música Por supuesto, sus funciones no se quedan ahí. De hecho, podremos hacer preguntas e incluso entablar breves conversaciones con Alexa sobre asuntos tan dispares como Deportes o Gastronomía. A través de los dispositivos Echo, Alexa nos responderá al instante con un lenguaje natural, y haciendo alarde de un fino sentido del humor. No es broma. Podemos incluso pedirle que nos cuente un chiste, y «ella» lo hará. Responsables de Alexa en España explican que Amazon detectó muy pronto la necesidad de formar un equipo que enseñara al asistente a hablar en nuestro idioma. La simple traducción del inglés, en efecto, no era suficiente. Y es que cada idioma tiene su propia estructura y características, diferentes a las de todos los demás. En España, por ejemplo, existen múltiples acentos y dejes, de forma que un gallego no pronunciará una frase igual que un andaluz o un catalán. Además, un gran número de vocablos ambiguos dificultan aún más la tarea. Palabras como «pon», por ejemplo, pueden ser utilizadas en contextos tan diferentes como «pon el agua a calentar» y «pon algo de música de los ochenta». El equipo de Amazon fue entrenando a distintos modelos de reconocimiento de voz y, en la actualidad, la tasa de comprensión de nuestro idioma por parte de Alexa es superior al 90 por ciento, similar a la de un ser humano. Gracias a su capacidad de aprendizaje, además, Alexa se hace cada día más y más inteligente. Cuanto más se utilice, más aprende. La voz de Alexa es femenina, y fue necesario que los expertos escucharan un gran número de voces para construirla y perfeccionarla hasta el punto de sonar natural, como la de una persona más. Según Amazon, ahora Alexa es española, habla muy bien el idioma y tiene, incluso, su propia personalidad. El asistente lleva ya más de un año aprendiendo las ciudades, las diferencias entre comunidades, las personalidades destacadas de nuestro país, nuestro peculiar sentido del humor, el refranero y los resultados deportivos, por poner solo algunos ejemplos. Si le decimos «buenos días», Alexa nos saludará y nos «regalará» una efeméride, o una noticia del día. También podemos pedirle que nos haga un resumen de las principales noticias, e incluso especificar si queremos escuchar el último boletín de noticias de RTVE o si preferimos que nos cuente lo más destacado que publica el diario ABC. Por supuesto, Alexa también hace gala de amplios conocimientos de contenidos generales. Apoyándose en fuentes como el diccionario de la RAE o Wikipedia, entre otras, podemos preguntarle desde «qué es un agujero negro» a «Quién es Pedro Sánchez». Cuando se le formula una pregunta, Alexa busca en la red múltiples respuestas, compara las reacciones a cada respuesta en el las diversas fuentes y selecciona la que le parece mejor o más acertada. La familia, al completo Echo PlusJunto a Echo, Amazon también trae a España un modelo más sofisticado y potente, que responde al nombre de Echo Plus. Algo más bajo y ligero (780 g), pero más grueso que Echo (148 mm de alto por 99 de ancho), dispone de mejores altavoces (Woofer de 3 pulgadas y Tweeter de 0,8) y tiene la capacidad de controlar otros dispositivos del hogar digital (luces, climatización, etc) sin necesidad de pasar por un Hub externo, ya que lleva uno incorporado. Echo Plus, además, cuenta con su propio sensor de temperatura, por lo que nos puede decir en cualquier momento los grados que hay en la habitación. Mucho más compacto y reducido, apenas algo más ancho que Echo (99 mm), pero no más alto que un donut (43 mm), llega también Echo Dot, que con sus 300 g de peso es el más pequeño de la familia. Tiene todas las funcionalidades de Alexa, pero con un único altavoz de 1,6 pulgadas, mucho menos potente, por lo que no es el ideal para aquellos que quieren escuchar música, aunque sí para todos los que prefieran centrarse en las capacidades inteligentes de Alexa. La nueva familia de dispositivos de Amazon incluye también a Echo Echo Spot Spot, el único que cuenta con una pantalla (de 2,5 pulgadas). A primera vista recuerda a un reloj despertador (la pantalla, en efecto, muestra por defecto un reloj), pero cuenta exactamente con las mismas funciones que los demás. De forma que si le preguntamos por el tiempo, además de escuchar la respuesta, podremos verla también en la pantalla. Terminada la consulta, volverá a apafrecer el reloj. Las dimensiones de Echo Spot son 104 x 97 x 91 mm, y su peso de 419 g. Cuenta con cuatro micrófonos y es posible conectarlo a otros dispositivos, como cámaras de vigilancia, y pedirle que nos muestre lo que está pasando en otra habitación. También podremos hacer videoconferencias. Por último, Amazon presentó un enchufe, llamado Echo Smart Plug, que tiene la virtud de convertir en «inteligente» a cualquier dispositivo que conectemos a través de él, de forma que podremos controlarlo con Alexa a través de cualquier otro miembro de la familia Echo. De esta forma, podfemos tener varios dispositivos Echo en diferentes lugares de la casa. Cuando queramos preguntar algo, siempre nos contestará el que esté más cerca de nosotros en ese momento. Divertidos y muy fáciles de usar, todos los dispositivos irán adquiriendo más funciones y capacidades a medida que Alexa aprende. Algo que puede hacer gracias a la colaboración de desarrolladores externos, que pueden crear nuevas aplicaciones y capacidades (Amazon las llama «skills») para Alexa. Hasta el momento, Amazon ha llegado ya a acuerdos con más de 300 compañías en español, entre ellas nuestro periódico, ABC, Cabify, Uber, Renfe o Iberia. De hecho, podemos preguntar a Alexa por el estado de nuestro vuelo o tren, aunque aún no es posible realizar compras directamente. En cuanto a los precios, el altavoz Echo cuesta 99,99 euros, Echo Dot 59,99 euros, Echo Plus 149,99 euros, Echo Spot 129, 99 euros, Echo Sub 129,99 euros y el enchufe inteligente Echo Smart Plug, 29,99 euros.
73