Noticias de "apple"

07-09-2018 | abc.es
Twitter echa al periodista ultraconservador Alex Jones
Twitter y Periscope han anunciado finalmente la suspensión «permanente» de las cuentas oficiales del comunicador estadounidense ultraconservador Alex Jones, famoso por difundir teorías conspirativas a través de su página web «Infowars», cuya cuenta también ha sido censurada por ambas redes sociales. «Hoy suspendemos de manera permanente de Twitter y Periscope las cuentas de @realalexjones e @infowars. Adoptamos esta medida en base a informaciones sobre una serie de tuits y vídeos divulgados este miércoles que violaban nuestra política de comportamiento abusivo, que se sumaban a pasadas denuncias», justificó la empresa responsable de ambas redes sociales en un comunicado este jueves. Jones, locutor de radio de ideología de extrema derecha, ha defendido en su programación teorías muy polémicas y generalmente contrarías al Partido Demócrata, como, por ejemplo, que el tiroteo registrado en 2012 en la escuela primaria Sandy Hook, en el que murieron 20 niños y 6 adultos, fue una «farsa». Con esta decisión, Twitter ha acabado sumándose a Facebook, Apple y Youtube, que a principios de agosto vetaron de todas sus plataformas al polémico Jones por considerar que sus teorías conspirativas carecen de base e incitan al odio. En ese momento, la red de los 280 caracteres optó por no actuar contra el comunicador alegando que no había violado ninguna norma interna de la empresa y defendiendo el derecho a la libertad de expresión. Tanto Jones como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recurrieron precisamente a Twitter para criticar la medida, que calificaron como una muestra más de la «censura» a la que se ven sometidos los conservadores por las empresas tecnológicas de Silicon Valley. La suspensión anunciada este jueves por Twitter se produce después de que este miércoles Jones acudiera a una audiencia del Senado en la que el director general de Twitter, Jack Dorsey, y la responsable de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, tuvieron que explicar qué medidas están tomando para evitar injerencias extranjeras en futuras elecciones. Al finalizar la audiencia, Jones se encaró con algunos senadores, como Marco Rubio, ante quienes denunció que las medidas de las compañías tecnológicas se están usando contra los usuarios de ideología conservadora. También el Departamento de Justicia anunció este miércoles en un comunicado que el fiscal general, Jeff Sessions, se reunirá con los fiscales estatales del país a finales de mes para analizar si las empresas tecnológicas pueden estar «ahogando intencionalmente el libre intercambio de ideas».
06-09-2018 | abc.es
Bruselas da «luz verde» a la compra de Shazam por Apple
La Comisión Europea ha anunciado este jueves que da «luz verde» a la compra de la aplicación británica de reconocimiento musical Shazam por Apple , tras investigar la operación y concluir que no tendrá un impacto negativo en el espacio económico europeo o en una parte sustancial del mismo. En un examen inicial del mercado, Bruselas detectó varios problemas en la fusión por unir la fuerte posición de mercado de Shazam en el segmento de aplicaciones de reconocimiento de música y la posición de Apple en servicios de música en «streaming». En concreto, el Ejecutivo comunitario ha querido comprobar antes de dar su visto bueno si con la operación Apple tendría acceso a datos comercialmente sensibles de clientes de sus competidores o si los competidores de la compañía americana podrían verse perjudicados porque Shazam dejase de enviar recomendaciones sobre ellos al pasar a manos de Apple. Finalmente, los servicios que dirige la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, han llegado a la conclusión de que la capacidad de Apple para dirigirse a los usuarios de Shazam para animarles a cambiar de proveedor será mínima. Tampoco considera que Shazam sea un punto de entrada clave para los servicios de música en «streaming», ni ve que la combinación de las bases de datos de clientes de las dos firmas suponga una ventaja sobre otros competidores, porque éstos tienen acceso a otras bases de datos análogas. «Los datos son elementos esenciales en la economía digital, razón por la que debemos examinar con cuidado las operaciones que llevan a la compra de paquetes de datos», ha expresado Vestager tras autorizar la venta de Shazam. Bruselas inició la investigación el pasado febrero a petición de siete países europeos, liderados por Austria y entre los que está España, a pesar de que la compra de la aplicación no alcanza los umbrales de volumen de negocio por el que una compañía está obligada a notificar al Ejecutivo comunitario operaciones. Apple Music es el segundo mayor proveedor en Europa de música en «streaming», mientras que Shazam es la «app» líder en reconocimiento de música.
06-09-2018 | abc.es
Para qué sirve y cómo activar el modo oscuro de YouTube
En un afán por proteger la vista de los usuarios, muchos servicios digitales disponen de funciones específicas para reducir la proyección de luz artificial procedentes de las pantallas de los móviles. Algunos terminales, incluso, cuentan con modos noche para atenuarlas. El objetivo es forzar menos a los ojos cuando se pasan tiempos prolongados. Otras empresas como en el caso de Apple cuentan incluso con funciones automáticas capaces de adaptarse a las condiciones de iluminación de la habitación evitando así los fogonazos que pueden producirse cuando, de noche, uno enciende el móvil. Son detalles interesantes que se ha venido mejorando con el tiempo. Otras plataformas como YouTube, la mayor comunidad de videos del mundo, cuentan con su propio modo nocturno. Se encuentra disponible desde hace tiempo en la versión para dispositivos móviles iOS y, desde hace relativamente poco, en los móviles Android. Ese modo oscuro consiste en invertir las tonalidades de la interfaz de usuario. Es decir, cambiar el fondo blanco por uno negro. 1.- Abrir la aplicación de YouTube desde el móvil 2.- Hacer clic en el icono de tu perfil 3.- Ir a Ajustes» y activar «modo noche»
06-09-2018 | abc.es
La tecnología para el hogar abraza su futuro con inteligencia artificial
A pesar de los esfuerzos de la industria en superar la excesiva dependencia del teléfono móvil en nuestras vidas, su visión acerca de cómo será el hogar en el futuro pasa, irremediablemente, por este aparato. Por mucho que se intente, los «smartphones» seguirán siendo el centro de la experiencia. Pero se empieza a abrir el árbol de opciones. Asistentes digitales hasta en la sopa, televisores con resoluciones mayores y un árbol de infinidad de productos conectados son los que traccionan hacia nuevas formas de interactuar con la vivienda. Los grandes fabricantes del sector se la tecnología de consumo han dibujado en IFA de Berlín (Alemania), la mayor feria de electrónica de Europa, los nuevos cachivaches que pretenden conquistar al público. Unos inventos que resultan familiares porque en los últimos años todos los electrodomésticos empiezan a aumentar sus capacidades gracias a conectarse a internet. Uno de los espacios del cambio es lograr que «hablen» entre ellos. De nada tiene sentido tener una persiana automática si no existe un mayordomo digital que transfiera esa orden para ejecutarla. De ahí que los asistentes digitales empiecen a integrarse en los dispositivos domésticos, aunque se aprecia más una visión «marketiniana» del asunto que satisfacer las verdaderas necesidades de los consumidores. Lavadoras que se pueden programar desde el móvil, hornos que por medio de un software de inteligencia artificial que tiene en cuenta los horarios del usuario y calientan dos platos a diferentes temperaturas, aspiradores que te envían una notificación al móvil cuando ya ha recogido el polvo o frigoríficos con los que consultar recetas desde una pantalla digital. Muchos inventos que ponen el foco en intentar hacerla vida más cómoda al usuario, pero que demuestra que la solución encontrada por la industria es crecer aún más la filosofía de «Internet de las Cosas», aunque en ese esfuerzo surjan grandes dudas acerca de la privacidad y seguridad de los productos. La Inteligencia Artificial es el mantra al que se han aferrado las marcas para lograr una vivienda «inteligente», pero las compatibilidades entre marcas todavía representa un futuro muy difuso. Cada compañía cuenta con sus propios acuerdos. Pero lo que más fuerza ha cobrado en esta edición del evento berlinés es que, al igual que lo manifestado en el CES de Las Vegas o el Congreso Mundial de Móviles, la personalización de los productos es otro de sus pilares. Adecuar los contenidos al perfil de usuario es el desafío. Los asistentes digitales empiezan a disociar al receptor incorporando sistemas de reconocimiento de voz para entregar un resultado u otro en función de la persona que emite la orden. Es también, un año más, un ejemplo de la intensidad de los fabricantes en lanzar sus productos con la mayor celeridad posible. Un desafío perenne pese a los avances de estos sistemas, puesto que no son totalmente fiables y, en realidad, tienen muchas limitaciones como para afirmar con rotundidad de que estamos ante un robot que actúa de manera autónoma como se ha representado en infinidad de novelas y películas de ciencia ficción. Todavía, es cierto, no se ha alcanzado ese nivel. Aunque otra cosa es cierta, el teléfono móvil y el televisor siguen siendo los reyes de la fiesta. El móvil porque es lo que más nos pilla de cerca. Es el año en que se ha roto el mercado. No hace falta ya gastarse mil euros en un terminal porque los productos, principalmente de firmas procedentes de China, han dado un vuelco al mercado. Se inspiran en productos de firmas más veteranas, es cierto, y resulta a simple vista casi distinguir unos de otros, pero han tirado los precios para intentar conquistar al público con modelos de altas prestaciones que, en muchos casos, no superan los cuatrocientos euros. Una tendencia que va en aumento: en 2017 se vendieron en todo el mundo 1.478 millones de teléfonos inteligentes, con un precio medio de 276 euros en un mercado en el cada vez hay más competidores y menos beneficios salvo para las grandes firmas como Apple o Samsung. Los relojes inteligentes también han apreciado un reflote gracias al empuje de marcas, tanto procedentes de la esfera tecnológica como relojeras tradicionales, que han renovado sus colecciones para esta temporada con diseños más elegantes, con capacidades independientes y un enfoque más deportivo. Luego está la «caja tonta», que continúa explorando nuevas tecnologías de imagen. Desterrados ya los diseños extravagantes y las curvas, los fabricantes se han volcado en los dos últimos años a mejorar las resoluciones y mejorar la experiencia. Este es el año de la llegada de los primeros televisores con 8K , una resolución que duplica las de las pantallas con el 4K o UHD. Una nitidez, sin embargo, que viene acompañado de un problema adicional: los primeros contenidos no estarán disponibles antes de 2020. Pero para sacarles partido se ha pensado en un truco técnico. Dada la carencia de contenido adaptado a este formato, los fabricantes han incorporado un software especial basado en Inteligencia Artificial que logra un reescalado de imagen. Lo que consigue es «pintar» los píxeles que faltan cuando se agranda la retransmisión hasta reproducir a 8K. El resultado, según lo mostrado por las marcas, es impecable y evita de esta manera que se vuelvan a cometer los mismos errores de antaño. Y, para colmo, la «tele» cuanto más grande, mejor. Sus dimensiones no dejan de crecer; las pantallas de más de 65 pulgadas, monstruosas, se empiezan a vender con más asiduidad.
04-09-2018 | abc.es
Apple reconoce un fallo en los iPhone 8 que puede provocar reinicios inesperados
Salieron a la venta hace casi un año, aunque quedaron eclipsados por su «hermano» el iPhone X, que vino precedido de una gran expectación. Pero hasta ahora no se había detectado un problema. Apple ha reconocido la existencia de un defecto de fabricación en los dispositivos iPhone 8 que afecta a un «porcentaje muy pequeño». Este problema puede derivar en reinicios inesperados del terminal o sufrir, entre otras cosas, congelaciones de la pantalla o, incluso, se han dado casos de dispositivos que no encienden. La firma norteamericana ha asegurado en un comunicado que reparará los iPhone afectados. No ha trascendido, por el momento, el número de dispositivos detectados con este defecto. La razón de este defecto se produce en las placas o tarjetas lógicas de este modelo de iPhone. Las unidades afectadas se vendieron entre septiembre de 2017 y marzo de este año en varios mercados como Australia, China, Hong Kong, India, Japón, Macao, Nueva Zelanda y EE.UU. España, por ahora, no se encuentra entre los países afectados. Cómo solucionar el problema 1.- Si tu iPhone 8 tiene un número de serie elegible, Apple lo reparará sin cargo. 2.- Para ello, hay que usar el verificador de número de serie para comprobar si su dispositivo califica para este programa. 3.- En caso de desconocer el número de serie, hay que revisarlo desde «Configuración/General/Información».
04-09-2018 | abc.es
La hija de Steve Jobs carga contra él en sus memorias: «Me dijo que apestaba a retrete»
Admirado por muchos quienes le consideran un gurú de la tecnología, Steve Jobs no cuenta con la misma reputación a nivel personal. El documental de 2015 «Steve Jobs: The Man in the Machine» ya revelaba el lado «oscuro» del genio que creó Apple y la película con su nombre (basada en la biografía autorizada escrita por Walter Isaacson) desveló la complicada relación con su primera hija, Lisa Brennan-Jobs, a la que no reconoció hasta pasada su más tierna infancia. Tres años más tarde es la propia Brennan-Jobs quien lanza este martes un libro contando diferentes experiencias con su progenitor y, a pesar de que ella misma asegura que su objetivo es redimir a su padre, éste no sale precisamente bien parado. El libro, titulado «Small Fry» (algo así como «mocosa» traducido al español) cuenta la historia desde el nacimiento de Lisa cuando Jobs solo contaba con 23 años. Su madre, Chrisann Brennan, conoció al que sería el fundador de la compañía de la manzana en el instituto. Aunque estuvo presente en su nacimiento, en la granja de un amigo en Oregón, no fue hasta los 7 años de Lisa cuando la reconoció como hija -obligado por los tribunales tras una prueba de paternidad positiva-. Vivir gracias a las ayudas estatales Duante años, Lisa y su madre vivieron de ayudas estatales. Sin embargo, la historia no se volvió de color de rosa una vez que Steve Jobs reconoció a su hija, en honor a quien bautizó el primer ordenador de Apple. De hecho, le negó este hecho en varias ocasiones porque pretendía enseñarle a «no sumarse al éxito de otros», asegura Brennan-Jobs para The New York Times. No fue hasta pasados muchos años cuando éste lo reconoció en unas vacaciones con Bono, el cantante de U2, para el que sí admitió la inspiración en el nombre de su hija. Jobs habría sido irregular en los pagos de la manunteción de Lisa, a la que unos vecinos llegaron a pagarle la universidad (si bien después el creador de Apple les devolvería el dinero). También cuenta en «Small Fry» cómo su madre encontró una casa para ambas y le pidió ayuda para pagarla. Al final, Jobs la compró para mudarse con su esposa. La convivencia con Jobs El libro también recoge otros capítulos de la convivencia de Lisa en casa de Jobs y su madrastra, Laurene. Además de separarla de su madre, Jobs le habría negado la calefacción en su cuarto para «inculcarle valores», así como la obligación de presenciar escenas íntimas entre la pareja en las que tocaba los pechos y los muslos de su mujer delante de la joven Lisa, de 9 años. Aún con todo, la primera hija de Jobs, que ahora cuenta con 41 años, visitó asiduamente a su padre durante sus últimas semanas de vida. Llama la atención una escena en la que Lisa asegura que su padre, ya moribundo, le dijo que «apestaba a retrete». Lisa le excusa afirmando que ese día llevaba un perfume caducado y que la pretensión de su padre era ser honesto -y que, además, durante esos días le pidió perdón por tratarla mal en su infancia-. De hecho, afirma que el objetivo del libro es perdonar a su padre y en varias entrevistas ha señalado su preocupación porque la familia no se tome bien «Small Fry». Controversia en la familia El hermanastro de Lisa Brennan-Jobs, Powell Jobs y la hermana de Jobs, Mona Simpson han enviado a The New York Times un comunicado en el que no se muestran muy satisfechos con el resultado de las memorias. «Lisa es parte de nuestra familia, por lo que nos dio tristeza leer su libro, ya que difiere de manera dramática de nuestras memorias de esos tiempos. Su retrato de Steve no es el del esposo y padre que conocimos. Steve amaba a Lisa y se arrepentía de no haber sido el padre que debía ser durante su niñez. Fue muy reconfortante para Steve que Lisa estuviera en casa con todos nosotros en los últimos días de su vida y todos agradecemos el tiempo que pasamos juntos como familia», afirman. De hecho, Jobs dejó varios millones de dólares de herencia a Lisa. Por su parte, su madre afirma que era una persona con un «carácter volátil» e incluso, a veces, negligente. «Fue horrible para mí leerlo», ha declarado Chrisann Brennan, quien, sin embargo, alaba la certeza de su hija. Tras estudiar en la universidad, Brennan-Jobs dejó Estados Unidos para trabajar en finanzas en Londres y en Italia. Allí se pasó al diseño y escribió para revistas y publicaciones literarias. Actualmente está casada y tiene un hijo de cuatro meses con su marido Bill, quien casualmente trabajó durante mucho tiempo para Microsoft. «Veo a mi esposo y cómo es con sus hijas: pendiente y sensible y vivaz, como le hubiera gustado ser a mi padre. Pero él no pudo serlo», sentencia la primogénita de Jobs.
03-09-2018 | elpais.com
Huawei presenta su nuevo ?superchip? Kirin 980, preparado para pensar por sí mismo
El microprocesador que hará funcionar a los próximos móviles de alta gama de la marca china es un 22% más potente que los de los de Samsung y Apple
03-09-2018 | elpais.com
Una filtración desvela el sucesor del iPhone X
Aparecen imágenes promocionales de los nuevos teléfonos y relojes de Apple, que confirma su presentación el 12 de septiembre
03-09-2018 | abc.es
La vuelta al cole en el siglo XXI: ¿el fin de los libros?
Para las generaciones adultas, el mes de septiembre evoca recuerdos infantiles como el olor a libros nuevos o al plástico del forro que se despega del papel adhesivo; también al sonido de cremalleras de estuches recién comprados; o a la visión de cajas de pinturas de colores a las que aún no les falta ni un lápiz ni conocen qué es un sacapuntas. La vuelta al colegio significaba todo un ritual (amado por muchos, odiado por otros tantos) que con los tiempos modernos se ha visto algo alterado. Igual que los jóvenes de ahora son totalmente ajenos a «artilugios» como las cintas de casette, al video VHS o al teléfono fijo, puede que en un futuro no muy lejano tampoco reconozcan los manuales subrayados y pintarrajeados. Porque ya existen alumnos que no se manchan con tiza las manos porque sus pizarras son electrónicas; o que llenan sus mochilas no de libros, sino con una tableta. Así es como la tecnología está aterrizando en la educación en España. Algunos de los chavales pioneros en probar este cambio de metodología están matriculados en el colegio público Las Cañadas, ubicado en la localidad de Trescasas (Segovia), con apenas un millar de vecinos. Este pequeño colegio era perfecto para formar parte del Proyecto Samsung Smart School, una iniciativa de la marca coreana junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que llegaron a un acuerdo para llevar el «aula del futuro» a 15 comunidades autónomas que se prestaron al experimento. Entre los requisitos, se buscan escuelas que, a priori, tienen más papeletas para sufrir la brecha tecnológica: núcleos rurales, como el caso de Las Cañadas, o urbes con un alto índice de desempleo. Este centro se encuentra dentro del proyecto desde el principio. Así, en una primera fase, los profesores recibieron formación tecnológica antes de incorporar las tabletas (en este caso, modelos Galaxy Note 10.1 y Galaxy Tab A) como un habitual en el aula. Antes de que llegasen a los niños, muchos pensaron que este nuevo elemento en clase traería más caos que paz. «Hubo profesores que al principio se mostraron reacios, como un maestro de Canarias a punto de jubilarse, que creyó que la tecnología sería más una distracción que una ayuda. Pero después de ver que las clases iban rodadas, se acabó incorporando», explican responsables del proyecto a ABC. Primera sorpresa en las aulas del futuro. En una clase sin libros Las mesas de los alumnos de quinto de Primaria de Las Cañadas forman cuatro grupos de cuatro que favorecen la comunicación entre los chavales, no en línea directa con el profesor (cosa que ya rechina con el pasado y las regañinas que muchos nos llevamos por comentar la jugada con el compañero de pupitre). En el aula vacía durante el recreo, las tabletas se encuentran apagadas por encima de los pupitres, conviviendo de manera natural con los cuadernos escritos a mano y algún libro de texto. Suena la campana y el grupo vuelve a entrar a clase. Cada uno se sienta en su sitio con una algarabía normal para su edad, pero las voces cesan cuando Jesús Solera, su profesor, lo indica. Hace unos días recibieron la visita de un experto en seguridad vial y hoy repasan lo aprendido a través de un juego online de preguntas tipo test. Pero la actividad puede consistir en un reto que su maestro les propone a través de un video de YouTube y en el que tienen que encontrar el porcentaje de chicos que tienen hermanos en el colegio. O realizar un trabajo conjunto con otra escuela de Cantabria que también está dentro del proyecto. Javier, Nacho, Marcos y Fran son los integrantes de uno de estos equipos que ya lleva utilizando la tableta desde el curso anterior. Los dos primeros afirman que «a veces» echan de menos los libros, «porque se puede escribir encima». Pero todos coinciden en que les gusta corregir en común con la clase y ver los resultados de los exámenes de forma inmediata después de hacerlos. «Mis amigos me dicen que qué morro tengo por estar con esto -señala al dispositivo de Samsung-, pero nosotros ya estamos acostumbrados», afirma Marcos mientras maneja con soltura una aplicación para aprender las partes del cuerpo humano. Sorprende ver la naturalidad con la que han asimilado sus nuevos «libros», que en todo momento están controlados por una aplicación que posee el profesor. Aparte de lugares totalmente vetados a los que no pueden entrar los alumnos desde los dispositivos del colegio (como redes sociales, por ejemplo), los profesores como Jesús pueden observar en todo momento qué es lo que están viendo por las pantallas sus alumnos, cuándo hicieron los deberes «cibernéticos» (no se llevan las tabletas a casa, pero pueden conectarse a la plataforma online desde cualquier dispositivo conectado a internet) o a quién le ha costado más el último ejercicio de Matemáticas. Los miedos de los adultos A algo más de cien kilómetros de Trescasas, en la populosa localidad madrileña de Arganda del Rey, se está produciendo una escena parecida. Hace un par de años que el equipo directivo entrante en el Colegio Malvar propuso un cambio de metodología en el que la tecnología sería la herramienta estrella de su proyecto educativo y eligieron a Apple como empresa compañera en el camino. Después de la formación de los profesores (que duró aproximadamente un curso), en septiembre de 2017 cada alumno de segundo y quinto de primaria, así como los de segundo de ESO, poseían su propio iPad. Y la intención es cubrir todos los cursos, desde primaria a bachillerato, y que incluso infantil tenga contacto con las nuevas tecnologías, como de hecho ya está ocurriendo. De momento, en estos tres cursos, las tabletas van y vuelven de casa al colegio, a pesar de que este centro concertado tiene una política de «no deberes» que desconcierta a muchos padres. «No hemos encontrado mucha resistencia a la tecnología, salvo la preocupación por la vista o que muchas veces los padres se sientan por detrás de sus hijos en conocimientos. Les costó más con el tema de los deberes» «No hemos encontrado mucha resistencia a la tecnología, salvo la preocupación por la vista o que muchas veces los padres se sientan por detrás de sus hijos en conocimientos. Les costó más con el tema de los deberes», explica Laura Mañueco, profesora de Biología y Geología, además de directora del centro. El miedo que sienten los padres de la generación que ha ido aprendiendo según se desarrollaban las nuevas tecnologías, pero que no las han «mamado» como sus propios hijos, se traslada también a los profesores. «El vértigo a que ellos controlan más que tú está ahí y al principio fue difícil. Pero luego te das cuenta de todas las posibilidades que ofrece, que es una herramienta que les motiva y que además les hace interactuar a unos con otros para explicárselo, incluso te ayudan a ti. No se centran en la tableta, la utilizan como un medio de juego para aprender», explican las profesoras Laura Sáiz y Laura Egozcue. Alumnos aventajados y gamberradas Como chavales, las gamberradas siguen ocurriendo, independientemente de si se utiliza el lápiz o la tinta electrónica. Las notas de papel de toda la vida se convierten en mensajes vía bluetooth; o se crea la necesidad de «capar» YouTube «porque si no se tiraban viendo vídeos de reguetón todo el día». Se dio incluso un incidente con un «hacker escolar» que consiguió engañar a la red del colegio, que está restringida, para poder «colarse» en las páginas vetadas por el centro, como la famosa plataforma de videos. «Cuando nos enteramos, tuvo su reprimenda, claro está. Pero también reconocimos su parte de mérito, ya que un chico que apenas llevaba unos meses utilizando un iPad consiguió burlar nuestros sistemas porque por su cuenta se puso a investigar. Ahora nos ayuda con la seguridad del sistema», dice la directora del Malvar con una sonrisa que delata orgullo. Además, según afirman los profesores, tener algo entre las manos tan delicado como una tableta ha supuesto, al contrario de lo que se podría pensar, que crezca la responsabilidad de los alumnos con el material. «En todo quinto, que serán unos 125 niños, solo se ha roto una pantalla. Antes lanzaban las mochilas al aire, ahora nada. Y se las llevan todos los días a casa y raro es el chaval que no la trae cargada. Las cuidan mucho más que los libros y los cuadernos», aseguran. ¿Recuerdan el mimo con el que trataban los primeros días el material escolar? ¿Tienen la imagen de cómo estaban a final de curso? Quizá sus hijos no tengan el olor a libro nuevo entre sus recuerdos de septiembre; pero puede que estén desarrollando más conciencia sobre cómo tratar y utilizar lo que a ciencia cierta será su futuro: la tecnología.
85