Noticias de "apple"

30-10-2018 | abc.es
Todo lo que puede presentar Apple: un iPad Pro y un nuevo MacBook Air
Llega la temporada de otoño-invierno para los aficionados de Apple. Si la marca americana dedica septiembre para renovar su producto estrella, el iPhone, sus otras familias también tienen su día grande. Será este martes a partir de las 15.00 horas (hora española) desde Nueva York. Aunque no está definido realmente los productos o anuncios que se producirán, lo que se ha estado aireando en las últimas semanas es un nuevo iPad Pro. Lo que se da por hecho es una actualización de su tableta más avanzada, el iPad Pro, que los analistas apuntan a un cambio radical. Sus principales novedades vendrán motivadas de un diseño casi sin bordes, con lo que se podrá cerrar el círculo iniciado previamente por el iPhone X. Esta decisión condicionará otros atributos como el característico botón Inicio, que en este nuevo ciclo se eliminará definitivamente, con lo que se dará luz verde a la incorporación de FaceID como medida de seguridad, aunque sin la controvertida pestaña o «notch». Así, los usuarios podrán acceder a sus dispositivos por medio de un sistema de reconocimiento facial que podrá ser utilizado en diferentes posiciones (horizontal y vertical). Todavía no está clara cómo se ejecutará esta función y si el usuario deberá introducir dos caras para realizar la máscara virtual. Lo que no está claro, aunque se sospecha, es si dado este diseño sin apenas marcos se traducirá en una mayor superficie en pantalla. Es más, según algunos rumores recientes, habrá dos versiones de 11 y 12.9 pulgadas. Pero uno de los grandes cambios puede venir de su clavija Lightning que pasa a mejor vida. En su lugar, se dará el salto al USB-C como hicieran anteriormente los MacBook. Es una decisión algo controvertida puesto que la compañía siempre se ha mantenido firme en sus puertos propietarios, pero conforme ha evolucionado la industria se requiere de este tipo de tomas. El lío de cables, sin embargo, puede ser monumental durante la transición. Pero, por lo pronto, permitirá así conectarse a otros aparatos como un monitor. Teniendo en cuenta el enfoque de esta tableta, esta decisión cobra aún más relevancia. A nivel técnico se espera que los nuevos iPad Pro alberguen los nuevos microprocesadores A12X Bionic y una potencia gráfica mejorada respecto a sus predecesores. ¿Una razón de peso para decirle adiós definitivamente a los ordenadores tradicionales? Quién sabe, pero la decisión de Adobe de llevar una de sus herramientas más significativas, Photoshop, a una versión extendida para superficies táctiles puede confirmar este esfuerzo. Y, para ello, vendrá acompañado de un remozado Apple Pencil 2, que permitirá ampliar menús y opciones, así como realizar acciones más concretas y precisas. No se da por hecho su presencia pero también se ha especulado en torno a la actualización del MacBook Air, su ordenador portátil más fino que montará pantalla Retina (2.560 x 1.600 píxeles) y se renovará después de varios años sin hacerlo. Otra de las cosas que se ha rumoreado ha sido el lanzamiento de la segunda generación de los auriculares AirPods, que en esta nueva hornada llegarían con cancelación de ruido y el asistente Siri más integrado.
29-10-2018 | abc.es
OnePlus 6T: un móvil con lo mejor de la gama alta, pero a la mitad de precio
Un nuevo terminal cada seis meses. Esa es la estrategia habitual de OnePlus, la firma china que hoy ha presentado, apenas medio año después de su último lanzamiento (OnePlus 6) su nuevo terminal OnePlus 6T. Y si ya el anterior dispositivo cosechó excelentes críticas (salvo por su sistema de reconocimiento facial), el nuevo 6T, en palabras del responsable de la firma en España, David Sanmartín, «lo revoluciona todo. Y para eso hemos tenido en cuenta todo lo que nuestros usuarios nos han pedido». Una comunidad que hoy por hoy supera los 5 millones de personas. Un terminal, pues, del que podríamos decir que esta hecho «bajo demanda» de los consumidores. El aspecto exterior del nuevo smartphone nos recuerda mucho al del OnePlus 6, salvo por un detalle: la ceja o Notch de la parte superior de la pantalla ocupa la mitad de espacio que la del modelo anterior. Pero sin renunciar a ninguno de los componentes. Según explica Sanmartín, «hemos trabajado mucho para conseguir meterlo todo en menos de la mitad de espacio». Ese «todo» incluye la cámara frontal, el sensor de proximidad, el sensor de luz, el sensor de color y hasta un altavoz. El primer resultado positivo de este Notch en forma de lágrima o gota de agua es el ratio de pantalla, que alcanza un más que notable 86% de la superficie frontal del teléfono. Y hablando de pantalla, también ésta ha crecido. Así, si el OnePlus 6 incorporaba un panel Amoled de 6,28 pulgadas, en el nuevo 6T la pantalla crece hasta las 6,41 pulgadas (también Amoled), pero manteniendo unas dimensiones (157,5 x 74,8 x 8,2 mm) muy similares a las del modelo anterior. La resolución es excelente (2.340 x 1.080) y permite ver colores nítidos y contrastados prácticamente en cualquier condición de iluminación. Otra diferencia con el modelo de hace seis meses es que, en esta ocasión, OnePlus ha decidido eliminar la entrada mini jack para conexión de auriculares. Igual que sucede ya con otros fabricantes, habrá que empezar a pensar en accesorios conectados por Bluetooth. Los que se resistan a abandonar los cables, sin embargo, podrán seguir conservando sus viejos auriculares con este móvil, ya que OnePlus ha tenido la gentileza de incluir un adaptador dentro de la caja. Sensor de huellas en pantalla Una de las grandes novedades del nuevo terminal es su sensor de huellas, que se encuentra en la parte frontal, pero debajo de la pantalla. Tecnología, por cierto, que ya mostró Huawei hace apenas unas semanas en su nuevo Mate 20. Cuando se hace necesario, el sensor táctil se ilumina en azul turquesa, y al tocarlo nuestro dedo se ve rodeado por una brillante nube de color azul, que nos indica que el sensor está funcionando. Según One Plus, se trata del sistema de reconocimiento de huellas más rápido del mercado, y las pruebas realizadas hasta ahora con el terminal no desmienten esa afirmación. Según explica David Sanmartín «hemos podido colocar bajo la pantalla este nuevo mecanismo (que incluye una cámara para reconocer las huellas) porque nuestros ingenieros han conseguido dejar espacio a base de hacer más pequeños otros componentes». El OnePlus 6T cuenta también con un sistema de reconocimiento facial basado en su cámara frontal. Y aunque no es tan sofisticado como los sistemas que incorporan otras marcas, como Apple o Huawei, hay que reconocer que mejora mucho los resultados del modelo anterior. Eso sí, que nadie intente que el móvil le reconozca a oscuras, porque no funcionará, ya que no dispone de sensor de infrarrojos. En cuanto al procesador, OnePlus ha optado por el que montan un buen número de los terminales de gama alta de este año: el Qualcomm Snapdragon 845, que con sus ocho núcleos y una frecuencia de reloj de hasta 2,8 GHz, constituye una garantía de solvencia y poder de procesamiento. Según se dijo en la presentación, Qualcomm y OnePlus trabajan ahora en la implementación de las redes 5G para las próximas generaciones de terminales. La memoria RAM, según la versión elegida, puede ser de 6 o de 8 GB, y la memoria de almacenamiento de 128 ó 256 GB. La batería, otro de los puntos fuertes del dispositivo, es de 3.700 miliamperios (mayor que la del OnePlus 6, que era de 3.400 miliamperios) y cuenta con un sistema de carga rápida. No incluye carga inalámbrica, y el fabricante asegura que podremos estar más de un día y medio sin necesidad de pasar por el cargador. El OnePlus 6T incluye también una nueva tecnología, RAM Boost, que analiza y mejora el rendimiento del terminal, que sigue siendo excelente incluso después de un año entero de uso. La función consigue, además, que el rendimiento del smartphone sea hasta un 20% más rápido que la competencia a la hora de ejecutar aplicaciones muy exigentes, como por ejemplo los juegos. El OnePlus 6T, además, cuenta con un Modo Juego que puede utilizarse incluso cuando el terminal está en Modo Avión. Fotos más inteligentes En lo que se refiere al apartado fotográfico, el dispositivo monta las mismas cámaras que el modelo anterior: una doble lente trasera con sensores de 16 y 20 megapíxeles, con una apertura focal de f/1.7 y una delantera también de 16 megapíxeles. A pesar de ello, el nuevo OnePlus 6T es capaz de obtener mejores fotografías que las de su inmediato predecesor. ¿La razón? Aunque el hardware sea el mismo, los algoritmos que lo controlan han cambiado, y son mucho mejores. Las principales diferencias con el anterior OnePlus 6 en el apartado fotográfico pueden resumirse en tres aspectos: un mejor Modo Noche, especialmente en escenas urbanas, capaz de capturar fotos nítidas incluso sin trípode; una nueva capacidad para detectar escenas automáticamente, gracias a la Inteligencia Artificial; y la posibilidad de mejorar, también gracias a la IA, la luz que ilumina los rostros a la hora de hacer una foto. Se trata de una especie de «modo belleza» capaz de mejorar la calidad de los retratos, modificando las texturas y la iluminación. El terminal incorpora Oxygen OS con la versión Pie del sistema operativo Android, y llega a España en tres confoguraciones diferentes y dos únicos colores: Mirror y Midnight. Como en anteriores modelos de la marca, el terminal admite una serie de gestos en pantalla que actúan a modo de atajo para acceder rápidamente a diversas funciones como la cámara o las capturas de pantalla. En cuanto a los precios, algo superiores a los del anterior OnePlus 6, son los siguientes: el modelo con 6GB de RAM y 128 GB de almacenamiento cuesta 549 euros; el de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, 579 euros; y el modelo con 8 GB de RAM y 256 GB para almacenamiento, 629 euros. Los terminales estarán a la venta a partir del 6 de noviembre.
29-10-2018 | elpais.com
Así serán los nuevos iPad y MacBook de Apple
La ?keynote? de mañana marcará la nueva frontera entre portátiles y tabletas para los próximos años
29-10-2018 | abc.es
Por qué tu móvil solo te va a durar dos años
No te sorprendas porque la dura realidad es esta: la vida media de un móvil es de dos años. Así de simple. Da igual que en él te gastes 100, 300, 500 o 1.000 euros. No porque sea más caro te va a durar más. Ni tampoco porque lo cuides como «oro en paño». Olvídate. No puedes hacer nada. La obsolescencia programada tiene la culpa. A finales de la pasada semana conocimos una multa histórica: la Autoridad italiana garante de la competencia (AGCM) condenó a Samsung y Apple al pago de 5 y 10 millones de euros, respectivamente, por prácticas comerciales injustas. Es la primera decisión en el mundo sobre la obsolescencia programada. «Se trata de una multa simbólica para una empresa que como Apple tiene beneficios anuales superiores a los 35.000 millones de euros», opina Benito Muros, presidente de la Fundación Energía e Innovación Sostenible sin Obsolescencia Programada (Feniss). «Pero ya es algo -continua-. Un reconocimiento explícito de la existencia de la obsolescencia programada, algo que cuando yo comencé a denunciar estas prácticas, hace ahora 18 años, ni siquiera se reconocía su existencia». La caducidad programada afecta a una serie de productos cuya vida útil se ve acortada por determinadas prácticas que llevan a cabo los fabricantes de forma premeditada con el objetivo fomentar el consumo. Y el «smartphone» es uno de los 10 productos por excelencia afectado por esta práctica. La sentencia contempla que ambas empresas llevaron a cabo «prácticas comerciales injustas» al entender que estropearon los dispositivos móviles de manera deliberada por el continuo envío de actualizaciones del software. Usuarios indefensos Samsung, según la resolución, se empeñó, desde mayo de 2016, en que los usuarios del Note 4 tenían que instalar un nuevo firmware concebido para el Note 7, sin informar de sus consecuencias. Apple, también ese mismo año, sugirió de forma insistente a los usuarios del iPhone 6 que instalaran el nuevo sistema operativo iOS 10, optimizado para el iPhone7, sin informarles de la alta demanda de energía y de posibles inconvenientes, como apagados repentinos. Después, la compañía sacó una nueva actualización sin avisar de que su instalación podía reducir la velocidad de ejecución y su funcionalidad. Además no ofreció ninguna medida específica para solucionar esos problemas. «Todos los fabricantes practican la obsolescencia programada», asegura Muros, «aunque los mencionados por su volumen en el mercado son los más llamativos». Por eso no es casualidad que una vez al año los principales fabricantes de móviles presenten nuevos modelos. El marketing es clave en la corta vida útil de los «smartphones». La premisa es clara: hay que vender el último modelo. Ante este panorama, «poco podemos hacer los usuarios», asegura el presidente de Feniss, ya que las prácticas que permiten la obsolescencia programada «se desarrollan en la fase de diseño del producto, con técnicas muy sofisticadas e invirtiendo mucho dinero para ocultarlas y hacernos creer que la vida útil de un teléfono móvil no puede llegar más allá de los dos años de media». Y la teoría no falla. Normalmente, transcurrido ese periodo, la batería del móvil dura mucho menos de lo habitual y el teléfono se ralentiza. Los primeros síntomas de la obsolescencia programada los empieza a notar el usuario «cuando normalmente acepta nuevas actualizaciones, cuando pasan unos 18/24 meses, cuando la batería agota su vida útil? También sobre los dos años de vida. En definitiva, cuando se lanza el nuevo modelo al mercado», explica el experto. Prácticas infalibles Y ya nada se puede hacer. Ni siquiera evitando las actualizaciones. «Tu teléfono siempre está conectado a la red», recuerda Muros. «Es muy fácil enviar actualizaciones o virus que no puedes evitar, y si lo desconectas de la red durante la noche o lo pones en modo avión, el sistema detecta un reinicio, momento que se podría aprovechar para actualizar y ralentizar el software. Los fabricantes tienen diferentes formas de practicar la obsolescencia programada y son infalibles», asegura. «Las prácticas para la obsolescencia programada se desarrollan en la fase de diseño del producto, con técnicas muy sofisticadas e invirtiendo mucho dinero para ocultarlas y hacernos creer que la vida útil de un teléfono móvil no puede llegar más allá de los dos años de media» «Si se quiere intentar alargar la vida útil de un teléfono móvil, habría que someterlo a reparaciones que podrían ser más costosas que comprar uno nuevo, y para eso lanzan al mercado uno nuevo cada año, con presuntas mejoras o prestaciones que nos seducen y nos alejan de la idea de reparar y actualizar», indica Benito muros. Otra de las artimañas de los fabricantes para acortar la vida del móvil tiene que ver con la parte mecánica o placa electrónica. Según el experto, otra de la prácticas para la obsolescencia programa se basa en debilitar ciertas piezas cuya reparación es tan cara que resulta mejor comprar el un nuevo móvil. «Sobre todo la mano de obra», indica. «Muchas veces tardan hasta 15 días en reparar un teléfono, en una actuación que para quien la repara puede tardar 5 minutos. Pero las marcas saben que muy pocos estamos dispuestos a estar sin nuestro teléfono 15 días, optando así por comprar uno nuevo, ya que el mismo vendedor nos dice normalmente que aunque lo repare en breve se nos presentará otro problema que tendremos que volver a reparar». El «smartphone», por tanto, está condenado.
27-10-2018 | abc.es
Cambio de hora 2018: ¿se cambia sola la hora en el móvil?
Cada final de octubre la misma cantinela de todos los años. Ajustar la hora del coche, la del microondas, la del reloj de pared. La razón: entra el horario de invierno. Este domigno de madrugada se gana una hora. A las 3.00 horas serán las 2.00 horas. Tal vez este puede ser la última vez que se haga esta tarea engorrosa que nos lleva cada seis meses a temer por si no suena la alarma o llegamos tarde a una cita. Sucede desde hace décadas y, pese a todo, aún no nos acostumbramos. Es más, siempre tenemos dudas. Llega el cambio de hora y, como cada día que esto sucede, muchas personas se van a la cama temiendo no levantarse porque el reloj no haya cambiado la hora. Sin embargo, la tecnología ha permitido que este paso se efectúe de forma automática como por arte de magia. El horario de verano puede derivar en algunas consecuencias fatales en algunos aparatos electrónicos. El cambio de horario en los teléfonos puede hacerse de dos formas: una automática, definida por las operadoras; y otra manual. Los modelos actuales cambian la hora automáticamente (tanto en los sistemas operativos como iOS, Android o Windows) en caso de tener activada la función para la zona horaria en la que opera. Los diferentes sistemas operativos cuentan con la aplicación de «Hora Mundial», que establece las determinadas frnaja horaria de las regiones en la que los aparatos electrónicos se encuentran. Por esta razón, si se tiene activada la «Zona horaria automatica», función que suele aparecer por defecto, el próximo domingo cuando te levantes tendrás el móvil con la hora correcta. Los teléfonos que tienen la opción de «Cambio automático de hora», como la mayoría de última generación, lo hacen vía GSM, sistema global para las comunicaciones móviles. Esa información la proporcionada la red telefónica en el momento en el que el aparato se sincroniza con la estación central. El operador tiene configurado la hora para que en el momento de encender el móvil éste tenga la hora correcta. En caso de que no se pueda cambiar la fecha y hora en el terminal suele ser porque se tiene activada la opción «actualizar automáticamente la zona horaria». En otros modelos como los que operan con el sistema operativo iOS (Apple), si aparece una fecha, una hora o una zona horaria incorrecta o si hay problemas para cambiar automáticamente al horario de verano habrá que activar Ajuste automático en «Ajustes/General/Fecha y hora». De este modo, se establecerá automáticamente la fecha y la hora en función de la zona horaria. Desde un ordenador, hay que dirigirse a la configuracón. Para ello, el usuario debe establecer el cambio automático. En ordenadores con Windows está en «Inicio/Panel de control/Fecha y hora» o tan solo hacer clic sobre la hora y fecha de la barra de tareas en la parte inferior derecha de la pantalla.
26-10-2018 | abc.es
Sánchez «copia» a Macron la idea de «startup nation» para exponérsela al CEO de Apple
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió en el Palacio de la Moncloa con el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, al que presentó su plan para convertir España en un país emprendedor (una «startup nation»), una idea que ya le presentó el presidente francés, Emmanuel Macron, hace un año y medio. En un comunicado, Presidencia del Gobierno informa de que Sánchez ha intercambiado ideas con Cook sobre los retos del futuro «en el contexto actual de globalización de la economía y acelerado cambio tecnológico». Durante su reunión, el jefe del Ejecutivo presentó a Cook la estrategia de «startup nation» del Gobierno, subrayando así su voluntad «de crear un entorno empresarial que promueva el emprendimiento y la innovación en el ámbito de las nuevas tecnologías y la digitalización». Con este encuentro Tim Cook completa su gira por Europa, en la que se ha entrevistado también con el presidente de Francia, Emmanuel Macron y con la canciller alemana, Angela Mekel. Antes de su reunión con Sánchez, Cook ha defendido que el debate sobre los impuestos que pagan las grandes empresas tecnológicas y que la UE quiere abordar es un «debate legítimo», porque «a muy poca gente le gusta el sistema actual», pero debe trasladarse a un organismo mundial como la OCDE. «A muy poca gente le gusta el sistema actual, hay un acuerdo general de que debe cambiar y ser más claro (..) Cuanto antes mejor, desde mi punto de vista», ha señalado Cook en un reducido encuentro con medios en la tienda de la compañía en Madrid antes de su reunión con el presidente español. Apple quiere tomar parte en este debate «de manera constructiva», ha añadido, pero, al ser parte implicada, tiene una posición «muy difícil». El directivo ha reconocido que existe un debate «legítimo y razonable» sobre los impuestos que pagan gigantes tecnológicos que «operan en muchos países» y sobre cómo éstos «se dividen» entre los distintas regiones en los que opera. Ese es un debate que «es necesario tener», pero cree que lo importante es tenerlo «a nivel mundial», no en cada región, ha argumentado. «Debe ser un grupo internacional, en este caso la OCDE, el organismo que nosotros abogamos por que tome papel activo y decida como debería hacerse a nivel mundial», ha explicado. «Casi nadie dice que Apple debe pagar más impuestos, pagamos más impuestos que nadie en el mundo» ha argumentado, lo que sí se escucha es que un país deber recibir «más que otro», ha puntualizado. Con la reunión con Pedro Sánchez, Tim Cook completa su gira por Europa, en la que se ha entrevistado también con el presidente de Francia, Emmanuel Macron y con la canciller alemana, Angela Merkel
26-10-2018 | abc.es
Las llamadas telefónicas convencionales pueden ser fácilmente interceptadas
Hay un mantra que se repite cada vez que se hace referencia a la seguridad informática; todo dispositivo electrónico conectado a internet es susceptible de ser hackeado. Pero las comunicaciones telefónicas sobre los protocolos tradicionales tampoco están exentas de ser interceptadas. Siguen siendo una de las vías importantes para robar la intimidad de las personas. Las revelaciones sobre el espionaje a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha puesto de relieve dos problemas de magnitud global. Por un lado, la fortaleza de China como Estado capaz de albergar grupos de ciberdelincuentes que dominan técnicas vez más sofisticadas; por otro, la fragilidad de los teléfonos móviles que se conectan a internet pero sobre todo lo sencillo que es pinchar las conversaciones telefónicas. Al poco de llegar a la Casa Blanca, Trump aceptó desprenderse de su teléfono con sistema operativo Android, considerado más inseguro que el ecosistema de Apple. Era el mismo teléfono que portaba en su día a día antes de convertirse en uno de los políticos más poderosos del mundo. Por recomendación de los servicios de inteligencia tuvo que cambiar de parecer. Desde entonces, ha estado utilizando tres terminales iPhone. Dos de ellos, según «The New York Times», securizados y con capacidades limitadas. Y un tercero, un modelo corriente como los que se venden en las tiendas, destinados a fines personales. Mientras que los dos primeros se utilizan para Twitter y llamadas oficiales de forma independiente, el tercero le sirve de agenda de contactos para conversaciones extraoficiales. Este último dispositivo es el que se investiga como el eslabón más débil del supuesto espionaje chino, aunque los expertos consultados por este diario apuntan a que, pese a las medidas de protección, ninguno de ellos es completamente seguro. Todos son vulnerables a los piratas informáticos, quienes podrían acceder a sus comunicaciones de manera remota por medio de varias técnicas. «Hay diferentes formas de espiar un terminal. Una es comprometer el dispositivo. Existe software, sobre todo para Android, que puede acceder a tu ubicación, a las llamadas, al micrófono, a los mensajes en redes sociales», reconoce a ABC Yago Jesús, experto en seguridad informática. Un vector de ataque para acceder al terminal se puede encontrar, en ese sentido, en el envío de un enlace malicioso que explote una vulnerabilidad del «smartphone». De tal manera que un pirata informático puede controlarlo discretamente en remoto y sin levantar sospechas al propietario. «A Trump no le han hackeado el móvil», asegura este experto, quien apunta a otra posibilidad: que los espías hayan realizado un ataque por medio de una «clonación de estaciones». Una técnica muy habitual que consiste en la creación de una estación falsa de redes telefónicas para engañar al terminal para se conecte a ella en lugar de su proveedor original. Esto es posible -insiste este experto- porque el actual protocolo de telefonía (GSM) contiene una serie de vulnerabilidades conocidas y heredadas de su diseño primigenio. Las llamadas realizadas desde un teléfono, independientemente si se trata de un «smartphone» o no, pueden interceptarse en el momento en el que viajan a través de las torres de telefonía y cables que conforman las redes móviles nacionales e internacionales.
9