Noticias de "facebook"

20-04-2020 | enter.co
Este fin de semana Facebook anunció el lanzamiento de una aplicación dedicada a los videojuegos. Facebook Gaming toma el nombre de la sección en la red social que, desde hace algún tiempo, ha impulsado la transmisión de contenido, así como el uso de aplicaciones dentro de Facebook para jugar. Hoy, 20 de abril, se ha […]
17-04-2020 | enter.co
Facebook anunció que añadirá una nueva reacción a la red social. ?Care? (que se traducirá a algo cercano a ?Me preocupa?) es el nombre de la nueva manera de responder a las publicaciones. De acuerdo con la plataforma, su ingreso tiene como propósito el mostrar algo de apoyo a las personas que están pasando momentos […]
16-04-2020 | abc.es
Facebook alertará a los usuarios que interactúen con contenidos dañinos sobre el coronavirus
Facebook comenzará a mandar mensajes a aquellos usuarios que hayan interactuado con afirmaciones sobre el Covid-19 dañinas para la salud. Tras esto, les pondrá en contacto directamente con el apartado de bulos desmentidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así lo ha afirmado hoy mismo la compañía propiedad de Mark Zuckerberg a través de un comunicado. El objetivo, según se expresa en el texto, es proteger a los internautas de los efectos que pueda tener una afirmación incierta y peligrosa para la salud. «Vamos a empezar a mostrar notificaciones en la sección de Noticias a aquellas personas que hayan dado a me gusta, hayan reaccionado o comentado posts con desinformación sobre COVID-19 perjudicial para la salud, información que ya ha sido eliminada de la plataforma. Esas notificaciones dirigirán a las personas a información sobre los mitos más comunes del COVID-19 que han sido desacreditados por la OMS, incluyendo los que hemos eliminado de nuestra plataforma por inducir a un daño físico inminente», afirma en un comunicado Guy Rosen, videpresidente de Integridad de la compañía. De este modo, la red social se propone desterrar completamente los efectos dañinos que tiene la desinformación generada al calor de la pandemia. Cabe recordar que la compañía ya anunció recientemente que estaba eliminando todos los contenidos en los que se hacían afirmaciones desmentidas previamente por la OMS sobre el Covid-19. «Ejemplos de desinformación que hemos eliminado incluyen afirmaciones dañinas como que beber lejía cura el virus y teorías como que el distanciamiento social no es eficaz para evitar la propagación de la enfermedad», expresa el vicepresidente de Facebook. Para llevar a cabo esta labor, la empresa afirma que está trabajando con más de 60 organizaciones de verificación que revisan y califican el contenido en más de 50 idiomas de todo el mundo, y se ha puesto en marcha un programa de subvenciones para este tipo de organizaciones. El videpresidente de la red social expresa, además, que, hasta el momento, han sido eliminados cientos de miles de contenidos de desinformación que podrían provocar un daño físico inminente. Cabe recordar que esta medida llega poco después de que WhatsApp, plataforma de mensajería que también pertenece a Mark Zuckerberg, afirmase que solo se podrán reenviar mensajes dentro de la plataforma a un único chat. Los contenidos falsos no dañinos serán etiquetados La eliminación de contenidos falsos solo afectará, de acuerdo con la compañía, a aquellos que puedan poner en riesgo la salud de los usuarios. Es decir, las afirmaciones que contengan información falsa, o desmentida, pero que no resulten dañinos no serán directamente eliminados. En su lugar, se reducirá su distribución y se mostrarán etiquetas de advertencia para que el usuario sea capaz de identificarlos. «Durante el mes de marzo, mostramos advertencias sobre unos 40 millones de publicaciones en Facebook relacionadas con COVID-19, basadas en casi 4.000 artículos procedentes de nuestros socios de verificación de contenidos. Cuando la gente vio las etiquetas de aviso, el 95% de las veces no siguieron adelante y no vieron el contenido original», expresa Rosen en el comunicado.
15-04-2020 | enter.co
Las noticias falsas no son precisamente nuevas. Pero la era del COVID-19 ha demostrado el peligro que representan. Eventos como el ocurrió el fin de semana anterior en Buenaventura, cuando decenas de personas salieron a bañarse en el mar en medio de la cuarentena, son la muestra del riesgo que representan. Todo originado en un […]
14-04-2020 | abc.es
Instagram: cómo mandar mensajes directos desde el ordenador
La dependiencia de la aplicación empieza a reducirse. Dándole mayor importancia al entorno de ordenador, Instagram ha lanzado de forma global la función de mensajes directos en su versión de escritorio, que por primera vez permite intercambiar mensajes privados desde el ordenador. La red social de imágenes, propiedad de Facebook, ya había anunciado anteriormente que se encontraba desarrollando la función de mensajes directos en su versión web para ordenadores, y esta característica se probaba en un número reducido de cuentas. Ahora, da un salto a nivel internacional. Ahora, según ha anunciado la plataforma, los mensajes directos se encuentran disponibles en su aplicación de escritorio. La plataforma ha explicado que el lanzamiento es global. Los mensajes directos son una función de Instagram, disponible desde el año 2013 con la que los usuarios pueden intercambiar mensajes de forma privada con otras personas en la red social, sin necesidad de publicarlos en sus cuentas. Para mandar mensajes directos por Instagram desde un PC hay que ingresar las credenciales en la versión web del servicio. Para ello, hay que utilizar un usuario y contraseña. Entonces, hay que dirigirse a un usuario que se tenga de contacto para poder iniciar una conversación privada, que se mostrarán en la parte izquieda. Para iniciar la conversación se necesita buscar el ID del nombre de la persona mediante el uso de «@» y añadir las primeras letras del contacto. Encontrándolo se abrirá un chat una vez que se ha pulsado. Los usuarios podrán enviar mensajes y usar «emojis» (emoticonos)
13-04-2020 | abc.es
WhatsApp asegura que la limitación de los mensajes reenviados es automática y no afecta al contenido
La decisión de WhatsApp, aplicación de mensajería propiedad de Facebook, de limitar a una conversación los mensajes reenviados para frenar las cadenas de mensajes y los bulos ha suscitado una gran polémica en los últimos días . La compañía ha salido al paso para aclarar a este diario que la restricción es automática y no afecta al contenido. Frente a las dudas, la popular «app» ha justificado la nueva función como una medida para «abordar el desafío de la información errónea que se comparte en el servicio» y «limitar la propagación de mensajes que pueden contener información errónea dañina». Este nuevo límite en la difusión se ha extendido a nivel mundial, no únicamente en España, y está concebido para «reducir la cantidad de veces que se pueden compartir mensajes reenviados con frecuencia». El objetivo, agregan fuentes de la empresa a este diario, es «mantener WhatsApp personal y privado». La empresa insiste en que una vez que un mensaje se ha compartido al menos cinco veces, desde ahora solo es posible compartir ese mensaje a un chat a la vez, sea individual o a un grupo. «Este límite se aplica automáticamente y no tiene ninguna relación con el contenido del mensaje», aseguran. Este diario ha comprobado la medida con diferentes tipos de mensajes virales (de índole político, vídeos humorísticos?). En 2016, el servicio incluyó, después de que lo hicieran otras herramientas de la competencia, un sistema de cifrado de «extremo a extremo» de manera predeterminada. Una tecnología de seguridad que promete que la empresa propietaria no puede «lee» los mensajes cuando estos viajan entre los servidores de internet. Únicamente el emisor y el receptor pueden ver el contenido. Para su implementación, la empresa colaboró con Open Whisper Systems - que creó el protocolo TextSecure- para adaptar su protocolo de cifrado de mensajes a su aplicación. Su funcionamiento consiste en que el sistema se genera una clave de cifrado única para cada dispositivo móvil. Frente a la polémica WhatsApp asegura que «no ve, ni modera ni censura», añaden las mismas fuentes. En ese sentido, la empresa ha añadido que «no tiene ninguna relación con la comprobación de hechos» por medio de equipos de revisores humanos en la red social Facebook.
13-04-2020 | abc.es
WhatsApp aclara que no censura y que la limitación de los mensajes reenviados no afecta al contenido
La decisión de WhatsApp, aplicación de mensajería propiedad de Facebook, de limitar a una conversación los mensajes reenviados para frenar las cadenas de mensajes y los bulos ha suscitado una gran polémica en los últimos días . La compañía ha salido al paso para aclarar a ABC que la restricción es automática y no afecta al contenido, así como que no comparte contenido con empresas de verificación de hechos como Newtral (fundada por la periodista Ana Pastor) y Madita (un proyecto independiente). Frente a las dudas suscitada por un bulo generalizado en los últimos días, la popular «app» ha justificado la nueva función como una medida para «abordar el desafío de la información errónea que se comparte en el servicio» y «limitar la propagación de mensajes que pueden contener información errónea dañina». Este nuevo límite en la difusión se ha extendido a nivel mundial, no únicamente en España, y está concebido para «reducir la cantidad de veces que se pueden compartir mensajes reenviados con frecuencia». El objetivo, agregan fuentes de la empresa a este diario, es «mantener WhatsApp personal y privado». La empresa insiste en que una vez que un mensaje se ha compartido al menos cinco veces, desde ahora solo es posible compartir ese mensaje a un chat a la vez, sea individual o a un grupo. «Este límite se aplica automáticamente y no tiene ninguna relación con el contenido del mensaje», aseguran. Este diario ha comprobado la medida con diferentes tipos de mensajes virales (de índole político, vídeos humorísticos?). En 2016, el servicio incluyó, después de que lo hicieran otras herramientas de la competencia, un sistema de cifrado de «extremo a extremo» de manera predeterminada. Una tecnología de seguridad que promete que la empresa propietaria no puede «lee» los mensajes cuando estos viajan entre los servidores de internet. Únicamente el emisor y el receptor pueden ver el contenido. Para su implementación, la empresa colaboró con Open Whisper Systems - que creó el protocolo TextSecure- para adaptar su protocolo de cifrado de mensajes a su aplicación. Su funcionamiento consiste en que el sistema se genera una clave de cifrado única para cada dispositivo móvil. Frente a la polémica WhatsApp asegura que «no ve, ni modera ni censura», añaden las mismas fuentes. En ese sentido, la empresa ha añadido que «no tiene ninguna relación con la comprobación de hechos» por medio de equipos de revisores humanos en la red social Facebook. «WhatsApp introdujo el nuevo límite de reenvío global para mantener el servicio personal y privado y frenar la propagación de mensajes virales, con el objetivo de mantener seguros a nuestros usuarios. No está relacionado de ninguna manera con las organizaciones de verificación de hechos o con la "censura", y cualquier opinión contraria es 100% falsa», sostienen las mismas fuentes en relación a Newtral y Maldita, entidades de «fact checking» que firmaron el pasado año un acuerdo con Facebook junto con tras 41 entidades de verificación y que, en ese entorno, sí pueden avisar de la presencia de bulos.
13-04-2020 | abc.es
WhatsApp o Telegram: ¿qué aplicación de mensajería es mejor?
WhatsApp no fue la mejor aplicación de mensajería cuando llegó en 2009. Sufría constantes caídas del servicio. Desconexiones que muchos usuarios asumieron el peaje con tal de usarla. En su escalada surgieron numerosos fallos de seguridad que, pese a empañar su imagen, no evitó lo que vendría después: se convirtió en el servicio más utilizado del mundo. Parte de su éxito se debió a formar parte de Facebook, la multinacional estadounidense que adquirió la empresa en 2014 por 19.500 millones de euros. Muchos han querido hacerle sombra desde entonces. Nadie lo ha conseguido. Porque pese a que algunas alternativas importantes como WeChat en Asia (1.200 millones de usuarios), hasta ahora no ha tenido rival a pesar de que, para muchos expertos, no ha sido la mejor de su entorno. ¿Alguien recuerda ahora Line? ¿O la pionera BBM de los dispositivos BlackBerry? Incluso Snapchat ha perecido en la boca de pez grande. De Telegram se ha relacionado como una aplicación más segura, al igual que Signal, que incluso lo han defendido expertos como Edward Snowden, antiguo oficial de los servicios de inteligencia estadounidenses. Pero WhatsApp, siempre, pese a las modas y fenómenos, ha salido airoso, a pesar de ir a remolque de los demás. Como en el caso de las «historias», esas porciones de contenido (vídeo, fotografía o texto) que desaparecen pasadas las 24 horas. Nacieron en Snapchat, donde se hicieron populares entre los usuarios más jóvenes, y Facebook no tuvo reparos en añadirla entre sus funciones. O qué decir del sistema de cifrado de «extremo a extremo». Una medida de seguridad que apareció años más tarde que otras alternativas más robustas. En cualquier caso, ha llegado a romper récord, acumulando ahora más de 2.000 millones de usuarios registrados en todo el mundo; Telegram tiene poco más de 200 millones. De procedencia rusa El bulo acerca de que su nueva restricción sobre los mensajes reenviados solo afectaba a España (algo que es a nivel mundial) ha llevado a un sector de la población a recomendar (y pasarse) a Telegram. Pero, ¿qué diferencias presenta cada una? Hay muchas y, algunas, importantes. Lo primero que hay que tener en cuenta es su procedencia. Nacida en 2014, está creada por los hermanos Durov (Pavel y Nikolai), que pertenecían al «facebook ruso», VK. En la actualidad, tiene la sede en Dubai (Emiratos Árabes). En 2017, debido a unas acusaciones por falta de transparencia, Rusia la incluyó en un registro que le obligaba a cumplir las leyes contra el terrorismo del país. La empresa ha defendido siempre que no está relacionada con ningún gobierno. En cambio, WhatsApp es una filial del grupo estadounidense Facebook, fundado y dirigido por Mark Zuckerberg. Opción de chat secreto Además de su origen, ambas presentan importantes diferencias. Una de ellas es la opción «chat secreto», que representa un método para que promete proporcionar unas conversaciones más privadas y seguras. Telegram permite programar mensajes que se autodestruyen. Es una opción que también ha estudiado WhatsApp, pero no la puesto en marcha nunca a pesar de los insistentes rumores de los últimos años. Avisa al resto de contactos Otra diferencia aparentemente inocente pero que para muchos puede ser importante es que cuando ingresas por primera vez en Telegram aparece una notificación advirtiendo que has desembarcado en el servicio. Así, los contactos, a los que también hay que darle permiso para acceder a la lista completa, pueden saber que estás formando parte de su comunidad. Canales o listas de difusión Llamadas de manera diferente, ambos servicios permiten difundir mensajes a grandes audiencias. Es decir, sea con las «listas de difusión» de WhatsApp o los «canales» de Telegram, los usuarios pueden comunicarse de una manera oficial sin tener que crear un grupo. Pero, a diferencia, un canal puede ser útil para la comunicación masiva sobre una temática. Hay partidos políticos, consultoras o empresas que lo utilizan para propagar mensajes. Ambas con llamadas Esto se incluye en ambas. De igual manera, las dos aplicaciones se enmarcan dentro de una categoría, que permiten las llamadas VOiP. Es decir, los usuarios de cualquiera de las dos podrán establecer llamadas telefónicas con sus amigos y contactos. También videollamadas. Organizar carpetas, mandar «stickers» Otra diferencia importante con WhatsApp es que los usuarios pueden organizar los grupos de chat de una manera más ágil y visual gracias a las carpetas. Tan solo hay que ir a crear una nueva carpeta para empezar y se puede también cambiar el orden de una manera sencilla y fácil. Ambas «apps» permiten mandar «stickers», pegatinas, imágenes, audio, video y, por supuesto, texto. Las dos también pueden mandar la ubicación en tiempo real, aunque Telegram presenta una mayor personalización. Privacidad y seguridad Este es uno de los puntos importantes y que más interés suscita entre sus seguidores. Telegram presenta algunas características ligeramente más avanzadas en materia de privacidad que su rival WhatsApp como restringir quién puede añadirte a grupos o canales con mayor precisión. También se puede ocultar el número de teléfono desde las opciones, con lo que si eres un personaje público pues puede interesarte. Incluso añadir excepciones,es decir, acotar las personas que, en cambio, sí pueden consultar este dato personal. Los usuarios pueden, a su vez, limitar las llamadas de voz entrantes a diferencia de WhatsApp, aunque comparten otros detalles como la posibilidad de hacer desaparecer la información de última conexión o si estás en línea en ese momento. Esto, sin embargo, puede ser motivo de disputa entre parejas. Ambas tienen los mensajes cifrados de «extremo a extremo», con lo que ninguna de las compañías pueden ver las conversaciones. Aunque con un matiz: en el caso de WhatsApp los mensajes cifrados vienen predeterminados a todos los chats, mientras que en el caso de Telegram solo afecta a los chats secretos. Las conversaciones «normales» no tienen esta medida de seguridad. Funciones privadas Telegram tiene una opción interesante que es la protección contra las capturas de pantalla, mientras que WhatsApp no lo tiene presente entre sus funciones. Algo importante para más de una persona para evitar posibles filtraciones. Tambien tiene teclado en modo incógnito, algo que su rival no. Programar la eliminación de la cuenta Una característica propia de Telegram es la posibilidad de eliminar la cuenta de manera automática junto con los mensajes y contactos al cabo de un tiempo, por ejemplo, seis meses. Así, en caso de fallecimiento puedes borrar tu rastro. Útil, por ejemplo, para personajes famosos que quieren ocultar cualquier aspecto de su vida.
10-04-2020 | enter.co
Una elección que estos días estamos viendo en muchos es descansar de redes sociales. En ENTER.CO, de hecho, en los inicios de la pandemia publicamos una columna titulada ?apaga el fuego del COVID-19 al apagar tus redes sociales?. Con la avalancha de información, los datos de infectados y muertos, los pronósticos de la economía y […]
09-04-2020 | abc.es
Por qué Google prohíbe a sus empleados usar Zoom, la aplicación de videollamadas de moda
Nació en 2011 pero hasta hace tres meses era casi una completa desconocida para la mayoría de internautas. Por sus características se ha convertido en uno de los fenómenos del momento. Zoom, la aplicación de videollamadas de moda, corre el riesgo de morir de éxito. Era fácil gustar a todo el mundo cuando tienes una visión propia de una «startup», pero a medida que ha escalado a nivel internacional se ha endurecido el escrutinio público. Se han detectado fallos de seguridad graves en algunos casos que ha llevado incluso a Google, propiedad de Alphabet, a prohibir su uso entre sus empleados. La nueva normativa es clara. Los trabajadores del gigante de internet no podrán utilizar en un entorno profesional la «app» Zoom, pero tampoco en un ambiente personal desde los equipos informáticos de la empresa. Según desvela el medio especializado «Buzzfeed», se envió una circular interna en la que se citaba «vulnerabilidades de seguridad» para justificar el bloqueo del servicio de videoconferencia desde esta semana. La compañía ha detectado que se ha empezado a utilizar Zoom en un entorno profesional, una aplicación que compite directamente con algunas de su propiedad como Meet y Duo, que no gozan de gran popularidad a nivel internacional. Este toque de atención, sin embargo, no afecta a la vida personal de sus empleados, que podrán seguir utilizando la «app» para comunicarse con sus familias desde sus dispositivos personales. El aumento de popularidad de Zoom en los últimos meses ha sido increíble. Según diversos informes estadísticos, este pasado marzo registró unos 200 millones de personas cada día en comparación con los 10 millones que tenía en diciembre. Un crecimiento rápido que ha permitido estar en boca de todos, aunque también ha provocado el veto de algunas instituciones internacionales han recomendado que no se utilice por posibles riesgos en seguridad. La pandemia de coronavirus Covid-19 ha resaltado las vulnerabilidades del servicio, entre las que han destacado varios fallos como la posibilidad de acceder a reuniones públicas, el tráfico de datos con redes sociales como Facebook o un «bug» que puede provocar el robo de credenciales por un ciberdelincuente. Asimismo, esta semana se publicaron informaciones que apuntan que los detalles privados de hasta 352 cuentas de Zoom habían sido compartidos por un usuario en un foro de la «dark web» o «internet oscura», redes que se superponen a la internet pública y requieren de software específico para acceder y por donde circulan muchas veces un incontrolable mercado negro. La ola de incertidumbre ha dado la vuelta al mundo. El Gobierno de Taiwán prohibió a las administraciones locales que usen la plataforma de videoconferencias para reuniones online ante el temor de que se puedan filtrar las conversaciones a terceras partes por sospechas sobre la seguridad de la aplicación. También en Estados Unidos algunos centros educativos han dejado de utilizarla. Google tampoco es la primera compañía que prohíbe a los empleados usar Zoom. A principios de este mes, la firma de cohetes SpaceX de Elon Musk también prohibió a los empleados citando «importantes preocupaciones de privacidad y seguridad», según Reuters. La compañía desarrolladora de Zoom ha avanzado que trabaja para corregir los fallos técnicos «No hemos cumplido con las expectativas de privacidad y seguridad de la comunidad y las nuestras», escribió en un comunicado Eric Yuan, fundador y responsable de Zoom.
11