Noticias de "facebook"

05-05-2017 | abc.es
España contará con tres representantes en la final mundial de la liga PES
España despunta en los deportes electrónicos en algunas de sus vertienes. Tres representantes españoles competirán por proclamarse campeón mundial de la PES League, la liga de deportes electrónico del videojuego de fútbol Pro Evolution Soccer, que se disputará en junio en Cardiff (Gales) y cuyo ganador optará por un precio de 200.000 dólares. El evento coincidirá con la final de la Liga de Campeones de fútbol. Anfield, el emblemático estadio del Liverpool, vivió, el pasado fin de semana, la segunda Final Regional Europea de la PES League Road to Cardiff. En este espectacular escenario, 16 jugadores europeos compitieron para luchar por las cuatro plazas para la final mundial. La competición se retransmitió en directo a través de los canales oficiales en las plataformas Facebook, YouTube y Twitch. La segunda temporada arrancó de forma oficial el pasado mes de febrero con acceso directo a través del videojuego «PES 2017» y también a través de la versión gratuita «PES 2017 Trial Edition». Todos los participantes pudieron seguir la evolución de la competición y los resultados definitivos para acceder a las finales regionales. Hasta el momento ya se han clasificado cuatro jugadores europeos, que han resultado vencedores en Anfield, y que ya se han clasificado para la final mundial. Tres de ellos son españoles. En primer lugar (18.000 euros de premio) quedó el videojugador apodado como Ettorito97, seguido de El Matador (9.000 euros), TioMit_PW (5.000 euros) y ALexAlguacil (3.000 euros), quien obtuvo su plaza en último lugar. Así, Alex Alguacil se ha unido a los otros dos jugadores españoles (José Carlos Sánchez, de Alicante, y Rubén Cisneros Bosch, de Valencia), que representarán a España en la Final Mundial de Cardiff.
05-05-2017 | abc.es
«Gracias, mamá»: la nueva reacción (temporal) de Facebook
Facebook se ha llenado de flores moradas. Aunque en un principio parezca que es consecuencia de la llegada de la primavera, realmente, es una reacción temporal de la red social para celebrar el Día de la Madre, que se celebra el próximo domingo. «Gracias», como se ha bautizado esta interacción, estará disponible hasta el mismo domingo en 80 países, entre ellos España. Eso sí, pese a lo divertido de la cuestión, la opción será temporal. Después de esa fecha desaparecerá. El año pasado los usuarios ya tuvieron la oportunidad de utilizarla porque la red social quiso probar la funcionalidad de reacciones temporales para determinados eventos. Una iniciativa muy similar a la que sigue Google con sus Doodle. De hecho, se esperaba que a raíz de esta flor, la red social creara más iconos para cada situación como el Día del Padre, el Día del Planeta. Sin embargo, por ahora en España, solo este día ha sido escogido para añadir una nueva interacción. En febrero, la herramienta Reactions de Facebook cumplió su primer año. Pese a las dudas iniciales, desde entonces los usuarios la han utilizado un total de 300.000 millones de veces en publicaciones, según datos de la propia compañía. Las reacciones suponen una evolución del tradicional icono del pulgar hacia arriba que Facebook ha querido popularizar en internet desde sus comienzos. Pero la empresa fundada por Mark Zuckberberg decidió el pasado año que se podía alargar y ofrecer nuevas formas de interactuar con las publicaciones de los contactos. Y de ahí nacieron «Me Encanta», «Me Entristece», «Me Enfada», «Me Divierte» y «Me Asombra», que ofrecen, según los análisis previos de la compañía, nuevas formas para presentar sentimientos. Escasa adopción Pese a la euforia inicial, su utilización tampoco ha tenido el efecto esperado en la comunidad. Según datos recogidos por las firmas de análisis como UserTesting o Quintly los usuarios no suelen utilizar estos iconos, siendo el del corazón el que más adopción ha cosechado. Con todo, el tradicional «Me Gusta» sigue siendo la fórmula preferida. Facebook también jugó al despiste con un «emoji» controvertido pero, a su vez, demandado por sus usuarios, «No me gusta». La idea no agradaba demasiado a su fundador, pero finalmente se ha estado probando en el servicio de chat, Messenger, aunque se desconoce si finalmente se integrará dentro de las reacciones. Lo cierto es que a pesar de los malos resultados obtenidos por estos elementos, el crecimiento de los vídeos en directo -una de las grandes apuestas de la compañía- pueden contribuir a popularizar esos botones.
05-05-2017 | elpais.com
Facebook contratará a 3.000 personas para frenar el contenido violento
Mark Zuckerberg ha anunciado la medida tras varias emisiones de suicidios y asesinatos
05-05-2017 | elpais.com
Whatsapp: una caída deja sin servicio a millones de personas durante más de dos horas
El fallo se ha producido durante la presentación de resultados de Facebook, dueña de la aplicación
04-05-2017 | enter.co
Guía básica para ver ?Star Wars? (en orden cronológico)
Muchos fans celebran hoy el día de ?Star Wars?. Lo más seguro es que aún si no eres un geek y seguidor de la franquicia hayas visto algún post en Facebook con la frase ?May the 4th be with you?. Es también posible que tanta ‘bulla’ alrededor de la próxima película te haya despertado la […]
04-05-2017 | abc.es
¿Pero cuál ha sido la causa del fallo mundial de WhatsApp?
Puede que los usuarios que se sumaron después de 2014 no lo recuerden. Pero WhatsApp, sobre todo en sus inicios, era como una escopeta de feria. Fallaba muy a menudo. Las caídas del servicio eran recurrentes. Día sí, día no se producían fallos técnicos que dejaban sin conexión a miles de personas. Se entendía por su filosofía «startup». Se comprendía. Y se perdonaba. Era una razón obvia al tratarse de una pequeña compañía que daba sus primeros pasos. Que sus servidores se colapsaran por las ingentes peticiones de nuevos usuarios y el procesamiento de las miles de conversaciones era asumible. Todo cambió con su llegada a Facebook a pesar que tres días después de efectuar la compra se dio un batacazo. Bajo el paraguas de la multinacional americana, lo que era tan solo una mera pero prometedora aplicación de chat se empezó a mirar con lupa. No había justificación en caso de sufrir un desliz técnico. No se podía colgar ni siquiera diez minutos el servicio. Se hizo suya una de las grandes obsesiones de las compañías de internet, soportar el esfuerzo de la escalada internacional. Y durante todos estos años ese problema parecía haberse corregido al formar parte de uno de los mayores entramados de internet. Actualización o colapso Y la ocasión de volver a aquellos momentos de incertidumbre que sus seguidores se lo tomaban a risa se produjo ¿casualmente? este miércoles durante la presentación de los resultados de Facebook. Por el momento se desconocen las verdaderas causas del servicio, aunque se especula con la posibilidad de que la empresa esté probando algunas novedades dentro de la plataforma (la cuenta de @WABetaInfo advertía de una «increíble actualizción» próximamente) o, simplemente, un fallo (importante) en las infraestructuras técnicas de esta conocida aplicación que mueve más de 1.200 millones de usuarios. En opinión de Dave Anderson, experto en tecnología de la firma Dynatrace, una actualización de la aplicación que se encontraba en pruebas por parte de la compañía puede haber sido la culpable del fallo mundial. En declaraciones a la cadena BBC, Anderson ha recordado que WhatsApp suele enviar una nueva versión del servicio cada pocos días y es «posible que estén introduciendo códigos de programación nuevos cada hora para para prepararse para su lanzamiento». En opinión, «cada desarrollo [técnico] contempla riesgos y únicamente se necesita una línea de código errónea para que la aplicación y la aplicación fallará». Tampoco ha trascendido la gravedad del asunto, pero el impacto ha sido mayor del que se creía; tuvo un alcance internacional y dejó sin servicio a millones de usuarios, principalmente de áreas de Europa y Brasil. En un comunicado remitido a este diario, la compañía norteamericana ha asumido este problema que se prolongó durante tres horas hasta pasada la medianoche del jueves en España: «Los usuarios en todo el mundo no pudieron acceder a WhatsApp durante unas horas, pero ya hemos solucionado el problema; pedimos disculpas por las molestias». Los fallos de WhatsApp quedaron reflejados en el traslado de muchos de sus usuarios a otras plataformas, como su rival Telegram, o en los incesantes mensajes publicados en otras redes sociales como Facebook o Twitter, en donde manifestaban su malestar por no poder acceder al servicio. Afortunadamente, la caída de los servidores se produjo en España a unas horas (entre las 22 y 24 horas) en donde gran parte de los ciudadanos se encuentran a punto de irse a dormir, por lo que el efecto pudo ser menor. Pero este episodio demuestra, una vez más, la excesiva adicción de este tipo de herramientas digitales en la comunicación actual. Tanto WhatsApp como Facebook han cambiado radicalmente la manera de interactuar entre las personas. Y lo ha hecho, principalmente, a través del empuje de su principal socio, el teléfono móvil inteligente. Sin embargo, y pese a los esfuerzos de la compañía americana en ofrecer alternativas para escritorio PC, WhatsApp sigue siendo, por su naturaleza, una «app». Es decir, un programa para el entorno móvil. Tal es la adopción del servicio que, según los últimos datos del estudio anual de redes sociales elaborado por IAB Spain, los españoles consultan más de cinco horas a la semana (seis veces al día) WhatsApp, siendo la red social por excelencia en este territorio. Teniendo en cuenta que se estima que en España existen 22 millones de internautas, el total de usuarios es importante. Facebook decidió en 2014 tirar de chequera y desembolsar, en una de las operaciones financieras más importantes de la historia, 13.800 millones de euros en adquirir una simple aplicación, WhatsApp. En su momento se tildó incluso de locura, pero con el tiempo se han podido observar las verdaderas intenciones de la compañía: borrar de un plumazo a la competencia y tomar los datos personales de millones de personas de todo el mundo. Pese al tremendo gasto, la multinacional americana no dio de lado su otra aplicación de chat, Messenger, de la que convirtió en independiente de la red social original, potenciándola hasta lograr los 1.200 millones de usuarios registrados, unas cifras que igualan a la masa de WhatsApp. Es más, Facebook quiere potenciar su propia «app», que ha utilizado en muchos casos como fábrica de ideas y plataforma para el ensayo de futuros servicios. La marca «WhatsApp», pese a su alta penetración en países europeos como España, no ha logrado arrastrar a los usuarios en EE.UU. Y eso es un problema, porque en este territorio esta «app» gestiona únicamente 20.5 millones de usuarios (el 16%), según datos de la consultora Statista, que apunta que en otros países, sin embargo, sí tiene una presencia mayor. El 55% de la población en Alemania utilizan WhatsApp. En Estados Unidos, las aplicaciones de mensajería móvil más populares son Facebook Messenger, Hangouts y Snapchat. ¿Acaso ha empezado Facebook a descuidar WhatsApp? ¿Importa cada vez menos? ¿Se ha convertido en una «app» de segunda división? David Marcus, máximo responsable del servicio, apuntaba a inicios de año en un comunicado algunas de las claves de su desarrollo y crecimiento de cara al futuro. «Messenger es tu sala de estar virtual», escribía. «Es su directorio global de personas y empresas», insistía. Ese interés se percibe en cómo la compañía ha enriquecido la plataforma con juegos, pegatinas, videollamadas, «chatbots», pagos móviles. Una «app» para todo. Y, además, con la posibilidad de obtener rentabilidad gracias a la publicidad, no como sucede en su «hermana». Más recientemente sacó pecho de la evolución del servicio: «El pasado F8, abrimos la plataforma Messenger a la comunidad global de desarrolladores. Desde entonces, hemos escuchado y aprendido mucho, y estamos encantados de ver cómo se convierte en un canal próspero para que marcas, desarrolladores y consumidores puedan conectarse entre sí y con las cosas que les gustan. También hemos pasado los últimos doce meses enfocados en mejorar y lanzar productos y herramientas que nos ayuden a mantenernos en contacto».
04-05-2017 | abc.es
¿Pero qué le está pasando a mi WhatsApp?
Puede que los usuarios que se sumaron después de 2014 no lo recuerden. Pero WhatsApp, sobre todo en sus inicios, era como una escopeta de feria. Fallaba muy a menudo. Las caídas del servicio eran recurrentes. Día sí, día no se producían fallos técnicos que dejaban sin conexión a miles de personas. Se entendía por su filosofía «startup». Se comprendía. Y se perdonaba. Era una razón obvia al tratarse de una pequeña compañía que daba sus primeros pasos. Que sus servidores se colapsaran por las ingentes peticiones de nuevos usuarios y el procesamiento de las miles de conversaciones era asumible. Todo cambió con su llegada a Facebook a pesar que tres días después de efectuar la compra se dio un batacazo. Bajo el paraguas de la multinacional americana, lo que era tan solo una mera pero prometedora aplicación de chat se empezó a mirar con lupa. No había justificación en caso de sufrir un desliz técnico. No se podía colgar ni siquiera diez minutos el servicio. Se hizo suya una de las grandes obsesiones de las compañías de internet, soportar el esfuerzo de la escalada internacional. Y durante todos estos años ese problema parecía haberse corregido al formar parte de uno de los mayores entramados de internet. Y la ocasión de volver a aquellos momentos de incertidumbre que sus seguidores se lo tomaban a risa se produjo ¿casualmente? este miércoles durante la presentación de los resultados de Facebook. Por el momento se desconocen las verdaderas causas del servicio, aunque se especula con la posibilidad de que la empresa esté probando algunas novedades dentro de la plataforma o, simplemente, un fallo (importante) en las infraestructuras técnicas de esta conocida aplicación que mueve más de 1.200 millones de usuarios. Tampoco ha trascendido la gravedad del asunto, pero el impacto ha sido mayor del que se creía; tuvo un alcance internacional y dejó sin servicio a millones de usuarios, principalmente de áreas de Europa y Brasil. En un comunicado remitido a este diario, la compañía norteamericana ha asumido este problema que se prolongó durante tres horas hasta pasada la medianoche del jueves en España: «Los usuarios en todo el mundo no pudieron acceder a WhatsApp durante unas horas, pero ya hemos solucionado el problema; pedimos disculpas por las molestias». Los fallos de WhatsApp quedaron reflejados en el traslado de muchos de sus usuarios a otras plataformas, como su rival Telegram, o en los incesantes mensajes publicados en otras redes sociales como Facebook o Twitter, en donde manifestaban su malestar por no poder acceder al servicio. Afortunadamente, la caída de los servidores se produjo en España a unas horas (entre las 22 y 24 horas) en donde gran parte de los ciudadanos se encuentran a punto de irse a dormir, por lo que el efecto pudo ser menor. Pero este episodio demuestra, una vez más, la excesiva adicción de este tipo de herramientas digitales en la comunicación actual. Tanto WhatsApp como Facebook han cambiado radicalmente la manera de interactuar entre las personas. Y lo ha hecho, principalmente, a través del empuje de su principal socio, el teléfono móvil inteligente. Sin embargo, y pese a los esfuerzos de la compañía americana en ofrecer alternativas para escritorio PC, WhatsApp sigue siendo, por su naturaleza, una «app». Es decir, un programa para el entorno móvil. Tal es la adopción del servicio que, según los últimos datos del estudio anual de redes sociales elaborado por IAB Spain, los españoles consultan más de cinco horas a la semana (seis veces al día) WhatsApp, siendo la red social por excelencia en este territorio. Teniendo en cuenta que se estima que en España existen 22 millones de internautas, el total de usuarios es importante. Facebook decidió en 2014 tirar de chequera y desembolsar, en una de las operaciones financieras más importantes de la historia, 13.800 millones de euros en adquirir una simple aplicación, WhatsApp. En su momento se tildó incluso de locura, pero con el tiempo se han podido observar las verdaderas intenciones de la compañía: borrar de un plumazo a la competencia y tomar los datos personales de millones de personas de todo el mundo. Pese al tremendo gasto, la multinacional americana no dio de lado su otra aplicación de chat, Messenger, de la que convirtió en independiente de la red social original, potenciándola hasta lograr los 1.200 millones de usuarios registrados, unas cifras que igualan a la masa de WhatsApp. Es más, Facebook quiere potenciar su propia «app», que ha utilizado en muchos casos como fábrica de ideas y plataforma para el ensayo de futuros servicios. La marca «WhatsApp», pese a su alta penetración en países europeos como España, no ha logrado arrastrar a los usuarios en EE.UU. Y eso es un problema, porque en este territorio esta «app» gestiona únicamente 20.5 millones de usuarios (el 16%), según datos de la consultora Statista, que apunta que en otros países, sin embargo, sí tiene una presencia mayor. El 55% de la población en Alemania utilizan WhatsApp. En Estados Unidos, las aplicaciones de mensajería móvil más populares son Facebook Messenger, Hangouts y Snapchat. ¿Acaso ha empezado Facebook a descuidar WhatsApp? ¿Importa cada vez menos? ¿Se ha convertido en una «app» de segunda división? David Marcus, máximo responsable del servicio, apuntaba a inicios de año en un comunicado algunas de las claves de su desarrollo y crecimiento de cara al futuro. «Messenger es tu sala de estar virtual», escribía. «Es su directorio global de personas y empresas», insistía. Ese interés se percibe en cómo la compañía ha enriquecido la plataforma con juegos, pegatinas, videollamadas, «chatbots», pagos móviles. Una «app» para todo. Y, además, con la posibilidad de obtener rentabilidad gracias a la publicidad, no como sucede en su «hermana». Más recientemente sacó pecho de la evolución del servicio: «El pasado F8, abrimos la plataforma Messenger a la comunidad global de desarrolladores. Desde entonces, hemos escuchado y aprendido mucho, y estamos encantados de ver cómo se convierte en un canal próspero para que marcas, desarrolladores y consumidores puedan conectarse entre sí y con las cosas que les gustan. También hemos pasado los últimos doce meses enfocados en mejorar y lanzar productos y herramientas que nos ayuden a mantenernos en contacto».
04-05-2017 | enter.co
Ahora puedes reaccionar a los comentarios en Facebook
Facebook es la red social más utilizada en el mundo. Según estadísticas publicadas por Mark Zuckerberg, creador de Facebook, al rededor de 1.940 personas interactúan en la plataforma cada mes. Esto puede atribuirse a que desde su creación, Facebook ha incluido diversas funcionalidades que atraen usuarios. Desde incluir GIF, publicar estados de ánimos como ‘Me siento feliz’ hasta […]
04-05-2017 | abc.es
Facebook: entre 2.000 millones de usuarios y Snapchat
No hay techo para una plataforma que nació como una simple red social de texto e imágenes y que, con el tiempo, se ha reconvertido en una mundial jungla de comunicación. Cada día está más cerca el sueño de Mark Zuckerberg: conectar el planeta. Facebook se encuentra, en estos momentos, rozando el simbólico umbral de los 2.000 millones de usuarios registrados, un 17% más respecto al mismo periodo de 2016, al mismo tiempo que sus ingresos (principalmente de la publicidad) continúan al alza. La multinacional norteamericana, que ha anunciado un aumento del 76% de sus beneficios hasta marzo según sus últimos resultados económicos, conserva su hegemonía mientras busca nuevos negocios basados en formatos de consumo de contenidos como el video o las incipientes tecnologías de realidad virtual y aumentada. Pero, mientras tanto, la base de usuarios de la que hacer negocio crece. No cesan los nuevos miembros (personas o empresas) que deciden entrar a formar parte de su comunidad. Hasta la fecha, la plataforma acumula unos 1.280 millones de usuarios diarios de media, lo que supone un aumento interanual en torno al 18%. STATISTA En concreto, Facebook ha ampliado su audiencia en este primer trimestre del año y, ahora, suma unos 1.940 millones de usuarios registrados frente a los 1.860 millones obtenidos hace tan solo tres meses. Observando con detenimiento el comportamiento de sus usuarios, gran parte de los usuarios de la red social provienen de Asia y de lo que las compañías tecnológicas americanas califican como «resto del mundo», es decir, fuera de las fronteras de EE.UU. principalmente, y Europa en este caso, donde la plataforma tiene una alta penetración. Solamente el área asiática y regiones del Pacífico tienen, en estos momentos, unos 716 millones de usuarios, lo que representa un aumento del 27% en comparación con hace un año, mientras que en sus territorios principales aumentó en un 5% (EE.UU.) y 6% (Europa). Estos datos encuentran justificación en el hecho de haber lanzado versiones de la «app» principal de menor consumo de recursos (Lite) en ciertos territorios donde la alta velocidad de internet aún no es tan popular como en países occidentales como España, país que lidera la penetración de teléfonos móviles inteligentes en Europa. «Hemos tenido un buen comienzo en 2017»Mark Zuckerberg, de Facebook No es de extrañar, pues, que la propia compañía tire cohetes por los imparables resultados cosechados. «Hemos tenido un buen comienzo en 2017», reconoció el propio Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, quien insistió en que la compañía se encuentra «desarrollando nuevas herramientas» para ampliar su comunidad. Pero la base de todo, sin embargo, se encuentra en su capacidad de retorcer negocios para obtener una rentabilidad económica gracias a sus herramientas publicitarias. Solamente de los anuncios personalizados, su principal fuente de ingresos, la compañía registró unos 7.857 millones de dólares (7.218 millones de euros), un 51% por encima que el año anterior. Hay que tener en cuenta que el 85% de estos ingresos provienen de los accesos vía teléfono móvil a través de los principales servicios del grupo, Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp, curiosamente, cuatro de las cinco aplicaciones más descargadas del planeta. STATISTA Este importante salto refleja una de las claves de la situación por la que atraviesa la compañía: los anunciantes optan cada vez más por destinar sus campañas a Facebook e Instagram a pesar de la competencia de Alphabet-Google, el otro gigante de internet. La empresa ya dispone de cinco millones de anunciantes, que se dice pronto. Iniciativas como los cambios en su sistema de publicidad en videos y el sólido trasiego de nuevos servicios inspirados en Snapchat ha mantenido intacto su crecimiento. De hecho, la recientemente iniciada función Stories, que ha permitido a la compañía introducirse en la mensajería efímera, ha tenido una gran acogida pese a las dudas iniciales. Para hacerse una idea de su alcance, esta opción dentro de WhatsApp acumula ya más de 175 millones de usuarios diarios en todo el mundo frente a los 163 millones de Snapchat. Gráfico elaborado por Statista
04-05-2017 | elpais.com
Whatsapp: una caída deja sin servicio a millones de personas durante más de dos horas
El fallo se ha producido durante la presentación de resultados de Facebook, dueña de la aplicación
149