Noticias de "facebook"

02-06-2020 | abc.es
Rebelión interna en Facebook tras la negativa de Zuckerberg de poner límites a los mensajes de Trump
La sucesión de los acontecimientos ha sido tan rápida que sorprende. El detonante de una histórica huelga de trabajadores en Facebook, el gigante de internet estadounidense, han sido las políticas de su fundador Mark Zuckerberg hacia los mensajes del presidente Donald Trump. Una pequeña acción ha provocado que se prendiera una mecha que ya era demasiado corta desde hace un tiempo. Muestras de disidencia, parones virtuales y comentarios negativos a su jefe han visibilizado el descontento interno por la decisión de no verificar los mensajes de los políticos. Un grupo de empleados críticos con la decisión de Zuckerberg de no actuar sobre los comentarios incendiarios de Trump sobre las protestas en Estados Unidos han empezado a mover ficha para dar a conocer las tensiones internas de la compañía. Algunos de ellos, incluso, han elogiado la postura de Twitter de actuar sobre los mensajes de los dirigentes políticos. De esta manera, el empresario empieza a quedarse solo. Defiende la libertad de expresión para que los políticos digan lo que quieran, incluso saltándose sus propias reglas de uso de sus plataformas. Esta rebelión interna ha agitado aún más la tensa relación entre Facebook y los poderes políticos en los últimos años. Al menos tres profesionales que se han mostrado en contra de las políticas adoptadas por Zuckerberg son cargos directivos, lo que acrecenta aún más las dudas sobre la estrategia para hacer frente al debate público. «Mark [Zuckerberg] está equivocado y me esforzaré para hacerle cambiar de opinión», escribió Ryan Freitas, que se presenta en la red Twitter como director de diseño de producto para NewsFeed de Facebook. Jason Toff, director de gestión de productos, escribió: «Trabajo en Facebook y no estoy orgulloso de cómo nos estamos presentando. La mayoría de los compañeros con los que he hablado sienten lo mismo. Estamos haciendo que se escuche nuestra opinión». La raíz del problema se encuentra en la advertencia que asoció Twitter, red de micromensajes, a unos mensajes de Trump en el que decía que «cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo» tras los disturbios por la muerte de George Floyd a manos de la policía. Twitter dijo que el mensaje violaba sus reglas al considerarlo como glorificación de la violencia. Una medida que provocó el enfado del presidente, que ha rescatado una ley antigua para pulsar a las redes sociales a identificarse como medios de comunicación si deciden tratar comentarios de sus usuarios. En otro mensaje anterior, Trump hablaba de fraude electoral y mostraba sus dudas sobre el voto por correo, lo que provocó que se etiquetara como información falsa. Los disturbios, que han dado el salto a nivel nacional, estallaron después de la muerte de un hombre negro bajo custodia policial en Minneapolis el pasado lunes. Las imágenes de video muestran a un oficial blanco arrodillado en el cuello del detenido durante casi nueve minutos antes de morir. Las primeras hipótesis apuntan a que murió por asfixia. Desde entonces, la posición de Facebook ha sido clara: no tomar medidas sobre los mensajes de los políticos. Y el momento no puede ser más delicado, puesto que en noviembre se celebrarán las próximas elecciones presidenciales. La anterior convocatoria electoral, en 2016, las redes sociales jugaron un papel preponderante que, después de diversos escándalos, han tenido que incorporar mecanismo de revisión de contenido. En un comunicado publicado el viernes, la empresa de internet calificó a los mensajes de Trump de «profundamente ofensivos» pero aseguró que no vulneraban las reglas de uso sobre incitación a la violencia. En la misma publicación, Zuckerberg, quien la semana pasada se esforzó por distanciar a su empresa de la lucha entre Twitter y Trump, también avanzó que había estado en contacto con la Casa Blanca para explicar sus políticas. En una intervención ante el Congreso en octubre, Zuckerberg decía: «Nuestra política es que no verificar el discurso político. Creemos que en una democracia es importante que la gente pueda escuchar por sí misma lo que dicen los políticos».
01-06-2020 | abc.es
WhatsApp: el truco para enviar un mensaje a una persona que te ha bloqueado
La aplicación de mensajería WhatsApp, como todas las que pertenecen a Facebook, cuenta con funcionalidades destinadas a mejorar el ecosistema en su interior. Una de las herramientas más interesantes en este sentido es la del bloqueo. Seguramente, en más de una ocasión, se ha sentido tentado de poner una barrerade este tipo entre usted y otro usuario. Ya sea por la pesadez o por algún tipo de enfrentamiento. Asimismo, también es posible que, en algún momento, lo haya sufrido sin razón aparente. Y sin tener oportunidad de hablar las cosas e intentar arreglarlo. Sea como fuere, y a pesar de los esfuerzos de WhatsApp, el servicio cuenta con una puerta trasera que permite que el usuario pueda mantener una conversación con quien lo ha bloqueado sin necesidad de que el segundo levante la prohibición. Lo explicamos paso a paso. Paso a paso Lo primero que debe hacer el usuario, que no es poco, es convencer a un tercero para que cree un grupo en el que los únicos participantes sean él mismo, el bloqueado y quien lo ha bloqueado. Llegados a este punto, es importante tener en cuenta que WhatsApp tiene una funcionalidad que permite filtrar a las personas que pueden añadir a una persona a un grupo. Por lo que habrá que encontrar a alguien que no solo esté dispuesto, sino que también cuente con el permiso necesario para ello. A continuación, el usuario que ha creado el grupo y que, como tal, es administrador, deberá salirse de la conversación. Dejando, de este modo, como administrador a la persona que ha sido bloqueada. Para que la operación resulte es importante que la primera persona que haya sido añadida a la conversación sea la misma que no puede enviar mensajes al otro usuario. Llegado a este punto, y si la persona que ha puesto el bloqueo no se sale del grupo antes de tiempo, el usuario bloqueado podrá enviarle mensajes. Otra cosa muy diferente es que se respondan.
01-06-2020 | abc.es
Cinco consejos para mejorar tu privacidad en redes sociales
En las redes sociales cabe toda la vida de un usuario. Desde los mensajes que intercambia a todas horas con sus amigos, hasta las fotos que subió de sus últimas vacaciones en Punta Cana. Por eso, es importante proteger todo lo posible esa información de aquellos que no tienen por qué conocerla. Especialmente de los cibercriminales, que siempre han mostrado un gran interés en el robo de cuentas. Aquí recogemos un puñado de consejos que pueden servirle a la hora de protegerse de los ataques y de las miradas indiscretas. Utilizar contraseñas robustas Las claves son la llave que da acceso a todas las plataformas en las que tiene una cuenta el usuario. Por eso, el primer paso para que las cuentas estén bien protegidas es el de contar con contraseñas seguras y difíciles de descifrar. «Una buena contraseña debe tener una longitud considerable y ser inteligible. El usuario no debe utilizar en ningún caso una palabra que tenga que ver con él, como sería su mes de nacimiento o su nombre. También debe contar con números, letras y signos especiales, como serían asteriscos o símbolos del dólar», señala a ABC el «hacker» ético Deepak Daswani. Asimismo, es importante no repetir claves en varios servicios y cambiarlas periódicamente. ¿Quién puede ver tus publicaciones? Las redes sociales se han convertido en el sustento de muchas personas. Ya sea porque gracias a sus publicaciones se han convertido en «influencers» o porque las utilizan para promocionar sus propios negocios. Sin embargo, si usted es un usuario normal, no hay motivo para que sus fotografías y comentarios estén visibles para todos los miembros de la plataforma. A este respecto, tanto Instagram como Facebook, dos de las redes más populares, cuentan con una funcionalidad que permite seleccionar quiénes tienen acceso a las publicaciones. Si no se emplean este tipo de herramientas, nada impediría, por ejemplo, que un tercero malicioso robase tus fotos de la red social y crease una cuenta de cero en la que suplantase al afectado. Ojo con lo que compartes La información es un bien muy preciado. Mucho más de lo que muchos usuarios se piensan. Por ello, es importante que, antes de realizar cualquier publicación, o de interactuar con una página en concreto, tengamos claro que no nos importa que Facebook, Twitter, Instagram o el vecino de enfrente se enteren de nuestras opiniones o de cuál fue el último viaje que realizamos antes de que la pandemia nos encerrase en casa. Hay que tener en cuenta, asimismo, que las redes sociales están interesadas en conocer los gustos de sus usuarios. Datos como el sexo, la afinidad por algún tipo de deporte o el gusto por la moda sirven, por ejemplo, para perfilarlos y mostrarles anuncios publicitarios personalizados. Tus claves son solo tuyas Como explicábamos, las cuentas de redes sociales, así como de otro tipo de plataformas digitales, como Amazon, resultan muy interesantes a ojos de los ciberdelincuentes. Por eso, no basta con contar con claves seguras, también hay que protegerlas y no compartirlas con nadie. Seguramente, en más de una ocasión se habrá encontrado en el buzón de entrada de su correo, o entre sus SMS o WhatsApp, algún mensaje en el que un tercero intenta, de forma más o menos chapucera, suplantar a algunas de las plataformas en las que tiene una cuenta para que le comparta datos personales. «Es muy importante utilizar el sentido común. En el caso de las estafas que tratan de robar la cuenta del banco del usuario, hay que saber que los bancos no entran en contacto con el cliente por medio de correos electrónicos o vía SMS para pedirle sus credenciales. Es algo muy raro. Yo diría que no ocurre con ninguna entidad. En caso de que tengamos una duda, lo recomendable es llamar por teléfono a nuestro banco y consultarlo», apunta a este diario José De la Cruz, director técnico de la firma de ciberseguridad Trend Micro. Y si tu banco no te va a pedir las claves por correo o SMS, evidentemente, tu red social tampoco. Al menos, a no ser que hayas realizado la petición de un cambio de contraseña. Asimismo, en caso de querer contactar con algún usuario, empleará uno de los dominios oficiales de la empresa. «Los correos electrónicos de Instagram y Facebook relacionados con tu cuenta se enviarán solo desde las direcciones @mail.instagram.com o @facebookmail.com», explican desde Instagram. Dar y quitar Cuando uno se descarga la aplicación de una red social, es bastante habitual que el servicio pida permiso para acceder a herramientas como el micrófono, la localización o la cámara. Esto no es algo necesariamente negativo, ya que muchas de las funcionalidades de una red social están directamente relacionadas con estas herramientas. En caso de que un usuario esté especialmente concienciado en temas de privacidad, pero no quiera perder la opción, por ejemplo, de subir «stories» a Instagram, lo mejor que puede hacer es dar y quitar el permiso a la aplicación de turno desde los ajustes del teléfono móvil. Algo que, aunque puede resultar algo engorroso, es posible tanto en dispositivos iOS como Android.
31-05-2020 | abc.es
La «otra» cara de los sistemas de cifrado en Facebook: puede proteger a pederastas
Las fuerzas de seguridad de muchos Estados han criticado en los últimos años la escasa colaboración de las plataformas de medios sociales en sus investigaciones. Seguir el rastro de sospechosos en redes sociales y sus comunicaciones digitales puede ser esclarecedor. Las multinacionales, sin embargo, se han cerrado en banda al considerar que protegen a sus usuarios. La privacidad ante todo. El sistema de cifrado de extremo a extremo introducido en algunos servicios tan populares como Facebook o WhatsApp ha limitado las posibilidades de interceder en una comunicación. Solo el emisor y el receptor pueden conocer el contenido del mensaje. Pero los expertos temen que estas medidas sean contraproducentes con sus investigaciones. Mark Rowley, exasistente de la comisión de la Policía Metropolitana de Londres (Reino Unido), ha señalado en declaraciones a «The Times» que los planes de encriptación de Facebook «pueden facilitar que los delincuentes prosperen en su plataforma». «Perdí la cuenta de las veces que mis equipos no pudieron detener crímenes en el Reino Unido debido a decisiones tomadas a miles de kilómetros de distancia por los ejecutivos de Silicon Valley», lamentó Rowley, quien cree que uno tipo de delincuente que se verá más beneficiado por estas medidas de seguridad pueden ser los pederastas. En la eterna lucha entre seguridad ciudadana o vigilancia policial, este veterano investigador lamenta la situación: «Sin acceso al contenido, el algoritmo de Facebook podrá detectar solo una pequeña fracción de los crímenes que identifica actualmente». Por esta razón, considera que es necesario establecer algún mecanismo de acceso. «Consideramos que nuestras casas son privadas, pero si la policía sospecha que se está cometiendo un delito grave en una casa es completamente razonable esperar que obtengan una orden de arresto. Este es el equivalente digital», argumentó. En los últimos años, gobiernos de todos los países, entre ellos, el de Estados Unidos han instado a las empresas tecnológicas a disponer de «puertas traseras» en los servicios digitales. En 2017, la disputa entre Apple y el FBI a raíz de un iPhone de un sospechoso del atentado de San Bernardino levantó un debate sobre la vigilancia colectiva. Actualmente, Facebook está trabajando para «fusionar" las tecnologías de mensajerías de Messenger, WhatsApp e Instagram. La idea es que los usuarios puedan enviarse mensajes entre cualquier plataforma de la empresa, aunque ya ha levantado las sospechas de posibles prácticas monopolísticas en Europa. Este planteamiento puede hacer que un usuario de WhatsApp pueda chatear con otro en Instagram, extendiendo así el sistema de cifrado en todos sus servicios.
31-05-2020 | abc.es
La «otra» cara de los sistemas de cifrado en Facebook: pueden proteger a pederastas
Las fuerzas de seguridad de muchos Estados han criticado en los últimos años la escasa colaboración de las plataformas de medios sociales en sus investigaciones. Seguir el rastro de sospechosos en redes sociales y sus comunicaciones digitales puede ser esclarecedor. Las multinacionales, sin embargo, se han cerrado en banda al considerar que protegen a sus usuarios. La privacidad ante todo. El sistema de cifrado de extremo a extremo introducido en algunos servicios tan populares como Facebook o WhatsApp ha limitado las posibilidades de interceder en una comunicación. Solo el emisor y el receptor pueden conocer el contenido del mensaje. Pero los expertos temen que estas medidas sean contraproducentes con sus investigaciones. Mark Rowley, exasistente de la comisión de la Policía Metropolitana de Londres (Reino Unido), ha señalado en declaraciones a «The Times» que los planes de encriptación de Facebook «pueden facilitar que los delincuentes prosperen en su plataforma». «Perdí la cuenta de las veces que mis equipos no pudieron detener crímenes en el Reino Unido debido a decisiones tomadas a miles de kilómetros de distancia por los ejecutivos de Silicon Valley», lamentó Rowley, quien cree que uno tipo de delincuente que se verá más beneficiado por estas medidas de seguridad pueden ser los pederastas. En la eterna lucha entre seguridad ciudadana o vigilancia policial, este veterano investigador lamenta la situación: «Sin acceso al contenido, el algoritmo de Facebook podrá detectar solo una pequeña fracción de los crímenes que identifica actualmente». Por esta razón, considera que es necesario establecer algún mecanismo de acceso. «Consideramos que nuestras casas son privadas, pero si la policía sospecha que se está cometiendo un delito grave en una casa es completamente razonable esperar que obtengan una orden de arresto. Este es el equivalente digital», argumentó. En los últimos años, gobiernos de todos los países, entre ellos, el de Estados Unidos han instado a las empresas tecnológicas a disponer de «puertas traseras» en los servicios digitales. En 2017, la disputa entre Apple y el FBI a raíz de un iPhone de un sospechoso del atentado de San Bernardino levantó un debate sobre la vigilancia colectiva. Actualmente, Facebook está trabajando para «fusionar" las tecnologías de mensajerías de Messenger, WhatsApp e Instagram. La idea es que los usuarios puedan enviarse mensajes entre cualquier plataforma de la empresa, aunque ya ha levantado las sospechas de posibles prácticas monopolísticas en Europa. Este planteamiento puede hacer que un usuario de WhatsApp pueda chatear con otro en Instagram, extendiendo así el sistema de cifrado en todos sus servicios.
29-05-2020 | abc.es
WhatsApp: si recibe este mensaje le están intentando robar la cuenta
Las ciberestafas están a la orden del día; ya sea a través de correos electrónicos o SMS. Ahora, el portal «WABetaInfo», especializado en información sobre WhatsApp, ha alertado a través de redes sociales sobre un mensaje que está corriendo por la aplicación propiedad de Facebook y que tiene como objetivo robarle la cuenta al usuario. En este caso, los ciberdelincuentes, valiéndose de ingeniería social, están enviando mensajes en los que suplantan a trabajadores de la plataforma de mensajería. En el texto, escrito en castellano, informan de que, supuestamente, han detectado un inicio de sesión ilegítimo, por lo que solicitan a la víctima que le comparta unas claves, en este caso las de verificación, para poder solucionar el problema. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">This is <a href="https://twitter.com/hashtag/FAKE?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#FAKE</a>. WhatsApp doesn&#39;t message you on WhatsApp, and if they do (for global announcements, but it&#39;s soooo rare), a green verified indicator is visible.<br>WhatsApp never asks your data or verification codes.<a href="https://twitter.com/WhatsApp?ref_src=twsrc%5Etfw">@WhatsApp</a> should ban this account. <a href="https://t.co/nnOehPL8Ca">https://t.co/nnOehPL8Ca</a></p>&mdash; WABetaInfo (@WABetaInfo) <a href="https://twitter.com/WABetaInfo/status/1265617531114487808?ref_src=twsrc%5Etfw">May 27, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> «Le informamos que alguien recientemente se ha registrado una cuenta de WhatsApp con su número y no podemos determinar si el inicio de sesión es legítimo», se expresa en el mensaje que, en su integridad, cuenta con varios errores gramaticales. Uno de los rasgos definitorios en las ciberestafas en las que se intenta engañar al usuario suplantando a un tercero. Bajo este pretexto y amenazando con una supuesta «suspensión indefinida», los estafadores buscan hacerse con los códigos de verificación de seis dígitos de WhatsApp que se envían por SMS para identificar a los usuarios. En caso de que el usuario los compartiese, podría perder el control de la cuenta. Y con esta, toda la información que almacena en su interior. Cabe recordar que, como expresa la aplicación desde su sitio web, WhatsApp nunca pide información personal, como las claves de verificación, de una forma tan arcaica. Con el fin de evitar este tipo de estafas, la plataforma explica que se debe prestar atención y ser cuidadosos con los mensajes que cuenten con faltas de ortografía o errores gramaticales, en los que se te pide que abras un enlace o en aquellos en los que se solicita que compartas información personal (números de tarjetas de crédito o de cuentas bancarias, fecha de nacimiento, contraseñas, etc.).
28-05-2020 | abc.es
Facebook se cruza de brazos frente a la polarización dentro de la red social
Las redes sociales se han descubierto como una de las herramientas más importantes para que las personas estén en contacto con los más cercanos. Aunque, evidentemente, nada es perfecto. Según un estudio al que ha tenido acceso «The Wall Street Journal», Facebook, la plataforma en línea por antonomasia, cuenta con algoritmos que potencian la polarización de los usuarios. Y no solo eso, sino que, además, es perfectamente consciente de ello y no tiene intención de revertirlo. Según apuntan desde el medio estadounidense, Facebook se planteó tomar medidas contra esta situación durante una reunión celebrada en 2018. Los algoritmos «explotan la atracción del cerebro humano hacia la división. Si se dejan sin comprobar, Facebook alimentará a los usuarios con contenido cada vez más divisivo en un esfuerzo por atraer su atención e incrementar el tiempo en la plataforma», se expresó durante la presentación. Sin embargo, varios ejecutivos de la compañía, entre ellos su consejero delegado, Mark Zuckerberg, optaron por dejar las cosas como están. Según explican las fuentes consultadas por «WSJ», la dirección de Facebook temía que realizar algún cambio en el algoritmo afectase a los usuarios y medios conservadores o que se entendiese como un movimiento paternalista. La red social ya encargó a varios expertos en 2017 que realizasen un estudio sobre la polarización dentro de la red social. Recibieron el nombre de «Equipos de integridad», y llegaron a la conclusión de que la plataforma debía comprometerse con la neutralidad. De acuerdo con un documento interno, Facebook no debía controlar las opiniones de los usuarios ni frenar los conflictos dentro de la red social. Otro informe, esta vez elaborado hace dos años, sostenía que la plataforma no debía fabricar contenido que atente de forma explícita «contra las creencias de la gente». En su lugar, debía centrarse en la creación de aquellos que promuevan «la empatía, la comprensión y la humanización» de quienes piensan diferente. Según el medio estadounidense, hubo propuestas para lograr este objetivo; entre ellas se encontraba la reformulación de los algoritmos para que las recomendaciones que le saltan al usuario fuesen más amplias. Sin embargo, se acabó descartando debido a que su implementación, según otro informe, afectaría al crecimiento de la red social. Desde las acusaciones, en 2016, de sesgo por parte de los grupos conservadores en Estados Unidos, muchas de las decisiones sobre cambios en la plataforma debían pasar no solo por los responsables de producto e ingenieros, sino también por los equipos de marketing, relaciones públicas y jurídicos de la compañía. Las diferencias de opiniones llevaron a procesos de veto interno, que afectaron, por ejemplo, a la creación de un sistema de clasificación para el contenido hiperpolarizado o a los esfuerzos para suprimir clickbait sobre política más que sobre otros temas. En su lugar, se implementaron cambios más débiles. Carlos Gomez Uribe, antiguo responsable del sistema de recomendaciones de Netflix, empezó a liderar el equipo de integridad en enero de 2017, del que se marcharía un año después. Entonces, propuso reducir el impacto que tenían los usuarios hiperactivos, ya que debido a los algoritmos, un usuario que interactúa con 1.500 contenidos tiene más influencia que alguien que lo hace con 15. Se trata, además, de cuentas más partidistas, y que tienen mayores probabilidades de mostrar un comportamiento sospechoso, incluso de estar involucrados en acciones de «spam». Su propuesta, enfocada a limitar el contenido «spam» y a potenciar la actividad de los usuarios medios, fue apartada por las preocupaciones de los editores y por otros grupos no extremistas muy activos en la plataforma, según señaló Joel Kaplan, vicepresidente de política pública global de Facebook, tiempo después. La compañía tecnológica ha introducido cambios en los últimos años enfocados a combatir el contenido que viole sus políticas. En una conferencia en octubre de 2019, Zuckerberg anunció que no eliminaría contenido político si es noticioso aunque vaya en contra de sus estándares. Según defendió, descubrieron que la estrategia más efectiva para los acasos de desinformación era «centrarse en la autenticidad del que habla más que en intentar juzgar el contenido en sí».
25-05-2020 | abc.es
¿Me pueden obligar a eliminar las fotos de mis nietos o hijos pequeños en Facebook?
Lo típico que, sin la debida mesura y templanza, ocasiona un conflicto familiar. En la época de las redes sociales, muchas personas suelen subir a sus perfiles imágenes de sus hijos o nietos. Lo hacen, en la mayoría de ocasiones, para presumir de los pequeños del hogar. ¡Quién no quiere mostrarle al mundo lo guapos que son! El problema viene porque puede ocasionar un conflicto jurídico como el que le sucedió a una abuela: un tribunal de Países Bajos le ha obligado a eliminar todo el material de sus nietos por publicarlo sin permiso en sus perfiles de Facebook y Pinterest. El dictámen argumenta que la abuela, según medios locales, ha incumplido el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). La negativa de la mujer a eliminar las fotografías en las redes sociales llegó a los tribunales en Países Bajos, convirtiendo lo que comenzó como una disputa familiar en una demostración de los límites de las leyes de privacidad de internet. El juez de la provincia de Gelderland, al este del país, decidió la mujer tenía prohibida la publicación de imágenes en las redes sociales de sus tres nietos sin el permiso de su hija, la madre de los pequeños. La sentencia dice que ha violado la normativa de privacidad de Europa, que concede sin embargo un margen para que los países definan la edad por la que los jóvenes pueden decidir su identidad digital. En Holanda, el RGPD establece que publicar fotos de menores de 16 años requiere del permiso de sus tutores legales. Este caso ha llamado la atención por su novedosa aplicación de la ley de privacidad de obligado cumplimiento desde hace dos años. Un marco legal garantista con el ciudadano que permite disponer de herramientas a los gobiernos para luchar contra las prácticas de recopilación de datos de grandes empresas como Facebook y Google. Pero también establece otros límites a los usuarios. «Esto aquí podría pasar», asegura Samuel Parra, jurista experto en derecho digital, que en conversación telefónica con ABC recuerda que la ley en España sitúa en los 14 a los menores de edad. «El RGPD deja un margen para cada Estado miembro. Si fuesen de menos de esta edad, en España, quien tiene la posibilidad de publicar fotografías de esos menores son los padres», añade. La cosa cambia cuando se alcanza la mayoría de edad, permitiendo a los afectados exigir la retirada de los contenidos al considerarse agraviado. «Pueden decidir si exigir la retirada de unas imágenes cuando cuando entonces no podía decidir legalmente», asegura. «Si tienes menos de 14 años, deciden los padres si pueden o no publicar imágenes de los menores en redes sociales. Si unos padres están divorciados, prevalece el miembro que no quiere que se publique el contenido», añade. El RGPD se ha visto como un ejemplo a seguir por Estados Unidos, pero también ha generado críticas al considerarse, según expertos, que se ha aplicado tibiamente contra los gigantes de internet. En sus dos años de aplicación, lo cierto es que se han aprobado escasas medidas contra empresas como Facebook, Google y Twitter que han sido acusadas de violar la ley en reiteradas ocasiones. Un estudio de la firma de seguridad Check Point pone de manifiesto que a las empresas españolas todavía les queda mucho trabajo por hacer: solo el 52% se han adaptado totalmente al reglamento, un 8% por debajo de la media europea.
25-05-2020 | abc.es
Países Bajos obliga a una abuela a eliminar las fotos de sus nietos en Facebook por publicarlas sin permiso
Lo típico que, sin la debida mesura y templanza, ocasiona un conflicto familiar. En la época de las redes sociales, muchas personas suelen subir a sus perfiles imágenes de sus hijos o nietos. Lo hacen, en la mayoría de ocasiones, para presumir de los pequeños del hogar. ¡Quién no quiere mostrarle al mundo lo guapos que son! El problema viene porque puede ocasionar un conflicto jurídico como el que le sucedió a una abuela: un tribunal de Países Bajos le ha obligado a eliminar todo el material de sus nietos por publicarlo sin permiso en sus perfiles de Facebook y Pinterest. El dictámen argumenta que la abuela, según medios locales, ha incumplido el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). La negativa de la mujer a eliminar las fotografías en las redes sociales llegó a los tribunales en Países Bajos, convirtiendo lo que comenzó como una disputa familiar en una demostración de los límites de las leyes de privacidad de internet. El juez de la provincia de Gelderland, al este del país, decidió la mujer tenía prohibida la publicación de imágenes en las redes sociales de sus tres nietos sin el permiso de su hija, la madre de los pequeños. La sentencia dice que ha violado la normativa de privacidad de Europa, que concede sin embargo un margen para que los países definan la edad por la que los jóvenes pueden decidir su identidad digital. En Holanda, el RGPD establece que publicar fotos de menores de 16 años requiere del permiso de sus tutores legales. Este caso ha llamado la atención por su novedosa aplicación de la ley de privacidad de obligado cumplimiento desde hace dos años. Un marco legal garantista con el ciudadano que permite disponer de herramientas a los gobiernos para luchar contra las prácticas de recopilación de datos de grandes empresas como Facebook y Google. Pero también establece otros límites a los usuarios. «Esto aquí podría pasar», asegura Samuel Parra, jurista experto en derecho digital, que en conversación telefónica con ABC recuerda que la ley en España sitúa en los 14 a los menores de edad. «El RGPD deja un margen para cada Estado miembro. Si fuesen de menos de esta edad, en España, quien tiene la posibilidad de publicar fotografías de esos menores son los padres», añade. La cosa cambia cuando se alcanza la mayoría de edad, permitiendo a los afectados exigir la retirada de los contenidos al considerarse agraviado. «Pueden decidir si exigir la retirada de unas imágenes cuando cuando entonces no podía decidir legalmente», asegura. «Si tienes menos de 14 años, deciden los padres si pueden o no publicar imágenes de los menores en redes sociales. Si unos padres están divorciados, prevalece el miembro que no quiere que se publique el contenido», añade. El RGPD se ha visto como un ejemplo a seguir por Estados Unidos, pero también ha generado críticas al considerarse, según expertos, que se ha aplicado tibiamente contra los gigantes de internet. En sus dos años de aplicación, lo cierto es que se han aprobado escasas medidas contra empresas como Facebook, Google y Twitter que han sido acusadas de violar la ley en reiteradas ocasiones. Un estudio de la firma de seguridad Check Point pone de manifiesto que a las empresas españolas todavía les queda mucho trabajo por hacer: solo el 52% se han adaptado totalmente al reglamento, un 8% por debajo de la media europea.
24-05-2020 | enter.co
Con el anuncio esta semana que Facebook, Twitter, Box, Coinbase y Shopify implementaran trabajo remoto permanente, empieza un efecto dominó que es excelente noticia para programadores en Colombia y mala noticia para las «maquilas» (empresas de desarrollo de software a la medida) que solo venden en Colombia. La oportunidad tanto para programadores como maquilas es buscar […]
15