Noticias de "facebook"

03-07-2020 | abc.es
Facebook compartió por error la información de usuarios inactivos con 5.000 desarrolladores
A pesar de las buenas intenciones y los cambios implementados en protección de datos, con Facebook a veces parece que llueve sobre mojado. La red social propiedad de Mark Zuckerberg ha estado compartiendo datos de usuarios inactivos con unos 5.000 desarrolladores externos. Algo que no está permitido por las normas de la empresa. La compañía implementó en 2018 un cambio destinado a que los datos de personas que llevaban un mínimo de 90 días sin visitar aplicaciones de terceros en las que se hubiesen registrado a través de Facebook no se compartiesen. Recordemos que existen numerosos servicios que permiten al usuario iniciar sesión empleando su cuenta de la red social como llave maestra. «Recientemente, descubrimos que en algunos casos las aplicaciones continuaron recibiendo los datos que las personas habían autorizado previamente, incluso si parecía que no habían usado la aplicación en los últimos 90 días», explica el vicepresidente de Facebook Konstantinos Papamiltiadis en un comunicado oficial. El ejecutivo afirma, asimismo, que la compañía no ha visto evidencia de que «este problema haya resultado en compartir información que era inconsistente con los permisos que las personas otorgaron cuando iniciaron sesión con Facebook». A su vez, expresa que los datos que fueron a parar a manos de terceros fueron, «por ejemplo», de idioma y género. Papamiltiadis asegura que el problema fue resulto al día siguiente de su descubrimiento. «Seguiremos investigando y seguiremos priorizando la transparencia en torno a cualquier actualización importante», zanja el ejecutivo.
02-07-2020 | abc.es
Las cinco grandes novedades que llegarán a WhatsApp durante las próximas semanas
WhatsApp no para. La plataforma propiedad de Facebook ha lanzado varias funcionalidades durante los primeros meses de 2020. Desde el esperadísimo modo oscuro, hasta las videollamadas de ocho participantes. Sin embargo, parece que todavía le quedan unas cuantas cartas debajo de la manga; y es que la propia compañía ha anunciado que, durante las próximas semanas, irá lanzando hasta cinco nuevas herramientas. «Aunque nuestro objetivo principal sigue siendo ofrecer una plataforma simple, confiable y privada para que las personas chateen con sus familiares y amigos, eso no nos impide mejorar constantemente el diseño de nuestro producto con el fin de asegurar que WhatsApp continúe siendo la forma más útil de conectarse para todos los usuarios y desde cualquier lugar», afirman desde el blog oficial de la aplicación. Stickers animados Entre las principales novedades que recibirá el servicio próximamente figura un nuevo pack de «stickers» animados disponible para su descarga. Recordemos que estos diseños son similares a los emoticonos, con la diferencia que cuenta con la capacidad para moverse en pantalla. Desde WhatsApp prometen que serán «aun más divertidos y expresivos». Códigos QR El lector de códigos QR se ha revelado como una herramienta necesaria en tiempos de pandemia. Y es que, si un día de estos se baja a un restaurante a comer y pide la carta, lo más probable es que el trabajador del establecimiento le señale un símbolo críptico en negro y blanco para que lo escanee y pueda acceder, a través de su «smartphone», a la información. Pues bien, en apenas unos días WhatsApp dará la opción de añadir un número a la lista de contactos leyendo con su dispositivo un código QR. Sin necesidad de introducirlo manualmente. Modo oscuro en WhatsApp Web El modo oscuro es una de las novedades más interesantes que ha recibido WhatsApp durante los últimos meses. Dentro de unas semanas, además, la funcionalidad no sólo estará disponible para quien lo quiera a través de la aplicación. También estará operativa para versión de escritorio de la plataforma de mensajería: WhatsApp Web. Mejoras en las videollamadas Las videollamadas grupales han experimentado un enorme crecimiento durante los últimos meses gracias al aislamiento social al que obliga el Covid-19. A pesar de que las medidas instauradas por el Gobierno van desapareciendo poco a poco, el servicio de mensajería no quiere descuidar esta funcionalidad. De este modo, permitirá próximamente que, si el usuario está manteniendo una videoconferencia con varios contactos a la vez, pueda fijar su atención en uno solo destacándolo en pantalla completa. «También añadimos un icono de video en los chats grupales de 8 participantes o menos, para que puedas iniciar fácilmente una videollamada con un solo toque», apuntan desde WhatsApp. Mejoras en KaiOS Android e iOS no son los únicos sistemas operativos que existen para «smartphones». También podemos encontrar otros como KaiOS, que está pensado para dispositivos algo menos punteros que no cuentan las mismas prestaciones. WhatsApp afirma que los terminales compatibles con dicho sistema podrán disfrutar de la popular función que permite compartir estados que desaparecen después de 24 horas.
02-07-2020 | abc.es
Cuidado: Google elimina 25 aplicaciones de Android por robar contraseñas de Facebook
Google ha eliminado 25 aplicaciones del sistema operativo Android de su plataforma Google Play, después de que la compañía de ciberseguridad Evina descubriera que robaban credenciales de Facebook. Las 25 aplicaciones fueron descargadas más de 2,34 millones de veces en total antes de que fueran eliminadas, según el informe publicado por Evina, empresa especializada en soluciones de ciberseguridad antifraude. A pesar de que las aplicaciones tenían diferentes tipos de características, como editores de imágenes, vídeos, 'apps' de fondos de pantalla o de linterna, todas fueron desarrolladas por el mismo grupo de amenazas. Aunque ofrecían una funcionalidad legítima, contenían un código malicioso (virus) que detectaba qué aplicación había sido abierta recientemente por el usuario. En este sentido, si se trataba de la «app» de Facebook, la aplicación maliciosa mostraraba en primer plano una página de inicio de sesión de la red social falsa y en segundo plano la página de la aplicación oficial de Facebook. Las mostraba al mismo tiempo para que el usuario no sospechara. Al introducir las credenciales de Facebook en el navegador del primer plano, la aplicación maliciosa r egistraba los datos de acceso del usuario y los enviaba a un servidor. Entre las 25 aplicaciones eliminadas se encuentran Super Wallpapers Flashlight, Video Maker, Solitaire Game, Screenshot Capture, Plus Weather o Classic card game.
01-07-2020 | abc.es
Así son las revolucionarias gafas de realidad virtual que prepara Facebook
Facebook le ha metido tanto dinero a esta tecnología que, pese a que no se ha adoptado de manera masiva, no va a tirar la toalla tan fácilmente. La realidad virtual ha tomado una nueva dirección desde que aparecieron los primeros visores compatibles hace varios años. Se ha vuelto más extendida e híbrida, abrazando a otras tecnologías quizás más prácticas como la realidad aumentada. El proyecto de la multinacional estadounidense es llamativo porque parecen, realmente, unas gafas convencionales. La firma estadounidense ha mostrado el diseño de su dispositivo. Es ligero, compacto y muy delgado. Se parece a unas gafas de sol corrientes, aunque algo más voluminosas. De esta manera se diferencian de la estética abrupta y futurista de otras lentes de realidad virtual como Oculus Rift o HTC Vive, que por lo general es un producto aparatoso. Están fabricadas por Oculus, fabricante especializado que fue adquirido por Facebook en 2014. De momento es un prototipo. Su diseño compacto se ha conseguido mediante una combinación de lentes plegables holográficas. Este planteamiento tecnológico se puede utilizar «para desarrollar futuros equipos de realidad virtual con aspecto de gafas de sol», explican en un comunicado los autores del trabajo. Gracias a sus desarrollos se ha conseguido adelgazar hasta la mínima expresión las lentes. En este caso se ha conseguido crear lentes de 9 milímetros de grosor. Al mismo tiempo, estas gafas admiten un ángulo de visión comparable a otros productos de realidad virtual. La mayoría de las gafas de realidad virtual tienen una óptica de visualización común: lentes refractivas compuestas de una sola pieza de gran tamaño, curvada que suele ser de vidrio o plástico. La idea de la empresa es reemplazar este componente voluminoso mediante una óptica holográfica. A través de un sistema de proyección láser y de retroiluminación, el visor logra mostrar imágenes en 2D y en 3D, generando la sensación de inmersión. Para entenderlo: las gafas de realidad virtual se componen de tres tecnologías: una fuente de luz proporcionada por luces LED, un panel de visualización que ilumina o atenúa la luz para formar una imagen (una pantalla de tipo LCD) y una óptica preparada para enfocar la imagen lo suficientemente lejos para que los ojos del espectador puedan verla con nitidez. Para reducir significativamente el tamaño y el peso general de las pantallas de realidad virtual, el equipo de desarrolladores de Facebook ha combinado dos técnicas: óptica holográfica y óptica plegable basado en lentes polarizadas. De esta manera, la luz emitida «rebota» para trasladarla al ojo de una manera óptima, con lo que puede tener una mayor cercanía como unas gafas de vista convencionales.
30-06-2020 | enter.co
La negativa de moderar mensajes de Donald Trump y permitir campañas políticas que comparten información falsa le está saliendo caro a Facebook. No solo en el segmento de reputación. Ahí la compañía sigue cuesta abajo con una imagen en la que sus usuarios no confían en la información que comparten, pero además ahora tampoco creen […]
30-06-2020 | abc.es
Las tres preguntas que te hará Facebook para que no difundas noticias falsas
Las redes sociales han jugado un papel vital durante el confinamiento. Tanto que ha sido indispensable para mantener a sus usuarios en contacto con su entorno más cercano, así como para leer las noticias y actualizaciones del desarrollo de la pandemia. Pero en un momento en el que el acceso a la información está al alcance de cualquiera, estamos peor informados por la sobreabundancia informativa. Un hecho que ha sembrado la era de las «fake news» o noticias falsas. La lacra de plataformas como Facebook. Son contenidos sesgados o directamente cargados de mentiras. La mayoría de las veces son viralizados por el propio usuario de manera inconsciente muchas veces. No se percatan del engaño porque están perfectamente diseñados para atacar una de las grandes vulnerabilidades en el juicio de los seres humanos: el sesgo de confirmación. Es decir, corroborar nuestras creencias hasta el punto de dar por falsas las noticias que las contradigan y verdaderas aquellas que las que las confirman, independientemente de su veracidad. Ahí tiene un gran problema Facebook. El servicio está intentando por todos los medios evitar la difusión de noticias falsas en su plataforma con el objetivo de atajar la desinformación que se ha acentuado durante la pandemia de Covid-19. En este periodo ha eliminado miles cuentas y contenido que incumplía sus normas comunitarias. También ha reducido la distribución de noticias falsas, por ejemplo, desplegando mensajes de aviso sobre más de 50 millones de noticias relacionadas con el virus antes de ser compartidas o añadiendo contexto adicional que permita saber cuándo las noticias que se están a punto de compartir tienen más de 90 días. En este contexto, en su intento de ofrecer a sus usuarios herramientas para tomar mejores decisiones sobre la información que comparten, ha decidido montar una campaña en Europa, Oriente Medio y África para educar a las personas a detectar posibles noticias falsas». Esta campaña, de un mes de duración, irá mostrando diferentes mensajes en las cuentas de los usuarios de Facebook para concienciarlos y educarlos. Al principio sólo impactarán algunas cuentas con un perfil demográfico determinado, y según se vaya probando la efectividad de la campaña, se irá ampliando a más cuentas. El mensaje de la campaña es sencillo «Tres preguntas para ayudar a eliminar las noticias falsas», se irán mostrando en una serie de anuncios creativos enlazando a www.stampoutfalsenews.com, donde los usuarios podrán encontrar más información. Las preguntas son: «¿De dónde viene? Si la fuente no está identificada, búscala». «¿Qué falta? Conoce toda la noticia, no solo del titular». «¿Cómo te hace sentir? La gente que crea noticias falsas trata de manipular nuestras emociones». Además de estas cuestiones, se le planteará al usuario que si no está seguro es mejor no compartir el contenido en su red. Guido Bealow, responsable de acuerdos de noticias de Facebook, ha explicado a ABC que la idea es ofrecer «pequeños consejos» para generar «un gran impacto en las decisiones que los usuarios toman al compartir contenido». Esta campaña irá seguida de una serie de encuestas para medir su impacto y crear más iniciativas similares. Facebook seguirá trabajando en minimizar el impacto de las noticias falsas en sus redes, y esta campaña es un paso más en la consecución de este objetivo.
30-06-2020 | abc.es
Redes sociales: ¿cambiarán como las conocíamos tras la pugna con Trump?
Si se puede extraer una lección positiva del escándalo de Cambridge Analytica en 2016 es que sirvió para que los usuarios de redes sociales se quitaran la venda de los ojos. Esas plataformas no eran inocuas. No eran las hermanitas de la Caridad que habían vendido. Con sus instrucciones de uso y la extensión de herramientas de verificación de contenidos, Facebook y Twitter han acabado chocando contra el muro de Trump. Ambas moderarán el ambiguo concepto de «discurso de odio». Aunque lo han hecho desde diferentes ángulos. En octubre, Twitter decidió, a riesgo de dejar de ingresar mucho dinero, prohibir los anuncios políticos en todo el mundo. La polémica no ha dejado de esparcirse. La postura de la multinacional se ha endurecido en el momento en el que ha etiquetado como «discurso de odio» y «exaltación a la violencia» varias publicaciones de Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Así que con la Iglesia se ha topado. No se podía esperar que, a raíz de las protestas raciales tras la muerte a manos de un policía de George Floyd, se montara una campaña en contra de Facebook en el que le instaban a eliminar el discurso de odio. Hay tres impactos de esto. El primero, que se han sumado varias empresas importantes que han decidido dejar de invertir en publicidad en la red social. El segundo: que a medida que la bola se iba haciendo más grande, marcas comerciales más importantes se iban sumando haciéndole perder a Mark Zuckerberg unos 7.000 millones de dólares. Y el tercero: que se ha tenido que plegar para anunciar que etiquetará contenido que considere peligroso y relevante para el interés público. Para defender su parcela de negocio, Facebook empezará a pisar un terreno pantanoso e inexplorado que corre el riesgo de modificar el régimen jurídico al que se está sometido. Como red social se considera una plataforma de prestación de servicios de comunicaciones electrónicas entre particulares. Ya revisaba publicaciones y sus algoritmos las bloqueaba. Pero ahora, bajo un nuevo principio, tratará contenidos acercándose cada vez más a la idea de un medio de comunicación. ¿Cambiarán las redes sociales con estas medidas? Borja Adsuara, experto en derecho digital y exdirector general de Red.es, se pregunta en conversación con ABC quién juzgará y con qué criterio jurídico si una entrada es un «contenido inadecuado». Este experto califica de «perversión» el mero hecho de introducir en el discurso político el concepto de «contenido inadecuado». «A mí dígame que si es legal o ilegal», explica, entre ironía Adsuara. Y subraya que al final las redes sociales tratan contenidos de esta manera puede llegar a ejercer un papel similar al de un medio de comunicación, que cuenta con su línea editorial, por lo que «tendrían que estar bajo otro régimen legal». «Facebook no es un medio de comunicación. Lo que estás haciendo [por el usuario] es alojar contenido y ellos [por la plataforma] lo organizan de una forma determinada», matiza. «No puede entrar en la verificación de las publicaciones porque no es un delito mentir; uh bulo no es delito», asegura. En Estados Unidos, de hecho, al calor de la censura virtual se han empezado a inaugurar redes sociales específicas donde no tienen cabida usuarios con ideologías y pensamientos contrarios. Una caja de resonancia. Son canales temáticos. «Y eso es malo para el debate público, la tolerancia y la libertad de expresión», recalca. A su juicio, se va a vivir una transoformación del ecosistema digital: «las redes sociales eran un sitio para opinar más alla de los medios y dar nuestra opinión». Un informe publicado por «The Washington Post» afirma que Facebook ha reducido sibilinamente las políticas de desinformación para adaptarse a Trump. El informe apunta a que la compañía de internet inició el cambio de sus políticas en 2015, cuando el entonces candidato republicano publicó un polémico vídeo en el que decía que prohibiría a los musulmanes viajar a los EE.UU.
30-06-2020 | abc.es
¿Puede un boicot matar a Facebook?
Si se puede extraer una lección positiva del escándalo de Cambridge Analytica en 2016 es que sirvió para que los usuarios de redes sociales se quitaran la venda de los ojos. Esas plataformas no eran inocuas. No eran las hermanitas de la Caridad que habían vendido. Con sus instrucciones de uso y la extensión de herramientas de verificación de contenidos, Facebook y Twitter han acabado chocando contra el muro de Trump. Ambas moderarán el ambiguo concepto de «discurso de odio». Aunque lo han hecho desde diferentes ángulos. En octubre, Twitter decidió, a riesgo de dejar de ingresar mucho dinero, prohibir los anuncios políticos en todo el mundo. La polémica no ha dejado de esparcirse. La postura de la multinacional se ha endurecido en el momento en el que ha etiquetado como «discurso de odio» y «exaltación a la violencia» varias publicaciones de Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Así que con la Iglesia se ha topado. No se podía esperar que, a raíz de las protestas raciales tras la muerte a manos de un policía de George Floyd, se montara una campaña en contra de Facebook en el que le instaban a eliminar el discurso de odio. Hay tres impactos de esto. El primero, que se han sumado varias empresas importantes que han decidido dejar de invertir en publicidad en la red social. El segundo: que a medida que la bola se iba haciendo más grande, marcas comerciales más importantes se iban sumando haciéndole perder a Mark Zuckerberg unos 7.000 millones de dólares. Y el tercero: que se ha tenido que plegar para anunciar que etiquetará contenido que considere peligroso y relevante para el interés público. La gran fortalesza de la compañía es haber aplicado las teorías de la «Larga cola» en su negocio. En la actualidad, cuenta con más de 8 millones de anunciantes. Aunque se caigan empresas importantes, tiene una holgada red de pequeños negocios que necesitan a la red social para llegar a sus clientes potenciales y que, aunque el boicot publicitario siga en aumento, es muy poco probable que reduzcan la inversión. Así que lo comido por lo servido. La pregunta es ¿puede este boicot matar a Facebook? La respuesta más obvia es que puede transformar parte de su estructura. Para defender su parcela de negocio, Facebook empezará a pisar un terreno pantanoso e inexplorado que corre el riesgo de modificar el régimen jurídico al que se está sometido. Como red social se considera una plataforma de prestación de servicios de comunicaciones electrónicas entre particulares. Ya revisaba publicaciones y sus algoritmos las bloqueaba. Pero ahora, bajo un nuevo principio, tratará contenidos acercándose cada vez más a la idea de un medio de comunicación. ¿Cambiarán las redes sociales con estas medidas? Borja Adsuara, experto en derecho digital y exdirector general de Red.es, se pregunta en conversación con ABC quién juzgará y con qué criterio jurídico si una entrada es un «contenido inadecuado». Este experto califica de «perversión» el mero hecho de introducir en el discurso político el concepto de «contenido inadecuado». «A mí dígame que si es legal o ilegal», explica, entre ironía Adsuara. Y subraya que al final las redes sociales tratan contenidos de esta manera puede llegar a ejercer un papel similar al de un medio de comunicación, que cuenta con su línea editorial, por lo que «tendrían que estar bajo otro régimen legal». «Facebook no es un medio de comunicación. Lo que estás haciendo [por el usuario] es alojar contenido y ellos [por la plataforma] lo organizan de una forma determinada», matiza. «No puede entrar en la verificación de las publicaciones porque no es un delito mentir; uh bulo no es delito», asegura. En Estados Unidos, de hecho, al calor de la censura virtual se han empezado a inaugurar redes sociales específicas donde no tienen cabida usuarios con ideologías y pensamientos contrarios. Una caja de resonancia. Son canales temáticos. «Y eso es malo para el debate público, la tolerancia y la libertad de expresión», recalca. A su juicio, se va a vivir una transoformación del ecosistema digital: «las redes sociales eran un sitio para opinar más alla de los medios y dar nuestra opinión». Un informe publicado por «The Washington Post» afirma que Facebook ha reducido sibilinamente las políticas de desinformación para adaptarse a Trump. El informe apunta a que la compañía de internet inició el cambio de sus políticas en 2015, cuando el entonces candidato republicano publicó un polémico vídeo en el que decía que prohibiría a los musulmanes viajar a los EE.UU.
26-06-2020 | abc.es
Facebook cede a la presión de los anunciantes y etiquetará las publicaciones de políticos que violen su normativa
Una semana. Es lo que ha durado la presión. Pero, al final, ha tenido que ceder. Facebook ya ha anunciado este viernes que etiquetará las publicaciones de los políticos que violen su normativa después del boicot de grandes anunciantes que han amenazado a su principal fuente de ingresos. La multinacional estadounidense seguirá así los pasos de Twitter, que en octubre decidió prohibir de su plataforma la publicidad política. La decisión del gigante Unilever de dejar de poner publicidad en la red social ha sido el detonante. En un mensaje en su perfil, Mark Zuckerberg, fundador de la empresa, ha anunciado que marcará contenido que considere peligroso pero relevante para el interés público.<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fzuck%2Fposts%2F10112048980882521&show_text=true&width=552&height=269&appId" width="552" height="269" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allow="encrypted-media"></iframe>
26-06-2020 | abc.es
Verizon, gigante de las telecomunicaciones de Estados Unidos, se une al boicot publicitario contra Facebook
Objetivo: contener la sangría. Facebook ha empezado a sufrir en sus carnes la capacidad de movilización de algunas marcas comerciales. Verizon, el gigante de las telecomunicaciones de Estados Unidos, ha anunciado que se une al boicot contra la red social y retirará su publicidad de las plataformas Facebook e Instagram. Son ya un centenar las firmas que se han unido a la campaña que pide resolver la problemática de los discursos de odio. La «teleco» se une a una lista de empresas entre las que destacan Ben&Jerry's y P&G que boicotean al gigante de las redes sociales por sus políticas sobre los discursos de odio en las publicaciones que alberga. Verizon es el mayor anunciante hasta ahora en mostrar su apoyo a la campaña organizada por «Stop Hate for Profit». El pasado año Facebook registró más de 70.000 millones de dólares en ingresos publicitarios. «Estamos retirando nuestra publicidad hasta que Facebook pueda crear una solución aceptable que nos haga sentir cómodos», apunta en un comunicado un portavoz de Verizon, que es propietaria de AOL y Yahoo y tiene como objetivo competir con Facebook. La raíz de estas decisiones se encuentran en una campaña denominada «Stop hate for profit», que exige a Facebook tomar medidas «más estrictas» contra el contenido racista y los discursos de odio. El grupo activista llama a la retirada de publicidad de la plataforma como «respuesta al fracaso constante» de la empresa «para abordar de manera significativa la proliferación de mensajes de odio en sus plataformas». La campaña acusa a la red social de «amplificar los mensajes de los supremacistas blancos» y «permitir mensajes que incitan a la violencia». Esta semana, las marcas de equipamiento para actividades al aire libre The North Face, Patagonia y REI se unieron al boicot. «Stop Hate for Profit» apareció la pasada semana. Los instigadores son grupos de defensa de derechos civiles, como la Liga Anti-Difamación o la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color. El modelo de negocio de Facebook se basa, principalmente, en la publicidad digital. Un negocio muy lucrativo que domina junto a otras empresas estadounidenses como Google o Amazon. Ingresa anualmente más de 70.000 millones de dólares por este tipo de publicidad. «Hay un déficit de confianza», apunta en declaraciones a la CNN Neil Potts, jefe de confianza y seguridad de Facebook. «Es normal que tengamos conversaciones con los anunciantes y discutamos sobre problemas, incluidos asuntos de política. Es algo que hacemos de manera habitual y seguiremos haciéndolo». Facebook eliminó en los últimos días una serie de anuncios vinculados a la campaña de reelección de Donald Trump que presentaba un triángulo rojo invertido utilizado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial para identificar a presos políticos.
18