Noticias de "facebook"

23-05-2019 | abc.es
Irlanda abre una investigación a Google para averiguar si cumple con la normativa de protección de datos
La Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés) ha iniciado una investigación con el objeto de averiguar si la plataforma publicitaria de Google cumple con todos los aspectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la normativa comunitaria que empezó a aplicarse en 2018. El caso se ha iniciado después de las propias investigaciones preliminares comenzadas por la propia iniciativa de la DPC así como por varias solicitudes que ha recibido el organismo irlandés. Los reguladores se centrarán en si el procesamiento de datos personales llevado a cabo en cada una de las etapas de las transacciones publicitarias cumple con el RGPD. Asimismo, la Comisión de Protección de Datos examinará las «prácticas de retención» de Google y si cumple con los principios de transparencia y minimización de datos previstos en la normativa comunitaria. La DPC inició un procedimiento similar contra Facebook durante el pasado mes de abril. También informó de que estaba realizando 51 investigaciones a gran escala, 17 de las cuales estaban relacionadas con firmas ligadas a tecnológicas como Twitter, LinkedIn o Apple. De acuerdo a lo previsto en el RGPD, los reguladores nacionales de protección de datos pueden imponer multas a las empresas de hasta 20 millones de euros o del 4% de sus ingresos globales, eligiendo la que sea de mayor importe. El gigante tecnológico estadounidense Google se ha comprometido a colaborar «plenamente» en la investigación que abrió el miércoles la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés) para averiguar si la firma cumple con todos los aspectos previstos en el Reglamente General de Protección de Datos (RGPD). «Nos comprometemos plenamente con la DPC y valoramos positivamente la oportunidad de que exista la posibilidad de unas reglas de protección de datos en Europa sobre pujas en tiempo real más claras», ha asegurado a Europa Press un portavoz de Google. Pese a las pesquisas que han iniciado los reguladores irlandeses, la compañía ha añadido que los compradores de publicidad autorizados que usan sus sitemas «están sujetos a políticas y normas estrictas».
22-05-2019 | abc.es
Google y Huawei: guerra entre ciberespías
Que nadie se lleve las manos a la cabeza pero no existe la seguridad informática. No al menos al 100%. Se pueden levantar muros y aplicar contramedidas, pero todo dispositivo electrónico que se conecte a internet es susceptible de ser «hackeado». No debería sorprender después de los precedentes que llevamos acumulados. El usuario también tiene mucho que decir: tener unos buenos hábitos y ser conscientes de los riesgos evitarían innumerables problemas. El escándalo de Facebook y Cambridge Analytica abrió los ojos a los ciudadanos acerca de lo «vendidos» que están sus datos personales, como suele decirse, el petróleo del siglo XXI. Pero es más que eso. Es la vida entera, la privacidad, la intimidad de los usuarios. El negocio detrás de ellos es demasiado suculento como para dejarlo pasar. Y muchas empresas, entre ellas el gigante estadounidense Google, ha basado toda su estrategia empresarial en sacar partido de la información que, recordemos nuevamente, cedemos voluntariamente los usuarios. Desde el momento en el que el usuario decide abrirse una cuenta de Google accede a un universo privilegiado en donde tiene a su alcance decenas de servicios digitales y una oferta de contenidos casi ilimitada. Como contrapartida, la privacidad. Algo que no existe. Todo queda almacenado, rastreado, guardado. Incluso, como se ha descubierto recientemente, el gigante de internet conserva a buen recaudo un historial de todas las compras realizadas por la persona aunque no se hayan tramitado a través de sus herramientas. Y eso es solo la punta del iceberg de un modelo de negocio basado en bienes intangibles tan preciados como deseados. Vivir sin la «Gran G» es posible, pero ha arraigado tanto en nuestras existencias que existe una gran dependencia tecnológica. Al menos, desde el punto de vista occidental. Porque en la otra cara del mundo, China, existen 1.300 millones de personas, 1.300 millones de potenciales consumidores que las empresas de Silicon Valley no están dispuestas a perder. Vallar el mercado chino es una decisión imposible; cerrar el grifo de este mercado es cerrar el grifo a su mejor cliente. Y cuando hay dinero de por medio no hay amigos que valga. Esto es la historia de la búsqueda de un nuevo orden mundial en donde el control de internet va a dirimir los próximos decenios. El tira y afloja con Huawei se ha escudado, en parte, en una serie de sospechas sobre posibles casos de espionaje. Dudar de la marca china es inevitable; y más con sus antecedentes, que no son del todo admirables. Ha sido acusada de robo de información industrial, ha sido cuestionada por sus introducir diseños plagiados, ha sido demandada por sustraer patentes, ha aplicado técnicas comerciales agresivas y, por supuesto, ha sido señalada como un caballo de Troya para vigilancia masiva. El gobierno de Donald Trump le ha hecho la cruz al considerar, a partir de diversos informes de agencias de inteligencia norteamericanas, que la firma china ha estado desarrollando puertas traseras en sus servicios de telecomunicaciones para que el régimen chino pudiera espiar a millones de empresas públicas y ciudadanos. Y no es un motivo menor, puesto que se trata de uno de sus negocios más boyantes y con el que goza de una envidiada posición dominante en los principales mercados; incluido Europa, en donde las grandes empresas de telecomunicaciones (Vodafone, Telefónica) colaboran con Huawei en el despliegue de las redes móviles de quinta generación, las redes 5G, que traerán consigo un flujo de datos incalculable. Su lanzamiento se espera para 2020. El experto en seguridad informática Yago Jesús lo dejaba este martes claro cuando se le preguntaba por la situación: «Hay antecedentes muy serios que justifican el pensar que la tecnología china que va a llegar a Europa y Estados Unidos vaya a tener puertas traseras y funcionalidades ocultas para acceder a los datos». A su juicio, «lo que se tiene que decidir es quién quiere que te espíe, si el aliado americano o China, y Europa es rehén de los dos. Es seguro que ningún hardware de telecomunicaciones a ese nivel que venga de Estados Unidos y de China va a estar libre de funcionalidades ocultas». Al final, la tecnología de consumo es como «Juego de Tronos». Los que consideramos buenos no son tan buenos y los que aparentemente son los malos no son tan malos.
22-05-2019 | elpais.com
Los datos de millones de ?influencers? se filtran en Internet
Facebook investiga a la empresa Chtrbox, propietaria de la base de datos que ha quedado expuesta
22-05-2019 | elpais.com
Los robots de Facebook aprenden solitos y más rápido que nunca
Los investigadores de inteligencia artificial (IA) de Facebook han compartido sus avanzas en el desarrollo de robots que aprenden por sí solos a partir de su interacción autónoma con el entorno
21-05-2019 | abc.es
Vas a odiar a WhatsApp muy pronto: la publicidad llegará en 2020 a la «app»
Tenemos malas noticias que darte. Y es que ya se ha activado la cuenta atrás de un cambio muy importante en WhatsApp . Los usuarios, les guste o no, empezarán a ver publicidad en la aplicación en solo unos meses. El año 2020 supone el inicio de una nueva etapa en la popular aplicación de mensajería instantánea. Hace ya tiempo que se viene rumoreando la posibilidad de que Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, propietaria de WhatsApp, pusiera en marcha un sistema de anuncios en la «app» . Lo avanzó Chris Daniels, vicepresidente de WhatsApp. Así, será el año que viene cuando los usuarios empiecen a ver anuncios. No se conocían detalles, en cambio, de cómo se introduciría la publicidad. ¿Sería como en Instagram Stories? ¿Diseñaría la compañía una nueva fórmula? Olivier Ponteville, responsable de una agencia Social Media alemana, ha desvelado a través de Twitter cuál será la estrategia que ha diseñado Zuckerberg: será a través de los Estados de WhatsApp donde los usuarios vean los anuncios. WhatsApp will bring Stories Ads in its status product in 2020. #FMS19 pic.twitter.com/OI3TWMmfKj? Olivier Ponteville (@Olivier_Ptv) 21 de mayo de 2019Ha sido en una conferencia organizada por Facebook en Róterdam este martes donde un empleado de Facebook ha confirmado la noticia: los anuncios en las Estados de WhatsApp estarán listos el año que viene, en 2020. A través de un vídeo o foto con un link, el usuario tan solo tiene que deslizar el dedo sobre la pantalla para acabar en la página web de la compañía que se anuncia. Además, los usuarios de WhatsApp Business también recibirán publicidad. Facebook lleva varios año trabajando en cómo obtener rentabilidad de una aplicación líder que es gratuita. De hecho, se barajaba 2019 para su puesta en marcha. La fórmula de Instagram Stories le ha funcionado a la perfección, por lo que Zuckerberg quiere sacar también todo el provecho posible a su más exitosa «app». Según datos de la compañía, más de 500 millones de personas comparten sus historias en los Estados de WhatsApp cada día.
21-05-2019 | abc.es
Facebook pasa datos sobre la «solvencia de los usuarios» a las teleoperadoras
Facebook podría estar revelando a las empresas de telecomunicaciones a través de su herramienta «Actionable Insights» la solvencia de sus usuarios, basándose en los datos que reciben de los mismos para mejorar la conectividad en determinadas áreas; aunque la red social lo niega. Según una investigación realizada por «The Intercept» a partir de un documento confidencial de Facebook, la empresa de Mark Zuckerberg podría estar utilizando su herramienta «Actionable Insights» no solo para enviar información a las operadores de red sobre el nivel de conectividad de una determinada área, sino también para que estas compañías proporcionen anuncios personalizados a sus usuarios, que pueden llevar a deducir el nivel de solvencia de la persona. Esta herramienta fue anunciada por Facebook el año pasado para proporcionar datos internos sobre los usuarios a las empresas de telecomunicaciones con el objetivo de mejorar la conectividad en determinadas áreas. De esta forma, estas compañías reciben datos como el tipo de red, la localizacion de los usuarios, sus gustos o las páginas visitadas, que, según «The Intercept», no solo contribuyen a crear anuncios personalizados en la red social, sino que también permiten deducir la solvencia de la persona por parte de la empresa. Así, de acuerdo con el citado medio, estas compañías utilizarían esa información recibida a través de «Actionable Insights» para excluir o no a los consumidores de sus anuncios promocionales en base a su solvencia, de tal manera, que el medio asegura que «Facebook explicó cómo uno de sus clientes anunciantes, fuera de Estados Unidos, quiso excluir a los individuos de ofertas futuras promocionales basándose en su crédito». Por su parte, Facebook lo ha negado todo, asegurando que «no tasamos, ni hemos tasado, la solvencia de nadie para 'Actionable Insights' o a través de los anuncios, y Facebook no utiliza la información de crédito de los usuarios para mostrar anuncios», como recoge el medio citado.
21-05-2019 | elpais.com
Las ?fake news? desaparecen de la campaña de las europeas
La desinformación apenas circula en Twitter y Facebook durante la precampaña, pero no tiene por qué ser una buena noticia
21-05-2019 | elpais.com
¿Es práctico un móvil sin Gmail, Google Translate o Google Maps?
Huawei tiene su propia tienda de aplicaciones que actualmente permite descargar Facebook, WhatsApp o Instagram
17-05-2019 | abc.es
Instagram elimina Direct, la aplicación de mensajes que «copiaba» a Snapchat
Instagram anunció que eliminará Direct, la aplicación centrada en el envío de fotografías y vídeos como mensajes directos a los contactos al estilo de Snapchat y que fue lanzada en 2017 precisamente para atraer a parte de los usuarios que se estaban decantando por esa alternativa. Fue un mensaje en la propia aplicación el que alertó a los usuarios de que «en el próximo mes» no se seguirá «dando apoyo» a Direct y que todas las conversaciones que tengan activas en ella se trasladarán automáticamente a Instagram. La medida se enmarca en la estrategia de Facebook (propietaria de Instagram y, por tanto, de Direct) de avanzar hacia una convergencia de todos sus servicios en una única plataforma, expuesta por el propio consejero delegado de la firma, Mark Zuckerberg, en sus apariciones públicas más recientes. Direct salió al mercado en diciembre de 2017 como una aplicación «hija» de Instagram que prácticamente «copiaba» la función y el estilo de Snapchat, entonces muy popular entre los más jóvenes, que permitía aplicar filtros de forma sencilla y rápida a las imágenes y compartirlas en mensajes efímeros y privados con otros usuarios. La aplicación salió originalmente al mercado en Uruguay, Chile, Turquía, Italia, Portugal e Israel y posteriormente se amplió a otros lugares, aunque Facebook no ha facilitado datos sobre el número de países en los que está disponible actualmente. El pasado 6 de marzo y después de un 2018 en el que los escándalos en Facebook fueron casi constantes, Zuckerberg prometió reconvertir la red social en una «plataforma de comunicaciones centrada en la privacidad» tomando como referente la popular aplicación de mensajería WhatsApp, también de su propiedad. En esa ocasión el cofundador de la red social explicó que la gente «cada vez tiene más interés en conectar con otros de forma privada en lo que sería el equivalente digital de un salón». Además, reveló que Facebook ha visto en los últimos años cómo los mensajes privados, las publicaciones efímeras (al estilo de Snapchat) y la actividad dentro de pequeños grupos en la red social son las áreas de mayor crecimiento en las interacciones online.
18